Ucrania

Verano del 2016

KIEV, LVIV, CÁRPATOSucrania

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Una gran desconocida, al menos en el momento en que lo visitamos nosotros. Las noticias de guerras contra Rusia por el control de unos territorios, han hecho que este país apenas se visite, y es una gran injusticia. Ucrania es un país enorme en la que apenas se nota sus problemas con su gigantesco vecino. Gente amable, ávida de conocer otras formas de vida, con ciudades más que interesantes, compitiendo en belleza a otras más conocidas. Ni siquiera en la maravillosa Kiev se ven turistas, tan solo en la plaza central de Lviv se ven en sus terrazas y museos. País muy fácil para viajar con coche propio, que fue nuestro sistema ya que íbamos de camino a Rusia.  Sin duda se merece muchos más días a los que nosotros le dedicamos presionados por el exigente día de entrada del visado ruso.

Fecha del viaje

Del 7 de Julio al 14 de Julio del 2016

Moneda

La moneda se llama grivna, aunque apenas tendrás que utilizar esa palabra ya que los precios son en ese número y apenas hablan inglés. Se divide en 100 kopecs. En julio del 2016 el cambio era de 1€=27,5 UAH (Conversor)

480px-All_coins_of_Ukraine

Nivel de vida

Para los occidentales es un país muy barato, se puede comer bien pagando como máximo, con bebida unos 5 €. Las entradas a los museos son de 0,3 €

Visado

Los españoles no lo necesitan pero se ha mirar en las fechas del viaje porque es un país que en sus avatares políticos puede cambiar en poco tiempo

Salud

Ningún problema.

Seguridad

Nuestra impresión general es que es excepcionalmente seguro, tanto para las personas como para los vehículos. Algunas carreteras están en mal estado y los conductores corren bastante por lo que se ha de vigilar y estar atento

Transporte

No podemos informar de nuestras impresiones sobre la red pública de transporte. Hicimos todo el recorrido en coche propio, tan solo podemos informar del buen funcionamiento del metro en KIEV, que es excelente y muy barato

Electricidad978-1-741-79328-4

Los enchufes igual que en el resto de Europa, de dos clavijas redondas.

Diferencia horaria

No hay ninguna diferencia con España

Guía de viaje

Lonely Planet Ukraine

ITINERARIO

Día 1:  RZESZOW – LANCUT – PRZEMYSL – KRAKOVEC (UCRANIA)- LVIV
Día 2: LVIV
Día 3: LVIV – IBANO FRANKISCH – YARENCHE – KOCIB – YABLUNIV-   KOLOMIA
Día 4: KOLOMIA – CHERNIVTSI – KHOTIN – KAMIANEBS – PODELSKI
Día 5: KAMIANETZ- PODELSKY – KIEV
Día 6: KIEV
Día 7: KIEV – CHERNIHIV – KRASNOSELSKOE

Diario de viaje

9-7-2016 SÁBADO

RZESZOW – LANCUT – PRZEMYSL – KRAKOVEC (UCRANIA)- LVIV

El desayuno del hotel no vale la pena, no lo recomendamos, hay platos salados, un pastel pero nada que nos guste demasiado.

Salimos hacia Lancut, que está a 24 km de aquí. Es una ciudad con un palacio con salones de baile preciosos, un pequeño teatro, una sala de los espejos, etc. en las cocheras se exhibe la mayor colección de carruajes de Polonia, con 120 modelos diferentes de coches, carros y otros vehículos de tiro.

Se puede visitar de lunes a viernes de 8 de la mañana a 4 de la tarde. Los sábados y domingos de 10 a 6 de la tarde. Nosotros como vamos hacia la frontera no nos podemos esperar pues no sabemos cuánto tiempo tardaremos en pasarla.

Pensábamos que habría un paso por Przemysl, pero cuando llegamos tenemos que volver a subir al norte y la pasamos por Krakovec. Hay una gran cola que no se mueve nada. Desde el hotel de esta noche son 107 km hasta la frontera, con la vuelta que hemos dado.

Después de 55 minutos nos movemos algo, pero poco. Al cabo de 1 hora y 50 minutos salimos de Polonia. Miran un poco el coche, pero nada exhaustivo.

A los pocos metros está la frontera de Ucrania. Pasamos por un sitio donde un policía apunta nuestra matricula y que somos dos en un papelito. En la cola, otro policía mira dentro del coche y nos hace abrir la tienda.dsc_0430-medium

Se tiene que ir a la ventanilla a sellar los pasaportes y con los papeles del coche. Luego un oficial de inmigración mira dentro del coche y se lleva el pasaporte del dueño del coche y los papeles. En pocos minutos te lo devuelve y ya estamos en Ucrania. El papelito del principio es muy importante pues le ponen unos cuantos sellos y antes de salir del recinto de la aduana un soldado armado se lo queda. Antes, nos han preguntado en otra garita donde íbamos, o eso creemos, le hemos dicho L’vdv y nos ha dicho que adelante.

Justo al salir hay una oficina de cambio  en una gasolinera y el cambio es muy ventajoso, ya que cambian el € a 27 y en la pag web pone 27,5 el cambio con el €.

No hay nada de tráfico y la carretera no está mal. En poco tiempo llegamos a Lviv, queremos ir a la oficina de turismo pero cae un tormentón espectacular. Esperamos en un Mc Donalds y cuando para de llover vamos a buscar información. En el momento que deja de llover se anima un montón la calle, estamos al lado de la Opera y vemos a un montón de grupos de turistas, eso si, nacionales.p1020537-medium

La oficina de turismo está en la plaza central o Rinok. Nos dan un mapa que nos va a ir muy bien para orientarnos y un folleto de la Lviv medieval. Hay en verano muchas actividades musicales en la calle aprovechando el buen tiempo. Vemos unas cuantas parejas bailando muy bien swing. Es una ciudad muy agradable con muchos bares, restaurantes, tiendas de recuerdos, etc.  Es sábado y se nota por el gran ambiente que hay.

Sacamos de un cajero, dinero local, con ciertos problemas porque todo lo dicen en ucraniano y la verdad vamos flojos de esta lengua, pero por intuición todo va bien.

Como no tenemos hotel reservado, vamos a ver si encontramos uno. No lo queremos en el centro porque tiene que tener parking y abierto, ya que con la tienda pasa de los 2,3 metros y casi ninguno admite esa altura.

Vamos al Hotel Argo, que está a unos 3 km del centro. No quedan habitaciones standards, pero les queda una suite y nos la quedamos. Cuesta 32 € la noche, nos quedaremos dos noches. Justo al lado está el lado está el Hotel Nton, no lo vamos a ver, pero la guía pone que está muy bien, todo renovado y que el personal es muy atento. En nuestro hotel hay una chica que habla espectacularmente inglés muy amable.p1020541-medium

La habitación es muy grande con cocina americana, aire acondicionado y televisión de pantalla plana con USB, para poder ver nuestra serie favorita.

Por delante del hotel hay 3 autobuses que nos van bien para ir al centro, son el 217ª, el 50 y  el 30. También hay un tranvía el nº 7.

Como aparcar es difícil es las ciudades cogemos el bus, cuesta la friolera de 4 G, el equivalente de 15 céntimos de €. Entras, se lo das al conductor y ya está, buscas asiento, pero no hay tickets ni nada. Son unas furgonetas amarillas y pasan muy a menudo, tienen pocas paradas con lo   que hay que estar atento para que no se pase del hotel. En la calle hay una señal de autobús para que sepas donde para, pero no hay ni números ni nada, te lo tiene que indicar en el hotel.

Volvemos al centro a pasear un rato más,  ahora en la Rinok hay gente bailando samba  … tomando cervecitas, cenando, nos encanta esta ciudad.

Al cabo de un rato nos vamos a descansar a nuestro maravilloso hotel.p1020544-medium

Hemos hecho 183   km.

10-7-2016 DOMINGO

LVIV

Hoy lo vamos a dedicar a Lviv, creemos que se merece todo un día y así descansamos de coche, aunque la verdad es muy cómodo y no nos cansamos nada.

El nombre le viene del hijo de Danilo, Lev,  que fundó un fuerte encima de la colina en el s XIV que todavía se conservan unos vestigios que iremos a la tarde a visitar.dsc_0432-medium

Empezamos por unas cuantas iglesias que nos encontramos, nada de extraño si pensamos que la ciudad tiene unas 100 en total.

Llegamos a la torre de la pólvora que está al lado de la antigua muralla y de los bastiones. En tiempo de paz también servía para almacenar trigo o grano en general.

De allí nos acercamos al Arsenal, donde entramos al museo que cuesta 10 G por persona. Hay un buen repertorio de armas de todos los tiempos, cañones, balas de cañón etc.

Los domingos hay un mercadillo donde venden libros antiguos y pequeñas antigüedades como máquinas de fotos, parafernalia de los tiempos soviéticos o gorras de militares.

Paseamos por los alrededores pasando por la Ploshcha Rinok. En el s XVI hubo un gran incendio que quemó la mayoría de esta plaza y se fue reconstruyendo con la construcción del ayuntamiento en el medio de la plaza (donde está la oficina de turismo) con fuentes con esculturas de diosas griegas en cada una de sus esquinas. El día de la independencia de Ucrania, el 24 de Agosto les ponen blusas bordadas típicas de aquí.img_20160710_225209-medium

Hay unos 40 edificios en todo el perímetro de la plaza, te puedes fijar que la mayoría tiene 3 ventanas a la calle que era el máximo que se podía poner sin que te pusiesen impuestos. Con lo que las que tienen más ventanas, eran muy ricos para podérselo permitir. En alguna de estas casas hay museos, pero nosotros no entramos.dsc_0438-medium

Es la hora de comer y miramos la guía a ver que recomienda. Habla muy bien del Kumpel y allí que nos vamos. Es un restaurante muy bonito, bien decorado en estilo art decó y el servicio es excelente. Comemos unos platos muy ricos, el nombre imposible de recordar, con dos cervezas de medio litro por 13 €. Somos de los únicos que nos pedimos medio litro, allí lo normal es 1 litro.img_20160710_135904-medium

Seguimos paseando y nos acercamos a la universidad porque al lado hay un café muy especial. Se llama Cat café y como su nombre indica está lleno de gatos que puedes acariciar y con un poco de suerte cogerlos y tenerlos contigo. Nos tomamos un té muy rico con menta y jengibre y descansamos de tanto andar rodeados de hermosos gatos, la mayoría haciendo la siesta, aunque queda alguno con ganas de jugar. Está abierto todos los días y venden parafernalia relacionada con los gatos para sufragar los gastos de su mantenimiento y ayudar a los sin techo peludos.dsc_0435-medium

Por la tarde volvemos andando al hotel y cogemos el coche para acercarnos a ver los restos del castillo, del cual no queda nada pero las vistas sobre Lviv son muy buenas.img_20160710_155859-medium

Hay muy pocas evidencias del fuerte del s XIV que había que fue donde nació la ciudad, pero las vistas 360 º vale la pena el esfuerzo de subir.

Hemos hecho 11 km

11-7-2016 LUNES

LVIV – IBANO FRANKISCH – YARENCHE – KOCIB – YABLUNIV-   KOLOMIA

Tardamos casi una hora en salir de Lviv, es lunes y hay mucho tráfico. El pavimento es de adoquines y eso va fatal para los coches, vas dando saltos todo el rato. Si a eso le sumas los carriles del tranvía, de los trolebuses, los buses pequeños es una locura.

Ponemos gasolina por primera vez y llenamos el depósito de 80 litros con 47 € ¡!!!!

Vamos hacia el sur y la primera parada es Ibano Frankisch, es una ciudad grande de 200.000 habitantes y hoy hay mercado con lo que para aparcar nos las vemos y nos las deseamos.p1020609-medium

Vamos a la oficina de turismo, pero como cerraban a las 12:30 para comer según la guía, nos la encontramos cerrada. No pasa nada pues tenemos por la calle unos letreros con los edificios importantes y la información también está en inglés.

Vamos a la catedral Armenia, no muy grande pero muy bonita, la catedral griega católica, un parque, una fuente donde se refrescan los paisanos de tanta calor que hace y como ya se ha hecho la hora de comer nos vamos a un restaurante que recomienda la guía, se llama Manufactura. Es un encanto de establecimiento y las personas que trabajan allí son una maravilla. No hay muchos platos donde escoger pero todo lo que pedimos está exquisito y súper bien presentado, muy sofisticado. Nos cuesta 9 € dos primeros, dos segundos, dos cervezas y postre, una gofre de chocolate con plátano ufff, nos ponemos como el quico.p1020607-medium

Nos encontramos al salir con una familia que nos escucha hablar y nos dice que son ucranianos pero que hace 10 años que viven en Gerona. Están de vacaciones y también han venido en su coche desde casa. Acaban de estar en Odesa y dicen que está súper tranquilo, con lo que nos planteamos hacer una escapada al mar Negro.

Cogemos el coche y seguimos hacia el sur hasta los Cárpatos. La Unesco lo ha nombrado Reserva de la Biosfera y realmente es un cambio con todo lo que hemos visto de Ucrania. Hay bosques y bosques, pistas de esquí y en la casas de madera muy bonitas montones y montones de leña. Eso nos indica que aquí debe hacer mucho frio en invierno. Cuando nos cruzamos con algún coche, nos saludan, no deben ver a muchos turistas por estos lares.

Hay en las puertas de las casas gente vendiendo frutos del bosque como arándanos, frambuesas, miel, licores varios etc.dsc_0507-medium

Otra cosa que nos sorprende es la cantidad de iglesias que nos encontramos, en algunas casas incluso hacen una pequeña iglesia con muchas imágenes de santos, vírgenes etc.

La carretera al principio no estaba mal, pero a medida que nos adentramos en los Cárpatos va degenerando, hasta que en algunos sitios si no tienes cuidado te puedes quedar sin coche.

Aquí las chicas en general tienen hijos muy jóvenes, pues hemos visto muchas con carritos y bebes, que deben tener 16-17 años.

Las casas son muy parecidas a unas que vimos en el norte de Rumania, muy decoradas y con tejados metálicos que allí eran de los gitanos ricos de la zona. Suponemos que aquí al estar tan próxima la frontera deben ser los mismos.dsc_0499-medium

Llegamos a Kosiv, famoso por las manualidades de los Hutsul. Esta etnia es muy independiente y también individualista. Fueron primeramente identificados como  grupo étnico a finales del s XVIII. Los etnógrafos describen la vida de  los Hutsul está dominada por los rebaños de ovejas de las pasturas de montaña, algo de agricultura y explotación de la madera.

Su idioma es un dialecto incomprensible para el resto de los ucranianos, siguen leyendas paganas y una dieta basada en ingredientes de la montaña como setas, frutos del bosque desde fresas, frambuesas, arándanos etc., queso hecho de cabra parecida a la feta y la polenta.

Las iglesias las decoran extraordinariamente, hacen bordados en las camisas muy llamativos y alfombras de lana, similares a las que compramos en el norte de Rumania.dsc_0510-medium

Después de unos pocos kilómetros la carretera mejora mucho. Parece que se les acabó el dinero porque unos 25 km antes de nuestro destino final la carretera es estupenda, nuevecita.

El hotel lo tenemos en Kolomya, se llama On the Corner. Después de haberlo reservado en booking hemos visto que en la guía pone que es de los mejores de Ucrania. Nos cuesta 20 € con desayuno incluido, la doble con baño.

Llegamos a Kolomia y a pesar de poner la dirección y salirnos el hotel en la tablet no lo encontramos. Damos vueltas, preguntamos y después de un buen rato, llegamos al punto inicial donde debía estar y es allí, pero no pone nada en la entrada. En la casa pone la calle y el número, pero en ningún sitio On the corner.

Nos habían mandado un mensaje para orientarnos pero hasta que no tenemos wifi no lo vemos. La bienvenida es estupenda, nos ofrecen café o té, con pan y mermelada casera muy rica.dsc_0516-medium

Es una casa particular que tienen habitaciones de sobra y las alquilan, son muy amables, hay dos hermanos, el hombre habla un inglés muy bueno y la hermana habla italiano.

Nos explica muchas cosas interesantes de la zona, las montañas, las excursiones que se pueden hacer, la situación política etc. nos confirma lo que habíamos supuesto están dedicando tanto dinero a la guerra que no hay para seguir asfaltando carreteras que buena falta les hace.

Nos explica que Rusia va montando problemas alrededor suyo, nos habla de Georgia, Armenia, Azerbayan, Transnitria o el último donde apoya a los independentistas de Donesh. Respecto a Crimea nos dice que no les importa que se lo haya anexionado Rusia, salvo por el hecho de la minoría Tátara. A finales de la IIGM, Stalin los echó de Crimea y tuvieron que abandonar todo e irse a otros lugares. Desde 1989 con la Perestroika volvieron a instalarse en sus hogares y ahora con la anexión rusa los han vuelto a deportar de sus casas. Habían empezado a montar pequeñas empresas turísticas, hoteles y todo eso se ha acabado.img_20160711_202638-medium

Esto último de Donesh es un problema porque cada día mueren soldados en escaramuzas y son los hijos, hermanos de la gente y eso es duro.

La habitación es muy grande, pero el baño es de los más pequeños que hemos visto, pero suficiente, debe medir 1,5 metros cuadrados. Un plus para los amantes de los gatos es que hay una gata de angora que se llama Maruska, que es lo más dulce en gatos que hemos visto en mucho tiempo.

Hemos hecho 322 km.

12-7-2016 MARTES

KOLOMIA – CHERNIVTSI – KHOTIN – KAMIANEBS – PODELSKI

El desayuno está a la altura del 9,2 de puntuación de Booking. Nos dan unas tortillas enrolladas como un canalón rellenas de queso, jamón y lechuga, además de  zumo de manzana y café con tostadas y mermelada. Es un desayuno opíparo.img_20160712_083942-medium

Mientras desayunamos bajan otros clientes que son un matrimonio de inglés y suiza de Ginebra. Están de vacaciones dos semanas en Ucrania, porque tienen unos conocidos en Kiev. Pensaban quedarse más días en este pueblo pero se quejan de que no hay mapas en otro idioma que no sea ucraniano. Ayer hicieron una excursión con guía, pero ellos dicen que les gustaría ir por su cuenta, con lo que se volverán a la capital antes de tiempo. Nos recomiendan encarecidamente que vayamos a visitar Chernobyl. Cuesta 130 $ por persona, pero dicen que es muy interesante e ilustrativo de lo que pasó y lo que podía haber pasado. Da mucho miedo, porque si hubiese ocurrido lo peor hubiesen ido a la atmosfera 200 kg de uranio y Europa no existiría.dsc_0525-medium

En 30 km a la redonda han sacado 10 cm de tierra que se supone que estaba contaminada y 94  pueblos fueron evacuados. En 3 horas salieron de sus casas para nunca regresar 50.000 personas. Alucinante, nos comentan que te explican tantos datos interesantes que hemos de ir.

Nos vamos a visitar Kolomya, que es una ciudad no muy grande, abarcable a pie. Tiene según la guía dos cosas importantes que son el Museo Folk de los Hutsul y el Museo Pysanky.

El museo folk abre a las 10 de la mañana  y cuesta 30 Gr, 1 € más o menos. Es un museo muy completo y enseña desde los trabajos tallados en madera, la cerámica, la ropa, las armas, las joyas, la decoración de la casas, el arte religioso etc., hay más de 20 salas para visitar. Al principio hay información en inglés en las primeras salas pero luego ya solo en ucraniano. Las salas las van abriendo para nosotros, ya que somos los únicos visitantes, y a medida que pasamos van cerrando las puertas y las luces. Hay mucha gente trabajando en este museo para tan poco visitante. La casa donde está el museo es un palacio del tiempo cuando estuvieron aquí los austro-húngaros.dsc_0561-medium

El Pysanky Museum es un museo dedicado al arte de decorar los huevos de pascua. Hay muestras de bastantes países, pero lo interesante es el edificio que lo acoge. Es un enorme huevo de pascua de colores. Nosotros no lo visitamos por dentro y preferimos dar una vuelta por el mercado donde vemos que no se diferencia tanto de los nuestros. Está muy animado a estas horas de la mañana.

Aparcamos y nos cuesta 0,15 € la hora !!!dsc_0540-medium

Seguimos camino hasta Chernivtsi, donde llegamos con un sol espatarrante.

La joya de la corona de esta ciudad es que a la Universidad la han nombrado como Patrimonio de la Unesco. Nos acercamos con el coche y aparcamos más adelante.

Hay mucha gente joven con carpetas en la puerta. Intentamos entrar y el vigilante de la puerta nos echa con cajas destempladas. Hay una guía turística que nos dice que volvamos a las 2 de la tarde que ahora es la hora de comer. Un poco más abajo hay una pizzería donde nos tomamos unas cervezas fresquitas casi sin respirar. No tenemos tiempo de nada más con lo que nos volvemos a la universidad. Intentamos entrar y otra vez el vigilante nos echa, le preguntamos si habla algo de inglés y nos dice que no, que habla ucraniano de muy malas maneras. Ya estamos a punto de tirar la toalla, pero llega una familia del país, pero turistas y los deja entrar, nos ve y nos hace señales de que entremos. Una chica muy maja que habla muy bien inglés nos dice que hará la visita guiada en ucraniano, pero que nos  traducirá lo más importante. Nos cuesta entrar 25 g cada uno.

Nos enseña una de las iglesias, la Seminarska Church, ahora usada para conciertos y ceremonias, que hay en el complejo estudiantil. Antes no era una universidad sino la sede de una iglesia, la residencia de los Metropolitanos, líderes de la iglesia ortodoxa.dsc_0566-medium

Nos enseña el salón de Mármol, el salón azul  y el salón rojo. Hubo un incendio que quemó casi todo, pero el salón rojo se mantiene todo como en sus inicios porque el fuego se paró justo aquí. Es un salón todo rojo, como su nombre indica, y se hacen actos culturales.

El salón de mármol ahora se dedica para hacer exámenes y tiene una galería superior donde los profesores vigilan que los alumnos no copien.

Al entrar nos damos cuenta que se están haciendo las matriculas, hay mesas con el nombre de la  rama que se estudia y pasamos por la de económicas, lo cual nos hace gracia, ya que somos del gremio.

La oficina de turismo está cerrada con lo que vamos a buscar un sitio para comer. La guía recomienda uno que al final encontramos, se llama Reflection. Entramos pero los precios nos parecen un poco desorbitados, es súper elegante y tranquilo pero nos vamos. Un poco más cerca del centro encontramos una especie de  self service donde tienes bastantes platos donde elegir, te lo ponen, lo pesan y pagas. Hay aire acondicionado lo cual agradecemos porque estamos torrados de andar por la calle a 34 grados a la sombra.dsc_0586-medium

Paseamos un rato por el centro, es como otras ciudades con edificios muy bonitos de cuando estuvo aquí el imperio austro-húngaro. El tener universidad le da un ambiente muy juvenil y agradable.

Seguimos camino y paramos en Khotyn, donde hay un gran castillo utilizado en muchas películas por la espectacularidad del lugar y de la construcción en sí. Según la guía está abierto de 8 de la mañana a 8 de la noche, pero no es verdad, antes de las 6 de la tarde ya no dejan entrar a nadie, solo abren la puerta para dejar salir a los visitantes. Tiene paredes de 40 metros de alto y 6 m de ancho. Se construyó en el s. XV, reemplazando a una estructura anterior de madera.

El momento de gloria le llegó cuando fue amenazado por una invasión de los turcos. Los polacos alistaron para que ayudaran a 40.000 cosacos y pudieron vencer a los 200.000 turcos que la atacaban la fortaleza. Le dio la fama de inexpugnable, pero en 1711 los turcos consiguieron conquistarla. Los rusos la retomaron en el s. XIX.

A pesar de no poder entrar vale la pena aunque sea por haberla visto por fuera. De hecho la guía dice que del interior quedan pocos vestigios. Alguna de las películas filmadas aquí son D’Artagnan y los tres mosqueteros, Taras Bulba, La tumba del león,  La flecha Negra, Ivanhoe, La sirenita etc

Seguimos camino hacia nuestro destino final que es Kamianets.  Tenemos reservada la noche en uno de los sitios más emblemáticos de Ucrania por su fortaleza. El hotel se llama Hetman y nos cuesta 20 € con desayuno incluido. Está muy cerca de la plaza central del Barrio Polaco, pero como la calle está en obras nos cuesta un poco llegar.dsc_0593-medium

No hablan nada de inglés y si les hablo con alguna palabra rusa no les acaba de  gustar. Menos mal que tienen los menús del desayuno en inglés y nos hacen elegir el que queremos antes de acabar el check-in.

La habitación no está mal, pero nada que ver con lo que dice la guía, que son enormes, la nuestra por lo menos no. Tiene aire acondicionado que se agradece porque hace mucho calor. También hay nevera y caja fuerte.

Eso sí, está decorado como una casa cosaca, con cuadros, artesanías, armas, adornos varios etc.

Salimos a dar una vuelta por este barrio, a estas horas está muy animado con gente cenando o tomando una cervecita. Nos acercamos al castillo pero la luz es muy mala para hacer fotos, ya que a estas horas está cerrado.dsc_0600-medium

Volvemos hacia el centro y entramos en un restaurante que hay con una terraza muy agradable donde cenamos. Nos cuesta 9 € y tomamos 1 primero, 2 segundos y 3 cervezas de medio litro muy ricas.img_20160712_202142-medium

Hemos hecho 170 km.

13-7-2016 MIÉRCOLES

KAMIANETZ- PODELSKY – KIEV

El desayuno está muy bien, nuestra elección son 3 huevos fritos con bacón, ensalada, pan, pastitas y té. Es más una comida que un desayuno, que barbaridad. El hotel está muy bien ambientado y la cocina no es menos.

Vamos hacia el castillo, que según la guía abría a las 10, pero no abre a las 9 de la mañana y cierra a las 5. La Lonely no acierta ni una con los horarios, con los precios lo entiendo porque la moneda ha tenido una depreciación importante, pero los horarios podría tenerlos bien.p1020635-medium

Cuesta 1 € (25 g) la entrada, aunque visto lo visto, no vale la pena ya que el interior es una extensión de tierra que lo único que tiene son unas cuantas tiendas de souvenirs, un bar y un camino de ronda de madera.

Para llegar al castillo pasas por el puente del castillo, une la ciudad vieja localizada en una península con un estrecho itsmo que hay al lado del cañón del rio. Ya los romanos construyeron un puente aquí en el s II. Ahora mide 86 metros, pero ha llegado a medir 114 m.

Su nombre parece que proviene de la palabra eslava Kamin, que significa piedra. Está nominado para que la Unesco lo nombre Patrimonio de la Humanidad.dsc_0603-medium

Tiene 12 torres, algunas de las cuales se añadieron en tiempos posteriores.  Había un arsenal, un almacén de pólvora, el tesoro etc. Una de las que albergaba el almacén de pólvora tenía forma cónica para que los gases saliesen sin dificultad.

Una de las últimas construcciones es la torre del agua. Tiene un túnel secreto que solamente conocían el comandante de la torre y los escribas.

Paseamos un rato por el pueblo, pero esta noche la tenemos reservada en Kiev y son 7 horas de coche, con lo que vamos tirando.

Las carreteras son horribles, vamos dando saltos, son un destroza suspensiones,  y eso que son las autopistas.

Las “autopistas” están llenas de vendedor@s con frutas del bosque, setas y conservas varias.dsc_0607-medium

Llegamos a la gran metrópolis que es Kiev, hay un tráfico igual que pueda haberlo en Barcelona. El agravante es que las carreteras de entrada están asfaltándolas y eso crea un gran atasco. Llegamos sin novedad al hotel Salute donde tenemos reservadas dos noches a 35 € la doble con baño.

Para aparcar, problema a tener en cuenta en estas megaciudades, hay un parking exterior pero con vigilancia 24 horas que cuesta 1 € al día, una ganga.

La habitación es muy cómoda y agradable con unas vistas espectaculares a uno de los complejos monásticos más importantes de Kiev, y con la estación de metro Arsenalna a 300 metros andando. Muy recomendable este hotel, las recepcionistas son muy amables y hablan inglés perfectamente.p1020664-medium

Después de descansar unos momentos vamos a pasear por la ciudad. Llegamos a un monumento a las víctimas de las hambrunas forzadas por el régimen soviético, donde murieron millones de personas.

A la tarde se puede entrar sin pagar al monasterio y verlo por fuera. Es muy grande, con un montón de iglesias y unas cuevas donde hay momias, una 127, todo esto a estas horas está cerrado, pero es muy agradable para pasear. Hay unos paneles donde explican la historia de esta institución, como quedó después de la guerra y como la han restaurado, las visitas ilustres y los restauradores que han tenido.dsc_0627-medium

El monasterio tiene una extensión de 28 hectáreas y para los creyentes es el sitio más sagrado de los tres países eslavos, Rusia, Ucrania y Bielorusia.

Se fundó en 1051 y fue ganando fama a lo largo del tiempo, ya que los monjes hacían catacumbas donde rezaban, estudiaban y vivían. Cuando morían sus cuerpos se preservaban naturalmente sin necesidad de embalsamarlos por la fría temperatura y la falta de humedad. Las momias están estupendas todavía hoy, lo cual da a los peregrinos una confirmación de que eran hombres sagrados.

El complejo está dividido en el Lavra de arriba que depende del Patriarca de Kiev y el de abajo que depende del Patriarca de Moscú.

Si se quiere entrar en las cuevas se debe llevar un pañuelo en la cabeza y una falda que llegue por debajo de las rodillas. Están prohibidos los pantalones, pero parece que hacen un poco la vista gorda.p1020669-medium

Aparte de las iglesias hay varios museos como el de miniaturas, el del tesoro, y otros que van con su entrada. Volvemos por un agradable parque hasta nuestro hotel.p1020667-medium

Hemos hecho 431 km.

14-7-2016 JUEVES

KIEV

Hoy nos vamos a dedicar a visitar esta preciosa ciudad, que ya ayer cuando íbamos en el coche hasta el hotel nos dimos cuenta que nos iba a gustar mucho. Tiene muchos parques dentro de la ciudad, y la gente los aprovecha para guarecerse del calor que está haciendo estos días.

Cogemos el metro en Arsenalna, se compra el billete en ventanilla, cuesta 4 g, te dan una ficha y la pones en un torno y pasas. Si vas a coger muchos metros se puede coger una tarjeta que según hemos entendido se recarga y cuantos más viajes, más barato te sale proporcionalmente.

Esta estación de metro es famosa por ser la más honda  del mundo, más de 100 metros de profundidad. Cronometramos cuanto tardamos en bajar y son casi 4 minutos.dsc_0642-medium

El metro lo cogemos solo para 1 parada, nos bajamos en Khreshchatyk,  y vamos a buscar una oficina de turismo, pero no tenemos suerte. Hay unos plafones donde hay una i y ponen las cosas importantes que hay a la derecha o a la izquierda.

Esta calle es la principal arteria de la ciudad y su nombre viene de un rio que actualmente está subterráneo. Durante la IIGM los soviéticos en retirada minaron todos los edificios, convirtiéndolo en trampas para los soldados alemanes. La mayoría explotaron y otros se incendiaron, por eso fueron reconstruidos con este estilo tan soviético. En fin de semana cortan el tráfico con lo cual queda toda para los peatones.

Vamos hacia Maydan Nezalezhonosti, o plaza de la Independencia, es donde se han producido las principales protestas, desde que unos estudiantes plantaron tiendas protestando contra los rusos o la revolución naranja en 2004. Tiene mucha vida, con un señor que tiene un águila y que por 20 g te la pone en tu brazo, o otros que tienen palomas de color blanco para que te hagas la foto, o otros que tienen unos monos.dsc_0654-medium

La siguiente parada es St Sophia’s Catedral, desde 1990 en la lista de Patrimonio de la Humanidad. Se paga por entrar y pasear por el exterior 20 g y si quieres entrar a la Catedral y visitar el refectorio hay una entrada única de 80 g.

Nos quedamos anonadados por el interior de la iglesia, no tenemos palabras, hay que verla. No se pueden hacer fotos en el interior, debe haber más de 15 vigilantas con lo cual imposible burlar esta prohibición. Llevan un uniforme de falda negra y blusa blanca.

Se llama así por la diosa de la Sabiduría, copia de la que hay en Estambul. Fue un centro de aprendizaje y de cultura, albergando la primera escuela y biblioteca de Kiev. Al estar al lado del palacio real, es donde se hacían las coronaciones y otras celebraciones reales. El Principe Yaroslav está enterrado aquí.dsc_0667-medium

Cada mosaico, cada fresco está en la posición correcta según las escenas bizantinas decorativas, siendo un símbolo en 3D del orden ortodoxo.

Enfrente de la iglesia está la estatua del héroe cosaco Bhodan Khmelnytsky.dsc_0712-medium

En línea recta se ve el Monasterio St. Michael, aquí la entrada es gratuita. Está recientemente restaurada y luce muy bonita en este color azul añil que tiene. En la torre de la campana hay un museo donde se explica la historia de la iglesia y de la que destruyeron justo al lado en 1934 los Soviets.

De aquí nos vamos a St Andrew, pero está cerrada por reformas. La podemos ver por fuera, es muy bonita con las cúpulas doradas. La construyó el mismo arquitecto que hizo el palacio en St Petersburg.dsc_0646-medium

Vamos deambulando sin rumbo y nos encontramos con la catedral de St Volodymyr, no es de las más importantes pero es una de las que tiene el interior más bonito. Se construyó para celebrar los 900 años de cristianismo ortodoxo en la ciudad en el S XIX. Tiene el exterior de color amarillo y 7 cúpulas de color azul de estilo típico Bizantino. En el interior tiene influencias de Art Nouveau.

Pasamos por los jardines botánicos y llegamos a donde según nuestro mapa hay una estatua de Lenin. No está la estatua de Lenin, solo la base que es una columna oscura. La estatua parece que se la han llevado a México.dsc_0731-medium

Enfrente, hay que pasar por un paso subterráneo, se encuentra el Bessarabsky Rynok, un mercado de frutas, verduras, carne y flores. Además hay varios puestos con caviar de varios tipos a un precio asequible para nosotros.

Decidimos volver un rato al hotel a descansar de tanto sol. A la tarde volvemos a salir y nos acercamos a ver la Zoloti Vorota, es donde estaban las fortificaciones de Kiev en tiempos de Yaroslav el sabio. Se erigió en 1037, inspirándose en la Golden Gate de Constantinopla, siendo la principal entrada a la antigua ciudad. Durante los asedios de los mongoles fue bastante destruida  y lo que se ve ahora es la reconstrucción de 1982, no muy lograda la verdad.dsc_0691-medium

De aquí pasamos por un edificio llamado la casa de la viuda que llora, porque cuando llueve el agua cae por las mejillas de la triste cara de la fachada.

Muy cerca está la House of Chimeras, un edificio Art Nouveau construida en 1903 por el arquitecto Wladislaw Horodecki para su uso personal.  Hay figuras en la fachada de leones, cocodrilos, elefantes, rinocerontes, ranas etc. lo hizo todo de cemento que era un material que se acababa de descubrir y que le encantaba a este arquitecto. Para poder verla tenemos que dar un rodeo porque está justo enfrente del palacio presidencial y las calles están cerradas. Al final un soldado se apiada de nosotros y nos podemos acercar bastante para verla bien.dsc_0647-medium

Pasamos por el estadio del Dínamo de Kiev y llegamos a una especie de parque de atracciones que tiene unas vistas espectaculares de la ciudad abajo. Está el monumento de la amistad entre Rusia y Ucrania un círculo inmenso y debajo unas cuantas esculturas de estas que les gustan tanto a los soviéticos.

De aquí ya llegamos a la Plaza de la Independencia, cogemos metro y vuelta al hotel.dsc_0719-medium

15-7-2016 VIERNES

KIEV – CHERNIHIV – KRASNOSELSKOE

Después de desayunar nos acercamos andando al Museo de la Guerra que está a 1 km andando más o menos de nuestro hotel. Abren a las 10 de la mañana, pero nosotros vamos a ver el escultural mural que hay poco antes de la entrada y la impresionante escultura de titanio de la madre patria.

Se llama Rodina Mat Memorial, literalmente la madre de la patria. Es una estatua de 62 m de alto de una mujer guerrera sobre un podio de 40 m. Fue inaugurado por Brezhnev en 1981, el diseñador fue el mismo de la que hay en Volgogrado, pero quedó un poco raro cuando las autoridades comunistas decidieron recortar la espada para que no sobrepasase las cúpulas de Kyevo Pecherska Lavra. Se puede subir en un ascensor a una plataforma que está en la parte alta del escudo y ver a los ojos de la estatua.p1020724-medium

Hay una llama eterna por los muertos de la IIGM, muchos artefactos militares como helicópteros, tanques, camiones, aviones que se pueden ver sin pagar la entrada.

Lo que impresiona es un mural típicamente soviético con una historia de guerra, muerte y exaltación de la patria, que te encuentras para llegar a ver la estatua y el museo de la guerra.dsc_0749-medium

Nosotros paseamos un ratito y luego ya volvemos al hotel a coger nuestras cosas y seguir camino. El parking se lo pagamos al vigilante y salimos hacia el norte, a Chernihiv. Está a unos 150 km por una autopista llena de baches, que necesita bastantes reparaciones.

A unos 32 km de la esta ciudad mejora bastante, lo cual es un alivio y un descanso para nuestro pobre coche. Dura poco la alegría, pues vuelve a empeorar.img_20160715_134919-medium

Llegamos a Chernihiv, una ciudad no muy grande, pero que tiene un pasado glorioso del que quedan algunas iglesias muy antiguas. Damos una vuelta, pero hace un calor tan grande que vamos al hotel Ucrania donde nos dan un mapa de la ciudad ya que no tenemos nada de información y vamos a buscar un sitio donde comer. En la guía recomienda un restaurante que está en la calle principal (Mugi,21), que se llama Barenichna. Entramos y vemos que ha sido una buena elección, pues hay un aire acondicionado estupendo  y una decoración que nos encanta. Está lleno de lugareños con lo que eso indica que se come bien.dsc_0760-medium

Pedimos unas ensaladas, pollo con champiñones, dos cervezas y café y nos cuesta todo 7 €.

Decidimos visitar unas cuantas cosas pero en coche, nada de andar, ya que cuando llegamos la temperatura es de 44 grados. Pasamos por la Krasna Ploshcha o Plaza Roja, pero que en lengua eslava antigua significa hermosa. Es enorme y lleno de bonitos edificios.dsc_0775-medium

Hay unas cuantas iglesias Patrimonio de la Humanidad en Dytynets, que significa ciudadela en ruso antiguo) y es el corazón de la ciudad. En la actualidad es un parque, con la Catedral Boryso-Hilbsky del siglo XII, que se ha convertido en un museo. Cuesta entrar 15 g y la gran atracción son el par de puertas de plata que encargó el famoso líder cosaco Iván Mazepa.dsc_0768-medium

Cerca se encuentra la St . Catherine Church y el monumento a Shevchencko. A 2 km de la ciudad hay unas cuevas en Antoniy y el Monasterio de la Santa Trinidad. Lo vemos por fuera pero hace tanta calor que nos quedamos en el coche con el aire acondicionado.dsc_0757-medium

El hotel lo tenemos en Krasnoselskoe, se llama 7 Ya, nos cuesta 13 € la doble con baño. Es como los que hay en las carreteras pero de una calidad excelente. La habitación es muy grande, todo nuevo, bien acondicionado, y con todo lo necesario. Eso sí, está en medio de la nada con una granja de vacas al lado, pero para nosotros era perfecto pues nos acercaba a la frontera rusa, ya que no sabemos cuánto tardaremos en hacer los trámites aduaneros.

Hemos hecho 241 km.

y pasamos a rusia…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: