ALEMANIA 2021

Introducción

Alemania, igual que Francia, son territorios que muy a menudo pasamos por ellos con destino a otros países. Es uno de nuestros países preferidos aunque está lleno de normas y prohibiciones por todas partes, pero compensa ampliamente por sus maravillosos castillos, fortalezas, ciudades medievales y lugares históricos. Su gente es amable y muy educada aunque siempre nos sorprende del poco nivel de inglés que tiene la gente adulta

Fechas del viaje

Julio y Agosto del 2021

Guías Recomendadas

Nivel de vida

Es un país muy caro si vas de restaurantes o hoteles, también las entradas a los sitios turísticos, en cambio la comida en los supermercados y los campings (excepto en las zonas megaturísticas) son razonables

Advertencias

Es un país que nos encanta pero no se ha de tomar a la ligera su obsesión de tenerlo todo controlado. Hay muchos radares de trafico y las normas y prohibiciones son constantes. Muchas advertencias (¿todas?) están en alemán y, a veces, son confusas. Las multas de velocidad llegan aunque los importes sean bajos.

Aunque sea un país seguro, en líneas generales, es un país con fuertes desigualdades y también hay robos a los vehículos

Itinerario

Día 1: MEXIMIEUX – PÈROUGES – AMBERIEU – EN – BUGEY  – CHATEAU DES  ALLYMES –  SUIZA – KONSTANZ (ALEMANIA) – REICHENAU

Día 2: REICHENAU – ÜBERLINGEN – SALEM – MEERSBURG – ANGENARGEN

Día 3: LANGENARGEN – KEMPTEM – FÜSSEN – WIES – LANDSBERG AM LECH

Día 4: LANDSBERG AM LECH – FRIEDBERG – AUGSBURG – RAIN – NÖRDLINGEN

Día 5: NÖRDLINGEN – WALLERSTEIN – DINKELSBÜHL – FEUCHTWANGEN – SCHILLINGSFÜRST – ROTHENBURG OB DER TAUBER

Día 6: ROTHENBURG OB DER TAUBER – CREGLINGEN – RÖTTINGEN – WEIKERSHEIM – BAD MERGENTHEIM – WÜRZBURG

Día 7: WÜRZBURG – POMMERSFELDEN – BAMBERG

Día 8: BAMBERG – BASÍLICA VIERZEHNHEILIGEN – COBURN – ERFURT

Día 9: ERFURT  – WARTBURG – EISENACH – WEIMAR – MEMORIAL DE BUCHENWALD – OETTERN

Día 10: OETTERN – ALBRECHTSBURG (MEISSEN)- MORITZBURG – WROCLAW (POLONIA)


Día 11: GORZOW WIELKOPOLSKI – STARGARD – SZCZECIN – STRALSUND

Día 12: STRALSUND – BAD DOBERAN  – WISMAR

Día 13: WISMAR – SCHWERIN – GADEBUSCH- LÜBECK – SCHLOSS AHRENSBURG – LUNEBURG

Día 14: LUNEBURG – CELLE – GOSLAR

Día 15: GOSLAR – HILDESHEIM – HAMELIN – SCHLOSS HÄMELSCHENBURG – HEINSEN

Día 16: HEINSEN – SCHLOSS BEVERN – CORVEY (HÖXTER)  – FURSTENBERG – SCHLOSS WILHELMSTHAL – ESTATUA DE HÉRCULES (BAD WILHELMSHÖHE – ASCHAFFENBURG

Día 17: ASCHAFFENBURG – LORSCH – ESPIRA O SPEYER – BRUCHSAL – KEMBS

Diario de viaje

LUNES 19-7-2021

MEXIMIEUX – PÈROUGES – AMBERIEU – EN – BUGEY  – CHATEAU DES  ALLYMES –  SUIZA – KONSTANZ (ALEMANIA) – REICHENAU

La primera visita de hoy es Pèrouges, pueblo medieval rodeado de murallas  que está catalogado como uno de los más bonitos de Francia. Impresiona por su aspecto virgen. Una atmosfera especial emerge instantáneamente desde la puerta de entrada. El caserío está encerrado en el interior de una muralla elíptica de los s XIV-XV, a la que con el tiempo se han ido adosando las edificaciones.

Se entra por el oeste, por el doble acceso de la Puerta d’en Haut, con una puerta torre en voladizo apoyada sobre ménsulas, a su lado está la iglesia fortificada s XII a XV, con camino de ronda en la nave y aspilleras en el flanco exterior. Cierra la muralla por el lado oriental la Puerta d’en Bas. En el interior, las callejuelas flanqueadas por casas de los siglos XV y XVI, algunas de entramado de madera, conducen hasta la céntrica plaza del Tilleul, en la que se ha instalado un Museo de Arqueología e historia local. Todos los establecimientos son preciosos, cuidan todo al detalle, muchas flores, comida para gatos en algunas casas. Es idílico, solo tiene unos 500 habitantes y nos encanta.

Cuando hemos llegado, hemos aparcado a la entrada del pueblo donde hay unos lavabos públicos muy limpios con jabón, papel etc. Es una maravilla como cuidan estos detalles que en nuestro país es impensable que lo hagan.

La oficina de turismo estaba cerrada cuando hemos llegado pero al irnos vemos que ya se puede entrar. Hay una chica que nos habla en español, lo cual facilita mucho las cosas. Nos da un mapa de los alrededores que nos irá muy bien para cuando volvamos ya que ahora nuestro objetivo está en Alemania y no visitaremos casi nada de lo que hay en las cercanías.

Ahora vamos a Amberieu-en-Bugey, pueblecito que nos da acceso al Chateau des Allymes. Se aparca a unos 400 m de la entrada. Cuesta 5 € la entrada pero nosotros no entramos ya que nos gusta ver el exterior, muchas veces el interior decepciona y no tenemos mucho tiempo.

Está a una altura de 630 m lo cual garantiza unas magnificas vistas y esta datado sobre  el s XIV. Es el testimonio de los conflictos entre la casa de Saboya y Dauphine y en las salas hay testimonios de la construcción del territorio, sobre todo gracias a la presentación de René de Lucinge, uno de los negociadores del tratado de Lyon de 1601. Este tratado incorporó los territorios de Ain (región en la que estamos) a Francia. En el interior hay  una exposición de play movils parece que interesante para los amantes de esos juguetitos.

Tenemos que seguir camino ya que queremos llegar hoy a Alemania. Miramos las opciones y podemos seguir por Francia y entrar por Mulhouse como hemos hecho otras veces o acortar por Suiza, eso sí, pagando la Viñeta que son 40 € al cambio. Decidimos por el menor tiempo de conducción y la verdad si contamos lo que tendríamos que pagar por la autopista esos km, casi 300, o la viñeta, no debe haber mucha diferencia.

Al llegar a la frontera hay unas chicas muy simpáticas que te cobran la viñeta. Al ir a pagar con francos suizos que nos habían sobrado de otro viaje se da cuenta que llevo un billete de 100 FS, y nos dice que los han retirado de la circulación en abril de este año, pero que se pueden cambiar hasta octubre en cualquier banco o oficina de correos. Menos mal que hemos pasado por Suiza, ya que si no hubiésemos perdido casi 100 €!!!! En el siguiente pueblo que hay cerca de la carretera por la que estamos pasando voy a un banco y en un minuto tengo un billete nuevo de 100 francos suizos.

Esta es una de las razones por las cuales no me gusta quedarme con dinero de otros países. Ya nos pasó la última vez que fuimos a Inglaterra, un billete de 5 libras estaba caducado y no tuve margen para cambiarlo en ningún banco ya que nos íbamos a la mañana siguiente temprano….

Los paisajes suizos son maravillosos, a la vuelta a lo mejor pasamos unos días por aquí, ya veremos cómo fluye el viaje.

En poco rato ya hemos atravesado toda Suiza sin novedad. Pasamos a Alemania sin darnos ni cuenta.

En google nos dice que hay un camping en Konstanz, pero no existe. Vamos a la isla de Reichenau al único camping que hay. Está abarrotado de gente ya que está al lado del lago. Tardamos un rato en que nos atiendan ya que no hay nadie en recepción, al final llega una chica y nos acompaña a un trozo que está vacío. Este camping casi 100% es para autocaravanas, algunas de ellas enormes tipo americano. Solo tiene una sala muy pequeña con enchufes y una nevera y un congelador por si lo necesitas. Es un camping muy familiar y solo vemos vehículos alemanes y suizos, de ninguna otra nacionalidad hemos visto. Nos cuesta 31 € y las duchas hay que pagar 1 € por 3 minutos de agua caliente. Aunque quisieras ducharte con agua fría no sale. No hay cocina tampoco.

Vamos a dar una vuelta por los alrededores y vemos muchos invernaderos donde cultivan manzanas, fresas, tomates, cerezas etc. Pronto nos harán la competencia….

Hemos hecho 441 km

MARTES    20-7-2021

REICHENAU – ÜBERLINGEN – SALEM – MEERSBURG – ANGENARGEN

Reichenau es famosa por tener 3 iglesias que son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Lo primero que hacemos es ir a una oficina de turismo donde nos dan información sobre este pueblo y sobre todo el Bodenseee. Nos atienden en castellano pues hay una chica cuya madre es venezolana!!!

Las iglesias están dos en los extremos y la 3ª en el medio de la población. Fue muy famosa la abadía benedictina en la época de Oton el Grande en el s X, por sus manuscritos iluminados. La iglesia es románico-gótica y cada una de ellas tiene su propio museo.

En el 724, San Pirmino fundó en la isla de Reichenau la primera abadía benedictina de Alemania. Fue desde el principio un centro artístico y científico que destacó durante siglos. Aquí se elaboraron durante el periodo Otoniano magníficos manuscritos iluminados. Las tres iglesias, que ilustran la arquitectura monástica del s IX al XI, son la principal curiosidad de la isla. En sus muros se pueden ver delicados frescos de la época otoniana.

La iglesia carolingia de San Jorge (Oberzell), construida en el s IX, para albergar el relicario del santo, que conserva pinturas murales realizadas en torno al año 1000. Su conservación se debe a que estuvieron cubiertas, hasta que en 1869 volvieron salir a la luz. Cuentan los milagros de Cristo (curación de enfermos). Los medallones de santos son del s X y el Juicio Final en el ábside de 1708.

La antigua iglesia abacial de Santa María y San Marcos (Mittelzell)  se construyó entre los s VIII y XV y en su estructura destaca una solida torre decorada con bandas románicas. Merece especial atención la estructura de roble de la nave, una excepcional obra de arte medieval de factura normanda. Según las dataciones, los robles se tallaron hacia 1236, por lo tanto puede que sea la armadura más antigua de Alemania. Una bonita Virgen de arenisca adorna el santuario. El tesoro está en la antigua biblioteca y conserva un relicario de San Marcos de plata repujada adornado con esmalte.

En  el extremo oeste de la isla se encuentra la colegiata de San Pedro y San Pablo (Niederzell) del s XII. Las pinturas murales del presbiterio, que representan un Cristo en Majestad sobre varios apóstoles y profetas, son de comienzos del  s XII.

Nos recomienda visitar Uberlingen ya que hay una feria floral, pero es imposible aparcar. Tiene muy buena pinta este pueblo ya que tiene termas y un centro medieval muy agradable, pero habrá que volver. Hay un gran parking en las afueras y luego un shuttle te lleva al centro. Autocares y autocares dejan a sus pasajeros con lo que decidimos que ya volveremos en otro momento. Además hace un día espectacular, casi 30 grados y un sol radiante.

Esta antigua ciudad fue fundada en 1180 por Federico I Barbarroja. Los productos de la vidd y el comercio de sal y trigo contribuyeron a su desarrollo durante la Edad Media. A mediados del s XIX el turismo empezó a desempeñar un papel importante en su economía debido a su agradable clima. Desde la oficina de turismo se puede hacer un agradable paseo hasta el jardín municipal y el frondoso paseo de los Fosos que asciende hasta la parte alta de la ciudad por las antiguas fortificaciones. En la Münsterplatz se concentra la catedral gótica, la fachada norte del Ayuntamiento y el edificio renacentista de la antigua cancillería municipal. La catedral es enorme y tiene 5 naves con bóvedas de crucería pintadas. Van del estilo gótico al renacentista. En la capilla de Santa Isabel hay la Virgen con la media luna, una obra de 1510.

En el ayuntamiento la Sala del Consejo es un conjunto gótico muy elegante con paredes revestidas de madera y arcos conopiales decorativos. El techo de madera nervada está ligeramente cimbrado. Las estatuillas son de finales del s XV.

Llegamos a Salem, donde los primeros monjes cistercienses llegaron en 1134. Entre 1299 y 1414 construyeron una iglesia siguiendo las reglas de su orden, que fomentaba la pobreza y prohibía cualquier tipo de decoración en los edificios. La abadía es una basílica de tres naves con crucero y un coro. La austera fachada está aligerada por ventanas ciegas, algunas de las cuales incorporan bonitas tracerías. Con el tiempo las normas se relajaron, y la abadía pudo incorporar un interesante tabernáculo, una sillería y varios altares del renacimiento temprano del s XVIII.

Los edificios nuevos de la abadía, construidos entre 1700 y 1710, conforman Schloss Salem. El complejo incluye las dependencias del abad, muy ornamentadas, y la impresionante sala del Emperador, edificada entre 1708 y 1710.

Desde su secularización, en 1802, la abadía ha sido propiedad de los margraves de Baden, que guardan aquí parte de su colección de arte. El ala oeste alberga un internado privado fundado por Kurt Hahn.

La entrada cuesta 9 euros y hay que ir con mucho tiempo ya que hay mucho por visitar. Además de todo lo anterior hay una bodega, una herrería con un montón de herramientas de tiempos antiguos, un lagar, unos establos que acogían a 28 caballos con magnificas pinturas y tallas en madera espectaculares.

Los monjes desviaron el rio para tener agua para sus necesidades y se pueden ver las antiguas cañerías hechas en troncos de madera vaciados…

La regla de la sencillez de estos monjes cuando subes a los aposentos privados, se pierde por completo ya que son unas salas principescas. Tenían el apoyo del emperador y del papa, lo cual les daba mucho poder que utilizaban.

Los jardines son una mezcla de jardín del Generalife en Granada y los jardines franceses típicos.  Hay un museo de los bomberos con muestras desde el inicio de los vehículos que utilizaban, los uniformes, las mangueras etc. Muy instructivo, aunque hay pocas informaciones en ingles. Menos mal que el traductor de Google ayuda mucho.

Los visitantes se traen un picnic ya que hay para bastante rato. Si no, hay bares para picar algo o incluso restaurante.

La ventaja es que aquí hay aparcamiento gratuito y no te tienes que preocupar.

La última visita del día es Meersburg, es absurdo buscar aparcamiento libre, das vueltas y más vueltas para volver al aparcamiento que se paga.

Vamos a la oficina de turismo y una chica de Costa Rica nos atiende en castellano!!!!. Alberga dos residencias: el barroco Neues Schloss y Altes Schloss. La última del s XVI erigida en lo alto de una colina, alberga dentro de sus muros un antiguo palacio carolingio. La parte baja del pueblo, cerca del puerto, está unida por la empinada Steigstrase a la alta, llena de calles y plazas inclinadas con las casas repletas de flores. Las viñas cubren la ladera que sube desde el lago hasta el Weinbaumuseum, donde se guarda un enorme barril que contenía el tributo de los vinateros a sus aristocráticos señores. Su capacidad es de unos 50.000 litros.

Continuando por la orilla se encuentra el Pfahlbaumuseum, museo de las casas sobre pilares, al aire libre en Unteruhldingen, donde podrá conocer la vida de los primeros habitantes del Bodensee. En la orilla del lago se han encontrado más de un centenar de asentamientos prehistóricos, consistentes en viviendas construidas sobre pilares. El museo posee algunas reconstrucciones de estas interesantes estructuras. Estas poblaciones están a tope de turistas, se nota que al hacer sol, han venido a disfrutar del lago.

Pensábamos que llegaríamos más lejos, pero aquí las 6 de la tarde ya es muy problemático para encontrar alojamiento, así que empezamos a buscar. A pesar de que hay bastantes, en uno no admiten camping, en otro que llegamos está a tope y nos ofrecen que aparquemos en la calle y que utilicemos los servicios por 15 €, pero el sitio es feo. Nos dicen otro que hay a 5 km y en este si que hay sitio. Es gigantesco, se llama Camping Park Gohren am Bodensee. Nos cuesta 40 € un trocito de tierra, pero es un sitio muy turístico y demandado.

Tiene supermercado, tiendas de souvenirs, masaje ayurveda, unos conejos, cabras, burro y poni, zona de juegos para niños, una sala de estar muy agradable, consultorio médico etc.

Hay muchas caravanas que llevan mucho tiempo en el camping, también hay barcos, veleros, en fin todo un pequeño pueblo. Para ir al supermercado o a los lavabos la gente va en bicicleta ya que es una pequeña excursión, menos mal que a nosotros nos han puesto muy cerca de todo eso. Nos vamos un rato a la sala de estar para cargar electrónica ya que es necesario.

Hemos hecho 110    km

MIÉRCOLES    21-7-2021

LANGENARGEN – KEMPTEM – FÜSSEN – WIES – LANDSBERG AM LECH

Salimos del camping y la primera parada es Kemptem, se encuentra en una de las regiones más turísticas de Alemania, que se estrecha desde el lago Bodensee hacia el Oeste y el rio Lech al este. La ciudad con una historia de más de 2000 años, aparece mencionada por primera vez por el geógrafo Estrabón, quien se refiere a ella como el asentamiento celta de Kambodunon. La ciudad medieval creció en torno a una abadía benedictina fundada en 752. En la zona noroeste de la ciudad se halla la iglesia de San Lorenzo, una basílica de tres naves con triforio, cupulino octogonal y fachada de dos torres gemelas. En la orilla derecha del rio Iller, el Archaologischer Park alberga restos excavados del Cambodunum romano.

Füssen tiene una antigüedad de 700 años. Uno de los castillos góticos más importantes de Alemania se encuentra aquí con sus pinturas de trampantojo en las fachadas. Tiene un monasterio benedictino que se remonta al s VIII. Se le dio una apariencia barroca a principios del s XVIII. Tiene un altar muy bello y su cripta es el edificio más antiguo de Füssen que se mantiene desde su origen. Tiene unos murales del año 1000 que también son los más antiguos de Baviera.

Se puede visitar el museo de la ciudad, la Fuente del mercado de pan, la fuente de la ciudad, la Holy Ghost Hospital Church, el monasterio franciscano y la iglesia de St Stephan etc…

Llegamos a Wies y el parking son 2 €, estés el tiempo que estés. Nos parece un poco abuso, pero tenemos suerte, ya que un turista alemán nos regala su ticket y no tenemos que pagar.

La iglesia es una joya Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con una decoración suntuosa. Fue construida a mediados del s XVIII por Zimmermann, que dejó en ella su testamento espiritual. Este impresionante edificio blanco y amarillo, destinado a recibir a los peregrinos que acudían a adorar al Cristo flagelado. Acoge cada año a más de un millón de visitantes que llegan para rezar o para admirar la arquitectura de la luminosa nave.

En 1738, un lugareño vio llorar a Cristo, un milagro que originó una gran tradición de peregrinación. La antigua capilla se quedó muy pequeña para acoger a los peregrinos de toda Europa. Se alza en medio de un bonito paisaje de bosques, turberas y praderas caracterizado por las suaves ondulaciones pre alpinas del Ammergau.

La sobriedad exterior de la iglesia contrasta con la magnificencia de la nave oval y del estrecho y profundo presbiterio que la prolonga. El enlucido de cal que cubre los muros realza los estucos, algunos dorados, y los frescos de esplendidos colores.

En la nave entra abundante luz a través de unas ventanas cuyas formas, contribuyen a la decoración del conjunto, tanto exterior como interior.

Las partes inferiores están poco adornadas ya que simbolizan la tierra. Por el contrario las partes superiores que simbolizan el cielo, presentan gran abundancia de pinturas, estucos y otros elementos decorativos. El inmenso fresco de la cúpula representa el retorno de Cristo, la puerta aun cerrada del Paraíso y el trono desde el que tendrán el Juicio Final.

En el presbiterio hay gran cantidad de columnas, balaustradas, estatuas, estucos dorados y frescos. La gran pintura del retablo muestra la Encarnación de Cristo. La riqueza y la elegancia de la decoración del órgano y el pulpito constituyen el punto culminante del estilo rococó en el sur de Alemania.

Pensábamos subir un poco más pero el día ha sido largo y nos conformamos con llegar a Landsberg am Lech. El camping está a unos cuantos km, pero no muchos. Se llama Camping Landsberg am Lech GBR. Hay mucha caravana instalada, creemos que de larga temporada y también unos trabajadores están instalados en el camping. Seguro que les sale más barato que ir a un hotel y se está cómodo.

Nos cuesta 18 euros y no admite Visa con lo cual le pagamos en metálico. Las duchas y la cocina se tiene que poner monedas de 50 céntimos de euro. No hay un solo niño, todos son jubilados y muy jubilados, si exceptuamos los trabajadores que hay, somos los más jóvenes!!!!

No hay sitio para estar en caso de que llueva, no vemos tiendas de campaña, solo autocaravanas y caravanas. Hay un bar pero nosotros no vamos ya que tenemos provisiones de sobra.

Hemos hecho 207 km

JUEVES    22-7-2021

LANDSBERG AM LECH – FRIEDBERG – AUGSBURG – RAIN – NÖRDLINGEN

Landsberg am Lech es una ciudad de apenas 24.000 habitantes, se remonta a 1160, cuando Enrique el León construyó su castillo en la orilla derecha del rio Lech. Los conflictos religiosos que culminarían en la guerra de los 30 años estancaron el desarrollo de la ciudad, pero a finales del s XVII volvió a transformarse en un sólido centro cultural  y comercial. Hitler escribió aquí Mein Kampf, mientras cumplía condena por el fracasado golpe de Estado (Putsch) de Munich.

El corazón de Landsberg es Hauptplatz, con su ayuntamiento barroco y la Schmarztor, una torre del s XIV.

En Ludwigastrasse descansa la iglesia gótica María Himmelfahrt, en su interior hay una estatua de la Virgen y el Niño.

Llegamos a Friedberg que tiene el ayuntamiento en Marienplatz. Es una parada de la Ruta Romántica, pero creemos que no para mucha gente. Casi todas las torres de la muralla de la  ciudad están intactas. El Palacio Wittelsbach es visible a km a la redonda y originalmente fue construido en 1257 y ha experimentado unas cuantas transformaciones hasta la actualidad, fue una fortaleza, la residencia de una viuda, la sede de varias administraciones hasta el museo que es en la actualidad. Se utiliza para eventos como conciertos, comedia, noches de cabaret  y festivales.

Hay muchas iglesias como la Herrgottsruh, St Jacob, María Alber, St Stephan, St Afra Im Felde.

Seguimos camino hasta  que  se la conoce como la puerta a los Alpes y a pesar de que hemos estado dos veces no nos importa dedicarle un rato ya que nos gusta mucho. Empezamos por el Rathaus construido entre 1615 y 1620 es un signo de identidad de la ciudad. Se considera la construcción civil más importante del Renacimiento al norte de los Alpes. En el Goldener Saal o Salón Dorado donde brillan los portones y los artesonados de oro. Junto al Rathaus se alza la torre de 70 m de altura conocida como Perlachturm, que ofrece vistas panorámicas espectaculares.

La Fuente monumental es un conjunto de tres fuentes único en el mundo, en 1600 se terminaron las tres fuentes con esculturas de bronce de Hubert Gerhard y De Vries.

La Catedral románico gótica dedicada a Santa María con dos pórticos ricamente decorados con figuras, el ciclo de pinturas sobre vidrieras más antiguo del mundo, una cripta románica, frescos murales y la Galería de los Obispos, pinturas sobre tablas de Hans Holbein etc

La casa del padre de Wolfang Amadeus es una casa artesanal barroca donde se ubica un museo que explica la vida de los Mozart y su familia en esta ciudad. Destaca el fortepiano del fabricante de instrumentos Andreas Stein que tocaron ambos.

El Fugger und Welser Erlebnismuseum se ubica en una casa de carácter renacentista y transmite de forma interactiva e innovadora la historia de la economía en la edad de oro del Renacimiento en Augsburgo. Hicieron negocio con papas, emperadores y reinas. Eran empresarios mineros y banqueros con enlaces comerciales en todo el mundo.

La iglesia de Santa Ana, pertenecía a un antiguo monasterio carmelita, es la iglesia evangelica principal de la ciudad. Destaca la capilla de los Fugger y la Capilla de los Orfebres, decorada con frescos góticos. Un retrato del taller de Lucas Cranach el Viejo representa a Martin Lutero, que residió en el monasterio en 1518.

El Maximilianmuseum está en dos palacios patricios de estilo renacentista y se puede ver arte y artesanía locales, plata de Ausburgo y maquetas.

El Zeughaus es el arsenal de armas de la ciudad imperial. La sinagoga fue construida entre 1914 y          1917 como edificio con cúpula, en parte con elementos modernistas y alberga el museo judío.

Hay muchas más cosas como las Casas de Fugger, la Badstuben, la Schaezlerpalais, el Ulrichskirchen, el Augsburger Puppenkiste  etc…

La ciudad de Rain fue fundada hace más de 750 años como baluarte noroccidental en la antigua Baviera. Testigos de la antigua fortaleza son los restos de la muralla de la ciudad. Muy atractiva es la Calle Mayor con su singular conjunto de casas burguesas integrados en el patrimonio nacional de los s XVII y XVIII. Fascinante por su construcción es el ayuntamiento de estilo rococó. El monumento a Tilly recuerda al que fue comandante en jefe de la Guerra de los Treinta Años, herido de gravedad en la “Batalla de Rain” en 1632, que murió a consecuencia de esas heridas.

Pasamos por Donauwörth y por Harburg, que también son de la Ruta romántica pero no paramos.

Estamos cansados y buscamos un camping en Nördlingen. Encontramos a unos 7 km uno que las reseñas son buenas y allá que nos vamos. Se llama Campingplatz Ringlesmühle, nos cuesta 16,5 euros y es una pasada. Unas praderas extensas, donde puedes elegir el lugar que más te guste. No hay casi gente lo cual implica que podamos estar lejos de todos para evitar problemas.

Las duchas son gratuitas y están muy limpias. Tiene lugares para guarecerse en caso de lluvia con mesas y bancos lo cual hace que sea muy cómodo. Nos ponemos cerca de uno de estos lugares y es muy práctico ya que no tenemos que sacar nuestra mesa ni nuestras sillas. Estamos a 200 m de la familia más cercana y tenemos unos enchufes al lado con lo que podemos cargar todo lo que tenemos de electrónica  que estaba bastante descargado.

Los dueños del camping son muy amables y solo podemos decir cosas positivas de este lugar.

No tienen para pagar con visa, hay que pagar en efectivo. El bar tiene alguna cosa pero es mejor ser autosuficiente.

Hemos hecho 152 km

VIERNES   23-7-2021

NÖRDLINGEN – WALLERSTEIN – DINKELSBÜHL – FEUCHTWANGEN – SCHILLINGSFÜRST – ROTHENBURG OB DER TAUBER

Nos da pena dejar este camping, hemos estado muy a gusto en él. Lo recomendamos encarecidamente si se pasa cerca.

Ahora si que vamos a Nördlingen a visitarlo. Se puede aparcar 1,5 horas en la población poniendo un reloj donde se marca el momento que has llegado. Está ubicada en el centro del cráter del meteorito Ries, formado hace millones de años, y conserva el aspecto medieval con muralla plenamente conservada y transitable por todos los sitios, en torno a la ciudad antigua, algo único en Alemania. El centro histórico está dominado por el emblema de la ciudad, la Iglesia de San Jorge, de tres naves, en tardío estilo gótico, con su campanario “Daniel”, de 90 m de altura, al cual puede subirse los 365 días del año.

Durante la Edad Media, fue una ciudad libre del Sacro Imperio Romano  y un importante centro de comercio. Las murallas que rodean la ciudad, con sus cinco puertas y doce torres de los s XIV y XV, se conservan intactas.

El Ayuntamiento, que data del s XIV, ostenta una sorprendente escalinata exterior de piedra, que fue construida en el año 1618 en piedra cruda de Suevita. Debajo del descansillo, en la planta baja, se encuentra una celda que la llaman “la casita de los bufones”.

El Museo de la Ciudad se encuentra en las Murallas del antiguo Hospital del Espiritu Santo.

En el Museo Rieskrater se encuentra información sobre el meteorito que impactó hace 15 millones de años. Hay otro museo el Eisenbahn Museum con las  locomotoras más antiguas de Baviera. Más de 100 vehículos originales, 25 de ellos locomotoras antiguas de la Red de Trenes y Ferrocarriles de Baviera.

La muralla de la ciudad de 2,7 km de longitud es completamente transitable. El casco histórico tan bien mantenido se debe al ensueño de “La Bella Durmiente” por muchos siglos, a consecuencia de la guerra de los 30 años. Pocas ciudades de Alemania presentan un barrio de curtidores tan intacto, como lo está conservado en esta población.

Hay mucha animación en esta población, los alemanes están disfrutando de estos días de sol y calor. Vemos a muchos con la cara totalmente enrojecida ya que se nota que no es habitual estar a 30 grados…

La fiesta tradicional de Staben se celebra desde hace más de 600 años. Hay un desfile anual en la que más de 2000 estudiantes marchan por la ciudad, vestidos de fiesta con flores  y cantando canciones.

La Nördlinger Mess es una fiesta que atrae a miles de visitantes ya que hay más de 200 puestos de mercado y festivales de música.

Paramos en Wallerstein, ha sido lugar de residencia de los príncipes de Oettingen-Wallerstein. La famosa columna de la peste o de la Trinidad y la Iglesia parroquial de San Alban dominan el centro de la ciudad. En el centro de la ciudad se encuentra el Wakkersteiner Felsen, una roca de 65 m de altura que ofrece una panorámica extraordinaria de la región del Ries. También es famoso por un palacio, pero al estar en manos privadas no podemos visitarlo.

Llegamos a Diskelsbühl ya que es uno de los complejos urbanos medievales mejor conservados de todo el país. Las murallas que rodean la ciudad incorporan cuatro torres que se conservan casi intactas.

El barrio residencial se compone de casas de entramado de madera, el mejor exponente es la Deutsches Haus, que se yergue frente a la iglesia de San Jorge. La casa de finales del s XV y principios del XVI hoy alberga un restaurante.

La iglesia de San Jorge, del gótico tardío, tiene una planta de salón con tres naves y sin crucero. El enorme interior, con presbiterio, está coronado por una magnifica composición de bóvedas. Destacan por su valor el pulpito, la pila bautismal y la Crucifixión del altar mayor.

En Turmgasse se eleva el palacio barroco de la orden teutónica, que fue construido en 1760.

Se puede aparcar dentro del casco antiguo una hora, fuera no tiene límite. Una señora no muy simpática sale cuando aparcamos delante de su casa no le hace gracia, me suelta un rollo en alemán que no entiendo evidentemente, pero yo le digo si se puede una hora y como me dice que sí, pues pasamos de su bronca.

Pasamos por Feuchtwangen, antigua ciudad imperial, con sus festivales en el Claustro se ha hecho famoso en toda Alemania. Tiene el museo Franconiano uno de los más bellos museos de artes populares existentes en el sur de Alemania.

Llegamos a Schillingsfürst, población que se encuentra en el corazón del bosque del Parque Natural de Frankenhöhe sobre la principal divisoria de las aguas entre el Rhin y el Danubio.

El monumento característico de la ciudad es el castillo barroco de los Príncipes de Hohenlohe que se puede ver a muchos km en la distancia sobre un peñón.

La entrada son 9,5 euros y aparte del castillo hay exhibiciones de aves rapaces a distintas horas. No nos quedamos ya que estamos cansados y hace mucho calor.

Hoy lo vamos a hacer diferente, primero vamos a buscar camping y luego ya iremos de visita a la ciudad.

Muy cerca de Rothenburg ob der Tauber, a unos 20 minutos andando está el Camping Tauber- Idyll. No es muy grande y la persona que me atiende es muy simpática. Eso sí, es el primero que me pide el pasaporte Covid, menos mal que lo llevamos!!!!! Tenemos wifi gratis para dos aparatos pero es muy lento. La ducha cuesta 0,5 € y dura 6 minutos pero no se puede parar, aunque cierres el agua sigue el contador. Para entrar a las duchas y lavabos nos dan un código para la puerta que hemos de teclear, ya que al lado hay un sendero y los excursionistas entraban y lo dejaban muy sucio.

Como hace mucho sol, nos quedamos un rato en el camping, comiendo algo y descansando.

Como es pronto vamos a visitar esta pequeña población que ya visitamos hace más de 30 años y nos fascinó.

Tiene unas murallas con 42 torres, casas con entramados de madera, calles empedradas y todas las ventanas abarrotadas de flores. Su nombre significa el Fuerte Rojo sobre el rio Tauber. Los últimos 1000 años han mantenido a la ciudad intacta, sus cachejones han dado la bienvenida a reyes, emperadores, peregrinos y ahora a visitantes internacionales. 

No solo ofrece bonitas casas y murallas medievales. Hay unos cuantos museos que enseñan decoraciones navideñas, la cocina del s XIII que está en la cocina del convento más antiguo de Alemania, la colección de artefactos judíos incluyendo una lámpara Hanukkah del s XVIII. Otro museo es el del Crimen Medieval y de la Justicia, con algunos artefactos muy gráficos y terroríficos.

Los segmentos mejor conservados de las murallas se hallan junto a la puerta Rödertor que data de finales del s XIV. El ayuntamiento comprende una antigua sección gótica con una torre y una estructura posterior renacentista con arcadas barrocas. Galgentor fue un antiguo escenario de ejecuciones, también se la conoce como  Würzburger Tor.

Volvemos a nuestra casita, donde nos hacemos un platito de pasta estupendo.

Hemos hecho 94 km

SABADO    24-7-2021

ROTHENBURG OB DER TAUBER – CREGLINGEN – RÖTTINGEN – WEIKERSHEIM – BAD MERGENTHEIM – WÜRZBURG

Antes de salir del camping compramos un adaptador de corriente pues tenemos problemas con nuestros aparatos electrónicos, ya que es un enchufe de tres patas que no tenemos y me cuesta 10 €.

Al pagar el camping y revisar el recibo me doy cuenta que nos han cobrado por coche, tienda y autocaravana!!!!! Reclamo y evidentemente me devuelven una parte del dinero cobrado indebidamente. Son 24 € lo que pago por esta noche.

La primera parada de hoy es Creglingen, se conserva parte de las murallas, el antiguo castillo y numerosas casas de paredes entramadas las cuales son testimonio del animado pasado de la ciudad. Dignos de visitar son el Altar de la iglesia del Señor (Herrgottskirche) donde la entrada cuesta 3 ,5 €, pero eso, si tienen un folleto en español!!!!

Dice la leyenda que la iglesia fue construida, porque un campesino arando en el campo encontró una hostia en este mismo lugar. Se empezó a construir en 1384 y en 1389 la capilla fue bendecida por el obispo Gerhard de Würzburg y el Papa Bonifacius IX, el cual emitió la bula para la venta de indulgencias en 1404. Más tarde, en 1448 se convirtió en una Iglesia Evangélica.

Las tallas son de Tilman Riemenschneider, son de madera, figuras apasionantes que parecen vivas.  El altar de Nuestra Señora es un altar básico de piedra, que marca el lugar del legendario hallazgo de la hostia. La forma elemental copia una custodia tardo gótica. El relicario está hecho de madera de pino, las figuras de madera de tilo más suave. En el centro y caracterizando todo el altar, creó la María que sube al cielo y que está puesta encima de los apóstoles.

En el elemento sobrepuesto del altar está representada la coronación de María; los angeles le aguantan la corona. Encima de todo está el Jesús resucitado como varón de dolores. Abajo en la parte izquierda de las alas laterales se puede ver la anunciación del embarazo de María, y encima de esta está su encuentro con Elisabeth.

En el altar lateral derecho cuenta la historia de Dios como fuente de la fuerza vital. En el mural gigante, el Santo Cristóbal de Licia mira a los peregrinos. La leyenda dice que su patrón lleva hombres seguramente por el agua. Ningún peso es demasiado grande para él, hasta que tome al niño Jesús  y con él toda la carga del mundo.

El altar mayor en el presbiterio anima a la meditación del la Pasión de Jesús. En la segunda mitad del s XV las artes de tallar en madera y de pintar se conciliaron de manera impresionante. Para acabar el ala lateral izquierdo está consagrado a Juan el Bautista y el Santo Leonardo.

Además de esta magnífica iglesia está el museo de los dedales a 100 m y el Museo Hebreo.

Röttingen ha sabido conservar su núcleo urbano con numerosos edificios históricos. Destaca sobre todo la muralla medieval con 7 torres defensivas, antes eran 14, que rodeaba la ciudad para protegerla de intrusos. Algunas de las torres están habitadas. Las que se mantienen son la torre vieja de la puerta de Hundheim, la torre nueva de la puerta de Hundheim, la torre de los Porqueros, torre de Santiago, torre de los Caracoles, torre de Rippach y la torre del Molino.

El castillo Brattenstein tiene una larga e intensa historia. Los edificios más antiguos datan de los siglos XII y XIII. Actualmente, el castillo pertenece a la ciudad de Röttingen, que desde 1984 lo utiliza como escenario pintoresco del festival Frankenfetspiele. En el patio interior desde finales de junio hasta mediados de agosto, se celebra el festival y el teatro al aire libre presenta un variado programa con musicales, operetas, dramas, comedias y conciertos con celebres artistas.

 En el ala oeste del castillo se encuentra el Museo del Vino. Ofrece una perspectiva interesante sobre la historia de la viticultura. En Feuerstein en una superficie de 1800 m cuadrados hay un viñedo museo que muestra como se cultivaba el vino antiguamente, con casetas y mampostería en seco.

La ruta del vino es un sendero de aproximadamente 4 km de longitud que va de Röttinger Feuerstein hasta Tauberrettersheimer Königin pasando por delante de viñedos, campos con árboles frutales y miradores con vistas del valle del Tauber.

Desde su rehabilitación, el granero de colecturía del diezmo se usa como “Casa de las Generaciones”.

El ayuntamiento barroco se construyó en 1750 y es uno de los edificios más bellos y relevantes de la histórica plaza mayor, con numerosas casas de paredes entramadas. La fuente situada delante del ayuntamiento recuerda la proclamación de Röttingen como primera ciudad europea de Alemania en 1953.

Una de las atracciones especiales de Röttingen es la ruta de los relojes de sol, un recorrido circular de aproximadamente de 2 km de longitud con 25 ejemplares únicos que solo se encuentran aquí, en la “ciudad de los relojes del sol”. Los relojes fueron diseñados y fabricados por el maestro cerrajero Kurt Fuchslocher ya fallecido.

En Weikersheim visitamos su fastuoso castillo de la época del Renacimiento, rodeado de suntuosos jardines al estilo de Versalles. La decoración interior, conservada en su totalidad, data del siglo XVI al XVIII. La entrada son 5 € para el castillo y los jardines. Solo los jardines son 3,5 €.

En 1586, el conde Wolfgang II von Hohenlohe (1546-1610) trasladó su residencia al castillo que se alzaba anteriormente en aquel lugar, rodeado por un foso de agua, y comenzó las obras que acabaría convirtiéndolo en un palacio con carácter representativo. El objetivo era poner de relieve su formación y su linaje a través de un interiorismo de calidad. Gracias a la dote recibida con la princesa Elisabeth de Oettingen-Oettingen, que le superaba en rango, la residencia pudo equiparse con los mayores lujos. Muchos de los elementos barrocos son difíciles de encontrar en otros lugares como las suntuosas camas de tallas laboriosas y tejidos lujosos o las paredes revestidas de cuero dorado (que no vemos). Como curiosidad, este palacio tiene forma triangular, cosa que se puede apreciar desde el aire.

El salón de los Caballeros, construido en el año 1600 y decorado con todo lujo de detalles, es considerado uno de los ejemplos más bellos de la arquitectura renacentista del suroeste de Alemania. Es también uno de los salones de fiestas mejor conservados de la época. Destaca sobre todo por su extenso techo artesonado con representaciones de escenas de caza pintadas de alegres colores. Igual de impresionantes son las figuras de animales que pueblan sus paredes, donde el elefante es el preferido de los visitantes. Hay unas figuras  de animales que son falsos pero las cornamentas son verdaderas, menos el elefante que sus colmillos son falsos.

El salón mide 40 metros de largo, 12 m de ancho y 9 m de alto. Los condes y los invitadso de la aristocracia solían entrar en el salón a caballo. El portal da una vista de la histórica batalla en una guerra contra el Imperio Otomano. Todo el techo tiene pinturas de caza en paneles de madera de Elías Gunzenhäuser. En la parte de debajo de las paredes hay pinturas de jardines renacentistas y cogió como ejemplo los jardines del palacio de Versalles.

La chimenea es una obra maestra de estilo renacentista Franconiano y en la parte de arriba están los escudos de armas del conde y de la Condesa.

Hay dos figuras reclinadas en estuco con sus árboles de familia, el conde Wolfang II de Hohenlohe-Weikersheim (1546-1610) un regente muy popular, educado y viajado y su esposa Magdalena of Dietz-Dillengurg-Katzenelnbogen (1547-1633) con dos de sus catorce hijos.

En el centro de la sala hay una lámpara de plata espectacular que se añadió en época barroca y un reloj mecánico con el tema de la finitud de la vida que fue erigido en 1747.

Nos decepciona un poco ya que en la publicidad salen unas habitaciones espectaculares, pero actualmente solo se visita este salón y los jardines.

El conde Carl Ludwig von Hohenlohe (1674-1756) tomó posesión de la residencia a principios del s XVIII y, una vez concluidas todas las modificaciones que realizó en el palacio y el jardín durante casi 50 años, estos presentaban el mismo aspecto que hoy en día.

El Jardín de las delicias del palacio se construyó y se coronó armónicamente con la Orangerie, que cerraba el jardín como si de un decorado teatral se tratase. La Orangerie se usaba para tener plantas exóticas como naranjos o plantas del cacao que así se protegían del frio del invierno.

En el centro de este jardín barroco se sitúa la Fuente de Hércules, con la figura central de un dragón que escupe agua por la boca a varios metros de altura.

Una característica del parque son las cerca de 75 esculturas barrocas que pueblan el jardín. Las más conocidas son las que representan a los “Enanos de Weikersheim”, el conde quiso perpetuar a parte de su corte en una galería de enanos. Las grotescas figuras situadas en la periferia del jardín están acompañadas en el parterre por otras figuras de dioses clásicos como Apolo y Diana, así como planetas como Mercurio, Saturno, Venus o Marte y representaciones de las estaciones y los elementos.

La antigua cocina del palacio se debe a la gran pasión del constructor del palacio por la alquimia, suponemos que en algún momento se visita, pero nosotros no tenemos suerte. El jardín de al lado está repleto de plantas a las que se atribuyen cualidades especiales.

El palacio y la ciudad están casi entrelazados, desde la plaza del mercado solo hay unos pasos de distancia hasta el puente del palacio que conduce al interior del edificio y los jardines del mismo.

El último lugar que visitamos es Bad Mergentheim, donde se encuentra la antigua residencia de los Grandes Maestros de la Orden Teutónica. Se benefició de su gran renombre internacional como balneario, del castillo de la Orden Teutónica, con la iglesia adjunta y el museo. La orden teutónica del Hospital de Santa María de Jerusalén fue fundada oficialmente en Acre en 1190. Su finalidad era cuidar a los peregrinos  y a los cruzados heridos en las guerras contra los sarracenos. Cuando los tres hermanos Hohenlohe ingresaron en la orden en 1220 cedieron su parte de la propiedad de su padre, lo que sentó los cimientos de uno de los dominios teutónicos más poderosos del Sacro Imperio Romano. 

En 1525, el gran maestre Alberto von Hohenzollern-Ansbach se convirtió al luteranismo y secularizó la Prusia Teutónica.

La Stuppacher Madonna, el parque del balneario y de diversiones Solymar, o bien el parque de venados. La Plaza del Mercado con el esplendido ayuntamiento en estilo del Renacimiento y con la Catedral de San Juan con sus tesoros, rodeada de imponentes casas de construcción entramada está llena de gente, comiendo y tomando algo fresquito ya que estamos a 30 grados. En un edificio muy bonito hay una placa que dice que Beethoven estuvo un año viviendo en esa casa.

Nos comemos un Durum Kebab por 5,5 € y seguimos camino.

Como ya hemos cumplido con las visitas buscamos un camping cerca de Würzburg, para mañana visitarla tranquilamente.

A unos 10 km al sur está el Wassersportclub Eibelstadt e.V. un camping grande y no demasiado bonito, pero eso sí, barato mucho, ya que nos cuesta 12 €. Antes de hacer el ingreso nos pide los certificados Covid. Como tenemos el adaptador ya podemos cargar todo, en este camping hay electricidad gratuita, no como en otros. En el que estuvimos anoche se pagaba el Kilovatio a 0,65 €, otros te cobran una cantidad fija, depende. La ducha es 1€ y son 5 minutos.

Hemos hecho 105  km.

DOMINGO    25-7-2021

WÜRZBURG – POMMERSFELDEN – BAMBERG

Esta noche ha llovido bastante y ha habido una gran tormenta eléctrica, pero nuestra tienda aguanta todo.

A primera hora ya vamos a Würzburg, capital de la provincia bávara de Baja Franconia. Tiene una población de 130.000 habitantes. Está hermanada con Salamanca y con otras ciudades de todo el mundo. Trece titulares del Premio Nobel realizaron sus investigaciones e impartieron clases en la Universidad Julius-Maximilian. Entre ellos el descubridor de los Rayos X, Wilheim Conrad Röntgen.

Lo primero que hacemos es ir a la Fortaleza de Marienberg que antiguamente era un castillo de refugio por el año 1000 a.C, en el año 706 se consagró la iglesia de Santa María, núcleo de la futura iglesia del castillo. En 1201 se fundó el castillo. Entre 1253 y 1719 fue la residencia de los obispos príncipes. Se le fueron añadiendo cosas a lo largo de los años y en 1631 se amplió la fortaleza barroca y se creó el jardín.

En el antiguo arsenal barroco se encuentra el Museum fur Franken con una notable colección de obras de arte de Franconia entre las que destacan las mundialmente famosas esculturas de T. Riemenschneider Adán y Eva de la Marienkapelle. Abre a las 10 de la mañana y cuesta 1 €.

La fortaleza está cerrada por culpa del Covid. Hacen visitas guiadas por el exterior, pero solo en alemán.

Bajamos al centro de la ciudad vieja pasando por el Alte Mainbrücke o puente viejo, fue construido entre 1473 y 1543 en el lugar del destruido puente románico. Está decorado con estatuas barrocas de 1730. 

Llegamos a la Catedral St. Kilian obra maestra de la arquitectura alemana de los s XI y XII. Por sus dimensiones es la cuarta iglesia románica de Alemania. Iniciada en 1040, las torres orientales son de 1237. En el interior hay una magnífica decoración barroca de 1701. El exterior conserva el aspecto antiguo. Hay un montón de monumentos funerarios de los obispos. En el tesoro de la catedral hay objetos litúrgicos, objetos encontrados en las tumbas etc.

En la oficina de turismo nos dan un mapa y un folleto en español y me recomiendan hacer el circuito que ellos recomiendan.  El edificio de la oficina de turismo es una maravilla, es un antiguo restaurante ricamente decorado en 1751 con estuco.

Al lado está la Marienkapelle, iglesia del gótico tardío con tres naves. Iniciada en 1377 y concluida con la construcción de la torre en torno a 1480. Rica decoración de esculturas como las de Adán y Eva, sobre todo en las arcadas de los portales.

Contiguas se ven las casas burguesas, una de 1413 y otra la Vorderer Gressenhof, una bella construcción renacentista.

Más adelante está la Grafeneckart y Ayuntamiento, fue la sede administrativa del obispado y destaca la torre románica y la Wenzelsaal del s XIII. Enfrente se encuentra una fuente barroca.

Junto al ayuntamiento se encuentra la Roter Bau de 1659 y el convento carmelita construido en 1712 y anexionado al ayuntamiento en el s XIX.

El Neumünster es una basílica románica del s XI, coro y torre del s XII. Su imponente cúpula y fachada barroca del 1710-1716. Erigida sobre el lugar del martirio de los tres santos misioneros asesinados en el año 689.

Seguimos andando y cerca nos encontramos el Juliusspital, es una imponente construcción barroca de carácter palaciego. El edificio principesco con la farmacia rococó y la fachada sur son de Antonio Petrini.

Llegamos a la joya de la corona de Würzburg, que es el Palacio Residencial, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La entrada cuesta 9€ por persona y controlan mucho que lleves la mascarilla FPP2, en caso contrario ellos venden para que puedas entrar.  Es la principal obra barroca del sur de Alemania. Construido entre 1720 y 1744. Tiene una gran escalera central con bóveda sin soportes y frescos de Tiepolo. La Sala Blanca con estucados de Bossi, la sala de los emperadores con decoración y frescos de Tiepolo, la Sala del Jardín con frescos de Zick. La parte central se salvó del bombardeo del 16 de marzo de 1945 mientras que el resto quedó destruido. La Sala de los Espejos es alucinante, tardaron 30.000 horas en hacer la reforma de esta sala. No se pueden hacer fotos dentro del palacio y es una pena, ya que es precioso.

Palacio Residencial de Wurzburg

Al salir pasamos por la Alte Universität que es un amplio complejo renacentista construido por la Universidad fundada en 1582 según planos de Georg Robin.

El Hof zum Rebstock tiene su primera mención documental en 1404, la fachada tiene ricas decoraciones y ornamentos estucados de los años 1737-1741.

La Franziskamerckirche es la iglesia de los franciscanos fundada en 1221, fue destruida en 1945, pero se ha reconstruido respetando su carácter del primer gótico.

Hay mucha animación por las calles, suponemos porque aprovechan estos días de sol y calor para disfrutar del aire libre.

Al borde del Steigerwald, una zona muy popular entre los senderistas, se encuentra la pequeña población de Pommersfelden  y su palacio barroco, el Schloss Weissenstein.

El palacio lo mandaron construir el arzobispo y Elector de Maguncia y el príncipe obispo de Bamberg, y se erigió entre 1711 y 1716.

No entramos a visitarlo ya que estamos un poco empachados de palacios y lo dejamos para otra ocasión. Según la guía la estancia más espectacular es el Salón de Mármol con pinturas de Michael Rottmayer. El interior cuenta con una galería, una biblioteca y una valiosa colección de muebles. Lo que si hacemos es pasear por los jardines, primero eran de estilo geométrico francés, el de moda, y ahora es de estilo inglés.

Seguimos hasta Bamberg que está erigida sobre siete colinas como la antigua Roma. La ciudad es famosa por su excepcional patrimonio artístico y por su excelente cerveza, que se elabora en una de las nueve cerveceras que funcionan en la ciudad. La historia se remonta al año 902 cuando se instaló la familia Babenberg. La ciudad se desarrolló y floreció tras la guerra de los 30 años.  Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Untere Brücke, el puente inferior barroco, proporciona una magnifica panorámica del puente superior, el Obere Brücke, con su fabuloso ayuntamiento. La estructura de entramado de madera de Rottmeisterhaus, añadida en 1688 parece flotar sobre el río Regnitz.

La pequeña Venecia es un barrio de casas de pescadores con pintorescas fachadas decoradas con flores. El Grüner Markt ocupa el corazón de la ciudad antigua. Aquí se eleva la iglesia barroca de San Martin, construida en 1686. Destacan los edificios del barroco tardío del hospital y seminario de Santa Catalina que ahora alojan el ayuntamiento.

Otros edificios serían el Wasserschloss Concordia, el Karmelitenkloster, el Schloss Seehof, el Kloster Michelsberg y mucho más, pero lo mejor es el ambiente festivo y de fin de semana que hay en la ciudad.

Bamberg es una población preciosa, con mucho ambiente, ya estuvimos hace 5 años, pero no nos importa volver a pasear por sus calles. Aparcamos fuera de la zona turística central y al ser domingo no se paga, lo cual está bien ya que no te tienes que preocupar de nada.

Llegamos a un camping cerca de Bamberg, se llama Campinginsel Bug, es un camping familiar fundado por un pintor famoso de la zona y ya va por la tercera generación. Es agradable, hay internet gratuito y las duchas son gratuitas. Tiene mucha calidad, hay muchas duchas, baños etc., todo impecablemente limpio y agradable, se nota que hacen reformas continuamente para tenerlo todo al punto. El bar tiene un menú a un precio familiar, por ejemplo las pizzas cuestan 10 € y las cervezas también tienen muy buen precio.

Nos cuesta 30 €, pero los vale.

Hemos hecho 119 km

LUNES    26-7-2021

BAMBERG – BASÍLICA VIERZEHNHEILIGEN – COBURN – ERFURT

A pocos km de Bamberg está la Basílica Vierzehnheiligen, se yergue sobre el rio Meno. La primera piedra se puso en 1741, fue diseñada por Neumann. Es una de las obras maestras más celebres de la arquitectura barroca del sur de Alemania e incorpora una magnifica ornamentación rococó. La basílica, de planta de cruz, luce una fachada monumental con dos torres gemelas.

El interior presenta una decoración muy recargada, pero al ser todo tan blanco es muy bonita. El altar incorpora estatuas de los 14 santos y el Niño Jesús. No se cobra entrada, pero el parking si que hay que pagarlo. Nosotros como hay muy poca gente lo dejamos en un parking destinado a los clientes del hotel que hay al lado y no pagamos.

Llegamos a Coburg, a orillas del rio Itz,  antigua residencia de la familia Wettin. Sobre la ciudad se yergue la gigantesca fortaleza Veste Coburg, una de las más grandes de Alemania. Los orígenes de Coburg se remontan al s XI, pero su apariencia actual se debe principalmente a la replanificación urbana llevada en los s XVI y XVII.

La fortaleza se compone de diversos edificios apiñados en torno a varios patios y rodeados de tres líneas de murallas. El complejo es hoy un museo con varias colecciones que incluyen grabados, dibujos, armas y armaduras. 

En 1530, la fortaleza proporcionó refugio a Martin Lutero, la habitación donde se escondió está decorada con muebles antiguos y cuenta con un retrato de Lutero pintado por el artista Lucas Cranach el Joven.

La batería cubierta es un museo interactivo dedicado a la artillería histórica. Se pueden ver cañones, munición de distintos grosores y hay una instalación con botones que puedes tocar lo que quieres que te expliques, como se limpiaban los cañones, como se encendían, que personas intervenían, como se media el ángulo para disparar etc. Cuando entras ya empiezas a escuchar explosiones de cañones, voces del artillero etc. Muy bien hecho la verdad.

En otra estancia hay carruajes y una colección increíble de trineos muy decorados, no habíamos visto nada igual. La colección de cristal es alucinante desde tiempos pretéritos hasta la actualidad, muy interesante.

La colección de instrumentos para administrar justicia tiene desde elementos de tortura con muchas ilustraciones que explican los castigos como se administraban hasta algunos elementos para ridiculizar a algún infractor.

Otra cosa que es impresionante es la colección de armas, armaduras, corazas, protecciones para los caballos, lanzas, bayonetas, pistolas, mosquetones etc.

Dentro de las habitaciones históricas, reformadas en el s XX por los duques y convertidas en apartamentos, cabe destacar la Grosse Hofstube donde se encuentra la única estufa de hierro del gótico tardío de 1501.

La habitación de fumar era utilizada por el último duque de Coburg y sus invitados, tiene dos plantas y es muy masculina con sus cuadros de antepasados.

Aunque lo verdaderamente impresionante para mi es la sala de caza. Es una habitación totalmente panelada en madera que se construyó en 1632. Son escenas de caza muy bien hechas, te puedes pasar un buen rato disfrutando del trabajo exquisito que hizo el tallador.   

La entrada cuesta 9€ por persona y el parking 2 €, todo el día. Hay que destinar unas cuantas horas a la fortaleza ya que hay tantas cosas para visitar que vale la pena tomártelo con calma. Vemos a unas cuantas personas que se traen algo de comer para descansar y no agobiarse.

Se pueden hacer fotos sin problemas, aunque no se puede utilizar el flash, cosa que se entiende. Una cosa que se podría mejorar es que pusieran alguna cosa en inglés, ya que casi todo está únicamente en alemán. Gracias al traductor del móvil nos vamos enterando de más cosas.

Al ser lunes no hay un servicio que se llama Veste-Express, un trenecito que te lleva desde el centro de la ciudad hasta la fortaleza. Cuesta 3,5 € un trayecto y 5 ida y vuelta. Sale cada media hora desde las 10 hasta las 17 horas, pero no hay a las 13:30, se supone que para que pueda comer el conductor del trenecito.

A 3 km de Erfurt hay un camping recién estrenado y que tiene muy buenas críticas. Se llama Campingpark Erfurt y tiene zona para tiendas de campaña, aunque la mayoría de sitios es para autocaravanas. Es petfriendly, ya que tiene una ducha para perros gratuita, además una cosa que nos llama la atención es unas duchas familiares, para que se puedan duchar toda la familia junta, cosa que en otros campings no lo hemos visto y lo vemos muy útil. Tiene una zona de cocina con unas mesas para poder estar en caso de lluvia y mesas en el exterior por si hace buen tiempo. Son muy agradables y nos cuesta 21 €, pues aquí hay una tasa turística de 1 €. También tiene wifi gratuita, pero nos llega muy poquito donde hemos aparcado.

La recepción de muchos campings cierra a las 6 de la tarde, para nosotros es pronto, pero nos obliga a cambiar nuestro modus operandi, primeros buscamos el camping y luego ya vamos a visitar la ciudad que hay próxima.

No sabíamos nada de Erfurt pero resulta que es la capital del land de Turingia. Cuando llegamos en coche, ya que está cerca, pero son 3,5 km por una carretera nada atractiva, vemos que el aparcamiento es gratuito a partir de las 9 de la noche!!!!. Además es caro, ya que 1 hora son 2€, eso sí, hay una opción que es la de “compras” que son 4 horas por 5 €.

Erfurt es la ciudad más antigua de la región y las referencias históricas datan de 729 y en 742 se fundó un obispado. En 1392 se fundó la universidad de Erfurt, que se convertiría en bastión de pensadores radicales, como Martin Lutero. Hasta el s XVII fue famosa por producir tintes rojos a partir de la raíz de rubia, y en el s XVIII pasó a ser un centro horticultor, desde entonces, alberga un impresionante jardín en uno de los mayores parques de Alemania.  

La ciudad a orillas del rio Gera, está dominada por dos colinas. En la más elevada Petersberg, se alza una gigantesca fortaleza en torno a una iglesia románica, mientras que la más baja, Domberg, cuenta con dos iglesias.

La Dom St Marien, tiene un presbiterio gótico del s XIV, que está soportado por una enorme subestructura abovedada conocida como Kavaten. El cuerpo principal de la catedral es del s XV, pero sus gigantescas torres son vestigios de un edificio románico anterior. La María Gloriosa, la gran campana de 2,5 m de diámetro que cuelga de la torre central, fue fabricada por Gerhard Wou en 1497 y es una de las más grandes del mundo. El interior de la iglesia presenta ornamentos góticos bien conservados y un mobiliario muy refinado. Las piezas de más valor son las vidrieras de los s XIV y XV, los bancos góticos y el Wólfram, un candelabro románico de bronce de 1160 con forma de hombre.

La Fischmarkt es la pequeña plaza del mercado, con su ayuntamiento neogótico y rodeada de casas que datan de diversos periodos, como las renacentistas del s XVI Zum Breiten Herd (del Hogar Ancho) y Zum Roten Ochsen (del Buey Rojo). En las calles que salen de la plaza hay tres iglesias góticas.

Una cosa que nos impacta es el Krämerbrücke, el puente de los Mercaderes, que cruza el rio Gera, es una de las estructuras más interesantes de Erfurt. El puente de piedra actual data de aproximadamente el año 1325. Lo flanquean 32 casas con tiendas que fueron construidas entre los s XVII y XIX para sustituir 60 casas medievales originales. En el extremo oriental se eleva la Ägidienkirche, una iglesia gótica del s XIV.

Anger es la plaza peatonal del mercado y está flanqueada por bonitas mansiones decimonónicas y galerías comerciales. Dos iglesias góticas se encuentran aquí y la Dacherödensches Haus, un complejo de bellos edificios renacentistas.

En la colina que ocupa el castillo se encuentra la Feria Internacional de Jardineria. Además de pabellones de exposiciones, jardines, una casa de mariposas y un museo de horticultura y apicultura.

Habrá que volver, ya que se merece mucho más rato del que nosotros le dedicamos.

Hemos hecho 200 km

MARTES    27-7-2021

ERFURT  – WARTBURG – EISENACH – WEIMAR – MEMORIAL DE BUCHENWALD – OETTERN

Hoy vamos a retroceder para poder visitar Eisenach y su castillo que se llama Wartburg. Son 80 km de autopista con lo que llegamos en menos de una hora. Hay una barrera para pasar con lo cual hay que pagar parking si o si. Son 3 euros todo el día.

Nos obligan a rellenar un impreso a cada uno de los visitantes con nuestros datos y la hora de entrada y salida al castillo. Cuesta 12 € por persona.

La imponente fortaleza que se cierne sobre la ciudad es el legendario castillo que fundara probablemente Ludwig el Saltador a finales del s XI. Tradicionalmente se le asocia con el lugar donde se celebró el concurso de canto que Wagner inmortalizara en su opera Tannhäuser. Entre 1211 y 1228, el castillo fue la residencia de santa Isabel de Turingia, y entre 1521 y 1522 refugió a Martin Lutero mientras éste traducía el Nuevo Testamento al alemán, tardó 11 semanas tan solo, ya que estaba escrito en griego clásico y no hizo una traducción palabra a palabra, sino que fuera fácilmente entendible por el pueblo. Las obras de reconstrucción realizadas en el siglo XIX dotaron al castillo de su carácter romántico.

En la taquilla nos dan un folleto en español, lo cual está muy bien ya que no hay apenas nada en inglés.

La primera sala es la Sala de los Caballeros, donde se encuentran los aposentos privados del antiguo conde soberano. La posibilidad de calentar estas salas así como la pronta existencia de tres saledizos como excusados hacia el lado este, demuestran la función de habitación del edificio, que al mismo tiempo albergó en un primer tiempo una sala de festejos y pronto una segunda. Presenta un carácter típico del románico, la bóveda de aristas cruzadas soportadas por una columna central compacta e imponente, las piedras adornadas del modillón sobre las que terminan los arcos fajones, las paredes de piedra uniforme con grietas en las juntas y el sencillo suelo de pavimento que pasa directamente a la roca natural.

Cuando se sale de la sala de los caballeros a mano izquierda hay una escalera interior con bóveda de cañón de la época de la edificación. Este tipo de escaleras son una rareza en los castillos medievales. Lo habitual eran escaleras exteriores de madera.

Pasamos al comedor que tiene un techo liso de vigas de madera, cuya viga maestra está apoyada sobre una columna. Las paredes de revoque liso y enlucido así como el marco de las puertas y de las ventanas pintado de rojo se remontan a la decoración espacial de la Edad Media y confieren a las salas cierta elegancia. Los muebles y los tapices forman parte de las colecciones de arte de Wartburg.

El aposento de Isabel, está construido de forma similar a la sala de los caballeros, sería el cuarto de las mujeres. En 1902 se forró con mosaicos multicolores de tipo bizantino y es precioso. Los mosaicos representan acontecimientos de la vida de Santa Isabel, la mujer más significativa de Wartburg. No es muy grande la habitación pero te deja sin palabras, es maravillosa.

A la derecha de la chimenea pueden verse al maestro Klingsor, un mago que profetizó el nacimiento de la princesa. En 1211 el conde soberano envió su petición de mano a la corte real de Hungría e hizo traer a Turingia a Isabel cuando tenía 4 años.

Cuando tenía 14 años se casó con Luis IV. Llevaba una vida asceta y la caridad con los pobres y enfermos según predicaba San Francisco. Hizo construir hospitales, daba limosnas y ella misma ayudaba en el hospital que había a los pies del castillo.

Cuando se quedó viuda fue a vivir en una comunidad monástica siguiendo el ideal de pobreza de los franciscanos. Murió a los 24 años y el Papa a los cuatro años la canonizó santa.

Seguidamente llegamos a la Capilla, donde se mantienen pinturas de los 6 apóstoles. Del románico proceden las columnas y capiteles así como la pila bautismal  y el crucifijo. Aquí se hacen misas católicas y evangelistas, recuerdan a Santa Isabel y a Martin Lutero.

Con la proclamación de sus 95 tesis a las puertas de la iglesia palaciega de Wirtemberg Lutero desencadenó en 1517 la Reforma, cuyo resultado fue la iglesia luterano evangelista. Lutero fue declarado hereje por el Papa y después de rechazar a la Dieta de Worm retractarse de sus enseñanzas y ser nombrado fuera de la ley por el emperador, es decir, sin protección y sin derecho alguno, encontró refugio en este castillo.

A finales del s XVIII el castillo amenazaba ruina y en 1838 surgió la idea de restaurarlo.

En la galería de Isabel se representó el transcurso de la vida de Santa Isabel y los siete hechos misericordiosos. Las imágenes empiezan con la llegada de la princesa a los 4 años, la leyenda del milagro de las rosas, la despedida de la condesa de su esposo que parte a una cruzada, la partida de Warzburg hasta su muerte, su lecho mortal en el hospital de Marburgo y la elevación de sus restos mortales con motivo de su canonización en 1235.

Después de esta galería entramos en la sala del concurso de canto. A comienzos del s XIII el Warzburg era considerado junto a la corte de Babenberg en Viena como una de las cortes más importantes de las musas, con una emanación espiritual y cultural hacia toda Europa. Así surgió la leyenda del concurso de canto, basada en un hecho histórico cuando informa de un acontecimiento próximo a la alabanza del príncipe. En el año 1206 debieron darse encuentro seis poetas  y trovadores. El perdedor sería entregado al verdugo y ejecutado. Como era de esperar los candidatos ensalzaron y cantaron la sabiduría, benevolencia y generosidad del anfitrión principesco, Herman. Uno de los trovadores dedicó una canción de alabanza a su señor, el Duque de Austria. Esto provocó el enojo de Herman y de todos los presentes y se declaró perdedor al imprudente trovador. Este aterrado por la muerte, solicitó la protección y la ayuda de la condesa que autorizó una repetición del concurso pasados 1 año y 1 día. Durante este tiempo el trovador imprudente se ganó al mago y poeta húngaro, el maestro Klingsor quien gracias a su astucia pudo zanjar en paz la disputa.

El concurso de canto adquirió fama gracias a Wagner que lo incluyó en su opera romántica Tannhäuser.

El aposento del conde soberano tiene una columna central decorada con leones y con águilas. El león era el animal del escudo de los condes de Turingia y simboliza al igual que el águila el poder y la fuerza.

Tiene una serie de pinturas que comienza con la fundación del Wartburg. Se cuenta que el conde Luis el Caballero habiendo llegado a esta cima en el curso de una cacería e impresionado por la belleza del paisaje grito Wart Berg (Te convertirás para mí en un castillo”. Para poder argumentar contra los propietarios legítimos de la región hizo traer aquí tierra de sus propiedades y echarla sobre la plataforma de rocas antes de construir sobre ella la torre  y los muros. Así, el conde pudo defenderse contra la denuncia y jurar ante el emperador que el castillo se halla sobre su propia tierra, y al parecer tuvo éxito. 

El último de los lugares  que se visita es el Fetsaal,  un impresionante y ornado salón de bailes que se extiende a lo largo y ancho de este palacio medieval.

Se extiende con unos 350 m cuadrados, sobre la largura y la anchura totales del palacio y muestra, una vez más, algo muy raro de encontrar en los edificios medievales, la instalación de 3 chimeneas. Que la decoración original era muy suntuosa lo demuestran los fustes marmóreos de las columnas de las arcadas. Están compuestos de travertina, un material que se encontraba en las tuberías de agua romanas de Eifel, considerado como un material muy valioso.  La sala recibió su apariencia actual en el curso de la restauración del s XIX. La única modificación constructiva llevada a cabo es la colocación del artesonado trapezoide en el techo que confiere a la sala una acústica notable. Las ricas pinturas  y esculturas simbolizan la victoria del cristianismo sobre los infieles y representan las personalidades más importantes de los condes soberanos de Turingia, cuya familia se remonta a Carlos el Grande.

El rey Luis II de Baviera se quedó tan impresionado con esta sala que hizo copiar la sala en su nuevo palacio de Neuschwanstein. En 1817 se dieron encuentro aquí unos 500 estudiantes de once universidades con ocasión de la fiesta de las corporaciones de estudiantes. Conmemoraron con ello la 300ª fiesta de la Reforma y el 4º aniversario de la victoriosa batalla de las naciones cerca de Leipzig.

Las exigencias de los participantes de una unidad alemana y de derechos democráticos fundamentales señalan la corporación de estudiantes como el primer movimiento de oposición civil en Alemania, su encuentro se considera como la primera manifestación democrática de voluntad. Sobre la chimenea central se ve la bandera de la primitiva corporación de Jena, en la que se anticipaban los que luego serian los colores nacionales el negro, rojo y amarillo.

Después de esta sala está el museo con alguna pieza muy interesante y original y donde vivió Lutero. Es una sala austera recubierta de paneles de madera. Se ve la mesa, la silla, un armario y la biblia.     

Trajeron una sala de una farmacia de Núremberg y la instalaron en el castillo para que se preservara.

Una exposición de Lutero explica mucho más de su vida, las cartas que escribió, como se tuvo que cambiar la apariencia para poder moverse por el castillo sin problemas, ya que era un proscrito y estaba fuera de la ley.

El año que viene se celebra el 500º aniversario de su traducción de la biblia y anuncian una exposición enorme con exhibiciones de muchos artículos relacionados con el y videos para que sea más esclarecedor todo.

Eisenach es famoso por ser el lugar de nacimiento de Johann Sebastián Bach en 1685. Hay un museo dedicado a este famoso compositor que se llama Bachhaus Eisenach, hay carteles por todos sitios para dirigirte a ella. La entrada cuesta 10 €, pero nosotros no entramos. Según leemos en la información cada visitante tiene una performance musical con instrumentos antiguos, 2 órganos de casa, un espinete, un clavicordio y un clavecín. Tiene exhibiciones multimedia y muchas cosas más, nosotros lo dejamos para otra ocasión.

Ahora vamos a Weimar, de donde salieron ideas y obras de arte rumbo al mundo. Hoy en día resuenan los grandes nombres del pasado siempre con Goethe y Schiller, Bach y Liszt. La época moderna y el Bauhaus. Grandes parques, espacios abiertos y pequeñas callejuelas, las casas de los poetas, los museos y castillos, la historia de la cultura europea reunida en un pequeño espacio y declarado patrimonio universal por la UNESCO.

Vamos a la oficina de turismo donde nos dan información de esta población y de las cosas a visitar. Hay una tarjeta que dura 48 horas desde el primer uso,  que te permite visitar hasta 20 lugares de interés turístico y museos, menos la biblioteca de la duquesa Anna Emilia, y todo el transporte público urbano. Cuesta 32,5€.

Un total de once conjuntos forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco de la Weimar Clásica. Encabezado por la casa de Goethe cuyos muebles y equipamientos originales conservados forman parte de la exposición permanente. A solo unos cientos de metros se encuentra la casa de Schiller. La casa del jardín de Goethe en el parque de Ilm se convirtió en lugar de peregrinación para los admiradores del escritor y se pueden ver los muebles originales.

No menos impresionante es la Biblioteca de la duquesa Anna Amalia, que Goethe dirigió en su día, con su imponente salón de estilo rococó, así como el archivo de Goethe y Schiller que conserva el legado escrito de muchos grandes escritores, compositores y filósofos. Los majestuosos castillos de la casa principesca de Weimar, incluido el palacio de la ciudad y las residencias de verano con el castillo de Tiefurt, el palacio de Belvedere y sus extensos parques invitan a un viaje en el tiempo a través de la Weimar clásica. 

Con el nuevo comienzo político de la República de Weimar se desarrolló también una nueva comprensión del arte y del diseño. El ambiente democrático de aquellos años condujo a una diversidad social y cosmopolita en cuyo caldo de cultivo pudo prosperar, entre otras, la Bauhaus como la escuela de diseño más importante del s XX. Hasta hoy las ideas de la Bauhaus continúan influyendo el diseño y la arquitectura.

El inicio de la época moderna en Weimar está vinculado principalmente a una persona: Harry Graf Kessler. Como mecenas del arte estaba comprometido con el vanguardismo y causaba sensación con exposiciones  de arte contemporáneo.

Fue quien apoyó el nombramiento de Henry van de Velde como director de la Escuela de Artes y Oficios de Weimar. Surgió un clima liberal y creativo con un continuo ir y venir de representantes del vanguardismo de esa época. Las ideas revolucionarias y las obras maestras del arte y el teatro forman parte de esta historia, al igual que los terribles crímenes contra la humanidad cometidos por los nacionalsocialistas pocos años después. Las ideas liberales y democráticas en la República de Weimar fueron contrarrestadas por convicciones totalitarias nacionalistas que se impusieron políticamente con consecuencias dramáticas. Un testimonio de la violencia y el crimen es el memorial en el antiguo campo de concentración Buchenwald en la colina Ettersberg. Cada año lo visitan alrededor de 500.000 personas de todo el mundo para recordar a los muertos. La exposición permanente en el edificio del almacén del antiguo campo de concentración cuenta su historia de manera impresionante por medio de muchas biografías individuales.

El mercado de la cebolla de Weimar es legendario, pero también con el mercado de cerámica el primer fin de semana de septiembre, con la fiesta del vino con motivo del cumpleaños de Goethe en torno al 28 de agosto, con el mercado de las flores en mayo y con el mercado de Pascua. Nada funciona sin las cebollas en el segundo fin de semana de octubre y durante tres días. Está presente en los pasteles, en la sartén, en forma de trenza de decoración, arreglo floral y adornos para los sombreros, y como patrona de la fiesta popular más grande de Turingia.

En Adviento el casco antiguo se convierte en un mercado de Navidad resplandeciente de luces que se extiende, con sus puestos y sus casetas de venta de vino caliente con especias, desde la plaza del Teatro con el famoso monumento de Goethe y Schiller hasta la histórica plaza del Mercado. El famoso villancico “O du fröhliche…” se escucha en Weimar con mucha frecuencia ya que el texto del famoso villancico proviene de Weimar.

Desde Weimar se puede acceder fácilmente al Campo de Concentración de Buchenwald, son unos 8 km al norte y nos acercamos, ya que es uno de los campos donde encerraron a muchos españoles. El campo fue construido en 1937 directamente en las cercanías de Weimar. La SS deportó hombres, jóvenes y niños que no tenían lugar en la sociedad nacionalsocialista, opositores políticos al régimen nazi, los llamados asociales y criminales, homosexuales, testigos de Jehova, judío y gitano.

Con el inicio de la IIGM deportaron a personas de casi todos los países europeos. En el momento de liberación del campo, el 95% de los prisioneros no procedían del tercer Reich. Se deportaron cerca de 280.000 personas, provenientes de 50 naciones entre 1937 y 1945.

En el campo principal y en sus 139 campos exteriores los prisioneros fueron explotados despiadadamente. Unos 56.000 seres humanos murieron allí, algunos asesinados, otros murieron de hambre, por enfermedad o por experimentos médicos.

Algunos prisioneros fueron asesinados sistemáticamente por la SS como los más de 8000 prisioneros de guerra soviéticos.

Hay folletos en muchos idiomas que te guían en la visita, ya de por sí, muy impactante, no es el primer campo de concentración que visitamos, pero siempre te deja un mal cuerpo increíble.

Cierra a las 18 horas, que casi son, con lo que teniendo en cuenta la política de los campings decidimos buscar cerca de aquí. Escogemos el Campingplatz “In Grünen”, cuando llegamos nos dicen que si no tenemos reserva, no hay sitio. Al final se apiada de nosotros y nos dan un sitio chungo, pero que servirá por una noche. Nos cuesta 20 € y las duchas cuestan 1 €.

Es un sitio pintoresco con muchas antiguallas, como las mesas del restaurante que están hechas con patas de maquinas de coser o el mostrador de la recepción que está hecha con maletas antiguas, tienen una máquina registradora antigua y muchos detalles divertidos.

Hemos hecho 200 km.

MIÉRCOLES  28-7-2021

OETTERN – ALBRECHTSBURG (MEISSEN)- MORITZBURG – WROCLAW (POLONIA)

Hoy tenemos como destino Wroclaw en Polonia, pero antes queremos visitar Meissen y el castillo de Moritzburg. Nos pillan más o menos de viaje, ya que nos tenemos que desviar solo 20 km de la ruta directa.

En Meissen se encuentra la manufactura de porcelana, conocida en todo el mundo y la casa de atracciones Haus Meissen muestra la producción y exposición de porcelana, el oro blanco de Meissen. Si queremos ver más porcelana se puede ver en la iglesia de St. Nicolau, situada en el parque de la ciudad las figuras más grandes de porcelana del mundo.

En el mercado, en la plaza central, suenan las campanas de porcelana en la torre de la Iglesia de Santas Mujeres, dedicada a la Virgen María. En 1710 empezó la fabricación de la primera porcelana europea en las salas del Castillo de Alberto, llamado Albrechtsburg. Pocos años después la manufactura se trasladó al valle del río Triebisch.

A partir del año 929 el rey Henrique I erigió una fortaleza en una roca del rio Elba. Así Meissen se convirtió en el centro del reinado y es la cuna de Sajonia. En el s XIII empezaron con la construcción de la catedral, en el s XV se erigió el castillo de Alberto de un estilo gótico tardío, siendo el castillo más antiguo de Alemania. Como característica especial es la majestuosa escalinata exterior en espiral.

 La región de Meissen es el corazón de viticultura sajona. El vino de Meissen se cultiva desde hace 800 años en una de las más pequeñas regiones de viñedos de Alemania.

En un territorio de solo 450 Ha, situada en un valle romántico del rio Elba, maduran varios tipos de cepas como Traminer y Müller-Thurgau y además la rarísima cepa Goldriesling. Los viñedos en forma de terrazas, caracterizan el paisaje cultural de Meissen y dan como resultado unos vinos selectos. El vino blanco de Sajonia es una rareza exquisita que vale la pena degustarla.    

Paseamos por la ciudad, muy turística por cierto, vemos el ayuntamiento del gótico tardío, construido entre 1472 y 1478, algunas casas renacentistas  y Frauenkirche, una iglesia gótica que posee desde 1929 el carrillón de porcelana más antiguo del mundo. Hay un recorrido por las murallas que le das la vuelta a toda la ciudad y vale mucho la pena.

No entramos en el complejo fortificado ya que estamos un poco saturados y lo dejamos para otra ocasión, aunque nos alegra haber venido y pasear por estas calles empedradas tan agradables.

Seguimos ruta hasta Moritzburg. El primer pabellón de caza de esta región de marismas se construyó a mediados del s XVI para Moritz de Sajonia. El presente Schloss Moritzburg es el resultado de las extensas reformas encargadas por Augusto el Fuerte y que se realizaron en 1723. El castillo es un edificio cuadrado con cuatro torres en las esquinas. Del interior se conservan muchos elementos originales, como muebles de época y trofeos de caza, es de las colecciones más grandes de Europa.

Su sueño era tener un Templo de Diana, rodeado de animales exóticos con jaulas de leones, guepardos y bisonte europeo. Los mejores artesanos  y artistas de Sajonia fueron contratados para  decorar las 7 grandes salas y las más de 200 habitaciones. Se visitan “solo” 25 habitaciones de este palacio tan maravilloso. Nosotros nos contentamos con verlo por fuera ya que no tenemos tiempo. Hay un ticket conjunto para visitar el castillo de Meissen y éste de Moritzburg. Si solo se visita Moritzburg son 6 €.

La capilla del castillo, abierta al público, está decorada con magníficos estucados. Augusto el Fuerte ordenó que se drenaran los pantanos y que en el nuevo terreno se tendieran jardines y lagos. El Fasanen scholösschen (pequeño castillo del faisán), en la zona este de los jardines, ostenta interesantes interiores de estilo rococó y alberga una exposición zoológica.

Ya no hay fronteras entre Alemania y Polonia, solo vemos un coche de policía que obliga a ir lentamente para que te vean la cara, pero nosotros no somos peligrosos ya que ni paramos.

Hoy entramos a Polonia y reservamos un hotel en Wroclaw que se llama Active Hotel. Las dos noches nos cuestan 86 €.

La gasolina está más barata que en Alemania, ponemos en una al lado de la autopista, que siempre son más caras, a 1,19€/litro al cambio.

Nos cae un tormentón de aúpa, no se ve nada de la autopista, menos mal que hoy dormimos en hotel ya que la lluvia no para desde que hemos entrado en Polonia y hasta que llegamos a Wroclaw.

Llegamos al hotel, está a las afueras de la ciudad, pero hay un tranvía, el nº 6 que te lleva al centro y pasa muy a menudo. La habitación es grande, cómoda, moderna y como ya es tarde no salimos del hotel, ya que con lluvia no es agradable pasear.

Hemos hecho 485 km.

Vamos a Polonia y a las Repúblicas Bálticas

19-8-21 JUEVES

GORZOW WIELKOPOLSKI – STARGARD – SZCZECIN – STRALSUN

DÍA 34

20-8-21 VIERNES

STRALSUND – BAD DOBERAN  – WISMAR

Stralsund es junto a Wismar patrimonios de la Humanidad por la Unesco desde 2002. Son ejemplos de las típicas ciudades medievales hanseáticas. En ambos casos la ciudad medieval se ha conservado con una red de calles, distritos y  plazas casi inalterables. Nos encontramos edificios bellamente restaurados de al menos 8 siglos de antigüedad, incluyendo monasterios, ayuntamiento, seis iglesias góticas de ladrillo, casas con entramados de madera etc. Para aparcar es complicado, para variar, no es caro ya que 1 hora cuesta 0,5 €, el problema es encontrar. Nosotros al final llegamos a un sitio donde aparcamos un poco alejados pero no pagamos.

La oficina de turismo abre a las 10 de la mañana y allí que nos vamos a que nos den un plano de la ciudad. No tienen apenas nada en inglés  y un folleto que sí que lo está cuesta 2 € que no pagamos.

En la Guerra de los 30 años, el general Wallenstein juró que conquistaría la ciudad aunque estuviera encadenada al cielo pero no lo consiguió.

Durante al menos 200 años la corona sueca gobernó estas ciudades en los s XVII y XVIII y estas ciudades se convirtieron en centros militares y administrativos. Palacios barrocos es lo más visible de esta época. En 1815 pasó a formar parte de Prusia. A pesar de su turbulenta historia conserva 811 edificios protegidos.

Un factor básico para el crecimiento de estas ciudades fue su localización a lo largo de la costa sur del Mar Báltico. El centro histórico de Stralsund está rodeado por el Estrecho de Strela y estanques con represas del s XIII. La silueta de la ciudad está dominada por 3 iglesias góticas. El puerto de la ciudad es un destino turístico popular, con sus almacenes, el Ozeanum, que cuesta 17 € la entrada, y un puerto deportivo.

La Iglesia de San Nicolás y el ayuntamiento con su magnífica fachada en la plaza del Mercado Viejo  son las atracciones más famosas de la ciudad.

El ayuntamiento es maravilloso, te deja sin palabras, con su fachada afiligranada es muy diferente a todo lo que hemos visto. Es del s XIII, con su fachada del s XIV y sus bóvedas subterráneas que nosotros no podemos visitar, pero tiene un pasaje cubierto con un tejado que deja pasar la luz, precioso, muy elegante y estiloso. Justo al lado la Iglesia de San Nicolás está inspirada en las catedrales góticas. La iglesia tiene unos arbotantes de ladrillo que se suelen construir en piedra. En el interior destaca la estatua de santa Ana, un reloj astronómico y algunos fragmentos de la sillería de Novgorod con varias escenas increíbles como una de cacería de martas.

En una antigua abadía dominica del s XV hay dos museos. Hay una copia del tesoro vikingo de Hiddensee y una colección de juguetes y casas de muñecas de los s XVIII y XIX. El otro tiene una colección dedicada a la vida, tradiciones y costumbres campesinas de la región báltica.

En la plaza nueva del mercado, hoy viernes, hay mercado de frutas, ropa y embutidos varios. Nos comemos un bocadillo de salchicha por 3 € cada uno.

Aquí se encuentra la iglesia más grande de la ciudad, Santa María, erigida en 1383-1473 con una torre octogonal que ofrece una buena panorámica de la ciudad. El abovedado en forma de estrella reduce el impacto que produce el monumental interior de 99 m de altura. Destacan los frescos góticos, las figuras de santos tallados en madera y una pila del gótico tardío. El órgano barroco se utiliza en los conciertos de verano.

El museo del Mar expone  coloridos acuarios con tiburones, caballitos de mar y tortugas gigantes y el esqueleto de una ballena de 16  m de largo.

Nos gusta mucho esta ciudad. Si tuviésemos más tiempo iríamos a Rügen que está al lado comunicada por un moderno puente de acero de casi 3 km de largo, el Rügendamm. Es la más grande de las islas alemanas, y según la información que tenemos la más bella y variada, pues alberga acantilados escarpados al lado de playas de arena  y un interior montañoso con bosques  y turberas. La isla solo tiene 50 km de ancho, pero su costa abrupta se extiende durante km. 

Paramos en la pequeña población de Bad Doberan para visitar la catedral. La entrada cuesta 3€ y el parking 1 € la hora.

Esta catedral está dentro de la ruta Europea de la arquitectura de ladrillo barroca. Es una abadía-iglesia cirtensciense de 1368. Se convirtió en el principal centro de Cristiandad en esta región. De especial importancia son la arquitectura y el mobiliario de la Catedral. El interior se salvó en su mayor parte de los disturbios y los estragos de la guerra. Ninguna otra abadía cisterciense de Europa puede reclamar una cantidad tan grande de su interior todavía intacto. Entre los tesoros está el altar Principal, el altar de la cruz monumental y la tumba esculpida de la reina danesa Margarete Sambiria. Incluso después de la reforma y la disolución de la abadía en 1552, la iglesia continuó sirviendo como lugar de entierro para la nobleza gobernante de Mecklenburg, así como lugar de culto para la congregación evangélica-luterana.

Hay un folleto en inglés que te explica paso a paso todo lo que vas viendo, con lo más importante. Las tumbas tienen una figura humana policromada en la parte superior, muy llamativa por lo poco habitual. Hay sarcófagos enormes de prohombres de la zona ya que esta iglesia, fue la escogida para el reposo eterno por muchas personas de la región.   Detrás de la iglesia hay un osario octogonal de 1250 aproximadamente.

Como ayer lo pasamos un poco mal para encontrar camping hoy cambiamos de táctica. Vamos al camping que hay en las cercanías de Wismar y cuando lo tengamos iremos a visitar la ciudad.

El camping elegido es el Ferienpark Wismar Lütt Moor, a unos 5 km de distancia antes de que lleguemos a Wismar. Nos encanta este camping, hay una máquina donde tu mismo te haces el check-in. Los precios están claros, pagas según lo que tengas, las tiendas de campaña son 15 € independientemente de las personas, 20 € las caravanas y 25€ las autocaravanas. Hay una valla, cuando llevas coche tienes que poner la matricula en el ckeck-in para que se abra. Otra cosa que nos gusta es que pagas por 24 horas, lo cual está bien. Nosotros podríamos estar hasta las 4 de la tarde de mañana. Tiene una pequeña cafetería por si quieres tomar algo o desayunar. Por la mañana venden panecillos calientes, lo cual en esta parte del mundo es un plus.

No tiene cocina, pero los lavabos y duchas están muy bien, no hay que pagar para las duchas como en otros campings y no están separados por sexos, el que está libre se coge. Todo está muy limpio y bonito, puesto con mucho gusto. Tenemos electricidad y unas cabañas abiertas para poder comer o tomar una cervecita. Muy recomendable.

Resuelto el tema alojamiento nos vamos a Wismar que tiene muy buen aspecto. Se puede aparcar muy cerca del centro, como máximo, dos horas gratuitamente con el reloj que pones en la parte delantera del coche. A partir de las 6 de la tarde ya puedes dejarlo  el tiempo que quieras.

En Wismar, el puerto medieval original se ha preservado perfectamente. El canal Grube que atraviesa  la ciudad  es la vía fluvial urbana más antigua del norte de Alemania. Además Wismar impresiona con una gran plaza del mercado con las elaboradas obras hidráulicas, la iglesia de San Jorge con su plataforma de observación de la torre y una armería barroca.

En la Edad Media fue un importante centro hanseático, como atestigua la monumental iglesia de ladrillo, cuyas proporciones son exageradas para la población actual. En 1648, tras la guerra de los treinta años, se instalaron los suecos y reconstruyeron la ciudad, convirtiéndola en la fortaleza más inexpugnable de Europa.

En la gran plaza del mercado hay el Wasserspiele (Juego de Agua), un pabellón de estilo renacentista holandés de 1602. Su función era la de abastecer a 220 edificios particulares y 16 públicos, para lo que se bombeaba agua desde un manantial situado a 4 km. En esta plaza la casa más llamativa es la Alter Schwede erigida en 1380 con un hastial gótico de ladrillo en saledizo.

Cerca está la Fürstenhof, la residencia de los duques de Wismar. El majestuoso pórtico de arenisca está flanqueado por parejas de faunos entrelazados.

La Nikolaikirche, una basílica de estilo gótico tardío es una joya. La fachada que sobrevivió a la IIGM, está decorada con frisos vidriados donde aparecen figuras mitológicas  y santos, y en lo alto del crucero hay un rosetón enorme.

La sala junto a la torre alberga el conjunto de frescos más completos de la región. Piden una ayuda de 2 € para continuar con la reconstrucción.

Nos cae un tormentón mientras visitamos la ciudad, nos refugiamos y al cabo de 20 minutos sale un sol espectacular!!!!!.

Hay mucha animación, se nota que es viernes y la hora de cenar para ellos. Al cabo de un rato nos vamos ya al camping a cenar nosotros también.    

Hemos hecho 175 km

21-8-21 SABADO

WISMAR – SCHWERIN – GADEBUSCH- LÜBECK – SCHLOSS AHRENSBURG – LUNEBURG

Después de un nutritivo desayuno nos vamos a Schwerin. Está a media hora de coche y no somos los únicos que hemos pensado en visitar esta ciudad.

Es famosa por su magnífico palacio, está considerado uno de los diez más bonitos de Alemania, lo cual corroboramos. El parking, justo enfrente cuesta 2 € la hora

Tenemos que rellenar un formulario con nuestros datos antes de comprar la entrada que nos cuesta 6€. La cola es importante, va muy lento, pero la espera vale la pena.

Schwerin fue escogida como capital cuando se constituyó el nuevo Estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. La ciudad se halla entre varios lagos y en un islote se encuentra el castillo. Al otro lado se encuentra la ciudad antigua con numerosos edificios neoclásicos e históricos que sobrevivieron a la IIGM.

Los duques de Mecklemburgo residieron en el palacio entre 1318 y 1918. Se le conocía como la Florencia del Norte. El actual palacio se erigió entre 1843 y 1857, inspirándose en las torrecillas del Chateau Chambord en Francia. Con alguna renovación se recrearon elementos renacentistas originales.

El interior es espectacular, muy bonito, lujoso, con mucho dorado y muchos adornos preciosos.

En cada habitación hay información sobre la utilización que se hacía de ese aposento. Por ejemplo la sala de guardia, donde el ayudante estaba siempre dispuesto para lo que quisiera el Gran duque. Hay estoques y sables de diferentes tipos y rangos militares.

Otra es la sala de Fumadores de 1857, la decoración plana de madera del techo se inspiró en el diseño gótico inglés Tudor. Debajo de un friso de estuco que imita el trabajo de la talla, las paredes alguna vez estuvieran adornadas con papel tapiz marrón con ornamentación dorada. Hay una escultura de mármol de Santa Genoveva de Brabante que está enseñando a rezar a su hijo.

La Galería de los Retratos Ancestrales muestra una línea completa de sucesión de los duques de Mecklemburgo – Schwerin desde la concesión del ducado en 1348. Se han montado 31 retratos de cuerpo entero y medio cuerpo. La decoración geométrica de estuco del techo se refleja en el patrón del exquisito suelo de parquet en caoba, roble y palisandro.

El Salón del Trono está suntuosamente decorado, incluyendo pilares hechos de mármol de Carrara. Las puertas de hierro fundido dorado son espectaculares. La serie de imágenes formadas por las pinturas del techo y las figuras de los pilares son una combinación de alegorías de las virtudes religiosas y seculares de los gobernantes.

Se complementan con las principales ramas de Mecklenburg y con los escudos de armas del estado y las ciudades.

El dosel del trono original y el asiento del trono más antiguo que data de alrededor de 1750 están flanqueados por los retratos de cuerpo entero de Friedrich Franz II y su primera esposa Auguste. El exquisito suelo de parquet con incrustaciones de metal y concha de tortuga lo hizo Peters, ebanista de la casa principesca.

Rodea al palacio unos jardines preciosos, como todos los jardines alemanes. Se llama Burggarten que alberga un invernadero y una gruta artificial, construida en granito en 1850. Un puente conduce al más grande Schlosgarten (jardín del Castillo). El Kreuzkanal, un canal construido entre 1748  y 1756, conforma uno de los ejes del jardín y está flanqueado por copias de estatuas barrocas, entre ellas Las cuatro Estaciones.

Al salir, nos vamos a pasear por el centro histórico hasta la oficina de turismo que está al lado de la plaza del Ayuntamiento. Está rodeada por las residencias de los ciudadanos acaudalados, muchas de ellas con fachadas decimonónicas que ocultan muros más antiguos. El ayuntamiento cuenta con una fachada falso estilo Tudor.

Uno de los edificios más notables es el Neues Gebaude, en la sección norte. El edificio es un mercado cubierto que tiene una fachada con 12 columnas dóricas.

La catedral St María und St. Johannes es una de las más importantes de la región báltica, a pesar de que incorpora una torre neogótica con magníficas vistas de la ciudad. Tiene un ancho crucero, un deambulatorio alrededor  del presbiterio  y numerosas capillas que recuerda el diseño de las catedrales francesas.

Paramos en Gadebusch, es una pequeña ciudad pegada a la antigua frontera entre las dos Alemanias y tiene dos monumentos de interés. El castillo sirvió de residencia a los familiares lejanos de los duques de Mecklemburgo. La fachada está muy decorada con relieves vidriados y pilastras. Está cerrado al público porque lo están restaurando.

La Stadkirche, de 1220, es la iglesia de ladrillo más antigua del lander. Las bóvedas de crucero, las columnas macizas y los capiteles en forma de copa son de estilo románico. Una de las piezas de más valor es la pila bautismal de bronce de 1450, donde varios ángeles soportan una pila tallada con 22 escenas de la Pasión.

Ya  vamos a Lübeck y está muy animado ya que están celebrando el día del orgullo gay de Lübeck. Aparcamos antes del puente que te acerca al centro histórico y no hay que pagar.

Thomas Mann la denominaba “nido especifico”, fue la ciudad más importante del Báltico a finales de la Edad Media. Es muy atractiva para los amantes de la arquitectura gótica de ladrillo elevada al rango de estilo nacional. En Lübeck, los interiores de las iglesias, las fachadas de los edificios, las puertas de la ciudad, el singular ayuntamiento e incluso al hospital medieval parecen fotos sacadas de una historia ilustrada de la arquitectura.

El Buddenbrookhaus es un bonito edificio gótico, era la residencia de los abuelos de Thomas Mann y ahora es un museo de la familia Mann. El Hostentor es una puerta que antiguamente era la única entrada a la ciudad, fue construida en 1466 a partir de diseños flamencos. Hoy es el emblema de la ciudad.

La Petrikirche es la única iglesia de cinco naves de Lübeck. La catedral, empezada en 1173 fue completada en 1230 y mide 130 m de largo.

En la Herz-Jesu-kirche, iglesia católica del s XIX se encuentra un monumento en memoria de cuatro clérigos ejecutados durante el III Reich por su oposición a la guerra.

El Rathaus es de 1226 es el más famoso del país y mantiene los muros y las torrecillas originales de ladrillo.

El Burgtor se encuentra en el norte de la ciudad antigua y es la puerta del castillo, que se conserva de las antiguas fortificaciones. Se incorporó un florón barroco en 1685. Las cinco plantas están adornadas con hileras uniformes de ventanas y cortavientos.

La casa  del Gremio de Marineros de 1535 posee un lujoso interior que aloja uno de los restaurantes más elegantes de la ciudad. La fachada incorpora hastiales escalonados y un patio delantero muy típico de Lübeck.

En la parte este de la ciudad tiene un carácter distinto, son calles estrechas que discurren entre bonitos patios y casas modestas. Los Hofe más interesantes pueden verse en los nº 23 y 39. El pórtico barroco de Füchtingshof 23 da paso a varias casas que fueron construidas hacia 1639 para las viudas de los mercaderes y capitanes.

Son una preciosidad, las encontramos por casualidad. Tienen unos patios llenos de flores, césped y son unas casitas preciosas. Hay unos carteles que ponen que para respetar el descanso de los vecinos, de 13 horas a  las 15 y a partir de las 19 horas, no entres en estos recintos. Lo entendemos pero es una delicia son un oasis en medio de la ciudad. Algunos recintos se comunican con otros  y pasas de unos a otros sin tener que salir a la calle.

Muy cerca está la casa de Günter-Grass donde hay más de 1100 objetos expuestos, entre ellos grabados y manuscritos que acercan al visitante a lo que fueron la vida y la obra de este premio Nobel.

Hay muchas más iglesias para visitar, pero hay tanto jaleo en Lübeck que decidimos que ya volveremos para visitarlo más tranquilamente. Hoy hay miles de personas que han venido a celebrar su día y es un poco agobiante.

Paramos a ver el castillo de Ahrensburg, se construyó alrededor de 1585 por Peter Rantzau, enviado del rey de Dinamarca, como una mansión de tres alas, con 4 torres muy elegantes y rodeadas de un foso. Hasta 1946 el castillo sirvió como casa para refugiados y un colegio hasta 1954. El museo del castillo se abrió en 1955 y en 2003 se convirtió en una fundación privada. En el año 2009 se renovó intensamente  y en 2015 el parque se reconstruyó. Para visitar el interior tienes que ponerte zapatillas para no dañar el parquet que tienen más de 400 años. Está amueblado con mobiliario de alta calidad, candelabros de porcelana china, pinturas etc.

Se puede alquilar para celebraciones como bodas, aniversarios etc. Como curiosidad esta población está hermanada con Esplugas, población muy cercana a Barcelona.

Hoy está cerrado el recinto porque hay un fin de semana de cine infantil y el Rotary Club de Ahrensburg lo ha organizado. Les pedimos que nos dejen entrar un momento a verlo y hacer alguna foto y nos dicen que sin problema.

Seguimos ya sin parar hacia Luneburg a ver si tenemos suerte con el camping.

Llegamos a uno y nos dicen que está lleno, les digo que necesitamos muy poco espacio pero no ceden. Me remiten a otro que está a 5 km en Melbeck. Es un camping atípico, dedicado sobre todo a los que hacen Kayak, ya que allí mismo los alquilan. Hay grupos de amigos que están celebrando que hace calor y que no llueve. Los lavabos están muy bien y las duchas no se pagan aparte y están espectaculares. No pago, ya que me dice el encargado que me enviara un mail y les tengo que hacer una transferencia. No lo habíamos visto nunca… Se llama DieOutdoor Schmiede y me costará 21,5 €.

También hay un restaurante que las reseñas lo ponen muy bien.

Hemos hecho 244 km

22-8-21 DOMINGO

LUNEBURG – CELLE – GOSLAR

Luneburg ha sido una recomendación de un amigo que acaba de estar y que nos dijo que le había gustado mucho. Cuando llegamos, estamos solos ya que es domingo y es pronto. Al ser domingo no hay problema para aparcar, lo cual es un descanso.

Está a solo media hora de Hamburgo y se puede llegar fácilmente en tren, con lo que si se van unos días a Hamburgo vale mucho la pena. En la época medieval era miembro de la Liga Hanseática y donadora de su nombre a la zona de Heide. En la Edad Media fue una de las ciudades más ricas del norte de Alemania: la explotación de la sal proporcionó a la ciudad un notable impulso comercial, riqueza y poder. Son fascinantes las casas patricias, con sus frontones de ladrillo, o el ayuntamiento medieval en la plaza del mercado. Son unas casas que tienen unas decoraciones en ladrillo redondeado muy original, que también vimos en Lübeck. Todavía hoy brotan las aguas salinas en el “SaLü”, las termas salinas de Lüneburg. El viejo ayuntamiento tiene una fachada barroca y un carrillón de porcelana. El Puerto histórico con Stintmarkt (mercado del eperlano) y una grúa antigua de madera son muy bonitos. La torre de agua histórica con 56 m de altura tiene una plataforma panorámica para ver los alrededores. Otra torre de agua la han reconvertido en vivienda particular.

Se pueden ver los exteriores de la telenovela “Rote Rosen” en el pintoresco barrio Wasserviertel. Otra cosa que se puede hacer son excursiones para observar las ovejas de la raza “Heidschnucken” o venir a la fiesta medieval (Sülfmeistertage) relacionada con la sal. El museo de la sal parece que es muy interesante, está a las afueras de la ciudad pero nosotros no lo visitamos. Es tan triste el día que ni lo planteamos.

Seguimos hasta Celle que la guía la pone muy bien y tenemos ganas de verla, además el día ha mejorado bastante.

Celle, es una ciudad con cultura, gracia, elegancia y con el dinamismo de hoy en día. Una característica singular son las más de 450 casas entramadas declaradas Monumento Nacional solamente en el casco antiguo de Celle. A ello hay que sumarle el palacio, la cripta de los príncipes Güelfos, el primer museo de arte abierto las 24 horas con la colección Robert Simón y el museo Bomann, el tercer museo más grande de la baja Sajonia. Es un museo de estilo modernista que evoca la vida cotidiana y los oficios tradicionales de la región de la Baja Sajonia. Entre otras cosas, se puede ver la reconstrucción del interior de una granja de 1571 de la landa de Luneburgo. Varias “obras maestras”, así como copas de plata y estaño recuerdan a los antiguos gremios de Celle.

Lo más importante a visitar son además el Palacio residencial con teatro barroco, la callejuela Kalandgasse, la casa Hoppener, la Casa Stechinellihaus en la plaza Groser, la colonia “Jardín Italiano” construido por el arquitecto Otto Haesle, etc.

El proyecto de arte luminoso “Linternas parlantes” son unas farolas que hablan, cuentan anécdotas, leyendas y cosas de interés, no lo habíamos visto nunca.

Nos encanta esta ciudad, en la guía pone que se vaya a visitar la antigua sinagoga pero cuando llegamos es una casa sin interés alguno, aunque suponemos que a nivel histórico sí que lo tiene. Está cerrada, pero pone un cartel en la puerta que si tienes interés llamas a la puerta y el rabino te lo enseña y te explica todo.

El castillo reconstruido en estilo renacentista después de 1533, conserva la fachada este, las torres octogonales de las esquinas, los hastiales y las ventanas en saledizo. Es uno de los edificios del renacimiento temprano más importantes de Alemania. La capilla gótica fue reconstruida en estilo manierista a partir de un diseño de Martin de Vos. El castillo empezó a construir en 1292. Primero sirvió de fortificación a la ciudad y luego se transformó en castillo.

El ayuntamiento, un ejemplo del renacimiento de 1579, también espectacular. Está pintado en tonos claros y mezcla diferentes estilos renacentistas. El frontón norte, construido en 1579 por artesanos de las riberas del rio, está rodeado de volutas y coronado por originales pináculos.

Nos está cayendo un tormentón de aúpa y a pesar de que pasamos por Hildesheim no paramos, ya que no podríamos visitar nada. Llegamos al camping Harz-Camp cerca de Goslar, donde nos cobran 24,6€ la noche. Nos dan billetes de transporte para ir a la ciudad, que no utilizaremos, valorados en 2,3 € y que son nominativos.

Sigue lloviendo sin parar y en este camping hay una cocina lo cual nos va muy bien ya que tiene una mesa y podemos hacernos una ensalada y cargar todos los artilugios que llevamos. Los baños y los lavabos están estupendos, todo muy nuevo y moderno.

Hemos hecho 207 km

23-8-21 LUNES

GOSLAR – HILDESHEIM – HAMELIN – SCHLOSS HÄMELSCHENBURG – HEINSEN

Nos levantamos y sigue lloviendo de lo lindo. Recogemos y nos vamos con el coche a desayunar a la cocina que la tenemos para nosotros.

Llegamos a Goslar y está todo muy triste, nublado, frio y lloviendo. Aparcamos en un parking que hay enfrente del castillo, ponemos 3 €.

Goslar se encuentra al pie de las montañas del Harz, es una ciudad cautivadora con 1500 casas de entramado de madera, la mayor concentración de este tipo de Alemania. Las calles donde hay las casas más espectaculares son la Bergstrase y Schreiberstrase. Además la ciudad tiene una fortificación con gran portal, ronda y recinto amurallado. Otra cosa que se puede hacer es subir a la torre de la Iglesia del mercado. En la sala del homenaje se puede ver una aventura multimedia Huldigungsaal.

Durante 300 años, los emperadores alemanes del Sacro Imperio Romano residieron en Goslar, miembro de la Liga Hanseática. La fuente de riqueza era la mina de la cercana Rammelsberg, de donde se extrae cinc, cobre, y sobre todo, plata. Ha sido designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Rathaus está en obras, no se puede visitar, pero parece que la sala del Homenaje incorpora frescos góticos en techos y paredes. En la parte este del ayuntamiento hay lavabos en muy buen estado y limpios. Es interesante ya que en la mayoría de los sitios hay que pagar 0,5 € o 1 €!!!!!!

Paseamos sin rumbo y pasamos por delante de la Siemenshaus, que perteneció a la familia Siemens, que procede de Goslar. Hans Siemens la construyó en 1693.

La iglesia de San Peter und Paul es una de las 47 que en otro tiempo poblaron la ciudad. El edificio se erigió en le s XII, y el tímpano del pórtico sur data de este periodo.

El Palacio del Emperador con sus singulares tesoros artísticos está cerrado por ser lunes. Hay una capilla románica que queda la portada y algo del interior que se puede ver desde fuera ya que está todo acristalado.

En Goslar también está la estación más antigua de Alemania con el museo del ferrocarril en Vienenburg. Hacen visitas guiadas en alemán que se llama “1000 pasos por el casco antiguo).

La siguiente parada es Hildesheim, donde ayer no se pudo parar por la tormenta tan brutal que había. Menos mal, ya que hoy hace un día precioso soleado, parece mentira que ayer fuera el fin del mundo y hoy esté tan bonito.

Es conocida por sus extraordinarias iglesias y monumentos culturales. Desde 1985 la iglesia de San Miguel está incluida en el Patrimonio Mundial de la Unesco. Son obras maestras de la arquitectura eclesiástica, conocidas en el mundo entero por sus tesoros artísticos. En la Catedral se incluyen entre estos la Puerta de Bernward, fundida en bronce, y la Columna de Cristo, ambas testimonio de la magnífica fuerza creativa del Obispo Bernward.

El museo de la catedral posee una importante colección internacional de arte medieval y el tesoro catedralicio, incluido asimismo en el Patrimonio de la Unesco. Despierta igualmente gran atención el legendario rosal milenario, que crece adosado al ábside de la catedral.

La Iglesia de San Miguel que es luterana. Bernardo, desde 993 hasta 1022 obispo de Hildesheim, fundó en 996 un monasterio benedictino en la colina de san Miguel. Con motivo de su consagración el emperador Oton III,  le regaló una astilla de la cruz de Cristo pues había sido su maestro. En 1010 se pusieron los cimientos de esta iglesia. Después de su muerte en 1022 Bernardo fue sepultado en la cripta. Ya durante los preliminares de su canonización en 1192 se iniciaron a mediados del s XII unos amplios trabajos para enriquecer la dotación de la iglesia como la instalación de una barandilla de coro con figuras de angeles, de figuras de estuco, de capiteles reemplazados y del techo con pinturas. En la cripta los monjes hacían sus rezos, por eso ha permanecido católica. Esta iglesia pertenece a las 64 iglesias biconfesionales de Alemania.

El monasterio se disolvió en 1803 a consecuencia de la secularización. Se cerró la iglesia en 1809 y servía para el almacenamiento de heno y paja, utilizándose mas adelante como bolera y como centro de salud. En 1943 los edificios del monasterio se convirtieron en centro de formación de las SS nazis después de que los 470 pacientes de la “casa de salud” fueron llevados a campos de concentración para ser asesinados.

Durante el devastador bombardeo de Hildesheim en 1945 la iglesia fue pasto de las llamas.

La iglesia de San Miguel es una basílica en forma de cruz doble griega, con dos naves transversales y sendos coros en la parte occidental y oriental. Las dos intersecciones de la nave están coronadas de torres imponentes. Delante de las naves transversales hay un total de cuatro escaleras que dan acceso a las torres.

La planta de la iglesia se caracteriza por sus 3 x 3  cuadrados (cada tres en la nave central y en las dos naves transversales). El número tres simboliza la Trinidad. El número nueve designaba en la Edad Media el número de los coros angélicos. Los coros altos, ocho en total, que rematan cada nave transversal albergaban altares con figuras de angeles. Tiene un artesonado monumental del s XIII con imágenes representando el árbol genealógico de Cristo, está considerada como una de las iglesias de estilo temprano más bellas de Alemania.

La cripta acoge el sepulcro de San Bernardo. Es una cripta de tres naves de poca altura en la parte occidental con deambulatorio en cañón.

El ataúd original simple está cubierto  con una tapa ricamente adornada en esculturas (nueve angeles entre llamas). Por arriba se halla la losa sepulcral con la cruz y representaciones simbólicas, cordero de Dios, que hoy en día sirve de altar.

La plaza del mercado histórica fascina ya que te transporta al pasado a la vista de los edificios reconstruidos con total fidelidad al original. Son igualmente imponentes sus museos, que albergan preciosidades de la historia del arte. El Museo Roemer-und Pelizaeus atrae con sus importantes colecciones de las antiguas culturas de Egipto y Perú.

Hay dos rutas, la de las Iglesias y la de la Rosa. Las iglesias hay unas placas con mapas que te van dirigiendo a los sitios imprescindibles y la Rosa hay unas placas en el suelo con una rosa que te dirigen. En algunos casos coincide el recorrido.

Ahora vamos a Hamelin, famoso por el cuento de los Hermanos Grimm del flautista que se llevó a todas las ratas del pueblo. Forastero y vestido con ropas de colores, el flautista hechizó a los niños de la ciudad con su música y se los llevó después de que los ciudadanos se hubieran negado a pagarle por limpiar la población de ratas con el mismo método. Aunque las plagas eran un problema, es probable que la leyenda del flautista tenga que ver más con la emigración de los jóvenes de las zonas más pobres que con una invasión de ratas. 

Es la ciudad más bonita a lo largo del rio Weser, con algunos magníficos edificios del llamado Renacimiento del Weser. Sus ornamentadas mansiones, con buhardillas y ventanas con miradores, muestran del estilo que se desarrolló en esta zona en el s XVI y XVII. Entre las mejores casas de la calle principal, la Osterstrasse, están la llamada Rattenfängerhaus, casa del cazador de ratas, de 1603, la Leisthaus en el nº 9.

En la Stifsherrenhaus del nº 8 con entramado de madera, acoge al Museo Municipal, el Museo Hameln, donde se exponen objetos relacionados con la leyenda del flautista que se representa cada domingo, de abril a octubre, al mediodía en la plaza del mercado, delante de la enorme Hochzeithaus o casa del matrimonio.

El carrillón que hay en este edificio de piedra también relata la historia cada día a las 13:05, a las 15:35 y a las 17:35. En este pueblo vemos indigentes que no habíamos visto hasta ahora y los precios son más baratos que en las ciudades que hemos estado.

Venden ratitas como souvenir de Hamelin, pero no compramos ninguna.

 El Schloos Hämelschemburg es espectacular, nos hemos desviado 3 km de nuestro destino pero lo vale. Es enorme, muy bonito, se erigió entre 1588 y 1612. Es un edificio de tres alas rodeado por un foso. El exterior, con torres y hastiales decorativos, es impresionante. El interior no lo vemos pero según la información que tenemos conserva la ornamentación original.

Buscamos un camping ya que la hora nos acucia y llegamos a uno familiar según google y cuando llegamos no hay nadie para atendernos. Es un trozo de césped con unos lavabos que van con llave. Nos dice un señor que tenemos que llamar por teléfono a los dueños y preguntar si nos podemos quedar. Sitio hay, pero no nos da mucha confianza. Llamo por teléfono pero no me lo coge y una chica me hace el favor de llamar ella y comentarle que nos queremos quedar. Nos dice que la señora vendrá a recibirnos. Después de un cuarto de hora nos cansamos y buscamos otro.

Llamo por teléfono al Weserbergland Camping Heinsen y a pesar de que ya estará cerrada la recepción me dice que no me preocupe que me abrirá. Me cuesta 21,5 €, pero las duchas van con una ficha. Hace una tarde muy agradable con lo que podemos sacar nuestra mesa y nuestras sillas. Cocinamos unos espaguetis con pesto que nos entra muy bien. Los lavabos y las duchas están impecables, muy nuevos y cómodos. Internet se tiene que pagar en caso de necesitarlo y la electricidad también.

Hemos hecho 160  km

24-8-21 MARTES

HEINSEN – SCHLOSS BEVERN – CORVEY (HÖXTER)  – FURSTENBERG – SCHLOSS WILHELMSTHAL – ESTATUA DE HÉRCULES (BAD WILHELMSHÖHE – ASCHAFFENBURG

Estamos a 14 grados y una humedad del 100 % ya que estamos al lado del rio Weser. Muy cerca está el Schloss Bevern con lo que allá que nos vamos. Es un palacio renacentista muy bonito pintado en una parte de color azul. Fue construido en 1603 y a pesar de los 20 hijos de dos matrimonios, la línea Münchhausen se extinguió en 1676.

Más adelante se fundó la famosa biblioteca de Wolfenbüttel, donde se encuentra el libro más valioso del mundo, dicen ellos, que es una biblia del s XII. Si se tiene interés se puede consultar los lunes por la tarde pidiendo cita previa.

Ha tenido muchos usos como residencia de jubilados, fabrica de botones, correccional, colegio, una escuela deportiva y en 1986 el distrito tomó el castillo y lo convirtió en un centro cultural regional. No entramos a visitarlo.

Llegamos a Corvey, en un complejo monástico muy antiguo y que por eso se ha declarado Patrimonio Mundial de la Unesco.

La entrada cuesta 12 € por persona y después de la visita no recomendamos demasiado su visita. Hay un tiket que te permite visitar la iglesia y el cementerio  que creemos que es suficiente. Todo lo demás es muy repetitivo con lo que hemos visto en otros palacios. Además no hay un solo panel en otro idioma que el  alemán, lo que hace muy pesado tener que estar todo el rato con el traductor para enterarte de algo. Fue el primer monasterio benedictino en el territorio de los sajones. En una guerra que duró 30 años desde el año 772, Carlomagno conquistó a los Sajones y los convirtió al cristianismo por la fuerza. Fue un proceso lento y los monjes de Corvey jugaron un rol muy importante.

Carlomagno murió en el año 814 y en 815 se empezó a construir un monasterio en otro lugar pero no prosperó por problemas de suministro.

El emperador Ludwig der Fromme, el Pio adquirió las tierras necesarias y donó una reliquia de St Stephen de su propiedad. Desde ese momento fue el primer patrón del monasterio. Otra reliquia que vino de Francia fue la de San Vitus que se convirtió en el segundo patrón.

Muchos nobles sajones entraron en el monasterio y se hicieron muchas donaciones con lo cual se incrementaron las posesiones. Una tarea importante fue el trabajo misionero de Hamburgo a Bohemia. Hasta la guerra de los 30 años tuvo una gran importancia en la región, pero ahí empezó su declive ya que lo capturaron las tropas imperiales en 1634. En el año 1803 se secularizó el edificio. En el Congreso de Viena en 1815, fue destinado a Prusia y su rey transfirió las posesiones al monasterio de Rauden.

A partir de aquí se convirtió en un palacio y sus posesiones pasaron al príncipe hasta nuestros días. La iglesia es ahora propiedad de la parroquia  católica.

El monasterio tiene una arquitectura barroca. El complejo monástico está rodeado por un foso, ahora sin agua. Las torres y este foso crean la impresión de un edificio fortificado. La puerta, con sus figuras de guardias de piedra, lleva el escudo de armas de su constructor, el Abad Maximilian von Horrich en 1714.

Los edificios de ambos lados, el izquierdo eran los barrios de los sirvientes y al lado derecho las cocheras. La fachada oeste de tres pisos, de 112 m de largo, está subdividida solo por los cinco portales barrocos de tamaño variable. Al sur, termina en la fachada de doble torre de la iglesia del monasterio Westwork, único edificio medieval que se conserva. Dos torres flanquean la fachada norte, que da al jardín del palacio. Un saliente central con frontón, enmarcado por pilastras de orden colosal, confiere al edificio un aspecto noble.

La Iglesia del monasterio de San Esteban y San Vito. La obra occidental de la iglesia del monasterio es uno de los primeros y más importantes monumentos de la arquitectura medieval en suelo alemán. Se añadió a la iglesia existente en el periodo carolingio tardío como una sección separada del edificio. Las fechas de colocación de la primera piedra en 873.

En la fachada hay estatuas de los dos patrones de 1746. La parte superior de las torres datan del s XII. La parte baja de la fachada es carolingia con un porche abierto.

El interior tiene un órgano barroco increíble sujetado por 4 figuras alucinantes. No es muy grande, pero tiene mucho que ver. Alrededor hay un pequeño cementerio con figuras notables de la zona.

Subimos a la parte del monasterio que se convirtió en palacio a partir de 1800. Hay varias salas decoradas con muebles de época, algunas con papel pintado que se conserva el original y otras que han reproducido igual que las originales.

Lo más sobresaliente es la biblioteca, hay unas cuantas salas con libros y más libros.

Desde 1860 hasta su muerte en 1874, el poeta Hoffmann von Fallersleben trabajó como bibliotecario en Corvey. Su tumba está en el cementerio al sur de la iglesia.

 Una exposición temporal exhibe libros con ilustraciones de pájaros, anfibios, flores o escenas cotidianas de un viaje que hizo uno de los reyes de la zona a Brasil. Son preciosas y muy detalladas.

Pasillo de la cornamenta, es el pasillo que comunica el convento en el este con la prelatura al oeste. Se construyó en 1715 sobre el ala norte del claustro. En el pasillo se encuentran las instalaciones centrales de la antigua abadía, el refectorio o comedor y la biblioteca del monasterio como idea benedictina de la secuencia del refrigerio espiritual y secular, interrumpida por una sala de descanso  y transición. Las astas son trofeos de caza de los duques de Ratibor del  s XIX. Con motivo de la visita del rey de Prusia en 1865, se creó la versión en color con estructura de mármol. Los imponentes candelabros del lado de la ventana de metal dorado se compraron para iluminar el Kaisersaal y solo recientemente se han colgado aquí.

La avenida plantada en 1716, conduce a la puerta exterior. Frente a este, a la derecha, se encuentra la antigua posada de finales del s XVIII, recordando el deber de los monjes de acoger a los peregrinos. El conjunto del monasterio cerrado está rodeado por un foso, que hasta hace unos años estaba lleno. Da la impresión de un edificio fortificado. Los macizos techos a cuatro aguas con su revestimiento de piedra de Solling, típico de la región, unen los edificios en un solo complejo. Lo dicho, no es de lo mejor que hemos visto y es la entrada más cara que hemos pagado. 

Paramos en Furstenberg, donde hay un palacio renacentista que está en la ruta de los castillos renacentistas. Es bonito, pero no entramos. Lo han reconvertido en una fábrica de cerámica y en un museo.

En el camino hacia la estatua de Hércules pasamos por el Schloss Wilhelmsthal del cual no teníamos ni idea de su existencia. Según parece es una joya del rococó, la parte sur tiene un canal y casas chinas. El eje central se realizó como una escalera de agua, están restaurando parte de los jardines. Además hay un ecopark arqueológico, que permite pasar a 5500 años atrás, desde el Neolítico hasta el s XVIII. En esa zona había animales salvajes para que los nobles los cazaran.  Los túmulos de la Edad de Bronce se pueden ver y dólmenes también que dan fe que ha estado habitado desde hace mucho tiempo. Nosotros damos un paseíto, pero en los paneles dice que se tarda unas dos horas en ver todo lo que hay.

Hoy toca otro patrimonio de la Humanidad, que es la Estatua de Hércules que está cerca de Bad Wilhelmshöhe. Se concedió el premio  en 2013 a la Bergpark Wilhelmshöhe, tiene 246 Ha, que es el parque más grande que está en una colina.

En lo alto de Wilhelmshöher Alee diseñada en 1781, se eleva el majestuoso palacio con un gran atractivo parque, que está situado en el mismo eje de la avenida que asciende la colina atravesando un amplio claro del bosque. Una increíble serie de cascadas bajan por la ladera que hay más arriba del palacio. En lo alto de la colina se encuentra el Octogon, coronado con la estatua de Hércules, símbolo de la ciudad.

La distancia en línea recta entre las dos estructuras, el palacio y el monumento de Hércules, son 1500 m, pero están separadas por una altitud de 240 m. La colina se aprovechó para hacer los jardines y las fuentes de agua.

Se trata de un pedestal de 40 m de altura y sobre éste, una estatua de Hércules de 8,3 m de altura de cobre. La estructura está incluida dentro de una especie de construcción que se llama Octógono. La estatua, replica de Hércules Farneses, fue realizada por el orfebre Johann Jacok en los primeros años del s XVIII y representa al semidiós  con sus atributos tradicionales, el garrote y la piel de un león de Nemea. En su mano derecha, sostenida a la espalda, está sujetando las manzanas de las Hespérides.

 Hay unas vistas magníficas de Lowenburg o Castillo del León. La estructura ruinosa simulada, fue diseñada para parecerse al castillo de un caballero medieval. Su propósito no era simplemente servir como una obra maestra del poder dinástico, también proporcionó al Landgrave y a su amante un refugio privado. Se pueden visitar las habitaciones lujosamente decoradas, la armería y la capilla del castillo.

El Gran Invernadero fue construido a partir de 1822 por Johann Conrad Bromeis y se considera una de las primeras estructuras de acero y vidrio de Alemania. Hoy en día, los visitantes todavía pueden contemplar plantas tanto domesticas como exóticas durante los meses de invierno, entre ellas camelias, orquídeas y palmeras, como los visitantes en la década de 1820.

Hay unas cascadas que caen desde el Hércules pero no están en funcionamiento, lo cual le quita encanto. Llegan las cascadas a un palacio llamado Wilhelmshöne Palace.  Su interior acoge más de 500 obras de arte, desde el gótico hasta el Neoclásico. Tiene obras de Rubens, van Dyck y Jordaens. Hay una colección de cuadros de Rembrandt que es uno de los pros de esta galería ya que es de las más grandes de Europa. Otros famosos pintores son Durero, Poussin o Murillo.

Tiene además obras de la Antigua Grecia, Antigua Roma, bronces, mobiliario y las 23 habitaciones del palacio se pueden visitar con un tour guiado.

Desde aquí ya seguimos camino hasta cerca de Ascharffenburg, donde vamos a un camping enorme que tiene incluso una “playa” y un lago lleno de patos y ocas. Se llama Campsite and lakes Mainhausen. No hay cocina ni ningún sitio para estar, pero tiene restaurante por si quieres comer algo. Muy cerca hay un supermercado Netto para comprar provisiones.

Nos cuesta 28  €, incluyendo dos fichas para las duchas que cuestan 1,2 € cada una.

Hemos hecho 309 km

25-8-21 MIÉRCOLES

ASCHAFFENBURG – LORSCH – ESPIRA O SPEYER – BRUCHSAL – KEMBS

A primera hora ya estamos en Aschaffenburg, aparcamos al lado del Pompejanum donde permiten aparcar dos horas gratuitamente con reloj. Es una de las obras mediterráneas más bonitas que podemos encontrar al norte de los Alpes. La villa romana se muestra como una imitación libre de la casa de Castor y Pólux en Pompeya. El rey Luis I de Baviera regaló a su estimado Aschaffenburg esta casa pompeyana construida entre 1840 y 1848. Quedó tan impactado con el descubrimiento de Pompeya que quiso tener un trocito cerca de él. Hay una entrada conjunta con el palacio Johannisburg que cuesta 7,5 €. Ya estamos en Baviera y por 40 euros tienes un carnet anual que te permite entrar a todos los palacios que gestiona el land de Baviera. Si te vas a dedicar a este land vale la pena, lo amortizas rápidamente y dura un año.

Pompejaner, el famoso vino de esta ciudad, se produce del viñedo que crece al lado de Pompejanum. 

Esta ciudad se encuentra en el corazón de las montañas Spessart y el monumento más característico de la ciudad es el castillo Johannisburg. Esta esplendorosa edificación del renacimiento tardío alemán que fue construida entre los años 1605 y 1614, fue encargada  por el arzobispo y príncipe elector Johann Scheweikard von Kronberg. Los arzobispos y príncipes electores de Maguncia usaron el castillo como su segunda residencia oficial.

Hoy, alberga la colección de pintura más grande del estado fuera de Múnich que es la capital bávara, así como la colección de maquetas de corcho más extensa del mundo. Entre sus paredes encontramos las habitaciones principescas con el mobiliario original del Clasicismo, el museo municipal del castillo, así como la biblioteca de la corte y de la colegiata. Aquí se puede admirar las pinturas de Cranach, Kirchner y Schad.

Cada día a las 9.05, a las 12.05 y a las 17.05 resuena el carrillón con 48 campanas de bronce desde la buhardilla de la torre.

Muy cerca se encuentra la parroquia Nuestra Señora Madre de Dios, con una fachada barroca, una torre gótica-románica del s XIII  y su imponente fresco del techo.

El punto de información turística está situado en el mismo edificio de la biblioteca municipal, entre el castillo y el palacio de congresos Stadhalle. Hay incluso un folleto en castellano!!!!

Otros atractivos de esta ciudad son la plaza Wolfsthalplatz, donde la antigua casa del rabino es hoy el museo de historia y cultura judía. Se pasa por la torre Herstallturm y en el parque Park Schöntal, donde también se encuentra el cabaret Hofgarten del conocido cabaretista Urban Priol. La ruta nos lleva por el idílico lago pasando por las pintorescas ruinas del convento, y a través de la arboleda de magnolias del parque hacia la iglesia Sandkirche construida en 1756. Su interior es rococó.

En Stiftsplatz se encuentra la farmacia Löwenapotheke, una reconstrucción de una casa de entramado de madera. En el Museo Stiftsmuseum se encuentra el tesoro colegial y el altar de Santa Magdalena realizado de Lucas Cranach.

Hoy tiene mercado con los precios de la fruta y verdura un poco caros, en cambio las plantas las vemos al mismo precio que en España.

Ahora vamos a la Abbey and Altenmünster of Lorsch, a unos 95 km de donde estamos. Se llega rápido ya que hay una autopista estupenda. Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

De la gran abadía fundada en 744 solo se conserva, a la entrada este del  pueblo, la antenave de la iglesia y la Torhalle. Esta puerta triunfal, es un ejemplo claro de la arquitectura carolingia. Sobre el enclave del antiguo monasterio se ha instalado el complejo museográfico de Lorsch, que comprende una sección sobre la historia de la abadía, un espacio dedicado al folclore y un museo de tabaco. Tras la iglesia, se contempla una amplia panorámica de la llanura del Rin hacia las montañas de Odenwald.

La ciudad es conocida por la Kloster y fue uno de los centros culturales e intelectuales más importantes de Europa en la era carolingia. El monasterio fue disuelto durante la Reforma, y en 1621 fue destruido y casi saqueado por completo por el ejército español.

Con todo sobreviven fragmentos de la nave del s XIII, las torres y la barbacana, que data hacia el 790. La Torhalle es uno de los restos más importantes del periodo carolingio, y fue designada Patrimonio en 1991. La sección inferior se compone de tres arcadas que imitan los arcos de triunfo romanos. Las dependencias pudieron ser utilizadas como sala de invitados o sala de la corte, y a partir del s XIV sirvieron de capilla. Todavía hay restos de los murales originales. La fachada está decorada con mosaicos de piedra rojos y blancos inspirados en el arte franco merovingio. Las divisiones verticales, marcadas mediante pilastras y un entablamento, son copias de diseños clásicos, un elemento arquitectónico típico del renacimiento carolingio. El techo elevado y las bóvedas de la capilla datan del s XIV.

Hay un laboratorio para arqueología experimental. Muestra cómo vivía la gente durante el tiempo de Carlomagno. Es un complejo de 4 Ha y tiene un total de 21 viviendas comerciales y residenciales y una capilla. Son chozas con tejado de paja y hasta que no leemos la publicidad no sabemos lo que es. Los animales de granja son los mismos que habría en los tiempos de principios del Medievo, ofreciendo a los visitantes una imagen autentica del día a día en un barrio del Medievo.

Solo se puede visitar, con visitas guiadas que hay a las horas en punto, pero son en alemán, con lo que no hacemos ninguna. Hay dos zonas a visitar, en una zona cuesta 7€ y para ver la barbacana son 6€. Nos comentan en el centro de visitantes que los domingos si se pueden visitar por tu cuenta, pero hoy es miércoles.

El siguiente destino es Espira o Speyer, donde la estrella de la población es la Catedral Sta María y San Esteban. Enfrente hay un parking gigantesco y lo mínimo que puedes pagar son 2 € por 2 horas.

Es patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto con una casa llamada Judenbadgasse, una casa de baños rituales para mujeres del s XI, y los restos de una sinagoga en las cercanías. Al oeste de la catedral descansan las ruinas de las fortificaciones medievales, entre las que se cuenta la Altpörtel, una puerta de los s XIV-XVI.

 La catedral es importante en la historia del arte por ser la más grande del mundo en estilo románico, construida desde 1030 a 1124. Desde el principio, esta catedral es la sede del obispo de Espira, además de la iglesia parroquial y lugar de peregrinación.

El apocalipsis del apóstol San Juan, el último libro de la Biblia, describe la Jerusalén celestial como ciudad con tres puertas en cada punto cardinal. Tiene 3 puertas hacia el occidente. Encima de la puerta central se encuentran 5 figuras. Son de izquierda a derecha el protomártir Esteban que es el patrón de la catedral, el Arcángel San Miguel, el patrón de Alemania, María, madre de Dios, es la patrona mayor de esta diócesis, San Juan Bautista, porque la Catedral es el primer baptisterio del obispado, Bernardo de Claraval, el visitante más famoso de la Catedral en la Edad Media.

Sobre la puerta central se abre un rosetón circular, símbolo de lo divino. Jesucristo se encuentra en el centro del rosetón como en medio de la creación y objetivo de nuestra vida. El rosetón está enmarcado por un cuadrado, símbolo de lo terrenal. En sus esquinas figuran los símbolos de los cuatro evangelistas, águila, ser humano, león y toro, los heraldos terrenales que nos anuncian el mensaje celestial en los cuatro evangelios.

Entrando por uno de los grandes pórticos se llega al imponente atrio del cuerpo occidental. Este cuerpo occidental protege la catedral hacia el oeste como si fuera una fortificación. En la Edad Media, el occidente representaba la puesta del sol, el lado oscuro  y malo de la vida. El visitante pues entra por el occidente y atraviesa la catedral hacia el oriente. En su camino debe dejar todo lo malo y oscuro para llegar a Cristo, que es la luz.

Una vez atravesada la angosta puerta, se admira la nave que solo tiene un coro. El edificio guía al visitante hacia el oriente, hacia la luz.

Caminando por la nave central se pueden admirar 12 arcos que reposan sobre 12 imponentes pilares, simbolizando que la iglesia está edificada sobre el fundamento de los 12 apóstoles. Mirando hacia arriba podemos ver que cada dos arcadas se reúnen en un arco de la bóveda. Así nacen seis grandes bóvedas, que en la Edad Media eran el símbolo del cielo. Al mismo tiempo simbolizan los seis días de la creación terrenal.

Para visitar la cripta se tiene que comprar entrada que cuesta 3,8 € por persona. Es la parte más antigua de la catedral o sea su fundamento.  El maravilloso juego de los pilares y las columnas con sus piedras rojas y blancas, así como la suavidad de la luz invitan a la calma. En la parte que sostiene el ábside se encuentra una antigua pila bautismal.

La cripta permite visitar las tumbas de los emperadores y emperatrices del linaje de los Salia, así como los reyes de las dinastías de Habsburgo, Staufen y Nassau. Desde sus principios la catedral fue destinada a ser tumba de soberanos. El deseo de hacerse enterrar en la catedral no solo correspondía a un sentimiento de piedad religiosa, sino que expresaba el convencimiento de que el emperador reinaba en Nombre de Jesucristo. Las tumbas recuerdan a los visitantes la gravedad con que los soberanos ejercían su poder. Sabían que no solo deberían dar razón ante los hombres, sino que también eran responsables ante Dios. Los objetos hallados en las tumbas se encuentran en el Museo Histórico del Palatinado.

En el patio anterior de la catedral hay un recipiente de piedra (Domnapf) de 1490. Se utilizaba en las ceremonias de ordenación, cuando el nuevo obispo mandaba que se llenara de vino hasta los bordes para ganarse a los fieles.

Mirando de frente a la catedral a mano derecha hay un conjunto escultórico llamado El Huerto de los Olivos, es una representación de la redención del mundo. En su noche en el huerto de Getsemaní, Cristo demostró que la Redención solo llega a ser realidad si el ser humano está dispuesto a poner su vida en las manos de Dios.

 Hace un día magnifico, sol y 25 grados, se nota mucha gente por la calle paseando, comiendo helados o en el Bierrgarten comiendo unos bratwusrts y una cerveza que es lo que hacemos nosotros. Nos cuestan 2 bocatas y una cerveza de medio litro 11 €. Te cobran 3 € por la jarra que te devuelven cuando les llevas la jarra al acabarla.

En el s VII, Speyer fue sede de una diócesis. Como ciudad libre del Sacro Imperio romano, entre 1294 y 1779, se celebraron en la ciudad 50 sesiones del Parlamento imperial. La más célebre de todas tuvo lugar en 1529, cuando los estados protestantes del Sacro Imperio Romano formularon una protesta (de ahí la palabra protestante) contra las decisiones de la mayoría católica.

Tiene edificios muy bonitos y en el Rathaus, donde hay un pasaje, se pueden encontrar lavabos muy limpios y gratis.

Nuestro siguiente destino es Maulbroll pero cuando paramos a echar gasolina en Bruchsal, a 1,345 €/l que es muy buen precio, decidimos pasar de la parada prevista y tirar hacia el sur dirección Suiza.  Bruchsal tiene un palacio espectacular pero no lo visitamos, otra vez será.

Encontramos un camping a unos 10 km de Basilea en Suiza. Se llama Camping du Canal, está en Kembs (Francia) y nos cuesta 14€, los lavabos están bien, las duchas son gratis y hay lavadora por si la necesitas. Un pequeño bar, hace comidas sencillas y tiene una piscina muy chula.

Hemos hecho 400 km.

A %d blogueros les gusta esto: