China 2 (verano 2012)

VIAJE DE VERANO DEL 2012

 

En el verano del 2012 nos decidimos a visitar el Tíbet. Compramos los billetes pero unas revueltas con los monjes ha hecho que el Gobierno Chino ha vuelto a cambiar la normativa para entrar en el Territorio Autónomo y nos impidieron ir. Cómo no nos devolvían el precio de los billetes, decidimos visitar la China que nadie hace, bueno, que los occidentales no hacen, pues los chinos, en gigantescas hordas si que los visitan. Ir en Julio y Agosto y pretender que vas a encontrar sitio en un tren es una tarea imposible. La incipiente, pero numerosísima clase media china, viaja sin parar, haciendo invisibles a los pocos occidentales que se atreven a hacerlo. Viajar por la China fuera de la ruta no convencional es una tortura. Nadie sabe inglés y ellos no hacen ningún esfuerzo para ayudarte. A pesar de que dijeron que a partir de los Juegos Olímpicos harían un cambio de imagen, los chinos siguen teniendo que cambiar muchos hábitos muy impactantes para nuestros ojos, pero como tienen dinero lo compensan con millones de trabajadores que van limpiando e incluso, barriendo las carreteras. Pero que nadie malentienda nuestra opinión, el pueblo chino es amable y acogedor simplemente que aun no está acostumbrado a la presencia de viajeros y viajar por sus tierra es muy complicado.

 

Beijing, Datong, Wutai Shan, Mogao, Labrang, Ta’Er Si, Taiyuan, Wullingyuan, Wulong, Chengdú, Xiamen, Casas Tulou en Fujian

 

GALERÍA DE FOTOS

PDF de la Ruta por China

Fecha del viaje
Salimos de Barcelona el 10 de Julio y volvimos el 20 de Agosto del 2012

Moneda
La modeda China es el Yuan. Su cambio actual ronda la relación 1 euro = 7,75 yuanes.(Conversor)

Nivel de vida

Es un país barato, a excepción de las entradas a los sitios, aunque se ha de reconocer que no practican la discriminación de precios y los autóctonos pagan igual

Coste por persona

Billete de avión hasta Beijing  700 euros con Aeroflot y salida por Hong Kong
Los demás costes están reflejados en el relato

Visado
Parece que en Madrid exigen muchas más cosas pero en el Consulado de Barcelona (C/Lleo XIII, 34) sólo hay que rellenar todos los apartados del formulario y decidir si necesitas doble entrada o no. Hay que tener cuidado con una cosa. Si vas más de 30 días y pides doble entrada, porque quieres visitar algún país vecino o Hong Kong, sólo te darán cada entrada por 30 días por lo que te obligan  a salir del país y en el momento que vuelves a entrar a Chinate dan otros 30 días. Si al final sólo quieres 1 entrada y vas a estar más de 30 días te exigen que enseñes el billete de avión conforme vas a volver y no te vas a quedar a vivir allí.

Formulario y tarifas

Horario de Atención al Público

Lunes Miércoles Viernes

09:30–13:30

Para ir a tramitarlo no hace falta madrugar. A las 11 hay poca gente mientras que a primera hora hay mucha cola.

Salud
Se ha de consultar con los expertos de Medicina exterior que saben cuales son las últimas noticias de epidemias en la zona, pero en este viaje no nos pusimos ninguna vacuna. Creemos que, a excepción de que se visite una zona muy rural durante mucho tiempo, no hace falta tomar ninguna precaución especial

Seguridad
Es un país muy seguro.  Seguro que en algún tren o bus hay, de vez en cuando, alguna incidencia pero el turista occidentañl es casi invisible de tan pocos que hay. La guía Lonely advierte sobre muchas estafas y trucos y sobre zonas especialmente conflictivas, pero es bastante paranoica, nosotros creemos que se equivoca con este exceso de alarmismo.

Transporte

Avión. A diferencia del primer viaje en el 2005, ahora hay muchas compañías que operan en China pero nosotros no cogimos ningún vuelo interno. Recomendamos para orientarse en precio mirar la web www.elong.net/

Taxis En general, son los taxistas de China bastante honrados y ponen el taxímetro o te dicen un precio bastante razonable. No suelen discutir demasiado. Eso si, has de llevar en caracteres chinos donde quieres ir ya que no tienen ni idea de leer nuestro alfabeto
Buses. Son más caros que los trenes pero suele haber plazas.
Furgonetas Son los vehículos para traslados cortos más utilizados. Son incómodos y muy pequeños por lo que viajar con mochilas puede ser un problema. Son muy baratos

Trenes. Es el mejor sistema de traslado en China pero tiene sus problemas, esencialmente es que es muy difícil conseguir billetes en las categorías cómodas. Siempre hay para ir de pie y muchas veces hay paar ir sentado pero para ir en literas es casi imposible, a excepción de que pagues mucho dinero a la mafia que controla esos billetes. Ahora todos los billetes se pueden comprar por Internet y salen 10 días antes de la fecha pero en minutos desaparecen.  Dos webs esenciales para no morir en el intento: Para saber el tren y su horario y para saber si aun quedan billetes.

Recomendamos ir en Hard sleeper, ya que son literas cómodas sea el trayecto que sea.  Los asientos, aunque en trayectos cortos pueden ser una buena solución, están en vagones que se llenan hasta los topes. Y dentro de las literas recomendamos coger la de abajo ya que la de arriba es algo incómoda de subir.

Electricidad
Los enchufes son la cosa más funcional que te puedes encontrar. Es posible enchufar tres tipos de clavijas diferentes en un solo enchufe, dos de ellas a la vez Y por supuesto van a 220v y 50Hz

Clima
China es un país muy grande y es difícil dar una opinión breve pero nos llovió muy poco pero nos salvamos por una semana ya que en Beijing hubo fuertes y mortales inundaciones

Diferencia horaria
China tiene una diferencia horaria respecto a España de  7 horas. Es curioso pero todos los horarios SIEMPRE se dan respecto el huso horario de Beijing aunque estés en el Tibet que la diferencia es tan solo de 4 horas.

Guía de viaje
Es la menos horrorosa de las opciones pero es muy mala. Fuimos con Geoplaneta pero recomendamos no fiarse nada de precios, ni horarios, ni hoteles,… Para nosotros la peor LP que hemoas visto. Sin demasiados datos prácticos es interesante la guía de Toni Vives de la editorial Laertes. es mejor fiarse de los blogs de los demás viajeros, pero, eso si, comparando mucho.

Diario de viaje

DIA 1 

BARCELONA- MOSCÚ – BEIJING 10-7-2012 y 11-7-2012

Cogemos el bus A1, que nos lleva al aeropuerto por 5,65 € por persona. Tenemos el vuelo a las 11:45 PM, una hora bastante rara, nunca hemos cogido un vuelo tan tarde. Cuando llegamos a hacer el boarding nos encontramos una gran cola de chinos con grandes maletones que suponemos que su destino final no es Moscú sino algún lugar en China como nosotros.

Salimos con media hora de retraso con lo que ya estamos a 11 de Julio. En el vuelo que dura 4 horas nos dan de comer y algo de beber, pero no cerveza que la cobran a 3 € la lata.

Llegamos a las 6 horas a Moscú (hora local) ya que son 2 horas más que en España. Nos quedan 7 horas de espera. Tenemos que pasar control de seguridad y nos hacen quitar los zapatos, cosa que en Barcelona no había ocurrido. Damos una vuelta por el aeropuerto donde hay infinidad de tiendas de lujo, restaurantes y maquinas de vending  con tentempiés. Los precios los ponen casi todos en Euros y todo es muy caro. Por ejemplo un café cuesta 5 €, y todo en ese estilo.

Descansando en el aeropuerto de Moscú

Vemos un gran espacio donde hay mucha gente estirada durmiendo, suponemos que tiene también largas esperas para su vuelo. Tiene moqueta y después de pensarlo unos momentos decidimos tirarnos también a descansar, ya que en el avión no hemos dormido nada.

No se está tan mal, y dormimos unas horas, hasta que decidimos acercarnos a nuestra puerta de salida. Nos han retrasado el vuelo media hora, lo cual hará que lleguemos ya el día 12 de Julio.

Salimos hacia Beijing a la 1 del mediodía y tras más de 7 horas de vuelo llegamos a Beijing. Nos han dado lo mismo para comer que el avión anterior, pero dos veces. Aquí tenemos mantita y almohada. Los aviones son antiguos y no tienen pantallas individuales, solo ponen en el monitor central una película en ruso de los años 50 que evidentemente no miramos.

Hay 4 horas de diferencia con Moscú, en total son 6 horas respecto a la hora peninsular española.

BEIJING 12-7-2012

Al llegar al aeropuerto lo primero que hacemos es ir a un cajero automático para tener moneda china, o sea el Yuan. El cambio está 1 € = 8 Yuanes. El máximo que nos permite sacar son 3000 yuanes al día.

Salimos después de pasar inmigración que es rápido y coger las mochilas que ya han salido.

Vemos una gran cola de personas para coger taxis, y aunque nos abordan algunos ofreciendo sus servicios nos vamos a la cola, ya que si los chinos esperan debe ser que no son de mucho fiar estos taxistas.

Cogemos el que nos toca, no hemos esperado demasiado ya que no paran de venir taxis a la terminal del aeropuerto. Le enseñamos el hotel que hemos reservado y después de dudar un poco nos lleva sin problemas. Está a unos 30 km, y la ventaja es que a estas horas no hay apenas tráfico con lo que llegamos rápido. Nos cuesta 100 Yuanes. La bajada de bandera son 10 yuanes, que se incrementa un 20% en horario nocturno. Luego cada km son 3 yuanes.

Al llegar al hotel, que se llama 161 Hostel,  tiene recepción 24 horas, tienen nuestra reserva y nos hacen pagar el total de las dos noches más un depósito de 300 yuanes. En la habitación hay una lista con lo que te cobran por las cosas que hay en la habitación  que te puedas llevar o romper. No recordamos que en el 2005 nos pidieran en ningún momento un depósito, cosa que, como comprobaremos más adelante, es normal en el 2012.

La habitación cuesta 300 yuanes por noche la doble con baño dentro y aire acondicionado, que se agradece porque hace mucho calor. Una cosa curiosa es que aparte de los geles y champús normales en estos hoteles también dejan zapatillas y cepillos de dientes que te cambian cada día.

Ya son las 3 de la mañana y estamos cansadísimos. Preguntamos donde comprar agua pero nos dicen que todo está cerrado y la del grifo no es potable.

Después de dormir unas horas nos vamos a pasear por Pekín. Notamos todo mucho más moderno con unas tiendas muy bonitas y todo muy limpio. La ventaja de este hotel es que tiene una parada de metro muy cerca que se llama . Allá nos vamos y compramos el billete en una máquina donde te admiten monedas o billetes como máximo de 10 yuanes. Cuesta 2 yuanes casi todos los recorridos, solo sube un poco si te vas mucho a las afueras. También puedes comprar unas tarjetas recargables que si vas a estar varios días en Pekín puede valer la pena.  Antes de entrar pasas los bolsos o mochilas por un escáner. También hay guardias con detectores para pasarlos por el cuerpo si ven algo sospechoso. Los andenes de las dos direcciones están juntos y las paradas ponen el nombre en chino e inglés.

Hay mucha gente y hay unos vigilantes que controlan que se deje salir antes de entrar ya que eso no lo tiene nada claro por estos lares.

Llegamos a la plaza Tiananmen, que está abarrotada de gente que va con su guía y su banderita para visitar la ciudad prohibida. Cuesta 60 yuanes. Nosotros como ya la visitamos anteriormente decidimos no entrar pero como hace mucho calor entramos en un parque que hay a la izquierda de la entrada para visitarlo y ver si pasan un poco las horas de más calor. Cuesta 3 yuanes la entrada y la mitad con carnet de estudiante.

Es bonito, con bancos para poder sentarte, con un lago que puedes alquilar unas barquitas para pasear por él. Hay muchos bancos ocupados por gente que está durmiendo, ya que el calor es agobiante. Vemos un montón de gente con unas hojas de papel que ponen en el suelo pero como están escritas en chino no entendemos nada. En algunas ponen años que parece que son de nacimiento y alturas. No sabemos a quién preguntar y nos quedamos con la incógnita.

De golpe cae una tormenta que dura unos pocos minutos y nos refugiamos en una pequeña pagoda. Al acabar seguimos paseando por el parque hasta que llegamos a un edificio futurista con forma de seta y el techo como de placas metálicas, que al

No sabemos el motivo pero …

acercarnos vemos que es una especie de teatro donde hacen obras de teatro tradicional, ballet o compañías internacionales como una de Barcelona que está estos días por allí.

Vamos a buscar algún sitio para comer cerca del hotel. Justo a la salida del metro hay un Mc Donalds que una hamburguesa doble con patatas y Coca-Cola cuesta 24 yuanes. Al acabar vamos al supermercado de al lado donde compramos agua de litro y medio por 2,5 Yuanes y alguna cosa para picar.

Volvemos al hotel a descansar un ratito y cuando anochece salimos a pasear por la callejuela de nuestro hotel que se llama Lishi Hutong Dongcheng. Está muy animado con un montón de chiringuitos para comer y beber, lo cual ya están haciendo los lugareños. Hay todavía muchas casas tradicionales, pero vemos que las están destruyendo a pasos agigantados para hacer enormes edificios impersonales.

Luego de pasear un rato nos decidimos por un pequeño restaurante donde una chica muy simpática  que no habla nada de inglés nos dice que queremos, nosotros lo señalamos de la mesa de unos clientes, es un plato de pollo con verduras y cacahuetes. También pedimos un plato de pescado frito que está muy sabroso y dos cervezas. Cuesta acabárselo todo y nos cobra en total 28 yuanes o sea 3,5 €, una ganga. Cuando le pagamos le queremos dar algo de propina  y nos dice que no.

Nos vamos a ver si podemos dormir un poco, ya que el jet lag se hace notar. En la habitación apenas hay wifi, pero fuera hay unas salas donde se coge muy bien.

BEIJING – DATONG 13-7-2012

Cogemos un taxi que nos lleve  a una estación de autobuses donde salen hacia Datong. Es hora punta y está bastante lejos unos 12 km. Nos  cuesta 49 yuanes.

Compramos el billete en la taquilla y nos dicen que el siguiente bus es a las 11. Según la guía hay cada hora, lo que no sabemos es si no quedaban billetes para las 10 o es que no hay cada hora.

Descubrimos donde está la salida que tenemos que coger que es la número 6. El lenguaje de signos con los números es importante aprenderlo porque lo hacen servir mucho. Hasta el número 5 es con los dedos de una mano y luego del 6 al 10 es diferente, pero muy fácil.

Salimos puntualmente y 5 horas después estamos en Datong. El hotel que pensábamos coger está al lado de la estación y allí nos lleva un taxi por 15 yuanes, nos pedía 20 pero nos lo deja en 15, aunque suponemos que hemos pagado la novatada porque la bajada de bandera es de 5 yuanes.

Al llegar nos deja en un hotel que pone otro nombre, y nosotros decimos que no es el hotel que nosotros queremos ir, el taxista insiste y me hace entrar dentro del hotel con la guía y me dicen que sí que es el mismo. Al salir hay una pequeña placa con el nombre antiguo que es Foguo Binguan. Ahora se llama Jian He International, pero las chicas que están en recepción no saben nada de inglés, pero nada, nada, una de ellas tiene un teléfono móvil con el que busca las palabras que no sabe en inglés, y así poco a poco nos entendemos gracias también a una turista china que nos ayuda. Preguntamos si tienen una habitación doble y nos dicen que no, tras insistir nos mandan a una habitación para verla y si que tienen lo que pasa es que no tienen camas individuales, lo cual a nosotros no nos supone ningún problema. El precio son 188 yuanes, pero nos piden 600 yuanes por las dos noches más un depósito. El tema del depósito ha costado un poco, pero al final lo entendemos gracias al traductor del móvil.

La habitación es una pasada, muy chula, con baño supermoderno y además de todas las amenities que dan, estos también me dan un peine. Tenemos unas vistas magnificas de la plaza de la estación de tren. Es muy recomendable este hotel, ya que el precio incluye incluso el desayuno aunque no tenemos muchas esperanzas con lo que nos darán al día siguiente.

Queremos concertar la visita a las cuevas de Yungang (Yungang Shiku) y al Monasterio Colgante (Xuankong Si), que parece que la oficina de turismo CITS organiza visitas conjuntas por 100 yuanes. Preguntamos en la estación de trenes ya que la información que tenemos es que está la oficina dentro. No es así, y una amable chica nos indica más o menos donde está.

No hace falta que nos preocupemos ya que nos viene al encuentro el encargado del CITS ya que supone que unos extranjeros si estamos en Datong queremos ir a visitar eso. Ya hay 3 suizos esperando y nos vamos a la oficina. Está bastante escondida dentro de un hotel, no parece que lo sea pero sí que lo es, hay unos grandes carteles que lo indican.

Nos dan unas tarjetas tras el pago de 100 yuanes por persona que lo único que incluye es el transporte y la guía. Si no se tiene carnet de estudiante, la entrada a las cuevas cuesta 150 yuanes y al templo Colgante 130 yuanes. Con ese carnet la mitad, pero con cualquier carnet, los chinos se lo creen ya que uno de los turistas da uno de una asociación suiza de camping y cuela, otro da un carnet de no se sabe bien qué es y también cuela. Solucionado el día de mañana nos vamos a visitar algo.

En Datong  se puede visitar unos templos antiguos que la guía lo pone muy bien, y dice que el bus nº 4 te deja al lado. Como sale de aquí mismo nos vamos a la parada. El bus cuesta 1 yuan por persona. El conductor entiende donde queremos ir y dice que

Centro de Datong

nos avisará (suponemos).

Después de un rato nos avisa todo el bus que nos tenemos que bajar. Es muy complicado llegar ya que las vemos, pues es muy alto, pero como están haciendo obras está cortado el paso. Bajando bastante  y al final encontramos una calle que parece que nos va a llevar a los templos.

El templo de Huayan se divide en dos complejos independientes: un monasterio aún en funcionamiento (el templo superior) y un museo (templo inferior). El complejo fue construido originalmente por los Khitan durante la dinastía Liao (907-1125), aunque se conserva poco de esto. El templo está orientado al este y no al sur, según dicen los khitan también adoraban al sol.

En el templo superior hay el salón de Mahavira de 1140 y es uno de los salones budistas más grandes de China. Suele acoger sermones para los que deseen estudiar el camino de las ocho etapas (para eliminar el sufrimiento) o conocer a los monjes.

El templo inferior alberga reliquias de otras dinastías. La sala posterior, antaño una biblioteca de sutras, fue construida en 1038 y es el edificio más antiguo de Datong.

Cuando nosotros llegamos está a punto de cerrar que lo hace a las 18:30 PM. Cuesta 60 yuanes la entrada y 40 con carnet de estudiante.

Otra cosa interesante para visitar en Datong y próximo a estos templos es el Mural de los nueve dragones, que solía tener la misma función que el muro de los espíritus de un templo. Colocado en una entrada de un palacio evitaba que los malos espíritus cruzaran el umbral y entraran en el edificio. El muro representa a nueve serpenteantes dragones, tiene 8 metros de altura, 45 metros de longitud y 2 de grosor.

Han construido una ciudad enorme justo al lado de los templos de apariencia antigua pero que todavía están acabando edificios. Hay un montón de tiendas, restaurantes y pequeños puestos donde venden desde ropa, calzado, fruta, comidas varias etc.

Está muy animado lleno de gente paseando y comprando que les encanta. Vemos que una pareja compra una especie de pizza cortado en trocitos y les imitamos. Cuesta una bolsa 5 yuanes y está muy bueno. Los trozos de sandía que también probamos cuestan 2 yuanes.

En la plaza central de este nuevo recinto llegan un montón de niños y jóvenes vestidos con ropa de arte marcial, pero no descubrimos que arte es en particular, pero están corriendo y haciendo ejercicios. Hay muy pocos extranjeros, de hecho en toda la tarde vemos 6 o 7 con lo cual les llamamos la atención y algunos nos piden hacerse fotos con nosotros.

Cuando nos cansamos de estar aquí, volvemos a la calle principal donde pasan todos los buses, que nos cuesta un poco porque como a la ida hay muchas calles cortadas. Pasamos por la antigua muralla de la ciudad que era de tierra como todas las de la zona, se ve muy deteriorada con lo que hace 4 años las autoridades de la ciudad decidieron volverla a construir de nuevo, y en eso están. Mide 14 metros de alto, 18 metros de anchura, 7,24 km de perímetro y 3,28 km cuadrados. Se puede visitar un trozo por 60 yuanes por persona, lo cual no hacemos, ya que no le vemos la gracia a la reconstrucción modernísima de esta muralla, aunque en la publicidad pone que lo están haciendo “con tecnologías originales, estructuras y materiales originales, asistidos científicamente con las herramientas modernas.

Para volver al hotel se puede coger el 4, el 15 y el 30.

DATONG – TEMPLO COLGANTE – CUEVAS DE YUNGAN – DATONG  14-7-2012

A las nueve de la mañana estamos en la oficina de turismo para empezar el tour, después de un desayuno decepcionante ya que lo único que había eran unas cuantas sopitas con verduras varias, y una especie de crepe con ningún gusto. Solo hay leche y si quieres café te cuesta 8 yuanes.

Como llueve y vemos que hay paraguas de cortesía en el hotel les pedimos unos paraguas y ellas nos piden 100 yuanes de depósito (como no).

Somos en total 12 extranjeros, 3 suizos, 4 franceses, 2 alemanes, 1 canadiense y nosotros. La primera visita se tarda en llegar 1,45 horas y la segunda nos comenta nuestra guía que 2 horas, aunque antes iremos a comer. De vuelta está previsto que lleguemos a las 6 de la tarde.

La primera parada es el Templo Colgante donde está cayendo una lluvia torrencial en pocos minutos que se tarda desde el

Templo colgante

bus a la entrada ya estamos todos empapados. El espíritu empresarial chino se ve en que hay unos cuantos vendiendo paraguas y chubasqueros para los no previsores.

Es muy impresionante el sitio donde se pusieron a construir este templo bastante pequeño pero espectacular con sus soportes de madera fijadas en la pared de la roca en el precipicio. Originalmente el templo estaba más cerca del suelo pero fue elevándose para protegerlo de la crecida  de las aguas en el cañón de Jinlong. Los salones se han reconstruido y están conectados por tambaleantes pasarelas  y pasillos. Los 40 pabellones ocupan cuevas y cavidades naturales, cubiertas con fachadas de madera. Albergan estatuas de divinidades confucianas, budistas y taoístas en piedra, hierro y bronce. Sanjiao Dian (pabellón de las Tres Religiones) atesora estatuas de Confucio, Buda y Lao-Tse sentados juntos.

Se encuentra en la una de las cinco montañas sagradas del taoísmo la septentrional (Heng Shan) también conocido como Beuyue (pico Norte). Su pico más alto de 2000 metros atrae a muchos escaladores.

Estamos a 5 km de Hunyuan y a unos 65 km al sudoeste de Datong.

De allí nos vamos a la comida donde hay un montón de autocares, pero estos chinos son muy rápidos y en un momento tenemos la comida tradicional china en la mesa giratoria. Nosotros no disfrutamos nada de la comida, pero se acaba casi todo, solo se dejan la cabeza de la gallina con cresta y ojos incluidos. Eso es demasiado incluso para el intrépido alemán que se atreve con todo. Nos cuesta 30 yuanes por persona que es un poco timo, ya que no nos han dado nada de beber, ni unas miserables servilletas.

De aquí tenemos dos horas de bus hasta las Cuevas de Yungang, que aprovechamos para la siesta de rigor ya que el paisaje

Cuevas de Yungang. Templo en la entrada

no vale nada.

Estas cuevas se empezaron a excavar alrededor del año 460 y son las grutas budistas más antiguas de China. Estas cuevas, labradas en la arenisca de unos acantilados y conforman uno de los más celebres exponentes del arte budista en China. Son Patrimonio de la Humanidad. Compuesto por más de 51.000 estatuas, el conjunto fue iniciado en el año 453 d.c. para expiar su persecución del budismo. Las esculturas presentan rasgos helenísticos, persas, centroasiáticos e hindúes, prueba de la riqueza cultural que la ruta de la Seda introdujo en el país.  Cuando la capital se trasladó a Datong a Luoyang en 494, las obras se abandonaron por completo. Junto a las estatuas, cuya escala abarca desde la colosal a lo diminuto, hay paneles informativos en inglés.

Pagamos los dos 150 yuanes por tener carnet de estudiante y entramos en el recinto, que según nos dice la guía, hace unos meses que lo han acabado de construir y donde han hecho unas reproducciones de las cosas más importantes que nos vamos a encontrar. Nos recomienda que hagamos las fotos allí porque lo otro está muy destrozado.

Empezamos por la nº 5 hasta la 20 que son las que están en mejor estado. Luego volveremos a ver de la 1ª a la 4ª.

En la cueva nº 5 hay un buda sentado con gran corpulencia y naturalismo y se distingue de los Budas anteriores que eran más estilizados. La cueva está protegida por una fachada de madera y eso ha hecho que se conserven muy bien. Alberga un buda sentado impresionante de 17 metros y tiene la cabeza pintada de azul.

Cuevas de Yungang

La nº 6 también tiene una fachada de madera y alberga una estúpa central decorada con 8 budas de gran tamaño, elefantes, músicos, guerreros y apsaras. Las paredes de la cueva están flanqueadas de parábolas budistas, en cada panel hay una escena de la vida de Siddhartha hasta su iluminación.

Las cuevas 9, 10 y 12 son celebres por las columnas y las estatuas frontales que sostienen instrumentos musicales. Entre los guardianes de la entrada de la cueva 8 se encuentran los dioses hindúes Visnú, sentado sobre un pavo real chino o un fénix y Shiva, representado a lomos de un toro, con tres cabezas y ocho brazos. En la cueva 12 vemos decoraciones con devotos de la música y la danza. Los coloridos muros demuestran el desarrollo y el uso de los instrumentos musicales en la China de la época.

Hay unas cuantas cuevas que no se pueden visitar porque están haciendo remodelaciones, con unas vallas con fotografías que se pueden ver delante de ellas.

En la nº 18 el colosal buda, recuerda el estilo de Gandhara. Este importante centro budista y encrucijada de numerosos caminos de la Ruta de la Seda quiso recrear la naturaleza solemne, digna e imponente de Buda. Los cinco arbat más pequeños de los lados y la corona de los bodhisattva son más realistas.

Llegamos a la nº 20 con un buda de una sencillez y simplicidad muy acusadas. La cueva pudo estar protegida con una celosía. Sakyamuni sentado mide 14 metros de altura y está flanqueado por un bodhisattva erguido.

A partir de aquí la guía nos deja un rato para que veamos el resto de cuevas. Hay hasta 51 pero las últimas son inaccesibles porque hay una cadena. La verdad es que estas son muy pequeñas y comparadas con las del principio no valen demasiado la pena.

Nos volvemos a juntar y vamos hacia las primeras cuevas que había dejado para el final. En la nº 3 vemos unos budas rollizos y labios carnosos que nos indican que son posteriores, de la dinastía Sui (581-618 d.c.).

En la nº 2 hay una pagoda de sección casi cuadrangular; esta cueva tiene una pagoda cuadrada esculpida entre el techo y el suelo.

De vuelta a Datong se ven los restos de varias almenaras Ming que formaban parte del sistema de señalización utilizado para proteger el paso que conducía a Mongolia.

Llegamos con puntualidad suiza a la estación de trenes, a las 6 de la tarde.

Gran Buda

Vamos al hotel a devolver los paraguas ya que no llueve, se los miran 300 veces para ver que estén bien, y al final nos devuelven el depósito de 100 yuanes. Para coger el dinero son rapidísimos pero para devolverlo se toman su tiempo.

Nos acercamos a la estación de trenes para comprar el billete para ir a Yinchuang, pero solo encontramos para ir de pie, lo cual es inconcebible pues son más de 13 horas. El primer día que hay asiento duro para ir es el 18 de Julio. No nos parece tampoco buena idea, ir 13 horas sentados. Preguntamos y encontramos en litera dura desde Taiyuan el 17 con lo que cambiamos planes y nos iremos a Wutai Shan y de allí nos iremos a Taiyuan donde cogeremos el tren hacia Yinchuang (con mucha suerte cuadrará todo). El único problema es el horario, pues sale a las 16:30 PM y llega a las 3:15 AM…Hay un horario mejor que es a las 12:15 de la noche y llega a las 8 de la mañana o a las 10:30 PM y llega a las 9 de la mañana porque es más lento, pero no hay litera tampoco. Nos cuesta 109 yuanes por persona. Si hubiésemos encontrado litera blanda nos habría costado 245 yuanes, es más del doble pero es un compartimento de 4 literas con aire acondicionado y baño propio. Las literas duras son como en la India la Hard sleeper, 6 literas sin puerta y con ventilador (eso pone la guía).

Nos vamos a la oficina del CITS a comprar el billete para el día siguiente a Wutai Shan que es un lugar de peregrinaje y estudio desde que el budismo se implantó en China. Nos vende dos billetes por 90 yuanes por persona, pues incluye su comisión que nos parece que son 30 yuanes por billete. Nos escribe la estación de autobuses desde donde sale por si queremos coger un taxi o un autobús que también nos deja cerca.

Nos quiere reservar hotel en Wutai Shan pero nosotros preferimos llegar allí y buscarnos la vida.

Para cenar justo al lado de la oficina de turismo pedimos un plato de cerdo con cebolla y cervezas, pero estamos un poco hartos de ese sabor.

DATONG – WUTAI SHAN  15-7-2012

A las 7 de la mañana ya hemos hecho el check out y vamos a coger un taxi, pero cuando estamos ya metiendo las mochilas en el maletero viene corriendo el señor de la oficina de turismo a decirnos que no hace falta ir en taxi porque saldremos de una estación de autobuses que hay justo al lado del hotel. Nos dice que un señor que hay allí nos acompañará en el proceso. Nosotros entendemos que un autobús que hay allí es el que tenemos que coger.

De repente escuchamos a una señora con un cartel que nos parece que dice que va a Pingyao que no es la misma ruta de nuestro destino. Nos empezamos a preocupar pues va pasando el tiempo y nosotros seguimos allí esperando. El señor no para de llamar por móvil y está enfadado y de repente nos pasa el móvil para hablar. No tenemos ni idea de quién es, pero es el de la oficina de turismo, diciendo que han cancelado el autobús de por la mañana ya que lo ha contratado un grupo, pero que hay uno a la tarde. Nosotros evidentemente queremos ir por la mañana y dice que nos llevarán en un taxi, porque tiene que ir a buscar gente a Wutai Shan y que nosotros no tenemos que pagar nada más. No me queda igualmente muy claro, pero al momento está allí explicando lo mismo. Cada vez estamos más mosqueados, pero de repente después de varias llamadas nos dice que nos meterán en un autobús que lleva a gente a Wutai Shan, que hay 3 plazas libres. Al momento llega un coche con un joven chino dentro que también va a Wutai Shan y después de un pequeño problema de comunicación entre nuestro conductor y el conductor del bus, llegamos al bus que nos llevará a nuestro destino.

Nos explica nuestro compañero de fatigas que es un bus de trabajadores que van a trabajar en la construcción de esa ciudad.

Nos ponen una película muy divertida aunque no entienda nada de época que cuando empieza sale como el comienzo de las

Templo budista en Wutai Shan

películas de la Columbia Pictures con un león pero ellos tienen un burro rebuznando, es muy gracioso.

A la entrada de Wutai Shan (Patrimonio de la Humanidad) para el autocar para que paguemos la entrada. Pagamos 218 yuanes por el derecho a entrar en esta ciudad sagrada. Los chinos pagan 134 yuanes, son dos entradas y una de ellas cuesta 50 yuanes que pagamos lo mismo, pero otra nosotros 168 y ellos solo 84 yuanes, justo la mitad. Es un no parar de gastar dinero en entradas, que son carísimas, esta broma son 27 € por persona al cambio.

Los trabajadores no tienen los papeles para entrar y como esperamos ya mucho rato, se bajan para que nosotros podamos ya llegar a la ciudad.

Nos ofrece el conductor un hotel que suponemos que tiene comisión, nosotros decimos que lo miraremos y si nos gusta nos quedaremos.

Llegamos a la ciudad, nos bajamos del bus y ya hay una señora esperándonos para llevarnos a su hotel. Es sencillo y nos pide 120 yuanes por noche pero lo rebajamos a 100 yuanes. No parece estar mal aunque es mucho más sencillo del que estábamos en Datong.

Después de tomar posesión de la habitación nos vamos a dar una vuelta por la ciudad. Es bastante fea, aunque la guía ponga que es  encantador el  pueblo de Taihuai. Es un valle cercado por cinco picos de Wutai Shan, posee la mayor concentración de templos y también la mayoría de los hoteles y restaurantes de la cadena montañosa. Albergó más de 300 templos durante la dinastía Qing, pero muchos fueron destruidos. Tsongkhapa, el fundador de la secta budista del bonete amarillo (a cuya cabeza está el Dalai Lama), vivió aquí y las montañas y sus santuarios son objeto de culto de los budistas lamaístas esparcidos del Tíbet a Mongolia.

Durante la dinastía Tang se convirtió en uno de los principales centros de culto de Asia, llegando a atraer a peregrinos de China, India, Corea y Japón. Casi todos los templos fueron destruidos durante la persecución gubernamental del budismo en el siglo IX.  Durante la dinastía Ming, comenzó a atraer a numerosos budistas tibetanos casi todos de Mongolia para los que Manjusri o Wenshu (discípulo de Buda) tiene una especial significación. Muchos de los templos de Taihuai albergan una estatua de Manjusri, que suele representarse a lomos de un león y blandiendo una espada que utiliza para hacer frente a la ignorancia, el sufrimiento y la apariencia. Muchos templos y pabellones están  consagrados a Wenshuy la asociación de la

Otro templo en Wutai Shan

divinidad con la montaña se remonta al siglo I d.c., cuando un monje hindú que visitaba la zona tuvo una visión del bodhisattva. Desde entonces se han registrado muchas apariciones.

Hay un servicio de minibuses que te lleva los picos donde están los 4 puntos cardinales y el del centro. El precio oscila entre los 60 y los 80 yuanes. Están en el centro del pueblo, pasando un puente, no es difícil verlos pues hay más de 100 de color blanco.

Nosotros hemos decidido que nos dedicaremos a los más céntricos, que en la guía recomiendan ya que no tenemos ningún interés religioso en visitar todos los que hay, que son muchos. Para nosotros, que somos profanos en la materia, no distinguimos los matices que suponemos los creyentes sí que identifican.

Empezamos por el Luohou Si, uno que es famoso porque dentro del templo hay una flor de loto de madera decorada con ocho pétalos que al girar se abren y revelan tallas budistas en su interior. De allí nos vamos a Tayuan Si, pero cual no será nuestra sorpresa que cuando creíamos que la carísima entrada que habíamos pagado era para entrar en todos los templos vemos que no, que en este hay que pagar 10 yuanes. A pagar toca, yo le enseño los tickets pero con una sonrisa me dice que no valen, que a pagar.

La característica estupa blanca que se eleva 50 metros sobre el templo es la construcción más emblemática de Wutai Shan, casi todos los peregrinos la visitan para hacer girar las ruedas de oración que hay en su base. Nosotros también lo hacemos por si acaso, mal no hará. Hay unos carteles con el mantra que hay que decir mientras das vueltas. Detrás de la estupa se erige el salón de las Escrituras, cuya caja de sutras giratoria del siglo IX contenía escrituras en chino, mogol y tibetano.

De allí vamos al Xian Tong Xi, cuya característica más importante es el pabellón de Bronce. La construcción es toda de metal y está decorada con miles de pequeñas figuras budistas. También hay que pagar 10 yuanes. En los templos que se paga lo ponen también el nombre en inglés, pero en los que no se paga no se preocupan.

El salón sin vigas alberga una pagoda en miniatura de la dinastía Yuan y magnificas estatuas de monjes meditando en los huecos de las paredes. Más adelante está el salón de Mansjuri, con una estatua del bodhisattva de 15 caras y 1000 brazos. Subiendo la escalera desde este salón se llega al cegador salón del Bronce, con una altura de 5 metros y 50 toneladas de peso. Se trata de una minuciosa reproducción en miniatura de un pabellón Ming y según dicen está chapado en oro. El interior está decorado con 10.000 budas en miniatura.

Por hoy ya tenemos suficiente de templos y nos dedicamos a ver a la gente, tomar una cervecita y no hacer nada.

Cuando nos cansamos vamos a la habitación y descubrimos que hay un canal en español, donde repiten mucho las noticias pero por lo menos nos enteramos de lo que dicen. Hay la CNN en inglés que se hace eco de las manifestaciones en España contra los recortes en educación, sueldos, prestaciones sociales etc.

WUTAI SHAN 16-7-2012

Hoy lo primero que hacemos es ir al pico Dailuo, que se puede subir andando, a caballo o con telesilla que cuesta 50 yuanes la ida y 70 la ida y vuelta. Nosotros como somos masocas subimos andando con el calorazo que pega, pero hay que hacer algo de ejercicio que después de tantos autobuses nos estamos quedando cuadrados. Es una subida bastante empinada pero llena de puestos de todo tipo, vemos una señora que ha metido en una jaula muy pequeña a una especie de zorro, pobrecito, se le ve muy agobiado. Más adelante un señor que vende pieles de zorro e incluso de un oso blanco, otros que tienen ardillas o pájaros en jaulas, se supone que para que pagues algo de dinero y los suelte. Aparte de todos estos, hay puestos de sagrarios budistas, pulseras, y toda la parafernalia que se pueda imaginar.

Simpática niña en un Templo

Al final llegamos arriba y tenemos una especie de mirador desde donde se ve el pico del norte y el del oeste en la lejanía. Hay un templo donde también se paga pero no entramos, lo  bonito es la vista. En todos los templos hay unas paradas con fotógrafos que te hacen fotos digitales y te las imprimen al momento. Si quieres te las pueden hacer como si estuvieras levitando o con Buda encima de tu cabeza, son muy frikis.

A la bajada, que es mucho más fácil, nos acercamos al templo de Wanfo, muy animado y donde según la guía hay representaciones gratuitas de opera de Shanxi por las tardes a las 19:30 y en efecto vemos el escenario preparado, aunque por la mañana que en ocasiones también hacen hoy no hemos tenido suerte. En este templo vemos unos cuantos gatitos monísimos y juguetones.

Como hace mucho calor nos vamos al hotel a descansar un rato y a la tarde vamos al  templo de Xiantong donde se eleva el pico Bodhisattva (Pusa Ding), al que se llega tras subir 108 escalones, el número de cuentas del rosario budista. Hay una gatita muy pequeñita de apenas un mes, que una señora china la llama “mami” suponemos que se debe decir así en chino.

También nos acercamos al templo Qi Fo Si, que cuenta con una pagoda de piedra blanca.

Ya van cerrando las estancias de los templos con lo que nos vamos a ver pasar la vida, que también es interesante.

Nos vamos cuando anochece al hotel, después de haber comido una especie de salchicha de Frankfurt que no está mal por 2 yuanes la unidad. Vamos a otro, a comer otras dos y nos quiere cobrar 5 por cada una, cuando se las devolvemos, se ríe y nos dice “no, que son 4…  ja ja ja”, le decimos que no es buena persona por intentar engañarnos y lo entiende.

WUTAI SHAN – TAIYUAN – YICHUAN 17-7-2012

Salimos del hotel prontito ya que queremos llegar a una hora decente a Taiyuan y tener un poco de tiempo libre para visitar lo

Templos en Wutai Shan

más importante.

Le preguntamos a nuestra casera como ir a la estación de autobuses y nos acompaña por la calle principal a buscar un taxi que nos lleve. Ella le explica donde vamos y salimos hacia el sur.

Los autobuses verdes no funcionan todavía ya que son las 7 y cuarto de la mañana. Nos habían dicho que era un servicio gratuito que te llevaba a los distintos templos para que no se ande tanto. Nosotros no los hemos hecho servir ya que nos hemos movido por los que estaban cerca.

Le pagamos 10 yuanes, aunque el nos pide 20, nosotros creemos que la señora del hotel ha dicho 10 y es lo que le pagamos. Se conforma rápidamente con lo que debe ser el precio. Nos lleva de la manita  a comprar el ticket. La chica que nos atiende sorprendentemente habla inglés y nos entendemos muy bien. El bus sale a las 8:50 con lo que nos toca esperar un buen rato, aunque el bus está abierto y esperamos dentro, ya que cerca no hay nada que hacer ni ver. El bus cuesta 74 yuanes cada uno. Nos ha dicho que tarda unas cinco horas en llegar. Pasamos por alguna ciudad que tiene unos edificios gigantescos iguales todos ellos. Se ve que están tirando todo lo antiguo y están poniendo todo uniforme en su fealdad. Ahora entendemos cuando se dice que la mitad del cemento que se gasta en el mundo es en China y que una tercera parte de las grúas también están aquí.

Llegamos en 4 horas y como no sabemos en qué estación de buses estamos, intentamos  preguntar a alguien donde está la estación de tren. Hay una de las estaciones que según la guía está a 5 minutos andando, pero los autobuses que vienen de Wutai Shan llegan en teoría a otra estación. Una chica que nos ve un poco perdidos se ofrece a ayudarnos en inglés. Cuando le decimos

Madre china con su retoño

que queremos ir a la estación de trenes, baja con nosotros afuera de la terminal y nos pide un taxi y le explica donde queremos ir. También negocia el precio, es un encanto esta chica.

El taxi nos cobra 10 yuanes y nos deja enfrente de la descomunal estación de trenes. Hay unas pantallas gigantes donde ponen todos los trenes que salen durante el día y las plazas que quedan libres. En casi todas las categorías pone que quedan 0 libres. Vemos que el nuestro  está indicado a la hora que tenemos nosotros y ya nos quedamos tranquilos pues hay otra estación de trenes en Taiyuan.

Justo al lado de la entrada a la terminal está la consigna de equipajes, los dejamos porque todavía quedan 3 horas para el tren y no queremos ir cargados. Nos dicen que cuesta 10 yuanes por paquete, suponemos que es por día. La puerta de al lado de la consigna hay un McDonalds y rápidamente entramos a comer algo que sea conocido, ya que estamos un poquito cansados de la cocina china. Además tiene wifi, eso sí limitado a media hora. El problema es conectarte porque todo está en chino y no entendemos nada. Preguntamos a una chica de allí y no se aclara, pero rápidamente va a buscar al encargado que habla algo de inglés y nos ayuda hasta que llega a un apartado que tenemos que poner el número de móvil, el cual claro no tenemos disponible en la red china. Al final pone su nombre, su correo y su móvil. Es muy amable y la verdad es que estos pocos días que llevamos en China nos estamos dando cuenta que nuestra apreciación del primer viaje está cambiando, ya que son muy amables e intentan ayudar en todo lo que pueden. El problema es el idioma que todavía hay muy poca gente con algún nivel mínimo de inglés y el nuestro en chino es patético. El precio de la comida en esta cadena es el mismo que puedes encontrar en España, lo cual para ellos es un pelín caro, pero está abarrotado de gente joven y no tan joven.

Enfrente de la estación hay un SPAR y allá nos vamos a buscar algo para las horas que pasaremos en el tren. La verdad es que para nosotros no hay demasiado de interés, aparte de toda la variedad de productos típicamente chinos, solo vemos unas latas de sardinas picantes y algo de atún, pan de muchas clases, algunas pastas envasadas y mucha fruta. Desde manzanas, peras, sandias, melones, plátanos, durianes, melocotones, nectarinas etc. La fruta nos está salvando y es muy sana.

Cogemos el equipaje y nos vamos a la sala de espera, no sin antes pasar todo el equipaje por escáner y que luego  nos pasen el detector de metales a nosotros. También nos han pedido los pasaportes que luego no han abierto siquiera.

Está muy bien indicado el número de tren con lo que vamos a la sala de espera correcta y vemos que nuestro tren está anunciado, todo va bien.

Cuando falta un cuarto de hora para la salida empezamos a entrar eso sí a empujones, que parece que les van a quitar la litera…

Este tren tiene 18 vagones y ha salido de Shanghai, en total tardará desde allí 22 horas a llegar a Yinchuan. Nosotros “solo” 13 horas. Pensábamos, que habíamos comprado la litera del medio y la superior y resulta que hemos comprado las dos superiores. No es una buena opción ya que hay poco espacio para estar, pero es lo que hay.

Tenemos 2 personas encargadas del vagón, uno, no para de barrer, recoger los desperdicios etc., aunque antes ha pasado recogiendo los billetes y dándonos una tarjeta de plástico. Suponemos que es para avisarnos cuando lleguemos. La gente se va poniendo en las literas  y muchos están con sus móviles, jugando o escuchando música. Tienen unos móviles de última generación. Nos está sorprendiendo mucho esta nueva China.

En el compartimento tenemos un termo con agua caliente que se puede ir reponiendo cuando se gasta y que utilizan para echar en los potes de noodles que les gustan tanto y que comen a todas horas o para los termos del té que van rellenando. A pesar de que hay papeleras en todos sitios algunos tiran todo al suelo, con lo que se va ensuciando por momentos a pesar de los esfuerzos de los encargados por mantenerlo todo limpio. Cada litera tiene un pequeño colchón, con sabana, edredón y almohada. En primera clase pero que aquí eufemísticamente llaman litera blanda, hay 4 literas en vez de las 6 que hay aquí y tienen un lavabo individual cada uno de los compartimentos. El precio, eso sí, es un 150% más caro que las otras, pero curiosamente siempre se venden.

Al cabo del rato sobre las 10 de la noche apagan las luces y todo el mundo se dispone a dormir. Nuestro compañero de compartimento no hace caso de la prohibición de fumar y de vez en cuando enciende un cigarrillo, lo cual es molesto ya que el humo se concentra en la parte de arriba donde estamos.

Media hora antes de llegar suena una música muy agradable invitando a la gente a despertarse y prepararse para la llegada del tren. Durante todo el trayecto ha hecho unas cuantas paradas donde se subía o bajaba gente.

El responsable de nuestro compartimento nos trae nuestros billetes de tren y se lleva sus tarjetas de plástico. Nos preparamos para bajar de la litera que no es fácil, ya que no está muy bien pensado o nosotros somos torpes, que  todo puede ser.

YINCHUAN – TUMBAS XIA – YINCHUAN 18-7-2012

En este tren hemos calculado que debían ir más de 2000 personas, y es curioso cuando llegamos a la ciudad de Yinchuan a las 3 y media de la mañana, todas estas personas saliendo hacia el exterior. Nosotros no tenemos hotel reservado y decidimos esperar a que se haga de día porque nos sale la vena catalana y no queremos pagar una noche de hotel por tan pocas horas. El problema será donde esperar, ya que según hemos visto está muy controlado todo el tema de las entradas y salidas de las estaciones de bus o tren. Está estación es muy nueva y moderna y vemos que se puede acceder sin problemas a una sala de espera inmensa y allí que nos vamos. Hacemos lo que la mayoría, que es coger 4 asientos y tumbarnos a descansar e intentar dormir un poco. Hay unos lavabos muy limpios y tiendas pero ahora éstas, están cerradas. Dormimos un rato y cuando son las 7 de la mañana y ya es de día nos disponemos a ir al centro de la ciudad y buscar un hotel. En la guía pone que hay un autobús que es el 1 que nos llevará, pero estamos cansados y a pesar de que lo vemos allí, decidimos coger un taxi. Le enseñamos un

Tumba Xia

hotel de la guía que lo pone bien y allá que vamos. Esta estación está muy lejos de la ciudad, en la ciudad nueva como ellos la llaman, unos 12 km, con lo que el taxi nos sale por 28 yuanes, una barbaridad.

Llegamos al centro y entramos en el hotel que nos interesaba, el E’erduosi Dajiudian en Shengli Beigie. Cuando entramos ya vemos que no tienen ganas de atendernos y nos dicen que el hotel está lleno. No nos creemos nada, pues hay mucha gente que lo está dejando, pero le preguntamos a la recepcionista si sabe de algún hotel cerca. Nos lleva a la misma esquina donde hay uno de la compañía de aviación superlujoso de 4 estrellas que nos piden unos 450 yuanes, cuando nos dicen cuanto estamos dispuestos a pagar, y se lo decimos nos dicen que no pueden. Esto nos demuestra que los precios que ponen en la entrada no sirven para nada y todo depende de tu capacidad de negociación y las ganas que tengan de acoger extranjeros que no hablan chino. Justo al lado hay uno de la cadena Super 8, que en Estados Unidos ya fuimos a unos cuantos y no están mal. Entramos y preguntamos el precio y nos enseñan el cartel, nosotros decimos que nos lo rebaje y al final nos lo dejan por 210 yuanes con desayuno, que estamos convencidos que es mucho, pero la habitación está muy bien y no queremos buscar más. Gracias a un cliente que está pagando para dejar el hotel y nos ayuda conseguimos entender todo lo que nos dicen. Ellos ante nuestra cara de incredulidad y a pesar de que les decimos que no los entendemos, siguen hablando más fuerte, pero en chino, como si fuera un problema de volumen de voz. Creen que repitiéndolo muchas veces lo entenderemos.

Un gran problema, es que muy pocos hoteles en China, ponen Hotel en nuestro alfabeto y aunque nosotros lo tenemos escrito en su alfabeto, es muy complicado detectar cuando vas por la calle lo que es un hotel y lo que no.

La habitación es muy espaciosa y cómoda, todo muy limpio, con lo cual después de asearnos y cambiarnos, nos vamos a buscar el billete de tren para nuestro próximo movimiento.

Según nuestra guía, relativamente cerca de nuestro hotel hay una oficina bancaria que venden los billetes de tren y así no desplazarse a la estación de tren. Encontramos la calle y después de unas cuantas preguntas llegamos a la oficina, donde unas chicas nos dicen que ahora ya no los venden allí. Les preguntamos qué adonde nos tenemos que dirigir ahora y después de hablar mucho entre ellas nos dicen que hay una oficina en la misma calle pero más adelante a unos 2 km. Nos enseñan un papel donde alguien en inglés ha apuntado que está al lado de un colegio y enfrente de una sucursal del Banco de Nangxia.  Vamos preguntando y todo el mundo cuando le enseñamos en chino de la guía lo que buscamos, todos nos  dicen que sigamos que está más abajo. Al final la encontramos, es una pequeña oficina, que si te descuidas te la pasas y que a las 12 cierran con lo que no hay mucho tiempo. Está un poco después de la calle Funning. Preguntamos para comprar billetes de Lanzhou a Dunhuang y para la próxima semana no tiene nada que no sea en asiento duro. Después de deliberar un poco decidimos que es una pesadez, pero vemos que el tema de las literas en los trenes tenemos que reservarlo con muchísimo tiempo o no habrá posibilidades. Hay 3 trenes al día que nos van bien y en ninguno hay posibilidad con lo que compramos por 143 yuanes un asiento duro. Sale el tren a las 17:55 y llega a las 7 de la mañana siguiente. Puede ser apoteósico.

Queremos visitar las Tumbas de la dinastía Xia occidental que están a unos 33 km al oeste de Yinchuan. Hay dos maneras o con taxi, o cogiendo un bus hasta Xixia Qu y luego allí un taxi.

Paramos un taxi y nos pide 200 yuanes por el trayecto, y al siguiente como nos pide 150 yuanes lo cogemos. Es muy rápido de llegar ya que hay unas autopistas excelentes, casi todas vacías, suponemos que las han hecho tan buenas para cuando la gente tenga coche y las necesite, porque ahora vas km y km sin ver un coche. En media hora llegamos y vamos a la taquilla. Cuesta 60 yuanes la entrada normal y 30 yuanes con carnet de estudiante. Cuando se los enseñamos dice que son falsos, que esos no somos nosotros. Sacamos el pasaporte y le enseñamos que todo coincide, y a regañadientes nos las vende.

Estas tumbas tienen forma de pirámide y fueron construidas hace 1000 años por el primer emperador Xia. Hay nueve tumbas imperiales, además de 200 tumbas menores, repartidas por una superficie de 50 km cuadrados. El camino hasta la tumba principal es una vía procesional flanqueada por bases de estelas talladas, una plataforma para sacrificios y atalayas. Hay unos minibuses eléctricos que te llevan a la entrada del museo y luego de vuelta a la salida cuando has visitado la tumba principal.

La tumba principal de 23 metros de altura, fue construida originalmente como una pagoda octogonal de madera de siete plantas, similar al mausoleo de Gengis Khan que hay cerca de Dongsheng, pero todo lo que queda de ella es el gran núcleo de tierra.

Hay un museo con ejemplos de arte budista con influencias de Tibet y Asia Central. Vemos descubrimientos que se han hecho en algunas tumbas sobre todo la 3 de un caballo o una vaca. En otro emplazamiento a la derecha del museo hay una especie de museo etnológico donde en pequeñas habitaciones hay escenas cotidianas de aquella cultura, algunas muy melodramáticas con mucha sangre y cabezas cortadas que me recuerdan la serie Juego de Tronos. En los jardines hay pequeñas reproducciones de cómo eran las tumbas en la antigüedad. Paseamos por un camino de estelas funerarias y desde allí ascendemos a la tumba nº 3. Queda muy poco, solo unos pequeños montículos de tierra que gracias a que hemos visto lo

Mural en el Museo de las Tumbas de Xia

anterior nos podemos hacer una idea de lo que era. Aquí hay una pequeña concesión al turista (aunque hace días que no vemos) y explican lo que vamos viendo en chino e inglés.

Al acabar la visita nos montamos en el minibús que nos devuelve a la entrada donde está nuestro taxista esperándonos. Le decimos que en vez de llevarnos al centro de la ciudad nos lleve a la estación de buses de largo recorrido para comprar el trayecto Yinchuan – Lanzhou, y nos dice que no hay problema pero que le hemos de pagar 200 yuanes, nosotros le decimos que ni hablar y que nos lleve al centro, todo esto con la guía de conversación donde le marcamos lo que queremos decirle. Al final nos lleva a la estación de buses que no coincide con el sitio que pone nuestra guía. Es otra nueva que no sabemos dónde está. Vamos a información y después de un rato nos  llegamos a enterar de los horarios de los buses y donde se compra el billete pero nos cuesta cantidad. Al ir a la taquilla, un chico que está esperando para comprar un billete al ver nuestras dificultades nos hace de intérprete pues habla un inglés muy correcto y resulta providencial para nuestros intereses. Compramos un billete para las 9: 35 de mañana para poder enlazar con el tren. Empiezan a las 7:20 y cada 45 minutos hay uno. Nos cuesta 140 yuanes y nos dicen que el trayecto es de 5,30 horas. Ya que estamos le preguntamos cómo volver a la ciudad y nos dice donde debemos coger el bus nº 1 para regresar. Este autobús es muy cómodo pues llega desde el centro histórico, si es que se le puede llamar así, hasta la estación de buses de largo recorrido y luego a la estación de trenes, todo por la módica cantidad de 1 yuan.

En un momento llega uno e incluso nos podemos sentar. Vamos a pasear un poco por el centro donde hay grandes centros comerciales, tiendas de todo tipo y podemos ver que los precios son similares o incluso más caros que en España en algunas cosas como camisetas, tejanos etc.

No entendemos nada. En la plaza donde está la puerta Sur de la ciudad en su subterráneo hay un gran supermercado donde se puede encontrar comidas preparadas, fruta y cerveza fresca.

Está lloviendo con ganas, así que volvemos  al hotel a descansar y recobrar fuerzas para seguir.

YINCHUAN – LANZHOU – DUNHUANG 19-7-2012

Como el bus sale a las 9:35 podemos remolonear un poco y a las 8 bajamos a desayunar a la 2ª planta. No tenemos muchas esperanzas, pero nos salva que hay sandia y pastitas que no están mal. Aparte de esto hay sopitas varias, noodles, pan de molde, los bollos tan sosos que les gustan tanto y leche.

Encantadoras niñaas en un restaurante

Hacemos el check-out y les cuesta un rato devolvernos la fianza de 190 yuanes que nos habían hecho dejar. Estamos nerviosos ya que son casi las nueve y no hemos salido del hotel.

Cogemos un taxi y le enseñamos el ticket del bus y como se escribe, parece que se entera y al meter el equipaje como estamos en un semáforo y tiene que salir lo deja abierto y dice que no hay problema. Al siguiente semáforo, salimos y lo metemos dentro.

Nos cuesta 10 yuanes, aquí la bajada de bandera son 7 yuanes y luego 1,2 yuanes el km.

Preguntamos donde tenemos que coger el bus y un policía nos envía al piso superior y vemos que es la salida 12. Una señora se nos acerca y nos pregunta en inglés que si nos puede ayudar y le damos los billetes para que confirme lo que pensábamos. Hemos llegado justitos ya que a estas horas hay mucho tráfico, pero al fin ya estamos en nuestro asiento.

El camino es muy monótono ya que pasamos por una autopista y entre pequeñas colinas a ratos pero nada de actividad humana. Solo hacia el final vemos que están construyendo unos enormes edificios en medio de la nada….

Llegamos a una estación de buses que nos va muy bien porque está muy cerca de la estación de trenes, solo hay que seguir la calle y ya llegamos. Como en todas las estaciones que hemos visto hay un local de comida rápida, aquí es el KFC, que nos va bien pues tenemos que esperar  unas dos horitas hasta que salga el tren hacia Dunhuang.

En este trayecto tenemos asiento duro, ya que no hemos conseguido literas. Son en teoría 13 horas que suponemos serán muy duras.

Cuando falta un cuarto de hora para salir el tren, se empieza a entrar y comprueban que somos nosotros con el pasaporte.

Al principio se lleva bien lo del tren pero a medida que pasan las horas ya no sabes cómo ponerte y te duele todo. Nosotros vemos series en el ordenador para que se nos pase más rápido el tiempo, pero al final también te cansas de eso. No hay que preocuparse si no se lleva comida o bebida porque continuamente están pasando con carritos donde hay noodles, galletas, patatas fritas, patitas de pollo, fruta, incluso cervezas.

Las últimas horas son interminables, porque intentamos dormir pero es muy difícil en estos asientos, aunque los chinos lo hacen en posturas inverosímiles.

Llegamos a la faraónica estación de Dunhuang y la mayoría de los chinos ya se van directamente a visitar las cuevas de Mogao, en unos autocares que ya los están esperando. La mayoría viaja en grupo organizado, muy poca gente por libre.

 Nosotros hemos decidido tomárnoslo con más tranquilidad y buscamos un taxi pero empiezan por 40 yuanes, luego por 30 yuanes y al final nos viene a buscar uno para que compartamos el taxi y nos cuesta 10 yuanes por persona.

Le decimos que nos lleve al Jiari Dajiudian (Holiday Hotel), en el nº 18 de Mingshan Lu. Al preguntar nos dicen que la doble cuesta 200 yuanes. Miramos otras opciones pero el precio es más caro y no mejora demasiado. Nos la quedamos y nos la limpian porque todavía no lo han hecho ya que es muy pronto.

Descansamos un rato y nos vamos al Charley Johng’s Café que está a 20 metros del hotel. Allí nos tomamos un full english breakfast por 25 yuanes. Como su nombre indica es salchichas, tomate, 2 huevos fritos, café y tostadas. Preguntamos por donde sale el bus hacia Mogao y es justo enfrente del hotel, son unos buses verdes, que suelen salir cada media hora.

Hace mucho calor y Dunhuang es otra ciudad como las tantas que estamos viendo sin nada de interés ya que si te abstraes podría ser cualquier ciudad española, con lo que volvemos al hotel un rato.

A la tarde nos vamos a comprar los billetes de tren para seguir nuestro viaje. Llegamos a la taquilla donde pone un horario de 15 a 20 por la tarde, pero la encontramos cerrada. Hay un papel que pone 18:05. Suponemos que es la hora que abren, pero no estamos seguros. Paramos a varias personas y les preguntamos cómo podemos, pero no sacamos nada en claro. Hacemos una foto del cartel y al lado que hay una agencia de viajes se lo enseñamos a un señor que habla inglés y nos lo confirma. Nos vamos al mercado nocturno que lo están empezando a poner, a hacer tiempo.

Volvemos y compramos el billete a Jiayuguan en asiento duro pues son “sólo” 5 horas. Nos cuesta 54 yuanes cada uno. Al querer comprar una litera a Lanzhou para la noche desde Jiayuguan, nos dicen que no hay en ninguno de los cuatro trenes nocturnos que nos irían bien.

No compramos ninguno más y esperamos a llegar a Jiayuguan y ver si hay un bus nocturno a Xining o si no, saldremos al día siguiente por la mañana en tren. La noche pasada hasta Dunhuang la tenemos demasiado presente como para repetir semejante tortura.

Ya tenemos el billete comprado que es la principal preocupación de este viaje y nos vamos a comer algo al mercado nocturno. Hay unas paradas de pinchitos de carne muy apetecibles, donde por 10 yuanes te dan 4 pinchitos. Nos pedimos una cerveza (6 yuanes) y ya tenemos la cena. Para los más atrevidos hay muchas opciones diferentes, pues hay cientos de chiringuitos de todos los tipos. Hay una plaza central donde incluso hay música en directo. Según la guía hay un plato típico de aquí que es tallarines con carne de burro…. Nosotros no somos tan valientes, ni pensamos que se tenga que probar todo.

DUNHUANG – CUEVAS DE MOGAO – LAGO DE LA MEDIA LUNA 21-7-2012

A las 8 estamos enfrente de nuestro hotel, donde ya está el bus verde que lleva a Mogao (Patrimonio de la Humanidad) Salimos sin haber llenado pero al poco rato para, y sube un montón de gente.

Nos cobran 8 yuanes por el trayecto por persona. Al llegar a la zona de las cuevas vemos que han hecho un espectacular recinto donde hay tiendas de todo tipo y donde compramos los tickets. Cuesta en temporada alta que va de Abril a Octubre 160 yuanes por persona (20 €). Aquí los carnets de estudiante no sirven de nada a menos que estudies en una universidad china. En temporada baja cuesta la mitad.

Nos ponemos con un grupo de chinos, pero hay opciones por 20 yuanes más por persona a las 9 de la mañana, las 12 o las 2 de

Cueva más grande en Mogao

la tarde de tener una guía en inglés, francés o alemán. Suponemos que este servicio lo debe pedir poca gente pues es el viaje donde estamos viendo menos turistas occidentales. Al día  vemos 2 o 3 personas occidentales con suerte, y la mayoría son parejas mixtas.

No se pueden hacer fotos dentro de las cuevas y en general se respeta mucho. Hay unas taquillas donde dejar las máquinas de fotos y las mochilas que tampoco se pueden entrar.

Está muy bien organizado, ya que te dan unos cascos donde oyes perfectamente a la guía, no como en las cuevas de Yungang, que a pesar de que nos hablaba en inglés, el ruido era tan intenso por el número de grupos que había que no te enterabas.

Las cuevas de Mogao son la mayor concentración de arte budista del mundo. En su momento de máximo esplendor, el yacimiento albergó 18 monasterios y más de 1400 monjes e innumerables artistas, traductores y calígrafos. Los comerciantes adinerados y los oficiales importantes eran los principales mecenas responsables de la creación de nuevas cuevas, pues las caravanas hacían un gran desvío hacia Mogao para orar o dar gracias por un viaje seguro a través de los páramos del oeste.

La primera cueva se cree que se empezó en el año 366. Tras el colapso del comercio a lo largo de la Ruta de la Seda esta serie de grutas que se extienden 1700 metros a lo largo de la pared de un cañón permanecieron olvidadas durante siglos entre las dunas del desierto del Gobi.

Hubo que esperar a principios del siglo XX, cuando una serie de exploradores extranjeros llegaran  a redescubrirlas.

Las cuevas más antiguas (cuevas Wei y Zhou) tienen un toque indio en cuanto estilo e iconografía. Todas contienen un pilar

Pintura interior (es de dentro del Museo)

central que representa una estupa (simbólicamente alberga las cenizas de Buda) que los devotos deben rodear rezando. Los pigmentos se obtenían de la malaquita (verde), cinabrio (rojo) y lapislázuli (azul).

Luego vienen las Cuevas Sui y las cuevas Tang, que son el punto álgido del arte de las cuevas. Las técnicas de pintura y escultura se hicieron muy refinadas. Los bellos murales que representan el paraíso occidental budista ofrecen una valiosa mirada a la vida, la música, el vestido y la arquitectura de la corte en la China Tang. En este periodo se tallaron unas 230 cuevas, incluidas dos impresionantes con Budas sentados. La estatua de la cueva nº 96 mide 34,5 metros de alto, la que la convierte en la 3ª más grande del mundo. Hay otro de 24 metros de altura. Los budas fueron tallados desde lo alto, utilizando andamios, cuyos agujeros de anclaje aún resultan visibles. Estas dos cuevas se visitan siempre y el resto van rotando, pues hay unas 20 abiertas al público. Cuando detectan que hay demasiado Co2 las cierran para preservarlas.

A partir de este periodo empieza a declinar la economía y esto se refleja en las cuevas por unas técnicas de dibujo más simples y unas figuras más planas.

Después de visitar unas cuantas cuevas con sus respectivas explicaciones  vamos a la Biblioteca en la cueva nº 17, que es donde se encontraron miles de manuscritos, pinturas, informes militares, partituras musicales etc. Hay una estatua dedicada al monje más famoso de estas cuevas. Vamos al museo que está enfrente y donde hay algunos manuscritos originales pero las pinturas son todas reproducciones pues los originales se encuentran en el British Museum, la British Library, el Louvre, y otros museos franceses. Como se explica en unos paneles en inglés, estas cuevas fueron expoliadas por “imperialistas occidentales”. En 1900, un guarda que se había autoproclamado como tal “Wang Yuanlu” descubrió una biblioteca oculta con decenas de miles de manuscritos y pinturas inmaculadamente conservados, de épocas tan lejanas como el año 406 en la cueva nº 17. Se apilaban en diversos idiomas desde clásicos confucianos y taoístas, sutras etc, copiados por algunos de los grandes de la caligrafía china, por no mencionar el libro impreso más antiguo de China, el Sutra del Diamante del año 868.

Siete años después del descubrimiento pasaban por allí dos arqueólogos, Aurel Stein y Paul Pelliot y consiguieron apropiarse de cerca de 20.000 manuscritos de incalculable valor, trasladándolos luego a museos de Gran Bretaña y Francia. Se pagaron al cambio unos 300 € actuales por todo aquel tesoro.

De todo lo que había en esa cueva, en China queda menos de un 10 %, lo cual cabrea mucho a los intelectuales chinos. Los que defienden esta expoliación dicen que de no haberse sacado tanto desde China, se habría perdido por los maoístas de la Revolución cultural o lo hubiesen destruido los iconoclastas musulmanes.

También vale la pena visitar el Centro de Investigación de  Dunhuang, que contiene una excelente replica de otras 8 cuevas, cada una de un periodo diferente, además de murales seleccionados.

Hay murales muy bien explicados con todos los descubrimientos, el proceso de restauración y en qué momento están ahora. Han encontrado en  las cuevas incluso cruces nestorianas y manuscritos escritos en mongol, tibetano y otros idiomas de los países de alrededor, que demuestran que estas cuevas fueron un gran centro de reunión de monjes de distintas sectas y de otras religiones.

Cuando ya hemos aprendido bastante de estas cuevas vamos a buscar el bus para volver a la ciudad. El último sale a las 18 horas.

Volvemos al hotel  a que pasen las horas de calor intenso y a la tarde vamos a visitar el pequeño Yueya Quan (lago de la media luna). En la misma calle del hotel hacia el sur pasa el bus nº 3 que te deja en la entrada a unos 5 km del hotel. Está situado al pie de Minghsa Shan(dunas de la arena cantora). Se llaman así por el ruido que produce la arena bajo los pies. La entrada a la zona de dunas cuesta 120 yuanes !!!!!!!. No entramos nos parece un poco fuerte pagar esa cantidad para pisar unas pocas dunas. Han hecho un montaje espectacular, se puede subir en camellos (hay cientos), practicar parapente, descender las dunas en

Han puesto puertas al desierto…

trineo o neumático de goma, volar en ultraligero etc… Se ponen unos protectores de calzado naranjas que los hacen muy divertidos, todos iguales.  Los cafés destinados a turistas occidentales ofrecen rutas en camello de 4 a 8 días pernoctando en tiendas de campaña.

Compramos un poco de melón, que está exquisito, eso sí, la bolsita 5 yuanes.

Volvemos con el bus nº 3 hacia el mercado nocturno en la calle Dong Daijie, que vende todo tipo de objetos desde marionetas de sombras, pinturas, jade, monedas, trompetas tibetanas y estatuas budistas. Esta noche vamos a probar una especie de crepes rellenas de verduras que están muy buenas, aunque un poco caras, pues cuestan 5 yuanes cada una.

DUNHUANG – JIAYUGUAN 22-7-2012

Nos levantamos y nos vamos a la estación de trenes, paramos un taxi y nos pide 30 yuanes, al siguiente regateamos y nos lo deja a 25. Hace una vuelta para no parar en el peaje que nos indica que cuesta 4 yuanes, pero nos deja delante de la puerta. Se podría coger el bus que va a las cuevas de Mogao, pues pasa por la puerta de la estación de trenes pero las mochilas nos disuaden de hacerlo.

A la hora prevista y después de unos cuantos empujones para entrar en el andén, sale el tren.

Como nos han dado asientos separados, pedimos el cambio y no hay problema. A una hora de salir pasamos por una zona desértica llena de molinillos de energía eólica, hay miles sin exagerar, sitio tienen para ponerlos, la verdad. Después de una hora de tren seguimos viendo molinillos, ahora muy cerca de la línea férrea. Todo aquí lo hacen a lo bestia.

Un cuarto de hora antes de la hora convenida llegamos a la estación, un poco antes hemos visto en la lejanía el fuerte que es nuestro objetivo en esta ciudad. La estación está 5 km al sur de la ciudad con lo que tenemos que buscar algo con lo que llegar al centro.

Esta ciudad era uno de los puntos fuertes de la Ruta de la Seda y era conocida coloquialmente como la boca de China, mientras el estrecho corredor de Heixi que regresaba hacia el interior era apodado el cuello.

En la guía pone que el bus nº 1 te deja en el centro de la ciudad y vamos a cogerlo pero al enseñarle el nombre de estación de buses nos aconseja el nº 2 que también para allí. Al momento sale y al cabo de media hora llegamos ya que nos avisa el conductor del bus. Queremos comprobar si tal como hemos visto por internet hay algún bus directo a Xining. Nos dicen que no.

Muy cerca está el hotel Jinye Binguan que recomienda la Lonely y si que tienen habitación. Es calcada a la del día anterior pero un poco más pequeña. Nos cuesta 160 yuanes.

Cañones en el Fuerte.

Vamos a la taquilla de billetes de tren a ver si podemos coger un tren por la mañana a Lanzhou. Como es domingo llegamos y está cerrado. Cierran el sábado y el domingo a las 3 y media de la tarde y pasan 5 minutos. Como sale una clienta le rogamos por favor que nos abran y acceden. Al pedir por los trenes que nos irían bien nos dicen que todos están llenos que no hay ni asiento. Nos ofrecen uno a las 12 del mediodía y otro a las 4 de la tarde. Ninguno de los dos nos convence pues llegaríamos a Lanzhou a unas horas muy tardías para encontrar hotel. No podemos creernos que no haya 2 asientos en ninguno de los trenes, que hay bastantes, y que nos tengamos que esperar hasta las 12.

Nos echan pues ya han cerrado y nosotros nos quedamos sin ninguna idea para salir de la ciudad. Decidimos ir a  visitar el fuerte y luego ya nos plantearemos otras posibilidades.

Al preguntar en el hotel nos dicen que el nº 6 nos llevará al fuerte y que pasa por esa calle. Esperamos un rato pero no pasa ninguno, con lo que cogemos un taxi que por 15 yuanes nos lleva. Está a sólo 5 km al oeste de la ciudad.

Cuando llegamos nos volvemos a asombrar del gran montaje que han hecho alrededor de esta fortaleza. Hay muchos autocares, taxis y coches particulares. Hay 3 tours diferentes pero todos valen lo mismo 120 yuanes. Puedes visitar los jardines antes de entrar a la fortaleza, la fortaleza, la muralla colgante y algo más que no sabemos lo que es. Aquí el carnet de estudiante no lo aceptan, pues dicen que somos muy viejos (que tenemos 60 años!!!!!!!!!) y que hemos de pagar la tarifa total. Es una pena pues nos hubiese costado la mitad.

En la entrada hay unos coches eléctricos que te suben a la entrada de la fortaleza.

Está totalmente restaurada, demasiado bonita como todo lo que arreglan esta gente. Eso sí, hay paneles en chino e inglés que te informan de todo para que servía y de que época datan. Incluso las papeleras las han hecho con forma de baúl antiguo. Se puede hacer un recorrido por encima de la fortaleza, aunque hay algún tramo que lo han cerrado porque lo siguen restaurando.

El fuerte de Jiayuguan guarda el puerto enclavado entre los picos nevados de Qilian Shan y las montañas negras de la cordillera Mazong Shan. Construido en 1372, el fuerte fue bautizado con el nombre de “Impenetrable Desfiladero bajo el cielo”. Aunque los chinos a veces controlaban territorios al otro lado del fuerte, esta fue la última fortaleza, más allá del cual solo existían los demonios del desierto y los ejércitos barbaros de Asia Central, apto solo para militares y criminales desterrados.

En el extremo este del fuerte se halla la puerta de la Iluminación y en el oeste la puerta de la Conciliación, desde donde los poetas, exiliados, ministros, criminales y soldados habrían marchado hacia el olvido. Cada puerta posee torres de 17 metros de altura con aleros colgantes invertidos y puertas dobles que se utilizaban para atrapar a los ejércitos invasores. También se utilizaban para que acamparan las caravanas. En el interior hay rampas para caballos que conducen a la parte superior de la muralla interna.

Posteriormente se añadió un teatro que se empleaba para entretener a las tropas acuarteladas en el fuerte y en los cuarteles emplazados a lo largo de la gran Muralla.

Hay el templo Guandi que daba apoyo espiritual a las tropas y celebraba ceremonias budistas, taoístas y confucianas.

La Muralla se extiende a ambos lados del fuerte, encerrando la llanura. La fortificación es de tierra apisonada, material muy abundante en el desierto. La imponente muralla medía 10 metros de alto y tiene un perímetro total de 750 metros.

Saliendo se llega al museo donde solo existen unas pocas explicaciones en inglés, el resto todo en chino. Hay alguna maqueta, alguna reproducción, y muchas fotografías.

A 6 km del fuerte se encuentra la Xuanbi Changcheng (muralla colgante), una sección de muralla del siglo XVI que unía la

Fuerte

fortaleza con las montañas. Un particular ha restaurado un trozo de muralla y no lo ha hecho tan perfecto y da una idea más aproximada de lo que era.

A unos 20 km del fuerte hay varias tumbas de las eras wei y jin (220-420 d.c) cuyos ladrillos aparecen pintados con escenas de celebraciones

No hemos comido nada aparte de unas galletas en el tren por la mañana, por lo que estamos famélicos. Para volver cogemos el nº 4 que pasa por el fuerte y esperamos que nos lleve al centro. Efectivamente nos deja al lado del hotel, y justo enfrente hay un mercado de comida con puestos donde podemos comprar pinchitos, una especie de pizza muy buena e incluso unos frankfurts. Todo baratísimo a 1 yuan cada cosa. La cerveza está justo al lado y nos cobran solo 3 yuanes. Cuando ya hemos comido, vamos a comprar algo de fruta que es muy apetecible. Esta zona es de melones y sandías y se encuentran en cualquier sitio camiones enteros a unos precios muy económicos.

Cada vez se van animando ya las calles y vemos mucha gente comiendo en los puestecitos y jugando a cartas, a lo que son muy aficionados.

Al final decidimos ir a Zhangye y de allí a Xining.

JIAYUGUAN – ZHANGYE  23-7-2012

Vamos a la estación de buses que está enfrente del hotel, después de hacer el check out. Nos quieren cobran 10 yuanes por el aparato de internet pero les decimos que nosotros preguntamos el día anterior y nos habían dicho que era gratis. Al final no nos lo cobran.

Tenemos suerte ya que hay un bus que en 20 minutos sale. De las 9 a las 10 salían 3 autobuses y por eso habíamos escogido esta franja horaria. Luego ya salen de una manera mucho más discontinua. En las estaciones de bus hay unos paneles donde ponen las destinaciones, precios y los horarios. El “único problema” es distinguir como se escribe la ciudad en chino. Con paciencia se consigue. En 4 horas ya hemos llegado.

Al salir hacemos una foto de la entrada de la estación de buses porque de esta población no tenemos ni mapa en la guía. Preguntamos por un hotel y nos indican por donde es, pero como no tenemos ni idea de distancias cogemos un taxi. A los dos minutos ya estamos en el. La guía lo pone como el mejor calidad precio pero al preguntar nos dicen que no hay sitio. Nos apunta el de otro hotel que hay cerca y allá que vamos. En ese no hay tampoco, pero la chica es simpática y al preguntarle por algún otro, coge las páginas amarillas chinas y empieza a llamar a varios hoteles. Después de varias llamadas encuentra uno pero piden 950 yuanes por la habitación y nos parece un poco excesivo para nosotros. Sigue llamando y al final nos encuentra uno por 218 yuanes. Nos apunta la dirección en un papel y cogemos un taxi.

Al llegar vemos que es un hotel muy lujoso, al preguntar para ver la habitación, después de unos minutos, conseguimos verla. Es muy bonita, grande y limpia con lo que nos la quedamos. Se llama Fei Tian Hotel (Legend Hotel) y está en Xiaoshizi in the Southern Street, Ganzhou District.

Por un momento hemos tenido miedo de no encontrar hotel pero todo solucionado. En este nos piden una fianza y pagamos 400 yuanes. La chica es espabilada y con el traductor del ordenador y nuestra guía de conversación nos vamos comunicando.

Salimos a ver que nos puede ofrecer la ciudad y una vez más nos damos cuenta de lo obsoleta  que se ha quedado la guía que llevamos, ya que pone que la ciudad tiene 90.000 habitantes, o que tiene un cajero automático…., ahora hay cientos de cajeros automáticos, unas calles enormes de no sé cuantos carriles y mucha gente por todos sitios, grandes edificios, tiendas de todo tipo etc. Nos cruzamos con unos extranjeros y nos interpelan a ver si hablamos francés, inglés o español, cuando les decimos que sí,  nos preguntan en que hotel estamos, porque hay una especie de convención en la ciudad y en el suyo les han dicho que no se pueden quedar al día siguiente y como quieren estar un día más, tienen que encontrar otro pronto. Nosotros les comentamos que en el nuestro mañana habrá una habitación que es la nuestra, porque nosotros nos iremos, pero cuando van a preguntar les dicen que no tienen ninguna libre. Son franceses  y vienen de la parte a la cual  nosotros  nos dirigimos. Nos comentan que no hay posibilidad de encontrar billetes de tren, pues desde hace un año los chinos pueden comprar los billetes por internet con 10 días de antelación y cuando ha pasado “un minuto”, ya están todos vendidos. Ellos han renunciado y se mueven en bus que con un día de antelación es fácil conseguir asiento. Nos dicen que hay una pag web que permite ver las plazas libres de tren que puede ser interesante.

Como ellos han conseguido un mapa de la ciudad en una oficina de turismo nos lo enseñan y podemos orientarnos para visitar lo más importante de la ciudad.

Zhangye es una ciudad agradable y todo lo que se tiene que visitar se puede hacer paseando sin necesidad de coger transporte. A unos 500 metros del hotel tenemos el Gran Templo de Buda (Dafo Si), que data de 1098 y contiene un Buda durmiente de 35 metros de longitud rodeado de arhats de barro. La sala principal es una de las pocas estructuras de madera de esa época en China que se mantienen en pie. En la parte trasera hay una gran estupa blanca (tu ta). Hay unos cuantos edificios más que se pueden visitar dentro del complejo y otros los están restaurando en estos momentos. La entrada cuesta 41 yuanes y 21 con carnet de estudiante.

En dirección este se encuentra la Mu ta o pagoda de madera, una estructura de madera y ladrillo erigida en el año 520. La entrada cuesta 5 yuanes y es la única que concuerda con la guía. Se puede subir de todo.

Desde allí vamos a la Torre del Tambor que se alza en el centro de la población; el complejo del Gran Templo de Buda se halla en una calle peatonal de estilo Qing dos manzanas al sur y una manzana al oeste de dicho punto. Llegamos a un mercado nocturno donde cenamos tan ricamente rodeados de lugareños  por un módico precio.

ZHIANGE – XINING    24-7-2012

A las 7 sale el bus desde la estación oeste y no podemos aprovechar el desayuno que nos tocaba ya que empieza a las 7 y media. Haciendo el check out les decimos si nos pueden apuntar en un papel el nombre de la estación. Parece que lo entienden y  como el día anterior habíamos hecho una foto de la estación pensábamos que la conocerían.China2 0480 (Medium)

Paramos un taxi y le enseñamos el billete de bus y el papelito y nos lleva a una estación de buses pero no es la nuestra. Está todo cerrado, y después de preguntar a unos cuantos, hay un taxista que es listo y le dice a la nuestra donde nos  tiene que llevar. La bajada de bandera son 4 yuanes y si no se hubiese equivocado con esa cantidad habríamos llegado. Al final ha sido 6,5 yuanes. La culpa ha sido del conserje del hotel que lo ha apuntado mal. Es lo que pasa en estas ciudades donde hay más  de una estación de buses. Decidimos que aparte de la foto de la entrada de la estación de buses, la próxima haremos una foto del nombre de la calle.

Menos mal que íbamos con tiempo y no ha sido nada grave. Cuando entramos comprueban el billete y un señor nos acompaña al bus y nos enseña nuestros asientos,  resulta ser el dueño del autobús. Sale muy puntual y a una hora y media pasamos por unas montañas llenísimas de  cientos de yaks y miles de ovejas. Se ven muchos campamentos de nómadas que incluso tienen parabólicas al lado de la tienda de campaña. Es un paisaje muy bonito todo verde y con mucha agua.

La carretera tiene muchas curvas pero está muy bien asfaltada. En algunos de los cientos de campamentos que vemos tienen incluso una placa solar para tener electricidad. Los chinos están promoviendo las energías alternativas pues a la velocidad que llevan, van a consumir las reservas de carbón o petróleo en dos días.

Hay controles policiales de cuando en cuando, suponemos que es porque estamos ya en tierra tibetana. Aquí las mujeres van tapadas con un pañuelo y los hombres llevan gorrito blanco con lo que estamos en zona musulmana.

Nos encontramos un rally de auto caravanas que parece que están haciendo una ruta por China pues tienen mapas pintados en los costados y tienen toda la pinta.China2 0495 (Medium)

Llegamos a Xining en sólo 6 horas y queremos comprar el billete a Xiahe, pero cuando después de una gran cola llegamos a una ventanilla nos dicen que no, que vayamos el mismo día que queremos salir a las 6 de la mañana a comprar el billete. No nos hace gracia pues sólo hay uno al día que sale a las 7:15 AM, pero no lo conseguimos. Nos tendremos que arriesgar o improvisar hacia otro destino.

Xining es una megaciudad que está situada a 2275 metros de altitud en un valle que disfruta de veranos frescos e inviernos muy fríos. Acoge una curiosa  mezcla de minorías étnicas, principalmente musulmanes hui, tibetanos, kazakos y mongoles. Es el punto de partida del ferrocarril a Lhasa, con trenes diarios, y se nota, ya que vemos a muchos tibetanos con sus trajes tan característicos.  La ciudad fue a partir del siglo XVI estación de paso en el menos transitado tramo sur de la Ruta de la Seda, y hoy es la capital de Qinghai.

China2 0482 (Medium)

Buda gordito

Cogemos un taxi que nos lleve al centro de esta gran ciudad, ya que la estación de buses está a 6 km del centro neurálgico. Le decimos que nos lleve a un hotel de superlujo que sale en la guía y de ahí movernos para buscar uno asequible. Nos quiere cobrar 20 yuanes y luego nos lo deja en 15 yuanes, no hay manera de que ponga el taxímetro. Como es el 4º al que preguntamos lo cogemos. Llegamos al cabo de más de media hora al hotel y vemos que es una zona supermoderna con grandes bloques de edificios y empezamos a buscar un hotel. Llegamos a uno pero nos dicen que está completo, nos indican otro que está cerca pero no lo encontramos. Como habíamos descargado otras opciones en el ordenador, cogemos otro taxi que nos lleve a uno de esos y a ver si hay suerte. Llegamos al Shenli hotel que está en 18 West St, que está lleno, nos vamos al nº 8  de West St  y nos dicen que no pueden alojar a extranjeros. Cerca, en la esquina anterior, hay otro muy bonito con una entrada toda decorada como de un templo chino, donde me dicen que están lleno, con lo que decidimos coger otro taxi e ir a uno que marca la guía, pero en la misma calle vemos uno que tiene buena pinta y le pedimos que pare. Vamos a preguntar y nos piden 380 yuanes, que nos parece un poco caro. Nos insisten que vayamos a ver la habitación que es muy bonita, que si el hotel es de 3 estrellas, etc. Ya vemos en un monitor de televisión las fotos de las habitaciones y realmente está muy bien, pero decimos que vamos a pensarlo. La dueña que está allí observando, le dice al recepcionista que nos lo deje por 280 yuanes (35 €), y lo cogemos.

Realmente la habitación es una preciosidad, todo nuevo, creemos que la estrenamos nosotros. Tenemos un ordenador en la habitación con conexión a internet, wifi, una televisión que admite USB, un baño superlimpio, en fin que da pena salir de la habitación, pero claro no hemos venido a China a estar en el hotel, con lo que después de un descansito, vamos a ver que nos ofrece Xining.

Se llama Fu Wang Bussines Hotel y está en una calle pequeña paralela al norte de la West St., al lado de una estación de policía, a la altura del 8 de West St. Cogemos West Street y nos vamos dirección este para ir a la mezquita de Xining que es una de las más importantes de China. Está en Dongguan Daijie. El edificio se erigió en el siglo XIV y es totalmente chino en estilo, con elementos como tejados volados y arcos de vivos colores. Hay que pagar 25 yuanes por la entrada. No se puede acceder al edificio principal pero se puede pasear por los alrededores.China2 0503 (Medium)

Otra cosa que se puede visitar es un templo taoísta, el Bei Shan Si (Templo de la Montaña del Norte), que se alza en lo alto de una colina. El camino con escalinatas de piedra y pasarelas de madera, está lleno de templos situados en las paredes de los acantilados de 1700 años de antigüedad, aunque cerrados.

Vamos al mercado nocturno de Daxin Jie, pero no vemos nada interesante para cenar. Hay puestos de baratijas o ropa de un todo a 100, pero nada más. Vamos volviendo a nuestro hotel a ver que vemos. Para cruzar las grandes avenidas, está prohibido hacerlo por arriba y tienes que bajar a unos pasadizos subterráneos, que cuando entras, flipas de ver tantas tiendas y todo tan iluminado. Desde fuera no se nota nada.

La mezcla étnica de Xining se aprecia en Shuijing Xiang, un mercado situado en el oeste, junto a Xi Duije, donde más de 3000 puestos venden toda suerte de provisiones y alimentos, en especial pan recién hecho, cordero y kebaks. Hay mucha gente paseando, comiendo, viendo y dejándose ver. La gran ventaja es que estamos justo al lado del hotel, lo tenemos a 200 metros andando. Nosotros probamos unas cuantas exquisiteces regado por unas cervezas fresquitas que compramos en un restaurante directamente, porque en las tiendas no las ponen en general en la nevera. Eso sí, tenemos que sentarnos en unos escalones porque no hay sitio para poder comer, ya que son tentempiés y la gente se lo come paseando. Venden una especie de burritos rellenos de verduritas con un poco de picante que nos los comemos muy a gusto.

De allí ya volvemos a nuestro hotel a descansar que el día ha sido largo y duro.

XINING – TA’ ER SI – XINING    25-7-2012

Hoy nuestro objetivo es visitar este complejo monástico que está 28 km al sur de Xining. Según la guía hay dos maneras de llegar: una es con taxis compartidos y otra es con minibuses. Llegamos al puente Kunlun al sur de la puerta oeste (Xi men) que indica la guía y el único taxi que nos pregunta si queremos ir a Ta’er si, nos pide 100 yuanes con lo que no es compartido. Seguimos andando un poco y llegamos al puente, donde preguntamos a un señor enseñándole la guía con el nombre y nos indica enfrente pasado el puente unos buses que llevan.

China2 0643 (Medium)

Kumbum

Cruzamos  y hay un montón de gente que quiere subir y el bus, llega un momento, que cierra las puertas y se va. Esperamos menos de cinco minutos y llega otro. La gente se pone delante de la puerta y empieza a empujar de una manera que da miedo, porque dan codazos, y no respetan ni a mujeres ni a niños, es la ley del más fuerte. Conseguimos entrar con dificultad. Cuesta 6 yuanes por persona, y como es normal tenemos que ir todo el trayecto de pie. Vemos que hay más turistas chinos que van ver el complejo. Después de 1 hora llegamos al pueblo de Huangzhong, donde subiendo una empinada calle llegamos a la entrada.

Es un complejo amurallado en la ladera de una montaña, siendo conocido también como Kumbum. Es uno de los santuarios budistas tibetanos más importantes de China. Tsongkhapa, el fundador de la secta gelugpa (bonete amarillo) nació aquí en 1357, y el primer templo se construyó en su honor en 1557. Permaneció cerrado durante el régimen comunista pero se preservó de la Revolución Cultural. No obstante en 1990 hubo un terremoto y todavía están reconstruyendo cosas. La entrada cuesta 80 yuanes y el carnet de estudiante solo sirve si eres joven. No hemos descubierto cuanto de joven, porque claro nosotros para ellos somos viejos.China2 0550 (Medium)

Sin la entrada se pueden visitar muchas cosas, ya que solo la controlan en dos o tres templos, el resto es entrada gratuita.

Existe un total de 9 templos abiertos, el más importante es el Gran Salón del Tejado dorado, donde una chorten de 11 metros de altura señala el lugar donde nació Tsongkhapa. Se cree que en ese lugar creció un árbol con una imagen de Buda en cada hoja. Seguimos con el Gran Pabellón de la Meditación, que tiene una evocadora sala, decorada con tankas de seda, donde se reunían hasta 2000 monjes para cantar sutras. La cubierta plana descansa sobre grandes pilares, cada uno envuelto con una exquisita alfombra, donde la gente también pone dinero.China2 0611 (Medium)

 El pabellón Menor del Tejado Dorado está consagrado a los animales como cabras, ovejas y renos disecados y engalanados con bufandas ceremoniales.

El Pabellón de la Escultura de Manteca, está repleto de figuras hechas con manteca de leche de yak y reproducen escenas budistas. Visitamos las cocinas donde hacen el te tibetano que se parece más a una sopita. Es una mezcla de te chino, con manteca de yak y sal. Hay unos grandes recipientes para hacerlo y es realmente necesario ya que es casi la única comida de los monjes que suelen tomar unas 50 tazas al día.

China2 0599 (Medium)

Festibal tibetano

Ta’er Si, es un monasterio activo habitado por más de 650 monjes que pasan su vida estudiando las enseñanzas budistas. Antaño acogía a más de 3500 monjes. Vemos a muchos que están limpiando los recipientes de cobre que sirven para poner las miles de velas que hay en todos los templos. Cuando han acabado, los rellenan otra vez para que adornen todos los budas. Todos tienen su móvil y chatean sin disimulo o nos hacen fotos ya que por ahora somos los únicos occidentales. Sobre las 12 vemos que todo el mundo se empieza a sentar como si esperase algo. Como donde fueres haz lo que vieres, allí que nos quedamos nosotros. En pocos minutos empiezan a llegar unos monjes con mascarás y con instrumentos de música.

Se suceden diversas actuaciones muy monótonas, que lo más bonito es ver el fervor de los peregrinos, que se postran cuando alguno de los actores se acerca a ellos, como les dan las bufandas de ceremonia junto con dinero que rápidamente guardan. La representación dura 2 horas y media, que aguantamos estoicamente de pie, porque si nos arrodillamos es mucho peor. El sol es inclemente y ellos se protegen con grandes gorros o paraguas, que llevan siempre para la lluvia o para el sol.

Ha llegado un grupo de unos 10 holandeses que lo están filmando todo con una cámara profesional.  Seguimos viendo unos cuantos templos, y al final subimos unos escalones que nos llevan al Pabellón Dafangzhang, que está en obras en la entrada y donde descubrimos unos gatitos muy pequeños y juguetones.China2 0582 (Medium)

Estamos derrotados de cansancio con lo que vamos bajando a buscar un bus que nos retorne a Xining. Nada más llegar ya hay uno que sale, aunque tampoco tiene asientos libres. Nos  subimos y después de una hora estamos en Xining. Después de una cervecita nos vamos al hotel a descansar un rato, hasta la hora de cenar.China2 0531 (Medium)

Vamos al mercado nocturno del día anterior,  donde nos comemos unos pinchitos muy buenos y una especie de torta caliente que tiene el sabor de un rollito de primavera. Hay muchísimas cosas más para los aventureros, muchos pinchitos de verduras, carnes varias etc., pero nosotros no nos aventuramos. Si se quiere cambiar de sabores hay un Pizza Hut, justo enfrente y otro restaurante que ofrece pizzas al lado. En la misma acera del mercado nocturno, hay un KFC para los que quieran comida conocida.

XINING – XIAHE   26-7-2012

A las 6 menos cuarto ya toca diana, y dejar este maravilloso hotel. Hacemos el check out y buscamos un taxi. Le enseñamos la foto de la estación de buses y el nombre y dice que sí que sabe dónde está. Nos dice que ésta es la “BIG”, con lo cual hay otra que no sale en la guía. Nos cuesta el trayecto 8 yuanes.

Cuando llegamos hay un hervidero de gente a esta temprana hora y grandes colas para comprar el billete de bus. Cuando nos toca, enseñamos el papel donde nos habían escrito dos días antes lo que teníamos que comprar y a pesar de nuestra poca fe, tenemos billete. No ha hecho falta una alternativa, que hubiese sido ir a Linxia que salen muchos buses y de allí buscarnos la vida hacia Xiahe. Nos cuesta 78 yuanes por persona.

China2 0666 (Medium)

Un amigo

El autobús es nuevo y grande, pero curiosamente no se llena como pensábamos. Hay unos cuantos monjes que se irán bajando casi todos por el camino. Durante el trayecto pasamos por pequeños pueblos llenos de campesinos musulmanes hui. Pasamos de la región de Qinghai a la de Gansu. El bus va parando a recoger a pasajeros y se termina de llenar. Pasamos por pequeños pueblos tibetanos hechos de adobe con las cacas del ganado en las paredes secándose al sol, ya que todavía las utilizan como combustible. Hemos pasado del siglo XXII que estábamos en Xining, al siglo XV en muy poco rato. Están segando y acumulando la paja que alimentará el ganado en los largos meses de invierno. Vemos grandes rebaños de yaks y unas cabras con unos cuernos muy raros por las colinas verdes, todo muy bucólico.

Llegamos en 6 horas a Xiahe y empezamos a buscar hotel. A los primeros que vamos unos llenos, otros muy caros por lo que dan, con lo que seguimos buscando. Seguimos la búsqueda y al final uno de los primeros vistos es el que gana, se llama Huanyingguanglin y está al lado de la estación de buses en el mismo lado a unos 200 metros en dirección contraria al monasterio. Nos cuesta 280 yuanes, pero no tiene wifi.

Xiahe está emplazado en un valle de montaña limítrofe con la meseta tibetana a 2900 metros. Es un importante pueblo monástico tibetano, cuyo Monasterio de Labrang congrega cada año a numerosos peregrinos budistas. La población está compuesta por hui, tibetanos y chinos han. La única calle se extiende a orillas del río Daxia. La zona comercial está en el extremo este; el monasterio de Labrang queda en el centro, y el barrio tibetano, está en la parte oeste.

Queríamos ir a China2 0670 (Medium)Tianshui pero en la estación de buses nos dicen que no hay directos que tenemos que ir a Lanzhou, con lo que nosotros decidimos ir a Linxia que es una ciudad más pequeña, ya que en Lanzhou ya hemos estado y la conocemos.

La razón principal de venir aquí es ver una de las lamaserías más importantes de la orden gelugpa (congregación del sombrero amarillo del budismo tibetano). Labrang es la sede de los jamyang, una estirpe de rimpoches reencarnados (budas vivientes) que figuran los terceros en importancia, tras el dalai lama y el penchen lama. El actual jamyang trabaja para el gobierno en Lanzhou.

Antes de nada vamos a comer algo al Everest Café. Nos dicen que solo podemos comer sándwiches, con lo que pedimos un club, que cuesta 25 yuanes y está muy rico. La cerveza nos cuesta 10 yuanes, muy cara.

El monasterio de Labrang o Labuleng Si fue fundado en 1709. En su momento de mayor esplendor albergó a cerca de 4000 monjes, pero sus filas se redujeron considerablemente durante la Revolución Cultural. En la actualidad se cifran en 1200 monjes procedentes de varias regiones de China.

Además de las numerosas capillas, residencias y dependencias para los monjes tiene 6 tratsang (escuelas o institutos monásticos) que cubren especialidades como budismo esotérico, teología, medicina, astrología y derecho. La arquitectura es típicamente tibetana.

El pabellón del gran Sutra es el edificio más notable y tiene capacidad para 4000 monjes. Una larga hilera de ruedas de oración rodea el monasterio. Hacerlas girar es la forma que tenía y sigue teniendo para rezar el pueblo tibetano, en su mayor parte analfabeto.China2 0692 (Medium)

Es también famosa la fiesta Monlam, a la que acuden miles de visitantes procedentes de todos los rincones del país. Durante la celebración se desvela y se consagra un enorme tanka de Buda en una  pantalla al sur del río Daxia.

Aunque la guía pone que tienes que ir con circuito guiado en estos momentos no es así. Hay circuitos guiados en inglés a las 10:15 y a las 15:15. El precio son 40 yuanes. Hay un par de capillas separadas más pequeñas, y se puede visitar la Barkhang, la imprenta tradicional del monasterio con más de 20000 placas de madera.

Nosotros hacemos el recorrido Kora junto con los peregrinos que van cantando mientras dan vueltas  a los enormes molinillos. Hay 1174 en  total y algunos van muy duros. Empieza a llover con lo que aceleramos el paso y menos mal que llegamos a un sitio a guarecernos del gran tormentón que empieza a caer. Al momento no sirve de nada porque se levanta viento y nos mojamos igual. Nos ponemos perdidos, pues en pocos momentos las calles se inundan y el agua te llega casi hasta la rodilla. Todo se cierra porque la cosa va para largo, con lo que compramos algo  de comida en una tienda y nos vamos al hotel a guarecernos.

XIAHE – LINXIA   27-7-2012

Nos levantamos tranquilamente ya que no hay prisa y después de desayunar nos vamos al monasterio. Nos compramos una especie de churro (porra) que está muy rica y que por las mañanas ya hemos visto en varios lugares por 1 yuan. Cuando llegamos nos damos cuenta que hay muy pocos monjes, casi ninguno, en cambio hay mucha gente trabajando, haciendo calles o restaurando templos. Suponemos que los monjes deben estar de vacaciones, como nos dijeron cuando estuvimos en Ladakh. Muchos de los monasterios están cerrados, de hecho, abiertos, solo vemos los que se tiene que pagar y alguno más. Tampoco hay muchos peregrinos tal como pone la guía que nos vamos a encontrar. Entramos en el Gongtang Chorten por 20 yuanes, de 31 metros de altura, una espectacular estupa con preciosos murales interiores y excelentes vistas desde el tejado.

Deambulamos un rato más pero la falta de ambiente y de gente nos desmotiva y decidimos irnos.China2 0765 (Medium)

Desde el monasterio cogemos un taxi, que se va parando y cogiendo gente. Este pueblo es una sola calle con lo que van arriba y abajo continuamente. El trayecto hasta nuestro hotel nos cuesta 1 yuan por persona, una ganga.

Hacemos el check out y nos vamos a la estación de buses. Nos habían dicho el día anterior que comenzaban los buses a las 6 de la mañana y cada media hora había uno. Acaban sobre las 5 y media. Nos cuesta 31 yuanes, al principio va casi vacío pero por el camino va cogiendo gente y se va bajando gente. Llegamos en menos de 2 horas y eso que en Xiahe ha esperado en la calle principal fuera del terminal más de un cuarto de hora en salir.

En la estación de buses del sur de Linxia queremos comprar el tiquet para el día siguiente a Tian Shui pero nos dicen que no, que al día siguiente a las 6:10 de la mañana que estemos aquí.

Vamos a buscar hotel en las cercanías de la terminal por comodidad. Después de varios intentos infructuosos encontramos uno que por 158 yuanes no está mal, pero no tiene wifi. Se llama Linxia Hotel o  Tian Chi Yi Pin y está saliendo de la terminal a mano izquierda en la esquina con la calle siguiente.

Linxia está a 100 km de Lanzhou y es una ciudad eminentemente musulmana, pues mires donde mires, ves cúpulas con minaretes o mezquitas con forma de templo chino con la media luna arriba. Era una parada de la ruta de la Seda y sigue siendo un lugar con mucho comercio y grandes tiendas vendiendo te a granel con muchas clases y precios diferentes. La mezquita más grande está en la plaza principal es la Mezquita Nanguan. Vemos unos binoculares locales, fabricados con lentes de cristal esmerilado encajadas en monturas de metal que lucen muchos ancianos del pueblo. También es un núcleo de la minoría dongxiang que habla una lengua altaica propia y que desciende de inmigrantes del siglo XIII que se trasladaron aquí después de que Kublai Khan invadiera su tierra natal en Asia Central.China2 0732 (Medium)

Esta ciudad tiene un templo taoísta llamado Wanshou que parece que está bien y para allá vamos. En la guía pone que el bus nº 6 te lleva, pero al preguntarle al conductor me dice que no. Un chico de la ciudad que habla algo de inglés nos dice que cojamos un taxi. El nos para uno y nos dice que el precio es 10 yuanes. Nos parece bien y allá vamos. Nos deja en la puerta, donde pagamos la entrada que son 2 yuanes. No vemos a casi nadie, sólo dos señoras mayores que nos miran con ojos como platos, ya que no deben venir muchos turistas por aquí.

No es un templo, sino varios templos, cada uno en un nivel superior al anterior, vas subiendo escaleras y en cada tramo hay un templo, eso sí, cerrados todos. En total siete. Encima de toda la montaña están construyendo otro templo y hay una estructura de varios pisos muy bonita.

Es muy diferente de los templos  budistas, para empezar no dejan dinero en todos sitios y la decoración es más sobria. El taoísmo es la única religión autóctona china, pues el budismo llegó de india y el confucionismo es más bien una filosofía. El fundador del taoísmo (Daojiao) fue un hombre conocido como Lao –tzu, conocido en Occidente como Lao-tsé. Parece que nació alrededor del 604 a.c. No se sabe nada de él, ni siquiera su verdadero nombre. Hacia el final de su vida, se dice que se subió a un búfalo, y se dirigió al oeste, hacia el actual Tíbet, para pasar sus días como eremita. En el camino un guardia le pidió que dejara constancia de sus creencias. El resultado fue un breve volumen de tan sólo 5000 caracteres, el Tao te Ching o libro del Tao. Tras escribirlo partió otra vez con su búfalo.China2 0751 (Medium)

Zhuangzi, tomó el relevo y se le considera el mejor escritor taoísta y su colección de historias titulada el libro de Zhuangzi ayuda a quien quiera entender el taoísmo. El núcleo del taoísmo es el concepto del tao que no se puede percibir porque supera los sentidos, al pensamiento y a la imaginación. Sólo se puede comprender a través de la percepción mística y no se puede expresar con palabras. Las primeras palabras del Libro del Tao advierten de que lo que se puede expresar no es auténtico. El tao es el modo de funcionar el universo, la fuerza impulsora de la naturaleza, el orden detrás de cada forma de vida y el espíritu inagotable. El taoísmo hace énfasis en la libertad individual, en un gobierno liberalista y en la armonía con la naturaleza. Uno de los puntos centrales de esta filosofía es el concepto de “no acción” que significa vivir en armonía con el universo sin forzar las cosas según la propia voluntad.

China2 0736 (Medium)

Molinillos de oración

Con el tiempo se dividió en dos ramas, el religioso y el filosófico. El religioso tomó prestados conceptos del budismo y acabó preocupándose de la vida después de la muerte y por el logro de la inmortalidad. Los especialistas rituales taoístas expulsaban a los demonios mediante exorcismos y se ganaron a la gente con demostraciones de poderes sobrenaturales. Varios emperadores chinos murieron después de beber elixires de los taoístas, que les habían prometido la  vida eterna. El filosófico quedó para los ermitaños y los sabios que se retiraban de la vida pública.

Bajamos, y nos encontramos con la estación de buses del oeste (xi zhan). Vamos a preguntar si hay buses hacia nuestro próximo destino y dicen que sí que mañana a las 6 de la mañana. Preguntamos si en la  terminal Sur (nan zhan) hay, y un chico muy seguro nos dice que no. Como no nos entendemos nos dice que le sigamos y nos lleva a su despacho, donde con el google translator nos explica que hemos de ir allí a coger el bus. Por el mismo procedimiento le decimos que en la terminal sur nos han dicho que sí que hay bus. Coge el teléfono y llama. Le confirman que sí que hay bus, con lo que nosotros respiramos aliviados, ya que el hecho de coger el hotel tan cerca es por la hora tan temprana que tenemos que salir.

Como ponía la guía, la última parada del nº 6 es allí. Lo cogemos y nos bajamos en el centro de la ciudad para volver caminando a nuestro hotel. Pasamos por mercadillos donde la gente nos dice cosas que no entendemos, pero son muy risueños.

Como tenemos tiempo, aprovechamos para cortarnos el pelo. Les hace mucha gracia y nos hacen fotos para recordarlo. Gracias a la guía de conversación nos entendemos, aunque como queremos cortar es fácil. Nos cobran 10 yuanes a cada uno, una ganga, un poco más de 1€.

Como no creemos que vaya a haber mercadillo nocturno, al lado de la terminal hay un supermercado donde compramos algo de comida y nos vamos a la habitación a comerla.

Antes nos acercamos a ver una mezquita que hay cerca, donde vemos unos estudiantes musulmanes vestidos de una manera curiosa con un gorrito con una cola detrás. Las mujeres tienen varios maneras de cubrirse la cabeza, hay unas que llevan un casquete rosa que le deja el pelo por detrás a la vista, otras llevan unos pañuelos con pedrería muy elegantes con una base por dentro que les queda muy bien  y las más mayores llevan un pañuelo negro que se parece un poco a una toga de una monja.China2 0714 (Medium)

LINXIA – TIAN SHUI   28-7-2012

Toca diana a las 5 y media, todo un record. Hacemos el check out sin complicaciones y nos vamos a la estación de buses. Todavía es de noche y cuando llegamos la vemos convertida en una exposición de sofás, han quitado todo lo que había el día anterior y ahora está llena de sofás de todos los modelos. Preguntamos y nos dicen algo que no entendemos, para variar. Al final creemos entender que nos sentemos en uno de estos elegantes sofás y que nos esperemos.

A las 6:10 en punto nos dicen que bajemos abajo donde encontramos más gente esperando tirados por los suelos. Llega el bus y está casi lleno, pero por suerte aún quedan asientos libres y nos podemos sentar. No tenemos billete pero al cabo de un rato nos viene el ayudante del conductor y nos cobra 100 yuanes, aunque  en la terminal ponía 99. No vamos a discutir por 2 yuanes. Ahora entendemos todo lo que pasó el día anterior, no hay bus en la estación sur pero el de la estación norte pasa por esa terminal y recoge a la gente que quiera ir en esa destinación. Es un poco arriesgado porque aquí no ha quedado ni un asiento libre, puede ser que toque sentarse en el pasillo en los pequeños taburetes que llevan siempre por si acaso.

Pasamos por pueblos muy miserables, pobres con las casas cayéndose a trozos. La gente todavía va vestida con el traje Mao. Hay grandes contrastes en China, quedando todavía restos de la antigua y campesina China.

A las 6 horas llegamos a Tianshui. Cuando entramos en la terminal preguntamos si hay buses a Chengdu, y nos dicen que no.

Buscamos hotel y uno que habíamos visto al pasar con el bus muy lujoso es el que nos quedamos. Cuesta 298 yuanes la habitación, pero está súper bien, la habitación tiene de todo, es muy moderno y está bien situado, cerca de la zona comercial de esta parte de Tianshui.

Se llama Mingyuan Hotel y está a unos 300 metros al oeste de la terminal de buses, en una esquina cerca del super 8.

Nos acercamos a la estación de buses para ver cómo ir a Luomen. La opción del tren está descartada porque sale de Tianshui a las 4 de la tarde y vuelve de Luomen a las 7 de la mañana. Nos dicen que solo hay un bus que sale a las 6:30 y no nos pueden decir cuando vuelve de Luomen. Como en muchas ocasiones solo hay un bus al día y sale por la mañana, decidimos descartar Luomen, ya que en los foros tampoco hemos encontrado como hacerlo.

Nos vamos a la oficina del CITS a ver si nos informan de cómo hacer las excursiones que hay cerca de Tianshui. Cuando llegamos nos llevamos una decepción, pues no hablan nada de inglés y aparte no es nada espabilada la chica que nos atiende. No nos ayuda en nada.

Como en la guía dice que los buses para ir a Maiji Shan salen de la estación de trenes, buscamos el nº 1 o el 6 que nos pueden llevar. Lo encontramos en la misma calle del CITS.

Vamos a pasear por esta parte de la ciudad, que está ubicada cerca de una de las cunas legendarias de la civilización china. Está formada realmente por dos poblaciones conectadas por una larga autopista. El barrio surgido en torno a la línea férrea conocido como Beidao y la zona central que queda al oeste conocido como Quincheng. Las dos zonas están bien pero tiene más glamour Quincheng.

En esta parte está el Templo de Fu Xi que comenzó a construirse en 1483. La sala principal es una de las estructuras más eChina2 0839 (Medium)laboradas de Gansu, con puertas provistas de intrincados paneles de madera y pinturas originales de los 64 hexagramas (diferentes combinaciones de los 8 trigramas utilizados en el I Ching) en el techo. Fu Xi, introdujo la domesticación de animales, la caza y los 8 trigramas utilizados para la adivinación en la civilización china. Un poco más arriba está el templo taoísta de Yuquan.

La ciudad es un calco de muchas que ya hemos visto con cientos de tiendas de moda, zapatos, bolsos etc.  pero sin mucho interés para nosotros. Incluso hay un KFC, lleno de chinos pues parece que es de lo más moderno irte a comer algo allí.

Nosotros encontramos una especie de pizza que está muy buena, pues aunque se coma fría al día siguiente está apetitosa. Unos plátanos ayudan a arreglar la cena.

TIANSHUI – MAIJI SHAN – TIANSHUI  29-7-2012

En este hotel nos entra el desayuno y allá que vamos. Hay mucha variedad desde platos calientes de carne o pasta, hasta fruta, pan de molde y una especie de fiambre. Lo que tiene más éxito son las porras que ya habíamos probado antes. Lo único malo es que sólo dan leche o agua caliente, nada de té  o café.

Vamos a buscar el nº 1 que por 3 yuanes y en 40 minutos nos deja en la estación de tren, donde vamos a ver si conseguimos litera para ir a Chengdu. Vemos a dos jóvenes occidentales hablando con unos chicos chinos y nos aproximamos a ver si nos pueden ayudar a comprar billetes. Le explicamos nuestras preferencias, que ya habíamos consultado por internet, pues hay una pag web donde pones donde quieres ir y desde donde y te pone todas las opciones.China2 0817 (Medium)

Después de una gran cola, llegamos a la taquilla y todas nuestras opciones están ocupadas y sólo se puede ir de pie, ni siquiera sentado. Al final nos encuentra para el día siguiente un asiento duro hasta Chengdú. Lo cogemos aunque dijimos que no lo haríamos más, ya que la experiencia anterior había sido muy dura. Nos cuesta 113 yuanes el billete y por eso nos darán 17 horas de diversión …..

Solucionado el tema de salir de aquí, cogemos el bus nº 34 que tal como pone la guía hay continuamente, se va uno y al momento sale otro. Cuesta 5 yuanes y te deja en la puerta de Maiji Shan donde tiene su final. Está a unos 35 km y se tarda unos 40 minutos. A 50 metros tienes la taquilla donde puedes comprar un ticket de vista panorámica (20 yuanes) o un ticket completo por 70 yuanes (35 con carnet de estudiante chino).China2 0783 (Medium)

Como es domingo y hace un día muy majo está lleno de chinos que han aprovechado el día para visitar esta montaña sagrada. Maiji Shan significa montaña de la Hacina de Maiz y atesora uno de los más importantes conjuntos de relieves budistas de China. Se eleva imponente como Sumeru, la montaña sagrada de la mitología budista. Es probable que las primeras esculturas se tallaran a finales del siglo IV d.c. y que la obra continuara hasta la dinastía Quing. Se conservan unas 200 cuevas a las que se accede por empinadas escalinatas. El problema es que muchas tienen unas rejas tan tupidas, que hay problemas para ver algo.

Dada la fragilidad de la piedra, muchas estatuas no se labraron en la roca, sino en arcilla pegada a un manto de madera. Los relieves realizados de esta forma soportan peor el paso del tiempo, pero son más vivos y detallados que los de otras cuevas budistas, como las de Dunhuang. Las que se tallaron en roca fue con rocas importadas.China2 0834 (Medium)

Las cuevas más importantes son la cueva 3 que es el corredor de los 1000 budas, la cueva 4 con sus siete maravillosos nichos donde en la galería superior de budas destaca un magnifico guardián de la dinastía Song. Hay dos grupos de budas gigantes en la cueva 13 y la 98. En la 13 hay unos gigantescos relieves y los numerosos agujeros que rodean las estatuas se emplearon probablemente para anclar un andamio protector. En la 98 hay la gran estatua de Buda, mide 16 metros y representa al Buda Amitabba, atendido por dos estatuas más pequeñas de avalokitesvara. No está claro cómo se las arreglaron los artistas para trepar tan alto, pero se supone que creaban pilas con bloques de madera, alcanzando la parte alta de la montaña primero para luego ir quitando los bloques a medida que descendían.

Resalta la cueva 133 por ser muy exquisita y la 43 por ser la tumba de una emperatriz que al final de sus días se convirtió en monja de este conjunto y fue quemada aquí.

Hay muchos chiringuitos para comprar chucherías similares a las que hemos visto en otros sitios, pero aquí hay unas ardillas de madera muy monas. Hay puestos de comida y bebida, aunque no nos seduce nada de lo que vemos.China2 0801 (Medium)

Cogemos el 34 y nos devuelve a Beidao y luego el nº 1 que nos deja cerca del hotel donde descansamos un rato.

Para cenar no encontramos nada más apetecible que unos pinchitos. El chico encargado flipa de ver a unos extranjeros, sentados en sus sillitas pequeñitas comiéndonos unos pinchitos con una cerveza que compramos enfrente “fría”. Una súper cena por muy poco dinero.

TIANSHUI – GANGU – TIANSHUI – CHENGDU  30-7-2012

Después del desayuno hacemos el check out y nos vamos a la estación de trenes con el bus nº 1. Allí dejamos las mochilas en consigna que nos cuesta 10 yuanes por pieza.

Compramos los billetes de tren a Gangu, la ida cuesta 11 yuanes y la vuelta 13 yuanes más 5 yuanes por comprarlo con anticipación.

En Gangu hay una montaña sagrada que vimos desde el bus que nos traía de Linxia y de las cuales no tenemos información en las guías, aunque por internet sí que la ponen bien.

Empieza a llover cuando salimos en el tren de Tianshui y en Gangu sigue lloviendo lo cual es una lata, ya que nos pondremos perdidos  a pesar de la capelina y el paraguas. Está  a 70 km y tardamos 45 minutos.China2 0880 (Medium)

Al llegar a Gangu, cogemos un taxi que nos deja en la puerta por 15 yuanes. No hay nadie apenas, en total vemos a unas 10 personas ya que es lunes y aparte llueve. La entrada cuesta 10 yuanes, una ganga. Hay carteles es chino, inglés, japonés y coreano.

Se va subiendo por la colina de la montaña Wenqi y nos vamos encontrando templos pero la mayoría están cerrados, suponemos que para protegerlos de la lluvia. Hay un Buda muy grande y con pinturas. Mide 23 metros de altura y 9,5 metros de hombro a hombro. Tiene el pecho desnudo y los pies. Está sentado en una plataforma de Lotus. Una mano la tiene apoyada en la rodilla y otra con una postura auspiciosa de buena suerte.

Encontramos otro pabellón que está consagrado a los carpinteros y un día al año vienen por la noche hacen una cena y vienen los aprendices de carpintero, como para decir que hay nuevas generaciones que podrán continuar con estos trabajos artesanales.China2 0884 (Medium)

Casi saliendo nos encontramos con una chica a la cual decimos con señas que está casi todo cerrado y llama a la puerta donde un simpático monje nos abre la puerta y nos enseña una cueva que ha sido construida en 1998, llena de cientos de figuras, con 3 partes diferenciadas pero toda ella muy espectacular.

Cogemos un taxi que nos deja en el centro de Gangu, donde buscamos algún sitio para tomar algo pero no lo encontramos, con lo que después de sentirnos la atracción de este pueblo que no debe haber visto muchos “blancos”, cogemos otro taxi y volvemos a la estación de trenes y nos tomamos unas cervecitas con pipas. Ya parecemos chinos.

China2 0872 (Medium)

Montaña Wenqi

 El tren de vuelta es de lo más heavy que hemos visto nunca, muchísimas personas por los pasillos, con sus hatos de cosas enormes. Son trabajadores de un nivel muy bajo, parece que es la primera vez que salen de casa. Esto es la China profunda.

En Tianshui hacemos tiempo pues nuestro tren sale a las 9 de la noche.

Media hora antes ya nos convocan por los altavoces (que no entendemos) y por las pantallas luminosas.

Llega puntual y como nos han vendido asientos diferentes le pedimos a un chico que nos lo cambie y rápidamente lo hace.

Las horas pasan muy lentamente y aunque hay sueño, es muy difícil dormir en estos trenes chinos con gente gritando, pues juegan a cartas y se excitan, o llamando por teléfono móvil continuamente.

CHENGDU  31-7-2012

Después de 17 “divertidas” horas llegamos a Chengdu. Llegamos a la estación norte de trenes y hay una cola donde se cogen los taxis. Merece la pena hacer la cola porque hay una mafia que te intenta llevar a los privados y los chinos no les hacen caso a los buscavidas. La bajada de bandera son 9 yuanes y 1,8 cada km adicional. A nosotros nos cuesta hasta el hotel que tenemos reservado que está cerca de la plaza principal 24 yuanes.

El hotel se llama Garden Hotel. La doble con baño cuesta 218 yuanes y está en la calle

27 Dongfeng Road     锦江区 东风路27号
Chengdu, 610000     成都, 610000
China

Teléfono +862884445555

No está mal, pero huele un poco a humedad, ya que como el nombre indica hay un jardín frondoso con unos estanques que hace que no entre la luz ni el poco sol que hace en Chengdu.

Está bien situado pues pasan varios buses que te llevan al centro, a la estación de trenes del norte y del este. Hay otros que te llevan a estaciones de buses pero nosotros no los hacemos servir.

Al cabo de un rato nos vamos al centro de Chengdu, que está a unos 20 minutos andando. En la plaza Tianfu que hace 7 años estaba totalmente vacía con obras por todos lados, ahora hay unos edificios enormes que parece Nueva York, eso sí con la gran estatua de Mao en el centro.

El metro que han inagurado hace poco te lleva de norte a sur, desde la estación de trenes hasta el sur de la ciudad. Está toda la ciudad en obras pues están construyendo la línea 2 que irá del aeropuerto que está en el oeste hasta la estación de trenes del este. La red de buses funciona muy bien, cuesta 2 yuanes y lo tienes que poner justo en unas ranuras que hay en la entrada del bus o en los articulados también en la puerta trasera. La gente es muy honrada pues paga, es verdad que la mayoría lleva unos carnets que los pasan por un detector también en la entrada. El metro cuesta 2 yuanes pero nosotros en los días que estamos no lo utilizamos.

Hay todo tipo de tiendas de lujo, superlujo y más normales. Los McDonalds, KFC, Pizza Hut o Dicos, que es la marca local de comida rápida los encuentras en todos sitios. Hay incluso Carrefour o Ikea. Hay bastantes calles peatonales con lo cual es agradable pasear por Chengdu, cosa que no pasa por otras grandes ciudades chinas.China2 0852 (Medium)

Es una ciudad moderna de costumbres sosegadas, como reflejan sus agradables jardines y salones de té. Estos forman parte indispensable de la vida cotidiana, aunque a menudo son poco más que una colección de sillas y mesas. Ganó protagonismo en la antigüedad por sus brocados de seda y por ser la primera ciudad en acuñar papel moneda. Es la quinta ciudad más poblada del país y la arquitectura tradicional de madera y las calles arboladas han ido dando paso gradualmente a centros comerciales llenos de luces de neón, torres de vidrio y nuevos complejos de apartamentos, mucho más prácticos. Pese a ello aún quedan animadas calles laterales llenas de vida con pequeños comercios y donde viven su vida tradicional.

Desde su fundación Chengdu (la metrópolis perfecta) ha sido testigo de la grandeza y decadencia de casi una docena de reinos o dinastías independientes. Su potencial agrario y su ubicación estratégica fueron claves para su poder político. Su vida cultural también ha sido muy prolífica, de hecho aquí vivió durante unos años el  poeta Du Fu.

La calle principal es la Renmin Lu con sus tramos al norte (bei), centro (zhong) y sur (nan). Tiene varias carreteras de circunvalación: Yihuan Lu es la primera, Erhuan Lu la segunda y Sanhuan Lu la tercera.

Paseamos durante un rato, comemos y nos vamos al cabo del rato a descansar de nuestro último palizón. Hay varios autobuses que nos van bien como el 81, 3, 4, 48 y 98.

CHENGDU – LESHAN – CHENGDU  1-8-2012

El precio del hotel incluye el desayuno y vamos a ver si hay suerte. Lo único comestible para nosotros son los huevos duros, el resto son sopitas varias, el trozo de masa de “pan” que se comen junto con algunas verduritas y poco más.

China2 0902 (Medium)

Un amigo

Después del desayuno, que nosotros completamos con unos nescafes que venden en sobres individuales y unos pastitas, cogemos un taxi que nos lleve a la estación de Xinnanmen que es desde donde salen los buses a Leshan. Nos cuesta 14 yuanes. En la estación de buses hay un cartel donde salen los destinos turísticos desde Chengdú. Hay un autobús normal y otro turístico. Nosotros es el que cogemos, sale cada 20 minutos y nos cuesta 54 yuanes por persona. Mientras llega la hora de nuestro bus, nos vamos al lado que hay una oficina de información turística, donde lo único que sacamos en claro es un mapa que nos va a ayudar mucho a movernos por la ciudad.

Salimos a lo hora convenida en una furgoneta muy cómoda para solo 6 personas. En 2 horas llegamos a Leshan, donde cogemos otra furgo que nos lleva a la entrada del complejo, y nos quedamos otra vez asombrados del montaje que han hecho para ver al buda de Leshan. Nosotros la otra vez cogimos un ferry que nos pasaba por delante y lo vimos, pero llovía y nos quedamos con ganas  de verlo mejor. Hoy lo veremos desde dentro del parque turístico que han montado alrededor del buda para justificar el precio de la entrada. La normal son 160 yuanes por persona y con carnet de estudiante lo conseguimos por 90 yuanes.China2 0919 (Medium)

En algunos sitios no nos ha servido el carnet pues nos dicen que somos viejos….

El gran Buda, de aspecto aletargado pero impresionante, es hoy en día la estatua de Buda más grande del mundo. Una de sus uñas mide más que un hombre. Se trata de la mayor atracción de esta ciudad fluvial formada por callejones arbolados y serpenteantes. La ciudad ha prosperado gracias a las oleadas de turistas chinos y a las nuevas autopistas.

El sereno Gran Buda es la joya de la ciudad y una especie de centro espiritual. Tallado en la fachada de un precipicio, domina la confluencia de los ríos Dadu y Min. Mide 71 metros de altura, sus orejas 7 metros, sus empeines 8,5 de ancho y el dedo gordo del pie 8,5 metros de largo.

Un monje budista inició el proyecto en el año 713. Pretendía que el Buda calmara el curso de los ríos y protegiera a los barqueros de las peligrosas corrientes en las depresiones fluviales. Fue completada 90 años después de la muerte del monje que lo inició. Los escombros sobrantes se utilizaron para cubrir la depresión del río y solucionaron el problema, aunque los lugareños lo achacan al Buda. En el interior de la estatua de piedra, escondido de los curiosos,  hay un sistema de drenaje de agua diseñado para evitar la erosión, aunque sigue habiéndola. Algunos científicos han tenido la idea de revestirlo con una burbuja de plástico de alta tecnología para protegerlo.

China2 0924 (Medium)

Gran Buda

Se puede subir arriba, frente a la cabeza, y bajar por una pequeña escalera hasta los pies. Hacemos más de una hora de cola al sol para poder bajar por la escalera pero merece la pena para apreciarlo bien desde todos los ángulos. Cuando llegas abajo hay unos monjes que por una cantidad tocan un tambor mientras tú te arrodillas y haces las genuflexiones que tocan. Como no podría ser de otra manera hay una tienda de recuerdos, pulseritas y demás parafernalia budista.

Antes de llegar al Gran Buda pasas por un lugar donde hay reproducciones de estatuas budistas sobre todo de la Baoding Shan Dazu, que es una montaña sagrada a 2 horas de Chongqing.

Hay una serie de caminos pasándose por unos cuantos templos budistas y taoístas. Está todo muy bien indicado con carteles en  inglés con lo que no hay problema de perdida. Hay lavabos por todo el recinto, así como venta de bebidas que con el calor que hace se agradece.

A unos 2 km se encuentra el templo de Wuyou que nos entra con el tiquet que hemos comprado pero no tenemos ganas de ir.

A unos 30 km al norte de Leshan hay unos precipicios llamados de los mil budas, que no es una exageración pues hay más de 2400 budas diseminados por los precipicios que datan de épocas remotas.China2 0906 (Medium)

Para volver una furgoneta nos lleva a un autocar que nos lleva de vuelta a Chengdu. Deben ser piratas pues dan unas cuantas vueltas antes de salir hacia Chengdu. Nos cobran 50 yuanes y nos ponen incluso una película con subtítulos en inglés.  Llegamos cerca de las ocho, con lo que vamos al centro a comer algo y vuelta al hotel.

CHENGDU – CENTRO DE RECUPERACIÓN DEL PANDA – CHENGDU   2-8-2012

Hoy queremos ir a ver el Centro de Recuperación del Panda que está a unos 10 km al norte de Chengdu. Tenemos que llegar pronto pues los pandas a partir de las 11 se ponen a dormir y no se mueven en todo el día. Paramos un taxi para llegar antes pero nos dice que no nos lleva, el motivo evidentemente no lo entendemos, con lo que cogemos el 27 que nos deja al principio de una calle llamada Jiefang Lu  Bei Yiduan donde podemos coger un montón de buses (32, 64, 49, 58 …) que nos llevan a la estación Qinghongchang o Zhao Jiao Bus Station. Allí se coge el 198 que te deja en la puerta del centro. En total 1 hora de trayecto sin parar, eso sí barato.

La entrada cuesta 58 yuanes, los estudiantes chinos pagan la mitad. En China se puede ver la imagen del panda en cualquier producto desde paquetes de cigarrillos a alfileres de corbata.

China2 0990 (Medium)

Son como peluches

Vamos rápidamente a ver si los encontramos despiertos y tenemos suerte ya que vemos unos cuantos muy activos. Se pueden coger unos planos donde en inglés te ponen las distintas instalaciones que te vas a ir encontrando. Hay bastantes paneles explicativos dónde vas aprendiendo cosas interesantes de este bonito y entrañable animal.

Desde su fundación en 1987, este centro ha criado y sustentado a más de 88 crías de oso panda gigante. Hasta ahora el éxito ha redundado en beneficio de los zoológicos, pero tiene como principal objetivo iniciar un proceso de reintroducción del panda en su hábitat salvaje.

Es una especie autóctona de China y pruebas genéticas han determinado que es un pariente lejano del oso. La población es de 1600 pandas salvajes, pero es una especie gravemente amenazada, a lo que se suma que el terremoto de 2008 afectó seriamente su hábitat. Se alimenta principalmente de bambú y ha desarrollado muelas para rumiar las cañas, aunque no está bien adaptado para digerirlo y pasa buena parte del tiempo comiendo. El bambú florece y muere simultáneamente en grandes zonas, privándole de su fuente de alimentación. En el pasado migraba a otras regiones pero el desarrollo impide este hábito actualmente. Hay varias reservas para su protección en Shanxi, Guizhou y Sichuan. En la década de 1970 murieron más de 130 pandas de hambre.

El oso panda come entre 15 y 30 kilos de bambú al día, a pesar de contar con el aparato digestivo de un carnívoro. Sólo digiere el 20% de los nutrientes con lo que descansa mucho para ahorrar energía. En una revista que vemos en el centro hay un reportaje que desmiente que los pandas no coman carne, porque se ve como uno irrumpe en el establo de un campesino y se come una ovejita pequeña.

China2 0971 (Medium)

Pandas adorables

Su época de reproducción son unos pocos días de primavera y son extremadamente cuidadosos con la elección de su pareja, con lo que nacen muy pocos en libertad. Los pandas salvajes forman en ocasiones grupos familiares, pero la mayoría vive en soledad durante buena parte de sus 25 años de vida en territorios claramente delimitados y marcados por el olor. Su coloración puede deberse a que les ayuda a reconocerse entre sí en los bosques.

Los programas de cría, mediante inseminación artificial, consiguieron 32 nacimientos con éxito en 2008. Las incubadoras reducen la elevada mortalidad infantil del medio salvaje. La cría pesa solo 100 gramos al nacer, mientras los adultos alcanzan los 200 kilos. La madre transporta a la cría durante 90 días y permanece con ella un máximo de 3 años. Nosotros hemos tenido suerte pues en la incubadora hay una cría que hace 5 días que ha nacido. Es como un gatito recién nacido todo rosita pero muy feo.

A pesar de que hay carteles por todos lados rogando silencio, los chinos dan gritos y golpean las barandas de madera para que les miren los pandas, cosa que no hacen, al revés con tanto ruido algunos se agobian y se meten dentro de las jaulas. Como hace mucho calor casi todos están en recintos cerrados con bloques de hielo que chupetean y juegan con ellos sin parar. A medida que va pasando el tiempo, más pandas se ponen a dormir, con lo que es muy recomendable ir a primerísima hora, a las 8 cuando abren para verlos jugando y comiendo.

A pesar de  que el centro es famoso por el panda gigante también hay pandas rojos, son muy graciosos, con sus colas tan peluditas. Hacemos 2 veces la ronda, pero en la segunda ya nos damos cuenta que es tarde pues la mayoría ya duerme y decidimos irnos. Pasamos primero por el Museo que es muy completo y salen fotos de gente que ha apadrinado a pandas como el jugador de basket más famoso de China, Yao Ming o el actor Jackie Chan que es embajador del panda que ha donado 1.000.000 de yuanes para el centro. Antes se regalaban como la cosa más distintiva de China pero ahora se ha prohibido. Hay varios países que recibieron pandas como Francia, UK, e incluso España. Ahora solo los dejan durante una temporada y luego los tienen que devolver.

Los campesinos reciben el doble de su salario anual si salvan a un panda de morir de hambre y la caza de uno puede conllevar la pena de muerte y ejecución pública.

China2 0994 (Medium)

Panda rojo

Para volver a la ciudad esperamos que pase el 198 pero unos chinos nos dicen que por allí no pasa que tenemos que ir a la calle de abajo. Nosotros no les creemos pero a medida que pasa el tiempo y no vuelve ninguno de los buses que ha pasado, creemos que quizás tiene razón. Cogemos uno hasta la carretera general donde nos bajamos y nos vamos a esperar el que nos devolverá a Chengdu.

A la vuelta vamos al Wenshu Yuan, que está en un pequeño callejón y es la sede de la secta budista chan de Sichuan. Está consagChina2 1042 (Medium)rado a Wenshu, el Dios de la sabiduría, a menudo representado a lomos de un león azul. Se fundó hacia el 700 d.C., aunque la disposición actual de cinco pabellones data de la era Ming. Los austeros edificios están repletos de estatuas y los patios alojan incensarios de bronce. Cuenta con un salón de té y un restaurante vegetariano. La entrada cuesta 5 yuanes. Los callejones de los alrededores también merecen la pena. Están llenos de vendedores de varillas de incienso, ciegos que adivinan el futuro con cañas de bambú, tiendas de todo tipo, todo muy reformado y bonito. Hay pocos turistas con lo cual es agradable pasear por la zona.

De allí cogemos un bus y nos vamos al centro a comer algo y pasear. A la noche vuelta al hotel.

CHENGDU   3-8-2012

China2 1030 (Medium)

Pagoda Octogonal

Hoy lo queremos dedicar a visitar cosas de Chengdu, y lo más importante, comprar los billetes de tren o bus para nuestros próximos destinos. Para ir a la estación de trenes cogemos el 27 hasta el final. En la estación preguntamos por el tren que nos gusta y milagro, tenemos billete. Iremos con un super rápido a Chongqing (313 km) por 98 yuanes . De Chongquing a Wulong (167 km), el tren que nos cuadra por horario no hay ni siquiera asiento, pero como es poco rato compramos el billete aunque tendremos que ir de pie por 25 yuanes.

China2 1080 (Medium)

Sonriente chinita

De aquí cogemos el bus nº 11, gracias a una chica que habla algo de inglés y que nos acompaña hasta donde salen, hasta el Qingyang Gong, o templo del Carnero Verde que está en el parque de la Cultura al oeste de la estatua de Mao. La historia del nombre y las dos cabras de bronce en el interior resultan interesantes. Supuestamente Lao-tsé, el fundador del taoísmo, tenía que encontrarse aquí con un amigo. Al llegar, el amigo solo vio a un niño que guiaba a dos cabras. En una rápida asociación de ideas, el hombre se dio cuenta de que el niño era Lao-tsé. La cabra combina rasgos de todos los animales del zodiaco chino. Tiene garras de tigre, cuerno de unicornio, cola de serpiente y otros atributos.

Si el viajero toca el costado de la cabra se deshará de todos sus problemas y sufrimientos. Por si acaso lo hacemos.

Otra historia hace referencia a las últimas palabras de Lao-tsé, que dijo que aquellos que comprendieran sus enseñanzas podrían encontrarle en el mercado de la Cabra Verde.

La otra atracción del parque es una pagoda octogonal considerada un modelo arquitectónico de la filosofía taoísta, que proclama que el cielo es redondo y la tierra cuadrada, para su construcción no se utilizó ni clavos ni tornillos. Tiene unos pilares tallados con 81 dragones que circundan una estatua de Lao-tsé en su búfalo. En el pabellón de las Tres Purezas, tres estatuas barbadas que representan a las divinidades Naturaleza Original, Virtud y Sabiduría, se ciernen sobre dos estatuas de lo que supuestamente son las cabras de antes.

Nos encanta este templo es muy agradable y tranquilo. Hay un salón de té y un restaurante vegetariano, los dos llenos de gente, reposando en estas horas de calor y bochoChina2 1035 (Medium)rno que hace.

Cerca hay un parque dedicado a un poeta llamado Du Fu. Es el poeta más famoso de la dinastía Tang. Vivió durante 5 años en una destartalada choza de las afueras donde escribió unos 260 poemas. Un grupo de admiradores fundó un jardín, en el siglo X, más tarde en el siglo XIX se hicieron estanques, puentes, árboles y pabellones. Antes de llegar a este jardín nos encontramos un edificio faraónico que no sabemos lo que es. Preguntamos y nos dicen que es el museo de Sichuan y que es gratis. Ya que estamos, entramos a ver que hay. Es un museo que lo deben haber inagurado hace 4 días porque está todo muy nuevo, lleno de mármol travertino por todas partes, hecho con mucho gusto. Hay secciones de cerámica, bronce, representaciones de templos tibetanos, con sus banderitas, budas y toda la parafernalia. Vemos unas vitrinas temáticaChina2 1073 (Medium)s de las tribus que hay en Sichuan con los ropajes típicos, los instrumentos musicales, joyas etc.

Otras salas son de historia de la región y solo están en chino las explicaciones con lo que no nos enteramos de nada. Vale mucho la pena este museo. A las 4 ya no dejan entrar, ya que cierra a las 5 de la tarde. A pesar de que es gratuito hay que coger el billete a la entrada en una caseta a la izquierda.

Al salir llegamos al jardín de Du Fu que lo han restaurado mucho, vemos a muchos lugareños con magníficas máquinas de fotos, haciendo fotos a los pájaros, garzas, ibis que habitan el lago que hay en el parque. Es un lugar muy agradable con muchos rincones para estar  y disfrutar de este trocito de paz, en la ajetreada Chengdu.

Para volver al centro cogemos el único bus que pasa por el parque, que nos deja en el templo taoísta que hemos visitado antes y de allí un montón de buses te dejan en el centro de la ciudad, cerca de la plaza Tianfu.

Al cabo del rato volvemos a descansar de este día tan provechoso al hotel.

CHENGDU – CHONGQING – WULONG     4-8-2012

Hoy nos vamos de Chengdu hacia el este a Wulong. El tren sale a las 10:23 y es un tren bala que en dos horitas hace 313 km. Hacemos el check out y cogemos el bus nº 4 que en 25 minutos nos lleva a la estación de trenes del este que es la última parada.

La estación de trenes impresiona, muy moderna y enoooooorme, es más bien la idea que tenemos nosotros de un gran aeropuerto como la T1 de Barcelona.

Está todo muy nuevo se nota que hace poco que la han inagurado y que el precio de los trenes es elevado para lo que cuestan por aquí. El nuestro nos ha costado 98 yuanes. Está muy bien organizado y te pone la puerta de entrada en chino y en inglés lo cual lo hace muy fácil. Unos veinte minutos antes ya se empieza a pasar el control de billetes y entramos al tren. Nos recuerda un poco a los Euromed de España. Tienes una bandeja donde trabajar y mucho espacio para poner las piernas. No parece un tren chino, ya que es muy diferente de todos los que hemos cogido hasta ahora. Durante el trayecto pasa una señora fregando el interior de los ya de por sí, limpios vagones. Entregan una bolsita para que pongas los desperdicios que puedas originar. Es curioso porque vamos a ir del máximo a lo peor, ya que el siguiente trayecto a Wulong no tenemos ni asiento, queríamos comprarnos una sillita plegable que utilizan los chinos para ponerse en el pasillo del vagón cuando no tienen asiento pero no quedaban. Se paga lo mismo por asiento duro que por ir de pie, en otros trayectos la gente compartía el asiento a ratos con los pobres que no tenían, ya veremos qué nos pasa a nosotros.China2 1088 (Medium)

Entramos en el tren y se le puede llamar borreguero, ya que hay casi más gente de pie que sentada. Muchos llevan la  sillita de plástico, que es bastante cómoda, pese a lo pequeña que es.

Son casi tres horas de diversión, porque no se puede decir que te aburras, continuamente pasa gente que va a poner agua en su pote de noodles o que va al lavabo. Tenemos a una chica al lado que habla un poco de inglés y nos dice que va a Fenghuang, que es nuestro próximo destino. Está estudiando arquitectura en la universidad,  sabe también decir hola y adiós en español.

Cuando llegamos a la estación de Wulong, le enseñamos a un taxista un hotel que habíamos buscado en booking. Nos cobra 5 yuanes, ya que está muy cerca. La habitación que nos enseñan es muy bonita, grande, muy bien decorada todo en blancos y florecitas, parece una habitación de un cottage inglés. El precio no nos gusta pues nos dicen 398 yuanes que se dispara según lo que hemos pagado hasta ahora. Les decimos que nos hagan descuento y nos dicen que no pueden, pero como no nos vamos, llaman por teléfono a alguien que en inglés nos dice que si queremos otro hotel más barato y le decimos que no, que ya nos gusta esta habitación, pero que queremos pagar solo 300 yuanes. Al final, yo creo que por aburrimiento, nos la deja por 298 yuanes.

A todo esto ya son casi las cinco de la tarde con lo que lo vamos a dedicar a intentar adivinar cómo se hacen las excursiones que hemos venido a hacer. El hotel se llama Hong Fu y está en la calle principal, muy cerca de la estación de buses. Vamos hacia allí y a pesar de que hay un mostrador de tourist information, no hay nadie, después de mucho preguntar una chica que sabe algo de inglés nos dice que tenemos que comprar un tiquet hasta Xiannü y que desde allí ya se accede a Natural Three Bridges.

Solucionada la primera visita, nos vamos a visitar esta ciudad. Está dividida por el río la parte nueva y la parte vieja. Hay grandes rascacielos pero todavía tiene zonas más como de pequeña ciudad. Vamos a un supermercado a comprar algo de comida y la gente se gira a mirarnos asombrada.

Sobre las 7 de la tarde en las plazas ponen unos altavoces con música y las mujeres (ya que hombres casi no vemos) se ponen a bailar, de todas las edades, desde niñas a ancianas.

Al rato nos vamos a disfrutar de nuestro hotel de lujo y sobre todo del aire acondicionado porque no sopla ni una pequeña brisa que aligere el calor tan espectacular que hace.

WULONG – NATURAL THREE BRIDGES – WULONG 5-8-2012

El China2 1130 (Medium)desayuno de este hotel es bastante bueno porque aparte de todas las sopitas y verduritas hay melón, sandia, bizcocho y platos bastante elaborados y buenos.

Salimos a la estación de buses y compramos el billete gracias a que tenemos un mapa que nos han dado en el hotel en chino donde sale la atracción que queremos visitar. Nos cuesta 8 yuanes y sale cuando está lleno, lo cual hace pronto ya que solo hay 12 asientos. Llegamos a la ciudad de Xiannü y vemos un gran edificio en forma de pirámide de cristal que es donde se compran los tickets para los tres puentes. Hay un gran aparcamiento para coches y autocares y dentro del edificio se compra el ticket. Cuesta 135 yuanes y no sirve de nada el carnet de estudiante.

China2 1140 (Medium)

Mercados

Allí mismo se bajan unas escaleras y haces una cola para coger el autocar que te lleva a la entrada de la atracción. Al cabo de unos minutos llegamos y vas por un camino que parece que han echado ambientador de lo bien que huele (no es broma) y hacemos otra cola para coger un ascensor de cristal panorámico que te lleva al comienzo de los puentes.

Son espectaculares, enormes, de hecho los más grandes de China e incluso hay quien dice del mundo. Está todo muy bien organizado, pues hay escaleras y pasarelas todo el camino, con indicaciones en chino, inglés, francés y japonés. Se tarda unos 90 minutos en hacer todo el recorrido, pero si se tienen problemas de movilidad o simplemente no se quiere andar, pues hay un servicio de sillas llevadas por 2 porteadores que te lleva muy cómodamente todo el camino y te para cuando quieres hacer una foto o lo que sea. Está dividido en 4 tramos y puedes cogerlo todo o alguno de los tramos, los precios van de los 50 yuanes por tramo en adelante.

Está a 20 km de Wulong County. Es una maravilla natural Tiene tres puentes kársticos naturales: Tianlong Bridge, Qinglong Bridge y Heilong Bridge. Los tres arcos con una altura media de  200 metros y una abertura media de más de 200 metros constituyen los más grandes de Asia.

Están en una gorja de  1.5 kilómetros. Algunas partes por la erosión han formado los puentes.

Tianlong Bridge tiene 200 metros de altura, 100 metros de profundidad. Mide 450 metros, y tiene dos arcos de sur a norte. Al arco sur se le llama Mihun Cave.

China2 1110 (Medium)

Vista desde las alturas

 Qinglong Bridge tiene cerca de  350 metros de alto, 150 metros de profundidad,y 400 metros de apertura. Después de las lluvias, una cascada cae sobre el puente y forma una cortina de niebla. Cuando la puesta de sol se refleja en la niebla se convierte en un arco iris como un dragón ascendiendo a los cielos.

Heilong Bridge tiene un profundo y largo pasaje como un dragón negro.

Este camino era por donde pasaba el servicio de correo durante la dinastía Tang, y  todavía se conserva el edificio original, aunque un poco reconstruido. En este sitio se rodó una película muy famosa china, y dentro el edificio va dando escenas en una televisión, donde vemos los exteriores que fueron rodados aquí mismo, en el edificio y los alrededores.

China2 1104 (Medium)

Porteadores para los que no quieran andar

El paisaje es espectacular, en algunos sitios hay hasta música ambiente….

Al salir hay dos posibilidades: una andando unos 20 minutos cuesta arriba hasta la salida o un vehículo que te lleva cómodamente por 15 yuanes, eso sí.

Hay un pasadizo cubierto lleno de puestos de comida y recuerdos. Nosotros probamos una especie de chorizo hecho a la parrilla que nos gusta mucho, es muy sabroso.

Cogemos el bus que nos lleva otra vez al edificio de cristal. Nos ponemos en la carretera a ver si pasa otra furgoneta de vuelta a Wulong, pero todas las que vemos están llenas. Decidimos subir al centro del pueblo a ver si hay más suerte.

Son unos 15 minutos de subida, y llegamos al centro donde en un momento llega una furgoneta que nos devuelve a Wulong.

Vamos a la estación de trenes a comprar el billete para dos días después que nos lleve a Huahiua y de allí coger un bus a Fenghuang. Después de un rato de buscar y gracias a una chica que nos ayuda, e insiste para que el chico de la taquilla se esfuerce y nos encuentre algo, compramos una litera dura para Huaihua en el tren que queríamos, a pesar de que al principio decía que no había, luego que estaríamos separados etc… Se notaba que no tenía ganas de ayudarnos, pero al final lo tenemos. Nos cuesta 120 yuanes.

El resto del día lo dedicamos a pasear, descansar, comer y disfrutar de nuestro hotel.

WULONG – FURONG CAVE – WULONG  6-8-2012

China2 1172 (Medium)

Furong Cave

Vamos a la estación de buses donde nos venden el billete a Furong Cave. Cuesta 9 yuanes.

Aquí la atracción está a 6 km del pueblo más cercano, pero nos lleva a la puerta. Vemos que aquí está mejor organizado que en los puentes, ya que para volver hay furgonetas que van a Wulong, otras que van directamente a los tres puentes y otras a Longshuixia Ravine. No te tienes que buscar la vida como en three bridges.

La entrada cuesta 120 yuanes  (15 €), nos estamos gastando una fortuna en entradas. Suponemos que es una de las causas de que no estemos viendo turismo occidental en ningún lado, ya que los mochileros jóvenes no pueden gastar estas barbaridades para entrar a ver atracciones.

En la misma taquilla, puedes comprar billetes para coger un teleférico que te lleva al río Furong y se puede coger un barco que te lleva un rato por el río. Nosotros lo vemos desde arriba y ya nos quedamos tan contentos.

La Furong Cave tiene 2,846 metros de pasajes explorados con cámaras tan altas como 80 metros llenas con depósitos de calcita, aragonito, formando grupos de cristal, estalactitas o estalagmitas. Los colores son hermosos  con luces de colores. Se dice que la cueva fue descubierta en 1993 y se abrió en 1994.

La cueva es una pasada, te quedas sin adjetivos, pero…. han puesto lucecitas de muchos colores, y pasarelas de aluminio a lo largo de todo el recorrido que no es corto. Todo de escaleras de cemento, música ambiental, y lo más gordo, en las formaciones más espectaculares un chico con un altavoz, te da unos papeles para que te hagan una foto delante de la formación y a la salida te la dan incluso plastificada para que te dure toda la vida.

Hay carteles por todos sitios que dice que no se toque nada, pero los chinos o no saben leer o son tontos, ya que lo tienen que tocar todo, salirse de los caminos, tirar basura dentro de la cueva etc.China2 1193 (Medium)

Van en manadas, no viajan en pareja o solos, y hacen mucho ruido. Aparte de eso, todo muy bien.

A las formaciones les ponen nombres que evocan la figura que ves, por ejemplo hay un buda tumbado, que realmente lo parece y luego muchos más que no son tan evidentes.

Al salir ya hay una furgoneta que nos devuelve a Wulong. Esta tarde la vamos a dedicar a planificar un poco los días que nos quedan, ya que tenemos una muy buena conexión a Internet en la habitación. Hacemos el planing y nos vamos a la estación de trenes a ver si hay suerte y podemos comprar ya todos los billetes que necesitamos y así estar tranquilos.

En la taquilla hay un chico diferente al de ayer que es muy espabilado, y lo más importante, nos quiere ayudar. Hemos apuntado en un papel los destinos y los trenes que queremos y los cuatro trayectos nos los consigue. Estamos eufóricos de la emoción. Nos quita la posibilidad de improvisar pero creemos que lo hemos calculado bien para que podamos ver lo que queremos y solo nos faltará volver de Xiamen a Hong Kong que seguramente cogeremos un avión.

Para cenar nos vamos a un restaurante que tiene puestas las mesas en la calle como la mayoría y pedimos, señalando claro, unos pimientos verdes fritos y un revuelto de setas que a pesar de que pica un poco, está muy bueno, todo regado con una buena cerveza nos cuesta 33 yuanes.

WULONG – HUAI HUA – FENGHUANG   7-8-2012

Hacemos el check out y nos despedimos con pena de este maravilloso hotel. Cogemos un taxi que nos lleva a la estación de trenes por 3,5 yuanes. Aquí la bajada de bandera son 3 yuanes.

Llega con retraso de media hora el tren, pero cuando lo hace vemos que va muy vacio, con lo que tenemos sitio de sobra para estar, aunque nuestras literas son la del medio y la de arriba, podemos estar en la de abajo sentados pues no hay nadie. Son unas 6 horas y media de trayecto, hubiese sido mejor en hard seat pero no había libres.

Al final son  6 horas de viaje hasta Huai hua y es un placer hacerlo en litera. El incremento en el precio vale su peso en oro ya que  es tranquilo, estás ancho y los lavabos los limpian, no huelen mal e incluso tienen papel higiénico. En Hard Seat estás demasiado acompañado de humanidad, casi no se coge porque es tamaño chino y hay mucho trasiego de gente, aparte de  que tienes al lado los que van de pie.

Nuestras compañeras de literas que han entrado al cabo de 4 horas de haber cogido nosotros el tren, nada más llegar se ponen a comer como si hiciera una semana que no lo hacían. Nos invitan a todo lo que tienen aunque nosotros no aceptamos, pues nos parece abusivo.

Cogemos un taxi que nos lleve a la estación de buses del oeste, pero no hubiese hecho falta pues está a unos 500 metros saliendo de la estación a la derecha, pero no teníamos esa información antes. Le pagamos 7 yuanes al taxista, aunque unos antes nos habían pedido 20 yuanes y no les habíamos hecho caso. La estación es pequeña para los estándares chinos y nos tenemos que esperar a que el bus esté lleno, casi una hora. Nos cuesta 38 yuanes.

El trayecto es por una carretera horrorosa, llena de baches, creemos que es la peor que hemos hecho en este viaje. El camino pasa por pueblos pequeños con casas de madera y campesinos con los sombreros de paja, típicos de toda esta zona  de Asia. Son los primeros que vemos y nos hace ilusión. Hay campos enormes llenos de plantaciones de arroz y otros tipos de verduras. En los patios de las casas hay guindillas rojas sangre que da una nota de color a las por otro lado humildes casas. Estamos en una zona muy rural, lo cual agradecemos después de tantas megalogopolis todas iguales sin ningún encanto.

A las 3 horas llegamos a Fenghuang, como no tenemos hotel reservado, vamos a uno que está justo donde nos deja el bus, aunque cerca hay bastantes más. Nos pide 160 yuanes y como la habitación está bien aunque no tenga wifi nos la quedamos. Se llama Jin Tian y está cerca del centro de la ciudad antigua.

Dejamos las cosas y nos vamos a visitar esta ciudad. Según la guía es una ciudad atestada de turistas chinos, y damos fe de que es verdad. El casco antiguo tiene una pequeña muralla, torres y casas antiguas sobre pilotes con vistas al rio y ancestrales templos. Es hogar de minorías miao y tujia y cuenta con una riqueza arquitectónica que muestra claras muestras de abandono. Por la noche está todo iluminado con luces de neón, que parece que  estamos en Las Vegas. Tenderetes llenos de todo tipo de chucherías, toda una calle salpicada de puestos de comida de todo tipo, vemos serpientes, ranas, cangrejos de río, una especie de cigalas, un roedor gigante todo vivo, a la espera del cliente que lo escoja para su comida.

Hay muchos bares musicales con grupos de música en vivo, es interesante, con chicas en la puerta invitándote a entrar y explicando las maravillas de ese local respecto a los demás. Son las 11 de la noche pero la calle hierve de actividad, nadie se va a dormir, nosotros después de mucho deambular y comer en los chiringuitos de la calle nos vamos al hotel ya que estamos cansados y hace muchísimo calor.

FENGHUANG – JISHOU – ZHANGJIAJIE  8-8-2012

Después de desayunar en la habitación nuestras provisiones, nos vamos a deambular por Fenghuang. Si por la noche había millones de chinos en la calle, ahora a las 9 de la mañana no se quedan atrás. Hay unas colas kilométricas para coger unas barcas de bambú que los lleven un rato por el río Tuo. Vemos a mujeres disfrazadas con unos trajes muy elaborados y con adornos para la cabeza que los alquilan mientras visitan la ciudad. También puedes ponértelo para hacerte la foto y ya está.China2 1271 (Medium)

Es como Port Aventura pero a lo bestia. Este pueblo hace unos años antes de su descubrimiento por los turistas chinos, era muy bonito pero ahora las tiendas y el montaje que tienen te impiden ver casi todo lo antiguo que tienen.

Para entrar a visitar algunas casas y algunos templos hay que comprar un ticket pero nosotros no tenemos ganas de entrar en ninguno de esos sitios, preferimos vagabundear un rato. Para cruzar el río hay que ir al magnífico puente de Hong, que es el más bonito pero hay unos cuantos más que han ido construyendo. En una bocacalle de Dongzheng  Jie está el sencillo templo de la Reina Celestial, dedicado a la patrona de los marineros (para nosotros la Virgen del Carmen). Entre las numerosas casas del pueblo destaca la antigua residencia de Shen Congwen, donde nació y creció el famoso novelista. En la zona Sur del casco antiguo destaca el templo confucionista amurallado del siglo XVIII, con los tejados simétricos del salón de Dacheng Hall y el templo de Chaoyang que alberga un antiguo escenario y un salón principal.China2 1255 (Medium)

En el lado norte del rio se pueden admirar excelentes vistas de los edificios sobre pilotes característicos de Fenghuang. El templo ancestral de la familia Tian es un claro ejemplo de la decadencia de Fenghuang, cubierto de malas hierbas y en un estado lamentable.

Hacemos el check out en el hotel y cogemos un taxi que nos lleve a la estación de buses de largo recorrido. La bajada de bandera es 3 yuanes y como tardamos un poco nos cobra 6 yuanes. El billete cuesta 20 yuanes a Yishou, cuando está lleno sale, lo cual pasa casi inmediatamente, hay siempre un bus a punto de salir. Hay 52 km y tardamos en llegar a la ciudad 1 hora, pero en llegar a la estación de buses, media hora más. Cogemos un taxi que nos lleve a la estación de trenes, que nos cuesta 3,5 yuanes. Como nos quedan 2 horas hasta la salida del tren buscamos algún sitio para comer algo. Es una especie de self service, te dan un plato de arroz y tu encima pones lo que quieras de lo que hay. Nosotros escogemos uno que tiene tocino de cerdo con pimientos, otro con tortilla francesa y otro de cerdo con patatas, se puede mezclar. Hace un calor horroroso y una humedad 100 % con lo que nos tomamos 2 cervezas de medio litro y todo nos cuesta 30 yuanes. Hemos comido muy bien todo estaba muy sabroso y poco después ya nos vamos a la estación.

Cuando pasamos el control de seguridad vemos que nuestro tren sale de la sala de espera nº 3. Cuando vamos a subir un tipo nos dice que entremos en una sala que hay abajo con aire acondicionado que se está muy bien. Cuando ya estamos sentados nos viene a buscar, y es que hay que pagar 10 yuanes cada uno para estar allí, no nos parece nada bien y nos vamos a la nº 3. El billete nos había costado en Wulong 20 yuanes más 5 por comprarlo en otra estación que no es la de salida y tenía su salida a las 16:02, pero se retrasa hasta las 16:13.China2 1229 (Medium)

Llegamos cerca de las 6 de la tarde a la estación y ahora el problema está en encontrar el bus que nos llevará a Zhangjiajie Village. Nadie nos entiende, ya que en la guía pone que en chino Village es “cun” pronunciado sum, y hasta que no encontramos una pareja que habla algo de inglés y, nos entiende, no solucionamos el problema. Ellos, cuando después de un rato saben dónde queremos ir, van preguntando, hasta que al final nos dejan dentro del bus correcto.

Siempre hay un ángel guardián que nos ayuda en estos bretes que nos metemos. Nos cuesta 10 yuanes, pero al principio no las tenemos todas ya que hay poca información del sitio donde vamos, la guía pone que es mejor alojarse aquí que en otros lugares y por eso lo hemos elegido.

Un señor que va en el bus nos confirma que vamos en la dirección correcta y nos ofrece un hotel que es de su familia. Cuando llegamos, vamos a verlo y no está mal del todo con lo que al ser una hora ya tardía nos quedamos. Nos cobran 100 yuanes. No tenemos mando del aire acondicionado y cuando vamos a protestar, viene una chica y nos lo pone, pero ni idea de cómo lo quitaremos.

Hacemos una prospección de otros hoteles por si nos queremos cambiar ya que vamos a estar 3 noches aquí.

ZHANGJIAJIE VILLAGE – WULLINGYUAN N.P. – ZHANGJIAJIE VILLAGE 9-8-2012

China2 1292 (Medium)

Descansando

No nos ha convencido mucho el hotel ya que no teníamos mando del aire acondicionado y menos mal que durante la noche se ha apagado porque si no, nos habríamos quedado cubitos de hielo. Nos cambiamos al Hollyear Inn que está a 20 metros del nuestro. Habíamos quedado ayer que nos tendrían preparada una habitación con balcón por la mañana, pero cuando llegamos nos dicen que las habitaciones están ocupadas y que dejemos nuestro equipaje en la entrada con una red, como lo hacen los chinos, y que cuando volvamos de la excursión nos tendrán la habitación preparada. Esta, cuesta 208 yuanes sin desayuno, con desayuno eran 10 yuanes más.

Nos vamos a la entrada del parque nacional que está a unos 500 metros andando y pagamos el ticket que nos cuesta 248 yuanes por persona y dura dos días. Si quisiéramos por 298 yuanes puedes estar en el parque 7 días, pero no es el caso. Aquí el carnet de estudiante no cuela, pone en varios idiomas claramente que si tienes más de 24 años  se paga el ticket completo.

Es gracioso porque en todas estas atracciones hay en las paredes unas señales con medidas para ver si los niños sobrepasan una determinada altura pues entonces ya pagan. Suele ser 1,20 metros de altura.

Sobre la neblina subtropical, se elevan 243 majestuosos picos rodeados de más de 3000 riscos de piedra arenisca, un paisaje único en el mundo. La imagen se completa con saltos de agua, cuevas de piedra caliza (incluida la más grande de Asia) y ríos idóneos para la práctica del rafting. En teoría hay una fauna y una flora muy rica, pues hay panteras o pangolines. Nosotros no tenemos suerte en los dos días, ya que solo vemos 3 monos, y dos de ellos encima de los arboles a bastante altura.

La zona engloba los pueblos de Zhangjiajie, Tianzishan y Suoxiyu. Es patrimonio mundial por la Unesco desde 1990 y viven tres minorías étnicas, los tujia, los miao y los bai.China2 1302 (Medium)

Hay mucha gente como siempre y nos vamos a coger el teleférico Yellow Stone Village con un bus gratuito, que a pesar de que en la publicidad pone que son green, el color es lila. Hacemos muy poca cola y nos subimos al teleférico. Cuesta 50 yuanes o la otra opción es subir 3878 escalones de piedra que se tarda según la guía 2 horas. Con el calor sofocante que hace no se lo recomendamos a nadie, vale la pena pagar el teleférico. Se llega al Huangsi Villaje  Administration o Huangshizhai con 1048 metros de altitud, donde hay un camino circular que ya nos adentra en lo que nos vamos a encontrar en este parque.

En todos sitios hay publicidad de la película Avatar, donde se inspiró el director para hacer sus exteriores en la película. Se venden camisetas, DVD’s, etc.

Es conveniente comprar un plano que venden dentro del parque en todos los sitios que cuesta 5 yuanes y que ayuda a comprender un poco este laberíntico parque.

El camino circular no es muy extenso y en una hora se hace y de aquí se puede empalmar con otro que se llama “Highlighted tourist Route of Golden Whip Stream”, que son unos 6 km pasando por magnificas estructuras de piedra, que nos dejan boquiabiertos. Mucha gente hace este camino, con sus grandes bolsas de comida y bebida, que van gastando durante la ruta.

Hay porteadores con sillas por si alguien no quiere caminar, los precios son o 300 yuanes por una parte del trayecto o 400 por casi todo. Hay unos carteles que les indican que no tienen que perseguir a la gente para que los contrate, que no engañen en el precio etc.

Los nombres de las formaciones son muy poéticos, y hay carteles en todos los emblemáticos donde explican el nombre y el porqué.China2 1316 (Medium)

Cuando acabamos la ruta, que está llena de sitios con tiendas, restaurantes, venta de souvenirs e incluso una pequeña noria!!!!, cogemos un bus que nos lleva al teleférico, para planificar el día siguiente. A estas horas está vacío y una guía a la que preguntamos nos dice que es tarde para cogerlo y ver lo que hay a continuación. Me apunta en un papel en inglés y en chino lo que tendremos que hacer al día siguiente. Cogemos otro bus  que nos lleva a la entrada de Wullingyuan. Allí, nos habían dicho que había un bus que nos llevaba al Village, pero preguntamos a un policía que nos dice que no hay buses y tenemos a un montón de buitres taxistas que nos quieren llevar por 80 yuanes. Nosotros insistimos que hay un bus, y desde un bus nos hacen señas para que nos acerquemos, les enseñamos el mapa donde sale nuestro pueblo y nos dicen que si que nos sentemos que iremos para allá.

No es este el bus, pero nos baja gratuitamente a la estación de buses donde nos hace cambiar a otro que si que nos llevará a nuestro destino por 10 yuanes.

Es una aventura cada vez que tienes que hacer un traslado porque hay muy mala comunicación, ya que poquíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima gente habla algo de inglés y nuestro chino no da para mucho.

Creemos que este pueblo es mejor que donde estamos nosotros, ya que hay pueblo con todo lo que conlleva, el nuestro solo son hoteles, restaurantes y tiendas a unos precios hinchadísimos.

Llegamos a nuestro hotel y nos dan la llave de la habitación después de un ratito pues la chica no entiende que no tengamos la llave ya.

Vamos a cenar al pueblo unos pinchitos, pero con las cervezas se pasan, pues nos cobran 10 yuanes por cada una.

 ZHANGJIAJIE VILLAGE – WULLINGYUAN N.P. – ZHANGJIAJIE VILLAGE 10-8-2012

Cogemos un bus delante del hotel que nos deja en un cruce pues no va a Wullingyuan, eso sí, nos cobra solo 5 yuanes.

China2 1425 (Medium)

Solidarios chinos con el problema en la enseñanza en Cataluña

Al momento pasa otro que si que va, y nos cobra otros 5 yuanes. Nos ceden los asientos dos chinos, ya que el bus va lleno, nos ven viejos…., pero no decimos que no. Nos dejan a 500 metros de la entrada pero el bus número 1 local nos deja a la puerta por 1 yuan y así nos ahorramos de andar con el sofocante calor.

Las entradas del parque están ligadas a la huella digital, pero el sistema funciona pues entramos sin problemas. Dentro cogemos el bus lila que nos lleva al Cable Car, que cuesta 52 yuanes. No nos damos cuenta, porque queda oculto, pero hay una cola terrible, casi 2 horas estamos haciendo la cola hasta que lo cogemos. Pero es que en esta parte del parque hay que subir a la meseta por el “cable car” o por el ascensor de Bailong y luego bajar por el otro. La única solución para no pagar y coger alguno de los dos sistemas es hacer una empinada caminata.

El teleférico hace un recorrido muy espectacular. Se llega a la estación de arriba y hay varias plataformas y miradores para contemplar el paisaje. Allí mismo se coge otro bus interno lila que en apenas tres minutos te deja en la siguiente estación. En ese punto hay miles de turistas que visitan varias cosas: Una pagoda (Tianzi Pavillion), la estatua de  He Long, el Yunquing Rock, etc. Eso si rodeado de miles de tiendas y de fotógrafos que allí mismo te la imprimen en varios soportes (calendarios, tazas…).

De allí cogemos otro bus que nos lleva a Shadaogou Administration Station, que es donde vemos lo más espectacular como es el Greatest Natural Bridge, el Back Garden, las Two Tortoises strolling in Heaven etc y el mejor el Heaven Pillar. Nos llama la atención una que se llama “Five Ladies visiting the Generalissimo “, cinco señoras visitando al Generalisimo…..

Cogemos otro bus que nos lleva al ascensor Bailong pero según el mapa nosotros queremos hacer un trozo de carretera para volver al lugar donde salen los buses. Es incorrecto y tenemos que coger el ascensor Bailong por 56 yuanes que baja 326 metros, la mayoría de ellos viendo el paisaje ya que es un ascensor de vidrio, y luego vas por dentro de la montaña al fina. Hay 3 ascensores dobles que cogen en cada uno 21 personas,  y no paran de funcionar. Es una ratonera esta parte del parque ya que para entrar has de coger el teleférico y para salir el ascensor.

De allí cogemos el bus que nos lleva a la entrada y un minibús que subía hacia la entrada, al vernos se para y cuando le preguntamos nos dice que si que va al Village, con lo  cual lo cogemos para la vuelta por 10 yuanes.

Cenamos un poco de fruta para variar.

 ZHANGJIAJIE VILLAGE – CHANSHA  11-8-2012

Tenemos que coger el tren a las 10 de la mañana en Zhangjiajie city. Pasan muchos buses, pero como no queremos arriesgarnos, antes de las 8 de la mañana estamos en la carretera a la espera de transporte. No pasan ni 5 minutos cuando se para un taxi que nos quiere llevar por 30 yuanes, pero nosotros le decimos que por 20 si que vamos, que es lo que nos cuesta el bus. Acepta y llegamos como señores a la estación de tren, por un módico precio. Se tarda incluso en taxi, sin parar, 45 minutos en llegar.

La estación de tren es muy moderna y bastante limpia, hay unas limpiadoras que hacen lo que pueden para que todo esté presentable. El billete nos ha costado 48 yuanes y vamos a ir en hard seat.China2 1237 (Medium)

Para empezar se retrasa 16 minutos de la hora prevista. A las 3:30 llegamos a Chansha y justo al lado hay un McDonalds donde reponemos fuerzas. Muy cerca hay el hotel Guang Sheng  que recomienda la Lonely que no está mal, la habitación un poco pequeña pero para una noche ya nos está bien. Cuesta 128 yuanes. Las recepcionistas hablan un poquito de inglés y si no saben algo, utilizan el google translator.

Vamos hacia el Museo Municipal donde hay una estatua de Mao, pero el museo a pesar que en la guía pone que cierra a las 8 y media, ya está cerrado.

Paseamos un poco por la ciudad pero no tiene nada interesante, aunque hay tiendas de superlujo como Cartier, Gucci etc. Esta parada ha sido una parada técnica,  pero ha sido un error ya que tendríamos que haber empalmado con un tren superrapido para llegar a Guangzhou.

Para cenar vamos a un Dicos que hay cerca del hotel y vemos que venden “CHURROS”, tal como lo escribo y son churros, más exactamente porras, impresionante.

CHANSHA – GUANGZHOU (CANTON)  12-8-2012

Detrás de la taquilla del tren, sale el autobús 135 que por dos yuanes  te lleva de la estación central o antigua de Changsha a la del sur que es de donde salen los trenes bala. Llegamos en 45 minutos y eso que no hay tráfico pues es domingo.China2 1429 (Medium)

Tenemos un billete que costó 315 yuanes (40 €)  que en poco más de 2 horas nos lleva a Guangzhou. En el suelo, marca donde va a parar cada vagón como en los de Japón. No creemos que llegue a 300 km/h pero poco faltará. Los AVES los chinos los han construido donde les hacía falta y no escuchando las presiones de los políticos de turno.

Es más cómodo y moderno que el de Chengdu. Nos encanta ir en este tipo de trenes tan cómodos  y anchos, sin ruidos excesivos, ni gente alrededor gritando y hablando por el móvil a voces.

Hemos llegado a la provincia de Guangdong. Su capital es Guangzhou, se asienta a orillas de unos de los ríos más largos de China, el Perla. Es la zona más conocida de China, ya que un elevado número de expatriados chinos son de origen cantones. Queda muy cerca de Hong Kong, la mayoría de cuyos ciudadanos son cantoneses. Dado su prolongado contacto con el mundo exterior, no sorprende que Guangdong no se integrara en China hasta el siglo XII, época en la que un elevado número de colonos han emigraron a la provincia procedentes del norte. Hoy es uno de los motores de crecimiento económico chino, como se comprueba en Guangzhou y en las nuevas ciudades de Shenzhen y Zhuhai.

Llegamos a la estación y allí mismo empieza la línea de metro nº 2 que haciendo un transbordo, en 15 estaciones y 45 minutos más tarde nos lleva al hotel. Nos cuesta 7 yuanes el billete. Es fácil ya que hay una pantalla táctil que en nuestro alfabeto y en chino marcas donde quieres ir y te marca el precio, luego solo falta decir cuántos billetes se quieren.

Nos alojamos en uno de la cadena V8 que está en la última parada de la línea 5 JIAKOU. Lo recomendamos por su tremenda cercanía con el metro pero la verdad es que está lejos de todo, aunque al lado hay un KFC y un KunkFu. Nos cuesta la doble, impecable, 148 yuanes.China2 1456 (Medium)

Nos vamos a visitar algo de Guangzhou, empezamos por el Mausoleo de Nan Yue. Está en Jefang Bei Lu y te tienes que bajar en la línea 2, parada Yuexiu Park. Cuesta 12 yuanes la entrada. Esta tumba  de más de 2000 años de antigüedad pertenece a Zao Mo. Este fue un general qin de la provincia de Hebei, enviado aquí para conquistar el sur de China. Tras la caída de los qin estableció el reino de Nan Yue. Poco después de la muerte de su nieto, el reino fue reclamado por los reyes Han. La tumba atesora magnificas piezas funerarias de oro y piedras preciosas y una mortaja de jade.  Se creía que el jade preservaba el cuerpo y convertía a su portador en inmortal. Muchos de los carteles están en inglés lo cual se agradece.

Un video que explica todo lo que se encontró muy aclarador, también está subtitulado en inglés. El yacimiento fue descubierto en 1983, cuando unos sorprendidos trabajadores encontraron esta antigua tumba real  durante las obras de excavación de un centro comercial. Es uno de los mejores museos de China. En la primera planta hay una exposición de almohadas de cerámica donadas al museo por un ricachón de Hong Kong. Son más de 200 piezas puestas con mucho gusto y muy originales.

En la segunda planta hay una reproducción de cómo se encontró la tumba y al mismo nivel todo un espacio enorme con las piezas encontradas. Como curiosidad se enterró a este señor con sus cuatro concubinas, con cerdos, caballos, gallinas, grano, etc.

Desde aquí vamos al Parque Yuexiu, que está muy cerca y es gratis, aunque según la guía se pagaba. Tiene 93 hectáreas de jardines, sombreados caminos de madera, monumentos históricos y museos. En él se puede encontrar la escultura de los cinco carneros, una estatua de los cinco inmortales a los que se atribuye la fundación de la ciudad. Se dice que plantaron gavillas de trigo para que nunca hubiera hambrunas en el lugar. En lo alto de una colina, en el centro del parque, está la torre de Zhenhai de cinco plantas, construida en 1380. Posteriormente se añadió a la muralla de la ciudad y utilizada como atalaya para avistar a los piratas que antaño saqueaban las ciudades costeras de China. Desde 1928 la torre acoge el Museo de la Ciudad de Guangzhou, que posee una excelente exposición que traza la historia de la ciudad desde el Neolítico. Cuesta 10 yuanes pero cierra a las cinco de la tarde.China2 1431 (Medium)

El edificio más sorprendente es el Salón conmemorativo Sun Yat Sen, este pabellón fue erigido en 1931 en estilo tradicional con una cubierta de tejas azules. Señala el lugar donde Sun Yat Sen fue proclamado jefe del Gobierno en 1923. Fue el artífice del derrocamiento de la última dinastía china y del establecimiento de la República. Es considerado el padre de la China moderna.

Vamos a la mezquita del Recuerdo del Profeta, que su edificio original se cree que fue construido por Abu Wabas, uno de los tíos de Mahoma en 627. Si es verdad, sería la primera mezquita de China. El templo actual data de la dinastía Qing. El alminar es conocido como “minarete Suave”, por su sobrio aspecto. La mezquita está cerrada a los no musulmanes y así nos lo hace saber un señor que nos sale al encuentro.

Cerca, pero un poco complicada de encontrar, se encuentra el Templo de los cinco genios (Taoista), construido en 1377, su nombre proviene de los cinco inmortales, representa a tres hombres y dos mujeres montando en sus legendarios carneros a través de las nubes. El templo incluye una sala principal, construida con el típico estilo Ming. Al este hay un pequeño estanque con forma de pie, según se dice, la huella de uno de los inmortales.

Ya es un poco tarde y nos vamos a descansar al aire acondicionado del hotel.

GUANGZHOU – XIAMEN   13-8-2012

Hoy tenemos un tren a Xiamen pero a las 7:30 de la tarde con lo cual hacemos el check out tranquilamente y nos vamos a la estación de trenes (Estación del Este) a dejar las mochilas en consigna. Es una mega estación con una central de autobuses y una aparte desde donde salen los trenes hacia Hong Kong, que solo está a 150 km en menos de 2 horas. Para dejar las mochilas se ha de entrar a la zona restringida pero se hace de una forma fácil y eficiente. El problema es encontrarla, que no es fácil. Cobran 20 yuanes por guardarnos las dos mochilas todo el día.China2 1472 (Medium)

Queremos visitar la isla de Shamian que la guía LP y la visual lo pone muy bien. Vamos en metro, cogiendo la línea 1 hasta Huangsha por 5 yuanes. Al salir de la estación se puede ir a la derecha o hacia la izquierda. A la izquierda se va a la isla pero es evidente que nosotros vamos a la derecha y nos encontramos con una zona peatonal abarrotada de tiendas y restaurantes. Comemos una pizza (la primera del viaje) con su cervecita fresquita que nos sabe a gloria. Al acabar preguntamos y nos indican el sitio correcto hacia la isla de Shamian.

La isla de Shamian es pequeña y rodeada de agua (obviamente). Hay tres calles paralelas con el mismo nombre siendo la central la más bonita con una hermosa arboleda y llena de estatuas de bronce. Como llueve la visita la hacemos rápidamente.

Esta isla, cedida a franceses y británicos después de la derrota china en la II Guerra del Opio, es poco más que un banco de arena. Antes de obtener el permiso para instalarse en la isla, los extranjeros estaban obligados a vivir en sus almacenes. Poco después de que los franceses se instalaran en el extremo este y los británicos en el oeste, las calles se llenaron de villas, bancos e iglesias de estilo europeo. Los chinos tuvieron vetada la entrada en la isla mucho tiempo, por lo que se convirtió en un pintoresco reducto de ambiente totalmente europeo. Por la calle hay placas de bronce donde explican la utilidad de estos edificios en aquella época. Destaca la embajada francesa, la británica, la norteamericana o el Banco de Japón.

Volvemos a la zona de tiendas ya que hay mucho ambiente, aquí las tiendas también están ubicadas por gremios, todas juntas como en los zocos árabes. Las que se dedican a vender especias tienen muchas de ellas gatos, no sabemos la relación pero nos encanta.

Cogemos el metro y nos dirigimos a la estación de trenes, pero, antes de entrar nos vamos a comer una hamburguesa para cenar.

El tren a XiamChina2 1469 (Medium)en sale con 20 minutos de retraso y el ambiente es muy diferente a la otra vez que fuimos en literas. Aquí hay miles de niños gritando, molestando y sus mamas también gritando como energúmenas. Nosotros nos abstraemos porque tenemos series en el ordenador y vemos algo.

A las 10 en punto cierran las luces, pero eso no es nada para las chinas que continúan gritando durante un rato más. A pesar de ello, en poco tiempo ya estamos dormidos. Tenemos la litera de abajo y la de arriba. El precio es alrededor de  190 yuanes, ya que hay pequeñísimas diferencias de precios entre ellas. La de abajo es la que se vende antes, pues es más cómoda ya que puedes ir sentado si no quieres ir tumbado, en las otras te tienes que tumbar.

El tren se para en algunas estaciones más de una hora con lo que tememos que llegue muy tarde, pero no a las 8 y media ya entramos en la estación, más pronto de lo que ponía en la página web.

 XIAMEN   14-8-2012

Hemos llegado a la región de Fujian. Los principales lugares de interés, están diseminados a lo largo de la costa. Especial atención merecen el pueblo de piedra de Chongwu y la isla de Meizhou, lugar de nacimiento de la famosa diosa del Mar. El interior según la guía es lo suficientemente salvaje como para dar cobijo a los últimos tigres del sur de China (lo dudamos bastante). Es morada del pueblo Hakka, cuyas viviendas se ven en los asentamientos de los alrededores de Yongding, que es la razón para venir a Xiamen.China2 1493 (Medium)

Tenemos que buscar hotel porque no hemos reservado al llegar a una hora tan temprana y primero vamos a un McDonald a tomar algo, y uno de nosotros va a buscar el hotel sin equipaje para ir más rápido.

Al lado de la estación hay una estación de autobuses llamada Wucun y unos autobuses que van solos por un puente elevados sobre la calle  que pone que son súper rápidos. En nuestra guía no habla de este tipo de buses, pero claro, en 7 años los chinos pueden construir muchas cosas como hemos comprobado durante todo el viaje.

Encontramos uno que no está mal por Booking que se llama Fengyi. Según la dirección que pone es calle Xiahe, 1130. Es la misma calle donde está la estación de trenes al este. Cuando llegamos nos dicen que ellos no tienen ninguna reserva. Cuando se la enseñamos en el ordenador, resulta que no es ese hotel, sino que está en una calle lateral donde nos acompañan, porque si no es imposible de encontrar, pues es un edificio de 31 plantas y el hotel está en las plantas 17 y 18 sin ningún cartel en la puerta o en la fachada.

Nos cuesta 168 yuanes la doble, grande con baño y ordenador incluido.

Nos vamos a la estación de autobuses de Hubin Nan Road, que según la guía es de donde salen los buses a Yongding. Nos dicen el autobús que en teoría se llega, pero no lo vemos. Preguntamos en la parada, pero nos dicen que tenemos que coger uno, bajarnos cuando pasan varias paradas y preguntar para coger otro. Nos parece muy complicado y pesado con el calor que hace y cogemos un taxi. No es fácil, a pesar de que hay miles, la gente los coge muy a menudo y tenemos que esperar varios minutos hasta que pasa uno vacio. La bajada de bandera son 8 yuanes y nos lleva cómodamente. Hay que sumar 2 yuanes por el incremento del combustible al total. Vamos a preguntar y aquí notamos que saben algo más de inglés de lo que estamos acostumbrados y nos dicen los horarios para Yongding y los de Shenzhen, que será nuestro próximo destino. Podemos comprar el billete para Yongding por 59 Yuanes para el día siguiente a las 9:10 de la mañana. Para Shenzhen hay muchos a lo largo del día, pero todos salvo dos son en bus cama, que no nos hace gracia, pues las camas son muy pequeñas y estrechas para pasar en ellas 8 horas o más. Nos lo pensaremos y ya compraremos el billete.China2 1499 (Medium)

Desde la estación de buses nos dicen que hay 3 buses que van al puerto donde salen los ferrys a la isla de Gulang Yu. Son el 10, 23 y 25. Cuesta 1 yuan por persona,  pero hemos visto que en invierno cuesta el doble, no  entendemos la razón.

Vemos una gran cola y entendemos que esa es la parada del ferry, lo cual nos confirma el conductor. El billete cuesta 8 yuanes, te dan una ficha como las del metro de Guangzhou, y es de ida y vuelta. El trayecto solo es de 10 minutos y hay continuamente a lo largo de todo el día. Coge mucha gente en cada ferry, pero nosotros siempre lo vemos lleno. Según la guía es una apacible isla llena de casas encantadoras, sin coches, solo con unos coches eléctricos que te llevan de un lado a otro lado de la isla. Solo es vedad esto último, lo demás según nuestra modesta opinión, sería hace años cuando no estaba descubierto por los chinos. Ahora hay miles de personas que pasean por las callejuelas, gritando, haciendo fotos a todo lo que se mueve y sin un sitio de tranquilidad. Han destrozado este reducto que en su tiempo se nota que podía ser bonito, pero que ahora entre las multitudes y las millones de tiendas que hay por doquier, no nos gusta nada.

China2 1480 (Medium)Su historia es interesante ya que tras la firma del tratado de Nanking, los representantes locales de las potencias extranjeras se establecieron en ella y la convirtieron en una ciudad de estilo europeo, con iglesias, consulados y grandes mansiones. En 1903 fue declarada Colonia Internacional para europeos y japoneses y se la dotó de un ayuntamiento y de un cuerpo de policía sij, estatus que conservó hasta el final de la II GM. Tiene una extensión de 2,5 km cuadrados. Cerca del muelle se encuentra el Xiamen Seaworld con tiburones, focas, delfines, pingüinos y peces tropicales, con un gran pulpo de piedra que marca la entrada. Cuesta 90 yuanes.

Al sureste se eleva la estatua de Koxinga, que rinde homenaje al célebre rebelde de Xiamen. Este señor y su flota resistieron el avance manchú durante años. Se le atribuye también la expulsión de los holandeses de Taiwán. Al norte se encuentra la roca del Sol, el punto más elevado de la ciudad, accesible en teleférico. Al pie de la roca está el Salón conmemorativo Koxinga, donde se exhiben algunos restos andrajosas de la ropa de este señor y poca cosa más.

La entrada a una sola de las villas cuesta 118 yuanes, nos parece una pasada y no entramos. Nos dedicamos a pasear un rato hasta que nos cansamos y nos ponemos en una sombra a descansar con una cervecita.

Volvemos a Xiamen y cogemos el nº 3 que nos lleva a la zona de nuestro hotel.

XIAMEN – LIULIANCUN (YONGDING COUNTY)  15-8-2012

Hacemos el check out, y dejamos casi todo el equipaje en el hotel ya que al día  siguiente volvemos a Xiamen. Tenemos 45 minutos de margen, pero nos cuesta horrores coger un taxi ya que van todos llenos. Al final conseguimos uno, pero casi  no llegamos. El autobús es moderno y cómodo, saliendo puntual como es normal es este país.

A las 11 paramos en una tienda en la carretera donde la gente compra plátanos y frutas de la zona. A las 12:40 llegamos a un pueblo y nos dicen que ya estamos en Yongding. Como no tenemos ninguna referencia ni plano nos bajamos, pero algo no cuadra.

China2 1515 (Medium)

Interior de una de las casas Hakka

Durante los últimos km ya hemos visto unas cuantas construcciones Hakka, que son impresionante. Algunas muy grandes, redondas, cuadradas, de todas las formas.

A unos 100 metros de donde nos dejan hay un hotel, se llama Yongding Xian Tu Lou Jia Yuan, la  habitación está bien, tiene wifi y nos cuesta 138 yuanes. Tiene pag web: http://www.tuloujiayuan.com

Hace un calor espectacular, con un sol que machaca, con lo que después de mirar un poco los alrededores nos vamos al hotel a que baje un poco el calor.

China2 1530 (Medium)

Exterior de una casa Hakka

El pueblo Hakka se vio obligado a emigrar al sur desde las llanuras del río Amarillo como consecuencia de la guerra que enfrentó a la dinastía Tang de la entrante Song. La persecución sufrida en el pasado y su presencia en territorio extraño (el nombre oficial de esta minoría es Kejia, pueblo huésped) son posiblemente las razones de que erigieran estas construcciones fortificadas que se conocen como tulou. Son edificios circulares o cuadrados que podían acoger a varios cientos de personas y cuentan con un patio ocupado por un laberinto de almacenes y de espacios públicos. Hukeng es uno de los pueblos más accesibles y alberga varias viviendas. En los alrededores de Yongding, en pleno campo hay numerosos tulous, aunque las construcciones circulares son las más famosas, hay otros estilos, enormes viviendas de planta cuadrada de escala similar a las circulares y residencias más pequeñas de tierra pisada con un patio central. Las ventanas, pequeñas y trapezoidales, sólo se abren en las plantas superiores por seguridad. Los muros exteriores son anchos por motivos defensivos contra animales salvajes o tribus invasoras. Con una base de hasta 1,5 metros de espesor, se estrecha según se gana altura. El pabellón de los ancestros, en el centro de los edificios, acoge ceremonias como bodas.

China2 1532 (Medium)

Les encanta el juego

Albergaban a clanes enteros y tenían fuentes en su interior para poder soportar un saqueo. Espesos muros contra incendios dividen el edificio en ocho secciones, reflejo del símbolo Taoista octogonal hogua. En el nivel inferior se desarrolla la vida social de los Hakka. Delante de las cocinas y los comedores hay lavaderos exteriores para lavar y preparar la comida. En algunas casas en la entrada hay el símbolo del Ying y el Yang. Las paredes están hechas de tierra endurecida y arroz glutinoso, reforzadas con cañas de bambú y astillas de madera. Se conservan unos 20000 de estos edificios, muchos todavía habitados y abiertos a los visitantes.

Por internet y con el GPS del móvil, vemos que estamos a bastantes km de Yongding, pero la zona donde estamos es donde más concentración de tulous hay. Tu significa casa y lou tierra, de ahí su nombre.

Vamos a buscar la entrada y nos metemos por un callejón donde unos policías, nos dicen algo que no entendemos pero nosotros seguimos adelante. Más adelante comprendemos que hemos entrado por el sitio incorrecto y sin quererlo ni buscarlo nos hemos ahorrado la entrada.

Visitamos más de 20 Tulous, entre ellos el más grande que existe con 222 salas y dormitorios que se llama Prince of Tulou Zhencheng Lou. Sin pagar no se puede subir a las plantas superiores. Pagamos 10 yuanes y podemos subir. Tiene 2 circulos concéntricos y en el centro del Tulou hay una gran sala ceremonial y para recibir a los huéspedes. En el año 2010 el presidente Hu Jintao estuvo visitando esta zona y hay fotos en todas partes de el.

China2 1524 (Medium)

Desde el tejado de una casa Hakka

Hay de muchas formas diferentes, pero destaca el Palace-style square Tulou, el Kujiu Lou, el five Phoenix Tulou con tres halls y 4 courtyards, el Fuyu Lou. Hay un templo dedicado a la diosa Dafu, que es la diosa del mar, que es igualita a la diosa de la misericordia budista.

Hay otros que son más pequeñitos, donde entramos y vemos a la familia que vive, haciendo sus cosas, sin preocuparse de estos chafarderos que no tienen problemas en invadir sus casas. Una cosa buena es que hay pocos turistas y hay una gran sensación de paz.

A los chinos les gusta mucho los juegos de azar jugados con dinero y en un Tulou encontramos por casualidad una timba de dados. Hay uno que es la banca, que marca la jugada y el resto apuesta dinero, desde 10 yuanes hasta 100 yuanes. Se pone el dinero delante de cada uno de los jugadores y hacen un círculo donde van apostando por orden de las agujas del reloj. Nos invitan a jugar pero a nosotros los juegos con dinero no nos van, con lo que simplemente ojeamos por encima. Si alguno supera la jugada inicial, gana lo apostado, pero la mayoría de las veces lo gana la banca. Son cuatro dados que tiran dentro de un pequeño recipiente. En muy poco rato hemos visto a alguno que ha perdido 200 yuanes o más del tirón. Nos extraña en una zona de campesinos donde las casas se ven muy deterioradas y humildes como se pueden gastar con esa alegría el dinero en este juego de azar.

En un tulou fuera del circuito que está a 10 metros de nuestro hotel ha habido una defunción con lo que podemos ver toda la parafernalia que acompaña  a esta muerte. Hacen una especie de entoldado con lucecitas y fotos de la difunta. Dentro del Tulou, hay un pequeño altar hecho de papel, y fuera un montón de algo que debe tener un significado como nuestras coronas de flores, pero estas son una especie de oropeles de papel, que suponemos deben regalar los amigos de la difunta. Hay unos trozos de tela negros colgados y algunos de los familiares llevan brazaletes negros en la manga. Han contratado a una banda de música que tocan bastantes canciones que a nosotros nos suenan todas igual. De vez en cuando tiran petardos y comen y beben.

Salvando mucho las distancias nos recordaba los enterramientos Toraja en Sulawesi.

Se está a gusto en este pueblo, por llamarlo de alguna manera porque es muy pequeño, tres calles y poco más, pero es un agradable cambio a las ciudades que hemos estado visitando estos días.

Hay varias zonas a visitar:

Chuxi Tulou cluster Scenic Spot

Hongkeng Tulou cluster scenic Spot, que es donde estamos nosotros, a 4 km de Hukeng.

Gaobei Lou, aquí hay un Tulou construido en 1709, que tiene 400 habitaciones y antiguamente llegó a tener 1000. Está a 20 km al norte de Hukeng

Yanxiang Lou

Zhenfu Lou

Para cenar vamos a un restaurante que está al lado de la oficina de venta de billetes de bus, que tiene el menú en inglés, con lo que pedimos un pescadito frito, muy bueno pero caro ya que cuesta 45 yuanes.

En el Tulou de la difunta hay música y durante un rato nos sentamos enfrente a ver que hacen. Al rato nos vamos a darnos una ducha refrescante a nuestra habitación

 LIULIANCUN – XIAMEN  16-8-2012

Ayer ya vimos el horario de los buses a Xiamen, hay 3 al día, uno a las 6:30, otro a las 12:30 y otro a las 17:30. Nosotros cogeremos el de las 12:30.

Hasta ese momento paseamos por los alrededores para ver otros tulous que ayer pasamos por alto. Hay uno encerrado por edificios modernos en medio del pueblo.

Vamos a la entrada real, donde hay un gran edificio recién inagurado,  hay incluso un pequeño cine donde pasan imágenes de las casas, de la visita del presidente e incluso trozos de una película rodada en esta zona, que parece interesante. Como no podía ser de otra manera hay tiendas, unos coches eléctricos que te llevan a la entrada donde empiezan los tulous que está como a un km, guías etc. Un gran aparcamiento que por el momento está muy vacio.

A las 12:10 ya llega el bus y lo cogemos, se llena, menos mal que hemos comprado los billetes por 58 yuanes con antelación.

Sale a las 12:40 y llegamos a Xiamen a las 4,30 pero con una buena movida, pues a falta de 1 hora para llegar nos hacen cambiar de autobús, y luego al llegar a Xiamen nos deja en el extrarradio. Como no sabemos dónde nos ha dejado pretendemos coger un taxi pero ninguno nos acepta. Al final un chico que sabe inglés nos indica el número de autobús y en qué parada lo hemos de coger para llegar al Hotel. Suponemos que el autobusero era un piratilla. Lo malo es que no podemos comprar el billete para el día siguiente.

Está lloviendo a mares con lo cual nos refugiamos en el hotel.

XIAMEN – SHEN ZHEN  17-8-2012

Nos levantamos prontito ya que no sabemos cuanta demanda habrá para ir a Shenzhen, y a las 7, salimos del hotel. Tantos problemas que tuvimos hace 2 días para encontrar un taxi, hoy tenemos uno en la puerta del hotel que parece que nos esté esperando. A las 7: 20 estamos en la estación de buses y nos venden un billete en bus cama para las 8. Nos cuesta 226 yuanes por persona.

Salimos puntuales y nos hacen descalzar antes de entrar en el bus. Nos han dicho que eran 8 horas de bus, pero al final son 10, pero se pasan rápido pues en el mismo bus hay un viajero catalán, que hace que se nos pasen volando las horas. El hecho de ir tumbado es un invento, pues son cómodas las camas y si no eres muy grande, pues vas bien.China2 1579 (Medium)

A llegar a la estación de buses comprobamos que hemos llegado a Lohuo que es donde empieza una línea de metro que después de 25 paradas y un transbordo que se hace solo por una parada nos deja cerca del hotel que hemos reservado. Tardamos una hora en llegar y nos cuesta 7 yuanes. El sistema de metro es igual que el de Guangzhou, marcas dónde vas y te pone el precio, solo has de decir cuántos billetes quieres. Hay que fijarse, porque en alguna admiten billetes de 10 yuanes y en otras solo de 5 yuanes y monedas, que solo se consiguen en el metro pues en el resto de comercios no las utilizan y de hecho en alguna ocasión nos las  han rechazado al querer pagar alguna compra.

Al salir del metro no sabemos en qué calle hemos aparecido y preguntamos a la gente pero no nos entienden. Al final enseñamos una foto del hotel y la dirección en chino con el ordenador y unas chicas nos acompañan.

El hotel es el Orange Mellow y después de un tira y afloja nos dan una habitación que está muy bien. Nos cuesta 179 yuanes la habitación con desayuno incluido.

Como no hemos comido casi nada en todo el día salimos bajo un calor sofocante a buscar algo y  rápidamente nos refugiamos en el hotel y su aire acondicionado.

SHENZHEN  18-8-2012

Hoy lo vamos a dedicar a visitar esta famosa ciudad. El desayuno está bien pues hay fruta y churros, también hay todas las cosas que les gustan a los chinos para desayunar pero nosotros pasamos.China2 1581 (Medium)

Esta megaciudad se la conoce por albergar una zona donde se han implantado miles de fábricas donde se fabrica la mayoría de cosas que compramos  en España.

Hay 4 parques temáticos, muy visitados, pero que a nosotros siendo fin de semana, va a ser que no, pues estamos hartos de multitudes chinas.

Cogemos el metro para ir muy cerca de donde llegamos ayer, a la parada de Science Museum, donde hay un museo que la guía lo pone bien. Al llegar vemos que no hay casi nadie, unas 10 personas en total y eso que es gratis y hay aire acondicionado. Tiene las mismas secciones que hemos visto en otros, la sección de cerámica, la de bronce y en este hay una sala con animales disecados de todo el mundo (unos pocos).China2 1587 (Medium)

Después de la visita vamos andando a  la zona de shopping. Al ser sábado hay mucha animación, hay un montón de tiendas de todo tipo, pero sobre todo, bolsos, zapatos y ropa.

Los precios son similares a España, ya no es un chollo como hace 7 años, cuando sí que compramos cosas.

Cuando nos cansamos de dar vueltas volvemos otra vez al hotel y a cenar alguna cosa.

SHENZHEN – HONG KONG  19-8-2012

China2 1601 (Medium)

Espectaculo de luz y sonido en Hong Kong

Hoy tenemos que llegar a HK ya que mañana cogemos el vuelo de vuelta a España. Salimos a las 9 del hotel y cogemos el metro hasta Luhou, el metro está a tope. Al llegar seguimos las indicaciones donde pone Hong Kong, pero no hace falta, solo con seguir la marabunta de chinos que van en una sola dirección, ya no nos perdemos. Cambiamos los yuanes que nos quedan por dólar de HK, a un cambio correcto. Hay un carril exclusivo para foreigners, pero hasta que no llegamos a su altura no nos damos cuenta. Hay otros para ciudadanos chinos, ciudadanos de HK y ciudadanos de Macao. Tardamos un ratito ya que hay mucha gente, al ser domingo, todo el mundo ha pensado en irse a dar una vuelta a HK.China2 1558 (Medium)

Pasado el control de inmigración chino, vamos por un pasillo y llegamos al control de inmigración de HK, donde nos ponen un visado para 90 días. El metro sale de allí mismo, pero antes hay que comprar los billetes. Como los tickets que se compran en la máquina admiten solo billetes pequeños, tenemos que hacer la cola para ir a la ventanilla. El ticket cuesta 34 dólares de HK. En 45 minutos estamos en Kowlon donde tenemos el hotel reservado con Booking en las Chunking Mansions. Nos cobran 440 dólares de HK, y la habitación no está mal, tiene ventana y cogen bien las mochilas. El ambiente sigue igual con gente de todos los países, y da un poco de yu yu. Es el Maple Leaf Guest House, en el ascensor E, planta 12.

Es un servicio muy eficiente, nos explican todo lo que tenemos que saber y salimos a pasear por la ciudad. Es una mala idea, pues hace un calor HORRRRRRROROSO. Al pasar por delante de la tienda Chanel, vemos que hay gente haciendo cola en la puerta, pues no caben  los posibles compradores (todos chinos por cierto) dentro….

China2 1592 (Medium)

Colas en las rebajas

Después de un rato volvemos al hotel a descansar y esperar que refresque un poco. Vamos a tiendas de informática a ver si hay algo barato, pero los precios son similares a España.

Por la tarde salimos y vamos al lado del mar, vemos mucha gente, suponemos que esperan algo, y si, hay un espectáculo de luz y sonido. Se van iluminando al ritmo de la música los rascacielos más emblemáticos de la ciudad. Empieza a las 7 y media y dura una media hora.

Más tarde volvemos al hotel, ya que al día siguiente ya volvemos a España.

HONG KONG – MOSCU – BARCELONA

A las 8 salimos del hotel y cogemos el A11 que pasa por delante de nuestro hotel. Cuesta 33 dólares y se tiene que llevar justo pues no devuelve cambio, lo echas en una ranura y ya está.

Tarda casi una hora en llegar y eso que no hay tráfico a estas horas. Hacemos el ckecking más rápido de toda la historia, ni cinco minutos hemos esperado. El control de seguridad es rápido y ya solo falta esperar que no haya retrasos. Salimos una hora tarde y nosotros tenemos margen pero nuestra compañera de asiento, va justa y pasa todo el viaje sufriendo por si cogerá su enlace a Budapest. Al final creemos que lo coge.China2 1605 (Medium)

Al llegar a Moscú, después de muchas horas, tenemos que esperar el siguiente vuelo dos horas más. Llegamos a Barcelona y como son las 11:30 todavía podemos coger el A1 que nos deja a 100 metros de casa. Por fin en casa…. y hasta el próximo.

 

FIN DEL VIAJE

  1. Hola, acabo de leer vuestro recorrido por China y les pregunto si tuvieron la posibilidad de visitar las Montañas Arco Iris que están en el ¨Parque geológico Zhangye Danxia en la provincia de Gansú (es una zona que comparte con el desierto de Gobi). Me encantaría conocer ese lugar increíblemente maravilloso y es por eso que me contacto con ustedes y les agradezco vuestra respuesta. Yo vivo en Argentina y me gustaría tener algúnn comentario al respecto. Desde ya muchas gracias

  2. Hola, estoy preparando nuestro recorrido por China. Estamos en duda si incluir Wutai Shan en nuestro recorrido de 27 días. Vale la pena? Gracias por vuestra ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: