VENECIA

ESCAPADA NOVIEMBRE 2021

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Poco hay que decir de una de las ciudades más bonitas de Europa. Sin lugar a dudas es uno de los sitios TOP 10 del Mundo. Trini ya la había visitado en dos ocasiones anteriores, pero Antonio aún no había tenido la ocasión

Fecha del viaje

Del 26  al 28 de Noviembre del 2021

Moneda

Es el euro

Nivel de vida

Venecia es mucho más cara que cualquier otra ciudad que conozcamos en Italia, para una estancia corta se puede sobrevivir de pizzas y comida rápida, pero tanto el transporte público (Vaporetto) como todo lo demás hace un destino muy caro.

Visado

Cómo viajamos en época de pandemia tuvimos que presentar constantemente el Certificado COVID

Salud

Todo muy limpio y civilizado.

Seguridad

En la Plaza de San Marcos, al acumularse muchos turistas, parece que hay carteristas (hay presencia policial), pero en el resto de la Ciudad todo parece muy tranquilo

Transporte

Fuimos en transporte público que funciona muy bien, sobre todo el Vaporetto y el bus del aeropuerto

Electricidad

Mismos enchufes que en España

Diferencia horaria

Misma hora que en España

Guía de viaje

Itinerario:

Día 1: BARCELONA – VENECIA
Día 2: VENECIA
Día 3: VENECIA – BARCELONA





DIA 26-11-21  VIERNES

BARCELONA – VENECIA

Hoy volamos con Ryanair (Los IDA Y VUELTA 140€) al aeropuerto de Venecia a las 17:20 horas. Nos encontramos en el tren en Clot y nos vamos al aeropuerto a comer. Salimos de la T2 a la hora prevista y en dos horas llegamos a Venecia, al aeropuerto Marco Polo.

Se puede ir al centro con dos compañías de autobuses, una que va directa, la ATVO y que tiene un coste de 8 euros y otra que va haciendo paradas y hay varios números que se pueden coger como el 5, 25, 35  etc. pero el precio es el mismo.

Hay unas máquinas donde se puede comprar el billete, pero también se puede comprar en el momento a unos vendedores que hay en la puerta del autobús. Las dos compañías dejan en la Piazzale Roma donde está la estación de trenes y desde allí vamos andando al hotel que hemos reservado por Booking. Es bastante complicado para nosotros, llegar al alojamiento que se llama Residenza Degli Angeli. Al final tenemos que llamar al dueño para que nos venga a buscar. Nos comenta que en Venecia hay 6 barrios diferentes y que la numeración es consecutiva, o sea que el número, por ejemplo 1345, solo habrá uno en el barrio de Dorsoduro, con lo que es más importante controlar el número de la casa que no la calle.

La habitación es muy correcta y a pesar de compartir baño con otra habitación, siempre lo hemos encontrado en perfectas condiciones de limpieza. Nos cuesta las dos noches 110 euros con desayuno incluido.

El anfitrión nos pide el certificado de vacunación y nos explica sitios a visitar, restaurantes y nos da un plano que nos irá muy bien para ubicarnos.

En este viaje nos hemos dedicado a callejear y no hemos entrado en ninguno de los numerosos museos, palacios etc que hay en la ciudad. Hemos aprovechado el buen tiempo que nos ha hecho para empaparnos de la vida veneciana.

Como no tenemos apetito nos vamos a ver lo más cercano al hotel que es el Puente de Rialto, que de noche está espectacular todo iluminado. Han puesto la decoración de Navidad en muchos sitios lo cual le da un aspecto encantador. El concurso para elegir el diseño del puente más famoso de Venecia, en el tramo más estrecho del Gran Canal, fue muy competitivo. Participaron los grandes arquitectos del s XVI, como Miguel Angel, Sansovino y Palladio pero ninguno superó a Antonio de Ponte.

El lugar ya lo habían ocupado dos puentes, uno muy endeble de madera, que cedió en 1444 con el peso de una multitud, y un puente levadizo, construido para permitir el paso de embarcaciones de mástiles elevados.

Paseamos junto a mucha gente por las callejuelas del barrio, pasando por unos de los 365 puentes que hay en la ciudad y disfrutando del ambiente navideño que hay.

Es una ciudad encantadora, cosa que no es un secreto, pero lo que disfrutamos es que están prohibidos incluso los patinetes y las bicicletas, que en Barcelona son una plaga muy peligrosa para los viandantes.

DIA 27-11-21  SÁBADO

VENECIA

El desayuno es completo y el día anterior nos han preguntado de que queremos el croissant relleno, todo  un detalle. Hay yogures, tostadas, café, mermeladas, mantequillas y la Nutella que les encanta y siempre encuentras en Italia.

Con el estomago lleno nos vamos a pasear y donde aparecemos primero es el barrio de Rialto, ya que se encuentra a 5 minutos de nuestro alojamiento.

Es una zona muy animada ya que hay mercado de alimentos frescos con el pescado como protagonista principal, pero también hay frutas, verduras y como no, souvenirs.

Las anguilas, cangrejos, enormes peces espada y atunes frescos son algunas de las exquisiteces de este mercado neolítico de 1907, donde las gaviotas intentan pillar algún pescado.

Vemos un producto que no conocíamos como la achicoria de Treviso, aquí solo se vende producto de temporada. En esta ubicación ya había mercados en 1097. La zona también es el corazón histórico de la ciudad y tomó su nombre de Rivoaltus, el terreno firme que proporcionó a los primeros habitantes de Venecia un lugar libre de inundaciones.

La mayoría de edificios son del s XVI, debido a un incendio que hubo en 1514. Durante el carnaval los tenderos compiten entre ellos vistiendo trajes medievales.

La iglesia de San Giocomo di Rialto, la más antigua de la ciudad, está restaurándose y no se puede visitar. Se dice que los cimientos fueron realizados por un carpintero en el s V, pero el edificio actual es medieval. El pórtico gótico y el reloj de 24 horas se tienen que ver de cerca ya que son impresionantes.

El Palazzo dei Camerlenghi es de 1525 y en la planta baja se encerraban a los deudores, y las plantas superiores albergaban las oficinas de los tesoreros municipales.

En las cercanías está la Tribuna Pública donde la columna de pórfido con una figura de piedra conocida como il gobbo (jorobado) se anunciaban las leyes nuevas y los nombres de los criminales.

La Ruga degli Orefici es una preciosa galería cubierta, decorada con frescos y hospeda a orfebres y comerciantes de seda desde 1300.

Al mirar desde el puente de Rialto parece que estamos viendo un cuadro de Canaletto, es espectacular, nos hace un día soleado precioso y disfrutamos mucho con el paseo.

Vamos a la Piazza San Marco,   que ha sido  durante siglos el corazón político y religioso de Venecia. Antiguamente era el jardín de un monasterio atravesado por un arroyo. Tiene una deslumbrante basílica y el Palacio Ducal, que presiden el lado este de la plaza y el resto de lados tiene una serie de edificios señoriales que han sido telón de fondo de grandiosas procesiones. La vertiente occidental fue remodelada por Napoleón que quiso construir aquí un palacio real.

Lo primero que vemos al pasar por debajo es la Torre dell’Orologio o torre del Reloj, una maravilla renacentista que incorpora dos moros de bronce que tocan las horas en el balcón superior. En Epifanía y en la Ascensión hay cada hora una procesión de Reyes Magos mecánicos liderados por un ángel. Cuenta la leyenda que se cegó a los artesanos que lo realizaron para que no pudieran repetir la obra.

Enfrente nos recibe el Campanile, edificio de 98 m de altura que colapsó en 1902 y fue reconstruido según el diseño del s XVI. En Barcelona en la Plaza España tenemos dos torres iguales que este Campanile.

Las cinco campanas del Campanile han marcado su ritmo de vida durante siglos. La campana Maleficio anunciaba las ejecuciones, la Nona repicaba a mediodía, la Trottiera llamaba a los nobles a las reuniones en el Palacio Ducal y la Mezza Terza indicaba los plenos del Senado. La Marangona sigue tañendo a medianoche.

En esta plaza está el Café Florián, celebre por ser el primer café de Europa. Conserva su decoración de 1720, paneles de madera, mesas con la superficie de mármol y espejos de marcos dorados.

Las columnas de San Marco son  reconocibles ya que las hemos visto multitud de veces en documentales. Una de las dos columnas de granito se erigió en 1172, la otra simboliza San Teodoro. Aquí se celebraban ejecuciones públicas.

En la Plaza San Marcos está el Museo Cívico Correr, con cuadros de la historia de la ciudad y el Museo Arqueológico que guarda obras egipcias, asirias, babilónicas, relieves, retratos romanos y griegos etc.

Pasamos de largo el Palacio Ducal para otra ocasión y seguimos hacia el barrio de Castello. Debe su nombre a un castillo que se erigió aquí en tiempos de los romanos, es la punta de Venecia. La mitad oeste del barrio está repleta de edificios históricos, como las iglesias de Santi Giovanni e Paolo y San Zaccaria. La otra mitad, sin embargo, está  tomada por los astilleros.

El edificio más impresionante de este barrio, según nosotros, es el Arsenale. Es un espacio amurallado fue el símbolo del poder marítimo y uno de los secretos mejor guardados de la Serenísima. Dentro, miles de trabajadores construían los barcos mercantes y de guerra y eran capaces de hacer una galera completa en un solo día. La puerta principal, Porta Magna, fue construida en 1460, y los leones que están a los lados fueron traídos de Grecia y añadidos en 1687. Uno de ellos tiene unas inscripciones rúnicas grabadas por mercenarios escandinavos.

Los trabajadores del Arsenal, eran considerados artesanos cualificados y a este grupo pertenecían los maestres constructores, carpinteros y calafateadores. Todos tenían garantizado el puesto de trabajo para toda la vida. Esto demostraba lo mucho que significaba el poder marítimo para el Estado.

Los Giardini están divididos en dos partes: una reservada a los pabellones de la Biennale y otra que es un parque en el que se puede ver una gran variedad de especies de arboles. En estos jardines hay estatuas de personajes famosos, entre las que destacan la de Wagner y la de Verdi. La Biennale se celebra cada dos años y es una importante exposición internacional de arte. Se ha acabado justo hace una semana.

En este barrio hay muchas iglesias interesantes, pero lo que destaca es la Scuola di San Giorgio degli Schiavoni. Los Schiavoni eran la mano de obra barata y los comerciantes que llegaban a la ciudad procedentes del Adriático oriental. Estaban muy bien considerados por su capacidad y su experiencia en el mar.

En 1451  se les permitió crear esta scuola o cofradía y los santos que escogieron como patronos fueron Jorge, Trifón y Jerónimo.

En la planta baja están las obras de Carpaccio como la que cuenta la historia de San Jorge y el dragón.

La Scuola Grande San Marco tiene una fachada con incrustaciones de mármoles de colores refleja que era una de las seis grandes hermandades que había en Venecia. Hoy es un hospital y tiene unos relieves muy interesantes en la planta baja.

Vemos que hay cola para visitar la Basílica pero va bastante rápido con lo que nos quedamos. Luego veremos que si no hubiésemos entrado esta tarde no la habríamos visitado ya que los domingos no abre hasta las 14:00 horas y hubiese sido muy justo.

La entrada cuesta 3 euros y hay un vigilante que comprueba el certificado Covid, si no lo tienes, no se entra.

La impresionante basílica bizantina que preside la Piazza San Marco se erigió como exponente del poder de la República Veneciana y como emplazamiento de la tumba de San Marcos.

Las obras comenzaron en 829 pero fue incendiado durante una revuelta en 976. La basílica de planta de cruz latina y cinco cúpulas data de 1071. Sobre el pórtico central aparece retratado el arquitecto. En 1807 se convirtió en catedral.

Como capilla ducal ha sido escenario de coronaciones, funerales y procesiones, ofreciendo un glorioso marco de más de 4000 m cuadrados de mosaicos, tesoros orientales y 500 columnas algunas del s III.

La fachada occidental tiene cúpulas, columnas, arcos y agujas que se alternan con estatuas de mármol, celosías y deslumbrantes mosaicos. El arco más septentrional incorpora mosaicos del s XII, que describen la propia basílica.

Los mosaicos del atrio son fantásticos con teselas de cristal y pan de oro. Los realizaron expertos artesanos siguiendo la tradición bizantina y presentan detalladas escenas del Antiguo Testamento. Los mosaicos concéntricos de la linterna del s XIII, narran 24 episodios del Génesis, el de la Creación entre ellos.

El suelo es un magistral mosaico de piedras de colores dispuestos de una forma irregular que recuerda el mar, tiene motivos geométricos y formas animales.

El refulgente retablo de oro, con piedras preciosas se encargó en Constantinopla en 976, pero posee añadidos posteriores. Está compuesto de 250 paneles con 1927 gemas autenticas. 

La cúpula central presenta espectaculares mosaicos de principios del s XIII, del Nuevo Testamento.

Por último la Loggia dei Cavalli es un balcón abierto a la plaza San Marco donde se encuentran las replicas de los caballos. También se ven restos de columnas cuya variedad de tamaños y estilos reflejan su muy diversa procedencia.

Vamos volviendo hasta el centro de San Marco, nos tomamos una cerveza en una terraza que nos cuesta 6,5 euros, pica un poco, pero el sitio es agradable.

A las 5:15 de la tarde hemos reservado una visita guiada por el centro de Venecia con Guru Walk. Se sale desde el Campo Santo Stefano y se recorre la parte más importante y monumental de Venecia: el Sestierre de San Marco.

Es el más pequeño y destacado distrito de Venecia y lleva el nombre del patrón de la ciudad. Está bordeado por el Gran Canal en tres de sus lados. El barrio vive en torno a la Piazza San Marco y al majestuoso Palacio Ducal, centro político y judicial de la ciudad hasta el s XVIII.

De la plaza parten Mercerie y Calle Larga XXII Marzo, con muchas tiendas de diseñadores famosos como Gucci, Chanel, Versace y otros. También hay muchos restaurantes donde comer y los precios son asequibles, pues vimos muchos que ofrecían un menú del día, incluso para cenar con 3 platos e incluido el servicio por 12 €.

Conocemos de cerca la fiesta más importante de la ciudad, los carnavales y sus máscaras. Luego se visita el teatro más importante de Venecia, la Opera de la Fenice. Pasaremos por el Palacio Contarini del Bovolo y se termina en la Plaza San Marcos de Venecia, donde está la Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal.

Los carnavales es lo que le da fama a Venecia y es objetivo prioritario para muchos turistas en esas fechas. Debe ser muy bonito poder visitarlo, lo intentaremos en algún momento. Se celebran 40 días antes de Semana Santa y es una magnífica fiesta de 10 días. Las calles se llenan de gente disfrazada, con mascaras y de visitantes con excéntricas vestimentas.

Comienza con el vuelo del ángel, cuando se lanza un acróbata o una paloma de cartón desde el Campanile, que hace llover confeti sobre los espectadores. El gran final es el explosivo martes de carnaval.

Las máscaras se elaboran artesanalmente con papel mache y escayola. Ahora es un objeto de deseo para turistas pero en otro tiempo fueron indispensables en carnaval, ya que permetían a los aristócratas divertirse en el anonimato. Un prototipo singular, con una larga nariz, era el que utilizaban los médicos en la peste, la cavidad se llenaba de hierbas perfumadas que filtraban el aire infecto.

El teatro de la Fenice se quemó en 1996  y fue reconstruido fielmente al original en 2003. Se han representado muchos estrenos mundiales, entre ellos el Tancredi de Rossini en 1813, La Traviata o Rigoletto de Verdi etc..

El Palazzo Contarini del Bovolo es de estilo gótico tardío. Tiene un contraste precioso entre el ladrillo y la piedra blanca de Istria. Lo más llamativo de este edificio es la escalera de caracol, bovolo en veneciano, construida en el interior de una torre cilíndrica unida a la fachada y que dio nombre a este palacio para diferenciarlo de otros tantos palacios del mismo nombre (Contarini).

Acabamos en la Plaza San Marcos donde el guía nos cuenta cosas muy interesantes. Nosotros recomendamos este tipo de visitas guiadas ya que son amenas y de otro modo hay cosas que aunque lleves guías, como hacemos, siempre se te pueden pasar.

Al acabar, empieza a llover con lo que nos vamos a nuestro barrio a cenar en un restaurante que nos ha recomendado nuestro anfitrión que se llama Al Nono Risorto. Es un sitio muy agradable que lo lleva una familia muy cercana y donde no vemos a casi ningún turista, sino familias cenando unos platos espectaculares. Nosotros somos amantes de la pizza y nos pedimos dos pizzas que con las cervezas nos cuestan 32 €.

Si volvemos a la zona otra vez, no dejaremos de pedir los platos de pescado ya que olían muy bien y  creemos que sabían mucho mejor.

Comprobamos el reloj y vemos que hemos andado más de 20 km. Estamos cansados con lo que nos vamos al hotel a descansar y mañana será otro día.

DIA 28-11-21  DOMINGO

VENECIA – BARCELONA

Desayunamos abundantemente para poder dedicarnos a visitar la ciudad. Hoy nos vamos a centrar en los barrios de Cannaregio, San Polo y Santa Croce y Dorsoduro por donde ya paseamos  el viernes, pero hoy lo veremos a la luz del día.

Sestieri de Venecia - Barrios y distritos de Venecia: los sestieri

Según nuestro anfitrión el barrio de Cannaregio es el más autentico de Venecia y donde todavía se ve el día a día de la ciudad. Abarca la media luna entre la orilla norte del Gran Canal y la laguna. Se extiende desde la estación del ferrocarril hasta el hospital de la ciudad. Fue el distrito de Marco Polo y los artistas Tiziano y Tintoretto, y conserva emblemáticas iglesias, como Madonna dell’Orto, además de un antiguo gueto judío. El barrio, así bautizado por los juncos (canne) que crecían en sus marismas, está atravesado por Strada Nova, la arteria principal de la ciudad, y también alberga la más estrecha, la Calle Varisco, de 58 cm de ancho!!!!!.

El mercado, los talleres de artesanía y los clubes de reno proporcionan animación, mientras que la hilera de verdes parques y los cafés y bares de los canales dan sitio para la relajación.

Pasamos por el Ca d’Oro, impresionante palacio gótico que se abre a un patio de columnas pavimentado con teselas. En su interior alberga la Galleria Giorgio Franchetti, una colección de pintura, escultura y cerámica que fue donada por el señor Franchetti en 1916. Antiguamente la fachada estaba forrada con lapislázuli, rojo y oro, ahora ya no queda nada de eso, pero la tracería en mármol es espectacular…

Llegamos al Gueto Judío que tiene el “privilegio” de que fue el primer gueto del mundo. La palabra gueto deriva de Getto, pieza de fundición, debido a la antigua fundición de hierro que había en el lugar.

Tras ser expulsados de España en 1492, muchos judíos se refugiaron en Venecia, y en 1516 se les obligó por ley a trasladarse a esta zona. Sometidos a toque de queda para evitar que confraternizaran con las mujeres venecianas, los ciudadanos dormían intramuros y la isla permanecía bajo la vigilancia de un barco patrulla armado.

Como no podían ejercer oficios artesanos muchos judíos se hicieron hábiles doctores o prestamistas. Eran en su mayoría refugiados de otras zonas de Europa, y fueron los responsables de introducir el arroz en la cocina veneciana.

Las nuevas oleadas de inmigrantes comportaron que cada grupo lingüístico se construyera su propia sinagoga y que los bajos edificios alcanzaran hasta siete alturas.  Hoy viven en el gueto unos 30 judíos, y hay otros 470 que viven en otros barrios de la ciudad.

Hay tiendas de arte en el barrio preciosas y algunas con gatos incorporados, lo cual nos alegra mucho.

En la plaza principal del pequeño barrio hay una garita con soldados protegiendo el barrio. Unos turistas que están haciendo fotos de unas esculturas, dejan una maleta sola y rápidamente sale un soldado a obligarles a coger esa maleta sospechosa…

En una placa de este barrio se recuerda que pocos fueron los que regresaron de los campos de concentración nazis de la IIGM.

Salimos del Gueto y paseamos por el Canale de Cannaregio. Hay muchos palacios que han reconvertido en hoteles de lujo. Por el Canal pasan góndolas con equipos de chicas vestidas de rosa muy reivindicativas. A éstas se les llama gondolinas pues se utilizan para hacer regatas.

Hay muchos tipos de embarcaciones como la góndola, utilizada para transportar turistas, el Vaporetto, autobús acuático de gran capacidad que cuenta con una versión eléctrica más ecológica. Los más ligeros, los motoscafos, realizan la travesía a las islas y son los que recorren los canales estrechos con puentes más bajos. 

El sandolo se utiliza para pescar y para las regatas. Son de color negro y muy parecidas a las góndolas. El topo es la barcaza para transportar mercancías y suelen llevar perros….

La Sanpierota tiene el fondo plano y se utilizaba para transportar la pesca a Venecia y debe su nombre a los habitantes de San Pietro in Volta. El Bragozzo tiene unas formas redondeadas y era la utilizada para pescar por los lugareños de Chioggia.

El Barco de bomberos son lanchas rojas que se utilizan para la extinción de incendios, rescate de objetos hundidos etc.

También hay embarcaciones de limpieza para la recogida de basuras. Las lanchas de ambulancia o de policía pueden sobrepasar los límites de velocidad. Por último están los ferris de coches que los transportan entre Tronchetto y el Lido.

Hay muchos puentes en Venecia, como ya he comentado, pero los más famosos serían el Puente de Rialto, el Puente de los Suspiros, por donde accedían los condenados a los horrores de los calabozos desde el Palacio Ducal, el Ponte dei Tre Archi es de 1688 y vadea el canal de Cannaregio.

El Ponte della Libertà, fue el primer acceso de Venecia con tierra firme en 1933, cuando Italia sufría el fascismo, de ahí que el nombre sea irónico. El puente de los Puños, llamado así porque se organizaban peleas entre clanes rivales hasta 1705, cuando fueron prohibidas por su violencia. Unas pisadas en la piedra indicaban la posición de inicio del combate, pero los contendientes acababan en el canal.

El Tre Ponti, no son tres, sino cinco puentes encadenados los que vadean el canal Rio Nuovo cerca de Piazzale Roma. Estas estructuras de madera y piedra ofrecen vistas de otros 13 puentes.

Llegamos al puente más controvertido de Venecia, el puente de la Constitución, y como no podía ser de otra manera es de Santiago Calatrava. Es el cuarto del Gran Canal y su modelo es un casco de góndola. Ha recibido criticas desde su inauguración en 2008, debido a su alto coste y que es peligroso cuando llueve ya que el suelo es de vidrio….

Para acabar nuestro fin de semana en Venecia paseamos por Dorsoduro. Es un barrio de contrastes, se extiende desde el puerto hasta Punta della Dogana. Aquí hay dos importantes galerías de arte, la Accademia y la Colección Peggi Guggenheim. No las visitamos y seguimos callejeando por este animado barrio hasta que se hace la hora de ir a buscar el bus ATVO, que nos devuelva al aeropuerto y a nuestra casa. Salen cada media hora, con lo que hay que controlar los tiempos para no llegar tarde al aeropuerto y perder el vuelo.

Llegamos sin novedad a Barcelona y cogemos el bus 46 que nos deja en Plaza España y desde allí un paseíto nos lleva a casita, hogar dulce hogar. A preparar el siguiente!!!!

A %d blogueros les gusta esto: