SINAI

ESCAPADA DICIEMBRE 2021

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

En el puente de cinco días de la Constitución decidimos acompañar a un amigo a visitar a unos de esos lugares míticos del viaje: Monasterio de Santa Catalina en el Sinaí. Además aprovechamos para subir a la cima del Monte del Sinaí, de enorme carga histórica religiosa. Es una zona del Mundo muy segura para el turista, con buenos alojamientos y restaurantes, muy acostumbrados a tener turismo desde hace años. Con predominio de viajeros rusos es un lugar muy recomendable para visitar

Fecha del viaje

Del 3  al 8 de Diciembre del 2021

Moneda

Es la Libra Egipcia. su tasa de conversión se puede ver aquí. En diciembre del 2021 la conversión que se aplicaba era de 1€=17,5 Libras

Billetes 25,50 P. 1, 5, 10, 20, 50, 100 y 200 £
Monedas 5, 10, 25, 50 P. y 1 £

Nivel de vida

Egipto es un país muy barato, aunque en la zona de Sharm El Sheik es una zona muy centrada al turismo de alto poder adquisitivo, sobretodo de los rusos y resulta algo más cara

Visado

Aunque Egipto tiene visado, la zona del Sinaí, si no sales de la zona, no necesita, aunque cuando se llega a la frontera te lo preguntarán, y si no eres firme, te lo venderán

Salud

Esta zona de Egipto sorprende por tener buenas condiciones sanitarias, en comparación de los países de los alrededores, pero se han de extremar las precauciones y beber solo agua embotellada. En Diciembre del 2021 con la pandemia Mundial del COVID causando estragos NADIE llevaba mascarilla y nadie respetaba la distancia social adecuada.

Seguridad

Es una zona azotada por atentados terroristas pero como es muy turística y, Egipto  vive del turismo, hay mucha seguridad, está lleno de controles del Ejército y de policía. Referente a delincuencia común no creemos que sea relevante

Transporte

Por los problemas de irnos tan solo 5 días, hizo que fuésemos mucho en taxis o en tours de un día  organizados. Vimos buses de largo recorrido pero tan solo cogimos una «Vanette» para hacer un trayecto corto y todo fue muy bien

Electricidad

Mismos tipos enchufes que en España, o sea el tipo C y el F

Diferencia horaria

Se ha de agregar 1 hora al horario de invierno en España

Guía de viaje

Itinerario:

Día 1: BARCELONA- MARSELLA – NÁPOLES
Día 2: NÁPOLES – SHARM EL SHEIK (PENÍNSULA DEL SINAÍ) – DAHAB
Día 3: DAHAB – DESIERTO DE COLORES – WADI AL – WASHAWASH – BEDOUIN STAR EN RAS SHETAN – DAHAB

Día 4: DAHAB – EL MILGA – MONASTERIO DE SANTA CATERINA – SUBIDA AL MONTE SINAÍ – EL MILGA

Día 5:  SHARK’S BAY – ESTAMBUL – BARCELONA





DIA 3-12-21 VIERNES

BARCELONA- MARSELLA – NÁPOLES

Este viaje tiene unas características especiales ya que hemos de hacer unos vuelos curiosos para llegar pronto a destino final y que no se salga demasiado del presupuesto. El primer vuelo sale a las 16:00 horas de la Terminal 1, como trabajo (Trini) hasta las 13:30 salgo una hora antes del instituto para poder coger el primer vuelo hasta Marsella. Volamos con Vueling desde la Terminal 1 y como hemos cogido el tren del aeropuerto en Clot, tenemos que coger el Shuttle que nos lleva de la T2 a la T1. Nos cuesta 100 euros los dos billetes.

Para los que no lo sepan hay una cosa curiosa para llegar al aeropuerto, tienes varias opciones la más cómoda según donde vivas es el A1 o el A2 que cuestan unos 6 € y tiene inicio en Plaza Catalunya, si coges ida y vuelta, un poco más barato. En la Plaza España, puedes coger el bus 46 que te cuesta 1,1 € si pagas con el bono de 10 viajes de TMB. Puedes coger el metro L9 que te lleva directamente al aeropuerto, pero que tienes que comprar un billete especial que cuesta 4,5 € más o menos. Lo que no sabíamos es que si coges el tren en Clot, Sants, etc, puedes pagar con el abono que cuesta 1,1 €!!!!!! Es algo que no entendemos, pero que lo hemos comprobado a posteriori, ya que no nos lo podíamos creer. En caso de no saberlo y comprar billete pagas 4,6 €!!!

Llegamos al aeropuerto y como es normal hay bastante gente al ser un puente largo. Pasamos sin problemas y nos vamos a comer a la sala VIP, cortesía del RACE.  Han bajado el nivel de la sala y ponen platos muy pequeños para que conserves la linea y no comas demasiado….

Las revistas y periódicos que había antiguamente, con la pandemia las han eliminado y tienes un código a tu disposición con el que que puedes bajarte todo lo que quieras. Hay cientos de revistas en castellano, inglés, alemán etc. Si llevas una tablet como es nuestro caso, es muy cómodo.

El avión sale puntual y al llegar a Marsella tenemos que esperar 4 horas hasta el segundo vuelo. La terminal desde donde sale el vuelo es muy cutre, está dedicada casi toda a los vuelos Ryanair que es la compañía que nos lleva a Nápoles. Nos sentamos en una mesa que pertenece a una cafetería ya que no hay sitio para sentarse y fuera hace mucho frio. Nos cuesta 35 euros los dos vuelos.

Llegamos a las 11 de la noche y tenemos reservado un B&B que se llega andando en 10 minutos. El barrio es deprimente por la cantidad de basuras que hay, pero va bien ya que en un momento estamos en nuestro alojamiento. Nos costaba 50€ la habitación pero como llegamos tan tarde, nos cobran 20 € más!!!! Es como un pequeño apartamento con cocina, una habitación privada con su baño y en el salón hay un sofá cama muy grande y cómodo. Hay buena combinación para ir al centro según nos comenta la anfitriona.

DÍA 4-12-21 SÁBADO

NÁPOLES – SHARM EL SHEIK (PENÍNSULA DEL SINAÍ) – DAHAB

Sopesamos  ir al centro de Nápoles un rato, pero iba ser llegar y tener que volver. Después de desayunar en nuestro alojamiento ya que tenemos te, café y pastas nos vamos a dar un paseíto por los alrededores. Las vistas de Nápoles son espectaculares y pasamos por un cementerio donde está enterrado Enrico Carusso. Como el día va a ser largo paramos en una charcutería donde nos hacen unos paninis con lo que nosotros elegimos. Nos cuestan 10 € los tres.

Llegamos al aeropuerto y a la hora indicada salimos hacia el Sinaí. El vuelo lo hace Easyjet y nos cuesta 100 € los dos billetes.

Llegamos al destino y vamos a preguntar si necesitaremos hacernos PCR para volver ya que en Turquía es obligatorio. Les encontramos al final ya que en ningún sitio pone Pegasus, que es la compañía con la que volamos a la vuelta, sino que es Tigre la que opera este vuelo en el aeropuerto.

Nos atiende el encargado y nos dice, que a día de hoy, no se necesita ya que nosotros estamos en transito hacia Barcelona y Madrid.

En la calle ya nos espera el taxista que nos lleva a Dahab donde tenemos el alojamiento por dos noches. Nos cuesta el transfer 40 € que pagamos a partes iguales los tres.

Llegamos al hotel Gina Motel Dahab, está céntrico y la habitación es muy grande y limpia. También tenemos baño dentro y nos cuestan las dos noches 57 €. El encargado es muy amable y nada más entrar vemos la gata peluda más guapa y cariñosa del mundo.

Tomamos posesión de la habitación y nos quitamos capas de ropa ya que hemos salido de Barcelona en plena ola de frio polar y llegamos aquí con 27 grados de temperatura, que placer.

Vamos a la agencia que nos ha enviado el taxista para traernos, se llama Dahab Safari Day Tours y el operador Ahmed Mitwali. Nos ofrece una excursión para el siguiente día para ver el Desierto de colores, el Wadi Al – Washawash e irnos a bañar al mar para hacer snorkel y para comer en el Bedouin Star en la Ras Shetan area. Aceptamos la propuesta ya que nos parece un precio adecuado, nos cuesta unos 30 euros por persona todo incluido. Creemos que es una agencia fiable, por lo menos a nosotros nos funcionó muy bien.

Solucionado el tema, nos vamos a buscar un sitio para cenar. Hay un ambiente muy agradable en Dahab, mochilero, gente joven y todo lo que puedas necesitar. Muchos restaurantes de distintos tipos, supermercados abiertos 24 horas, cajeros automáticos, tiendas de souvenirs preciosas etc.

Antes que nada nos vamos a pasear para ver la oferta que hay, algunos sitios menos turísticos están llenos de gente con lo que nos vamos a otras zonas.

Al final nos decantamos por el Meya Meya donde nos pedimos tres platos a compartir, un pescado hecho en papillote, exquisito, unos pinchitos morunos y unos calamares al estilo indio con curry. Antes de que lleguen los platos nos ponen hummus y otros platillos para que la espera se haga más corta. No tienen cervezas pero nos dicen que vayamos a comprarlas y que las traigamos sin problemas. Una sorpresa agradable es que en las tiendas las venden fresquitas de medio litro, por un precio de 1,5 euros al cambio, una ganga. Como curiosidad te preguntan si quieres una bolsa negra para que no se vea el interior…

Hemos pedido demasiada comida y los calamares al curry pican mucho pero disfrutamos mucho de la cena al lado del mar y con calorcito. Nos cuesta con propina 500 libras egipcias que equivale a unos 30 euros.

Nos vamos al hotel que tiene una azotea muy agradable para estar un rato mirando internet y comentando la jugada.

DÍA 5-12-21 DOMINGO

DAHAB – DESIERTO DE COLORES – WADI AL – WASHAWASH – BEDOUIN STAR EN RAS SHETAN – DAHAB

Salimos del hotel a buscar un sitio para desayunar a las 7 de la mañana, pero está  todo cerrado excepto un bareto donde pedimos una tortilla y dos cafés y un te. Nos cuesta 80 libras, nos parece caro, pero luego comprobaremos que el café, o mejor dicho, Nescafe es un articulo de lujo. Cuesta cada uno 20 libras!!!!.

Volvemos a buscar las cosas que necesitaremos hoy para pasar el día y aquí tenemos puntual el 4 x 4 que nos llevará de paseo. No seremos 3 personas, sino 6, ya que se añaden una pareja egipcia-francés y un alemán que está tele trabajando.

Llegamos al desierto de colores, que se llama así por las capas de piedras brillantes de colores que parecen pinturas en sus empinadas y estrechas paredes. Es precioso, una de sus características es el silencio.

Nos dejan en un sitio y después de media hora andando por el desierto,  nos vienen a recoger a otro.

De aquí ya vamos al Wadi al- Washawash, se va andando por sitios un poco intrincados y a veces tenemos que grimpar y ayudarnos de cuerdas que han puesto estratégicamente, pero la recompensa es llegar a una especie de lago donde los turistas más valientes se tiran a bañarse. El agua debe estar fresquita ya que no le da el sol y es bastante profundo. Nosotros no nos animamos pero nuestros compañeros de tour si que se tiran y repiten!!!! Está lleno de rusos que para ellos el agua está caliente y no paran de tirarse y volverse a tirar. Nosotros los miramos y los filmamos para que tengan un recuerdo.

Al cabo de un rato nos llevan a comer que está incluido en el precio a un resort de playa que hay en el camino de Nuweiba hasta Dahab.

El lugar se llama Bedouin Star en Ras Shetan, hay unos bungalows bastante precarios donde nos podemos cambiar y ponernos los bañadores. Mientras nos traen la comida se puede bucear un poco y ver que está a tope de pececitos de colores, casi en la orilla. Es impresionante la vida marina que hay.

Para comer nos traen un pollo con arroz, pero la bebida no entra, ni una botella de agua que aquí cobran a precios muy caros. La comida no es muy buena, de lo cual se aprovecha un perro y un gato que se nos acerca al momento de sentarnos a comer.

Después de un rato ya volvemos a Dahab, donde llegamos a las 5 de la tarde más o menos.

Dahab es el principal enclave pesquero para viajeros independientes, tranquilo, sencillo y con edificios bajos. Se puede ir al Blue Hole que es una enorme dolina que desciende hasta 130 m.

Solo los buceadores más experimentados deberían explorar las profundidades. El borde exterior está lleno de vida marina. Los buceadores avanzados pueden entrar por Bells, una estrecha brecha en el arrecife que forma una piscina próxima a la orilla. Desde aquí los buceadores descienden por una chimenea y salen a 27 m en un saliente que se abre al mar. Han muerto muchos buceadores aquí, incluso un buceador de apnea irlandés Stephen Keenan que murió al rescatar a otro buceador de apneada que se había desorientado. 

Hay bastantes sitios más para bucear como el Canyon, Eel Garden, Lighthouse Reef, Islas, Umm sid etc.

Para cenar nos vamos a un restaurante pero no acertamos con lo que pedimos.

DÍA 6-12-21 LUNES

DAHAB – EL MILGA – MONASTERIO DE SANTA CATERINA – SUBIDA AL MONTE SINAÍ – EL MILGA

Con la experiencia de ayer, hemos comprado unas pastas y nos hemos tomado el desayuno en el terrado del hotel. Hay a disposición de los clientes un calentador de agua, Nescafé y tes. Es un detalle ya que así no has de salir del hotel para buscar un sitio a horas tempranas.

Nos viene a buscar un coche muy atrotinado con un beduino autentico, con su pañuelo tipo palestino y que sonríe, pero no sabe nada de inglés, con lo que no nos podemos comunicar mucho.

Se estima que hay entre 80.000 y 300.000 beduinos en el Sinaí y pertenecen a 14 tribus distintas, la mayoría ligadas al Negueb (Israel), Jordania y al norte de Arabia Saudí. Cada una tiene sus propias costumbres y cultura.

Las siete tribus beduinas del Sinaí se conocen como los towara o los árabes de Al Tor, la capital de la provincia. Algunos miembros de la pequeña tribu jabaliyya, concentrada en las montañas alrededor de Santa Catalina, dicen ser descendientes de los macedonios que envió el emperador Justiniano parra construir y proteger el monasterio en el s VI.

Gracias a haber vivido durante siglos en las duras condiciones del Sinaí, los beduinos han desarrollado un sofisticado conocimiento del entorno. Estrictas leyes y tradiciones rigen el uso de los recursos. El uso del agua está muy regulado y la vegetación se conserva minuciosamente ya que como dice un proverbio beduino, matar un árbol es como matar un alma.

La vida local se concentra en clanes y sus jeques (jefes) y la lealtad y la hospitalidad son esenciales para sobrevivir en el desierto.

El té se toma en rondas de tres. Las tiendas  tradicionales están hechas de pelo de cabra hilado, a veces combinado con lana de oveja. Los velos negros y las túnicas de las mujeres suelen estar bordadas: el color rojo significa que están casadas y el azul que están solteras.

Pasamos por el Desierto Blanco, un lugar espectacular ya que hay una fina arena blanca que forma pequeñas dunas y que contrasta con el desierto pedregoso que lo circunda.

Cuando llegamos a la entrada de El Milga paramos, porque tenemos que pagar una tasa que son 5 $ por persona. El taxista nos quiere dejar en la entrada del Monasterio e irse. Nosotros le decimos que no, que nos tiene que esperar a que hagamos la visita. A regañadientes nos dice que bueno, que nos espera. Hubiese sido una molestia ir cargados con las mochilas y además está el hotel a unos 3 km de donde está el parking del monasterio.

El Monasterio de Santa Caterina data del año 330 d.c., cuando la emperatriz bizantina Helena mandó construir una capilla y un refugio para los ermitaños junto a lo que se creía que era la zarza ardiente mediante la que Dios habló a Moisés. Actualmente, Santa Caterina se considera una de las comunidades monásticas continuamente activas más antiguas del mundo. Ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, su nombre viene por la legendaria mártir de Alejandría, que fue torturada en una rueda con cuchillas y decapitada por su fe. Cuentan que los ángeles alejaron su cuerpo de la maquina de la tortura, que empezó a girar sin control y mató a los espectadores paganos, y se lo llevaron a  la ladera del pico más alto de Egipto.

El pico, 6 km al sur del Monte Sinaí, se llamó Gebel Katerina. Unos monjes del monasterio encontraron el cuerpo de la santa 300 años más tarde en un estado de perfecta conservación.

En el s VI, el emperador Justiniano ordenó que se construyese una fortaleza alrededor del monasterio para que la comunidad monástica tuviese un lugar seguro y como refugio para los cristianos del sur de Sinaí.

Hay peregrinos de todo el mundo, muchos rusos ortodoxos, ya que la iglesia es de ese rito. Es un monasterio activo, lo que implica que hay que llevar ropa recatada, no se pueden llevar pantalones cortos y las mujeres deben cubrirse los hombros.

Dentro del recinto, la Iglesia de la Transfiguración del s VI tiene una nave flanqueada por columnas y paredes cubiertas de pinturas e iconos dorados. En el extremo este de la iglesia, un iconostasio dorado del s XVII separa la nave del santuario y el ábside, donde están enterrados los restos de Santa Catalina.

A la izquierda y bajo el altar está la zona más sagrada del monasterio, la capilla de la zarza ardiente, a la que el público no podemos acceder.

En el recinto del monasterio hay una zarza expuesta que se cree que procede de la zarza ardiente original. Ahora está vallada porque la gente cortaba trozos. Cerca de la zarza está el Pozo de Moisés, una fuente natural que se supone que proporciona felicidad marital a aquellos que beben de ella.

Sobre el Pozo está el Museo del Monasterio que ha sido magníficamente restaurado y es lo más destacado de la visita. Están expuestos muchos de los tesoros del monasterio, incluidos algunos de los espectaculares iconos de la era bizantina de su colección mundialmente famosa.

Hay cálices preciosos y cruces de oro y plata. En la sala más baja del museo está la pieza estrella: pergaminos del Codex Sinaiticus, la biblia casi completa más antigua del mundo.

La biblioteca, la segunda más grande del mundo, contiene una colección de biblias iluminadas y manuscritos antiguos, incluida una copia escrita a mano del Nuevo Testamento, y tras años de restauración está abierta al público, pero ahora en tiempos de Covid, sigue cerrada.

Dentro del monasterio hay una tienda que vende réplicas de iconos y mucha más parafernalia religiosa.

Hay un hotel al lado del monasterio, que estos días está cerrado. Tenemos la suerte de ver al gobernador de esta provincia egipcia que viene a hacer una visita al monasterio y le podemos inmortalizar.

Cuando acaba la visita el taxista nos está esperando y nos lleva al hotel que tenemos reservado. Es un hotel sencillo pero se nota que es de los antiguos del lugar. Son muy amables, la habitación es pequeña pero se ve todo muy limpio. Hay un radiador en cada habitación y creemos que a la noche lo tendremos que poner ya que hace fresquito. Tenemos incluido el desayuno en el precio del hotel, pero nos comentan que empiezan a las 8 de la mañana y no se puede preparar antes. Nosotros tenemos al taxista a las 7:30 ya que hay un convoy a las 8 de la mañana y otro a las 10 horas. Le proponemos, que ya que mañana no podremos tomar el desayuno, que nos lo sirva ahora y lo hace. Consta de una tortilla, hummus, café, te y pan. Nos sirve como comida, ya que a las 13 horas hemos quedado con un taxista que nos lleve al monasterio de Santa Caterina y el guía que nos acompañará a la cumbre, que es obligatorio. 

El monte Sinaí, conocido localmente como Gebel Musa, es venerado por cristianos, musulmanes y judíos, que creen que Dios entregó los Diez Mandamientos a Moisés en su cima. La subida a la cima es fácil y bonita y muestra la magnificencia de la región montañosa del sur del Sinaí.

Para los peregrinos supone un viaje a los tiempos bíblicos.

Hay dos caminos que suben, pero actualmente solo hay abierto uno de ellos. Se puede subir en camello hasta unas escaleras que se tienen que subir si o sí a pie. A nosotros nos sigue un camello para convencernos de que lo contratemos, pero la subida es pausada y se hace muy bien ya que el suelo está bastante plano y es agradable. Otra cosa son los 750 escalones que tienes que subir al final, aquí si que se sufre un poco.  Son desiguales y rocosos, lo cual incrementa la dificultad.

Después de sudar la gota gorda llegamos a la cima y las vistas son espectaculares. Hay una pequeña capilla, cerrada, y una mezquita muy pequeña, que si se puede ver, aunque no entrar.

Durante la subida y desde la cima se puede ver los valles cercanos y las cadenas montañosas.

Se puede subir para ver el amanecer, que es lo más habitual, ya que nosotros esta mañana al llegar hemos visto cientos de personas que bajaban, pero nosotros hemos preferido hacer la subida para ver la puesta de sol y hemos acertado ya que en total somos unas 10 personas las que estamos en la cima.

Durante toda la subida hay señales que te van informando de cuanto te falta para llegar a la cima y ademas hay chiringuitos donde se puede comprar algo de comida,  agua o café.

La bajada la hacemos de noche con lo que hay que llevar linternas ya que no hay iluminación durante todo el camino. El cielo está muy estrellado y se ve muy bien ya que no hay contaminación lumínica.

Llegamos al hotel Sheikh Mousa Bedouin camp en el taxi que nos está esperando y la cena la hacemos también allí. Nos ponen una sopa muy buena,  pollo, ensalada y arroz.

Hay una zona de estar muy agradable con fuego, lo cual va muy bien pues hace bastante frio ahora por la noche. Un grupo de turistas egipcios se ponen a cantar canciones y se lo pasan extraordinariamente bien. Nosotros al cabo de un rato nos vamos a dormir ya que estamos cansados después de la subida al monte Sinaí.

En la habitación tenemos un radiador y varias mantas con lo que frio no pasamos.

DÍA 7-12-21 MARTES

EL MILGA – DAHAB – SHARK’S BAY – SHARM EL SHEIK –   NA’AMA BAY – SHARK’S BAY

Estamos preparados a las 7:30 de la mañana pero allí no hay taxista. No llega hasta las 8 de la mañana y no sabemos porque ha llegado tarde ya que la comunicación es escasa.

En poco tiempo llegamos a Dahab donde vamos a desayunar a un  restaurante al lado del mar, zumo de mango, tortilla y café.

En el hotel donde nos alojamos en esta población hemos preguntado por un taxi y nos dice que en 1 hora lo tendremos disponible. Como nos piden la misma cantidad que en la otra compañía que nos llevó de excursión, lo contratamos con el. Podemos dejar las mochilas en el hotel y pasear un poco antes de ir al hotel que tenemos reservada una habitación, simplemente para dejar las mochilas y descansar algo ya que el vuelo lo tenemos a las 3 de la madrugada del día siguiente.

Cuando llegamos al hotel que pertenece a unos italianos, nos dice que no podemos ir a la habitación ya que somos 3 personas, pero insistimos, diciendo que estaremos hasta las 1 de la madrugada más o menos y nos iremos al aeropuerto. Se llama Sunshine Divers Club – Il Porto y nos cuesta 31 $.

Nos ponemos los trajes de baño y nos vamos un rato a la playa. Tenemos derecho a tumbonas ya que esta parte de la playa es privada.

Este hotel es para submarinistas ya que está muy preparado para ellos.

Cuando nos dan la habitación dejamos las cosas y cogemos un taxi que por 120 dirhams nos lleva a Sharm El Sheik. Es un lugar que no nos gusta nada, todo enfocado al turismo ruso y muy hortera según nuestra humilde opinión. Muchas tiendas vendiendo lo mismo, pero que a nosotros no nos interesa.

La Mezquita Al Sahaba es algo espectacular, mezcla de muchos estilos, no nos dejan entrar al no ser musulmanes.

Comemos un kebab y paseamos un poco más para ver la playa que no es nada interesante.

Hay unas furgonetas que te llevan dirección norte y pagas según el trayecto que haces. Es muy barato, nosotros vamos a Na’ama Bay por curiosidad. Cuando llegamos es más de lo mismo, bares, restaurantes, incluso hay un Pacha y un Hard Rock Café.

Volvemos en taxi al hotel donde al cabo de un rato vamos a un restaurante a cenar, pero no acertamos.

DÍA 8-12-21 MIERCOLES

SHARK’S BAY – ESTAMBUL – BARCELONA

A la 1 de la madrugada nos viene a buscar el mismo taxi que nos trajo unas horas antes al hotel. El aeropuerto está muy cerca con lo que llegamos muy pronto. Nos cuesta 140 dirhams el trayecto.

Pasamos el control de seguridad sin problemas, volamos a Estambul y de allí cogemos otro vuelo a Barcelona.

A %d blogueros les gusta esto: