Madagascar

madagascar Verano del 2015

Lemures, camaleones,playas coralinas, ballenas, gente maravillosa… Tana, Antisirabe, Ille Saint Marie, Anakao, Ifaty, Isalo, Ranomafana, Andasibe, 

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

El paraíso, sin lugar a dudas. Es un país que no es nada fácil viajar de forma independiente, o mejor dicho es muy fácil pero muy lento. El viajero que llegue a estas tierras, se encontrará con la peor red de transporte público que hemos tenido el honor de conocer hasta el momento, pero también encontrará el país más auténtico y maravilloso que hemos visto. Apenas hablamos de comida en nuestros relatos pero en Madagascar se come de maravilla (Entrecots, foie, langosta, pescado, gambas, pulpos, etc…) y todo deliciosamente preparado y a un precio muy bajo. Gente maravillosa, que te persigue para que les hagas una foto, niños que cuando se ven por el visor de la cámara no se reconocen porque NUNCA se había visto (no hay espejos), playas mejores de las que estamos acostumbrados, lemures y camaleones,  ballenas jorobadas que no paran de saltar…El billete de avión es caro pero os aseguro que compensa

Fecha del viaje

Del 4 de Julio al 21 de Agosto del 2015

Moneda

La moneda oficial es el Ariary (1€=3500 ariary MGA). En los bancos apenas se consigue a un cambio aproximado al real (1€=3200 Ariary). Nosotros para hacer cálculos hacíamos 1000 ariary es igual a 0,30 €. OJO: a veces en zonas algo remotas o con la gente mayor te dicen el precio en francos malgaches MGF que es exactamente el valor de los ariary multiplicado por 5 (conversor). Apenas hay monedas ya que la moneda más alta es de 50 ariary (1,5 céntimos de euro) y el billete más alto es de 10.000 (3 euros) por lo que cuando cambias o sacas dinero del cajero vas cargado de billetes. Hay cajeros en las poblaciones importantes pero el cambio en hoteles y en bancos es malo. El aeropuerto es un buen sitio para cambiar (es una rareza)moenda ariary ariary

Nivel de vida

Tremendamente barato, tanto hoteles como la comida o el transporte. El transporte en “taxi brousse” es de 1€ por hora de recorrido. Una comida en los “hotely” que es esencialmente arroz con algo que le acompaña vale 60 céntimos de euro.

Visado

Par estancias inferiores a 1 mes el visado es gratuito. Para estancias superiores a 1 mes hasta tres meses vale 35 €. Se saca en el mismo aeropuerto en una ventanilla a mano izquierda a la llegada. Es un poco caótico pero no parece que haya problemas.

Salud

Vale la pena ir a los centros de Sanidad exterior para que te aconsejen. Casi todos los viajeros que nos encontramos tomaban la profilaxis de la malaria (Lariam o Malarone). Julio y agosto NO es una época de lluvias, apenas hay mosquitos, por lo que nosotros decidimos no tomarla. Hay farmacias en todas partes. El agua se ha de comprar y no beber la de los grifos. En muchos lugares no hay agua corriente y la agua para lavarse los dientes o ducharse es de pozos o ríos.

Seguridad

En Tana, Tulear y Tamatave se debería seguir la norma de no salir pasadas las 9 de la noche y si se sale a cenar, volver al hotel en “pousse-pousse” (es el ciclo-rickshaw estilo India). En Tana, hay un barrio cerca de la estación de “taxis-Brousses que van a Antsirabe, que es tremendamente peligroso, de hecho los taxis pasan por allí y te recomiendan que ni hagas fotos. Durante el día,  en los mercados de Tana  hay carteristas y gente que se dedican a robar mochilas, pero nosotros creemos que si tienes cuidado  es un destino bastante seguro.

Transporte

La mayoría de viajeros que llegan a Madagascar optan por alquilar un 4×4 con conductor por todo el recorrido (270.000 Ariary gasolina incluida/día).Hay trayectos que se pueden hacer en “taxis-brousse” que son furgonetillas más o menos atrotinadas sobrecargadísimas, muy baratas que salen hacia su destino cuando están llenas ( unos viajeros nos contaban que estuvieron hasta 5 horas esperando). Hacer trayectos con este sistema es divertido, pero muy lento. Los taxis normales, moto rickshaws en las ciudades son baratos ( 1,5 € por trayecto) excepto en Tana donde los taxis están acostumbrados a que los turistas paguen mucho más, 10.000 Ar o 3 € a casi todos los destinos de la ciudad aunque regateando mucho. Para trayectos cortos dentro de la ciudad existen los “pousse-pousse” que habitualmente cuestan 0,3 € ( nosotros aquí siempre dábamos propina ya que estos trabajadores viven en el límite de la supervivencia).

Los viajes organizados o la gente que tiene poco tiempo, cogen aviones de Air Madagascar (100 € por trayecto pero casi siempre hay parada en Tana). Este año 2015 había huelga de 15 días de esta compañía, por lo que muchos viajes organizados lo pasaron realmente mal para cumplir sus programas.

Electricidad

Enchufes estilo europeo de dos clavijas redondas y de 220 V. Suele haber pocos o ningún enchufe en las habitaciones de los hoteles por lo que recomendamos llevar un doble enchufe.

Clima

Julio y Agosto es buena época para viajar pues no llueve ni en las tierras altas del Centro ni en la Costa Oeste. Al parecer de Enero a Marzo es época de ciclones. Hace calor durante el día pero en estas tierras altas hace mucho frío cuando se pone el sol (llevar un buen polar y chaqueta). Tan sólo en la Ille de Saint Marie nos llovió un poco.

Diferencia horaria

Se ha de sumar 1 hora al horario de España

Guía de viaje

Llevábamos la Laertes y la Geoplaneta, aunque recomendamos la Lonely Planet en inglés o en francés ya que hay una edición mucho más moderna. Muchos franceses llevaban la “Petit Futé” y decían que estaba muy bienice

mada

 

ITINERARIO

Día 1:  BARCELONA – PARIS – AMSTERDAM – NAIROBI
Día 2: NAIROBI – ANTANANARIVO
Día 3: ANTANANARIVO – AMBOHIMANGA – ANTANANARIVO
Día 4: ANTANANARIVO – ANTSIRABE
Día 5: ANTSIRABE – MIANDRIVAZO
Día 6: MIANDRIVAZO – RIO TSIRIBIHINA
Día 7: RIO TSIRIBIHINA
Día 8: RIO TSIRIBIHINA – BELO SUR TSIRIBIHINA
Día 9: BELO SUR TSIRIBIHINA – BELOPAKA
Día 10: BELOPAKA – GRANDS TSINGY – PETIT TSINGY – BELOPAKA
Día 11: BELOPAKA – MORONDAVA
Día 12: MORONDAVA
Día 13: MORONDAVA – BELO SUR MER
Día 14: BELO SUR MER – MANJA
Día 15: MANJA – MOROMBE – ANDAVADOAKA
Día 16: ANDAVADOAKA – SALARY
Día 17SALARY – IFATY
Día 18: IFATY
Día 19: IFATY – TULEAR
Día 20: TULEAR – ANAKAO
Día 21: ANAKAO – NOSI VE – ANAKAO
Día 22: ANAKAO
Día 23: ANAKAO –TULEAR
Día 24: TULEAR – RANOHIRA (PN ISALO)
Día 25: RANOHIRA – PARQUE NACIONAL DE ISALO – RANOHIRA
Día 26: RANOHIRA – AMBALAVAO
Día 27: AMBALAVAO – PARQUE ANJA – AMBALAVAO – FIANARANTSOA – RANOMAFANA
Día 28: RANOMAFANA – PARQUE NACIONAL DE RANOMAFANA – FIANARANTSOA
Día 29: FIANARANTSOA – TREN DE LA SELVA – MANAKARA
Día 30: MANAKARA – AMBOSITRA
Día 31: AMBOSITRA – LAGO ANDRAIKIBA – LAGO TRITRIVA – ANTSIRABE
Día 32: ANTSIRABE
Día 33: ANTSIRABE – FAMADIHANA – ANTSIRABE
Día 34: ANTSIRABE – ANTANANARIVO – MORAMANGA
Día 35: MORAMANGA – ANDASIBE – PARC MITSINJO – ANDASIBE
Día 36: ANDASIBE
Día 37: ANDASIBE – MORAMANGA – TAMATAVE
Día 38: TAMATAVE – ILLE DE SAINTE MARIE
Día 39: ILLE SAINTE MARIE – ILLE AUX NATTES
Día 40: ILLE AUX NATTES
Día 41: ILLE AUX NATTES
Día 42: ILLE AUX NATTES – ILLE AUX SAINTE MARIE
Día 43: ILLE AUX SAINTE MARIE
Día 44: ILLE AUX SAINTE MARIE
Día 45: ILLE AUX SAINTE MARIE – TAMATAVE
Día 46: TAMATAVE – CANAL DES PANGALANES – TAMATAVE
Día 47: TAMATAVE – ANTANANARIVO
Día 48: ANTANANARIVO – NAIROBI – AMSTERDAM – PARIS – BARCELONA
Día 49: ANTANANARIVO – NAIROBI – AMSTERDAM – PARIS – BARCELONA

Diario de viaje

DIA 1: 4-7-2015 sábado  BARCELONA – PARIS – AMSTERDAM – NAIROBI

Tenemos el vuelo de Barcelona a Paris a las 12:30 pero va un poco retrasado. Nos facturan el equipaje hasta el destino, lo cual es de agradecer y nos dan todas las tarjetas de embarque. Al poco rato nos mandan un mensaje al móvil y por correo electrónico que el vuelo está retrasado. Al final salimos a las 13:30 pasadas, menos mal que tenemos margen de sobra. La compañía es Air France y KLM. En el aeropuerto de Barcelona hay media hora de wifi gratis.

En Paris no pasamos control de seguridad, cosa rara, además hay wifi ilimitado, y a las 6 de la tarde cogemos el vuelo a Ámsterdam.  A las 9 de la noche sale el vuelo hacia Nairobi, puntual. La compañía ahora es la Kenia Airways y tampoco pasamos control de seguridad.

DÍA 2:  5-7-2015  domingo NAIROBI – ANTANANARIVO

Son 8 horas de vuelo, y adelantamos el reloj una hora. Nos dan unos aperitivos y luego la cena, bastante buena por cierto. Poco antes de llegar, nos dan de desayunar fruta, yogur, croissant, zumo y café. Llegamos a las 6 de la mañana y el siguiente y último  vuelo es a las 12:45. Nos quedamos en la puerta 3 que es una zona tranquila un rato. Intentamos dormir, pero los asientos son individuales pues hay una barra entre cada uno de ellos y no se puede dormir bien. Después de bastante rato, paseamos,  pues nuestro vuelo es en la puerta 21 y vemos una zona del aeropuerto mucho más nueva y con unos asientos donde sí se puede dormir. Aprovechamos y casi dos horas conseguimos dormir. Aquí el wifi gratuito son 15 minutos escasos, aunque hay cargadores de todo tipo de móviles y ordenadores gratuitos, con lo que puedes aprovechar para tenerlo todo recargado.DSC_0005 (Large)

Hay mucha actividad en este aeropuerto, es un hub, pues vuela a un montón de sitios, pero casi todos son de la compañía nacional.

Salimos con media hora de retraso y llegamos a Tana a las 16:20 PM. En el avión nos dan de comer un cordero al curry muy bueno y cerveza.

Salimos del avión y vamos andando por la pista hasta la entrada. Se nota que hay muy poco tráfico aéreo, todo muy de estar por casa. Como no tenemos visado vamos a una ventanilla donde previo pago de 35 € por persona nos ponen el sello del visado. Si fuésemos un mes o menos sería gratis.

Se lleva nuestros pasaportes el mismo chico del visado y se los da a alguien y nos dice que ya nos llamarán. Nosotros no nos quedamos muy convencidos pues hay mucha gente y es muy anárquico todo, pero al cabo del rato nos llaman y nos devuelven los pasaportes con muchos sellos de color rojo. Estamos todavía un rato esperando que salgan las mochilas y al final salen. Sacamos dinero del cajero automático que hay en el mismo aeropuerto y en la entrada hay un chico con un cartel con el nombre de Antonio!!!! Que ilusión que te vengan a buscar y no tengas que empezar a buscar un taxi y pelearte por el precio.

Lo hemos contratado en el mismo hotel que tenemos reservado y nos cobra 55.000 Ariaris, que equivale a unos 16 €.DSC_0039 (Large)

A las 5:45 PM ya es de noche, claro, estamos en el hemisferio sur y es pleno invierno por aquí, aunque la temperatura es bastante agradable, unos 25 grados, comparado con el calor abrasador que hacía en Barcelona, es un descanso.

El taxi está bastante destartalado pero después de una hora de tráfico intenso nos deja en el Sole Hotel. Es un hotel muy céntrico en la parte baja de la ciudad, como es domingo está bastante vacio. La habitación está muy bien decorada y cómoda. Nos cuesta 70.000 Ariaris, que en el momento que la reservamos era 20 €. Tiene caja fuerte, wifi, televisión,  ventilador y baño incluido.

Salimos a tomar  algo y nos vamos al Saka (significa gato en malgache) Cafetería. Un sándwich y una cerveza nos cuestan 15.000 Ariaris, pero es que el sándwich es como una barra de cuarto relleno de queso, jamón, calentito, muy bueno.

Nos vamos a dormir que estamos un poco cansados de tantos aviones y transfers.

DÍA 3: 6-7-2015  Lunes ANTANANARIVO – AMBOHIMANGA – ANTANANARIVO

Vamos a desayunar a la  Potiniere en la Avda de la Independence, frente al hotel Glacier. Es una cafetería con pastas muy ricas y café decente. Nos tomamos 2 cafés con leche y dos pastas por 8.000 Ar. El día está muy nublado y con niebla, lo cual se agradece porque vamos hacia la ciudad alta y no pasamos calor. Esta zona es la cuna de la actual metrópoli. Del asentamiento original quedan vestigios de las puertas de piedra y de los fosos. Convertida en la capital del reino Merina, se dotó a la ciudad alta de centros de decisión y de servicios oficiales, como el Rova, el palacio del primer ministro o el de justicia. Más tarde, los extranjeros como los diplomáticos, misioneros o empresarios dejaron huella de su estancia en templos, iglesias y en la original arquitectura de sus casas. Con el transcurrir del tiempo todo el ajetreo se trasladó al extrarradio, con lo que es un buen lugar para pasear, disfrutar de sus vistas y de la admirable arquitectura.DSC_0047 (Large)

Pasamos por el Palacio de Justicia de Ambatondrafandrana, que es un edificio de piedra construido siguiendo el estilo de los templos griegos. Más adelante vemos el Museo-Palacio de Andafiavaratra, es un hermoso palacio barroco  que perteneció al primer ministro. Posteriormente fue cuartel, escuela militar, tribunal, etc. Cuesta 10.000 Ar, pero nos asomamos y está todo destruido con lo que no entramos.

Llegamos al palacio de la Reina o Rova que cuesta 10.000 Ar. El 6 de noviembre de 1995 un incendio destruía el conjunto más emblemático de la ciudad, el antiguo asentamiento de la dinastía Merina, con diversos palacios, situado en lo alto de la colina central. Además de documentos y distintas obras de arte, desaparecieron pasto de las llamas todas las tumbas de reyes y reinas, excepto una y con ellas una parte muy importante del patrimonio cultura malgache.

A la tensión del incendio se sumaron las voces que denunciaban que este había sido provocado y hubo roces entre los merina, de origen indonesio-malayo y la población de las áreas costeras de origen mixto africano-indonesio-malayo, que tradicionalmente se ha sentido discriminado por los merina.

Se empezó la reconstrucción parcial, y en 2012 se volvió a abrir al público. No queda demasiado, pero la puerta de acceso al palacio está protegida por un águila cincelada, símbolo de la fuerza militar y un falo, símbolo de la circuncisión y, por ende, de la nobleza. Dentro de la entrada se encuentran tumbas reales en forma de cabañas de madera. Los franceses sacaron los restos de los reyes y reinas, hecho que los malgaches todavía consideran una profanación. Actualmente, los restos han sido devueltos a su ubicación original y la gente visita el lugar para pedir bendiciones.DSC_0030 (Large)

El palacio fue diseñado por la reina Ranavalona I y por un misionero escocés llamado James Cameron. La estructura exterior, fue levantada en piedra, con tejado e interiores de madera. Los cuervos todavía sobrevuelan alrededor de las torres palaciegas. Eran considerados sagrados por la familia real Merina, ya que, habían avisado a uno de los reyes de un ataque inminente.

Como es pronto, pensamos que sería buena idea ir a la Colina Ambohimanga. Preguntamos a un taxista si nos llevaría y nos dice que por 40.000 Ar. Nos lleva y nos devuelve a Tana. Nos montamos pero a los pocos metros vemos que el coche no va bien. Baja en punto muerto y nos lleva a una parada de taxis y nos busca otro que nos quiera llevar. Por ese precio no acepta ninguno, con lo que bajamos en dirección a la parada de autobuses, pero los taxistas nos preguntan y uno de ellos nos dice que nos lleva por 50.000 Ar.

Son 21 km, pero tardamos una hora en llegar porque salir de Tana es complicado por las calles tan estrechas y tantísimo tráfico que hay.DSC_0001 (Large)

Cuando llegamos nos encontramos con un entierro de alguien que no sabemos quien es, pero hay muchos soldados de la brigada paracaidista y del comando de intervención rápida. Nos llama la atención que las mujeres van con una falda blanca y la parte de arriba de color negro.  En el coche fúnebre hay una foto del finado y decorado con muchas flores. Hay una banda de música que está tocando unas canciones y después ya toda la comitiva se va.

Subimos 1 km cuesta arriba y llegamos a la entrada. Para los extranjeros son 10.000 Ar, para los nacionales 400 Ar!!!!!!

Ambohimanga, significa colina azul o Bella colina. Desde 2001, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Consta de una ciudad real, un cementerio y varios lugares sagrados. Desde el siglo XVI hasta el XIX, la colina, sede y residencia de la dinastía Merina, fue el centro de referencia politicosocial de los habitantes de la isla. La ciudad contaba con 7 puertas, la principal y mejor conservada, conocida como Ambatomitsangana (soportando la piedra) se cerraba taponándola cada mañana y cada tarde con un gran disco de piedra de varias toneladas de peso. El muro que rodea el pueblo fue levantado en 1847 por orden de la reina Ranavolona I usando argamasa hecha de cascara de huevo. A destacar también el edificio que fuera residencia del rey inicial, Andrianampoinimerina, en madera y estilo tradicional de la aristocracia con paredes de palisandro y pilar central. En él se exhiben objetos propiedad del rey, como armas, tambores, talismanes y una colosal cama.

En 1871 se construyeron los conocidos como los pabellones de la reina, también en madera de palisandro. En el primero, en el gran salón se recibía  a los visitantes; en el piso superior estaba el dormitorio de la reina. Se conservan y exhiben el mobiliario y los regalos obsequiados a la reina. El lugar es también muy sagrado, no se pueden hacer fotos en el interior de ninguno de los edificios.DSC_0035 (Large)

El conjunto cuenta con dos grandes piscinas talladas en piedra, una era del rey inicial y la otra de la reina Ranavalona I; ambas se llenaban con agua procedente del lago sagrado de Amparihy, al norte del pueblo, y se cambiaba una vez por semana.

Es lugar de peregrinación y culto, pero también de referencia para las comunidades actuales que llegan de muy lejos para rezar en los templos de madera y conectarse con los espíritus de las reinas del pasado. En el bosque hay siete piedras sagradas, pero es necesario contratar los servicios de un guía porque si no es imposible encontrarlas.

Si no se coge un taxi, hay que ir a la gare Ambotibuna, detrás de la gasolinera Total.

Volvemos a Tana y vamos a cambiar moneda. El tipo que encontramos en los bancos es más bajo que el que nos dan en el Restaurante Le Glacier, con lo que cambiamos allí.

Como es la hora de comer, vamos a la cafetería que hay debajo del restaurante Glacier y nos comemos unos sándwiches de pollo y unas samosas con cerveza por 25.000 Ar. los tres.

Volvemos al hotel a descansar un rato y a la noche volvemos a la cafetería Saka, pedimos una pizza y una ensalada a compartir con dos cervezas por 30.000 Ar.

DÍA 4: 7-7-2015 Martes ANTANANARIVO – ANTSIRABE

Quedamos a las 7:30 para desayunar. Volvemos al mismo sitio, ya que es agradable y los croissants son muy buenos. Hacemos el check out y nos dicen que un taxi hasta la estación de autobuses de donde salen los taxi brousses que van a Antsirabe nos cuesta 8.000 Au. Nos cuesta un poco encontrar uno que nos quiera llevar por ese precio pero lo conseguimos.

Hay mucho tráfico a estas horas y tardamos un ratito, pero cuando al final llegamos nos rodean un montón de tipos que nos quieren llevar a su furgoneta. Nos piden 15.000 Au pero en la guía pone 10.000 Au y es lo que pagamos. Nos dicen que tenemos que pagar por las mochilas pero no les hacemos ni caso.

Nos ofrecen comprar 4 asientos para nosotros 3 y aceptamos porque vemos que son unas cuantas horas y total son 10.000 Ar a repartir entre los tres.DSC_0059 (Large)

Tardamos 1 hora y cuarto en salir y en hacer el trayecto de 170 km unas cuatro horas y media. Cuando llegamos a la terminal de Antsirabe nos está esperando Miele que nos dice que será nuestro guía en el tour que vamos a contratar. Por 6.000 Ar nos llevan al hotel que nos ha reservado que se llama Pension de famille Sulby. La habitación es correcta y cuesta 27.000 Au con baño dentro, tanto para 1 como para 2 personas, la de 3 cuesta 32.000.

A nosotros nos dan una con 4 camas muy amplia y cómoda. Como ya son las 3 de la tarde queremos comer algo y nos recomiendan Le Pousse Pousse, al lado del mercado que tiene la característica que tiene como asientos, asientos de Pousse Pousse. Nos pedimos un cebú marinado y un tajine de pollo y aceitunas. El cebú está espectacular por 12.000 Au acompañado de unas patatas fritas buenísimas.

Al acabar nos vamos al hotel Chez Billy cercano al mercado donde nos está esperando Setra, un chico emprendedor que ha montado una agencia y que en los foros daban buenas referencias de él. Ya habíamos contactado con él y nos tiene preparado el tour. El precio para 6 personas nos dijo que era 300 € y para 3 personas 365 €. Nos comenta que seremos 9 y que nos hace una pequeña rebaja y nos lo deja por 285 €. Nos entra 7 días de tour, que comprende el traslado a Miandrivazo en un bus privado, hotel, los días 2 y 3 bajada en piragua por el río Tsiribihina acampando en la ribera del rio, todas las comidas, el 4 día bajada en piragua hasta Antanantao donde cogeremos unas carretas de zebús que nos llevarán a los 4 x 4 que nos llevarán a Belo sur Tsiribihina. Allí dormimos en un hotel y al día siguiente con los 4 x 4 hasta Belopaka donde dormiremos en un camping. El 6º día visita al Grands Tsingy y al Petit Tsingy. El 7º día, 4 x 4 hacia Morondava para visitar los baobabs y aquí se acaba el tour.DSC_0053 (Large)

Antsirabe es una ciudad tranquila y elegante en muchos aspectos y tiene una zona colonial francesa, con anchas avenidas arboladas y un gran número de casas señoriales y villas. Se ha convertido en segunda residencia de los acaudalados merina de la capital.

Es la capital del pousse-pousse, hay muchísimos, todos pintados en colores vivos y muchos van descalzos corriendo arriba y abajo con los clientes que consiguen o con cargas increíbles. El día de mercado es el sábado y también hay peleas de gallos, no coincide, pero a ver si a la vuelta cuadra ya que parece que es espectacular.

Vamos a tomar algo al Chez Billy, un hotel restaurante que está regentado por una chica francesa y su marido que es de Madagascar. Se nota  que es el típico remanso de paz de los mochileros con todo lo que gusta como wifi, platos conocidos y buen trato.

Después de un ratito viendo el increíble cielo de Madagascar nos vamos a dormir con unas mantitas, lo cual es agradable.

DÍA 5: 8-7-2015 MIERCOLES ANTSIRABE – MIANDRIVAZO

Hoy tenemos tiempo hasta las 12 que sale nuestro tour desde el hotel Chez Billy. Nos vamos a desayunar a una cafetería-panadería que hay enfrente de la catedral. Nos tomamos unos cafés, té y unos croissant muy buenos, todo por 12.000 Ar.DSC_0049 (Large)

Al acabar nos vamos a deambular por esta bonita ciudad, vamos a la estación de trenes, donde no salen trenes y se está cayendo a trozos, a Correos donde mandamos unas postales, al mercado que está muy animado, con mucha gente y mucha variedad de comida etc.

Hay un edificio muy bonito que es el Hotel Des Thermes, donde se alojó el rey Mohammed V en su exilio de 1953, junto al lago Ranomafane, que ahora está vacío. Algunas de las fuentes termales siguen en funcionamiento, aunque dicen que el agua está un poco sucia.

Antes de coger el bus que nos llevará a Miandrivazo, vamos a comprar el agua que necesitamos para los 4 primeros días.DSC_0048 (Large)

Nuestros compañeros son 3 canadienses, una pareja que se ha cogido un año sabático y un chico que trabaja de director de escuela, y 3 francesas que se incorporan mañana en Miandrivazo.

El trayecto dura unas 6 horas, y hay 200 km de distancia. Paramos a medio camino donde comemos un plato de arroz que va acompañado o por cerdo, pollo o salchichas. Nos ponen una salsa que sin saberlo, pica muchísimo. Nos deja la boca y los labios insensibles durante todo el resto del día.

Llegamos a Miandrivazo ya de noche y lo primero que hacemos es ir a la comisaría de policía donde toman nota de nuestros datos, ya que Miele se lleva nuestros pasaportes.DSC_0063 (Large)

Al finalizar, ya vamos al hotel, donde tenemos una habitación con baño, pero con agua fría, y mosquitera. Se llama  Hotel La Pirogue y su único problema es que está a dos kilómetros del pueblo y estás un poco colgado. Cenamos solo una tortilla y el pan que nos traen para acompañar no vale nada. Al poco rato ya nos vamos a dormir ya que estamos cansados de tanto coche.

DÍA 6: 9-7-2015 JUEVES MIANDRIVAZO – RIO TSIRIBIHINA

Es un pueblo tranquilo y agradable, cuyas gentes viven del rio Tsiribihina. Se encuentra a 220 km de Antsirabé, en la carretera nacional 34. Posee el dudoso honor de ser el pueblo más caluroso de Madagascar.

La hora del desayuno son las 7:30 de la mañana ya que nos han dicho que la salida es a las 8 en punto que ya estarán las chicas francesas. Nosotros dudamos que puedan llegar puntuales pero bueno.

El desayuno consta de mermelada, mantequilla, pan tostado, plátanos, café o té. Nos cuesta 8.000 Ar. Nos parece un robo por lo que nos dan, pero estamos cautivos.DSC_0189 (Large)

A las 8 en punto llega Setra con su coche y las 3 chicas francesas: Aurelie, Eloise y Sofie. Se han levantado a las 3 la mañana para poder estar a tiempo.

Cogemos el bus que nos lleva ya a todos hacia el río donde embarcaremos en las piraguas. Tardamos casi dos horas y cuando llegamos al pueblo de embarque un montón de niños y mayores ayudan en llevar toda la infraestructura que se necesita para esta aventura que es mucha.

Nosotros vamos con dos remeros y Miele. Nuestra piragua es muy ancha, lo cual hace que vayamos muy anchos, con los colchones para las tiendas de dormir puestos como sillones. Vamos como unos maharajás. Miele mientras vamos bajando por el río, va preparando la comida y hay un hornillo que va con carbón donde va cocinando algunas cosas. La carne está muy fresca, pues son varias gallinas que a medida que se vayan necesitando las irán matando.

Es muy placentero ir por el río, todo silencio, solo roto por las palas de los remeros y los cacareos de las gallinas que oímos cuando estamos cerca de la piragua de Veronique y Arnauld que van solos  con su remero. En total vamos 4 piraguas, la nuestra, la de los canadienses, la de las chicas francesas y la que van Xavi, Max y el hermano de Miele que también viene con nosotros, en teoría para ayudar, pero no hace demasiado la verdad.

Al cabo de un rato nos acercamos a la orilla del río y  cuando termina la preparación, comemos. El menú es ensalada, arroz, una especie de acelgas en salsa y un poco de carne de cebú. De postre piña y papaya. Lo que queda se lo damos a los niños que se ponen muy contentos, comen con ansia pero la ensalada no les gusta, debe ser que no están acostumbrados a ese tipo de comida. En cambio el pan les encanta y sobre todo el arroz.DSC_0487 (Large)

Recogemos todo y seguimos en las piraguas hasta el sitio de acampada. Durante el camino vamos viendo muchos pájaros, como el Martin pescador, aves acuáticas, algunas rapaces y un cocodrilo que duerme en la orilla. En un momento dado vemos unos cuantos lémures pequeños que Miele nos dice que bajan al río a beber agua pues en donde pasan el día no tienen. Son pequeñitos y no paran quietos, es súper difícil hacerles una foto.

En un momento dado nos paramos en medio del río y se acerca un pescador con un montón de peces gato que le vende a Miele por 15.000 Ar.

Ya es de noche cerrada cuando llegamos a un sitio para acampar, que está muy cerca de unas cascadas que veremos mañana. Cerca tenemos dos chalanes que han llegado hace un rato y han montado las tiendas de campaña. El chalan es como un barco del Mississippi, un poco más pequeño que tiene dos cubiertas, la de abajo es la cocina, comedor y zona de estar.

En la de arriba hay unas tumbonas y sillones para descansar. Es más caro y más pesado pues el ruido del motor es ensordecedor.DSC_0186 (Large)

Montamos las tiendas y nos preparan un aperitivo que consiste en unos platos con cacahuetes y unos licores bastante fuertes, unos son de limón, de naranja, de jengibre,  de piña y una botella de ron.

Cuando llega la cena ya estamos bastante contentos gracias al aperitivo anterior. La cena consiste en los peces gato que están hechos con una salsita muy buena y que nos comemos muy a gusto acompañados de patatas fritas. De postre tenemos plátanos.

Al poco rato ya vamos a dormir pues al día siguiente tenemos diana a las 6 de la mañana.

DÍA 7: 10-7-2015 VIERNES RIO TSIRIBIHINA

A las 6 de la mañana todavía no es de día, hay una bruma que sale del río, pero no hace frío. El desayuno son tortillas, fruta, mermelada, mantequilla y café o té.DSC_0248 (Large)

Desmontamos todas las tiendas y embarcamos todas nuestras cosas. Vamos a ver las cascadas que están muy cerca de la orilla del río, tenemos suerte pues vemos unos lémures marrones y unos blancos muy guapos. Casi todos se bañan en las cascadas, dicen que el agua no está muy fría pero nosotros no nos animamos.

Nos montamos otra vez en la barca y seguimos disfrutando de la bajada del río. Vemos un montón de pájaros acuáticos y una lechuza que nos mira con atención.

Paramos en un pueblo donde somos la atracción, nos siguen cientos de niños que nos piden que les hagamos fotos, les encanta. Vamos a la escuela donde están haciendo matemáticas. El profesor nos explica que tienen muy pocos medios, pero que la educación es lo único que puede hacer salir a este país del subdesarrollo donde se encuentra. Se les ve muy aplicados haciendo los ejercicios y peleándose para salir a la pizarra a resolver los problemas. El nivel es alto, pues hacen porcentajes, ecuaciones de primer grado y son de primaria.

Volvemos a las piraguas parando a la hora de comer en la orilla del rio, donde ya casi está hecha la comida. La cena es pollo marinado muy rico con arroz y verduras.DSC_0818 (Large)

Hoy llegamos antes a la acampada y empieza a venir gente que nos empieza a cantar  y bailar, en teoría estamos celebrando el cumpleaños de Xavi y de Antonio que ha sido el 7 y será el 12 respectivamente.

Lo hacen muy bien con mucho ritmo, al final les damos una propina por su trabajo.

 DÍA 8: 11-7-2015 SABADO RIO TSIRIBIHINA – BELO SUR TSIRIBIHINA

Hoy la diana es a las 7 de la mañana para desayunar. Nos prepara papaya, unos huevos fritos, pan tostado, mantequilla y mermelada.

Salimos en las piraguas, hoy es solo unas dos horas, pasamos por unos acantilados donde vemos multitud de pájaros y murciélagos bastante grandes.

A las 10 llegamos a la orilla donde desembarcamos. Miele, durante el trayecto en piragua ya ha ido preparando la comida, con lo que a las 11 ya comemos en una sombrita, bajo la mirada de un montón de niños. Hasta la comida, las compañeras francesas han ideado formas de comunicarse con los niños, jugando, dibujando en la tierra cosas, cantando, e incluso Eloise se ha marcado unos bailes que han hecho las delicias de todos los que había alrededor.DSC_0289 (Large)

Después de comer unos platos muy ricos, que hoy han sido pasta con salsita de verduras y arroz con judías, coliflor, tomate, cebolla etc., todo muy bien elaborado, nos hemos comido la papaya y la piña, que está buenísima, muy dulce.

Ya tenemos las carretas de cebús esperando para llevarnos a donde cogeremos los 4 x 4. Al principio vamos un trocito andando, pero a los pocos metros ya nos subimos en las carretas muy bien preparadas con los colchones, para que vayamos todo lo cómodo que se puede ir en estos caminos tan accidentados.

Son 6 km, donde disfrutamos de la vida rural de Madagascar, de los miles de  niños siempre sonrientes, de los campesinos en sus campos de arroz, de las mujeres lavando la ropa o haciendo la comida, siempre trabajando, con una vida muy, pero que muy dura. Pasamos por unos ríos bastante caudalosos, pero los cebús hacen bien su trabajo. El nuestro está descompensado pues hay uno muy grande y otro más pequeño, con lo que el conductor le va dando patadas al pequeño y cuando eso no resulta le coge de los testículos y eso si que hace su efecto. Es un impresentable, lo pasamos bastante mal durante ese rato, que hubiese sido placentero de otro modo.

Llegamos a un pueblo donde recogemos al inglés que ha sido abandonado por su grupo por pesado y poco colaborador. Cogemos los 4 x 4 y después de dos horas y pasar un rio con un ferry, llegamos a Belo sur Tsiribihina. Curiosamente mientras esperamos a pasar con el ferry vemos una tienda que vende una cerveza helada que nos la bebemos con fruición, después de tanto polvo que hemos tragado hoy con los traslados. No nos podemos creer que tengan algo fresco, pero sí, y solo nos cobran 3.000 Ar.DSC_0269 (Large)

Llegamos al hotel Karibo, donde nos dan una habitación exterior con vistas a la calle principal. La ducha no funciona pero hay un cubo con agua helada que nos ayuda a quitarnos el polvo del viaje. Hacemos un poco de lavado de ropa, ya que hace un sol brillante que lo secará rápidamente todo.

Nos bajamos al restaurante y nos tomamos una cervecita antes de ir a cenar, nos cobran 5.000 Ar, lo cual nos decide a no cenar aquí, pues los precios son elevados, ya que los platos cuestan 16.000 Ar.

Cuando baja todo el grupo nos vamos al mercado y compramos una especie de samosas que están muy ricas, calentitas, recién hechas que nos cuestan 100 Ar cada una. También hay pinchitos de carne de cebú, que Xavi comenta que están muy buenos.

Nos vamos a un bar donde nos tomamos todos una cerveza fresquita y pasamos un rato muy agradable. Nosotros pensábamos que con lo que habían comido, ya habían cenado pero no, dicen que van a cenar algo más, nosotros no nos apuntamos, pues hemos repetido varias veces las samosas.

A la vuelta nos dice Xavi que ha cenado unas gambas con salsa y arroz buenísimas por 3.000 Ar, y los que han pedido una sopa de gambas con noodles les ha costado 2.000 Ar. Una ganga, eso sí, cuando han querido repetir les han dicho que ya no les quedaban gambas, una pena.DSC_0293 (Large)

Nosotros mientras tanto hemos estado mirando correos y viendo las ultimas noticias, hasta que en un momento dado, dice que ya no hay disponibilidad de internet, que se ha de comprar más megas. Cuando llegan nuestros compañeros de viaje no pueden ver nada de sus correos.

La habitación es correcta, con mosquitera, pero no la ponemos porque no vemos mosquitos, también tenemos una espiral pero no es necesaria.

DÍA 9: 12-7-2015 DOMINGO BELO SUR TSIRIBIHINA – BEKOPAKA

Belo, asentado sobre un estuario, es un pueblo tranquilo que se llena de animación los días en los que se celebra el mercado de cebús. Aquí desembarcan todo tipo de productos agrícolas, tabaco y turistas que han recorrido el rio, y es punto de partida para visitar los Tsingy. Se conserva en el lugar la tumba real de Toera, asesinado por las tropas francesas en 1897. Está a 100 km al norte de Morondaba y se estima que tiene unos 24.000 habitantes.

Se conservan las reliquias de los reyes antiguos de Menabe. Estas reliquias o dady, fueron objeto de una veneración particular. Todos los años acabados en 0, después del fin del reinado, los dadys son bañados con una gran ceremonia en el rio Tsiribihina. Este ritual de baño que dura una semana, permite a los participantes revivir la historia sakalava. Las ofrendas y sacrificios hechos en esta ocasión son destinados a garantizar la protección de los ancestros reales y la prosperidad de Menabe.DSC_0192 (Large)

Vamos a desayunar al mercado que  a las 8 de la mañana está muy animado. Nos acercamos a una especie de mostrador donde venden una especie de buñuelo grande y pedimos 3 cafés. El buñuelo es dulce y se parece a nuestros churros. Nos tomamos 2 cada uno y un café, y nos cuesta la friolera de 1500 Ar, a 300 Ar los cafés y a 100 los buñuelos, al cambio son en total 50 céntimos de euro!!!!!.

Hoy tenemos que comprarnos nuestra comida pues no está incluido. Compramos plátanos, un coco por 1000 Ar, mandarinas a 2000 Ar el kilo y una especie de brioches a 200 Ar la unidad.DSC_0329 (Large)

Salimos a las 10 los dos 4 x 4 hacia Bekopaka, son 100 km de pista de tierra, en algunos tramos en muy mala condición, pero es el único camino para llegar al parque nacional Tsingy de Bemaraha. Vienen en dirección contraria un montón de 4 x 4, nos comenta Miele que suelen pasar unos 50 cada día. Cuando nos los cruzamos, uno de los dos tiene que buscar un emplazamiento para que el otro pase, porque las roderas están para uno solo.

De Noviembre a Abril esta carretera permanece cerrada por las lluvias, no queremos ni pensar con lluvia lo que será. Hay unos camiones que hacen el trayecto hacia Belo, pero no salen todos los días y debe ser muy duro ya que la duración va de las 12 horas a las 24.

Paramos a medio camino donde comemos nuestras provisiones, los choferes y Miele compran a una señora un plato de arroz con pollo y salsita en un poblado por donde pasamos.

A las 5 horas, después de pasar  el rio Manambolo con un transbordador llegamos al camping que está justo en el embarcadero. Más que camping es un trozo de tierra,  bajo unos árboles inmensos, con unos lavabos y una ducha rupestre, pues es un bidón con agua y un recipiente para echártelo por encima. No hay luz y tienes que ir con la frontal porque si no, no ves nada.

Justo al lado hay un hotel que es donde van todos los turistas que vemos en sus 4 x 4, que tiene incluso piscina. Nos dice Miele que si queremos, podemos ir pagando a la piscina pero nadie se anima. Hay una especie de mesas hechas con piedras y asientos donde descansamos hasta la hora de la cena, o mejor dicho cuando los mosquitos nos atacan sin piedad y nos tenemos que refugiar de ellos, pues ni el repelente les asusta.

Miele nos prepara la cena que está muy buena, regada con unas cervezas frías estupendas, que nos cobran a 4000 Ar.

DÍA 10: 13-7-2015 LUNES BELOPAKA – GRANDS TSINGY – PETIT TSINGY – BELOPAKA

Hoy toca desayuno a las 5:30, que todavía es de noche. Ian ha estado roncando toda la noche y no nos ha dejado dormir demasiado a Miele, Xavi y a mí, que le vamos a hacer, pero esta tarde cambiaremos la tienda de campaña de sitio.DSC_0333 (Large)

Salimos a las 6 de la mañana hacia el Grands Tsingy, ya que hay casi dos horas de 4 x 4 para llegar ya que el camino es muy malo. Paramos en las oficinas del parque nacional para coger los arneses que necesitaremos para hacer las vías ferratas que hay.

Este parque tiene una extensión de 1520 km cuadrados de extensión, incluyendo los 854 km de la reserva natural estricta adjunta al norte. Se encuentra en el centro oeste de la isla, en la meseta de Bemaraha, a 250 km al oeste de Antananarivo. Su geología es única, formaciones kársticas, mesetas calizas erizadas de impresionantes bosques de piedra, formados por agujas calcáreas, lomas ondulantes y altas cumbres montañosas componen, junto con la espectacular garganta del río Manambolo, el paisaje de este parque nacional que alberga en sus bosques vírgenes, lagos y manglares, especies raras de lémures y aves en peligro de extinción, motivos todos ellos para su inclusión en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1990.

En el norte, dentro de la reserva, en la garganta del río Manambolo los acantilados alcanzan hasta los 100 m de altura. El clima presenta un estación seca de mayo a octubre y una de lluvias y más calurosa, de noviembre a abril.

Los pináculos de roca caliza, tan afilados que pueden llegar a herir al visitante poco cuidadoso, se han formado gracias a las lluvias que disuelven la parte superior de la roca caliza, más blanda y dejan al descubierto la inferior, más dura y en forma de aguja. Es peligroso, y a menudo imposible, transitar entre los tsingy, salvo para los agiles lémures y otros representantes de la fauna local.

Tsingy, es una expresión onomatopéyica malgache que alude al sonido de los pináculos cuando se los golpea, semejante al de una campana, significa “donde no se puede caminar descalzo”.

En cuanto a la vegetación se han registrado 430 especies diferentes de plantas, de las cuales el 85 % son endémicas de la región. La vegetación dominante es la típica de las zonas calcáreas kársticas del oeste de Madagascar: arbustos y árboles varios como el único banano silvestre del país, aloes, orquídeas, bombáceas y moráceas.CSC_0368 (Large)

La fauna de la región no ha sido estudiada a fondo; hasta ahora se han catalogado 11 especies de lémures, 13 de animales anfibios y 50 de reptiles. Entre los lémures presentes en el parque puede verse el sifaka coronado, los lémures como el raton de Coquerel, mano gris, de orejas ahorquilladas, el pardo, el juguetón de Milne-Edwards, el enano de cola gorda y el ratón gris.

Otras especies son la mangosta de cola anillada y el Nesomys rufus, un roedor endémico solo conocido en este parque. Se han visto ejemplares del camaleón Brookesia Perarmata, también único del parque y que está en peligro de extinción.

Se han catalogado 90 especies diferentes de aves, incluyendo el pigargo malgache, el aguilucho malgache, el de Reunion, el azor malgache etc…

En la meseta se conservan también algunos antiguos cementerios y en una caverna de la garganta del Manambolo se pueden ver unos petroglifos atribuidos a los protomalgaches vazimba.

A las 8 pasadas empezamos el recorrido con un guía del parque que ya vino a presentarse ayer por la tarde y que nos explicó todo lo que teníamos que llevar, como gafas de sol, protector solar, gorro, agua  y calzado adecuado para la travesía. El camino por unos tramos es fácil, plano pero por otros es empinado y cuesta seguir el ritmo. Durante el trayecto vemos lémures, mangostas con unas colas preciosas y pájaros diversos. Pasamos por unas cuevas donde se necesita la linterna frontal pues no hay nada de luz, con bonitas estalactitas y estalagmitas.DSC_0427 (Large)

Llegamos a una parte donde tenemos que utilizar los arneses con los mosquetones para poder subir hasta arriba de todas estas maravillosas formaciones. No lo he hecho nunca (Trini) y al principio hasta que domino la técnica, estoy un poco nerviosa, pero luego me lo paso súper bien, ya pensando en cuando volvamos a Barna, seguir haciendo experimentos con esto de las vías ferratas.

El paisaje desde el mirador es espectacular, quita la respiración, pues es un paisaje nunca visto anteriormente, muy chulo. Más adelante hay que pasar por un puente con una considerable altura, se tiene que pasar uno por uno y cimbrea bastante. Para las personas con vértigo no es agradable, pero si no tienes miedo a la altura realmente es muy chulo, mirar hacia abajo y ver un rio que pasa por un sitio tan estrecho.

Hay otro mirador más adelante y ya viene el descenso, siempre con la ayuda de los mosquetones pues hay pasos que serían muy peligrosos sin ellos. Es conveniente ir bien calzado con una suelas gordas porque si no se clavan en la suela las puntas de las formaciones y hacen un poco de daño. Hemos empezado con una temperatura agradable pero a medida que pasan las horas hace mucho calor, con lo que el agua es muy necesaria para la caminata.

Volvemos hacia el campamento donde Miele ya nos tiene preparada la comida y tenemos una media hora de descanso hasta que hacemos el treking de por la tarde al pequeño Tsingy.DSC_0413 (Large)

Está justo al lado del campamento con lo que se va andando con el guía que viene con nosotros. Hay algunos sitios donde tienes que entrar casi tumbado en el suelo y otros donde tienes que andar de lado y con la mochila delante porque si no te quedas atrancado y no puedes ir ni para adelante ni para atrás.

Subimos a un mirador y apreciamos la belleza de este lugar tan maravilloso y que nos deja sin palabras. Vemos justo al llegar al mirador una familia de lémures que juega, come y se desplaza dando unos saltos espectaculares, hasta que después de un rato la perdemos de vista y seguimos con la caminata. Este treking dura menos de dos horas y como no hace tanto calor se puede hacer perfectamente. Hay personas que no se atreven con el que hemos hecho por la mañana y que solo hace este segundo.

Cambiamos la tienda de sitio y esperamos a que sea la hora de la cena después de darnos una ducha en los servicios precarios que hay en este “camping”. No hay luz, pero por la noche conectan un generador para que podamos ver mientras cenamos. Luego lo apagan y a dormir, porque otra cosa no se puede hacer. Esperamos que esta noche no tengamos problemas con el sueño.

DÍA 11: 14-7-2015 MARTES BEKOPAKA – MORONDAVA

Hoy tenemos un  día entero de 4 x 4 hasta Morondava. La diana es a las 5:30 de la mañana y el desayuno a las 6. En teoría tenemos que salir a las 6:30, pero un camión sobrecargado que hay en la otra orilla y que tienen que vaciar para poder atravesar el río hace que salgamos a las 7:30.

En el ferry cogen 3 coches y las personas que haya en ese momento. Vamos por caminos polvorientos hasta Belo, donde vamos al mercado a comer algo. Hay una especie de tortas rebozadas con verduras que cuestan el precio estándar de 100 Ar, que están muy buenas. Hay más opciones como samosas de carne y unas bolas grandes rellenas también de carne que están muy buenas. Nos dan solo 40 minutos para comer ya que tenemos que llegar a la puesta de sol a la Avenida de los Baobabs.DSC_0422 (Large)

Ahora tenemos que coger el otro ferry que dura casi una hora bajo un sol abrasador, de hecho no salimos del coche, porque se está mucho mejor dentro que fuera.

Pasamos por pueblos muy pobres, con una economía que casi no llega a subsistencia con los niños saludando y pidiéndonos las botellas de agua vacías. Da mucha pena ver lo poco que tienen y nosotros que tenemos tanto y nos quejamos de tonterías muchas veces.

Nos cruzamos con mucha gente que va andando de los campos donde trabajan a sus chozas, o los que tienen más suerte van subidos en los carros de cebús.

Llegamos a donde está el baobab sagrado que es uno inmenso a la izquierda de la carretera, donde nos cogemos todos de las manos y lo rodeamos para que nos de energía positiva. Este lugar es fady y se tiene que pedir permiso a la gente del lugar para acercarse. Un poco más adelante están los baobabs enamorados que son dos que sus troncos están entrelazados, muy bonitos.

A las 4:30 llegamos a la Avenida de los Baobabs con tiempo suficiente para verla, hacer fotos y ver la puesta de sol.DSC_0256 (Large)

Hay un montón de 4 x 4 con sus turistas correspondientes aprovechando la caída del sol e intentando disfrutar ese  espectáculo maravilloso.  Los  baobabs milenarios son el Adamansonia grandidieri. En Madagascar hay 6 tipos de baobabs endémicos,  de los 8 que existen en el mundo. Para la gente del lugar, el baobab, que parece querer tocar el cielo con sus ramas, aunque da una impresión invertida, pues las ramas parecen raíces, es la madre del bosque. En la región de Menabe es donde hay mayor cantidad de estos árboles tan espectaculares.

Como hay mucho turista y no tenemos hotel reservado cuando se ha hecho de noche ya nos vamos, porque hay unos cuantos km hasta la ciudad.

Llegamos ya de noche y lo primero que hacemos es dejar a Ian en su hotel y nosotros preguntamos, pero como somos 9 personas en un solo hotel no hay sitio. Hay dos opciones el Zoom Hotel, que tiene agua caliente pero no wifi y el que está delante, al lado de Chez Jean el Rasta, que tiene wifi pero no tiene agua caliente. Nos vamos unos cuantos al Zoom Hotel que nos cuesta 24.000 Au. la doble con baño dentro. No está muy limpio, pero la cama es muy cómoda y tiene mosquitera que se agradece porque hay bastantes mosquitos.

Nos vamos al hotel donde está el resto del grupo para cenar. Hay sopita y pizza, nosotros pedimos pizza y tarda hora y media en traernos la primera. No sabemos si es la peor pizza de nuestra vida, pero creemos que si. La masa no está cocida y por encima han puesto un poquito de queso y algo de tomate frito. Es incomible, al final nos comemos el tomate y el queso y dejamos lo demás. Nos cuesta 7.000 Ar. y 3.000 Ar la cerveza. Vaya timo, además el wifi funciona unos minutos al principio pero luego ya no funciona.

Nuestros compañeros van al Bar Musical Chez Jean el Rasta, pero nosotros nos asomamos y vemos un ambiente tan cutre, lleno de putas y de chulos buscando una turista para que le pague las copas que nos vamos a dormir.

DÍA 12: 15-7-2015 MIERCOLES MORONDAVA

Morondava tiene unos 40.000 habitantes, es una pequeña ciudad portuaria de calles cubiertas de arena. Es la capital de Menabe, vive el ritmo que le marca su mercado sakalava en el que los productos estrellas son el arroz, el cacahuete, el atún, el calamar y el cebú.DSC_0462 (Large)

El centro de la ciudad, con el mercado, las tiendas y varios hoteles se extiende a lo largo de la Rue de l’Independande y la Rue Principale. Al sudoeste de la ciudad está Nosy Kely, la península turística, cercada por el mar y un manglar pantanoso, y donde puede observarse la desigual lucha que libran los piragüeros vezo con los barcos extranjeros.

Los alrededores de Morondava son el epicentro del reino sakalava y ricos en emplazamientos funerarios; la sensual estatuaria de estas tumbas es la perfecta encarnación del mito fundador.

Hoy solo tenemos que buscar un 4 x 4 que nos baje hacia el sur, con lo que nos lo tomamos con tranquilidad ya que el día anterior ha sido bastante pesado con tanto coche, polvo y calor.

A las 9 vamos a desayunar enfrente de nuestro hotel una tortilla con pan y café. Nos cuesta 5000 Ar por persona y nos entraba también mermelada y mantequilla que no hemos querido.

Hablamos con Jean el Rasta y nos dice que si que tiene unos 4 x 4, el precio son 270.000 Ar cada día, contando 2 días de vuelta. Le decimos que nos lo pensamos y nos vamos a ver si hay opciones más económicas por el pueblo.

No hay demasiados sitios donde preguntar, pero otros con los que contactamos nos dan unos precios mejores. Quedamos a la tarde con los choferes para concretar.

Mientras tanto nos vamos a dar un paseo por el pueblo que no tiene demasiado que ofrecer, el mercado no aporta nada y lo único remarcable son las dos mezquitas que hay. Vemos a mujeres bastante tapadas pero la cara descubierta, los hombres van vestidos con chilabas blancas y gorro blanco también.

Hay un monumento al Rotary Club en la calle principal que han inagurado este año y yendo hacia la playa encontramos un restaurante que tiene un menú por 5000 Ar que consta de un plato de gambas, pollo o pescado a la plancha que puede ser frito o con salsa, acompañados de un plato de arroz. Nos pedimos uno de gambas y lo encontramos delicioso regado con una cerveza que nos cuesta 2500 Ar más.

Nos volvemos al hotel un rato ya que hemos quedado a las dos de la tarde para que nos expliquen las opciones que tenemos. Cuando llega este señor nos dice que nos cuesta 350.000 Au al día, pero que no tenemos que pagar los dos días de vuelta y que lo podemos hacer en 3 días. Para concretar nos dice que a las 5 vendrán los choferes para que hagamos el contrato.DSC_0637 (Large)

A las 5, nos dicen que no tienen dos 4 x 4, que podemos ir los 8 en una pick up cosa que no nos gusta nada pues los que vayan en la parte de atrás pueden acabar hechos polvo. Además nos dicen que cobran los dos días de vuelta. La discusión acaba pronto porque eso no es lo que habíamos hablado.

Volvemos a la agencia Loïc Tours Services que por la mañana nos habían ofrecido el circuito por 300.000 Ar al día, pero nos dicen que en ese momento no tiene disponibilidad de ningún   4 x 4, pero que a las 8 nos llamará a ver si hay suerte.

Mientras tanto, Miele nos dice que hay un 4 x 4 que nos puede llevar y que están buscando otro. Al cabo de bastante rato llega el dueño de los coches y nos dice que lo puede hacer pero 6 días más dos de vuelta. No estamos de acuerdo con el trato.

Siguen buscando choferes y al final encuentra a uno que nos lo ofrece por 5 días a un precio de 270.000 Au, más los dos días de vuelta. El 4 x 4 que viene es un Toyota Land Cruiser en el cual cogen 5 personas. Después de mucho esperar y dialogar, llegamos a un acuerdo satisfactorio para todos, serán 2 coches 4 x 4, en uno iremos 5 personas, nosotros 3 y las dos chicas francesas que continúan viajando que son Aurelie y Eloisse. En el otro van los canadienses que lo harán el circuito en 3 días y nosotros en 5 días. Los dos primeros días coincidimos, al 3º ellos llegan a Ifati, nosotros al cabo de 2 días porque haremos más paradas. Nos dicen que el trayecto de Belo a Manja está en muy mal estado y que si queremos hacerlo a lo peor tenemos que volver a Belo y Morondava para coger otra carretera que está en mejores condiciones. Como nos ven un poco dubitativos nos dicen que es a su propio riesgo, si tenemos que estar un día más lo asumen ellos y no tendremos que pagar nada.

Las negociaciones y el contrato, hecho en una hoja de libreta a mano y con la firma de los dos conductores y uno de nosotros las hacemos en el Chez Jean Rasta, donde están cenando Sophie y los canadienses. Tienen que esperar bastante rato, pero al final vale la pena porque los platos que les traen son muy apetitosos, sobre todo las gambas a la plancha con patatas. Hay música en vivo, que nosotros disfrutamos desde nuestra habitación pues está justo enfrente.

Como nuestro hotel cierra sus puertas a las 10 de la noche, nos despedimos de todos hasta el día siguiente.

DÍA 13: 16-7-2015 JUEVES MORONDAVA – BELO SUR MER

Hemos quedado a las 9 con los conductores, con lo que a las 8 estamos enfrente de nuestro hotel tomando nuestro desayuno que consiste en bocadillo de tortilla con mermelada y mantequilla, con café o té.

A las 9 ya estamos preparados pero ni sombra de los conductores, aunque a las 9 y cuarto ya llegan. Cargamos todo y salimos hacia Belo sur Mer en un trayecto que en algunas guías pone que se tarda 4 horas y en otras 6, ya veremos cuanto tardamos nosotros. Llevamos un mecánico, lo cual nos da un poco de tranquilidad, porque el trayecto de Belo sur Mer hasta Manja nos dicen que está en tan mal estado que varios 4 x 4 han dado la vuelta porque no se han atrevido a pasar por ese trozo.DSC_0505 (Large)

El primer trozo es bastante malo, pero luego hay unos trozos en los que se puede correr bastante. Pasamos varios ríos en los que casi cubre el agua el capó de los 4 x 4. Todo va bien, vamos pasando por poblados paupérrimos, lagunas llenas de nenúfares en flor de color lila y campos llenos de baobabs de formas caprichosas. Hay unos que tienen doble tronco y que son muy chulos.

Nos encontramos con zonas donde hay unos pájaros muy bonitos que nos dice el nombre pero no lo entendemos mucho. En un camino nos encontramos un baobab espectacular y paramos a hacer unas fotos. Nos extraña que no llegue el otro 4 x 4, pasan ¾ de hora y como no llega, nos damos media vuelta a ver si los encontramos, pues sospechamos que ha pasado algo malo.

Cuando los encontramos se confirman nuestros peores temores, el 4 x 4 está en medio de un rio, hundido y con muy mal pronóstico para sacarlo. Nuestros compañeros han tenido que sacar todas las cosas y ponerlas a buen recaudo. Parece que desesperado su conductor, como no veníamos ha disparado con una escopeta que lleva a ver si volvíamos. Han tenido que salir por las ventanillas y ponerse en el techo para saltar en un sitio menos profundo. El equipaje se ha mojado un poco y los asientos del coche también.DSC_0476 (Large)

Empezamos la operación para sacarlo pero no tiene fuerza nuestro coche para sacarlo. Al momento vienen un montón de lugareños que ayudan empujando pero como es normal no es suficiente y ni se mueve. Empiezan a venir otros 4 x 4 que traen una eslinga pero no sirve de nada, nuestro winch se rompe y el cable salta por los aires y a punto está de matar a uno de los ayudantes del río.

La última opción es poner dos 4 x 4 para sacar el nuestro. Eso sí que funciona y todos empezamos a aplaudir  y a gritar de alegría. Les dejamos sitio para que se vayan ellos y nosotros nos quedamos con nuestro mecánico, que menos mal que lo tenemos, que empieza a desmontar cosas y vaciar de agua todo lo que puede. Hace varios intentos de ponerlo en marcha pero no lo consigue. Sigue trabajando y al final sí que lo pone en marcha, sale por el tubo de escape un montón de agua negra, ya que se está vaciando el motor. Los faros están llenos de agua hasta la mitad, menos mal que no los necesitamos hoy.

Pasamos por unos terrenos donde hay unas gallinas de guinea y el conductor del 4 x 4 de nuestros compañeros saca la escopeta e intenta cazar alguna pero no tiene suerte. Luego nos dicen que ha dicho que el problema no es su mala puntería, sino que los cartuchos están mojados. El se enfada un poco, porque está empeñado en cazar para que nos las comamos para la cena!!!!!

Salimos sobre las 4 de la tarde y tenemos 14 km hasta Belo, pasamos por unas salinas a los 7 km y cuando estamos llegando hay una puesta de sol extraordinaria con unos tonos rojizos increíbles. El hotel es el Dore Hotel con unos bungalós a pie de mar muy básicos, pero bonitos, de paja. Hay una cama de matrimonio y una mesa y una silla solamente, pero todo muy limpio. Los baños son fuera con un cubo y un pote para echártelo por encima. Los lavabos están al lado y hay taza de váter, que comodidad!!!!!.DSC_0478 (Large)

Encargamos la cena en el mismo hotel que nos hace unos cangrejos con salsa y unos pescados, todo muy bueno y acompañado de mucho arroz como de costumbre. A pesar de no haber electricidad nos traen unas cervezas frescas que no sabemos como lo han conseguido.

A las 8 y media nos vamos a nuestros aposentos ya que no hay mucho más que hacer en este lugar tan aislado y tan complicado para llegar. Hay otra opción que es venir con piragua a remo o  a motor, parece que es muy habitual y que la gente del país es como lo hace, no como nosotros en 4 x 4. Se tarda unas 2,5 horas y tienen toldos para resguardarte del sol abrasador que hay.

Cuando entramos en nuestra habitación la puerta se rompe por la mitad y Antonio se tira un montón de rato intentando arreglarla. Hace un apaño para que por la noche permanezca un poco cerrada.

DÍA 14: 17-7-2015 VIERNES BELO SUR MER – MANJA

Belo Sur Mer es un bonito pueblo pesquero situado en el extremo de una pequeña y pintoresca laguna. Es un centro astillero regional donde aún se construyen enormes cargueros en la playa, con las técnicas utilizadas siglos atrás. El principal atractivo del pueblo es una hilera de siete preciosas islas coralinas en su costa, algunas de ellas semisumergidas. Son tan poco conocidas como visitadas. La proximidad del profundo canal de Mozambique convierte la práctica del submarinismo en una actividad recomendada. Se encuentran peces muy grandes y animales de aguas profundas, como pulpos y tortugas marinas. Para llegar hasta las islas, se puede alquilar una piragua por un día.DSC_0494 (Large)

Vamos a desayunar al pueblo un café con dos unidades de una especie de donut que nos cuesta 2.000 Ar. de allí ya vamos dirección a Manja. Es un camino por decir algo, ya que al pasar el camino es tan estrecho, que va rayando el coche y a nosotros si nos descuidamos. El otro coche revienta una rueda y hemos de esperar un rato a que la cambie.

Llegamos al rio que hemos de pasar y vemos que hay  2  4×4 en medio del rio. Cuando llegamos a hablar con los extranjeros que hay en la orilla, nos dicen que llevan desde las 7:30 y son las 13 horas en el momento que llegamos nosotros. Hay 2 vehículos que intentan sacar uno de ellos que está muy cerca de la orilla pero no lo consiguen. Ahora con nuestro coche y su winch después de más de una hora consiguen sacarlo tirando los 3 vehículos a la vez.DSC_0467 (Large)

Son 11 turistas belgas que están muy cansados porque tenían que volar en avión hacia Tulear desde Tana y con la huelga de Air Madagascar han tenido que cambiar todos sus planes. Llevan bastantes días y solo han ido al Tsinguy y a los baobabs. Están muy hartos de coche y no ver nada.

Nuestros coches pasan sin problemas y nosotros vamos andando pues el agua solo cubre por el lado más hondo hasta la rodilla.

Seguimos camino porque nuestros conductores dicen que el coche que falta por sacar ya hay 3 coches para ayudarle.

Llegamos a las 5 más o menos a Manja, un pueblo, por llamarlo de alguna manera, donde solo hay un hotel llamado Kanto. Hay un karaoke, tienda, hotel, restaurante y bar de citas, según la hora va cambiando la función.

Los bungalós son muy sencillos pero tenemos baño y lavabo dentro, lo cual está muy bien. Cuestan 26.000 Ar. duerman una o dos personas.DSC_0509 (Large)

Como no hemos comido nada en todo el camino, tenemos apetito y después de una ducha nos vamos a buscar algo de comer. Como es pronto, nos encontramos todos los chiringuitos de la calle que no tienen nada preparado todavía. Cuando preguntamos en alguno nos piden por un trozo de pollo pequeño frito 2000 Ar., es muy caro, pero para ellos es un artículo de súper lujo. Ellos comen algo de maíz asado y arroz.

Como no nos convence lo que vemos, tampoco encontramos un sitio para sentarnos a comer, nos vamos a comer al hotel que ya nos lo ha preguntado y como nos parecía caro no lo habíamos cogido. El trozo de pollo raquítico que nos dan con patatas fritas nos cuesta 12.000 Ar. la cerveza 3000 Ar y nos tomamos 2 porque estamos sedientos.

También tienen en el menú cebú, pero los belgas que están alojados en el hotel han agotado sus existencias.  Nos comentan que han dejado el 4º coche en el rio y que vendrá un camión no sabemos de dónde para sacarlo. Se ha quedado el conductor y el guía para que los bandidos que hay en la zona no lo roben. Tienen fama de robar cebús a otros poblados y son agresivos.

Después de cenar las dos compañeras francesas se van al karaoke que hay al lado y son la sensación. Nosotros dormimos muy a gusto en nuestra cabañita, además tenemos enchufes con lo que podemos cargar todos nuestros gadgets.

DÍA 15: 18-7-2015 SÁBADO MANJA – MOROMBE – ANDAVADOAKA

Tenemos que salir pronto porque nos queda mucho camino, hemos quedado a las 7:30 que saldremos con lo que a las 7 vamos a buscar algo para desayunar ya que el hotel te cobra 6000 Ar por un poco de pan con mermelada y café.DSC_0573 (Large)

Justo enfrente del hotel nos tomamos el café con una especie de churros que están buenísimos. Nos cuesta el café 200 Ar y el churro también. El té cuesta 100 Ar.

No salimos cuando pensábamos, porque hemos de esperar al otro coche que aunque hoy nos separamos porque ellos van directamente, hasta el transbordador que tenemos que coger para pasar un rio, iremos juntos. Ellos salían a las 6 de la mañana, pero han tenido que vaciar el depósito del gasoil pues se ha mezclado con el agua y salen a las 8 como nosotros.

Llegamos a las 12 al transbordador y tenemos que esperar a que vuelva pues está en la otra orilla. Meten 3 coches con una gran habilidad y en 5 minutos ya estamos en el otro lado.

Como ya es la 1, los conductores tienen hambre y parar a comer. Ellos piden el plato típico que es pollo con salsa y un plato inmenso de arroz. Nosotros no nos animamos, preferimos esperar más adelante a ver que encontramos.

Los chinos han hecho un gran puente y un trozo de carretera, tienen un montón de maquinaria y hay un cartel que pone el nombre de la compañía que lo está haciendo. Aquí también han llegado, y tienen muuuucho trabajo que hacer.

Aquí ya nos separamos de nuestros amigos del Quebec, a lo mejor nos los encontramos en Ifaty

Un poco más adelante paramos en otro pueblo donde nuestro conductor se come otro plato enorme de arroz con pollo. Nosotros nos comemos un plato de arroz con una carne picada con salsa que nos recuerda el relleno de los canalones y está muy bueno. Nos cuesta 2000 Ar.DSC_0582 (Large)

Llegamos a Morombe, donde nos encontramos un mitin ya que hay elecciones pronto. Está todo el mundo escuchando al líder que tiene un megáfono y hace su discurso.

Morombe, significa playa grande, aquí se encuentran los lagos más bonitos de todo el país. Posee también unos de los arrecifes más grandes del mundo, una flora y una fauna endémicas sorprendentes, sobre todo los baobabs, algunos de los cuales son enormes. Sus habitantes son en su mayoría pescadores seminómadas vezo, que navegan con sus peculiares canoas entre las localidades de Ifaty, Salary, Ambatomilo, Asesinos Bay etc.

La población cuenta con un puerto de goletas a vela y con un astillero en el que se construyen embarcaciones a la manera tradicional. También es un centro de recolección de mariscos y de agricultura.

Vamos al hotel Baobab a preguntar para quedarnos, pero nos piden 50.000 Ar. no les convence a nuestros compañeros. El hotel es bastante bueno, hay unas habitaciones limpias y grandes  con un gran baño dentro. Como todavía no ha subido la marea deciden que es mejor que vayamos a Andavadoaka a dormir.  El problema es que llegamos casi a las 7 de la noche, y cuesta encontrar el camino pues no hay ninguna indicación que ayude en la conducción.

Llegamos al Coco Beach que es del mismo propietario que el Baobab de Morombé. Nos alojamos en unas cabañas bastante grandes con lavabo y ducha, pero no lavabo. Nos cuesta 30.000 Ar. Está al lado de la playa, se oye el oleaje como rompe contra la orilla.DSC_0576 (Large)

Está a un km del pueblo con lo que para cenar nos tenemos que quedar en el hotel. Además hay electricidad solo en algunas horas del día. Debe ser con generador pues hay de 9 a 11 de la mañana y de 5 a 9 de la tarde.

Hay varios platos a escoger, pescado frito, con salsa o con verduras asadas, pulpo con lo mismo, brocheta y pollo. Los platos cuestan 8.000 Ar, con arroz, pero si quieres verduras asadas o patatas asadas te cobran 4.500 Ar. más. La cerveza cuesta 4.000 Ar.

Los pedimos y cuando ya nos hemos dado una ducha y nos hemos quitado los kilos de arena que llevamos con nosotros, nos sentamos en el bar a esperar nuestra cena. En ese momento el cansancio hace su aparición y nos da un bajón terrible, tenemos que hacer esfuerzos para esperar  la comida.

La espera vale la pena, pues está el pulpo delicioso con las verduras, el pescado un poco seco, sin nada de salsa. Aurelie, se pide el pescado con salsa y se ve mucho más apetitoso.

Tenemos ganas de coger la cama y descansar nuestro machacado cuerpo después de tantos botes, baches y km que tenemos acumulados. Nos dan una vela con cerillas pues la luz a las 9 en punto se apaga.

DÍA 16: 19-7-2015 DOMINGO ANDAVADOAKA – SALARY

Andavadoaka tiene bellas playas y alguna que otra infraestructura. Una opción para llegar es coger una piragua desde Salary pero se tarda 7 horas, otra opción son los camiones de langosta que pasan cada 3 días.

Hoy vamos a tomárnoslo con un poco de calma. Quedamos para desayunar a las 8 de la mañana y nos vamos andando tranquilamente al pueblo por la playa donde hay mucha animación, además de un montón de excrementos humanos que hemos de ir eludiendo con precaución.

Hay unas cuantas piraguas con pescadores, algunos con velas enormes, otros sin ellas. También hay un carguero que de una piragua van cargando sacos de arroz o sal, no sabemos con exactitud. Suponemos que el carguero va a Tulear para llevar los productos a Tana por la RN7.

Oímos gente cantar y nos acercamos a la iglesia donde la vemos, llena de feligreses con sus mejores galas. Los chicos están a un lado de la iglesia y las mujeres al otro. Hay un coro de gente joven que lo hace muy bien.DSC_0636 (Large)

Nos encontramos un chiringuito donde nos tomamos un café por 100 Ar y unos churros por 100 Ar. Hemos superado el récord de barato, hemos comido dos churros y un café por 300 Ar, o sea 9 céntimos de €.

Volvemos paseando al hotel, haciendo fotos y disfrutando de esta gente tan acogedora y amable que te persigue para que les hagas fotos.

Llegamos al hotel y nos vamos a bañar un rato, ya que hay una playa estupenda, con el agua muy limpia y una arena blanquísima y fina.

A las 11 nos vamos a duchar y ya no hay agua, suponemos que va con la electricidad y nos traen un cubo de agua para que nos quitemos toda la sal que tenemos.

Salimos y al pasar por el pueblo nos paramos a que el chofer coma algo, nosotros como vemos pan y huevos, les decimos si nos pueden hacer unas tortillas y nos las hacen con un poquito de cebolla. Están buenísimas, un gatito rubio peludo también las disfruta. Nos cuestan 2000 Ar cada una y el pan 600 Ar.

Empezamos la ruta hacia Salary, hacemos 19 km por una pista de arena espantosa y se calienta mucho el coche. Nos paramos y al abrir el depósito del agua cuando se enfría vemos que está vacío. Malas noticias, pues por aquí no pasa nadie. El chofer y Xavi ven que tal como mete el agua, sale directamente, lo cual quiere decir que el depósito tiene un agujero. No nos había dado ningún problema nuestro coche hasta ahora. Al inspeccionarlo vemos que sí, hay no uno, sino varios agujeros que intentan tapar con cola de impacto. Van pasando las horas y nosotros seguimos aquí tirados, a ver si se soluciona. Llama por teléfono a Andavadoaka y le dicen que no tienen ningún coche para rescatarnos.DSC_0551 (Large)

Unos lugareños que parecen ser bantúes nos ofrecen agua para poner en el coche y nosotros a cambio les damos unos jabones y algo de ropa que les ofrecen nuestras compañeras Aurelie y Eloisse. Se ven muy, pero que muy pobres, los niños con los ombligos salidos de una manera anormal y que se les ilumina la cara cuando les damos unos caramelos.

Otra idea que se nos ocurre es que otro chofer que lleva a 3 italianos nos venga a buscar pues ellos también van a dormir en Salary. Nuestro chofer le llama pero no le coge el teléfono porque no tiene cobertura. Igualmente tiene que pedir permiso a los italianos para poder venir a buscarnos en caso de que pueda y quiera.

Después de bastante rato y cercana la noche, la cola de impacto hace efecto y durante unos cuantos km parece que funciona, pero al irse calentando la cola se va despegando y empieza a calentarse con lo que hay que ir parando cada pocos km y poner agua para enfriarlo. Nos quedan 34 km y se va haciendo de noche.

En un pueblo que pasamos que se llama Ambatomilo hay unas dunas preciosas donde mientras nuestro conductor compra agua, nosotros aprovechamos para hacer unas cuantas fotos. Es una aldea con nulo transporte, excepto los transportistas de pescado.DSC_0463 (Large)

Llegamos a las 7 pasadas a Salary, al hotel que nos propone el conductor (Claude), según él, el dueño es el alcalde del pueblo. Los bungalós son muy cutres, estrechos, y sin ducha solo con un cubo y un váter. Nos pide 35.000 Ar, como Xavi dice que son muy cutres para ese precio, nos lo deja a 25.000 Ar. suponemos que piensa, mejor 25.000 por 3, que nada. Se llama Hotel Takaliro.

Hay restaurante y nos ofrecen pescado, pulpo y calamares con arroz a 5.000, 6.000 y 7.000 respectivamente. Si queremos patatas fritas son 4.500 Ar más.

Lo encargamos y así tenemos tiempo de ducharnos y descansar un poco.

DÍA 17: 20-7-2015 LUNES SALARY – IFATY

Hoy para desayunar vamos al lado del hotel y nos tomamos nuestro cafecito con las vigniers, todo a 100 Ar la unidad.

Paseamos por el pueblo que es pequeñito y que rápidamente te lo acabas. Los niños nos persiguen para que les hagamos fotos, cosa que no les cuesta demasiado. Muchos no se habran visto nunca en su vida en un espejo y les hace mucha ilusión cuando se ven en la pantalla de la cámara de fotos.

Aquí el agua nos cuesta 3.000 Ar, tanto en la tienda como en los hoteles. No nos extraña, hay que tener ganas para llegar aquí con las provisiones que necesitan  esta gente.

Desde el sur de Tulear a Morondava se encuentran los pescadores Vezo. Son una etnia que nunca los encontrarás lejos del mar, que se dedican a la agricultura en contados momentos. De Enero a Marzo los ciclones asolan las costas de Madagascar y en ese momento no salen a pescar al mar por su peligrosidad. Se entretienen en arreglar las piraguas y a pescar en las aguas calmadas de los lagos y en los manglares. Son nómadas, a diferencia del resto de malgaches, no dudan en cambiar de lugar de residencia para buscar mejores zonas de pesca. La vida es dura, los riesgos son numerosos, pero la mara les hace vivir. De Abril a Diciembre hacen escapadas en alta mar. Durante algunos días o semanas, ellos acampan con sus familias sobre una playa o un islote desierto, con la vela de la piragua que les sirve de tienda.

Las casas que se hacen son de materia vegetal y se alinean en la playa, con una cerca que acoge las distintas casas de la familia que son las mismas durante generaciones, los estrechos pasajes de este-oeste o norte-sur, permiten circular entre los cerramientos familiares.

Las piraguas se llaman “Lakam-Piarana”, son talladas en el tronco de un solo árbol y se mueve por la fuerza del viento, ayudada por un remo cuando no hay. La vela se arma con dos maderas  y el ángulo puede variar. Un único balanceo equilibra la piragua rápidamente cuando se necesita.

Salimos de Salary y pasamos por Tsiamdambo, Ampasilana, Manombo, pueblo de tamaño medio donde llegan regularmente los taxis brousse procedentes de Ifaty y Tulear, y finalmente llegamos a Ifaty. Nos encontramos el camión que pasa cada 3 días por estos pueblos para coger la pesca y llevarla a Tulear y de allí al resto de Madagascar. Es el único contacto que tienen con el exterior ya que estos pueblos reciben cada varios días un camión-brousse o taxi-brousse, pero muy de tarde en tarde.DSC_0701 (Large)

Nos lleva nuestro chofer al hotel Maroloko, ya que nuestros amigos de Quebec nos habían hablado bien de él. Nos los encontramos con gran alegría, y nos cuentan aventuras y nosotros las nuestras.

Para comer, como ya es tarde, solo nos pueden hacer unos bocatas de tortilla de patatas!!!! Eso sí, regadas con unas cervecitas. La habitación es muy bonita, todo limpio, bien decorado con baño impoluto y nos cuesta tras regatear un poco, 44.000 Ar.

En la habitación no hay enchufes pero se pueden cargar todos los cacharros que tenemos en el restaurante sin problemas. Llevamos muchos días sin conexión a Internet, con lo que nos ponemos al día de noticias y mensajes a los amigos.

Hay unos sillones enfrente de la playa, tumbonas, hamacas, vamos un paraíso, ya nos hace falta después de tanto tute!!!!.

Ifaty, significa “del cadáver”, se encuentra a 26 km de Tulear en la RN9. Es el paraíso para los amantes de los deportes náuticos, hay una laguna que se ha declarado reserva natural donde se puede explorar a menos de 6 metros de profundidad uno de los acuarios naturales con una belleza y una riqueza increíble, donde se pueden encontrar langostas, peces loro etc.

A la noche cenamos en el hotel unas gambas al curry con verduras y cuscús, cuesta 12.000 Ar, pero están buenísimas. Las cervezas cuestan 4.000 Ar y son de medio litro.

Después de una buena charla nos vamos a disfrutar de la mejor cama de todo el viaje por ahora.

DÍA 18: 21-7-2015 MARTES IFATY

Hoy nos proponemos no hacer nada, nuestro cuerpo necesita un poco de relax y de tranquilidad. Para desayunar vamos al pueblo y nos tomamos nuestros cafés con veigners habituales.DSC_0798 (Large)

Volvemos al hotel, nos ponemos los bañadores y a ver pasar a la gente por la playa. Las vendedoras son muy insistentes, pero hay una barrera que no atraviesan, que es el cerramiento del hotel. Cuando vamos a pasear por la playa es cuando nos persiguen, pobres nos quieren vender collares, tallas de madera, pareos y poco más. Hay tan pocos turistas que el negocio les ha bajado mucho.

Hay unos cuantos hoteles al lado del nuestro muy bonitos, con zonas incluso de chill out, pero vacios. Da mucha pena, ya que el turismo que estaba repuntando después de unos años de bajada, ha anulado muchas reservas por la huelga de más de 15 días que han tenido los pilotos de Air Madagascar, que son los únicos que tienen el monopolio de los vuelos interiores. Hay muchos turistas que no les apetece hacer tantos km por tierra, con las carreteras que hay, bastante malas en general.

Volvemos al hotel y mientras estamos en el bar, vemos una pareja de españoles, catalán y asturiana, Jordi y Begoña, que nos habíamos encontrado en Tana el primer día de viaje y después en Antsirabe, también los habíamos visto. Ellos han hecho casi todo lo que nosotros queremos hacer ahora, pero ellos lo han hecho con transporte público y están muy cansados. Nos comentan que lo peor son las esperas, en un trayecto tuvieron que esperar más de 5 horas a que saliese el taxi-brousse.

Se quedan en nuestro hotel y nos comentan sus peripecias con una cervecita. Una chica se acerca a nosotros y nos dice que si somos de Barcelona, porque ella estuvo estudiando Derecho un tiempo en Barna y nos ha reconocido como catalanes. Nos explica que estuvo en el tren que va a Manakara 20 horas, pero que valió la pena mientras era de día, luego fue un rollo, que ella pudo dormir, pero que los compañeros estuvieron sin dormir hasta las 5 de la mañana que llegaron.

También ha ido a una salida para ver ballenas y han visto. Hay media hora hasta el arrecife de coral y después otra media hora hasta que se llega a la zona donde están las ballenas. Me enseña unos videos donde se la ve saltando, una pasada. Les ha costado 30 € por persona.

Nuestros amigos quieren tomar posesión de la habitación y nosotros nos vamos a buscar algún sitio para comer. Vamos a Chez Rafaelle, que está en la calle que va a la principal desde nuestro hotel, donde también está el Chez Freddy. Allí nos encontramos a una familia de catalanes que viajan con sus niños pequeños, Marc, Laura, Ariadna de 4 añitos y Arnau de 7. Ellos nos ayudaron para sacar el 4 x 4 nuestro que se quedó en medio del rio el primer día de tour.

Son unos grandes viajeros, pero ellos han preferido alquilar el 4 x 4 todos los días, que no es mala idea, ya que han encontrado un chofer que les cobra 55 € por día y además tienen un guía, aunque nos reconocen que es más un estorbo que una ayuda. No se entera de nada.

Nos comenta que han comido los 4, muy bien por 15.000 Ar. Pedimos y al cabo de media hora nos sale otro tipo y nos dice que nos cobrará un precio distinto a ellos, y lo peor es que después de media hora no ha empezado a preparar nada. Nos vamos a otro sitio, en la misma calle seguimos hacia la avenida principal y entramos en un sitio que nos preparan un pulpo al ajillo y arroz muy bueno por 5.000 Ar. de postre nos hace unas bananas bañadas en chocolate negro!!!!! Eso sí, cuesta 4.000 Ar. pero está muy rico. La cerveza es pequeña de 33 cl y nos cuesta 2.000 Ar.DSC_0580 (Large)

Volvemos al hotel a hacer un poco la siesta. Más tarde bajamos al bar a hacer tiempo antes de la cena. Vienen Aurelie y Eloisse a tomar algo y a conectarse a Internet porque en su hotel, el Chez Cecile no tienen.

Para cenar nos tomamos un combinado de calamar y gambas al curry con verduras y patatas fritas. Está exquisito, aunque las raciones son justitas, Begoña, se pide una ensalada y nos comenta que está muy buena. Nuestro plato cuesta 14.000 Ar  y la ensalada 8.000 Ar.

A las 9, no queda nadie más que nosotros en el bar y al preguntar que cuando lo cierran nos dicen que en el momento que no haya clientes. Nos sabe mal y nos retiramos a nuestros aposentos.

DÍA 19: 22-7-2015 MIÉRCOLES IFATY – TULEAR

Hoy tenemos todo el día para llegar a Tulear, con lo que a las 8 cogemos nuestras cosas y nos vamos a buscar un taxi-brousse. No podemos ni desayunar porque nos coge las mochilas y para arriba.

Salimos a las 8:15 ya del pueblo. Vamos parando a coger gente, hasta que parece que no cogen más personas, pero nos vamos achuchando y llegamos a ser en la parte de atrás 18 personas, más 3 que van con el conductor delante. El camino es de arena y tierra a trozos. Son 32 km hasta Tulear pero llevamos casi dos horas cuando hace un ruido extraño el taxi y se para. Se ha roto la transmisión, cogen una cincha y la intentan arreglar. Nos cobra el conductor 3.000 Ar, y nos dice que en 5 minutos arreglado. Nos extraña porque aquello tiene pinta de ser muy grave. Nos ponemos en la carretera y de pronto llega un Land Rover que no va lleno y le hacemos una señal. El sigue unos cuantos metros, pero da media vuelta y le preguntamos si nos puede llevar a Tulear, el nos dice que él va a un barrio, pero que nos dejará cerca de algún taxi. Es muy amable, al final como no ve taxis, nos deja en el centro de Tulear y vamos andando hasta el hotel Albatros, que está más cerca de los barcos que van a Anakao.

Cuando llegamos, nos dice que solo tiene una habitación y la vemos muy cutre con lo que vamos al centro del pueblo donde hemos visto uno que ponía la habitación a 40.000 Ar con wifi, agua caliente, baño dentro etc.DSC_0794 (Large)

Nos enseña la enorme habitación y nos quedamos alucinados, es una habitación preciosa con muebles de teka, televisión, baño con agua caliente de verdad y súper limpio todo. Nos comenta que hace “dos días “literalmente que ha abierto y que por eso tiene esos precios tan ajustados. Evidentemente nos la quedamos sin dudarlo un momento. Se llama Pamplemousse y está en la Rue du Marché al lado del Banque Toliara. El wifi funciona muy bien, dentro de las habitaciones se coge perfectamente.

Nos vamos a reservar el barco para mañana, porque en las guías dice que a veces no hay suficientes plazas para todo el mundo que quiere ir a Anakao, con lo que sin desayunar nos vamos a coger el billete para el siguiente destino.

Está siguiendo esta misma calle y cuando llegas a una calle que hay un cartel con transfer a Anakao, vas hacia la playa y lo encuentras. Tenemos plaza para mañana y cuesta ida y vuelta 90.000 Ar, ida solo vale 50.000 Ar. sale a las 9:30 de la mañana, pero tenemos que estar a las 9 de la mañana.

Resuelto el tema de la salida hacia Anakao, vamos a desayunar-comer. Hay en la misma calle del mercado una boulangerie donde venden unos quiches estupendos, croquetas, samosas y nos cogemos unas cuantas con una bebida. Comemos los dos por 5800 Ar.

Volvemos hacia el hotel, pero antes paramos en un supermercado a chafardear que es lo que venden. Hay un gran surtido, pero lo que nos llama la atención es que la fruta es muy cara, por ejemplo las manzanas y las peras cuestan al cambio más de 3 € el kilo. La sección de quesos también es cara, pero tienes camembert, queso de bola, brie y un montón de delicatesen.

Nosotros compramos por menos de 1 € una botella de licor de limón, que nos había dado la Miele en nuestro primer tour y después de pagar nos encontramos con un español. Es de Almería y cuando le preguntamos que hace aquí, nos dice que hace 9 años que vive y que está criando a sus hijos. Ya debe tener más de 60 años y no queremos indagar demasiado pero nos dice que sobrevive gracias a algo de ayuda que le envían desde España. Charlamos un rato con él, y luego nos vamos a descansar un rato a nuestra maravillosa habitación.

Tulear es una gran ciudad, con bancos, mercado, que están todos muy concentrados entre varias calles como son la calle Richelieu, el boulevard Gallieni y la rue de Gouverneur Campistron. Tiene más de 200.000 habitantes y es la 3ª ciudad de Madagascar o la 5ª según las guías. Hay joyerías con brazaletes de oro y plata y las mujeres vezo venden caracolas. Las playas no son aptas para el baño pero hay muchos restaurantes especializados en frutos de mar con terrazas con vistas al mar. Por los alrededores hay casas con las típicas barandas o balconadas de estilo colonial o indio. Cada viernes los mendicantes de la Grand Mosquée de la rue Gambeta, hacen el tour por todas las tiendas regentadas por indios para pedir la limosna que está dentro de las obligaciones de todo musulmán.

Además se puede visitar el Museo de artes y tradiciones del sur malgache, el Museo regional de la Universidad de Tulear y el Museo de la Mar o Museo Rabesandratana. En este último hay un ejemplar de celacanto, en un acuario repleto de formol, un pez que es el último superviviente de un grupo cuyos ancestros son los primeros vertebrados terrestres que apareció hace 350 millones de años y que se le creía desaparecido hace más de 80 millones de años. Fue pescado en cerca de Anakao en 1995.

El puerto comercial actualmente solo exporta maíz y algodón por culpa de los manglares que están extendiéndose y que impide su buen funcionamiento. Hay una empresa que se dedica a la producción de aceite, pero se está decantando más por orientarse hacia el turismo ya que tiene vuelos directos desde Reunión y Sudáfrica.DSC_0712 (Large)

Toliara es una ciudad llena de vida, luminosa pero algo sucia, de grandes avenidas bordeadas de tamarindos; los pousse-pousse, la arquitectura colonial contrastando

A las 3, han abierto la agencia de Air Madagascar que hay delante del hotel y vamos a preguntar si tienen coches para alquilar, pero nos dicen que a veces hay choferes que les dejan su tarjeta y que si tiene algo lo llevará a la recepción de nuestro hotel. Nos vamos a otro hotel donde según la guía alquilan coches. Nos dicen que su conductor ha salido hacia Tana pero nos dirige al restaurante Terrasse donde puede haber alguna posibilidad.

Cogemos un pousse-pousse y por 1000 Ar nos lleva. Allí hay un señor con su 4 x 4 que nos dice que si que nos puede llevar por 150.000 Ar por día, teniendo en cuenta que tenemos que pagar la gasolina del viaje, más la gasolina y un día más  por la vuelta a Tulear.

Nos deja su teléfono y le decimos que ya le llamaremos si nos interesa. Preguntamos en otra agencia de viajes pero nos pide 160.000 Ar, más dos días de vuelta.

Volvemos al hotel y nos ofrece un 4 x 4, viene un familiar y nos pide 150.000 Ar, nosotros le decimos que nos habían ofrecido algo por 120.000 y nos dice que bueno, que nos lo deja por ese precio. Al final serán 8 días más el de vuelta. La gasolina nos dice que puede oscilar entre 250 o 300 € más. Empezará el lunes 27 de julio y acabará 8 días después a Antsirabé.

Cuando preguntamos al dueño del hotel si hay problemas para salir a cenar de noche en este pueblo, nos dice que nos acompañará él, y después para volver que cojamos un pousse-pousse.DSC_0722 (Large)

Es muy amable, se está portando súper bien con nosotros. A las 7 nos vamos con su coche nuevo de trinca, primero nos lleva a otro hotel que tiene aquí mismo en Tulear. Son 28 bungalós muy bonitos, con una piscina espectacular. Este señor está forrado, pues aparte tiene otro hotel en Ifaty, que se llama Ikalo. Leyendo la guía, encontramos una explicación de donde puede venir este señor y su riqueza.

Son de la minoría Karana, originarios del noroeste de la India e instalados hace más de un siglo, por las más antiguas familias. Juegan un rol esencial dentro de la economía de Toliara y de su región. Comerciantes, industriales, hoteleros, estos musulmanes de mayoría chiita y fuertemente endogámicos, juntan hábilmente el modernismo occidental con una práctica religiosa muy austera. Tienen unas fortunas considerables, fueron víctimas de una sublevación popular en 1987 y la mayoría de sus casas y almacenes fueron incendiados. Ellos las reconstruyeron en muy pocos años.

Después nos lleva a la zona de restaurantes, donde nos comemos un pescadito a la Menier con patatas fritas y verduras al vapor buenísimo. Nos invitan a unos chupitos de ron con café, jengibre y naranja. La cena sale por 45.500 los tres con cervezas incluidas, o sea unos 14 € los tres. Se nos acerca una prostituta para ofrecer sus servicios, y vemos más en la barra, esperando algún expatriado que pague por ellos.

Para volver al hotel hacemos lo que nos ha recomendado el dueño de nuestro hotel y cogemos unos pousse-pousse por 1000 Ar cada uno.

En el supermercado hemos comprado un ron con limón y nos lo tomamos en una terraza que tiene nuestro hotel estupenda y luego a dormir.

DÍA 20: 23-7-2015 JUEVES TULEAR – ANAKAO

Hoy vamos a desayunar al lado de donde se coge el barco hacia Anakao. Cogemos unos pousse-pousse que por 1000 Ar nos llevan al embarcadero. Dejamos los trastos y al lado hay una simpática señora que nos ofrece café con los vegniers de siempre.

Se puede ir a Anakao por tierra pero hay que seguir una carretera larga  y tortuosa que puede comportar 7 horas de diversión. También se puede regresar a Tulear con el barco de langostas, pero los horarios son cambiantes y hay que preguntar en los hoteles.

Nos llevan con una charrete a nosotros y a nuestros equipajes a la lancha motora. Vamos los tres solos, pero hemos visto que hay 15 personas más apuntadas que van al hotel Ocean de Anakao, un hotel de superlujo más al sur del que nosotros hemos escogido.DSC_0820 (Large)

Nos acercamos al puerto industrial con la lancha y allí llegan un grupo de jubilados norteamericanos de distintos estados, que se han juntado en Johannesburgo y desde allí han venido a Madagascar.

La travesía es tranquila hasta que llegamos a la bahía de Saint Augustin, que el mar se pone bravo y nos moja bastante. En menos de una hora llegamos al Hotel Solange, que nuestros amigos de Quebec, nos han recomendado por ser las habitaciones más espaciosas que el Atlantide que está al lado y es donde ellos se han quedado.

El hotel es el típico, frente al mar, en la arena que cuando sube la marea casi te moja los pies cuando sales de tu cabaña. Es sencillo pero la habitación verdaderamente es muy amplia y tenemos el cuarto de baño dentro con agua de los cubos que nos dejan en la puerta. Nos cuesta la doble con dos camas de matrimonio 40.000 Ar. Nos ofrece unos cafés que nos sientan muy bien.

Nos ponemos el bañador y nos metemos en el agua tan cristalina, aunque aquí el agua cubre mucho antes que en otras partes de la costa, hay bastantes olas, cosa que no pasaba más al norte.

La comida se la encargamos a la señora de nuestro hotel. Se acerca y nos enseña un pescado enorme y unas gambas y nos dice que nos lo puede acompañar de patatas salteadas o verduras al vapor. Cuesta 12.000 Ar, y le decimos que nos haga una mezcla de pescado con gambas, patatas y verduras. Nos dice que a la hora lo tendremos preparado.

Vamos a dar una vuelta y resulta que en nuestro hotel tienen un lémur de cola anillada atado con una cuerda. Nos da mucha pena, nos acercamos y se deja acariciar, de hecho nos coge con sus pequeñas manitas y empieza a chuparnos el brazo, ya que parece que les encanta la sal del mar. Son tan delicados, y lo hacen con tanto cuidado…. Al poco rato le dan un plátano y lo coge y le empieza a dar bocados con fruición, estaba nervioso porque lo esperaba, no paraba de mirar a donde está la cocina.DSC_0497 (Large)

Nos trae la comida, está exquisita, regada de unas cervezas que nos traen fresquitas, cosa que no entendemos ya que no hay electricidad en estos momentos. Suponemos que a la noche pondrán los generadores pues tenemos bombillas de bajo consumo en las habitaciones.

Anakao, es el típico pueblo de pescadores vezo con una larga y bonita playa de arena blanca y aguas color turquesas donde se encuentran algunos hoteles, la mayoría de ellos a pocos metros del océano como el nuestro. Prosiguiendo hacia el sur hay otras bahías preciosas de arena blanquísima. La barrera coralina protege tanto la costa como la pequeña y fabulosa isla de Nosy Ve (reserva natural marina, donde hay que pagar una tasa de 5000 Ar al vigilante) donde anidan las aves del paraíso, aves de plumaje blanco que se nutren de pequeños peces y moluscos. Desde Anakao se pueden hacer excursiones para avistar ballenas, snorkeling, buceo o pesca deportiva. A diferencia de Ifaty, este es un pueblo mucho más tranquilo.

Encargamos la cena en Chez Emile, ya que tenemos buenas referencias. Nos pedimos unos calamares, unas gambas  con acompañamiento de patatas y unos calamares rellenos con salsita y arroz. Está al sur de nuestro hotel en dirección al pueblo de Anakao.

Vamos a pasear hasta el pueblo donde hay un mercado muy animado lleno de gente comprando, y millones de niños persiguiéndonos para que les hagamos fotos. Luego piden un regalo, han recibido mucho más turismo que otras zonas que hemos estado y se nota.

La puesta de sol es espectacular, con las piraguas al fondo. Dejamos las cámaras de fotos y volvemos al restaurante donde ya están nuestros amigos de Quebec esperando que les traigan lo que han pedido con anterioridad.DSC_0582 (Large)

Nos lo traen y está muy bueno, las raciones son muy abundantes y no nos lo podemos acabar, cosa que agradece el perro de nuestro hotel que se come las sobras que le llevamos.

Volvemos al hotel donde ahora hay luz y podemos cargar en nuestra habitación los gadgets que llevamos.

DÍA 21: 24-7-2015 VIERNES ANAKAO – NOSI VE – ANAKAODSC_0764 (Large)

Hoy desayunamos en nuestro hotel el Solange Inn, nos ponen una tortilla con pan, pan tostado y mermelada y mantequilla con café. Nos cuesta 5.000 Ar.

A las 8:30 salimos con la piragua de Donna hacia la isla de Nosi Ve. Esta isla coralina tiene 2 millas de largo y una larga historia. Frecuentada por navegantes árabes, después por los europeos desde el siglo XVI, les proporcionaba la seguridad que no les permitía la isla de Madagascar. Durante el siglo XIX se instalaron los negociantes y colonos de la Isla Bourbon, una vicepresidencia francesa de 1888 a 1897. De esta época quedan unas pocas tumbas y ruinas, pero ha retornado al estado salvaje. Tiene muchas prohibiciones o fady, por ejemplo no se puede llevar carne de cerdo, salirse de los caminos para no molestar a las gaviotas cola de paja que anidan allí, no se puede tirar nada de basura, no se puede hacer las necesidades en toda la isla etc.DSC_0810 (Large)

La navegación en la piragua es tranquila hasta que pasan unos cuantos minutos y la mar se embravece bastante. Llegamos a una zona donde se puede hacer snorkel, nos dejan mascaras pero no patas. Hay peces payaso, pececitos de colores e incluso una morena o serpiente no queda claro. Mientras tanto Donna, se pone un traje de neopreno y con un arpón se lanza al agua a pescar nuestra comida. Pesca 5 peces en total, ya que somos 5 personas. Al cabo de un rato nos lleva a la orilla de la isla y desembarcamos en una isla paradisiaca, con unas aguas cristalinas de un color nunca visto. Damos la vuelta a la isla, que se tarda más o menos una hora, y luego esperamos a la sombra que se acabe de hacer la comida que nos preparan nuestros piragüeros. Consiste en arroz hervido con pescado hecho a la brasa. Está muy bueno, aunque un poco seco el pescado, a pesar de hay una salsita muy rica. La vela de la piragua la ponen en el suelo bajo un techo hecho con cañas y se está estupendamente.DSC_0785 (Large)

Descansamos un rato y luego nos embarcamos de vuelta al hotel, el aire nos lleva plácidamente, además el agua en estos momentos parece una piscina, no se mueve en absoluto como esta mañana que estaba un poco revuelto.

Este tour cuesta 20.000 Ar, todo incluido, menos la tasa que pagamos al vigilante que son 5.000 Ar. una ganga por lo que incluye y por el sitio que se visita.

En el hotel descansamos un rato, viendo las fotos que hemos hecho y leyendo un poco las guías.

Después de un rato nos vamos a cenar a Chez Emile, para despedirnos ya suponemos que para siempre en este viaje. Nos pedimos una langosta sin guarnición y calamares rellenos con guarnición de patatas salteadas con pimientos. Nos cuesta la langosta 8.000 Ar y los calamares rellenos 10.000 Ar. Somos los únicos clientes y unos italianos que llevan varios días aquí.DSC_0837 (Large)

Hace frio, ahora a la vuelta hacia el hotel, con lo que hay que abrigarse por la noche.

DÍA 22: 25-7-2015 SÁBADO ANAKAO

Hoy nos dedicamos a no hacer nada. Paseamos hasta el final de la playa donde llegamos a la heladería que nos habían comentado que había en Anakao. Los precios son prohibitivos, una bola de helado 6.000 Ar, casi como una langosta, pero nos han comentado que son buenos.

Volvemos hacia el hotel y como ya es la hora de comer nos vamos al Peter Pan. Tiene muy buena fama en las guías y se aprovechan de ello. Los precios son caros, ya que los platos son 18.000 a 20.000 Ar, el postre 10.000 Ar y las cervezas 6.000 Ar.

Ya que estamos nos pedimos una pizza y una cerveza. Como hay wifi nos ponemos al día de las noticias. La verdad es que está muy buena, aunque algo escasa. Nos traen incluso aceite de oliva muy rico.DSC_0759 (Large)

Volvemos al hotel a descansar ya que hay 1,4 km hasta el restaurante y hace un sol de justicia.

Vamos a visitar al hotel de al lado a Jordi y Bego, que ellos tienen wifi, hasta la hora de cenar, que hoy lo haremos en nuestro hotel. El lémur que tienen allí, lo dejan libre siempre que la cocina está cerrada, nos cuentan que toda la tarde lo han tenido en su habitación y que se les ha comido el jabón!!!!

Para cenar nos dan un pescado a la brasa con calamares, langosta y patatitas, todo muy bueno.

Pedimos la cuenta porque así mañana ya solo nos tenemos que levantar y coger el barco de vuelta a Tulear. Cual no es nuestra sorpresa cuando nos cobran por las comidas 15.000 Ar, en vez de los 12.000 que nos habían dicho. Los desayunos nos cobran aparte 3.000 Ar por la miseria de mantequilla y mermelada que nos daban además de la tortilla. Reclamamos los 3.000 Ar de cada comida, y la señora nos dice que se ha equivocado. Además las cervezas las cobran a 5.000 Ar, cuando en otros sitios del pueblo nos han cobrado 4.000. Nos parece un poco abuso, cuando no les regateamos nada, el precio de las cabañas ni el precio que nos dijo de las comidas ni nada.

Ponemos una segunda manta en la cama y dormimos mucho mejor, pues por la noche hay corriente que viene del mar.

DÍA 23: 26-7-2015  DOMINGO ANAKAO –TULEAR

A las 7 ya estamos preparados aunque nos dijeron que a las 7:30 vendría la barca a buscarnos. Nos viene a buscar a las 7:50 con unos cuantos turistas más. A las 8 va a buscar a otros que están en otro hotel después del nuestro y empezamos la vuelta hacia Tulear. El mar al principio está bien, pero luego se complica y damos unos botes importantes.DSC_0641 (Large)

Al cabo de una hora llegamos al puerto industrial donde se bajan unos cuantos que los vienen a buscar con los taxis o 4 x 4. Nosotros seguimos hasta el lugar donde lo cogimos. Ahora la marea está más baja y las charretes tienen que venir más lejos a buscarnos. De hecho nos dejan unos metros más al norte de donde lo cogimos, suponemos que es más cómodo.

Vamos andando hasta el hotel donde nos dan las mismas habitaciones que cuando llegamos.

Tenemos que desayunar y nos vamos al mercado donde nos comemos unas pastas rellenas de un plátano entero y un café. Hoy es domingo y todo está cerrado. Como Xavi se tiene que comprar antibióticos va a una farmacia donde pone la que está de guardia. Coge un pousse pousse y se los va a comprar.

Nosotros vamos a sacar dinero del cajero, que solo nos permite 400.000 Ar cada vez, pero se puede hacer varias veces seguidas, ya pone que son 40 billetes de golpe lo que da de sí el cajero.

Volvemos a la habitación un rato y a la hora de comer vamos a un sitio local donde comemos un arroz con gambas y un arroz tres delicias por 2.500 Ar cada plato.

Después de la siesta vamos a buscar la ONG de l’Avenir, pues un amigo nos ha dicho que vayamos a visitar al fundador que es de España y se llama José Luis. Es todo lo que sabemos, pero ya hemos visto que está muy cerca de nuestro hotel.DSC_0707 (Large)

Cuando estamos bajando a la sede, oímos una serie de tambores, música y mucha gente, con lo que decidimos ir a ver que se cuece por allí. La casualidad hace que sea una fiesta montada por esta ONG, con lo que estamos hasta que se acaban todas las actuaciones que son capoeira, obra de teatro de concienciación contra el SIDA, niños tocando instrumentos de música y otros cantando.

Mientras vemos todo esto, vemos unos blancos extranjeros que están allí al lado y resulta que son españoles, con lo que les escuchamos y vemos que son de la ONG. Cuando acaba todo nos acercamos a presentarnos y a preguntar  por José Luis y muy amablemente nos explican todo lo que hacen, nos traen un momento a José Luis para que nos salude y pasamos un rato muy agradable mientras nos enumeran todo lo que se hace a favor de esta gente tan pobre pero tan encantadora.

José Luis es un chico granaino, que hace 25 años vino aquí, no sabemos por qué, y se quedó para poner su grano de arena en mejorar la vida de esta gente. Se ha casado con una chica malgache y tiene dos niñas. Para financiar su proyecto tiene donativos de socios españoles y ha montado un hotel en Ifaty, todos los beneficios van dedicados a este proyecto. Se llama Hotel Solidario y está a unos 500 metros del mar.

Ayuda a las chicas que están en riesgo de caer en la prostitución, a niñas que han tenido problemas con la ley, etc. los niños pequeños hacen cursillos de música, teatro, capoeira etc.

Opina, que no solo hay que intentar que coman cada día sino que tengan ocupaciones sanas y enriquecedoras. Ahora en la casa donde acoge a las chicas, ya tiene 40, a todas las viste, da de comer, clases de informática y otras habilidades. Eso sí, si alguna va por el mal camino, no tiene complejos para echarlas pues una manzana podrida puede estropear al resto y no quiere.DSC_0702 (Large)

Ha sido bonito conocer este proyecto y a la gente que lo integra, con lo que cuando nos dicen que ellos van ahora a cenar, nos apuntamos.

Cogemos un pousse-pousse que nos lleva al Jardin di Giancarlo. Es una pizzería que ha montado un italiano y es muy bonita. Está muy cerca del restaurante Corto Maltés.

Las pizzas grandes cuestan 14.000 y las cervezas 4.000 Ar. Están buenísimas, nosotros pedimos la de 3 quesos y está espectacular. De postre nos tomamos 2 helados, uno de limón y otro de jengibre. Cuando pedimos la cuenta, nos traen un biberón con un licor de jengibre muy rico y otra botella con licor de limón, todo gratis y luego unos chupachups….. Sitio muy recomendable por el ambiente y por la comida. Los platos oscilan entre los 10.000 y los 15.000 Ar los más caros. Cogemos otro pousse-pousse para volver pues nos dicen las médicos de la organización que después de las 9 de la noche no quieren coger a clientes. Nos pide 1.500 pero le damos 2.000 Ar.

DÍA 24: 27-7-2015 LUNES TULEAR – RANOHIRA (PN ISALO)

Vamos a desayunar al mercado, pero pasamos antes por una boulangerie, aunque no tenemos suerte pues el croissant está muy duro, y cuesta 1.000 Ar.
El chofer ya está a las 9 menos cuarto esperando delante de la puerta del hotel. Se llama Cristopher. Pagamos la mitad del coche que son 540.000 Ar y 378.000 Ar de gasolina.
Vamos al museo de la Mer, pues hay un ejemplar de celacanto. Es un pez que existe desde hace 300 millones de años y que se pensaba extinto desde hace 80 millones de años. La sorpresa fue que en el año 1995 en Anakao pescaron uno. Lo tienen en una pequeña piscina con formol, junto con otros ejemplares de peces muy raros. La entrada cuesta 10.000 Ar, pero como ya lo hemos visto pues desde la puerta se ve perfectamente, no entramos, porque el resto no nos interesa nada. El chico nos deja entrar incluso en la sala donde está el celacanto.
Seguimos con el coche camino hacia el norte por la ruta RN7. A los 12 km al norte hay un arboretum creado en 1980 por un botánico suizo llamado Petignat, donde hay muestras de flora del sur de Madagascar.
Es el Arboretum de Antsoaky. En 40 Ha hay más de 900 especies, de las cuales el 90% son endémicas, lo que le convierte en un autentico jardín botánico. En las 4 Ha abiertas al público, además de la flora se pueden ver lémures, tortugas radiadas y makis.
En el pequeño museo se exhibe una colección de fósiles y de minerales y un huevo de Aepyornis, un pájaro gigante que desapareció hace casi 2.000 años.
Nuestro guía nos va explicando muchas cosas, nos enseña el árbol Bahasa, o árbol de los turistas, porque se pela como nosotros. Vemos bastantes pajaritos, pero lémures ni uno. En un recinto tienen un montón de tortugas radiadas y de otra especie. Las radiadas se hacen muy grandes, de hecho tienen unas cuantas enormes. Nos comenta que antes no estaban protegidas y que en el aeropuerto cogieron a una china que llevaba en las maletas cientos de tortugas pequeñitas para sacarlas de contrabando.DSC_0896 (Large)
Cuesta 15.000 Ar, la entrada y luego la voluntad para el guía, que no está incluido.
Paramos a comer en Sakaraha en un chiringuito donde pedimos una tortilla rellena que está espectacular. Cuesta 6.000 Ar, pero los vale, pues debe tener como 4 huevos y está llena de carne y verduras.
Pasamos por Ilakaka, 20 km al sur de Ranohira, ciudad sucia, mal construida, de ambiente cargado y en ocasiones peligroso a causa de la “fiebre del zafiro”. Tiendas y almacenes donde comprar piedras preciosas, personas llegadas de todos los rincones del planeta, prostitución y corrupción, eso es Ilakaka.
La “fiebre” ha remitido un poco y la ciudad ya no es tan peligrosa como antaño, se pueden visitar incluso las minas, contratando los servicios de una agencia de viajes de confianza.
El descubrimiento de zafiros en Ilakaka se remonta a 1998 y a partir de entonces Madagascar es la principal exportadora de esta piedra preciosa. La historia es que una persona entregó para su examen a un empleado de la Societé Minière Delorme. Las muestras fueron identificadas como zafiros. Más tarde un grupo de empresarios tailandeses que pasaban por la zona, camino de las minas de Andranondambo, en el extremo sur de la isla, vieron las piezas que no dudaron en comprar.
En cada mina, un agujero perforado en tierra en forma de pirámide invertida, trabajan unas 200 personas sin ningún tipo de herramienta, salvo la pala y la fuerza de cada uno. El terreno que no explotan las grandes empresas es ocupado por las familias, donde en muchas ocasiones es fundamental el trabajo de los niños.
Los negocios están en manos de los indios, incluso vemos unos mirando unos zafiros a la luz del día. En una de las tiendas vemos un Hummer aparcado!!!!!.
Son 230 km de Tulear a Ranohira que hacemos en 4 horas más o menos. Pasamos por la Reina de Isalo, una roca erosionada que guarda cierto parecido con una reina.DSC_0849 (Large)
Ranohira es un pequeño pueblo de carretera que ha ido creciendo por ser la base desde la cual se explora el PN Isalo. Desde Ranohira se observan extensiones interminables de hierba de diferentes colores a lo largo del día, que se pierden en los macizos rocosos. Los amaneceres y atardeceres son maravillosos.
Llamamos por teléfono a varios hoteles como el Chez Alice o el Hotel Berny, pero están llenos con lo que nos vamos al pueblo a buscar alojamiento. En Campamento Momo Trek encontramos en una cabaña que tiene baño dentro pero que es bastante justita. Nos cuesta 40.000 Ar la doble, pero no hay wifi.
Volvemos 15 km al sur para ver la puesta de sol, junto a millones de turistas a la Fenëtre de Isalo. Es una piedra con un hueco en el medio y que se puede fotografiar la puesta de sol. Los turistas que van con viaje organizado les montan un aperitivo allí mismo, con sus bebidas y algo para picar.
A la vuelta, vemos que un enchufe que tenemos no funciona y nos viene un señor blanco que lo intenta arreglar. Como no lo consigue pues tiene que cambiar el cable, nos trae una regleta de enchufes para que carguemos todos los artilugios que tenemos.
Para cenar no hay muchas opciones. Vemos que hay un cartel que pone pizzería y allá que vamos. Está bastante lejos y no hay absolutamente nada de luz, pero llegamos. No hay nadie y el italiano que lo regenta nos dice que el horno lo tiene apagado, que si queremos tenemos que esperar más de una hora. Al ver los precios, le decimos que no queremos esperar tanto y que mañana ya vendremos. La pizza más barata cuesta 24.000 Ar!!!!!! nos parece una barbaridad. Volvemos hacia el centro del pueblo y entramos en le Cebú Grillé. Es un restaurante muy grande que corresponde al Hotel Orchidee de l’Isalo. Pedimos steak de cebú, brocheta de cebú y cervecitas, cada plato cuesta con sus patatitas 12.000 Ar y la cerveza 4.000 Ar.
No tenemos que esperar casi nada, y eso que no nos importaba, pues en este restaurante hay wifi.
La comida es muy buena y el sitio muy agradable. Hay unos cuantos turistas más cenando, algunos con sus choferes.
Volvemos a descansar al hotel ya que no hay nada que hacer en el pueblo.DSC_0843 (Large)

DÍA 25: 28-7-2015 MARTES RANOHIRA – PARQUE NACIONAL DE ISALO – RANOHIRA

Ranohira está a 1090 metros de altitud, ya estamos en las tierras altas, y se nota por la temperatura fresquita por las mañanas y por la noche. Ha ido creciendo por ser la base del parque nacional Isalo.
Vamos a desayunar al pueblo pero aquí ha habido inflación pues los cafés valen 200 Ar y las pastas también. Para los golosos hay una boulangerie que tiene cruasanes a 2000, pastas con pasas a 2500, madalenas a 1000 Ar. etc.
En la oficina del parque vamos a contratar lo que queremos hacer hoy. Hay varios circuitos y va de 40.000 Ar hasta 113.000 Ar, el más caro. La entrada por persona son 25.000 Ar. por 1 día, 37.500 por 2 y 50.000 por 3 días. Hay en un panel a la entrada, fotos de los guías que te pueden acompañar y los idiomas que hablan. De 40 guías más o menos solo 2 hablan español.
Después de mucho pensar cogemos uno que va a la Cascada de las Ninfas y a las cascadas azul y negra, que cuesta 40.000 Ar. Esto es el precio del Guía, porque la entrada es fija para las personas.
El Parque Nacional de Isalo fue creado en 1962, es uno de los más visitados y espectaculares del país, con profundos cañones por los que discurren riachuelos, con tumbas bara y grutas en las que antaño se escondieron portugueses y árabes. Isalo es un verdadero zoo natural, hábitat de varias especies de lémures, el lémur catta o de cola anillada, el lémur pardo y el gran sifaka, además de 55 especies de aves. La flora también está muy diversificada, euphorbeas, aloes, pachypodiums o pata de elefante, parecido a un baobab en miniatura.DSC_0886 (Large)
Los trekings en el parque pueden durar horas o días. Saliendo de Ranohira se accede a la piscina natural, alimentada por una preciosa cascada de diferentes tonalidades. Canyon de Rats y canyon de Makis son buenos lugares para ver y fotografiar a los lémures de cola anillada y los sifaka. Bonita para caminar y admirar la vegetación es el área del rio Namaza, desde la que se llega a la Grotte Cascade des Nimphes. En el extremo norte del parque, la Grotte de Portugais es una cueva de 30 m de longitud por 3 m de altura.
En la Foret de Sahanafa hay fuentes de aguas naturales que son el hábitat de 4 especies de lémures, dos diurnas y dos nocturnas.
Nosotros vamos en coche hasta la entrada de donde se va a la Gruta de las Ninfas, es un camino no muy largo de 1 km más o menos donde vamos viendo los distintos tipos de árboles y plantas que nos va explicando nuestro guía que se llama Lala. Vemos unos pajaritos que son como periquitos y nos dice que son monógamos, que viven unos 40 años juntos.
De repente después de pasar la zona de picnic, nos encontramos con un sifaka a menos de un metro que está comiendo tranquilamente. Parece que sabe que le queremos hacer fotos, pues no para de mover la cara de un lado al otro, pero de frente solo segundos. Es muy guapo, todo peludito de color blanco y la cara con máscara negra. Seguimos camino, y luego nos enteramos que hemos sido los únicos que lo hemos visto, ha influido que hemos sido los primeros en pasar.
A los pocos momentos por el camino aparecen una familia de lémures de cola anillada, que pasan a centímetros de nosotros, nos miran con curiosidad y a nuestra altura aceleran un poco, pero no mucho, los pequeñitos sí que se asustan un poco, pero dan un rodeo y siguen a la familia. Los hemos tenido tan cerca y más de 10 que estamos muy contentos.
El camino se bifurca a la derecha y unos cientos de metros más allá llegamos a la cascada gruta de las Ninfas. Realmente parece un lugar encantado, con una cascada y una piscina natural maravillosa. El camino es un cañón súper estrecho y húmedo, que parece mentira, que pueda estar al lado de zonas que parecen el desierto de Arizona.
Desandamos el camino y llegamos a un sendero que son 800 metros para llegar a la cascada azul y negra. Vamos con bambas pero sería mejor ir con botas pues hay zonas con agua y que resbalan. Hay turistas que se bañan porque realmente apetece. El camino es muy bonito, pero hay que tener cuidado con no resbalar.
Volvemos hacia la zona de picnic y en el camino vemos una pequeña serpiente de color parduzca. Cuando llegamos hay unos cuantos chiringuitos que venden comida, como brochetas de cebú, entrantes y postres por un precio unificado de 20.000 Ar. nosotros preferimos volver al pueblo a ver que encontramos.
La sorpresa es que allí mismo hay unos cuantos lémures que están intentando ver que consiguen de esa comida que hay tan cerca. De hecho nos dicen que les tienen que amenazar con palos para que no les quiten nada. Ayer una pareja de tinerfeños que nos encontramos en la Fenetre de Isalo, nos comentaron que había que tener mucho cuidado porque te quitaban a la que te descuidabas la comida y a ella le habían quitado la Coca-Cola.
Son muy tranquilos, no parecen nada agresivos, van a lo suyo. Con pena nos vamos, ya que tampoco hay que abusar.
Llegamos al coche y nos dejan en el centro, donde nos vamos a la boulangerie, ya que hay un cartel que dice que hacen pizzas de 12 a 14. Preguntamos y nos dicen que tardaran solo media hora. Nosotros nos los creemos y mientras nos tomamos una cervecita.
Llegan a los ¾ de hora, pero están ricas. Nos cuestan 14.000 Ar cada una y las cervezas 5.000 Ar.
Vamos a las oficinas del parque porque hemos decidido contratar un tour en 4 x 4 para que nos lleve por otra zona que no hemos visto esta mañana. Este Tour cuesta 20.000 Ar por coche, el guía cuesta 15.000 Ar.DSC_0717 (Large)
Salimos a las 2 menos cuarto y paramos en las oficinas del parque donde controlan que hemos pagado las tasas por persona y el coche. Nos dan una llave para abrir la valla que hay a la entrada del circuito.
Realmente el paisaje es muy diferente, pasamos por una zona donde hay un pequeño jardín botánico, hay unas zonas rocosas con formas caprichosas como una bota.
Seguimos hasta unos tsingy, pero que no tienen nada que ver con los que vimos en el norte hace unos días. Por último hay una zona que se parece a la Capadocia, la zona de Goreme.
A las 4.30 hemos acabado la visita y nos vamos a descansar un rato y ver la maravillosa puesta de sol desde nuestro hotel. El guía por la tarde ha pasado bastante de nosotros, con lo que no le damos ninguna propina. Se ha pasado el rato explicando cosas al conductor pero a nosotros nada de nada.
Para cenar volvemos al Cebú Grillé, y como no podía ser de otra manera, pedimos cebú, que nos lo traen con patatitas fritas, muy bueno.

DÍA 26: 29-7-2015 MIÉRCOLES RANOHIRA – AMBALAVAO

Salimos a las 8 de la mañana, pues hoy el trayecto es largo, hay 225 km pero la carretera es bastante buena.
Pasamos por el macizo de Tsaranoro, lo vemos a lo lejos, en el valle de Sahanambo. Es uno de los lugares más bellos de Madagascar, con increíbles tonos de luz, en el que con suerte se ven lémures de cola anillada. El macizo tiene una pared de granito de 800 m de altura espectacular, todo un reto para los amantes de la escalada. Además de muchas paredes de diversa longitud, hay infinidad de bloques para practicar el Boulder, pero en algunos de ellos se emplazan tumbas y hay prohibiciones que hay que respetar.
Pasamos por Ihosy, situado en pleno país Bara, a los pies del macizo de Horombe. Es un importante cruce de caminos pues aquí salen taxi-brousses hacia Fort Dauphin. La etnia bara es polígama y guerrera. Los bara se han dedicado siempre a la ganadería y a menudo demuestran más aprecio por sus cebúes que por sus mujeres. Los bara se resistieron al poder de los merina hasta la llegada de la colonia francesa. Para ellos el valor de un hombre está en función de los cebúes que posee, y el robo de ganado es desde tiempos ancestrales un rito de paso a la edad adulta.DSC_0292 (Large)
Junto con el lémur, el camaleón y el ravenala o árbol del viajero, el cebú o toro malgache es uno de los símbolos más característicos de Madagascar. Los cebúes representan riqueza y prestigio social, son sacrificados en algunas ceremonias, se uncen por parejas para tirar de las charettes de madera o se utilizan para roturar la tierra de los arrozales. Los bara y otras etnias del sur crían y roban cebúes en grandes cantidades. Según la tradición los bara prueban su valía como posibles maridos robando cebúes. Si un hombre es detenido por robar cebúes, el hecho no hace más que aumentar su prestigio a ojos de la futura esposa y familia.
Los cebúes tienen una joroba blanda sobre los hombros y grandes porciones de piel suelta colgando del cuello. Este exceso de piel hace aumentar su volumen y ayuda a la regulación térmica del cuerpo. La joroba por su parte, es un depósito de grasa útil en épocas de escasez. Todo ello convierte al cebú en un animal resistente y bien adaptado a unas condiciones a menudo muy duras.
Llegamos sobre las 12:30 a Ambalavao, parando antes en la reserva de Anja para informarnos de los recorridos y precios. En la carretera hay un chico esperando un taxi – brousse y le hacemos un gesto de si quiere venir con nosotros y como es normal sube al coche. Es un chico catalán, Pau, que hace 2,5 años que trabaja a la isla de Reunión como fisioterapeuta. Estudió en Vic y luego se homologó para poder ejercer en Francia y en los más de 100 territorios de ultramar. Está encantado con su vida, ahora no sabe donde trabajará, pero opciones tiene.
La ciudad tiene unos 35.000 habitantes y está a 1380 msnm. Su nombre significa “nuevo valle” y es un bonito pueblo conocido por sus hermosas y coloridas casas de madera adornadas con barandillas y porches. Es frontera entre las tierras altas y el país betsileo y el valle donde se localiza está rodeado por las montañas del macizo de Andringitra y el pico Boby, la segunda cumbre de Madagascar con 2657 m.DSC_0020 (Large)
Hombres y mujeres cubiertos con mantas y con sombreros de rafia para protegerse del sol son parte del encanto del pueblo. El mercado diario es uno de los más bellos y folclóricos de toda la isla.
Nos alojamos en el hotel Residence Betsileo, es de un propietario francés con unas habitaciones grandes y bien decoradas por 45.000 Ar la habitación doble con baño dentro con agua caliente.
Comemos algo en una tienda donde compramos dos quesos por 3.500 Ar, tomates y dos barras de pan. La cerveza cuesta 2.500 Ar y el resto de cosas 12.000, con unas cuantas samosas que cuestan a 400 Ar cada una.
A las 2, hemos quedado con el conductor para ir al mercado de cebús, que está a unos 2 km en una colina. El dueño del hotel nos dice que el día bueno es el miércoles a las 6 de la mañana cuando la RN7 está abarrotada de cebús, se juntan unas 7.000 cabezas cada día de mercado.DSC_0048 (Large)
Llegamos al mercado y quedan muchos en los corrales, pero en la plaza quedan pequeños grupos con su pastor correspondiente y dan un justificante por cada compra. El precio de un cebú son 780.000 Ar. Cuando estamos viendo los cebús de los corrales que son considerablemente grandes, sacan unos 50 y pasan tan cerca de nosotros que nos subimos a las cercas, ya que tienen unos cuernos intimidantes.
Cuando ya estamos bastante cubiertos de polvo y hemos hecho un montón de fotos, nos volvemos al pueblo.
Nuestro conductor nos lleva al Hôtel Aux Bougainvillés, donde se visita la fábrica de papel de Antemoro, cuyo origen se remonta a la inmigración árabe de comienzos del siglo XVI y es conocida en toda la isla. En la fabricación del papel se utiliza la corteza de un árbol, el avoha, que se convierte en una pasta húmeda que se esparce sobre una tela de algodón enmarcada. Se deja secar al sol y cuando casi está seca se decora con flores secas. Luego ya solo queda sacar los marcos y confeccionar las tarjetas, los sobres, calendarios etc.
Una señora nos lo explica todo muy bien, vemos todo el proceso que es sencillo pero queda muy bien. Al acabar vamos a la tienda, pero los precios son un poco elevados.DSC_0049 (Large)
Los orígenes del papel se remontan al siglo VII, cuando los inmigrantes árabes llegados a la costa sureste, Manakara, Farafangana etc., de creencia musulmana, trajeron consigo un ejemplar del Corán que con el paso del tiempo empezó a deteriorarse. De ahí que intentaran encontrar un vegetal capaz de perdurar en el tiempo. Hallaron el Avoha, un arbusto de la familia de la higuera con cuya corteza y tras una serie de procesos artesanales daba lugar a un papel resistente y sobre el que se podía reescribir el preciado Corán. Un francés recupero en 1936 esta artesanal fabricación.
Venden chales de seda, pero aquí no se ve el proceso. Nuestro conductor nos lleva a una tiendecita donde hay unas chicas muy simpáticas que nos enseñan los capullos de seda, como los hierven durante unas horas con jabón, como los secan y van a mano haciendo los ovillos de seda para confeccionar los chales de seda salvaje en los telares artesanales que tienen en otra estancia. Es un proceso laborioso y utilizan hierbas naturales para los tintes. Nos lo explica todo muy bien, al acabar vamos a la tienda, donde venden el producto acabado. Un chal cuesta 28.000 Ar como mínimo y de ahí va subiendo.DSC_0051 (Large)
Volvemos al hotel y allí está Pau, esperándonos para ir a tomar unas cervecitas. Vamos a las afueras del pueblo para huir de la música a toda pastilla que hay por las elecciones. Nos cuesta 2.200 Ar, el precio más económico hasta ahora.
Para cenar nos quedamos en nuestro hotel, ya que en todas las guías lo recomiendan por su buena comida. Nos recomienda el cebú a la bourguignon con patatas salteadas que cuesta 12.000 Ar., está buenísimo, la carne se deshace en la boca. Ha sido una buena elección. Tras un rato de amigable charla nos vamos a descansar unas horas.

DÍA 27: 30-7-2015 JUEVES AMBALAVAO – PARQUE ANJA – AMBALAVAO – FIANARANTSOA – RANOMAFANA

Después de desayunar vamos al Parque Anja. Está a 10 km al sur de Ambalavao. La entrada cuesta 10.000 Ar, y luego hay que pagar según el circuito que quieras hacer. Nosotros escogemos uno que dura unas dos horas y como somos 3 personas nos cuesta 48.000 Ar. Hay establecidos 5 circuitos, algunos de ellos aptos para cualquier edad y en el que no hay que caminar excesivamente, pequeño circuito para ver lémures de cerca, circuito de cuevas, circuitos de tumbas tradicionales, circuito para visitar otro grupo de lémures y treking y circuito global que rodea toda la reserva. En una extensión de más de 4 Ha crecen bosques naturales y habita una población endémica de 400 lémures, entre otras especies. La zona está llena de peñascos rocosos que protegen viejas tumbas y cuevas que dan testimonio de la ocupación humana en tiempos remotos.
La reserva debe su existencia a un líder de Anja que consiguió convencer a las comunidades locales de los beneficios futuros que conseguirían con la preservación del espacio. Tomó mucho tiempo persuadir a las familias para que abandonasen la práctica de “roza y quema” y permitir que el bosque se regenerase; una vez conseguido, volvieron los lémures.DSC_0530 (Large)
A lo largo del proceso se ha constituido una asociación de 450 miembros, incluidas 20 mujeres, que establecen sus propias reglas de manejo, administración de la infraestructura y financiación del personal. Los jóvenes son responsables de los circuitos turísticos y los guías reciben sus sueldos del pago de las entradas, con el que también se financian las nuevas infraestructuras y proyectos comunitarios.
Nosotros tenemos el guía y el que avista los animales. Nada más empezar a caminar ya vemos un camaleón verde muy bonito con un color muy brillante. Más adelante vemos un grupo grande de lémures que han bajado al suelo para beber agua al lago que hay en la reserva. Estamos en época seca, pero nos comenta el guía que cuando es época de lluvias todo se llena de agua y que del río cercano llegan los cocodrilos. Ellos ahora en medio del lago tienen uno que podemos ver. Seguimos caminando y hay otro grupo de makis, son curiosos y los tenemos a centímetros de nosotros.
Pasamos por las cuevas donde se escondían los betsileo de los merina cuando había guerra entre ellos. Son muy grandes y cogía bastante gente y era muy difícil que los encontraran. Nos enseñan las tumbas en las rocas, por cierto es fady, o sea prohibido señalarlas con las manos. Están en sitios muy inaccesibles, tenían que subir encima de las rocas y con unas cuerdas enterraban los muertos. Nos comenta que ellos no sacan los cadáveres cada 7 años como otras etnias de Madagascar.DSC_0102 (Large)
Hay que ir bien calzado porque se pasa por algunos tramos complicados, en uno te tienes que coger de una cuerda con nudos para poder llegar a una zona que está a 1000 metros de altitud para ver todos los alrededores. Más adelante hay que hacer un pequeño rappel. Cuando hay algún paso un poco complicado ahí están los guías para ayudarte, son muy amables.
Vemos unos cuantos camaleones, uno bastante grande de 40 cm, otros más pequeños. Parece mentira como los ven, nosotros sin ellos, sería imposible.
Estamos unas dos horas en hacer el circuito, al salir ya vamos directamente a Fianarantsoa. Tardamos una hora y media, más o menos en hacer los 58 km que la separan de Ambalavao.
Es la capital de la región de Haute Matsiatra, tiene unos 190.000 habitantes y está a 1200 metros sobre el nivel del mar. es un destacado centro comercial e importante cruce de carreteras en el centro sur de Madagascar. Está conectada vía ferrocarril con Manakara, en la costa este. Nosotros queremos cogerlo el sábado.
En la zona se cultiva tabaco, arroz, uva y café; hay también algunas granjas ganaderas. Las industrias locales se dedican sobre todo al tratamiento del arroz, el aceite y el jabon, también de la carne del cebú, la fabricación de ladrillos y a los trabajos del bosque. Aquí se produce el mejor vino de la isla, tanto tinto como rosado y blanco, con un sabor bastante afrutado; se pueden degustar las distintas variedades en las cavas que rodean la ciudad.
Se convirtió en capital administrativa tras la unificación de los reinos betsileo llevados a cabo por los soberanos merina. Después de la conquista merina, la reina Ranavalona I encargó a su gobernador la labor de instruir a los “incivilizados” habitantes de la zona. De ahí el nombre de la ciudad “buena educación”.DSC_0072 (Large)
Los festivales betsileo son la Famadihana, un ritual funerario en el cual se exhuman los restos, se les pone otra mortaja de seda y se les vuelve a enterrar. Las tumbas las ponen en sitios muy inaccesibles ya que hay ladrones que roban las mortajas de seda, pues son muy valiosas.
Otro festival se llama Lanonana, dura varios días y se canta, baila, rituales etc. Por último está el Tolon’Omby o Savika, que son como nuestros toros, pero no se les mata.
El Fondo Mundial de Monumentos la incluyó en la Lista Watch 2008 de los 100 sitios con más riesgo debido a que muchos de los edificios del casco antiguo estaban en muy malas condiciones. Menos mal que los trabajos eran fáciles y se pusieron manos a la obra.
La ciudad está dividida en tres grandes áreas. En la zona baja, concurrida, caótica, en la que sientes que estás en África, donde se encuentra la estación de tren y taxi-brousse. Más arriba está la ciudad nueva, el área de los bancos y algunos hoteles. Más al sur y cuesta arriba está la haute Ville o Tanana Ambony, la zona alta, muy tranquila, con calles adoquinadas, edificios antiguos, bella arquitectura, iglesias, bonitas vistas del lago y de los arrozales.
Está zona es la más antigua, se fundó en 1830, tiene muchas iglesias y colegios. Casas con buhardillas y con callejones estrechos. Fue construida alrededor de 6 iglesias en el punto más alto de la ciudad. La iglesia Antranobiriky es la iglesia más antigua del sur de Madagascar. La catedral Ambozontany de estilo toscano es de 1890. El monte Kianjasoa a 1370 metros de altitud es el pueblo real antiguo, pero solo se conserva una piedra de todo el complejo. Ahora hay una escuela con unos niños muy simpáticos y una antena de telefonía o radio. Si no te lo dicen se te pasa por alto la Rova.
Aquí llegamos con nuestro coche y lo visitamos con tranquilidad. El autobús 22 te deja al inicio de esta zona de la ciudad tan interesante. Ya de vuelta pasamos por una cafetería tetería muy bonita donde hacen bocadillos, zumos naturales y el plato del día, que hoy es chilly con carne”. Se llama Chez Imanoela en el Iot IR 19. Nos pedimos un bocadillo de queso con salami, tomate y pepino muy bueno que nos cuesta 8.000 Ar. Hay zumos de limón, papaya, ananás por 3.000 Ar. nos traen una lecherita con azúcar liquido para poner en los zumos por si los queremos más azucarados. El de limón está buenísimo, además el vaso tiene un reborde de azúcar. Todo muy cuidado y el jardín donde nos lo comemos muy agradable.DSC_0054 (Large)
Volvemos a la estación del tren, pues antes hemos ido y de 12 a 2:30 está cerrado. En estos momentos, hay tren dirección Manakara el martes y el sábado. Queríamos comprar los billetes pero nos dicen que no, que el sábado a las 6:30 tenemos que estar allí para comprarlos. Nos dice la taquillera que ya hay un vagón de primera lleno y que pondrán otro como mínimo.
Antes de ir hacia Ranomafana, vamos a reservar la noche de hotel del viernes, para asegurarnos tener una habitación. Vamos al Hotel Soratel, muy cerca de la estación, nos cuesta 45.000 Ar la doble con baño dentro y desayuno incluido. Nos enseñan la habitación y está muy bien. Hay wifi, lo cual comprobamos, ya que aprovechamos para revisar correos. Está en el inmueble Sorako, de hecho, está en la 4 planta y para llegar se pasa por una tienda de muebles !!!
Solucionado todo, vamos hacia nuestro próximo destino que es Ranomafana.
Llegamos a Ranomafana y los primeros cinco hoteles donde preguntamos están llenos. Nos empezamos a preocupar pero en el Ihary Hotel encontramos unos bungalows por 52.000 Ar que no están mal. Tienen el baño dentro y en teoría el hotel tiene wifi.
Al principio sí que la hay, pero al cabo de unos momentos ya no funciona. Nos vamos a buscar algo para cenar y nos metemos en un Hotely, que son los restaurantes locales. Pedimos Pato al ajillo acompañado de patatas y una tortilla a las finas hierbas. Para postre pedimos piña y van enfrente compran una y nos la ponen ya peladita. Todo está muy bueno y nos cuesta con dos cervezas para los tres 24.500 Ar.DSC_0091 (Large)
Ranomafana significa agua caliente, tiene unos 10.000 habitantes y está a 876 msnm. Próxima a las montañas del río Namorana, durante la época colonial fue un popular centro de baños termales y hoy es el principal punto de partida para visitar el parque del mismo nombre, del que dista 6 km.
El lugar es realmente agradable, rodeado de frondosa vegetación, repleto de niños y gente amigable, además de mucha oferta hotelera, por lo que siempre está animado. El mercado es grande y muy popular en toda la región; se puede comprar artesanía y vale la pena probar las jugosas fresas.
Los baños termales se localizan en un lugar muy bello, al otro lado del puente. Dicen que el agua cura muchas enfermedades, como problemas gástricos e intestinales, asma y reumatismo entre otras. Justo debajo de los baños está la piscina de agua caliente, más limpia e ideal para relajarse y contemplar el paisaje.
Damos una vuelta por el pueblo que nos sorprende por su actividad. Hay muchos turistas, cosa que hasta ahora era una novedad, pero es que hay animación de locales jugando al billar, los futbolines o por la calle y eso que son las 8 de la noche, que aquí es muy tarde.DSC_0477 (Large)

DÍA 28: 31-7-2015 VIERNES RANOMAFANA – PARQUE NACIONAL DE RANOMAFANA – FIANARANTSOA

Vamos a desayunar al pueblo nuestro café con pastitas malgaches, aquí cuesta el doble a 200 Ar cada cosa. A las 8 ya vamos hacia el parque nacional, pero parece que somos los últimos, ya que en el parking hay muchos coches.
El precio de la entrada es 25.000 Ar como en todos los parques nacionales de Madagascar, lo que varía es el precio de los tours. Hay 5 diferentes, uno que es el más completo que cuesta 75.000 Ar y que dura 8 horas. Son muchas horas, con lo que nosotros cogemos uno más corto que dura 3 o 4 horas.
Este parque tiene 41.601 Ha y está clasificado como Patrimonio de la Unesco desde 2007, con el nombre de Pluviselva de Atsinanana. Está localizado a 70 km de Fianarantsoa. El paisaje es muy montañoso, con zonas pantanosas, aguas termales y valles estrechos. Sus suelos son ferralíticos, generalmente ácidos, infértiles y erosionados excepto en las zonas bajas de las laderas. La temperatura media anual oscila entre los 14 y los 20 grados. Llueve 9 de los 12 meses del año, siendo las máximas lluvias en septiembre y octubre.DSC_0058 (Large)
En su flora predomina el bosque denso bajo, medio y el bosque esclerófilo con bambú entre los 1200-1300 m. hay también una zona de valles empantanados y el bosque de pantano con algunas especies raras. En su fauna 38 especies de mamíferos, como el sifaka diadema, el lémur manso de nariz ancha y el maki. También la mangosta de Madagascar o fosa y un tenrec acuático. Entre las 113 especies de aves, 64 endémicas, están el pato de Meller y la polluela malgache. Hay 30 especies de reptiles, 5 endémicas, y 54 de anfibios.
Nuestra guía se llama Lola y es muy maja, está en contacto con otros guías que van informando de donde se ven los lémures o camaleones. También tenemos nuestro rastreador que es muy bueno.
Vemos unos cuantos lémures pero a bastante altura, solo hay uno que está a unos 2 metros del suelo y que nos mira con curiosidad. A pesar de la cantidad de gente que hay no se asusta y se queda en su ramita. Nos enseña un gecko que no debe medir más de 4 cm y que es imposible verlo si no es que te lo enseñan.

Después del treking cogemos el 4 x4 y volvemos hacia Fianarantsoa. Nos encontramos con Nacho y Adriana que están alojados en el mismo hotel. Esta pareja viajera, los conocimos en Ambalavao pues se alojaban en el mismo hotel que nosotros.
Son unos expertos viajeros y Nacho ha dado la vuelta al mundo dos veces, la primera casi toda sin coger ningún avión, la segunda ya con Adriana la hizo hace muy poco tiempo. Viven en Zaragoza y es un placer estar con ellos, ya que tienen infinidad de aventuras que contar y han ido a sitios que ni conocemos.

Vamos a cenar enfrente de nuestro hotel porque casi todo está cerrado, ya que hay poquísimo turismo.

DÍA 29: 1-8-2015 SÁBADO FIANARANTSOA – TREN DE LA SELVA – MANAKARA

A las 6:15 ya estamos preparados para el desayuno, hemos cogido el papelito para que nos lo den. Se nota que el dueño es chino, ya que el sistema es igual. Cada persona tenemos nuestra bandeja con la barra de pan, la mantequilla, la mermelada y el café o té.
Xavi y Nacho van a la estación a por los billetes de tren. Nos cuestan 25.000 Ar más 15.000 por la reserva de asiento. Cuando terminamos de desayunar cargamos las cosas y nos vamos con el coche a la estación de tren. En ese momento compran los billetes y al entrar a la estación vemos que hay un vagón de primera para extranjeros, que se estrena hoy, impoluto muy moderno, amplio y agradable. Nosotros vamos al que nos dicen que es primera pero es un vagón, cutre, donde lo único que nos diferencia del resto de malgaches es que tenemos en el respaldo del asiento un papel pegado con celo que pone que las plazas son reservadas. El problema es que tenemos el váter justo al lado y ya antes de salir tiene un olor apestoso.DSC_0253 (Large)
Hay 17 paradas marcadas, son 170 km, que según las informaciones que tenemos puede durar de 7 a 12 horas, aunque todo depende de la carga y descarga de mercancías y de los descarrilamientos que haya. Nuestras amigas la Eloise y la Aurelie, lo cogieron el martes y ellas tardaron 11 horas en total.
Esta línea ferroviaria data de la década de 1930, y se nota. Los vagones son algo vetustos, la FCE cruza a ritmo majestuoso esplendidos paisajes, plantaciones, montañas, cascadas y acaba a orillas del mar. Cada parada es un espectáculo, mucha gente vendiendo todo tipo de productos a los pasajeros y estos desde las ventanas comprando, negociando, un mosaico de colores; es posible adquirir algunas de las exquisitas frutas de la zona. Se puede bajar tranquilamente entre paradas, pero hay que estar atento a la salida.
En teoría sale a las 7 de la mañana, nosotros salimos solo 40 minutos más tarde, tenemos esperanzas de llegar a una buena hora. Cada 10 km más o menos hay una parada de tren. Hay un hervidero de gente que sube, baja y sobre todo que vende comida y bebida. Desde luego hambre no pasas, ya que venden rebozados de verduras, samosas, choricitos fritos, fruta etc.
Son pueblos que viven gracias al tren, ya que no hay carreteras que pasen cerca y todo su comercio está ligado al tren, pero no por los turistas, sino por la gente malgache que compra, vende y se desplaza con él. Hay la posibilidad de cogerlo dos paradas después de Fiana, que es lo que hace un grupo de turistas.
Hay paradas en las cuales estamos más de una hora, también hay señoras que venden artesanía, que al final es una tentación, porque estás tanto rato que al final caes. Los pueblos se ven pobres, pero la gente es industriosa y trabajan todo el rato. Los niños también, en las zonas donde hacen ladrillos, los mayores hacen los tochos y ellos se encargan de trasladarlos a la carretera donde se venden a los interesados. Se ponen en la cabeza 12 o 14 ladrillos y trabajan un montón de horas, ahora que están de vacaciones.DSC_0273 (Large)
A medida que vamos pasando estaciones, el tren se va llenando cada vez más. Preguntamos a qué hora llegaremos a una responsable del tren que de vez en cuando nos viene a saludar y ver si vamos bien. Nos dice que a las 9 más o menos, ya vemos que eso no es verdad pues llevamos mucho retraso. Las últimas 6 paradas hay tanta gente en los pasillos, que nos es imposible movernos. Ya se ha hecho de noche y estamos cansados y con ganas de llegar.
Llegamos a las 11:30 después de muchas horas. Nuestro conductor nos está esperando y nos lleva al hotel que tenemos reservado que se llama Les Flamboyants. Al reservarlo, el guía que han escogido Nacho y Adriana para hacer los pangalanes les ha dicho que costaba 45.000 Ar.
Nosotros cuando vemos la habitación, no nos podemos creer que cueste esa cantidad, pues el baño está fuera, no hay agua caliente y la habitación es muy justita. Le preguntamos al vigilante que es el único que hay a estas horas y nos dice que cuesta 20.000 Ar.
Por ese precio está bien, como no había más habitaciones, nosotros tres compartimos habitación, ya que han puesto un colchón en el suelo para Xavi. Evidentemente está todo cerrado y nos vamos directamente a dormir, pues tenemos los huesos hechos polvo.

DÍA 30: 2-8-2015 DOMINGO MANAKARA – AMBOSITRA

Hoy la diana es un poco más tarde, aunque tenemos muchos km hasta nuestro destino. Vamos a desayunar enfrente de nuestro hotel, donde nos comemos unas tortillas francesas y pastas que no están muy buenas. Nos invita Nacho, pues vendrá con nosotros en el coche hasta Ambositra.
Al pagar la habitación nos dice la señora que son 45.000 Ar y le decimos que ni hablar que son 20.000 Ar, y no insiste más. La diferencia es lo que pensaba quedarse el guía por el morro. Como les ha cabreado tanto el intento de timo, se vienen ya para el norte y harán el canal de Pangalanes desde Tamatave, que también se puede hacer.DSC_0258 (Large)
Pasamos por pueblos rebosantes de gente pues hay mercados, muy coloridos. Pasamos por uno, que hay muchísima gente, se nota que el mercado es el domingo. Casi no puede pasar el 4 x 4.
Cuando llegamos a Ranofamana, paramos a comer. Como la carretera tiene muchas curvas, tenemos el cuerpo un poco revuelto y nos compramos una piña por 3.000 Ar, que nos pelan para podérnosla comer tranquilamente. Xavi come unas butifarras con judías muy ricas a un precio malgache.
Seguimos y cuando llegamos a la RN7, hay bastantes km que son muy malos, hay muchísimos baches, que por un lado mal, pero por otro lado mejor pues así no corre tanto nuestro Fitipaldi particular.
A unos 60 km, ya mejora la carretera y hace una carrera desenfrenada por llegar, ya que no le gusta conducir de noche, cosa comprensible, pues en la carretera va gente en bicicleta, andando, hay animales y no se ve nada en absoluto.
Llegamos a Ambositra al hotel Mania, ya de noche cerrada, a las 6 de la tarde. La habitación nos cuesta 37.000 con baño dentro. Hasta hace unos años era el mejor hotel de la ciudad, pero ahora han construido otros mucho más lujosos, como el nuevo Artisanat que tiene unas cabañas de madera preciosas. Nuestro chofer se queja porque dice que el siempre va al Artisanat ya que tienen parking y esta ciudad no es segura para dejar el coche en la calle. Además está en un trozo de la calle muy estrecho. Al preguntar en el hotel le dicen que lo puede llevar a un sitio seguro. El wifi funciona muy bien, tanto en el restaurante de nuestro hotel como en las habitaciones.DSC_0297 (Large)
En la guía habla del restaurante Tanamasoandro, a unos 200 metros del hotel. Vamos a ver qué pinta tiene y nos gusta. Eso sí, tenemos que ir ya, pues a las 9 cierran y ya sabemos que tardan bastante en hacer los platos. Tiene una decoración a base de mesas con marquetería, mascaras y una tienda donde venden todo tipo de trabajos de la madera.
Pedimos steak de cebú con patatitas fritas que está muy bueno. Cuesta cada plato 12.000 Ar y la cerveza 4.000 Ar. hay también sopitas que cuestan 3.000 Ar.
Hace bastante frio y además llueve. Hemos cambiado del verano al invierno en unos pocos km.

DÍA 31: 3-8-2015 LUNES AMBOSITRA – LAGO ANDRAIKIBA – LAGO TRITRIVA – ANTSIRABE

Ambositra es un pueblo agrícola betsileo de alrededores montañosos, cuyo paisaje viene marcado claramente por el verde de los campos de arroz. Está considerada la capital de la artesanía malgache en la talla de madera, sobre todo por la belleza de los trabajos tradicionales de los artesanos zamimaniry, que viven en los bosques de los alrededores, verdaderos maestros en el arte de la talla de la madera fina como el palisandro, palo de rosa y ébano y la marquetería.
El conocimiento es transmitido de una generación a otra y el resultado es un buen número de talentosos ebanistas y carpinteros altamente cualificados.
A primera hora de la mañana, casi todas las cimas de las montañas están cubiertas de niebla y escarcha, sobre todo en julio y agosto. A medida que se levanta el día, la niebla da paso a los hermosos colores brillantes al sol propios de las plantaciones de arroz.DSC_0324 (Large)
Se puede visitar el palacio real, ultima residencia del rey betsileo, el convento benedictino donde se puede disfrutar de una misa con cánticos profundamente africanos.
Los domingos se celebran en la entrada del pueblo, peleas de gallos, donde lo más interesante es el ambiente.
Para desayunar vamos al mercado, aunque aquí ha habido inflación, nos cobran a 200 cada cosa.
Paseamos un rato por el pueblo a ver las artesanías que son típicas de la zona. Hay muchas cosas bonitas, el único problema es el transporte. Si volviésemos ya hacia España, compraríamos cosas, hay cajas de marquetería con cierre secreto por 35.000 Ar, otras con juegos como ajedrez, juego de la oca, con sus cajoncitos con las fichas etc.
Hay bisutería y más cosas hechas con cuerno de cebú. Compramos alguna cosilla, pero como el día no acompaña, cogemos el coche y nos vamos dirección Antsirabe.
Hubiéramos visitado las aldeas Zafimaniry, es un grupo de aldeas localizadas al sudeste de Ambositra que fue declarado en 2008, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. La comunidad es la última depositaria de una cultura original en el trabajo de la madera, antes difundida por toda la isla. Hoy quedan unos 25.000 representantes de este grupo repartido en un centenar de pueblos y aldeas diseminadas en las montañas de la región.
Llevan generaciones ejerciendo de madereros, carpinteros y artesanos y en torno a la madera han ideado un conjunto de técnicas y forjado unos sólidos conocimientos.DSC_0340 (Large)
En madera elaboran los zafimaniry casi todos los objetos de uso cotidiano y casi todas las superficies con revestimiento de madera (paredes, ventanas, postes, vigas, taburetes, baules). Las casas y las tumbas, se encajan según la técnica tradicional de la muesca y la espiga, sin clavos ni bisagras ni pieza metálica alguna.
Los graneros se levantan sobre pilares redondos y constituyen una particularidad distintiva del paisaje de montaña. Los motivos geométricos que decoran la mayoría de los objetos de madera reflejan no solo los orígenes austronesios de la comunidad, sino también las influencias árabes. Aunque el número de motivos es limitado, no existen dos piezas idénticas gracias a la creatividad de los artesanos.
Es posible visitar las 21 aldeas en un bucle de 9 días, para ello se requiere una buena forma física y adaptación al medio. La gente de la zona vive en condiciones precarias, no hay tiendas para comprar nada, ni siquiera agua mineral. El día de mercado de Antoetra, los aldeanos aprovechan para vender sus productos, entre ellos utilizan sobre todo el trueque. La madera de palisandro utilizada en sus tallas van a buscarla a km de distancia, incluso a Ranomafana, un trayecto que hacen a pie. La mayoría vive del ganado, aunque este no abunda.
Hay 97 km por una carretera con algunos tramos en mal estado, pero que habiendo salido a las 10 de la mañana, llegamos a las 12 a Antsirabe.DSC_0015 (Large)
A 7 Km al oeste de Antsirabe por la RN 34, las orillas del casi circular lago Andraikiba, de unos 165 m de profundidad, son muy agradables para pasear. Nos encontramos a gente que está limpiando el lago de una planta parasita y que lo ha cubierto en un lado por completo. Ponen como unas redes con botellas vacías para acercar las plantas a la orilla y luego unos señores las van sacando. Nos dicen que con ellas hacen abono.
A 10 km al suroeste, el lago Tritriva, el lago cráter más famoso del país que cuenta con una inquietante leyenda, aquí se suicidaron Romeo y Julieta en su versión malgache, y en el lugar aparecieron dos lianas que todavía pueden verse. Sus aguas poseen una particularidad inexplicable: descienden en época de lluvias y crecen en la estación seca. Hay muchísimos niños vendiendo unos colgantes con piedras, algunos hablan muy bien inglés y francés, nos dicen que tienen que vender cosas pues el colegio es privado y tienen que pagar cada mes 5.000 Ar los de primaria y otra que tiene que ir a estudiar a Antsirabe tiene que pagar 20.000 Ar.
De allí ya volvemos a Antsirabe al hotel Hasina que tenemos reservado. Cuesta la doble con baño dentro y wifi 39.500 Ar. nos despedimos de nuestro conductor pagándole la mitad del coche y yendo a llenar el depósito de gasolina para su vuelta a Tulear.DSC_0336 (Large)
En total nos ha costado 1.080.000 Ar el alquiler del coche y en gasolina 1.144.000 Ar. Es un Patrol antiguo y consume muchísima gasolina. Tampoco ha ayudado la conducción agresiva que tenía Cristopher. En Euros ha sido 674 € a repartir entre 3 personas. A nosotros nos ha costado la broma 450 €.
Comemos algo, pero como son ya las 4 de la tarde, nos esperamos ya para cenar en condiciones.
Nos vamos a pasear un poco, pero es agobiante la cantidad de gente que hay pidiendo limosna y vendiendo camisetas, collares, vainilla etc.
Vamos a la Asociación de guías que hay al lado de Chez Billy y nos dicen que hay ceremonia de los muertos el 9-10 de agosto y el 12 y 13 de Agosto. Nos piden 400.000 Ar por que según el hay que alquilar un coche y que es para 3 personas. El primer día es la presentación de la familia, por la noche hay música y fiesta, el segundo día es cuando se saca el muerto, se le cambia la indumentaria y vuelta a meterlo en la tumba.
Entramos a Chez Billy y le preguntamos si sabe de alguna ceremonia. El dice que no, pero que mañana a las 8 de la mañana vendrá un señor que nos puede decir, si hay o no.DSC_0358 (Large)
Volvemos al hotel y al rato salimos a cenar al Pousse-Pousse todos juntos. Por poco nos quedamos sin mesa, hay que reservar con antelación pues no es muy grande y como en la guía pone que es de los 4 mejores de Madagascar, y está a un precio razonable, la gente viene.
Tenemos que esperar casi dos horas para que nos traigan la comida, pero la espera tiene su recompensa pues todo está muy bueno. Comemos cebú marinado que está excelente y una bandejita con foie, buenísimo.
Volvemos al hotel a una temperatura de 11 grados, o sea congelados.

DÍA 32: 4-8-2015 MARTES ANTSIRABE

Hoy es día de relax, que hacía falta, pues han sido días de mucho ajetreo. Vamos a desayunar a la Boulangerie Mirana, muy cerca del hotel y donde hay unas pastas increíbles, quesos y unas barras de pan exquisitas. Un croissant y un café cuestan 3.400 Ar, pero se disfruta mucho.
Nos ha venido a ver un guía, que nos ha dicho que mañana habrá ceremonia de los muertos. Es fady (tabú) que haya ceremonias los martes y los jueves. Nos pide para ir los cinco 110.000 Ar.
Ya veremos si aparece, hemos quedado a las 10 y viene porque ayer en Chez Billy nos dijo que había una posibilidad de ceremonia y que enviaría a la persona encargada.
Nos vamos al gran mercado que todavía no habíamos visitado y estamos toda la mañana ya que es muy grande y se visita tranquilamente. Hay tiendas cerradas porque el mercado a todo funcionamiento es los miércoles, o sea mañana. Nadie te dice nada, si haces una foto, te dan las gracias y son muy amables. Ni los conductores de pousse-pousse dicen nada, al contrario de los que hay siempre a la puerta del hotel que nos persiguen para que los cojamos.DSC_0349 (Large)
Hay grandes paradas con zanahorias, cebollas, tomates, berenjenas, pimientos etc. los precios son de algunas cosas caras por ejemplo el azúcar cuesta lo mismo que en España. Cuando hemos ido a tomar café a un chiringuito de la calle, a veces, las señoras se quedaban sin azúcar porque lo compraban de 50 gramos en 50 gramos. Mandaban rápidamente a un niño a comprar más.
La zona de carne tiene incluso lengua de cebú …. Hay una gran parte del mercado dedicado al pescado seco, incluso con gambas.
Volvemos al hotel a descansar un rato, pero luego vamos al peluquero a que Antonio se corte el pelo. En una peluquería nos han pedido esta mañana 15.000 Ar por cortarle el pelo y 5.000 Ar por la barba !!!!. Ahora, cerca del mercado pequeñito, el peluquero le ha pedido por todo 3.000 Ar. Se ha estado más de media hora y lo ha dejado como un pincel.
También pasamos por la artesanía ya que hay cosas muy bonitas y bien de precio.
Tenemos un supermercado muy cerca donde hay un gran surtido de cosas, de comida o bebida.
Para cenar vamos al Razarfimanonjy, en la misma calle de nuestro hotel, frente al mercado. Hay música en directo, muy agradable, con sus velitas, todo romanticón. La comida no está nada mal y los rum arrange tampoco están mal. Salimos muy contentos, cenamos los 5 por 80.000 Ar.

DÍA 33: 5-8-2015 MIÉRCOLES ANTSIRABE – FAMADIHANA – ANTSIRABE

Hoy a las 10 – 10:30 hemos quedado con Michelle, ya veremos si viene. A las 10:15 se presenta sin coche, nos dice que no lo ha conseguido y que hasta las 2 de la tarde no se hace la ceremonia en si. Nosotros le decimos que podemos hacer hasta entonces y nos dice que nos puede llevar a ver unos artesanos que hacen miniaturas de coches, bicicletas o pousse-pousse, unas señoras que bordan telas y el trabajo del cuerno del cebú.
Vamos andando hasta allí, mientras tanto nos va explicando cosas de la cultura malgache. El que hace las miniaturas es un artista increíble, utilizan todo reciclado y les quedan unos trabajos maravillosos. La verdad es que los precios son económicos, pues una bicicleta cuesta 5.000 Ar, los imanes con lémures, camaleones o lagartos cuestan también 5.000 Ar, los pousse-pousse 15.000 Ar y el taxi-brousse 20.000 Ar.
Las señoras bordan manteles, caminos de mesa, etc. y lo hacen tan bien que son doble cara. El arte del bordado está muy extendido en toda la isla y son las mujeres sus artífices. Decoran sobre todo sabanas, manteles, toallas y textiles variados. La mayor parte del material empleado es de origen local. Los bordados representan animales, flores de colores vivos, paisajes isleños y escenas de la vida diaria. Para los amantes de los bordados, hay unas telas tejidas a mano, muy coloridas y muy bellas, en las que están representados los aspectos más destacables de la vida malgache.DSC_0416 (Large)
El cuerno de cebú también nos enseñan todo el proceso, que para dejarlo tan pulido son 4 fases. Vemos todo el proceso con una cucharilla de café. Luego nos invitan a ir a la tienda donde los precios son exorbitantes. De hecho de todos los turistas, nadie compra nada, duplican como mínimo los que habíamos visto en otros sitios.
El guía nos comenta que veremos gallinas, perros, patos, ocas por las calles pero que gatos no veremos ninguno. La razón es que se los comen los malgaches, el dice que tiene en casa pero que son para compañía.
Cogemos un pousse-pousse y nos lleva a la ceremonia. Por la carretera ya vemos la banda de música, los familiares cantando y bailando, un ataúd sobre la cabeza de un señor etc.
Nos han contado que cada ceremonia se hace en el día que el adivino dice que es de buena suerte, se le tiene que consultar previamente, el tira unas piedras, las estudia y da su veredicto.DSC_0448 (Large)
Las ceremonias Famadihana se hacen de una manera particular. A la sombra de los arboles se encuentran numerosas mesas de picnic, llenas de dulces y de cuencos de arroz humeantes. Mientras un grupo toca una melodía cálida y divertida, se abre la puerta de piedra de la tumba familiar. Las viejecitas esperan junto a la puerta, con una agradable expresión de dignidad bajo los sombreros de paja. Los hombres de mediana edad se achispan con ron casero, bailando al ritmo de la música.
Uno a uno, se extraen los cadáveres de la tumba, envueltos en esterillas de paja, y se los pasea por encima de las cabezas de la alegre multitud. Se vuelve a envolver los cuerpos con prístinos pañuelos blancos (lambas), rociados con perfume y meticulosamente etiquetados con el nombre del difunto. A continuación hay un periodo de calma. Los miembros de la familia sostienen los cuerpos sobre sus regazos en silenciosa comunicación, llorando pero al mismo tiempo felices. El aire está inundado de emoción. Entonces se pasea a los cuerpos una vez más alrededor de la tumba, se leen unos versos tradicionales y se vuelve a sellar la piedra con barro, que permanecerá así hasta dentro de siete años.
Se realiza cada año, entre junio y septiembre, el viajero puede visitarlas en estas fechas, siempre y cuando se concierte una visita a través de un operador turístico local. No se pueden hacer fotografías a menos que se tenga permiso explicito para hacerlas.DSC_0378 (Large)
Nosotros no tenemos ningún impedimento para hacer fotografías, de hecho nos dan las gracias cuando las hacemos. Al lado de la tumba familiar hay dos tumbas en la tierra de dos niñas pequeñas que hoy también las van a meter junto con el resto de familiares. Los envuelven con la tela blanca y les ponen con un bolígrafo el nombre encima.
La gente está algo achispada ya que el ron ha corrido desde ayer en abundancia. Han puesto paradas de Coca-Colas, cervezas, rones varios y comida.
Las mujeres y los hombres bailan por separado y nosotras nos incorporamos a la fiesta para gran alegría de las asistentes. Son personas sencillas que se ven honradas porque unos bahasa hayan querido ver su ceremonia.
Hay un representante del barrio, un policía y los de la familia. Para desenterrar a los muertos los encargados son los maridos de las hijas de la familia que se van turnando para ir sacando la tierra. Cuando ya solo queda la piedra tiran un poco de ron y ellos también beben y bailan.
Van sacando los cuerpos uno a uno envueltos en la alfombra de rafia y los van poniendo a la sombra, donde sin sacarle la antigua tela los envuelven con la nueva. En esta familia el hechicero ha dicho que tienen que hacer la fiesta cada 5 años. Si alguien se muere en ese intervalo, tienen que esperar a la fiesta y enterrarlos al lado como las dos niñitas que murieron hace poco.
La gente se va achispando cada vez más y nuestro guía nos dice que va siendo el momento de irse, pues se están poniendo algo agresivos, pidiéndole cada vez más dinero.
Cogemos el taxi-brousse que nos deja cerca de nuestro hotel, aunque pasamos por el supermercado para comprar alguna cosilla.DSC_0407 (Large)
Para cenar hemos quedado que iremos al Trianón, un hotel con restaurante francés. Cenamos carne de zebú, pescado con patatitas, todo muy bueno. Nos dan unos panecillos de pan recién hechos buenísimos. Sitio muy recomendable con precios muy similares al resto de restaurantes buenos de Antsirabe. La decoración también merece una mención especial ya que está todo muy cuidado.

DÍA 34: 6-8-2015 JUEVES ANTSIRABE – ANTANANARIVO – MORAMANGA

Hoy, a las 7 de la mañana nos viene a buscar una Mercedes Sprinter al hotel que nos llevará a Tana. Nos cuesta 15.000 Ar, pero tenemos nuestros asientos reservados. Hoy tenemos suerte y nos sentamos junto al conductor, donde vamos muy cómodos y viendo todo perfectamente.
Salimos de Antsirabe a las 8 de la mañana y tardamos unas 3,5 horas en llegar a Tana. Nos paran unas 7 veces, los policías de la Gendarmerie y a todos les dan un soborno. El procedimiento es, dar la cartera con los documentos del coche y fuera dobladito en la parte de abajo un billete de 2.000 Ar. Hacen como que revisan los papeles y se quedan el billete.
Cuando llegamos a Tana, el problema es que tardamos media hora para llegar de la carretera a la estación de taxi-brousses por el colapso que hay. Es mejor bajarse cuando va a girar, ya que hay taxis en la carretera y te evitas los pesados que te quieren cobrar una barbaridad por llevarte al centro de la ciudad o donde quieras ir.
Nos piden 20.000 Ar. pero lo conseguimos por 10.000 Ar al Hotel Sole que está en el centro. Dejamos una mochila con cosas que no necesitamos y así vamos más ligeros. Vamos a comer algo al Sakamanga, nos pedimos unos bocadillos de queso por 10.500 Ar, buenísimos y el de atún también está espectacular por 7.000 Ar.
Como es pronto, cogemos un taxi que nos lleva a la estación de Ampasampito, a unos 3,5 km al nordeste del centro de la ciudad. Después de preguntarnos y acosarnos para ver donde queremos ir, nos dicen que para ir a Andasibe tenemos que ir a Moramanga y de allí a Andasibe. Cuando ya estamos decididos a ir a Moramanga, una chica de la compañía Alpha Trans, que tiene una oficina en la estación de buses, nos dice que ellos sí que irán a las 4:30. Es muy amable pues nos deja su móvil para llamar a algunos hoteles para reservar habitación pero no nos convencen.DSC_0212 (Large)
Sale realmente a las 5:40 de la tarde. Llegamos a las 8:30 a Moramanga y se pone todo el mundo a cenar. Nosotros estamos un poco mosqueados porque es muy tarde y no tenemos hotel reservado. Al pedirle a la dueña que nos llame por teléfono a reservar hotel, nos pregunta que a donde vamos, le decimos que a Andasibe, y nos dice que ese autobús no lleva a Andasibe, que deja en la carretera a 3 km del pueblo. Nuestro tiquet, pone claramente Andasibe, pero no podemos hacer nada.
Nos cabreamos porque no sabemos qué hacer, por las horas que son, pero nos da miedo llegar al cruce cerca de las 10 de la noche y que no haya nada para ir al pueblo. Además en Madagascar a partir de las 8 de la noche está todo cerrado y la gente durmiendo, ya que van con la luz solar.
Nos quedamos en Moramanga después de decirle cuatro cosas al conductor del bus. La señora del restaurante nos acompaña a un hotel bastante cutre que hay al lado.
Se llama Hotel Nadia, nos cuesta la doble 30.000 Ar, con baño dentro. Ha conocido tiempos mejores, pero el baño de nuestra habitación no ha sido limpiado desde que lo construyeron. Xavi nos comenta que hay agua caliente, pero nosotros preferimos no probarlo. Bajamos a ver si comemos algo, pero a esas horas ya no queda nada abierto, con lo que compramos algo de bebida y nos vamos a dormir algo cabreados por la situación creada.

DÍA 35: 7-8-2015 VIERNES MORAMANGA – ANDASIBE – PARC MITSINJO – ANDASIBE

Vamos a desayunar al lado del hotel nuestro cafecito con la pasta de siempre, pero el precio son 1800 Ar. los tres.
A las 7:20 ya estamos en la estación de taxi-brousses, donde nos ha llevado a la ventanilla donde se compran los billetes, la señora del restaurante de ayer tan amable que nos buscó el hotel y nos acompañó.
Cuesta 2.000 Ar. pero el autobús está casi vacío, solo hay una persona y se ha de llenar con 22 personas para que salga. Salimos a las 8:30, no hemos esperado demasiado. Tardamos una hora en hacer los veintitantos km que hay de Moramanga a Andasibe.DSC_0454 (Large)
Vamos al hotel Les Orchidees donde nos quedamos una habitación doble con baño dentro y agua caliente por 40.000 Ar., está muy limpio, aunque sencillo, sin nada superfluo, y la señora es muy amable.
Nos vamos a ver que visitamos y después de ver las posibilidades nos decantamos por ir al Parc Mitsinjo.
Es una asociación privada, independiente del Parque Nacional, preocupada por sensibilizar a la población local sobre la importancia de conservar la biosfera. Organizan circuitos en un área boscosa, externa con guías especializados en pájaros, reptiles, lémures … Aquí se puede observar muy de cerca al Indri, incluso darle de comer. La asociación colabora con Mad’Arbres, una empresa que organiza excursiones con tirolinas. Desde las copas de los árboles y con suerte se podrán ver a los indris a otra altura. Aquí si se pueden hacer circuitos nocturnos dentro del parque, en el parque nacional se hacen por carretera, por dentro del parque están prohibidos.
El tour de 2 a 3 horas cuesta 35.000 Ar por persona. Nos acompaña como guía Yusuf, quien nos va explicando cosas de flora y nos va enseñando árboles como el palisandro que tarda en crecer muchísimo tiempo ya que en invierno hiberna y para tener un diámetro de unos 20 cm el tronco tarda unos 200 años. Nos dice que en este parque solo quedan 10 ejemplares porque hasta 1974 se podían cortar los árboles sin problemas.
Hay unos ejemplares endémicos de plantas que son las Vakonas, que sirven de cobijo a unas ranas pequeñísimas de menos de 2 cm, que solo viven en estas plantas pues beben el agua que contiene, no pueden beber la del rio ya que tiene unas sales que no les gustan. Algunos lémures también hacen los nidos dentro de ellas y algunos pájaros.
Vemos un camaleón enorme que solo existe en este parque de color verde, el camaleón de Parson, y que tiene unos cuernos encima de la boca. Le acerca un palo con un saltamontes y a una velocidad pasmosa saca la lengua y se lo come.
Seguimos caminando por este parque y vemos un indrí-indrí. Solo se pueden ver en estos parques de la zona, no existe en ningún sitio más.
En malgache al indrí se lo denomina babakoto, que significa padre de Koto. En realidad la palabra indrí significa “mira ahí arriba” y fue confundida con el nombre del animal por algún explorador europeo a quien los lugareños mostraban el babakoto.DSC_0461 (Large)
La tradición cuenta que el babakoto adoptó su nombre cuando un niño llamado Koto subió a un árbol de la selva en busca de miel. Koto incomodó a un enjambre de abejas y, con todo su cuerpo lleno de picaduras, no pudo sujetarse al árbol, cayendo al vacio. Un indrí lo salvó, agarrándolo entre sus brazos. Así fue como tomó su nombre.
Una versión alternativa de la leyenda narra que un día, el joven Koto se aventuró en la selva para buscar comida. Al ver que el niño no regresaba, su padre fue a buscarlo, pero éste tampoco regresó. Finalmente los aldeanos mandaron a un grupo de búsqueda, pero lo único que encontraron fueron dos indris en un árbol, llorando en señal de luto. Al ver su extraña apariencia humana, los aldeanos creyeron que las dos personas desaparecidas se habían convertido en lémures y nombran babakoto a la criatura, en honor al fiel padre.
Se considera fady, matar o comer indris, lo que ha desempeñado un papel fundamental en la garantía de supervivencia.
El indrí que vemos tiene un año y medio y un ojeador le va dando hojas de un árbol y el ha bajado a una altura de 2 metros más o menos del suelo. Lo podemos ver muy bien, el va comiendo sin inmutarse. Cuando ya no le da más hojas, se sube un poco más en el tronco del árbol y sigue comiendo. Nos comenta el guía que tienen que comer 5 kilos al día de hojas con lo que están mucho rato comiendo.
En otro árbol hay un indrí que nos comenta que es el padre, pero no baja para que lo veamos.
Vemos otro camaleón pequeñito y otro de los grandotes verdes. Intenta darles de comer pero están desganados y no sacan su larga lengua.
Hay un jardín de orquídeas pero ahora no hay flores con lo que paseamos un rato, pero nos dice que hay que venir de octubre a enero para verlas en floración. Hay una palmera endémica que no se encuentra en ningún otro lugar de la isla.
Hemos andado en total 5 horas, pues hay que contar el rato de llegar al parque y de volver al hotel. Hace un día soleado pero calor no hace.
Volviendo al hotel, pasamos por la estación de ferrocarril pero se ve todo muy cerrado. Al final vemos a unos lugareños jugando a cartas en una de las habitaciones y nos dicen que el tren pasa a Tamatave los lunes a las 7:30 de la mañana y llega a destino a las 16 horas. No hemos decidido todavía que haremos, pues tenemos la opción de coger taxi-brousse hasta Moramanga y allí coger uno a Tamatave, ir al cruce de la carretera y esperar que alguien nos coja, pero allí será difícil pues los taxi-brousse y buses van hasta los topes, o coger el tren el lunes y ahorrarnos ese festival.DSC_0519 (Large)
Al lado de la estación hay un edificio que es el Hotel Buffet de la Gare, un gran edificio muy bonito pero muy cerrado. Data de 1938 y ha alojado a expertos en flora y fauna como Gerald Durrell o Sir David Attenborough.
Descansamos un rato hasta que llegan Nacho y Adriana que llegan de Tana con una amiga que los trae en coche al hotel.
Los acompañamos a hacer una visita nocturna para ver lémures nocturnos y camaleones. Les cuesta 15.000 Ar. y nosotros nos volvemos al hotel a cenar. Hemos encargado la cena, y nos traen pollo con verduras salteadas y costilla de cerdo con patatitas. Está muy bueno pero las raciones son escasas. Cuesta 9.000 Ar y la cerveza no lo sabemos, porque en la carta no lo pone.
Pasamos mala noche, pues hace mucho frio y con la manta que tenemos no es suficiente para entrar en calor, pediremos otra manta para la siguiente noche. Además hay muchas corrientes de aire que entran por debajo de las puertas, con lo que una solución es poner la toalla y evitar que entre.

DÍA 36: 8-8-2015 SÁBADO ANDASIBE

Andasibe, es un pequeño pueblo maderero próximo a la reserva especial de Analamazaotra y el PN de Matandia. El lugar es encantador, rodeado de bosques, atravesado por un río y por la via del ferrocarril. Todas las casas, de madera, le dan un cierto aspecto de pueblo del Oeste, con calles de tierra, embarradas cuando llueve. Los únicos edificios de hormigón son las dos iglesias, la oficina de correos y la estación del tren.
Nos despiertan las campanas de la iglesia que tocan una melodía muy bonita. Hoy, Antonio era el encargado de ver como estaba el día antes de las 6 de la mañana y comunicarlo al resto. Cuando suena el despertador se levanta y hay una niebla muy espesa con lo que decidimos quedarnos un poco más en la cama.
A las 7 ya vamos a desayunar algo a alguno de los chiringuitos que hay en el pueblo. Nos vamos andando a visitar el Parque Nacional de Andasibe- Matandia. Está dividida en dos reservas, la de Analamazaotra (810 Ha) y la de Matandia (12.000 Ha). El clima del parque es tropical húmedo, con lluvias abundantes. En Matandia la vegetación es de bosque primario con senderos de difícil acceso, por lo que es necesario visitarlo con un guía profesional. No hay tantas infraestructuras y se encuentra a 16 km de pista de Andasibe, creado para proteger a los indris, aunque también hay ejemplares de sifaka diadema y lémur rufo.DSC_0470 (Large)
El paisaje de ambas zonas comprende bellos bosques vírgenes salpicados de lagos, pero la autentica atracción es el extraño indrí, el lémur más grande de Madagascar. El aspecto de este singular animal ha sido descrito como el de un “niño de unos cuatro años con traje de oso panda” y es famoso por su espeluznante aullido, que parece una mezcla de sirena de bomberos y alguien quejándose de dolor.
Los indris comen carbohidratos complejos, por lo que necesitan llevar una vida sedentaria para digerir la comida; así pasan la mayor parte del tiempo en las copas de los árboles, alimentándose, durmiendo o descansando al sol. Sus poderosas patas traseras les permiten dar saltos horizontales de hasta 10 m. equilibrándose perfectamente a pesar de su cola en forma de muñón. También son muy sensibles a los cambios de su entorno, causa principal por la que están en peligro de extinción. No solo la deforestación amenaza su hábitat, sino que no se ha conseguido que sobrevivan en cautividad, ya que cuando son apresados, simplemente dejan de comer y mueren.
La Reserva tiene dos pequeños lagos, el Lac Vert y el Lac Rouge y tres circuitos que se hacen sin dificultad.
Cuando ya estamos llegando al parque, nos encontramos que vienen de vuelta Nacho y Adriana y nos dicen que hay muchísimos coches en el parking y que les han ofrecido el parque V.O.I. Mahay Mitia Ala y que se vuelven a visitarlo. Nosotros nos apuntamos pues ya vivimos la experiencia en Ranomafana de tantas personas y no nos gustó.DSC_0525 (Large)
Hay 2 circuitos, el de 2 horas cuesta 20.000 Ar y el de 3 horas cuesta 30.000 Ar, que es el que nosotros hacemos. Natacha es nuestra guía, que nos va a acompañar a esta visita por el parque. Este parque se creó en 2011 y está dirigido por gente local, que está preocupado por la conservación y el desarrollo local. Se encuentran las mismas especies que en los otros parques, pero el acceso es mucho más cómodo, los caminos están limpios y anchos, con claros para apreciar mejor la vida salvaje y no hay zonas de gran desnivel como en los otros.
Antes de entrar vemos un camaleón enano de color verde. Mide unos 4 centímetros contando la cola, es muy pequeñito y bonito.
Justo al entrar vemos unos gekos que parecen la corteza del árbol, de tan chafados que están. Vemos poco después el camaleón de Parson, lo podemos tocar si queremos, nos explica la guía que como es invierno bajan a 2 metros del suelo o menos. En verano se suben mucho más arriba de los árboles y no se pueden ver.
Oímos el chillido de los indris, que es muy potente y nos pega unos sustos espectaculares. La guía nos va enseñando muchas plantas que utilizan los médicos locales para curar todo tipo de males. Hay una que sirve para lo mismo que el Viagra, otra que es para la gota, otra para la fiebre amarilla, otra para el paludismo etc.
Tal como pone la guía, este parque es muy cómodo, hay caminos muy marcados con piedras para que no se llene de fango con las lluvias y sea fácil su recorrido. Los del pueblo se han asegurado que sea cómodo para todas las edades.
Nuestro ojeador nos lleva a una zona donde hay un grupo de lémures marrones, pero no es fácil verlos pues están muy altos en los arboles. De aquí va vamos a ver a los indris. Es una familia de 6 miembros, alguno de ellos pequeñito de 3 meses que va con su mamá. Dan unos saltos de más de 10 metros espectaculares. Empieza nuestra guía a rozar el árbol donde están con un palo, porque dice que así bajaran y los podremos ver mejor.
Nos comenta que los indris son monógamos, que si su pareja muere no se vuelven a emparejar, que nunca tienen gemelos y que no necesitan bajar al suelo para nada pues con las plantas que comen ya ingieren el líquido que necesitan. Solo bajan dos veces al mes a comer un poco de tierra que les compensa la acidez que les provocan las hojas que comen.
Tienen su territorio y en este parque hay un señor que siempre los tiene localizados a los indris para que puedan garantizar su avistamiento, al contrario de los otros parques, que hay más familias pero a veces se ven y otras no. Viven unos 60 años normalmente y solo tienen como depredadores el fosa y los halcones que se comen a los pequeñitos.
En esta época del año, se tiene que ir un poco tarde pues a medida que va pasando la mañana los lémures bajan un poco a nivel de suelo o casi. A las 6 de la mañana que es cuando pone las guías que se tiene que ir al parque hay una niebla tan espesa que no se ve nada. Hasta las 8 o 9 de la mañana no se despeja, y aunque estuvieras al lado de algún animal no se vería. El tema que nos preocupaba que eran las sanguijuelas, en Agosto, no parece que sea un problema pues a pesar de que llovió hace dos días, no está muy embarrado y no da la sensación de que las haya.
No tenemos suerte pues el indrí opina que no tiene ganas de bajar, con lo que vamos saliendo del parque, con las cervicales destrozadas de tanto mirar hacia arriba. Antes de salir nos enseña una planta epifita que aprovechan los pájaros para dejar sus huevos, los lémures para hacer sus nidos y todo tipo de insectos y bichos para vivir.
Volvemos hacia el pueblo y buscamos algo para comer. Hay un restaurante malgache, con un montón de gatos, en el cual vemos que hay unos platos de pasta y pollo frito. Nos lo pedimos y está muy bueno, cuesta 3.000 Ar y la cerveza también 3.000 Ar.DSC_0510 (Large)
Nos volvemos al hotel un rato a descansar y a la tarde salimos a dar un paseo y preguntar por el taxi-brousse de mañana. Nos aseguran que hay uno a las 6:30 a Moromanga y allí a las 9 de la mañana uno que va a Tamatave.
Para cenar vamos otra vez al mismo sitio y nos pedimos una tortilla rellena de verduritas que cuesta 3.000 Ar y un plato de patatas fritas que cuesta 5.000 Ar. No nos lo podemos acabar de las raciones tan grandes de patatas que ponen.
Volvemos al hotel, ya con las linternas en ristra, pues no hay luz en todo el pueblo y en las casas tampoco. Hace bastante frio, con lo que los polares que llevamos nos van muy bien.

DÍA 37: 9-8-2015 DOMINGO ANDASIBE – MORAMANGA – TAMATAVE

Hoy toca levantarse muy prontito para intentar llegar a Tamatave. Nos han dicho que el primer bus-brousse sale a las 6:30, con lo que nosotros a las 6:15 ya estamos en donde están aparcados. Preguntamos y nos dicen que sí, que saldrá a la hora convenida. Preguntamos a otros pues está vacío y nos dicen que a las 8 de la mañana saldrá. Ya un poco mosqueados por la incertidumbre, salen varias propuestas como esperar y a ver que pasa, o Xavi que propone ir andando hasta el cruce de la carretera principal. Nosotros opinamos que andando es mucho trozo pues vamos cargados con las mochilas. Al final sale a las 7 menos cuarto y en segundos ya está lleno de gente. Aquí la gente se espera al lado de casa y ya pasará el bus y se parará.
A las 7:30 ya estamos en Moramanga, ha sido muy rápido, son 26 km desde Andasibe pueblo. Preguntamos y sin problemas nos dirigen los paisanos a donde se compran los billetes hasta Tamatave. Nos dicen que saldrá a las 9 de la mañana, con lo que tenemos tiempo de hacer cosas. Nos cuesta 14.000 Ar por persona.
Al ser domingo, vemos a la gente que va muy mudada, limpios y con ropa de fiesta. Las chicas, muchas, parece que van a hacer la primera comunión, pues llevan vestidos de seda blancos, vaporosos, muy bonitos. Seguramente van a la iglesia, pues hay muchas y en domingo se llenan.
Primero desayunamos nuestro café de cada día con la pasta correspondiente, aquí hay churros muy ricos, por 100 Ar cada cosa. Nos vamos al cajero que hay en la carretera principal a sacar dinero y al pasar por un hotel muy chulo que hay también en la carretera principal que se llama Hotel Restaurante Bezanozano. Probamos a ver si hay internet, y sorpresa, hay wifi y libre, con lo cual podemos conectarnos y ver nuestros correos y que ha pasado por el mundo. Qué pena no haber visto este hotel el otro día cuando nos quedamos a dormir en este pueblo. Tiene una gran piscina y se ve todo muy limpio. Hay como un balcón que da a la piscina y ahí mismo se coge un wifi muy rápido.DSC_0476 (Large)
Esta ciudad tiene una humedad constante gracias al rio Mangoro y ha desarrollado una flora y una fauna endémica a pesar de la deforestación. Uno de sus principales recursos es la madera de pino y eucalipto. Es un cruce de carreteras muy importante pues hay carreteras al norte, al este y al oeste. Se pueden encontrar en el mercado, según la temporada, fresas, manzanas y melocotones y algunos del litoral como los lichis, mangos y bananas.
En 1947 hubo una insurrección en contra de los franceses. Hay un mausoleo en la entrada oeste de la villa que conmemora la muerte de los dos mil insurgentes, que el ejército francés masacró como resultado de la muerte de los colonos y agentes de la administración francesa.
Si tuviéramos tiempo iríamos a visitar el Museo de la Gendarmería Nacional. Tiene una muestra de armamento, uniformes, las armas artesanales de los ladrones de cebús y una estadística de los robos anuales de cebús y los resultados de las operaciones en contra de la gendarmería. En la entrada hay una muestra de los vehículos malgaches.
Aquí son de la etnia Sihanaka, o los del lago, han sido bastante guerreros contra todos los que les rodeaban, hasta que los merina los pacificaron en el S XIX. Al norte se encuentra el Lago Alaotra donde se cultiva el mejor arroz de toda la isla.
Se nos hace corto el tiempo, pero hemos de volver a coger el bus. Ya nos está viniendo a buscar el de la compañía de autobuses, aunque quedan 10 minutos para las 9.
Cargamos las mochilas que habíamos dejado en la pequeña oficina del transportista y empezamos el viaje, con solo 10 minutos sobre el tiempo previsto. Hay 250 km hasta Tamatave por una carretera en muy buen estado, la mejor de todas las que hemos hecho hasta ahora. El minibús es muy cómodo, nuevo y con bastante sitio para poner las piernas. Justo antes de salir nos viene uno de la oficina y nos cambia nuestro billete que ponía lo que habíamos pagado los tres, por otro que pone 20.000 Ar.
Son esas cosas incompresibles que pasan, pero nos ha pasado en otros viajes, con lo que no le damos importancia. Son 15 plazas y vamos muy bien.
Al cabo de dos horas y media paramos a comer en un pueblo que hay a 130 km del destino. Hay muchos restaurantes, tiendas de fruta y artesanía. Aquí ya hace calor, al contrario del frio que hacía en Andasibe.
La carretera pasa por un paisaje precioso, con la planta del turista, plataneros, plantaciones de arroz, guayabas etc.
Llegamos a Brickaville o Ampasimanolotra, a las 12:45 y quedan 104 km hasta Tamatave. Hay un puente para pasar el rio que es compartido por los coches y el tren que pasa dos veces por semana. El paisaje sigue siendo frondoso, verde, exuberante. En esta zona se cultiva la caña de azúcar, el lichi, el mangostán, la patata dulce, la mandioca, el plátano y la naranja.
Tenemos unos cuantos controles de la Gendarmerie, pero no vemos que den sobornos. Este conductor debe tenerlo todo en regla.
Esta zona es de la étnia Antaisaka, cuyo ancestro fundador fue un príncipe sakalava, que se instaló en el S XVII. Por su gran fertilidad se han extendido por toda la isla, sobre todo por el oeste, son excelentes ricicultores, siendo muy celosos de su independencia.
Son abundantes en el norte en Mahajanga como conductores de pousse-pousse y son los que montaron la greña contra los comorenses en 1976. Están muy arraigados a la tierra de sus antepasados, siempre se entierran allí, y sus tumbas Kibory son objeto de veneración muy particular.
Desde Tamatave se pueden hacer excursiones por el Canal de Pangalanes. Este canal discurre por 600 km desde Tamatave hasta Mananjari. Une lagos, lagunas y ríos, siendo navegable en su totalidad. Después de la IIGM se vio la necesidad de hacer algo para facilitar el trasporte de mercancías por esta zona marítima y protegerlo de los ciclones y de los vientos alisios. No se hizo lo extenso que se quería, pero una sociedad privada garantiza su drenaje y navegabilidad.
En medio de una vegetación exuberante, cruzan las piraguas de los pescadores y agricultores que van a vender sus productos.DSC_0757 (Large)
Toa Masina o Tamatave es la segunda ciudad del país. Debe su nombre según la leyenda a que el rey Radama I no había visto nunca el mar. Cuando hizo una campaña militar en 1817, exclamó al verlo “que salado que es”. Gracias a la importancia que adquirió el lugar como puerto comercial y centro esclavista, se convirtió en uno de los principales objetivos de los intereses coloniales europeos. Los británicos se hicieron con la ciudad en 1811, pero en 1816 se la cedieron a Francia como parte del Tratado de París. Los nuevos ocupantes se encargaron de quemar todo rápidamente y dejar los restos en manos de la dinastía merina, hasta 1883, año en que la ciudad fue tomada de nuevo para establecer allí un protectorado galo en la región. El descontento social obligó a los franceses a retomar la ciudad en 1894, permaneciendo como territorio oficial galo hasta la independencia.
Es el puerto principal de la isla y aquí llegan contenedores de los cuatro puntos cardinales del globo. Se exporta vainilla, gambas, cromo y maíz. En ella vive gente de todo Madagascar, tiene su arteria principal en el Boulevard Joffre, con sus cafés, agencias de viajes y grandes hoteles.
Durante la época colonial fue promocionada como lugar de vacaciones, aun hay fotografías de principios del siglo pasado que muestran a turistas franceses posando en largos trajes de baño frente a casetas de madera en la playa. Actualmente la ciudad es un destino vacacional popular entre los malgaches adinerados. Cada domingo, haga sol o llueva a cantaros, los jóvenes se reúnen en el paseo marítimo para pasear, coquetear y circular en pousse-pousse.
A pesar de su fama como destino turístico, las calles están repletas de edificios, antiguas joyas coloniales, hoy recubiertos de moho. Pero a pesar de este ambiente decadente, es una ciudad bulliciosa e importante, centro del comercio con el este y uno de los puertos más importantes del país.
Llegamos a las 14:30 a Tamatave. Vamos andando hasta el hotel Flamboyant, las habitaciones son a 45.000 Ar, pero no tienen ningún encanto, tienen baño y wifi. Como está muy cerca nos vamos al hotel Lionel y las habitaciones similares nos piden 30.000 pero sin wifi. Nos quedamos aquí, porque total es una noche y el sitio es agradable.
Tenemos que reservar el transfer para ir a Ille de Sante Mairie. El teléfono que tiene nuestro conserje no lo cogen, sale un contestador automático. Nos dice que vayamos a la agencia con un pousse-pousse, que está al lado del restaurante La Terrasse. Es muy cerca, no entendemos esta manía que tiene esta gente por no andar. Llegamos y hay un cartel que dice que se han trasladado a la estación de buses. Nos llevan allí y está también cerrado pero hay otros teléfonos. Aquí sí que lo cogen y reservamos 3 plazas, nos vendrán a recoger a las 5:30 de la mañana. Ya veremos si es así.
Volvemos andando hacia la playa, por una ciudad muy agradable, con la gente endomingada en los parques pasando la tarde. Hay grandes avenidas con palmeras y todo se ve muy arregladito. Es la ciudad que nos ha gustado más de todo Madagascar.
En la playa hay muchos chiringuitos que venden pinchitos y bebidas varias. Algunas personas se están bañando, las mujeres vestidas, pero justo en la orilla ya que hay carteles de que hay tiburones.
Volvemos al hotel y después de ducharnos, previo requerimiento al conserje para que dé el agua, vamos a cenar al Queens que está a 200 metros de nuestro hotel, esquina con la Avda de la Independence. Nos tomamos unas pizzas muy ricas por 14.000 Ar y la cerveza preceptiva.

DÍA 38: 10-8-2015 LUNES TAMATAVE – ILLE DE SAINTE MARIE

A partir de Tamatave la etnia mayoritaria es el país Betsimisaraka, que significa los numerosos inseparables. Deben su nombre a que hicieron un pacto de sangre (fati-dra), los principales jefes de los linajes del reino bajo el reinado de Ratsimilabo, que se cambió el nombre a Ramaromanompo que significa “aquel que tiene muchos vasallos”. Los nombres en Madagascar tienen miga, son larguísimos y difíciles de recordar.
Su latitud, hace que tenga los alisios en todas las estaciones del año, es un clima subtropical, de lluvias y numerosos ciclones. La pluviosidad es más de 3 m. al año. Se lo toman con humor pues ellos dicen que la temporada de lluvias, viene seguida por la temporada ¿¿donde llueve??. Este clima favorece el bosque fluvial, pero se está degradando paulatinamente pues de un bosque primario, poco a poco, se está convirtiendo en un bosque secundario o savoka, por la presión humana.DSC_0829 (Large)
Su relieve, la proximidad de los reyes sakalava al norte y los merina al oeste y una gran apertura al mar, explican la historia tumultuosa de la zona. Ha habido problemas siempre entre el norte y el sur, y si añadimos los piratas ingleses o franceses, ha dado mucho juego a la literatura y al cine.
Nos habían dicho que nos vendrían a buscar a las 5:30, pero antes ya está la furgoneta delante de nuestro hotel. Vamos pasando por varios hoteles a buscar a los clientes que van a venir con nosotros a la Ille Sante Marie. Una pareja de madrileños están en el siguiente hotel donde vamos, Eva y Rafa. Llegamos a las oficinas de la compañía, donde pagamos el tiquet ida y vuelta por 160.000 Ar, con la vuelta abierta, ya que no sabemos cuántos días estaremos.
A las 6:30, ya salimos hacia Soanierana, donde llegamos sobre las 10:30, después de haber parado unos minutos a comprar algo de comer, ya que café no encontramos. Se nos hace corto el viaje ya que tenemos una entretenida charla con esta pareja, hablando como no, de viajes.
La mini oficina de la compañía toma nota de nuestros nombres con los pasaportes, luego pasamos por una oficina donde un policía toma nota de nuestros datos y de allí ya vamos con nuestros equipajes al embarcadero donde está la barca de la compañía.
Tardamos casi hora y media en llegar a la isla y en la travesía ya vemos las primeras ballenas.
Cuando llegamos a tierra a casi todos los turistas los están esperando para llevarlos a sus hoteles. Nosotros vemos que nos ofrecen y al final François, el dueño del Hotel Mangoustan nos lleva con su coche a su hotel. Es muy, pero que muy sencillo, pero cuesta 30.000 Ar., no tiene playa, estamos cerca del mar, pero no te puedes bañar.DSC_0826 (Large)
Pagamos la tasa turística que son 10.000 Ar por persona, por todo el tiempo que estés en la isla de Sainte Marie y la isla de Nattes.
La isla tiene 57 km de longitud y 8 km en su parte más ancha, la pueblan unas 21.000 personas. Los locales dicen que tiene forma de una mujer embarazada de pocos meses. Si se quiere apreciar la belleza de la isla, va bien alquilar una bicicleta, se ven calas con encanto, bonitas playas, tumbas de bucaneros o arbustos en flor de orquídea que se aferran a los troncos con muchos años y una estupenda flora.
La historia de la isla es una mezcla de leyenda y realidad. Algunas fuentes creen que su nombre malgache, Nosy Boraha, se refiere a un mito legendario que remonta sus orígenes a unos primeros pobladores judíos o yemenitas. Otra leyenda cristiana hace referencia al mito bíblico de Jonás, el que fue tragado por una ballena: un aldeano llamado Boroha, fue conducido frente a la costa por una ballena y rescatado por un delfín que lo trajo de vuelta a la orilla. Sea cual sea la historia de los primeros pobladores, lo cierto es que la población es mestiza.
El nombre actual se remonta a los alrededores de 1506, cuando unos navegantes portugueses descubrieron la isla después de escapar de un naufragio; la bautizaron como Santa María en honor a la Virgen.
Más cierto es que los primeros europeos llegaron a finales del siglo XVI. Los datos más fascinantes nos hablan del pirata ingles Thomas White, casado con una princesa de la costa este. Fruto de su unión fue una dinastía de raza mixta, la zanamalata. Ratsimilaho, su hijo, unió a las tribus de la costa dando lugar al grupo étnico Betsimisaraka (el inseparable).
Desde 1685, la isla fue el centro de la piratería que navegaba el Índico. Las bahías de la isla ofrecían refugio a los piratas, dedicados a saquear los barcos que regresaban de las Indias cargados de riquezas. Según algunos historiadores, el número de piratas y filibusteros que hallaron refugio en Madagascar se acercaba a los 1.000. Algunos de aquellos barcos se encuentran a pocos metros de la superficie en la Bahia Des Forbans. Dos de ellos han sido identificados como los restos de la galera Aventura del capitán Kidd y el Dragón Ardiente del capitán Condent.
En el cementerio de los piratas, se pueden ver las tumbas con sus símbolos tradicionales: cráneo, tibia y espadas. También se cuenta que estaba la colonia Libertalia, formada por piratas organizados en republica, bajo la consigna “Por Dios y por la libertad”. Lo cierto es que la existencia de tal organización nunca ha sido probada.
La isla estuvo bajo el dominio francés desde 1750 hasta 1820, se pueden encontrar vestigios de su paso en Ambodifotatra. En relación a los franceses, se cuenta la leyenda de que la princesa Betie, hija del rey Ratsimilaho, se enamoró de un ex soldado francés llamado La Bigorne y por ello aceptó someterse al gobierno extranjero.
A esta isla se puede llegar en avión desde Antananarivo o en barco como lo hemos hecho nosotros.
Vamos a cenar a 1 km al norte de nuestro hotel donde nos hacen unos pescados enormes y buenísimos por 12.000 Ar, la cerveza son 3.000 Ar.

DÍA 39: 11-8-2015 MARTES ILLE SAINTE MARIE – ILLE AUX NATTES

Hoy queremos ir a la Ille aux Nattes, con lo que hemos contactado con un tuk-tuk para que nos venga a buscar a las 8 de la mañana, por 10.000 Ar. y nos lleve donde se cogen las piraguas para atravesar los 300 metros que separan las dos islitas. Nos vamos a desayunar enfrente del hotel lo de siempre, pero el precio está triplicado, se nota que esto es más caro que en la isla grande.
Antes de las 8 ya nos está esperando, pero un señor nos ofrece ir a ver las ballenas esta mañana. Nosotros le decimos que ya habíamos quedado con el tuk-tuk para que nos llevase a la otra isla. Dice que no pasa nada, el se encarga de todo y al final de la visita nos llevará a la isla que queremos. Primero nos lleva al hotel Les Baleines, donde hay alojada otra pareja que vendrá con nosotros y un matrimonio con su niña que viene de la islita para la visita.
Este hotel tiene mejor pinta que el nuestro, es mucho más agradable, no tan cutre, espacios más amplios, tiene un poquito de playa, a diferencia del nuestro y el bar tiene wifi. Cuesta 40.000 Ar.DSC_0634 (Large)
Antes de comenzar la visita nos explica las características de estas ballenas, que miden de 15 a 18 metros cuando son adultas y pesan 40 toneladas. Cuando nacen miden 3 metros y pesan 1 tonelada. Comen durante 3 meses el krill, y luego en su viaje desde la Antártida, su estancia en estas aguas y la vuelta a la Antártida viven de las reservas que tienen. Pierden unas 4 toneladas en el proceso.
Durante el invierno austral de julio a finales de septiembre, esta isla ofrece uno de los espectáculos más fascinantes de la naturaleza. Grandes grupos de ballenas jorobadas hacen su migración anual desde la Antártida a las aguas protegidas alrededor de Sainte Marie, donde paren, amamantan a sus crías y participan en sus rituales de cortejo.
En invierno, las ballenas jorobadas viven en los mares fríos. Al comienzo de la primavera, después del nacimiento de las crías, viajan hasta los mares tropicales para aparearse cerca de las costas, donde se quedan hasta finales de verano, para comenzar de nuevo el regreso a los mares fríos. Las madres nadan cerca de sus crías en su primera migración.DSC_0622 (Large)
Al poco rato de salir ya vemos una ballena muy cerca de la embarcación. Luego pasa un ratito que no vemos nada y de pronto vemos varias juntas, nos dicen que son dos adultos y un ballenato. Son preciosas, es muy emocionante estar tan cerca de estos gigantes. Y pensar que todavía se las caza en algunos países, da mucha rabia.
Vemos varios grupos de ballenas, un grupo pasa a menos de 5 metros de la proa de nuestro barco, se le ven todas las protuberancias que tienen en la parte delantera. Qué bien nos lo pasamos, ya habíamos visto en Sudáfrica y en Australia, pero eran ballenas francas y tan cerca no.
Hay una asociación de protección de las ballenas que se llama Cetamada, que hizo un código de buena conducta que tienen que seguir los tour-operadores. Se ha hecho para evitar el estrés a las ballenas.
Algunas de las normas son por ejemplo, no acercarse a menos de 100 m de ellas, pero si es una madre y su bebe hay que dejar 200 m. No se debe ir a toda velocidad hacia ellas, nunca atravesar por en medio de un grupo, siempre quedarse en paralelo para que sigan su recorrido. Nunca separar a una mamá de su bebe, no debe haber más de 3 barcas alrededor de unas ballenas. No se debe estar más de 60 minutos viendo las ballenas, tampoco se puede uno bañar con ellas ni tocarlas.DSC_0687 (Large)
A las 12, ya vamos hacia la Ile aux Nattes. Justo un poco delante de donde desembarcamos hay un hotel que tiene bungalós vacios. Es mucho mejor del que estábamos, nos cuesta 60.000 Ar y a Xavi le dejan uno por 40.000 Ar. Es el Hotel Meva Paradis, tiene unas tumbonas para disfrutar de estas maravillosas playas y unos jardines con unas plantas esplendorosas. Hay wifi y nos podemos poner al día.
Nos quedamos a comer en el hotel que es bastante más caro que los de la Ile Sainte Marie, pero no tenemos ganas de ir andando bajo este sol a buscar otra opción. Nos comemos un pescado con salsa de coco y espaguetis muy bueno por 17.000 Ar. Lo compartimos Antonio y yo, porque la ración es muy grande.
Vamos a descansar un poco, pues se ha nublado y luego ya iremos a pasear un rato. Nuestros planes no se cumplen porque empieza a llover bastante y no para hasta que es noche cerrada con lo que cenamos también en el hotel.
Ahora nos hemos pedido un pescado a la vainilla, ya veremos que tal está. Está muy bueno, el cocinero es muy bueno. Hay estrellas fugaces, no hay nada de luz y el silencio es absoluto.

DÍA 40: 12-8-2015 MIÉRCOLES ILLE AUX NATTES

Hoy paseamos por la parte norte de esta pequeña isla. Para llegar a la parte este por el interior es un pequeño laberinto, tenemos que ir preguntando a la gente. Hay hoteles muy chulos y luego la gente en sus casas, cultivando arroz, tomates y cuatro cosas más de auto subsistencia.
Es una isla paradisiaca, arenas blanquísimas y finas, agua tibia, palmeras cocoteras, una laguna de color turquesa protegida por arrecifes habitados por una gran variedad de fauna marina.DSC_0752 (Large)
Aquí los hoteles son pequeños bungalós individuales, la mayoría de madera de palma y techos de la misma hoja, y restaurantes sombreados con buenas vistas. No hay coches, la única manera de llegar a la isla es navegando en jakana, tradicionales canoas de madera, desde Sainte Marie. Siempre hay varias a la espera en la playa, justo al suroeste de la pista del aeropuerto. El trayecto son 5 minutos y cuesta alrededor de 3000 Ar. Durante la marea baja se puede cruzar nadando el estrecho canal de unos 300 m. que separa las dos islas, o andando pues el agua solo llega a la cintura.
En poco más de tres horas se puede dar la vuelta a toda la isla. En la cima de una colina, desde el faro se obtienen fantásticas vistas de los arrecifes de coral.
En la orilla vemos a un pescador que ha pescado unas morenas y se lia a mamporros con ellas, suponemos que no estaban muertas. Otro, ha pescado de todo, pero la mayoría son peces exóticos, que la verdad mucha carne no tiene, son preciosos con unos colores espectaculares de unos 10 cm de largo, muy pequeñitos. Hacen pesca de arrastre y cogen todo lo que hay, sin importarles si se puede comer o no.
Unas niñas están con unos cubos cogiendo una especie de caracolas que machacan con una piedra y sacan el bicho de dentro y los van poniendo en otro sitio. También van buscando cangrejos, levantan grandes piedras y con las dos chanclas los cogen y los meten en el cubo.
Aquí hemos notado un cambio sustancial con Ifaty o Anakao, no te persiguen un montón de niños para venderte cosas. Puedes pasear tranquilamente, a veces alguna persona te ofrece aceite de coco o alguna talla de madera, pero si dices que no lo quieres, se van con una sonrisa.
En el restaurante Les Chats tricolaires, haciendo honor a su nombre hay unos cuantos gatos y varios son gatitas tricolores. El menú tiene buena pinta, volveremos.DSC_0821 (Large)
Pasamos por el hotel Baboo y nos sorprende la aparición de dos lémures vari, son muy simpáticos, los tenemos muy cerca, de hecho les tocamos la cola peludita pero no les hace gracia. Se persiguen uno al otro y después de un rato se suben a una palmera. Antes de eso han comido flores de un arbusto que había cerca.
Nosotros aprovechamos que hace sol para darnos un bañito en esta agua tan limpia, se ve absolutamente todo el fondo del mar. Cuando sale el sol hay que tener cuidado porque quema. Hay muy pocos turistas, en toda la mañana habremos visto como máximo 15 personas que no sean malgaches.
Comemos en el hotel un plato de calamar con salsa de coco y patatitas y de postre ensalada de fruta donde nos ponen plátano y piña aderezada con licor de menta, rico rico.
Vamos a descansar un rato y a quitarnos la sal del bañito, del sol que había, se tapa y empieza a llover. Parece que a las dos empieza cada día, menos mal que hoy acaba a las 5 y podemos dar un paseo. Buscamos otras opciones para cenar, pero al final no nos convencen y volvemos a nuestro hotel. Nos ofrecen pescado capitán y lo pedimos con salsa de coco, que nos encanta.DSC_0768 (Large)
El cocinero de este hotel es excepcional y las raciones son enormes, esto no parece África!!!!!
Está buenísimo, como todo lo que hemos comido.

DÍA 41: 13-8-2015 JUEVES ILLE AUX NATTES

Hoy vamos a desayunar al mismo sitio cerca de nuestro hotel y nos sorprende una gatita tricolor monísima. La señora se pone muy contenta de vernos y nos espera mañana.
Vamos hacia el sur para ver la otra parte de la isla que no hemos visto. Pasamos por varios hoteles muy bonitos como La Robinsonnade, un hotel con bungalós encima de los arboles con unas vistas sensacionales del mar. Tiene 2 tortugas enormes en el jardín.
Al lado está el Analatsara, muy bonito con todo muy cuidado. Seguimos dando la vuelta a la isla, en algunos sitios tenemos que ir por el mar, pero no cubre más de la rodilla. A lo tonto a lo tonto rodeamos toda la isla. Confirmamos que en 3 horas se puede hacer tranquilamente, pues nosotros tardamos un poco más pero es que paramos a hacer fotos y vamos súper lentos.DSC_0765 (Large)
Volvemos al hotel a darnos nuestro bañito de rigor, hoy hace un sol resplandeciente, con un poco de suerte no lloverá. Para comer nos vamos a Les chats tricolaire, pues al pasar hemos visto muchos gatitos. Pedimos pulpo a la salsa de coco con patatas salteadas y nuestra cervecita. Nos cuesta 10.000 Ar el plato y 4.000 Ar la cerveza. Mientras esperamos la comida llueve un poco, pero no nos afecta al estar bajo cubierto.
Volvemos al hotel a descansar un poquito y luego a ver la puesta de sol. No tenemos suerte pues hay unas nubes en el oeste que no la hay.
Para cenar nos quedamos en nuestro hotel y pedimos pollo con salsa a la vainilla y espaguetis.
No vale mucho la pena, mejor pedir los pescados que son mucho más ricos.

DÍA 42: 14-8-2015 VIERNES ILLE AUX NATTES – ILLE AUX SAINTE MARIE

Al hacer el check-out, vemos que nos cobran por la ensalada de frutas 15.000 Ar.!!!!!!!, es una burrada, pero claro no preguntamos el precio y en la carta no estaba. Craso error, nos ha pasado varias veces, si no preguntas antes, te piden una burrada. Siempre hay que preguntar los precios de todo, nunca hay que bajar la guardia.
Nos vamos al embarcadero con un barquero que había en nuestro hotel. Justo cuando embarcamos empieza a llover y nos quedamos empapados, en los poco más de 200 metros que hay de costa a costa. Nos cobran 2.000 Ar por persona, en la otra orilla hay un tuk-tuk que antes que nosotros hayamos desembarcado ya tiene nuestras mochilas dentro y nos espera. Nos pide 15.000 Ar. y nos lleva hasta el hotel La Bigorne, donde nos quedamos dos habitaciones dobles por 30.000 Ar, cada una. Tienen baño dentro y son unas cabañas muy agradables de madera, eso sí no hay wifi.
Encargamos la comida y nos vamos al Hotel Ydille Beach, que está a 100 metros del nuestro a ver si todavía están Rafa y Eva. Si que están y nos cuentan todo lo que han hecho en la isla. Nos recomiendan mucho el tour de avistaje de ballenas que organizan en el Hotel La Libertalia. Ellos lo han hecho y han visto un montón de ballenas saltando, con el cuerpo completamente fuera del agua, como hace un día un poco raro, llaman de su hotel a ver si se puede ir esta tarde pero está lleno. Quedamos un poco más tarde, después de comer a ver qué hacemos. Nosotros cogemos un tuk-tuk hasta el Hotel Libertalia, pues queremos mañana hacer la excursión de las ballenas que ofrecen y tenemos que ir para dejar una paga y señal. Nos lleva el tuk-tuk y nos espera 5 minutos para llevarnos otra vez al hotel.DSC_0589 (Large)
Lo tenemos un poco crudo, pues ya hay 15 personas apuntadas, después de pensar un poco, nos dice que sí, que tenemos plaza. Pagamos 50.000 Ar, de los 270.000 Ar que nos cuesta a los dos la salida. El hotel Libertalia, es un hotel que en esta temporada, el bungalow más barato cuesta 144.000 Ar. los miro por dentro y tampoco es para tanto, pero eso sí, tiene wifi y la zona de estar en el bar-restaurante es muy agradable. Tiene una playa con un islote con sus hamacas que tiene muy buena pinta.
Tomamos posesión de la habitación y en poco rato ya tenemos nuestra comida, hemos pedido brocheta de atún y gambas a la salsa de coco, la brocheta vale 10.000 Ar y las gambas 12.000 Ar. Está todo buenísimo. Este restaurante tiene fama en toda la isla, pues después de nosotros ha venido un montón de gente a comer, está lleno. Llegan con transportes varios y se nota que es muy famoso.
Habíamos quedado a las 13:30, pero está lloviendo un montón, con lo que la idea inicial de alquilar un coche e ir hacia el norte de la isla, queda descartado.
Llegan Rafa y Eva y nos quedamos un montón de rato hablando de aventurillas con nuestros puchs de coco y de jengibre. Cuando para un poco la lluvia, vamos a dar una vuelta por el pueblo, pero no hay demasiado que ver. Entramos en la tienda Maki, que es de souvenirs de Madagascar, pero los precios son bastante elevados. Quedamos para cenar en su hotel, ya que nos dicen que la calidad es muy buena y tienen wifi.
Después de un rato nos vamos a tomar una cerveza allí hasta la hora de cenar. Pedimos carpaccio de pescado con ensalada y raviolis de ceps. Cuesta 22.000 Ar el plato de carpaccio y 20.000 Ar. el de ceps. También pedimos un plato de foie para compartir que cuesta 17.000 Ar.
Tiene todo una presentación espectacular, se nota que los dueños son una pareja de francés y australiana, o al revés. Tiene una decoración muy estudiada, todo conjuntado y con unas vistas al mar estupendas. Nos invitan a unos licores muy ricos, con unas copitas que parecen peonzas!!!!
Es caro, pero se disfruta mucho y nos quedamos hasta casi las 10 de la noche, que es muy tarde en este país. Nos despedimos de esta pareja tan simpática ya que ellos vuelan mañana por la mañana hacia Tana.

DÍA 43: 15-8-2015 SÁBADO ILLE AUX SAINTE MARIE

Desayunamos en el camino hacia el hotel Libertalia. Después del puerto donde atracan los yates hay una gargotte donde nos tomamos unos cafés y unas pastas. Hemos preferido ir andando porque hace una mañana muy agradable y no está demasiado lejos.
En el hotel Libertalia, hay una chica que pertenece a la asociación Cetamada, que trabaja los meses que hay ballenas aquí y el resto del año trabaja en Tana como guía de turismo. Nos hace una pequeña explicación de lo que vamos a ver, con unos folletos a todo color muy buenos. Nos hacen dejar los zapatos en el hotel y nos dan unos impermeables y unos chalecos salvavidas.DSC_0876 (Large)
Nos viene a buscar al pequeño islote una barca que nos lleva al yate que nos acercará a las ballenas. Empieza la excursión y vamos a toda pastilla, tiene dos motores de 200 cc, y en pocos momentos estamos completamente mojados. Otro requisito era ir con pantalones cortos, ahora lo entendemos porque nos ponemos perdidos.
Pasan unos 45 minutos de navegación hasta que vemos el primer grupo de cetáceos, pero en ese momento empiezan a saltar unas cuantas ballenas y la guía nos explica que son ballenas machos que se están luciendo delante de una hembra. Por eso saltan uno detrás de otros. No acabas de ver a uno que otro lo hace y verdaderamente es un espectáculo grandioso. Es tan emocionante, tener esos bichos de más de 15 metros dando unos saltos a pocos metros nuestro, se te pone la piel de gallina. Cada uno de los ariarys que hemos pagado ha valido la pena, podríamos estar todos los días viniendo a ver a estas magnificas criaturas.
Tenemos la suerte de ver saltando dos a la vez, hay dos en la barca que lo están pasando fatal pues están muy mareados, pero el resto lo pasamos genial. No se puede estar mucho rato siguiendo al mismo grupo de ballenas, con lo que cuando han pasado unos 45 minutos, nos vamos a buscar otro grupo de ballenas. Lo encontramos al cabo de unos minutos y vuelve el festival de saltos otra vez. En un momento dado una se pone tan cerca de nosotros que nos asusta un poquito. La adrenalina va a 100, en ese momento el patrón del yate pone una go-pro dentro del agua para filmar la ballena dentro del agua.DSC_0874 (Large)
Cuando llegamos al grupo, quita el motor para no molestar a las ballenas, si se alejan mucho entonces las seguimos para acercarnos. El mar está muy agitado, con lo que las fotos son muy complicadas, se mueve mucho y existe una posibilidad muy alta de mojar la máquina con lo que nos dedicamos a disfrutar del espectáculo y hacer lo que se pueda de fotos.
En el otro tour que hicimos no vimos una sola saltando y en cambio en este vemos muchísimos saltos. Suponemos que es porque nos hemos metido muy dentro y están muy tranquilas pues estamos casi todos los ratos solos.
Al cabo de un rato ya volvemos a tierra, nos ofrecen un té de canela y hacemos un repaso de todo lo que hemos visto. Nos enseña fotos de lo que se puede ver y hemos tenido suerte pues hemos visto casi todo. Colas, saltos, lomos, en fin una maravilla. Nos pide la dirección de e-mail para informarnos de todo lo que pase en esta organización. Si quieres cooperar vale 20 € al año ser socio colaborador. Con ese dinero pagan los especialistas y hacen labores de sensibilización.
Volvemos andando al hotel, en una nube, súper contentos. Como había wifi en el hotel Libertalia, vemos que nuestros amigos no han salido todavía pues han retrasado el vuelo de las 11:30 a las 16:30. Están en su hotel con lo que vamos a verlos y nos dice Rafa que estaban sentados en las hamacas mirando el mar y han visto los saltos perfectamente. No nos extraña pues son unos bichos tan grandes que es normal que se vean. Están híper contentos, es un broche de oro de su viaje, y eso que pensaban que esta mañana no sería nada interesante.
Pedimos la comida en nuestro hotel y hoy toca calamar a la salsa de coco y ensaladilla rusa. Todo muy bueno, nos podríamos poner como tonelitos si nos quedáramos mucho tiempo aquí.DSC_0875 (Large)
Como no nos hemos protegido nada del sol y hacia bastante, estamos cansados y además hemos dado tantos botes en el barco que nos vamos a descansar un ratito.
Vamos hacia el norte para ver la puesta de sol, pero no hay suerte, está tapado. Damos un paseo por el pueblo pero está todo cerrado, ya que hoy es 15 de Agosto y es fiesta nacional en Madagascar.
Pedimos la cena en nuestro hotel y hoy es ensalada de frutos del mar (6.000 Ar) y bocadillo de tortilla con tomate (5.000 Ar). El dueño del hotel se llama Tonton Benoit y nos viene a saludar muy contento pues es del Barça. Nos invita a unos punch de coco para celebrarlo. Dice que la televisión malgache no pone muchos partidos, excepto en copas de Europa, pero que se ven con la parabólica. Nos comenta que la gente lo sigue mucho y que son del Barça la mayoría.
Nos vamos a la puerta del Ydille Beach a coger un poco de wifi. No hay nadie en el restaurante, estamos un rato y un chico en moto le trae una botella con algo a la Sophie, la hija del local. Al cabo de un rato, vuelve a entrar y le dice que estamos en la puerta. Sale hecha una fiera y empieza a gritar que el wifi es para los clientes, que va ahora mismo a desconectarlo. Nosotros no le hacemos ni caso y nos volvemos a nuestro hotel. Después de 100 metros sigue dando gritos, está como una cabra, hubiese sido más inteligente decirnos que entráramos a tomar algo, con una sonrisa que esta reacción tan desorbitada. Más va a perder, pues mañana pensábamos ir a cenar, pues nos encantó la noche que lo hicimos, a pesar de los precios que duplican los de nuestro hotel. Si se quiere probar una comida de mucha calidad y sofisticada es el sitio, pero ella es una impresentable. Ahí queda eso, cada cual que actúe en consecuencia.
Al cabo del rato nos vamos a dormir. Hay muchos cortes de luz en este pueblo con lo que tenemos unas velas en las habitaciones por si acaso. A media tarde nos ponen una espiral para el tema de los mosquitos y debe funcionar pues no nos han atacado. También tenemos mosquitera pero ni la ponemos.
Algo que observamos tanto aquí, como en Tulear, son los viejos blanquitos que vienen aquí y se buscan una chica joven para que esté con ellos. Hay muchos, da un poco de asquito, porque podrían ser sus bisabuelos, por la diferencia de edad que hay. Hemos visto algunos que incluso tienen hijos. En Tamatave había una empresa con un anuncio de test de paternidad, suponemos que algunos no se fían de que aquel pequeñajo sea de ellos y es un negocio en expansión.

DÍA 44: 16-8-2015 DOMINGO ILLE AUX SAINTE MARIE

Hoy el día está raro, hace sol, se pone nublado etc. Vamos al mercado a desayunar y cuando nos lo tomamos, hay una competición porque la señora pregunta a los que tiene alrededor cuanto tiene que cobrar a los bahaza. Pide unas cantidades estratosféricas, pero le pagamos por 6 bignetes y 2 cafés 1000 Ar. ,seguro que es un precio diferente a lo que pagan ellos pero nos parece justo.
Cogemos un tuk-tuk para ir a Ankarena que hay una playa bonita protegida por arrecifes, además de una cueva en la base de los acantilados plagada de murciélagos. La cueva es protagonista en varias leyendas de piratas. Nos cobra 10.000 Ar. pero pedía 15.000 al principio. Nos deja al lado de una carreterita que va hacia el oeste y comenzamos a andar. Al cabo de 1500 metros llegamos al hotel Adonis Eden Lodge, un súper hotel muy chulo pero que no hay nadie, excepto unos dobermans que vienen corriendo hacia nosotros, dan un poco de miedo, pero luego son muy amigables. Los bungalós tienen una sala de estar con unos sillones muy cómodos, mesita de centro, una habitación con una cama en alto muy cómoda y un lavabo enorme al lado.
Andamos un poco por la playa, pero nuestra idea de coger una piragua para que nos suba hacia el norte no se va a cumplir, pues no hay ni una sola.
Volvemos sobre nuestros pasos y vamos subiendo dirección hacia Ambodifotrata hasta el Hotel Lakana, donde queríamos tomarnos algo para tener wifi, pero que la señora nos dice que no, que no hay electricidad.DSC_0854 (Large)
Nos vamos a la carretera a coger un tuk-tuk pero nos piden 10.000 Ar., se para uno con una clienta y nos dice que nos lleva por 9.000 Ar, le preguntamos a la clienta que es malgache, que cuanto ha pagado ella y nos dice que ha pagado precio malgache, 2.000 Ar. al final nos lleva a los tres por 7.000 Ar. al hotel.
Pedimos la comida, ya que nos ha demostrado que cocina extraordinariamente bien, viene gente de todos sitios a comer aquí, por algo será. De hecho el primer día, cuando llegamos, vinieron con un 4 x 4 del aeropuerto a comprar la comida y se la llevaron en unas fiambreras.
Pedimos calamar con salsa de coco (12.000 Ar) y ensalada de fruits de mar (6.000 Ar). Como no podía ser de otra manera está alucinante. Hay unos alemanes que han llegado y les traen unas langostas enormes y con una pinta….
Nos vamos a descansar, pues a lo tonto a lo tonto, habremos andado bajo el solecito unos 8 km.
Cae un chaparrón, sobre las 2.30 como cada día, pero dura poco. A la tarde vamos al cajero a sacar dinero, ya que se va yendo, todo es barato, pero claro siempre estamos gastando.
Todo está cerrado, queríamos comprar algún souvenir pero mala suerte, a ver si en Tamatave encontramos algo. Al lado del embarcadero hay peleas de gallos, parece que hay mucha afición, nosotros rápidamente nos alejamos, nos da mucho asco todo esto.
Vamos a un chiringuito de internet, el precio son 1000 Ar cada 10 minutos, lo mismo para el wifi que es lo que contratamos. A los 10 minutos exactos cambia la clave y nos quedamos sin acceso.DSC_0887 (Large)
Volvemos al hotel a preparar la mochila, pues mañana tenemos que salir muy pronto, ya que la barca sale a las 6:30 y tenemos que estar media hora antes.
Para cenar, para que cambiar, si nuestro hotel tiene el mejor restaurante calidad precio de la isla. Pedimos una ensalada de frutos del mar, pues no tenemos demasiada hambre. El dueño nos invita a los punch de coco, se disculpa porque hoy no ha preparado y las raciones son menores que otros días.
Pagamos todo lo consumido y las habitaciones y nos dice que la taxe de sejour son 3.000 Ar., por los tres, nosotros le decimos que hemos pagado 10.000 Ar por persona. Nos dice que eso se paga en los hoteles de lujo, pero no en el Mangoustan que es donde nosotros estuvimos la primera noche y donde nos dio el sablazo. Es un pirata, hay que vigilar tiene un coche rojo y está en el embarcadero cuando llega el barco. Hay que alejarse de el, es un ladrón, aparte de que las habitaciones son muy cutres, como pudimos comprobar el primer día.
El dueño del hotel es un encanto, las habitaciones son baratas y muy cómodas, el restaurante una maravilla, creemos que es la mejor opción en esta isla y de las mejores de todo Madagascar.

DÍA 45: 17-8-2015 LUNES ILLE AUX SAINTE MARIE – TAMATAVE

Hoy tenemos madrugón, pues tenemos que estar a las 6:15 en el embarcadero. Nos piden los pasaportes y toman nota en una lista que utilizaran luego para irnos llamando. A los blanquitos son los primeros que nos llaman. La barca está llena hasta los topes, no queda un asiento vacío. Salimos a las 6:30. El trayecto es muy placido, la mar está muy tranquila, excepto cuando llegamos a la otra orilla que hay un tramo complicado ya que se junta el rio con el mar y está muy agitado. Tiene que hacer una maniobra difícil, ya que tiene que acercarse a la orilla y en el último momento virar para no estamparse en la arena. Antes de acometer la maniobra se asegura de que todo el mundo tenga los chalecos salvavidas puestos y que estemos bien sentados.DSC_0873 (Large)
Pasamos ese momento complicado y solo falta que aplaudamos, la cara de felicidad del patrón lo dice todo acerca de que ha hecho una cosa muy difícil y se ha salido bien. Parece que la marea está baja y eso lo complica bastante. Hemos tardado una hora y media en llegar. Desembarcamos y los de la compañía van sacando nuestros equipajes. Vamos hacia la furgoneta que no está mal. El conductor es un tarado, pues va a una velocidad estratosférica por estas carreteras llenas de baches, estrechas y llenas de niños, gallinas, patos y todo tipo de animales.
Llegamos sobre las 12 a Tamatave y reservamos el billete para ir a Tana dentro de 2 días en la compañía Cotisse. Nos cuesta 24.000 Ar y ya tenemos nuestros asientos reservados.
Nos alojamos en el hotel Flamboyant, ya que lo vimos a la ida y es muy correcto por los precios que tiene. Nos dan una habitación sin balcón, pero ventilada con baño dentro y agua caliente por 45.000 Ar. Nos da la sensación que el hotel es muy seguro y la zona no está mal, cerca de la Avda Joffre que es donde están la mayoría de los restaurantes y cafeterías para los blanquitos.
Comemos en el hotel un pescado con salsa de coco y patatas salteadas (10.000 Ar) y una ensalada de frutos del mar (8.000 Ar). No está mal, pero comparado con el restaurante de Ille Sainte Marie sale bastante mal parado.
Al cabo de un rato, vamos al mercado de artesanías que está en el Marche Be, donde hay de todo, los precios no están mal, pero a las 5 cierran, hay que tenerlo en cuenta.
Contratamos el tour de mañana y volvemos al hotel a cenar. Pedimos steak de cebú con patatitas pero no es como otros que hemos comido que estaban mucho mejor. Eso sí, el servicio es muy atento, los camareros son muy amables y educados. Muchas de las personas que estamos alojadas, cenamos en el hotel por la comodidad de no tenernos que desplazar de noche. Íbamos a pedir un punch de coco, pero vale 7.000 Ar!!!!!, nos parece excesivo.

DÍA 46: 18-8-2015 MARTES TAMATAVE – CANAL DES PANGALANES – TAMATAVE

Hoy tenemos tour por el canal de Pangalanes. Lo hemos contratado en la Agencia Calypso Tours que está junto al Hotel Eden. Hemos ido andando desde el hotel ya que está cerca y la salida es a las 10 de la mañana. Hemos pasado por el Hotel Joffre y nos ha llamado la atención que hay una pizarra en la entrada con los tours que ofrecen en “español”. Suponemos que los grupos organizados deben ir a este hotel, porque es raro.
El Tour cuesta 70.000 Ar por persona e incluye la comida. Somos los únicos que lo hemos contratado hoy, vamos solos. Nos viene a buscar el guía con un taxi con el cual vamos al embarcadero. La barca ha conocido tiempos mejores, pero es cómoda. En el embarcadero hay mucha animación, nuestro guía nos dice que la gente de los pueblos anexos al canal de Pangalanes van a la ciudad a vender sus productos y luego se vuelven.DSC_0948 (Large)
El canal de Pangalanes es un conjunto de ríos naturales y lagos artificiales que se extienden unos 600 km a lo largo de la costa este desde Tamatave a Farafangana, a pesar de que solo es navegable desde el norte de Mananjari. Más que el paisaje, que resulta bastante aburrido, el encanto del canal proviene de la procesión de barcos de todas las formas y tamaños que surcan sus aguas, así como los pueblos de la orilla. Aquí el viajero podrá ver como secan las anguilas al sol, visitar las instalaciones del procesamiento del café o hablar con pescadores del lugar mientras reparan sus canoas de madera a la sombra de un árbol.DSC_0915 (Large)
Se construyó entre 1896 – 1904, auspiciado por los franceses que querían una arteria fluvial segura para exportar los productos con seguridad. Fue construido por malgaches y chinos que trajeron de las colonias de Shanghái.
El canal, uno de los más largos del mundo, canaliza las aguas de lagos naturales y ríos de la costa este de Madagascar.
En teoría una compañía privada se encarga de su drenaje, pero no lo hace muy bien, pues los jacintos de agua han invadido las aguas y por algunas zonas es verdaderamente complicado pasar. Debido a esta falta de drenaje los barcos grandes ya no pueden pasar y los pequeños con problemas. El gobierno dice que lo arreglará, pero no hace nada.
Ahora solo pasan las piraguas, hechas de una sola pieza con el tronco del eucalipto rojo, que transportan personas y producción locales entre las aldeas y las ciudades. Las piraguas se utilizan para las distintas faenas relacionadas con la pesca, el principal medio de subsistencia de los ribereños.
Nosotros nos encontramos muchos barcos-brousses, llenos hasta los topes cuando van dirección Tamatave y luego mucho más vacios a la vuelta. Nos comenta el guía que los barcos que nos encontramos llenos de carbón hasta los topes son para venderlo en Tamatave, ya que el 85% de la gente utiliza todavía el carbón para cocinar. El gobierno les dice que la deforestación es muy negativa para el país, pero no les da soluciones económicas, pues el petróleo está al mismo precio que en España, el gas es muy caro, con lo que no les queda otra que usar el carbón. En todas las carreteras, pueblos, mercados hay bolsitas pequeñas llenas de carbón vegetal. Tienen unas pequeñas cocinas de metal y es donde cocinan. Con un sueldo medio de 30-40 € al mes, no se les puede pedir a esta pobre gente que no compre el carbón, que es lo único a lo que pueden acceder con esos ingresos.
Cuando contratamos el tour ya nos dijeron que animales no veríamos, es verdad, lo único que vemos son Martin pescadores de varios colores, desde el azul brillante hasta el verde que se confunde con la vegetación exuberante que hay en las orillas.DSC_0930 (Large)
Algunas barcas que nos cruzamos, llevan el puchero con la comida cocinándose durante el trayecto. Cuando esté hecha, pararan en algún remanso y comerán, para después seguir su camino hasta destino.
Hay muchos pescados, pues nos encontramos muchas personas pescando con redes, jaulas para pescar la tilapia o la gamba de rio. Paramos para encargar la comida en un restaurante de la compañía y después llegamos a un pueblo de pescadores que visitamos. No tienen electricidad y el agua la sacan de unos pozos que tienen unos tamices y nos asegura que es potable, que con las lluvias se llenan y con la protección evitan que suba la arena.
Son muy pobres, viven a nivel de subsistencia, con los peces que consiguen del canal y pequeños cultivos de tomates, patatas, caña de azúcar y poco más. Nos dice que hay una escuela en el pueblo donde van hasta los 12 años y se acabó, porque los padres no pueden pagar el transporte y la comida para ir a Tamatave. Eso conlleva que llevaran la misma vida que sus padres o que sus abuelos, en estas condiciones tan precarias.
Los niños nos saludan entusiasmados y no piden nada, somos la atracción del día. Se pueden hacer excursiones por los Pangalanes de varios días, se va parando en los pueblos a dormir y se sigue camino. Nosotros, solo llegamos al primer lago, ya que no da tiempo a más. Después de la visita al pueblo, vamos a comer al restaurante un pollo asado con patatitas y ensalada muy rico. Antes, hemos ido al mar y hemos visto un camaleón de Oustalet al lado del camino. En este tramo no hay arrecife y el mar está muy bravo. La playa se extiende 20 km sin interrupción hasta Tamatave. El guía nos comenta que una vez a un turista le mordió un tiburón y que eso ha hecho que la gente no se quiera quedar en Tamatave y sea un sitio de paso para ir a la Ile Sainte Marie, cuando tiene atractivos para pasar más de un día. Dice que en la Isla Reunión también hay tiburones y cada año hay ataques donde muere alguna persona, pero la gente no deja de ir a la isla por ese motivo.DSC_0920 (Large)
Después de comer, vamos en dirección sur hasta donde se juntan el mar y el rio. Es muy tranquilo esto de ir en barquita, saludando a los niños que juegan en las orillas, a las señoras que están fregando los cacharros donde han hecho la comida, etc.
Sobre las 4, ya volvemos al embarcadero fluvial y el taxi nos lleva directamente a nuestro hotel. Descansamos un ratito y nos vamos a cenar a la Pizzería Queens que está a 300 metros del hotel en la misma calle. Son rápidos y las pizzas son buenas, nos cuestan 14.000 Ar y la cerveza 3.000 Ar.
Volvemos al hotel sin problemas, aunque a estas horas ya no queda nadie por las calles oscuras de la ciudad.

DÍA 47: 19-8-2015 MIÉRCOLES TAMATAVE – ANTANANARIVO

Hoy volvemos a la capital pues mañana tenemos los vuelos de vuelta a casa. Hemos reservado y pagado el transporte en la compañía Cotisse. Es la más seria que circula por esta zona, en la guía lo recomienda y podemos dar fe que es un cambio muy agradable a los transportes malgaches a los cuales estábamos acostumbrados.
Para empezar tiene una oficina moderna, limpia, con sala de espera con wifi, lavabos, restaurante, cafetería etc. Está a la altura de la gasolinera Shell en la Avda de la Liberation, tienes que entrar por el camino de tierra unos 200 metros y llegas a la empresa. Cualquiera en Tamatave la conoce. El billete nos costó 24.000 Ar y los vehículos son Mercedes Sprinter con sólo 19 asientos. La salida la tiene a las 8 de la mañana, pero nos convocan a las 7:15 y te dicen que si no estás, es tu problema, porque no te van a esperar.
Nosotros somos obedientes y allí estamos, antes incluso, el hotel Flamboyant está muy cerca, es un paseíto de menos de 10 minutos. Se puede coger un tuk-tuk por 1000 Ar por persona, pero no vale la pena.DSC_0890 (Large)
Tomamos un café en un establecimiento que hay detrás de la entrada y nos compramos unas pastas en la oficina que nos cuestan a 1.200 Ar cada una pero no valen la pena. En la calle hay bignetes a 100 Ar, recién hechas mucho más buenas.
En las mochilas ponen unas etiquetas con nuestros nombres y a la hora de entrar nos van llamando por nuestros nombres. Ya teníamos los asientos asignados, para esta hora, solo quedaban los 3 nuestros.
Antes de las 8, ya salimos. En teoría son 8 horas de trayecto, ya veremos si se cumple. A la media hora ya estamos parando para que la gente haga sus necesidades. No lo entendemos, con el lavabo que había tan estupendo en la oficina.
Pasamos por plantaciones de palmeras, de donde se saca el aceite de palma. Hay muchas plantas del viajero, que son muy utilizados en la construcción de casas en los poblados malgaches. La carretera es bastante buena, parece que la ha costeado la empresa canadiense que hay en Tamatave, para la extracción del níquel y el cobalto. Ayer nos comentaron que en vez de contratar a gente de aquí, han traído a 1000 filipinos para hacer trabajos nos cualificados. No se entiende, con tanta gente que hay sin trabajo que no les contraten, da que pensar si no ocultan algo.
En el bus tenemos una televisión donde van poniendo clips musicales, pero al cabo del rato ponen un capitulo del Mr Bean!!!!!
Paramos a la 1 en Andasibe para comer, como llevamos un montón de curvas nos compramos una piña que nos pelan al momento por 1.000 Ar. Nos han dicho que tardaríamos 8 horas y es lo que tardamos, pero luego más de un cuarto de hora para hacer 500 metros porque hay un gran atasco. Tienen una oficina y un garaje propio con lo que evitamos los acosos de los taxistas y los que nos quieren llevar el equipaje.
Un taxista nos lleva al hotel Sole por 10.000 Ar, aunque empezaban por 15.000 Ar, porque decían que es una mala hora. Eso no es excusa pues siempre hay atasco en Tana, a cualquier hora es complicadísimo ir de un sitio a otro. Estamos a menos de 2 km, pero tardamos casi media hora en llegar en nuestro divertido taxi 2 caballos descapotable.DSC_0941 (Large)
Nos dan la habitación pero nos querían cobrar 90.000 Ar, les decimos que la habíamos reservado por 70.000 Ar y después de llamar a alguien, dice que de acuerdo.
Al cabo de un rato, vamos a hacer la última cena en el Sakamanga de este viaje. Nos pedimos unas pizzas que con las cervezas nos cuesta 34.000 Ar. Estuvimos hace unos días en nuestra ruta hacia Andasibe y han subido los precios una barbaridad, cada cosa mínimo 2.000 Ar más.
Nos vamos al hotel porque no hay nada que hacer cuando es de noche en esta gran ciudad.

DÍA 48 Y 49: 20-8-2015 JUEVES Y VIERNES 21-8-2015 ANTANANARIVO – NAIROBI – AMSTERDAM – PARIS – BARCELONA

Vamos a desayunar nuestras últimas bignetes al mercado que tenemos cerca del hotel. Curiosamente tiene los precios en las vitrinas, cosa que no habíamos visto en ningún sitio y nos hubiese evitado muchos líos. Vemos que pasa un camión con empleados del ayuntamiento y va a los puestos improvisados de ropa, jabones, películas, etc. no coge el material, pero se llevan las paradas de madera, los caballetes, etc. No deben tener permiso para ponerse, nos recuerda lo que pasa con los manteros en España.
Nos cobran en el hotel 1.500 Ar de Taxe de Sejour, además de los 70.000 Ar de la habitación. Hay una vanette que pasa por los hoteles del centro de Tana y te lleva al aeropuerto por 10.000 Ar por persona. Nos cobra la llamada a la empresa para que nos venga a buscar, ayer llamó para otro cliente y nos les cobró nada, a nosotros 1.000 Ar. Nos parece un poco cutre, pero no podemos discutir porque nos hace el favor.
A las 2 nos pasa a buscar y somos los primeros, junto con un japonés que va a Mauricio, luego va por otros dos hoteles a coger a dos turistas. Es un servicio muy cómodo, aunque no está muy extendido pues de las 30 plazas que hay, somos 5 personas. Luego en el aeropuerto veremos que por los altavoces lo van publicitando continuamente.DSC_0893 (Large)
En tres cuartos de hora llegamos al aeropuerto caótico de Tana, es pequeño, aunque no se necesita más, pues solo hay 5 vuelos al día. Facturamos las mochilas hasta Barcelona, pero no nos da las tarjetas de embarque del resto de vuelos, solo la de Tana – Nairobi.
Pasamos el control de policía y al ir a pasar el control de seguridad para acceder a la sala de espera, cual no es nuestra sorpresa cuando vemos que hay un montón de cosas que no se pueden pasar en el equipaje de mano. No solo, lo típico como armas, aerosoles, líquidos, cuchillos o armas punzantes, sino que está prohibido llevar latas de foie, cacerolas típicas de estaño, figuras de madera, tenedores de cuernos de zebú, etc.
Nosotros llevamos los juegos de ensalada de cuernos de zebú y nos requisan todos los tenedores pues nos dicen que son muy peligrosos. Nos quedamos con mal cuerpo, pues si esos carteles tan bonitos que hay justo antes de entrar a la zona de seguridad, estuvieran en la entrada, antes de facturar, los podríamos haber facturado en las mochilas sin problemas, pero ahora no se puede hacer nada. Ya nos dicen, que lo que encuentran lo destruyen. Tampoco se pueden pasar caracolas marinas, de esas tan bonitas que encuentras en las playas de todo Madagascar. Menos mal, que eso si está facturado. Recomendamos encarecidamente que se vayan a mirar las vitrinas que hay a la entrada de seguridad y los carteles a todo color que hay justo antes de pasar por el escáner. Seguro que se nos olvida algo pues había un montón de cosas prohibidas, que para nosotros son inofensivas, pero para ellos es peligrosísimo. A una turista, delante de nosotros, le requisan una tortuga de madera preciosa tallada y se cabrea mucho como es normal.
Como los cubiertos tienen el mango de madera, vuelvo y reclamo las maderas, por si se puede hacer algún apaño, pero claro, me han destrozado cuatro regalos que llevaba a amigos.DSC_0956 (Large)
Cuando vamos a coger el avión, nos cambian las tarjetas de embarque y nos ponen en primera. Eso nos resarce un poco de nuestro cabreo. Vamos andando a la escalerilla de subir al avión, en este aeropuerto no hay fingers, ni buses, ni nada que se le parezca.
La verdad es que los ricos viven muy bien, como ya sabíamos. Nada más entrar nos dan una bebida, entre ellas champagne. Luego nos ponen un mantelito de hilo y nos dan un bol lleno de frutos secos, pero no de cacahuetes, sino nueces de macadamia, anacardos etc. y otra bebida.
Pasa un azafato y nos da el menú para que elijamos lo que queremos comer. Hay varias opciones y va tomando nota de cada uno de nosotros. Con la comida, nos traen los cubiertos, un tenedor metálico muy punzante, que nos hace reír, por la estupidez de quitarnos los nuestros y que en el avión nos den la misma arma peligrosa.
Van pasando continuamente y nos van llenando los vasos de vino o de lo que tengamos. Saben nuestros nombres y se dirigen con ellos a nosotros. Llegamos en 3 horas a Nairobi y pasamos otra vez a ser “pobres”. Vamos al mostrador de transfer a que nos hagan las tarjetas de embarque de los otros vuelos. Nos los hacen y al momento ya vamos a pasar el control de seguridad para entrar a la sala de donde salen los aviones.
A Xavi, le quitan la botella de agua que acaba de comprar en una tienda, cuando le habían dicho que se podía pasar. Tendrían que ponerse de acuerdo, pues es una incógnita la rigurosidad que van a emplear en los controles de seguridad.
El vuelo de Nairobi a Ámsterdam dura 7 horas y media, salimos con ¾ de hora de retraso y como el enlace en Ámsterdam es de una hora, ya pensamos que lo perderemos. Nos toca al final, pero vamos en unos asientos que son de dos personas, lo cual está bien.
Recupera el tiempo perdido en el vuelo, pero cuando llegamos estamos sin poder salir del avión los ¾ de hora que necesitábamos para llegar al avión, pues no pueden abrir la puerta que da al finger y tienen que traer una escalera a otra puerta. Cuando llegamos después de correr por los largos pasillos, aunque el avión no ha salido, nos dicen que no podemos embarcar. Nos vamos a una ventanilla de transfer y nos cambian a otro avión que sale un poco más tarde. Nos preguntan si queremos volar directamente a Barcelona, pero cuando lo van a hacer les da problemas el ordenador, pues los compramos por separado esos vuelos y no lo pueden arreglar. Por lo que vemos, es mejor comprarlos todos juntos por si pasan estas cosas.
En hora y cuarto llegamos a Paris y tenemos que esperar hasta las 12 que sale el de Barcelona. Ya tenemos ganas, pues a pesar de no ser muchas horas estamos cansados de tanto cambio de avión. Nos lo retrasan 1 hora y cuarto, pero al final ya salimos. Al llegar a Barcelona, vamos a buscar las mochilas, pero nos mandan un SMS al móvil de que no llegarán, que vayamos a hacer la reclamación y nos las llevarán a casa. Es normal que no lleguen con tanto cambio, perdidas de avión etc. Hoy que nos venían a buscar en coche y no están ….
Después de casi 30 horas, ya estamos en Barcelona sin novedad. Se acabó este maravilloso viaje a un increíble país como es Madagascar, hay que pensar en los nuevos!!!!!!.
Precio de los vuelos para los dos:
Barcelona – Paris – Barcelona = 380 €
Paris – Antananarivo – Paris = 2100 €
Gastos durante el viaje = 3.275 €
Total para los dos = 5.755 €

A %d blogueros les gusta esto: