Martinica

Noviembre del 2019

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

En Noviembre  del 2019 decidimos hacer un periplo de dos meses y pico por los países caribeños, y la primera duda que nos saltó fue, que no teníamos claro ni el orden ni que países eran independientes o los que eran territorios de Ultramar de las metrópolis centrales. El inicio de este viaje fue por Martinica, pues encontramos el primer “chollo” de nuestra vida respecto al precio de un vuelo. La compañía “LEVEL” puso a la venta vuelos a 120€ desde París a varios destinos, y éste era uno de ellos.

Martinica, igual que Guadalupe, es un territorio francés de Ultramar. O sea, es Francia pero con características propias y originales que nadie se lleve a engaño, aunque el nombre de Martinica sugiera mucho, es Francia con todo lo que esto comporta de ser un país de Europa.

A nosotros nos gustó mucho, allí se encuentra un vegetación y una historia geológica apasionante ( Mount Pelé), aparte de algunas playas muy chulas

Fecha del viaje

Del 4 al 9 de Noviembre del 2019

Moneda

Qué fácil, funcionan con el euro

Nivel de vida

Es Francia y territorio de Ultramar, todo lo tienen que traer desde fuera y todo es bastante caro, pero nos alojamos en una casa de Airbnb con derecho a cocina y comprábamos en supermercados y nos ahorramos bastante en comida

Visado

No se necesita.

Salud

Aunque la calidad de los servicios son los de Europa rica, y no te has de preocupar demasiado del agua o de la comida, hay que tener cierto cuidado con los mosquitos, que hay muchos y la isla no está exenta de enfermedades tropicales, aunque, según decían las personas con las que hablamos, no son nada frecuentes

Seguridad

Nos pareció que está bastante exenta de problemas de delincuencia graves, pero en absoluto se deber perder la precaución, hay barriadas de población muy modestas (nos recordaron a las favelas brasileñas) y nos recomendaron tener cuidado con el coche alquilado. Se ha de vigilar con la seguridad vial y, sobretodo, la época de ciclones que va de Junio hasta finales de Noviembre, aunque el cambio climático ha hecho que no sea tan estricto este calendario.

Transporte

Alquilamos un coche por lo que no podemos dar referencias sobre el transporte público. Desde luego recomendamos alquilar un coche para visitar la isla, los puntos de interés están muy separados y no dan para mucho por si solos. Aunque conducen de una forma bastante respetuosa con la normativa, si se ha de tener algo de cuidado.

Electricidad

  • Voltaje: 220 V
  • Frecuencia: 50 Hz
  • Clavijas: Tipo C / D / E

 

 

 

Diferencia horaria

Hay 5 horas más de diferencia con la hora de invierno en España

Guía de viaje

ITINERARIO

Día 1: BARCELONA – PARIS – MARTINICA (FORT OF FRANCE) – CASE PILOTE
Día 2:  MARTINIQUE: CASE PILOTE – SAINT PIERRE – LE MOURNE-ROUGE- GORGE DE LA FALAISE – BASSE POINTE – MACOUBA – GRAND RIVIERE – PITONS DU CARBET – SACRE COEUR – CASE PILOTE
Día 3: MARTINIQUE: CASE PILOTE – LA TRINITE – CHATEAU DUBUC – RÉSERVE NATURELLE DE LA PRESQU’ILE DE LA CARAVELLE – STE MARIE – LE ROBERT – LE FRANÇOIS – CASE PILOTE
Día 4: MARTINICA: CASE PILOTE – LE DIAMANT – LES ANSES- D’ARLET – LES TROIS-ILETS – RIVIERE SALEÉ – CASE PILOTE
Día 5: MARTINIQUE: CASE PILOTE – JARDIN DE BALATA – STE LUCE – LE MARIN – GRANDE ANSE DES SALINES – LE VAUCLIN – LE FRANÇOIS – CASE PILOTE
Día 6: MARTINICA – ROSEAU, DOMINICA – TRAFALGAR


Diario de viaje

DIA 1    4-11-2019  LUNES

BARCELONA – PARIS – MARTINICA (FORT OF FRANCE) – CASE PILOTE

Salimos de Barcelona a la hora prevista, las 11 de la mañana con la compañía Vueling que nos lleva en 2 horas a Paris Orly, que es donde sale el siguiente avión a nuestro primer destino que es Martinica. Nos cuesta cada billete de Vueling 130 euros. Tenemos 3,5 horas de margen hasta el siguiente vuelo que hacemos con Level, que nos ha costado 120 euros cada uno.

No hemos pagado en ningún vuelo para facturar maletas, con lo que vamos con la mochila nueva de 10 kilos de peso y 50 litros de Decathlon.

En ninguno de los dos vuelos nos dan nada absolutamente, a menos que paguemos. Por no dar, no dan ni agua. Los cascos te los tienes que comprar si quieres ver alguna película en las pantallas que tenemos. Menos mal que unos amigos habían volado con esta compañía y nos habían avisado y los hemos traído.

A pesar de eso, el avión es cómodo y nos toca estar en el lateral donde vamos en los asientos de dos que son más cómodos que los del centro que van cuatro personas.

Como en Barcelona hemos ido a la sala VIP (gentileza del RACE) nos hemos traído algo de comida  y bebida para el vuelo largo, ya que son 9 horas.

Hemos alquilado coche para todos los días ya que suponemos que no debe haber mucho transporte público. La compañía es Álamo y nos cuesta 98 euros más 5 euros por dia por location premium, total 123 euros. No tenemos ni idea que es la location premium

El alojamiento lo hemos reservado en AIRBNB, las 5 noches nos cuestan  130 euros con desayuno. Se llama “Les Fonds Bleus y la habitación no se parece mucho a la fotografía, pero nos recibe Jeanne, la anfitriona, muy maja y acogedora. La calor es sofocante, son las 9 de la noche y estamos a 30 grados y 100% de humedad!!!!

Cogemos la cama y dormimos razonablemente bien gracias al ventilador que tenemos puesto toda la noche.

Hemos hecho 21 km

DIA 2    5-11-2019  MARTES

MARTINIQUE: CASE PILOTE – SAINT PIERRE – LE MOURNE-ROUGE- GORGE DE LA FALAISE – BASSE POINTE – MACOUBA – GRAND RIVIERE – PITONS DU CARBET – SACRE COEUR – CASE PILOTE

Tenemos una terraza en la casa muy agradable donde tomamos el desayuno con la familia. Jeanne ahora vive con su hijo que ha dejado su trabajo en París y se ha trasladado con sus dos hijos pequeños y su mujer a Martinica.

El desayuno es justito, pero teniendo en cuenta lo que pagamos no nos quejamos.

Salimos en dirección norte para explorar la isla. La primera parada es Saint Pierre, conocida por la erupción del monte Pelé, que el 8 de mayo de 1902 destruyó en 1 minuto la ciudad y pulverizó a sus 30.000 habitantes, ya que la lava se desplazaba a 150 km/hora pero lo más destructivo fueron los gases tóxicos. Sólo hubo 3 supervivientes, el más famoso un preso que gracias a que no había ventanas en la cárcel, se pudo salvar.

Hay un pequeño museo, donde se puede ver un documental sobre la erupción y sus consecuencias. Cuesta 8 euros la entrada. 

Saint Pierre ahora, es un pequeño puerto de pescadores de apenas 5.000 habitantes. En la playa se puede ver como venden al peso atunes enormes. El precio es bueno 8 euros/kilo.

Vemos los restos del teatro, la cárcel y algún otro edificio. A estas ruinas se puede entrar sin pagar nada.

Después de pasear un rato nos vamos con el coche al interior de la isla. El monte Pelé está bastante tapado y lo vemos poco. Hay muchos trekkings para hacer en toda la isla. Hay uno para subir a este monte, pero hoy hay tanta niebla que no apetece nada hacerlo.

Seguimos hasta la Gorge de la Falasie, hay que ir con guía y traje de baño, nosotros no lo sabíamos y no lo llevamos.

Seguimos la carretera interior, bastante estrecha y llena de curvas. No obstante es muy bonita ya que hay una vegetación exuberante por doquier.

Queremos llegar hasta Grand Riviere, donde se  acaba la carretera. Es un pueblito de pescadores adormilado, vemos unos cuantos turistas, pero se nota que no es temporada alta ya que está casi todo cerrado. Hay unos cuantos senderos señalizados para hacer, pero hace tanto sol que no hacemos ninguno.

Vamos volviendo y pasamos por Macouba, donde se puede visitar gratuitamente la destilería de ron J.M.

El siguiente pueblo es Basse-Pointe, villa natal de Aimé Césaire. Este señor fue un político y escritor muy famoso, cuyo nombre lleva el aeropuerto internacional de Martinica. Fue el primero en acuñar el término Negritud y el estar orgulloso de las raíces africanas de los habitantes negros del Caribe.

En este pueblo hay dos templos hindúes, ya que  llegaron muchos inmigrantes indios cuando se abolió la esclavitud.

Para volver cogemos la Nacional 3, para ver otros rincones de esta bonita isla. Pasamos por la Iglesia de Sacre Coeur, imitación a una escala más pequeña de la iglesia de París del mismo nombre.

Cerca de nuestro alojamiento hay un supermercado Ecomax, donde nos compramos unas cervezas y unas pizzas para cenar, ya que podemos utilizar la cocina de nuestro alojamiento.

Comprobamos los precios y vemos que son muy elevados, lo cual es comprensible ya que la mayoría de cosas se tienen que importar de Europa.

Hemos hecho 145 km

DIA 3   6-11-2019  MIERCOLES

MARTINIQUE: CASE PILOTE – LA TRINITE – CHATEAU DUBUC – RÉSERVE NATURELLE DE LA PRESQU’ILE DE LA CARAVELLE – STE MARIE – LE ROBERT – LE FRANÇOIS – CASE PILOTE

Llegamos a La Trinite, donde se encuentra el Chateau Dubuc, un edificio del s XVII en lo alto de un montículo, con vistas a una ensenada y a las ruinas de un molino azucarero. Se encuentra en la Península de Caravelle, cuesta 5 €, pero no entramos ya que está bastante destrozado. 

Aquí mismo empiezan senderos que surcan la reserva natural y terminan en los acantilados y las calas que delinean la costa. Vemos a un montón de cangrejos como los que se han hecho famosos en la Isla de Navidad. Son vergonzosos, a la mínima se esconden y si se dan cuenta de nuestra presencia  tarde, se quedan quietos para pasar inadvertidos, cosa improbable debido a su bonito color rojo.

Al cabo de un rato vamos al pueblo de Ste Marie. Allí se encuentran el Museo de la Banana y el Museo del Rhum. Ninguno de los dos tienen buenas críticas, con lo cual no entramos. En el de la Banana se aprende la historia de su cultivo y datos curiosos como que los alemanes devoran 15 kilos de plátanos por persona y año. En este pueblo creado en 1658 tiene un tómbolo, un brazo de arena que se descubre cuando hay marea baja. Actualmente el pueblo está bastante vacío, pero  se nota que tendrá mucho ambiente en temporada alta. En unas paredes que hay paralelas al mar vemos que están cubiertas de fotos de gente del pueblo, es muy interesante.

En Le Robert aparte de ser un pueblo turístico, tiene una especie endémica de iguanas, una especie en peligro de extinción.

En Le François, en la costa este, se encuentra la antigua hacienda azucarera de Habitation Clement, que abre sus puertas al público. Desde 1988 ya no se elabora ron, pero se expone la maquinaria de la destilería, al igual que las bodegas donde envejecen 1400 barriles de Rhum Clement, importados de Francia. Se puede visitar la casa colonial, del s XIX con sus muebles de época realzados por los candiles antiguos y los objetos de plata.

Volvemos a casa y compramos algo de comida para cenar en ella.

Hemos hecho 142 km

DIA 4  7-11-2019   JUEVES

MARTINICA: CASE PILOTE – LE DIAMANT – LES ANSES- D’ARLET – LES TROIS-ILETS – RIVIERE SALEÉ – CASE PILOTE

Hoy hace muy buen día y queremos ir un rato a la playa. El lugar escogido es Les Anses d’Arlet. Antes, no obstante, pasamos por una carretera muy panorámica y paramos para disfrutar del Rocher du diamant, un islote cercano a la costa, en forma de brioche. En 1804, las tropas británicas de Santa Lucía invadieron la roca para impedir el paso de barcos franceses. El islote quedó a cargo de la Marina Británica, se armó con un cañón y se le apodó Diamond Rock, territorio de su Majestad. La guarnición británica se quedó durante 18 meses, abasteciéndose con las provisiones que les traían en barco, hasta que un bombardeo de los franceses obligó á los ocupantes a marcharse.

Les Anses d’Arlet es uno de los pueblos con más encanto del sur de Martinica. Las playas son muy buenas, se nota pues están a tope de gente. El edificio más característico es la iglesia católica del s XVIII, enfrente de la playa. Hay varios restaurantes y bares donde comer o tomar algo.

Cuando nos  cansamos de playa vamos a Trois-Ilets, famoso por ser el lugar de nacimiento de la emperatriz Josefina que fue la esposa de Napoleón Bonaparte. Su casa natal es ahora un museo, el Musee de la Pagerie. Tiene unos jardines muy bonito y, hay unos edificios que se pueden visitar sin pagar la entrada. En el interior se puede ver cartas de amor de la emperatriz a Napoleón, la cama de su infancia, el coche de caballos etc…

También se puede visitar la Maison de la Canne. En el exterior hay máquinas que se utilizaban en la refinería de azúcar y en la destilería de ron. Hay exposiciones sobre el comercio de esclavos, colonialismo, emancipación y el código de conducta de los esclavos con los sus propietarios.

Se va haciendo de noche con lo que volvemos a Case Pilote. Hay bastante tráfico en Fort de France, con lo que ya llegamos de noche. Compramos algo para cenar y cocinamos en la casa. 

Hemos hecho 121 km

DIA 5  8-11-2019  VIERNES

MARTINIQUE: CASE PILOTE – JARDIN DE BALATA – STE LUCE – LE MARIN – GRANDE ANSE DES SALINES – LE VAUCLIN – LE FRANÇOIS – CASE PILOTE

Hoy desayunamos solos, ya que Jeanne que trabaja en el ayuntamiento como concejal de cultura, tiene prisa.

Nuestra primera visita es el Jardín de Balata. Cuesta 14 euros la entrada cada uno, pero vale la pena. Hay una casa con muebles antiguos y una terraza donde han puesto recipientes con azúcar y así vienen los colibríes.

Fue creado en 1982 por Jean-Phillipe Thoze, un apasionado de la horticultura que trajo ejemplares de muchas partes del mundo y ahora disfrutamos los visitantes. Hay bromelias, hibiscus, heliconias, anthuriums, dracenas etc. Además hay unos caminos por las copas de los árboles muy divertidos, que te dan otra visión. Están hechos con cuerdas y se mueven mucho. Las personas con vértigo no lo pasan muy bien.. Es caro, pero muy interesante. Si vas con niños hay un área de juegos con toboganes, puentes suspendidos etc. Como no podía ser de otra manera hay una tienda de souvenirs.

Del Jardín de Balata nos vamos a la costa caribeña a Ste Luce, la cual vive de la pesca y del turismo. Es una zona llena de hoteles y que alberga la histórica destilería Trois-Rivieres.

En Pointe Marin hay una playa pero no nos quedamos porque hay mucho oleaje y no apetece.

Llegamos a Grande Anse des Salines, esta playa tiene el nombre por el Etang des Salines, el lago salado más grande de la isla. Está poco desarrollada esta zona de la isla, lo cual se agradece. 

La siguiente parada es Le Vauclin, que tomó el nombre de Seigneur de Vauquelin, propietario de la hacienda del mismo nombre. Se convirtió en población autónoma en 1837 y es famosa entre los kitesurfers por ser la mejor zona de la isla. 

Le François, fue fundado por el Padre Labat en 1696 y se convirtió en comuna en 1837. Famosa por la Habitation Clement, que según la publicidad es mucho más que una destilería.

Llegamos a Casa Pilote a buena hora y vamos a visitarla ya que hasta ahora no lo hemos hecho. Nos sorprende gratamente, es un pueblo con un casco histórico pequeño pero bonito, con su plaza mayor, el mercado de productos frescos y el ayuntamiento.

Nos acercamos a la zona de playa, es muy agradable con su puerto pesquero pequeño y el muelle desde donde se pueden coger ferrys hacia Fort de France  y hacia St Pierre.

Nos sentamos un rato con los lugareños y vemos que la vida es tranquila en este rincón de la isla no demasiado turístico. Los gatos remoloneando hasta que un grupo de gente empieza a pescar y se acercan a ver si les cae algo. La pesca es curiosa, una barca lanza una red muy grande y después la gente de la orilla la va recogiendo y acercando a ver si hay capturas. Muchos ayudan en esta tarea y es bonito de ver.

Esta noche hay actuación en un chiringuito de la playa pero no somos nosotros mucho de jolgorio con lo que nos vamos a descansar, que mañana cambiamos de isla.

Hemos hecho 162 km

DIA 6  9-11-2019   SÁBADO

MARTINICA – ROSEAU, DOMINICA – TRAFALGAR

Desayunamos, limpiamos un poco el coche, ya que ponía expresamente que si lo devuelves con arena o sucio, te cobran de 50 euros en adelante por la limpieza. Nos cuesta un poco encontrar el parking de la compañía, lo cual nos enseña que hay que posicionar en el gps la ubicación para próximos alquileres.

Hemos hecho 650 km en total y nos hemos gastado en gasolina 64 euros, ya que el precio está a 1,48 euros el litro.

Del aeropuerto hasta la terminal de ferrys hay unos autobuses que se parecen al Tram de Barcelona. Tiene un carril especial, exclusivo para ellos, lo que permite que haga los 12 km que nos separan en 20 minutos escasos. Eso sí, hay muy poca frecuencia, no te puedes fiar de la información que hay en los paneles ni en las pantallas que dice cuánto falta para los próximos buses. Menos mal que vamos con mucho tiempo….

 

y nos vamos Dominica…

A %d blogueros les gusta esto: