Vall d’Aran

ESCAPADA VALL D’ARAN

Introducción:

En el año de la pandemia del COVID-19 hicimos un mini-viaje a la Vall d’Aran, que aunque fuese muy corto en  tiempo, fue muy intenso. La Vall d’Aran es una parte de Catalunya, anclada en los Pirineos, pero la más alejada de Barcelona, por lo que apenas le hemos hecho visitas. Su arquitectura de casitas de madera, preciosas y bien cuidadas, llena de flores, hace que sus pueblecitos sean únicos y de una gran belleza.

Diario de viaje

Día 1: MOLLERUSSA – POBLA DE SEGUR – ERMITA ROMÁNICA DE SURP – BAIASCA – EMBALSE DE LA GUINGUETA – ESTERRI D’ANEU – ISABARRE – ISIL – ALOS DE ISIL – MONTGARRI – GARÒS – ARTIÉS – GARÓS
Día 2: GARÒS – SALARDÚ – BALNEARI BANHS DE TREDOS – CIRC DE COLOMERS – BARGERGUE – ARTIES – GARÒS
Día 3: GARÒS –  ARTIGA DE LIN – BOSSÒST – SANT JOAN DE TORAN – VILAC – GARÒS
Día 4: GARÒS – VIELHA -VILAMÓS – BOSSOST – GAUSACH – VIELHA – ESCUNHAU – ARTIES – GARÒS
Día 5: GARÒS –  SALARDÚ – STA MARÍA DE CAP D’ARAN DE TREDOS –  VALL DE BOÍ : CARDET – BARRUERA – DURRO – SANT CLIMENT DE TAÜLL – SANTA MARÍA DE TAÜLL – ERIC LA VALL – PONT DE SUERT –  PANTANO D’ESCALES – MOLLERUSSA

Guías

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DÍA 1  Domingo 23-8-2020
MOLLERUSSA – POBLA DE SEGUR – ERMITA ROMÁNICA DE SURP – BAIASCA – EMBALSE DE LA GUINGUETA – ESTERRI D’ANEU – ISABARRE – ISIL – ALOS DE ISIL – MONTGARRI – GARÒS – ARTIÉS – GARÓS

Paramos en Pobla de Segur en la oficina de turismo donde nos dan mucha información sobre rutas para hacer en esta bonita zona de Cataluña. La primera visita es la ermita románica de Surp. Está datada en el s XI, la decoración exterior presenta el friso lombardo de dobles arcuaciones entre lesenes, realizadas con piedra tosca que destaca del resto de paramentos. La iglesia tenía el  interior decorado con pinturas murales, los restos de las cuales se encuentran repartidas entre el Museo Diocesano de Urgell, el MNAC y el Museo de Toledo en Ohio, EEUU.

La siguiente ermita está en Baiasca, desde la C147 hay 8 km de diversión ya que es muy estrecha y con unas caídas impresionantes. La ermita se llama Sant Serni y  está cerrada. Según nos comentan es por culpa del COVID. El elemento más impresionante de la iglesia del s XI es el ábside. Se divide en dos niveles, un hecho raro en el románico catalán. En el exterior quedan separados por un friso de arcos entre lesenas. Se han descubierto pinturas murales que se conservan in situ. Tendremos que volver para poder disfrutar su interior.

Pasamos por el Embalse de la Guingueta donde hay una zona de picnic donde comemos a la sombra. Se está muy a gusto, hay personas que se bañan, pero nosotros no lo hacemos.

Llegamos a Esterri d’Aneu, donde paramos a visitar la ermita de Santa María d’Áneu. Los orígenes se pueden remontar al s XI, tiene unas dimensiones considerables y ha sufrido muchas transformaciones. Consta de una nave coronada al este por un ábside semicircular más estrecho que la nave, precedido de un amplio arco presbiteral. Tiene una decoración de tipo lombardo. Tiene unos capiteles preciosos en una de las puertas.

Seguimos camino, pasamos por Isabarre, Isil y paramos en la bellísima ermita de Sant Joan de Isil. Justo el día anterior han hecho un concierto y están recogiendo los instrumentos los artistas. No podemos entrar en el interior, pero el exterior vale mucho la pena. El templo consta de 3 naves y es una de las construcciones románicas más notables del valle. Se accede por un portal con arco apuntado. Tienen unas ménsulas esculpidas preciosas y se diferencia de otras ermitas que son muy sencillas.

Cogemos unas pistas que nos llevan al Valle de Montgarri y a la ermita de la Madre de Dios de Montgarri. Pasamos por unos prados preciosos llenos de caballos, vacas etc.

Seguimos la pista que nos lleva a Baqueira Beret, donde hay un mirador estupendo que nos ofrece unas vistas espectaculares de esa zona tan exclusiva.

Pasamos por Salardú y llegamos a Garós, donde tenemos el alojamiento de estos días. Se llama Hotel Apartamentos Vilagarós. Nos cuesta 200 € los cuatro días.

Es de cuatro estrellas, pero está un poco obsoleto, aunque nuestra habitación es amplia y muy cómoda.

Paseamos un poco por el pueblo, pero aparte de apartamentos hay varios restaurantes y poco más, no tiene vida, con lo que decidimos ir a Artiés que creemos que será mejor opción.

Nos tomamos una cervecita en una terraza y vemos que hay mucho ambiente, tiene muchos bares, restaurantes y preguntamos a una señora que está en el mismo bar y nos recomienda el restaurante donde hemos reservado para cenar. Se llama Montardo y es el restaurante del Hotel Edelweiss que está en la misma carretera al lado de un gran parking donde dejamos el coche. Tiene dos menús, uno de 18 € y otro de 24 €. Escogemos el más caro, está todo bastante bueno y el servicio es excelente.

DÍA 2  Lunes  24-8-2020

GARÒS – SALARDÚ – BALNEARI BANHS DE TREDOS – CIRC DE COLOMERS – BARGERGUE – ARTIES – GARÒS

Hoy queremos ir a los Estanhs de Colomers, con lo que vamos a desayunar a Salardú, aunque primero vamos a visitar la iglesia de Sant Andrèu de Salardú. Es un edificio románico del s XIII. Tiene un campanario de torre de planta octogonal y cubierta piramidal añadido en el s XV.

La planta basilical del templo consta de tres naves paralelas con tres ábsides semicirculares. Las naves quedan separadas por cuatro arcos apuntados que arrancan de pilares cruciformes.

Ventanas de diferentes épocas iluminan el templo. La puerta de entrada, en el lado sur, tiene cinco arquivoltas en gradación que se apoyan sobre columnas con capiteles esculturados.

Los capiteles se han decorado con motivos vegetales principalmente. En la parte superior del portal hay un crismón. Alrededor de la puerta todavía se pueden ver restos de un amplio porche que la protegía.  El interior tiene muchas pinturas de todos los apóstoles, además de tres pilas bautismales y un Cristo llamado Majestad de Salardú.

Nos vamos a desayunar al Bar Montanha Salardú, nos comemos unos bocatas buenísimos recién hechos.

Desde Salardú hay una carretera que nos acerca a un parking donde se cogen unos taxis que nos ahorran una hora y media de subida para llegar a los estanhs de Colomèrs.  El horario es de 9 de la mañana hasta las 18:30 del 4 de Julio hasta el 15 de Octubre. Cuesta 4 € por trayecto y cogemos ida y vuelta. Tenemos que esperar unos 15 minutos ya que hay mucha gente esperando. Son furgonetas de 8 plazas y tardan unos 10 minutos en llegar a destino.

Esta excursión es muy chula, vas pasando por varios lagos preciosos. Se puede hacer la vuelta completa donde se ven unos 12 lagos y la corta que se ven 6 lagos. Nosotros hacemos la corta, ya que la larga se tarda unas 6 horas sin parar y nosotros vamos en plan tranquilo, haciendo fotos y disfrutando del paisaje tardamos unas 4 horas. No es muy exigente, pero hay que tener cuidado y mirar donde se pisa ya que se puede tener un accidente en caso contrario.

Hay mucha gente haciendo la excursión, parece una procesión.

Llegamos a donde se cogen los taxis y nos dejan en el parking después de unos 10 minutos. Antes de llegar al hotel paramos a visitar el pueblo de Bagergue. Es maravilloso, es uno de los 79 pueblos más bonitos de España y con razón. Está  lleno de flores y todas las casas están decoradas de una manera rustica pero encantadora. Una cosa que nos llama la atención es que incluso pintan piedras con animales como gatos o conejos. Es una cucada, precioso.

Con el coche llegamos al hotel donde descansamos un rato y luego ya nos vamos a tomar una cervecita a Artiés. Para cenar volvemos al mismo restaurante del día anterior y a dormir ya que estamos cansados.

DÍA 3  Martes  25-8-2020

GARÒS –  ARTIGA DE LIN – BOSSÒST – SANT JOAN DE TORAN – VILAC – GARÒS

Hoy queremos visitar Artiga de Lin y los Uelhs deth Joeu, pero antes vamos a desayunar a Salardú. Desde Viella sale una carretera que nos lleva a un aparcamiento desde donde se puede subir andando o coger un trenecito. El tren cuesta 2 € y si no se está bien de piernas vale la pena cogerlo ya que te deja en el refugio de Artiga de Lin. Nosotros subimos andando hasta los Uelhs deth Joeu, es una cascada preciosa y a partir de aquí se puede subir por dos rutas diferentes al refugio. Las dos tardas el mismo tiempo que son 35 minutos, pero uno se hace en 1,5 km y otro de 2 km. Nosotros cogemos el más largo porque así habrá menos pendiente. El paisaje nos quita el aliento, vale mucho la pena llegar hasta aquí. Desde el refugio hay 9 horas de trayecto para subir al Aneto, además de otras excursiones que no se tarda tanto.

Al bajar paramos en la fuente Hont deth Gresilhon, donde nos refrescamos con esa agua tan fresquita que cae.

Nosotros ya volvemos ya que no vamos solos en esta excursión y nos están esperando en el parking donde hay una oficina de información y también venden los tiquets para el tren. Es muy interesante toda la información que ofrecen de la zona, de la construcción del túnel de Viella, la zona por donde se pasaban a los judíos que escapaban de los nazis, los republicanos y el maquis, etc.

Vamos a Bossòst a comer al Restaurante Denia. El menú cuesta 15 euros y está bastante bien. Al acabar vamos a visitar la Iglesia de Bossòst del s XII. Es el edificio románico más notable de la comarca. Tiene 3 naves, con tres ábsides precedidos por un presbiterio.

El portal del norte queda un poco avanzado respecto a la pared de la fachada. Lo forman tres arcos de medio punto en gradación. Tiene un crismón con las letras alfa y omega en orden invertido. El tímpano está centrado en la figura de Cristo en majestad, sentado sobre un reposapiés. Mantiene la mano derecha en actitud de bendecir y con la izquierda sostiene un pergamino enrollado. La cabeza, coronada, muestra un rostro alargado con unos grandes ojos, los pómulos prominentes, una nariz delgada y la boca entreabierta. Viste una túnica llena de pliegues muy marcados y esquemáticos. Al lado de la cabeza tiene dos figuras que representan la luna y el sol. A lado y lado de Cristo están los símbolos de los cuatro evangelistas. La puerta del sur, que es por donde se entra a la iglesia, es mucho más sencilla.

En la oficina de turismo nos recomiendan hacer una excursión hasta Sant Joan de Torán. El pueblo es muy pequeño, pero mantiene el sabor de antaño con casas muy bien restauradas y conservadas. Hay un restaurante donde hacen comidas y venden bebidas frescas que entran muy bien.

De bajada paramos en Vilac para visitar la iglesia del pueblo. Consta desde 1313 y preside una plaza que constituye un magnífico mirador de esta zona del valle. Tiene planta basilical de tres naves separadas por cuatro arcos por banco, coronados con arcos de medio punto. La puerta de entrada es lo más interesante de esta iglesia, consta de cuatro arcos de medio punto, un poco irregulares. Hay un bloque centrado por la imagen de un crismón y una estrella o roseta a cada lado inscrito dentro de un círculo.

El tímpano de la portalada tiene la imagen del pantocrátor esculpida en el centro, envuelto por los símbolos de los cuatro evangelistas, todos realizados de una manera rústica. El interior está cerrado con lo que nos podemos ver la pila bautismal que según la guía es muy interesante y decorada con paralelogramos en bajo relieve y semiesferas.

Llegamos al hotel donde descansamos un rato y nos vamos a tomar unas cervecitas a Artiés.

DÍA 4  Miércoles 26-8-2020

GARÒS – VIELHA -VILAMÓS – BOSSOST – GAUSACH – VIELHA – ESCUNHAU – ARTIES – GARÒS

Hoy vamos a desayunar a Viella a Casa Luis, especialista en bocadillos, ya que tiene una gran carta para escoger. De aquí nos vamos a Vilamòs, pero un km antes de llegar nos paramos para ver la iglesia de Sant Miqueu de Vilamòs desde la carretera. Tiene una estructura muy simple, es de una sola nave coronada por un ábside elíptico. La nave tiene una cubierta de vuelta de cañón de medio punto reforzada por dos arcos torales, mientras que el ábside fusiona esta vuelta con una vuelta de cuarto de esfera. La única decoración que tienen los muros exteriores es un friso de arcos ciegos bajo un friso de dientes de sierra  en la parte superior del ábside.

La Iglesia de Santa María de Vilamòs está datada en el s XI, pero ha sufrido muchas reformas. El campanario de torre de planta cuadrada tiene unos 24 m de altura y cuatro pisos. En cada nivel se abren diferentes ventanas. Dentro de la iglesia se conserva una pila bautismal muy decorada, compuesta por un pie cilíndrico con puntas de diamante y un cuerpo semiesférico con relieves vegetales.

Visitamos el Ecomuseu Ço de Joanchiquet. Cuesta 3 euros por persona, pero es muy recomendable. Al menos desde el s XVII ha sido una de las casas más ricas no tan solo de Vilamòs sino también del Bajo Aran. El primer dueño de la casa se llamaba Joan Aunòs que vivió durante la segunda mitad del s XVI. A éste, siguiente diez generaciones de hereus de la misma familia.

Tuvieron una elevada posición social y política dentro de la comunidad aranesa. Llegaron a ser síndicos i consejeros del Consejo General del Valle de Aran. Esta casa está compuesta de diversos edificios que se estructuran alrededor de un patio cerrado, muy diferente a las casas vecinas.

El edificio de residencia de la familia, que consta de dos plantas y buhardilla fue construido durante la segunda mitad del s XVIII.

En la planta baja estaba el recibidor, la cocina que era la habitación más caliente e iluminada de la casa cuando se hacía oscuro. En ella, los diferentes miembros de la familia desarrollaban diversas actividades como cocinar, comer, hilar, jugar etc.

La cocina también se abría a los vecinos donde se hacían reuniones alrededor de la chimenea. A la hora de ir a dormir era donde dormían los más viejos de la casa.

Había también una despensa pequeña, un salón donde se celebraban las comidas especiales o de compromiso, el amasador donde las mujeres hacían el pan una vez a la semana y otra despensa donde se guardaba el vino en grandes barriles de madera, el aceite y la sal, los quesos y la leña.

En la planta primera se encuentra la sala, que servía de distribuidor entre las diversas habitaciones que hay en el primer piso. Vemos la habitación del hereu, del tiet, del mosso, del capellán, la puerta de la comuna etc.

En las golfas se ponían productos de alimentación y todo lo que no se utilizaba como muebles antiguos.

De los dos establos de la casa, el más grande se adaptó a la pendiente de la montaña. Se encerraban tanto caballos, mulas, cabras y ovejas. Otro establo acogía a los cerdos y otro a las vacas y bueyes. Por último estaba el palomar que servía para cerrar las palomas, los conejos y las aves.

En la carretera encontramos el restaurante Boixetes de Cal Manel, a la altura de Pont d’Arròs. Tiene un menú por 18,60 €, bastante bueno con lo cual nos quedamos, a pesar de que a duras penas encontramos mesa, ya que está a tope. Eso siempre es una buena señal, además vemos muchos coches franceses que han preferido cruzar la frontera para comer aquí.

Volvemos un rato al hotel a descansar y luego volvemos a coger el coche para visitar otros lugares de interés que hay en los alrededores.

Primero de todo vamos a Gausac, donde la iglesia es uno de los mejores exponentes de la arquitectura gótica de la comarca, aunque mantiene algunos elementos románicos de gran interés. En el porche situado en la base del campanario podemos ver un bloque de piedra encastado en la pared, con la imagen de Cristo clavado en la cruz con tres clavos.

Mantiene una posición relajada, con los brazos totalmente horizontales y la cabeza es desproporcionadamente grande respecto al resto del cuerpo. Tiene barba y bigote y se puede apreciar un rictus de dolor. En el torso se distinguen los pectorales y las costillas marcadas. En el interior, que no podemos visitar al estar cerrado, hay dos pilas románicas una bautismal y otra de agua bendita. La primera muy grande, presenta una decoración formada por motivos vegetales y figuras humanas.

Llegamos a Vielha, a la iglesia de Sant Miqueu de Vielha. Es de transición del románico al gótico, con una bonita portalada gótica y un bonito campanario añadido en el s XVI.

Se conserva la cabeza y el torso de un Cristo de talla sobre madera, policromado, considerado como una de las piezas más importantes de nuestro arte románico. Según se cree su tamaño sobrepasaba los dos metros y debía formar parte de un monumental Descendimiento. Todo el trabajo muestra una gran calidad, pero destaca la cabeza, con el rostro de formas angulosas, y la barba, que forma tres caracoles por lado y el bigote trazado con unas rallas finas.

Damos una vuelta por el pueblo, a tope de gente, tiene alguna construcción interesante pero en general se ha perdido la esencia de pueblo de montaña.

Nos vamos a ver la Iglesia de Sant Pèir d’Escunhau. Lo más importante es la puerta de entrada en el muro norte. Se cree que tuvo dos etapas constructivas, una a finales del s XII y la otra a primeros del s XIII. Centrado en el tímpano hay un Cristo clavado con cuatro clavos a una cruz de brazos muy amplios. La figura de Cristo, muy desproporcionada, mantiene una posición hierática, con el rostro sereno. Las piernas sobrepasan el tímpano. Encima del portal se despliega un friso. Lo integran tres grandes bloques  con un cincelado muy preciso y más bien acabado que el resto de las esculturas del portal. En cada bloque lateral hay inscrita dentro de un círculo una cruz griega. La puerta, de madera, se ha embellecido con motivos geométricos. Nos vamos a tomar la cervecita de cada día y a dormir.

DÍA 5 Jueves  27-8-2020

GARÒS –  SALARDÚ – STA MARÍA DE CAP D’ARAN DE TREDOS –  VALL DE BOÍ : CARDET – BARRUERA – DURRO – SANT CLIMENT DE TAÜLL – SANTA MARÍA DE TAÜLL – ERIC LA VALL – PONT DE SUERT –  PANTANO D’ESCALES – MOLLERUSSA

Hoy volvemos a desayunar a Salardú y no nos defrauda. La primera visita del día es la Iglesia de Sta María de Cap d’Aran de Tredos del s XI. En el interior tiene unas pinturas murales del s XII y el exterior es muy bonito con canecillos un poco estrafalarios, pero muy interesantes.

Dejamos el Vall d’Aran y nos vamos al Vall de Boí a ver las ermitas románicas de este valle que son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y se lo merecen. El primer pueblo es Cardet, un pueblo muy pequeño pero con una iglesia muy bonita, aunque cerrada. Solo podemos disfrutar del exterior, poca gente viene a verla, ya que no pertenece al Conjunto Románico de Vall de Boí.

La siguiente iglesia es la de Sant Feliu de Barruera, tiene por origen un edificio del primer románico o lombardo del s XI o principios del s XII. Se trata de un templo de configuración basilical inacabado o destruido y reducido de inmediato a una sola nave con transepto y tres ábsides, de los cuales el del norte ha desaparecido. De época románica también es la base del campanario completado muy posteriormente. Cuesta 2 €.

La Iglesia de la Natividad de la Madre de Dios de Durro es del s XII y tiene unas formas arquitectónicas lombardas. El edificio primitivo era de una sola nave con ábside semicircular desaparecido, al cual se le añadió el porche sur y el campanario. La iglesia donde se refugió la población, fue incendiada en el año 1483 en un ataque del último conde de Pallars, enfrentado al rey. Cuesta 2 €.

La joya de estas iglesias es Sant Climent de Taüll, construida en el s XI y consagrado el 1123 que se mantiene casi como era en su estado primitivo. En el s XII los ábsides se decoraban con pinturas murales, de las cuales destaca la representación del Cristo en majestad. Esta pintura, a punto de ser vendida al extranjero, fue retirada en 1919 y trasladada a Barcelona donde se puede ver en el MNAC.

Otra parte de la pintura se mantiene en la iglesia y en el año 2013 se ha hecho un mapping para que se vea la totalidad de la pintura, la que se mantiene y la que hay en el MNAC. Cuesta 5 euros la entrada.

Vamos andando a ver Santa María de Taüll, no es tan espectacular como su hermana de Sant Climent, pero poco le falta. Es del s XI, muy reformado en época moderna y contemporánea. Su configuración es basilical y fue consagrado el 1123. Excepcionalmente fue decorado todo el interior con pinturas. A punto de ser vendidas al extranjero se sacaron y se trasladaron al MNAC.

La Iglesia de Santa Eulalia d’Eric la Vall es una obra del primer románico o lombardo, construida en diversas fases. Tiene una nave única y tres ábsides a manera de trébol, se le añadió un campanario y poco después la portada el portal norte. En el interior había un descendimiento de Cristo. Las piezas originales se encuentran ahora en el MNAC.

Ya hemos acabado de ver las ermitas y ahora vamos a Pont de Suert a comer, ya que es hora. Elegimos el Bar Manolo ya que los comentarios son positivos y no nos defrauda, comemos unas raciones con bebida, todo muy rico.

Antes de llegar a casa paramos en el Pantano d’Escales, impresionante y lleno de grandes peces. Llegamos a Mollerussa, hasta el próximo viaje.

Hemos hecho 685 km en total.

A %d blogueros les gusta esto: