Montenegro

VIAJE DE VERANO DEL 2011

EXTENSIÓN  VERANO 2017

 

Viaje que hicimos en nuestro propio coche. A excepción de la costa (Budva) que es bulliciosa y llena de turismo playero, el resto del país es tranquilo, con muy poco turismo y muy desconocido. La gente, como en toda la zona de los Balcanes, es acogedora. Es un país con algunas cosas interesantes que tienen claro que el turismo les puede ir bien para su desarrollo y lo están fomentando.


Kotor, Budva, Podgorica, PN Durmitor

 

GALERÍA DE FOTOS

GALERÍA DE FOTOS 2017

PDF de la Ruta por Montenegro 2011

Fecha del viaje
Salimos de Barcelona el 11 de Julio y estuvimos apenas 2 días en Montenegro. El  viaje fue hecho en nuestro coche por lo que apenas hay datos prácticos sobre transportes.

Moneda
La moneda de Montenegro es el Euro, aunque no entendemos como un país que no pertenece a UEM puede utilizar esta moneda

Nivel de vida
Es un país de precio medio tirando a caro. La gasolina está más cara que en España pero los hoteles son algo más baratos aunque la opción de dormir en casas particulares es una buena opción.

Seguridad
Suponemos que en las zonas costera puede haber algún problema de hurtos sin violencia pero la sensación es de ser un país muy tranquilo

Electricidad
Los enchufes son los normales de toma europea a 220 Voltios

Clima
A finales de Julio nos hizo buen tiempo.

Guía de viaje
Existe la guía Azul y otras guías visuales como la de El País-Aguilar.

RUTA del viaje

Día 1: DUBROVNIK – KOTOR – BUDVA – CETINGE

Salimos de Croacia y en el control de pasaportes es rápido, solo se miran los pasaportes y nos hacen pasar. En la entrada a Montenegro tardamos un poco más porque primero te cogen los pasaportes te los sellan, pidiéndote la carta verde y luego pasas por aduanas, donde te preguntan si llevas algo que declarar (supongo que me decía esto porque no hablaba inglés) y le he dicho que no, con lo cual nos ha dicho que pasemos. También un sujeto eso sí identificado nos dice que tenemos que comprar una pegatina de 10 € que es una ecotasa…, nos quedan muchas dudas si es legal pero en ese momento decidimos comprarla. Recomendamos consultar a la embajada o consulado si es correcto.

Murallas de Kotor

Pasamos por Herceg Novi muy cercana a la frontera y que las guías dicen que es un paraiso para los artistas pues hay vistas muy evocadoras. Tiene una ciudadela veneciana, el Forte Mare o la fortaleza española. También hay la torre de la Sangre llamada así porque los prisioneros turcos escribían con su sangre en las paredes y todavía se puede ver.

El Stari Grad o centro histórico hay iglesias, un jardín botánico, museos etc. No podemos opinar de nada porque había tantos coches que todos los parkings estaban ocupados y nos tenemos que ir porque no sabemos que hacer con el coche.

Hacemos toda la vuelta a la bahía porque tenemos entendido por otros relatos viajeros que vale la pena. Nos encanta, pero la carretera tiene miga, pues va al ladito del mar y es muy estrecha. En Kamenari hay un ferry que te evita unos cuantos km pero no lo cogemos. Llegamos a Kotor y otra vez no se cuantas vueltas hasta que encontramos aparcamiento, es una pesadilla.

Es capital municipal e histórica localidad ubicada en el fiordo más meridional de Europa. Tanto la bahía como el centro histórico están considerados patrimonio de la humanidad.

Las murallas de Kotor tienen en el lado del mar 4,5 km de longitud y 20 metros de altura, con anchuras que van de los 2 a los 15 metros!!!. El conjunto que da al mar es de forma triangular y forman la fortaleza de San Juan, que se visita previo pago y con ganas para subir los 1350 peldaños y 1200 metros de longitud que quita el resuello. Las vistas serán magníficas pero con el sol que pega lo dejamos para mejor ocasión. Como era de esperar está lleno de iglesias, pero remarcamos en la plaza de San Lucas una fechada en 1195 y con trazas románico-bizantinas; conserva algunos restos de frescos medievales y un bellisimo iconostasio en la capilla en la capilla de San Spiridion. Hay bastantes turistas pero sin llegar a la exageración de Dubrovnik. Curiosamente vemos aquí a un grupo de chinos que vimos el día anterior en la ciudad de Dubrovnik. No hay muchos chinos pero se empiezan a ver grupitos. Después de callejear un rato, seguimos por la bahía dirección a Budva, pasamos por pequeños pueblos y la carreterita es tan estrecha que te da la sensación que caerás en cualquier momento al mar. Cuando pasa un coche por el otro sentido te tienes que parar la mayoría de veces e incluso si es un autobús, como nos pasa, nos tenemos que ir a buscar una calle y dejarle toda la calzada al más grande.

Pasamos por Tivat que tiene de interesante un jardín botánico que fue creado a instancias de un almirante austriaco que mandó plantar todo tipo de plantas exóticas en torno al astillero. Al sur hay una serie de islas como Prevlaka o la isla de las Flores que está unida a tierra firme por un puente. Es pequeña de forma oval y conserva los restos del histórico monasterio de San Miguel Arcangel. Trás la guerra 1991-1995, sus albergues recibieron población serbia procedente de Croacia.

Vamos pasando por pueblitos donde hay un trozo de cemento donde aprovecha la gente para tumbarse y tomar el sol, pero que según nuestros estándares playeros no vale nada y sin sombrilla es una insolación segura. Además tienes que ir con zapatillas de goma o te destrozas los pies con las rocas. Eso sí, el agua es transparente y muy azul.

Llegamos a Butva y es decepcionante , es como Lloret de Mar, Salou o Calella (con todos mis respetos por estas poblaciones) llenos de adolescentes con ganas de marcha, y que tiene un pequeño casco histórico pero que casi no se puede apreciar porque en estos paises las plazas se las apropian los restaurantes o bares y es muy difícil con las sombrillas ver incluso los edificios históricos que contienen.

La ciudad vieja está unida a tierra firme por un banco de arena y cercada por murallas que datan del siglo XV. Le afectó un terremoto en 1979 y ahora está completamente restaurada, llena de tiendas, restaurantes y bares de moda. La ciudadela adosada a la muralla es de pago y fue construida en el siglo XIX durante la dominación austriaca.

Todos los restaurante tienen música máquina a toda potencia y para acercarte a la playa has de ir obligatoriamente y consumir a uno de ellos, ya que hay tumbonas que te cobran una cantidad al día para ocuparlas y no hay sitio para que pongas una tuya o la

Durmitor

toalla. Los párkings cuestan 1 € la hora y si te pones cerca de algún chiringuito tienes conexión a Internet gratis.

Cuando ya estamos cansados y horror volvemos a ver a los chinos!!!! cogemos el coche y nos vamos hacia Cetinge donde la carretera sube mucho y vemos la fortaleza austriaca de Kosmat, a la que sigue el paso de Seostik a 876 metros de altura.

 Llegamos a Cetinge y encontramos una sobe por 40 € muy nueva y céntrica.En la primera que hemos parado un chico muy amable me ha dicho que él no tenía, pero me ha acompañado a otra que si tenía libres. Aparte, y muy importante, como hablaba inglés le ha explicado a nuestro casero lo que queríamos, de donde eramos etc. La habitación es muy nueva y cómoda. Está en el centro, en la calle Ivanbegova número 22, se llama Pansion 22 Cjenovnik y lo primero que ha hecho ha sido darnos un orujo de 50 grados que es típico de Montenegro. Im – pre – sionante.

Cetinge es una pequeña ciudad que posee numerosos espacios verdes dedicados a las actividades deportivas y el paseo por sus calles resulta muy relajante. El contraste ha sido brutal ya que, desesperados de la masificación de Kotor Budva el centro peatonal  de Cetinge con los lugareños viendo y dejándose ver, con los niños, gente joven tomando un cafe (chicos con chicos y chicas con chicas, no mezclados) etc, nos encanta. Visitamos el Monasterio de San Pedro de Cetinge que fue levantado a comienzos del siglo XVIII por el vladika Danilo, destruido posteriormente por los turcos y remodelado a partir de 1785. Conserva la mano derecha de san Juan Bautista!!!!!! y los restos del vladika y a la vez santo Pedro I Petrovic. Cuando llegamos hay un pequeña ceremonia con unos monjes de largas barbas, que nos permite vislumbrar un poco los ritos ortodoxos de los cuales somos bastante profanos.

La iglesia de Vlaska levantada hacia 1450 en honor a la Virgen, destaca por su cerca levantada empleando 1544 fusiles capturados al enemigo otomano en la batalla de Grahovo.

Otros puntos de interés son los edificios de las embajadas de los cuales se pueden destacar la austro-hungara, la rusa, la francesa, la turca, la británica o la búlgara.

Después de una cervecita viendo pasar la vida, nos vamos a seguir sufriendo …. a cenar en una Pizzeria al lado del hotel, donde nos tratan muy bien. Hemos hecho 169 km.

Día 2: CETINGE – PODGORICA – MONASTERIO OSTROG – ZABLJAK – NP DURMITOR – ZABLJAK

Después de tomar un cafetito (hay que vigilar ya que muchas veces el café que dan es del tipo turco pero ya ha llegado el normal) salimos hacia la capital de Montenegro que se llama Podgorica que es bastante fea donde sólo destaca una torre de reloj. La catedral, aunque la guía ponía que estaba acabada, no es verdad y está aún con andamios. Nos encontramos una tortuguita en el descampado que hay delante.

Desde ahí vamos al centro de peregrinación más importante de Montenegro que es el Monasterio de Ostrog. Es Ortodoxa.  Se llega a través de una carretera muy sinuosa y estrecha. En muchos sitios hay pequeñas tiendas donde venden un licor de 80º y muchos recuerdos. Se ha de aparcar a 10 minutos andando en un fácil párking gratuito aunque seguro que en breve

Monasterio de Ostrog

empezarán a cobrar como en el resto de la zona. El Monasterio tiene una excelentes vistas ya que está en lo alto de una montaña debajo de un techo de piedra natural. Hay mucha gente que la mayoría suben descalzos desde el valle para hacer méritos. En si  no hay mucha cosa importante para ver pero se siente el fervor de la gente que hacen largas colas para besar sus sitios más sagrados y queridos.

De allí nos dirijimos a visitar el Parque Nacional de Durmitor. Llegamos a Zabljac donde nos alojamos en una casa particular por 20 €. La señora es muy amable y nos ofrece zumo casero, muy dulce para nuestro gusto y luego café turco que hace que por la noche nos cueste un montón dormirnos. El pueblo está lleno de restaurantes típicos con platos de comida muy sabrosos aunque consistentes. Por la tarde visitamos el Parque pero es una zona amplísima llena de senderos para hacer largos trekkins, pero nosotros nos decidimos a vistar unos lagos de camino fácil. No dejan entra coches pero se llega cerca donde se paga una entrada y, mediante una carretera asfaltada llena de vendedores de frambuesas y arándanos, se llega al embarcadero donde se puede alquilar una barquita. El lugar es muy bonito del estilo de la alta montaña pirenaica.

A unos 15 kilómetros está el puente más alto de Europa construido por un oficial Yugoslavo Mijat Trojanovic en la II Guerra para salvar el cañón del Tara. El Puente se llama Durdevica y es de 5 arcos con una altura de 172 metros sobre el río

Antes de salir de Montenegro visitamos el monasterio del Arcangel Gabriel, el cual creemos que no recibe demasiadas visitas por el estado lamentable de la pista que llega a el. Una monja que está arreglando el jardín nos busca la llave y nos lo enseña. El lampista que ha puesto la instalación eléctrica habría que colgarlo del árbol más alto, ha colocado un coarrugado de color rojo que canta una barbaridad en este pequeño monasterio.

Y de ahí nos vamos a Serbia


EXTENSIÓN 2017

DIA 23      24-7-2017 LUNES

PRISTINA – PEC – DECANI – ROZAJE (MONTENEGRO) – BERANE – ANDRIJEVIKA – KOLASIN

Hoy salimos prontito y la temperatura es agradable. El apartamento está en el barrio de las embajadas, enfrente tenemos la de Macedonia, la de Francia y en la de Italia esta mañana vemos unas cuantas personas haciendo cola, suponemos que para pedir un visado para poder emigrar a Italia.

 Tenemos 90 km hasta Pec y la primera parte es una autopista fantástica. Los últimos km sí que son por una carretera un poco peor.

Por todos sitios se ven banderas de Kosovo que es de color azul, con la silueta del país en el centro, la europea, la de Estados Unidos y la de Albania.

De cuando en cuando, vemos vehículos de la KFOR y  de DOGANA. No se ve mucha presencia, pero no se fían  que no puedan volver a explotar revueltas entre albanos y serbios.

Cuando llegamos a Pec, tenemos que seguir 3 km hacia el oeste hasta que llegamos al Patrijarsija Monastery. Nos llama la atención el parque móvil de Kosovo, hay unos cochazos alucinantes, muy caros, no sabemos de dónde deben sacar el dinero para pagarlos. Otra cosa que nos asombra es la cantidad de coches con matricula de Suiza, e incluso con matriculas de EEUU!!!!!

En la entrada hay dos policías que se quedan con nuestros pasaportes y nos abren la valla para poder entrar. Está rodeado por cámaras de seguridad y con alambradas. En el interior una monja muy maja nos cobra las entradas, 2 € cada uno, y nos da un audio guía que entra en el precio, donde vas pasando por sitios de la iglesia del 1 al 18 y te explica largo y tendido todo lo referente a la construcción de la iglesia, las pinturas, los primeros patriarcas etc.

Se disculpa porque no lo tiene en español, con lo que lo escuchamos en inglés. Es patrimonio de la Humanidad por la Unesco, normal, es una preciosidad. Como en todas está prohibido hacer fotografías, pero no nos podemos resistir. Hay una monja que está vigilando, pero como hay otro grupo de norteamericanos, es fácil hacerlas.

Cuando estamos visitándolo viene un 4 x 4 de carabinieris de la KFOR. Un poco antes de la entrada al monasterio hay una oficina de información de un parque que empieza justo aquí. Es transfronterizo, pues abarca territorio de Albania, Montenegro y Kosovo. La carretera son unos 30 km, desde donde salen multitud de senderos para hacer trekkings. También hay vías ferratas, además de muchos restaurantes, hoteles, campings etc.

Es muy bonito, se llama Rugoba, a pesar de que tiene frontera con Montenegro, está cerrada.

Volvemos hacia Decani, a 15 km al sur de Pec, donde hay otro monasterio muy interesante. En él, está enterrado el rey, luego San Stefan. Según los monjes está incorrupto en la actualidad. Cada jueves abren el ataúd y a pesar de haber pasado 700 años está estupendo y los fieles le besan la mano!!!!

Hay un destacamento de la KFOR en la puerta de nacionalidad eslovena. Antonio se tiene que ir a cambiar pues va con pantalones cortos y se tiene que poner unos largos para entrar al recinto.

Se encuentra en un arbolado valle, al pie de una alta montaña. Fusionando elementos arquitectónicos occidentales, tejado y fachadas, con otros decorativos serbio-bizantinos, placas de mármol rojo, blanco y gris alternadas, esta iglesia con un tamaño no muy grande luce en todo su esplendor en medio de un paraje natural y verde muy tranquilo.

Fue fundado por el rey Stevan Uros, padre del emperador Dusan, cuya iglesia consagrada a Cristo, le debía servir de mausoleo.

Tras su muerte, su hijo Dusan terminó la iglesia, que mandó decorar con pinturas, más de 1000 composiciones realizadas entre 1335 y 1350. El monasterio sería saqueado varias veces por los otomanos pero la iglesia y sus frescos han permanecido intactos.

Los frescos que decoran esta iglesia y su nártex constituyen una de las cimas del arte serbio, muy influenciado por el arte bizantino, sobre todo por la iglesia de San Salvador de Constantinopla.

Todo el repertorio en honor del imperio bizantino ha sido representado aquí, con un lujo de detalles y una meticulosidad que alcanzan cotas prodigiosas. La vida de Cristo, desde la Natividad hasta la Ascensión, está ilustrada en su integridad, con un ciclo de la Pasión particularmente desarrollado.

Lo más notable, es que estas composiciones no solamente se encuentran en la parte más sacra del santuario, sino repartidas por todo el edificio, hasta el nártex. A través de las composiciones sobre el antiguo testamento, se proporciona una preciosa información sobre el ceremonial de la corte y las victorias militares bajo el emperador Dusan.

En la nave, cerca de 250 figuras de santos dispuestas por todas partes, en los pilares, arcos, ventanas y bóvedas, al igual que algunos retratos de monarcas y dignatarios de la iglesia que no hacen más que completar el rico contenido del conjunto pictórico de la nave formado por 18 ciclos religiosos.

Para realizar este vasto conjunto de frescos, se tuvo que recurrir a numerosos artistas, de los que un solo nombre ha llegado hasta nuestros días, Sergio “Gresni”, el pescador, que pertenecía al grupo de artistas de Kotor.

El guía que va con nosotros no nos deja un momento y no se separa ni un metro de nosotros, con lo que inmortalizarlo se convierte en misión imposible. Venden unos libros en muchos idiomas, incluido el castellano, con toda la explicación de esta iglesia, valen 10 €.

Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, muy merecidamente, según nuestra modesta opinión, creemos que es la iglesia ortodoxa más bonita que hemos visto nunca. En la tienda venden toda la parafernalia ortodoxa y además quesos de cabra, vinos o miel de la zona.

Volvemos a Pec, pero antes de dejar Kosovo echamos gasolina, pues pensamos que estará más económica. Pagamos 0,95 € por litro. Compramos también unas nectarinas, pero no son baratas nos cuestas a 1,5 €/k.

La carretera de Pec hasta la frontera son 22 km,  es alucinante, estrecha, miles de curvas pero pasamos por un parque nacional precioso. Al pasar la frontera de Kosovo, le decimos al policía que no nos selle el pasaporte, cuando nos dice que porque, le decimos que creemos que podríamos tener problemas en Serbia, y el asiente y no nos lo sella.

Seguimos subiendo al puerto de montaña que está a 1795 m de altitud. Después de este puerto está la frontera montenegrina. Nos sella el pasaporte y pasamos sin problemas. Es la única frontera con Kosovo, pero muy poca gente  la pasa en un sentido u otro.

Como es la hora de comer, paramos en una sombrita a hacer un picnic y cuando estamos terminando se nos acerca un coche de la policía a preguntar que estamos haciendo, al decirle que comiendo y que nos vamos en breve, nos dicen que no hay problema. Poco más adelante su coche para y se queda allí. Suponemos que es su cuartel y no les apetece tener gente cerca.

Seguimos camino y llegamos al primer pueblos de Montenegro que es Rozaje, donde el gasoil está a 1,07 €/l. hemos hecho bien llenando en Kosovo.

Rozaje es una población rodeada de montañas, lo que la hace un destino veraniego muy apreciado. Durante los meses de invierno la nieve cubre las montañas y los telesquíes y pistas permiten al turista disfrutar de otros encantos.

Los monumentos más importantes son la Mezquita Kurtariga, unos restos militares en la colina de Brezojevica  y las ruinas de la iglesia de Ruzica. El pueblo a mil metros de altura se encuentra en el cruce de las carreteras que conducen de Lim al valle de Ibar, por un lado, y hacia Kosovo en dirección al este, hacia Serbia al norte y al valle de Skadar y al mar Adriático al sur.

La ciudad surgió en torno a una fortaleza gracias a los ricos agas, comerciantes, artesanos y cocheros. Pero su mayor riqueza la ha conseguido con la cría de ganado y el comercio, asi como por la industria de transformación de la madera para carpintería.

Llegamos a Berane y de aquí vamos dirección sur hacia Andrijevica que son 15 km. La carretera que nos lleva a Kolasin son otros 45 km muy malos. Es estrecha, la vegetación invade el asfalto y llevamos delante unos camiones de los que transportan troncos de árbol. Menos mal que se paran y los adelantamos. Nos iban bien porque iban abriendo camino, pero iban muy lentos. Cuando nos encontramos un camión en dirección contraria tenemos que recular hasta encontrar un sitio para meternos, porque los dos no cogemos. Abstenerse conductores novatos o miedosos porque les dará un ataque de ansiedad.

Hemos elegido Kolasin porque según la guía es un lugar maravilloso, la Suiza intacta. La ciudad fue fundada por los turcos en el s XVII. Los ríos Tara y Moraca discurren por el pueblo en medio de un paraje de montañas a 954 m de altitud. Por esta altura, está considerada una estación termal de aire puro. Está alejado de toda actividad industrial, excepto del tratamiento de la madera, con lo que ha enfocado su desarrollo hacia la montaña y el turismo de recreo.

Al lado está el parque nacional de Biogradska Gora  y las oficinas del parque están en Kolasin. En 1872, el rey Nikola de Montenegro tomó conciencia de lo que suponía por su valor ecológico para las generaciones futuras que decidió protegerlo mediante una ley. Considerado una de las tres últimas junglas de Europa, con una vegetación realmente típica de estos espacios, el parque cubre una superficie de 5400 Ha, en la parte central de la montaña de Bjelasica, entre los ríos Tara y Lim. El 80% de su superficie está ocupada por arboles que tienen más de 500 años de antigüedad y hasta 40 y 50 m de altura. Entre las aves están las águilas y entre los mamíferos osos, lobos, gamos y zorros.

La intensa actividad del glaciar ha formado diversos relieves geomorfológicos, por ejemplo los valles fluviales y las cimas montañosas, algunas con más de 2000 m de altura. El lago más famoso es el de Biogradsko jezero, situado en medio del parque a 1094 m sobre el nivel del mar.

Hoy tenemos alquilado un apartamento de Kolasin, en Montenegro. Se llama Apartments & Rooms Bojic  por 22 €. La tablet nos lleva a un sitio, pero no hay cartel ni nada. Preguntamos a una señora y nos indica que un poco más arriba. Hay una chica que habla algo de inglés y nos dice que sí, que es allí, que su padre vendrá dentro de un rato, pero ya nos enseña el apartamento y nos da la llaves.

Luego nos contará que hace 20 días que ha empezado el negocio, se nota, porque el apartamento está impecable, muy bien decorado y con su pequeña cocina, nevera, y tele con USB.

Vamos a dar un paseo por el pueblo, pero la verdad, no hay mucho que ver, es un pueblo bastante desastrado, según nuestra modesta opinión. Las personas que nos cruzamos no son demasiado simpáticas, suponemos que son recelosas con la gente que no conocen. Los gatos que nos encontramos también son muy miedosos, no hay manera que se acerquen a nosotros.

Hemos hecho 282 km.

DIA 24     25-7-2017 MARTES

KOLASIN – MONASTERIO DE MORACA – PODGORICA – VIRPAZAR – SKADARSKO JEZERO NP –  SVETI STEFAN – KOTOR – HERCEG NOVI

Esta mañana un compañero de hotel nos dice que a partir de hoy, durante tres semanas hay  un campeonato de tango en este pueblo!!!! Él es de Oregón,  y se gana la vida dando clases de tango… ha vivido en Barcelona, Buenos Aires etc… nos sorprende que a este pueblo lleguen un montón de gente para este festival, pero…

Nos vamos hacia el sur dirección Kotor. Pasamos por el Monasterio de Moraça, donde paramos ya que hay un montón de autocares y a pesar de no tener información debe ser importante.

Es un monasterio de monjes, y lo bueno que tiene que son la alegría de la gente que lo va a visitar, son 3 gatitos de unos 3 meses que son unos trastos. No paran de jugar, perseguirse, subirse a los arboles etc. El interior es muy interesante, pero claro, después de los dos de ayer, es difícil que lo superen.

Llegamos a Podgorica, la capital de Montenegro, que sigue sin tener nada de interés. Vamos hacia Petrovac, que la otra vez que vinimos no lo vimos. Pasamos por la fortificación de Lesendro poco antes de pasar un puente que nos lleva a Virpazar.

Llegamos al NP Skadarsko Jezero, es el último hábitat natural de pelicanos en Europa, la reserva natural más grande de Europa y una de las últimas marismas de agua dulce en el Mediterráneo. Es el lago más grande de los Balcanes,  y a la vez una de las grandes referencias turísticas de Montenegro. El lago se encuentra en un valle a 7 km del mar. Las dos terceras partes de su superficie pertenecen a Montenegro y la otra a Albania. Según el nivel del agua, la superficie del lago varía entre 370 y 530 km cuadrados.

El lago presenta una cripto depresión, lo que quiere decir que algunas partes de su fondo están por debajo del nivel del mar, llamadas oko (ojo). El oko más profundo de los treinta existentes, es el radus, con más de 60 m de profundidad. La profundidad media del lago es de 6 m.

Se tiene que conducir muy despacio porque dos coches a la vez no pueden pasar. La costa es muy pantanosa y se cubre de altos rosales, mientras que la superficie del lago está cubierta por un tapiz de plantas típicas de marismas, castañas de agua amarillas y blancas y una planta local llamada kesoranja.

En la convención de Ramsar de 1996, el lago fue incluido en la lista internacional de marismas por su importancia en cuanto a aves lacustres. Aquí, los observadores de aves podrán ver cerca de 270 especies de aves raras y en peligro de extinción. El símbolo del lago es el pelicano. En la cuenca geográfica del lago existían cerca de 20 complejos monásticos. Por este motivo se da el nombre a la zona de la “colina santa de Zeta”.

Hacemos un rato la carretera que costea pero es tan estrecha y peligrosa que  vamos muy lentos, con lo que decidimos dar la vuelta pues tardaríamos muchas horas en hacerla por completo.

En el lago hay un gran número de islas que no solo son interesantes por ser auténticos paraísos para las aves sino también por sus monumentos culturales e históricos, que dan fe del rico pasado de esta región.

Se puede destacar la Isla de Vranjina, una pintoresca colonia de pesca, con el monasterio de Sveti Nikola, restaurado por el padre Nicolás, quien fue tesorero del monasterio Hilandar en el Monte Athos,  durante 10 años. Las hijas del rey Nikola tenían por costumbre pasar las vacaciones de verano en esta isla, en un palacio ahora destruido.

El Islote de Grmozur, llamado el Alcatraz montenegrino, conserva las ruinas de una antigua fortaleza turca que fue utilizada de cárcel para los opositores políticos del rey Nikola.

El Lago de Golubovo, el nido más grande de gaviotas plateadas de Montenegro. Las aves marinas construyen sus nidos en una isla de agua dulce.

La Isla de Beska, con la iglesia conmemorativa de Jelena Balsic. Con un poco de suerte se pueden ver algunas bandadas de palomas de las rocas y pequeños búhos.

A unos quince minutos al sureste de esta isla, hay una isla con garzas conocida bajo el nombre de Omerova gorica (colina de Omer). Entre los laureles, en la década de 1970 se censaron unos 40 nidos, la única colonia de grullas en una zona de laureles. En estos últimos años se han visto algunas grullas blancas entre las grullas cenicientas. Al ser una especie en peligro, en esta isla están protegidas por ley.

En Virpazar han montado el negocio de coger una barquita que te lleva a dar una vuelta por el lago. El problema es que a las 2 de la tarde la probabilidad de ver pájaros es muy pequeña, teniendo en cuenta los treinta y tantos grados de temperatura que hace. Es el principal puerto de la zona montenegrina. A principios del s XX, era un punto estratégico de vital importancia, ya que se encontraba en el límite con las tierras ocupadas por los otomanos. También era la cuna de uno de los clanes dirigentes de Montenegro llamado Tsrmnicka nahija o nación de Tsrmnicka. Fue en este territorio donde tuvo lugar un sangriento episodio histórico en 1702 durante el cual fueron ejecutados los montenegrinos que se habían convertido al islam y que se negaron a volver al cristianismo a pesar de la orden terminante del príncipe Cetinje Danilo.

Empezamos la ruta del vino de Montenegro. El GPS nos proponía pasar por un túnel de 8 km pero nosotros preferimos ir por la otra ruta la E65 viendo paisaje.

Pasamos por Sveti Stefan, la llaman la perla del Mediterráneo, mundialmente conocida por haber acogido a importantes figuras del cine y la canción como Monica Vitti, Sylvester Stallone, Sofia Loren o Claudia Schiffer. Se levanta sobre una península, escondida como un paraíso entre el cielo y el mar. La ciudad conserva un bonito conjunto de mansiones de piedra transformadas en residencias hoteleras. Uno de los hoteles es donde tenía la residencia el rey de Montenegro que luego se quedó el dictador yugoslavo Tito.

Está unida a tierra firme por una franja de tierra llamada tómbolo. La familia de los Pastrovici ya utilizó la isla en tiempos pasados, concretamente en el s XV, para levantar una fortaleza, de la que aún se conservan algunas troneras y restos de cañones que nos evocan aquellos lejanos tiempos. El interior de la población está formado por estrechas y tortuosas callejuelas que conducen a pintorescas plazoletas, tres iglesias y elegantes viviendas de arquitectura mediterránea.

En 1972 recibió el premio “manzana de oro” a la estación veraniega más exclusiva del mundo. Seguimos la ruta pero como ya recordábamos de nuestro anterior viaje esta carretera es horrorosa por la cantidad de tráfico que soporta ahora en verano lleno de turistas playeros.

Nuestra siguiente parada es Kotor, ya la habíamos visitado en otro viaje, pero hoy queremos visitar el Museo del gato, siendo nosotros unos cat lovers, nos lo ha recomendado un amigo.

La entrada es 1 € por persona, los niños 0,5 €. Son dos habitaciones llenas, sobre todo, de postales, fotos y cuadros de gatos. Es recomendable sólo para forofos acérrimos de los gatos. Se pueden comprar imanes de gatos naturalmente para ayudar al cuidado de los gatos callejeros de Kotor, que hay un montón. Nosotros también compramos, no podíamos resistirnos. Hay un imán que nosotros nunca compraríamos, pero que suponemos que hay gente que si lo hace, es Putin con un gato. Hay mucho ruso por aquí deambulando, con lo que debe tener éxito, ya que no hay otro imán con personas.

Kotor está abarrotado de gente, ya lo recordábamos así, pero creemos que hoy hay muchos más que hace 6 años.

Deambulamos hasta que nos cansamos de tanto calor y tanta gente. El parking cuesta 0,8 € por hora, nosotros pagamos 1,6 €. La parte antigua está rodeada de murallas y no pueden entrar coches, es todo peatonal, lo cual se agradece. Se nota mucho la influencia veneciana en algunas casas y palacios que vemos.

Hoy hemos reservado una habitación en Herceg Novi, se llama Guest House Cvoro, nos cuesta 25 € la doble con baño compartido. Cuando llegamos nos recibe Jako, muy simpatico, pero la habitación es justita, eso sí, tiene una terraza muy agradable con vistas a la costa y se está muy a gusto. Compartimos el inmenso baño, pero no es problema.

Bajamos al pueblo a cenar algo, pero no lo acertamos, vamos a un buffet y lo que queda a estas horas no es muy apetitoso. Está al lado de una pequeña riera donde un perro se mete, pero luego a la hora de salir no puede. Antonio se mete en la riera  y con mucho cariño llama al perro que tiene miedo y lo consigue sacar en brazos. Nos cuesta 9 € dos platos combinados con cerveza.

Hemos hecho 223 km

Anuncios
  1. Hola Antonio y Trini, gracias por escribir sobre viajes por los Balcanes.Yo soy Montenegrina que reside cinco años en Barcelona.Un placer por leerlos.

  2. Francesc Romero

    Muchas gracias me ha sido de gran utilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: