Usa costa Este

USA (COSTA ESTE)

Otoño del 2016

Nueva York, Washington, Filadelfia, Acadia NP, Boston, Niagara Falls, Vermont, Gettysburg

bandera

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Varias han sido las razones para hacer el esfuerzo de pedir permiso y visitar USA en su costa Este, fuera de los períodos normales de vacaciones. Queríamos ver los fastuosos bosques abarrotados de colores y tonalidades de Vermont, vivir en directo las decoraciones de Halloween y también vivir en directo unas elecciones a la Presidencia Americana, donde finalmente fue elegido Trump. USA nos encanta, nos gusta su gente, su naturaleza,etc. Habrá otras cosas que evidentemente no estaremos de acuerdo pero para un viajero, que busca cosas para hacer y ver, sin complicaciones, es un país ideal

Fecha del viaje

Desde el 18 de Octubre hasta el 24 de Noviembre del 2016

Moneda

Dolar americano. El cambio era muy caro, 1€=1,08$, el peor cambio de todos nuestros viajes por USA (Conversor)

Nivel de vida

Ya es un país caro de normal, pero con ese cambio se hace muy caro todo.

Visado

De hecho no hay pero se necesita tramitar el ESTA antes de llegar. Tiene una duración de dos años. Actualmente se ha de vigilar ya que existen 7 países (Libia, Siria, Irán, Iraq, Somalia, Yemen y Sudán) que si se han visitado recientemente no podrás acceder al país hasta que la Embajada americana no te haga una entrevista. Un mero trámite que te obliga a ir a Madrid. Una vez hecha la entrevista tienes permiso para entrar a USA durante 10 años.

Salud

Ningún problema

Seguridad

Muy seguro si se refiere a delincuencia común, aunque hay barrios que dicen que no lo son (la fama la tiene Annacostia en Washington). Las tiendas no tienen protección de ningún tipo, mucha gente no cierra sus casas o los coches pero, eso si, para entrar a cualquier sitio necesitas pasar por un control de seguridad por miedo a los atentados terroristas.

Transporte

Es un país que no está diseñado para que la gente ande, por lo que lo mejor es alquilar un coche. Cogimos un bus de Nueva York a Boston y fue perfecto pero el transporte público solo lo utiliza las capas menos privilegiadas de la población. El tren es muy caro cualquier trayecto.

Electricidad

Los enchufes son de dos patillas planas y una tercera redonda que aguanta pero no pasa corriente. En ningún hotel hay convertidor. Al ser de 110 V todo tarda mucho en cargarse

Diferencia horaria

Es algo complicado, ya qu
e depende del Estado. Hay unas 6 horas con Nueva York pero va variando. locurioso es que hay un estado en que una parte es de un uso horario y otra parte de otro. Un auténtico lío.

400px-us-timezones-svg-1

Guía de viaje

Guía visual de USA y de Nueva York de El Pais-Aguilar, Costa Este de Geoplaneta,nuevaestados-unidos-visualcosta-esteboston

ITINERARIO

Día 1:  BARCELONA – LISBOA – UNION CITY
Día 2: UNION CITY – NEW YORK: TIMES SQUARE – ROCKEFELLER CENTER – SAINT PATRICK’S CATHEDRAL – EMPIRE STATE BUILDING – GRAND CENTRAL TERMINAL – THE NEW YORK PUBLIC LIBRARY – FLATIRON BUILDING – THEODORE ROOSEVELT BIRTHPLACE – FITH AVENUE  – CENTRAL PARK – UNION CITY
Día 3: UNION CITY – NEW YORK: ELLIS ISLAND – ESTATUA DE LA LIBERTAD – NATIONAL MUSEUM OF THE AMERICAN INDIAN – CHARGING BULL – WALL STREET – FEDERAL HALL – ZONA CERO –  UNION CITY
Día 4: UNION CITY – NEW YORK: TUMBA DEL GENERAL GRANT – RIVERSIDE CHURCH – COLUMBIA UNIVERSITY – CENTRAL PARK – WALDORF ASTORIA – NACIONES UNIDAS – UNION CITY
Día 5: UNION CITY – NEW YORK: PUENTE DE BROOKLYN – CHINATOWN – LITTLE ITALY – MACY’S – CENTRAL PARK – MUSEO DE HISTORIA NATURAL – UNION CITY
Día 6: UNION CITY – NEW YORK – BOSTON – ARLINGTON
Día 7: ARLINGTON – CHARLESTON – BOSTON – ARLINGTON
Día 8: ARLINGTON – CONCORD – BOSTON – PLYMOUTH – ARLINGTON
Día 9: ARLINGTON (MASSACHUSETTS) – SALEM – LOWELL – PORTSMOUTH – SACO (MAINE)
Día 10: SACO – PORTLAND – BAR HARBOR – ACADIA NP – BANGOR (MAINE)
Día 11: BANGOR (MAINE) – BETHEL – BRETTON WOODS –  MONTPELIER (VERMONT)
Día 12: MONTPELIER – BURLINGTON – ST ALBANS – ST ALBANS BAY – MONTPELIER – NORHFIELD – KILLINGTON – RUTLAND
Día 13: RUTLAND – MANCHESTER – BENNINGTON – SARATOGA NATIONAL HISTORICAL PARK – ALBANY (NUEVA YORK)
Día 14: ALBANY –  SIRACUSA – ROCHESTER – BUFFALO –  NIAGARA FALLS
Día 15: NIAGARA FALLS (NUEVA YORK) – LEWISTON – YOUNGSTOWN – BUFFALO – ERIE (PENSILVANIA)
Día 16: EIRE (PENSILVANIA) – TERRITORIO AMISH EN NEW WILMINTONG Y VOLANT – CLEVELAND (OHIO) – PORT CLINTON
Día 17: PORT CLINTON – KIDRON – WINESBURG – WALNUT CREEK – BERLÍN – MILLESBURG – LOUDONVILLE – MALABAR FARM – COLUMBUS
Día 18: COLUMBUS – CHILLICOTHE: HOPEWELL CULTURE NHP – DAYTON: NATIONAL MUSEUM OF THE EEUU AIR FORCE – FRANKLIN
Día 19: FRANKLIN – CINCINNATI – LEXINGTON (KENTUCKY) – HARRODSBURG – HODGENVILLE – HORSE CAVE
Día 20: HORSE CAVE – MAMOOTH CAVE NP – CUMBERLAND FALLS S.R.P. – LONDON
Día 21: LONDON – DANIEL BOONE NF – CUMBERLAN GAP NTP – PIGEON FORGE (TENNESSEE)
Día 22: PIGEON FORGE – GREAT SMOKY MOUNTAINS – CHEROKEE (NORTH CAROLINA)
Día 23: CHEROKEE – BLUE RIDGE PARWAY – CRISTIANSBURG (VIRGINIA)
Día 24: CRISTIANSBURG – ROANOKE – BOOKER T. WASHINGTON – THE NATIONAL D-DAY MEMORIAL – BEDFORD – APPOMATTOX COURT HOUSE – CHARLOTTESVILLE
Día 25: CHARLOTTESVILLE – MONTICELLO – MICHIE TAVERN – RICHMOND – PETERSBURG
Día 26: PETERSBURG – PETERSBURG BATTELFIELDS – NORFOLK – CHESAPEAKE
Día 27: CHESAPEAKE – NORFOLK – BACK BAY NATIONAL WILDLIFE REFUGE – FORT HENRY – FIRST LANDING STATE PARK – VIRGINIA BEACH
Día 28: VIRGINIA BEACH – FORT MONROE – YORKTOWN – WILLIAMSBURG
Día 29: WILLIANSBURG – JAMESTOWN –  SHENANDOAH NP – NEW MARKET
Día 30: NEW MARKET – SKYLINE PW – MANASSAS NATIONAL BATTLEFIELD PARK – ARLINGTON –  WASHINGTON
Día 31: WASHINGTON : WASHINGTON MONUMENT, WORLD WAR II MEMORIAL, CONSTITUCION GARDENS – LINCOLN MEMORIAL – KOREAN WAR VETERANS MEMORIAL – MARTIN LUTHER KING JR. MEMORIAL – FRANKLIN DELANO ROOSEVELT MEMORIAL – THOMAS JEFFERSON MEMORIAL – PRESIDENT’S PARK – WHITE HOUSE VISITOR CENTER – THE WHITE HOUSE – SACKLER GALLERY – AFRICAN ART MUSEUM – SMITHSONIAN CASTLE – NATIONAL AIR AND SPACE MUSEUM
Día 32: WASHINGTON: CAPITOLIO – NATIONAL LIBRARY – US SUPREME COURT – UNIÓN STATION – AMERICAN ART MUSEUM NATIONAL PORTRAIT GALLERY – US NAVY MEMORIAL – NATIONAL ARCHIVES – NATIONAL SCULPTURE GARDEN – NATIONAL MUSEUM OF THE AMERICAN INDIAN – PENTÁGONO
Día 33: WASHINGTON: VIETNAM MEMORIAL – NATURAL HISTORY MUSEUM – US HOLOCAUST MEMORIAL MUSEUM – WHASINGTON ZOO – FREDERICK (MARILAND)
Día 34: FREDERICK (MARILAND) – GETTYSBURG NATIONAL MILITARY PARK (PENSIVALNIA) – YORK – LANCASTER: AMISH COUNTY – KING OF PRUSSIA
Día 35: KING OF PRUSSIA – FILADELFIA – ATLANTIC CITY (NUEVA JERSEY)
Día 36: GALLOWAY – ATLANTIC CITY – MONTAUK LIGHTHOUSE POINT – HOLTSVILLE
Día 37: HOLTSVILLE – LONG BEACH – MANHATTAN –  NEWARK
Día 38: LISBOA – BARCELONA

 

Diario de viaje

18-10-2016  martes

BARCELONA – LISBOA – UNION CITY

Hoy el horario del vuelo es correcto, pues sale a las 10:20 de la mañana, con lo que no tenemos que madrugar en exceso. Cogemos el Aerobus por 5,9 € que nos deja en la Terminal 1. Facturamos las dos maletas y pasamos el control de seguridad, donde hay un montón de gente.

Ya pasado nos vamos a desayunar a la sala VIP del aeropuerto. Podemos entrar gracias al carnet del RACE que nos sacamos para ir este verano de viaje por Europa. Hay bocadillos, pastas varias, bebidas frías, calientes, yogures, helados, etc. además hay prensa gratuita y un montón de revistas. Si se viaja mucho en avión es una opción sacarse el carnet para poder entrar en estas salas, porque al final sale a cuenta. Cuesta unos 250 € al año, pero si vas sin carnet cuesta la entrada a partir de 25 €.

Sale con una hora de retraso, lo cual nos hace temer que no cogeremos el avión en Lisboa, pero nos equivocamos, ya que empiezan el embarque según nuestra tarjeta 1:30 horas antes de la salida con lo que llegamos bien, sin problemas.

El vuelo es de 7 horas más o menos y la comida que nos dan está bien, pero las pantallas de la Tap, son extrañas pues las películas empiezan y si coincide que comienzas a verla, pues bien, sino mala suerte. No puedes verla en el momento que tu quieres.

Podemos dormir un rato, con lo que no se hace tan pesado el trayecto. Llegamos aa aeropuerto de Newark y para llegar a la habitación que hemos reservado con Airbnb, tenemos tres opciones, coger un taxi, un bus hasta la central de buses y luego otro bus hasta Unión City en el estado de Jersey donde tenemos la reserva, o coger un Uber que es lo que nos ha recomendado Blanca, nuestra anfitriona.

Cogemos un Uber, del cual nos hemos bajado la APP al móvil y que funciona estupendamente. Tienes que situarte donde estás, donde quieres ir y te dicen el rango de precios. Puede ser compartido o para ti solo. Tú eliges y al momento se ponen en contacto contigo, te dicen la matrícula del coche, modelo del coche y cara y nombre del conductor. Por último te dice el tiempo estimado de llegada, que en nuestro caso son 4 minutos.

Nos cuesta 22 €, y llegamos como señores.

La habitación es muy cómoda, con una televisión enorme y un baño compartido con otra habitación que está ocupada por una pareja colombiana muy joven. Nos cuesta 368 € cinco días. Tiene una pequeña sala de estar con una mesa, dos sillas, microondas, horno y nevera, además de una cafetera con la que podemos desayunar cada mañana.

Podríamos ir a Nueva York, pero estamos cansados porque hay una diferencia de 6 horas y ya son las doce para nosotros. Viene Blanca a darnos la bienvenida y nos explica todo para ir al centro de Nueva York, cómo funcionan los buses etc. es uruguaya con lo cual la comunicación es muy fluida.

 

19-10-2016 miércoles

UNION CITY – NEW YORK: TIMES SQUARE – ROCKEFELLER CENTER – SAINT PATRICK’S CATHEDRAL – EMPIRE STATE BUILDING – GRAND CENTRAL TERMINAL – THE NEW YORK PUBLIC LIBRARY – FLATIRON BUILDING – THEODORE ROOSEVELT BIRTHPLACE – FITH AVENUE  – CENTRAL PARK – UNION CITY

Hoy es el gran día en el cual vamos a conocer Nueva York, hacía mucho tiempo que teníamos ganas pero no había cuadrado.img_20161019_143950-medium

Vamos a buscar el autobús 127 que pasa a 3 manzanas de la casa. Hay que controlar los horarios pues no pasan demasiados durante el día. Cuesta 3,5 $ por persona y no dan cambio, con lo que tienes que dar la cantidad exacta. Tarda una media hora en llegar a Port Authority que está muy cerca de Times Square, en la 8ª Ave con la 42 St. También se puede coger el 154, que a la vuelta deja más cerca. Para volver de Manhattan hay que comprar los billetes en las máquinas expendedoras que hay antes de entrar a coger el bus. Admiten billetes de hasta 20 $ y dan cambio. Hay que tener cuidado porque al ir al centro de NY no son muy exactos, pero cuando salen de la terminal son hiper puntuales.

Llegamos a Times Square que recibió su nombre de la New York Times Tower, uno de los mitos de la ciudad. Aunque el New York Times ya no está aquí, la gran bola de cristal del edificio sigue cayendo a medianoche cada 31 de diciembre, como lo ha hecho desde su inauguración en 1906. El glamour de Broadway se mezcla con todo tipo de entretenimientos. MTV tiene aquí sus estudios, E Walk es un vasto complejo de ocio y compras, y las fabulosas estructuras, como el edificio Bartelsmann y las oficinas de Conde Nast, con su moderno minimalismo, comparten espacio con establecimientos clásicos, entre los que están Sardi’s, el Paramount Hotel etc. Se han añadido zonas peatonales salpicadas de mesas y sillas.img_20161019_162420-medium

Vamos al Rockefeller Center, es el complejo privado más grande de su clase y ha servido de modelo a docenas de ciudades. El diseño art decó se debe a un equipo de grandes arquitectos. En los edificios, fachadas y jardines hay trabajo de 30 artistas. El solar, donde antes estaba el Botanic Garden, propiedad de la Universidad de Columbia, fue arrendado por Rockefeller Jr, como sede para una nuevo teatro para la Ópera. Cuando la Gran Depresión de 1929 desbarató sus planes, estaba comprometido por un contrato de larga duración y decidió seguir adelante con el proyecto. Los 14 edificios construidos entre 1931 y 1940  proporcionaron empleo a 225.000 trabajadores.

En 1932 se inauguró el Radio City Music Hall dentro del complejo. Aun acoge sus famosos espectáculos de Navidad y Semana Santa. En el principal edificio está Top of the Rock, un observatorio en los pisos 67-70 que ofrece una vista de vértigo de la ciudad.

Pasamos por el Diamond Row, en la calle 47. El distrito de los diamantes nació hacia los años 30, cuando los talladores de diamantes judíos procedentes de Amberes y Amsterdam emigraron a EEUU huyendo del nazismo. Los judíos ortodoxos, con sus sombreros negros, barbas largas y ensortijadas patillas, siguen siendo una parte importante del espectáculo.img_20161019_153035-medium

La siguiente parada es la St. Patrick’s Cathedral, con cabida para 2500 personas. Se pensó en hacer un cementerio porque estaba fuera de los límites de la ciudad. El arzobispo se empeñó y en 1878 se acabó la construcción. El baldaquino realizado en bronce y se alza sobre el altar. Los pilares que sostienen el dosel aparecen adornados con estatuas de santos y profetas. El rosetón mide 8 m de diámetro y resplandece por encima del órgano, de más de 7000 tubos.

Las puertas de bronce con relieves de importantes figuras religiosas neoyorquinas pesan 9000 kg. Las agujas se elevan a 101 m de altura y se pusieron en 1885 y 1888.

El Empire State Building es el rascacielos más famoso de NY. Su construcción se inició unas semanas antes del hundimiento de la Bolsa de 1929, y cuando se inauguró en 1931, resultaba tan difícil de alquilar que se le llamó The Empty State Building. Solo la rápida popularidad que adquirieron sus miradores logró salvarlo de la quiebra, que han visitado más de 120 millones de personas. Cerca de 200 pilares de hormigón y acero sostienen las 365.000 toneladas del edificio.img_20161019_215925-medium

En 1871 Cornelius Vanderbilt, llamado por todos Commodore, abrió una estación de ferrocarril en la calle 42. A pesar de que se realizaron sucesivas ampliaciones, nunca alcanzaba la capacidad suficiente y finalmente fue demolida.

La actual Grand Central Terminal se inauguró en 1913. Esta joya ha sido desde entonces símbolo de NY. Especialmente admirado es su vestíbulo principal, y la que manera en que éste separa el trafico de los automóviles, peatones y trenes. Su estructura de acero está revestida de estuco y mármol.

Medio millón de personas utilizan diariamente esta estación. Una escalera mecánica conduce al MetLife Building, y se han abierto tiendas y nuevos restaurantes. Hay  dos escaleras dobles de mármol, inspiradas en la de la Opera de Paris, que armonizan a la perfección con los días gloriosos del ferrocarril. Sobre el mostrador de información hay un reloj de 4 caras que sale en todas las películas.

El vestíbulo principal de altísimo techo abovedado, está dominada por tres gigantescas ventanas de 23 m de altura y en el techo basándose en un manuscrito medieval se diseñó un zodiaco con más de 2500 estrellas.

El Vanderbilt Hall, junto al vestíbulo principal, es un buen ejemplo de arquitectura Beaux Arts. Está decorado con lámparas doradas y mármol rosa.

En 1897 se construyó la New York Public Library. Los planos se hicieron pensando en un lugar luminoso, tranquilo y amplio, donde se agruparan millones de libros a disposición de los lectores. La amplia sala de lectura principal, revestida de madera se extiende a lo largo de dos bloques y en ella entra la luz natural a través de dos patios interiores. En la parte baja de la sala hay 140 km de estanterías con más de 7 millones de volúmenes. El personal está compuesto por más de 100 personas y gracias a un sistema informatizado, en 10 minutos se sirve el libro solicitado. La sala de publicaciones periódicas cuenta con 11000 ejemplares de 124 países.

El Flatiron Building, era el más alto del mundo cuando se terminó en 1903. Uno de los primeros en incorporar una estructura de acero, anunció la era de los rascacielos. Primero fue conocido como Flatiron  o plancha, debido a su inusual forma triangular, pero algunos lo llamaban la locura de Burnham.img_20161019_191808-medium

De aquí vamos a ver el Theodore Roosevelt Birthplace, es una casa reconstruida donde nació y pasó la infancia el 26 presidente de EEUU. Se exhiben desde los juguetes del joven Teddy hasta los emblemas que llevó en la guerra de 1898 contra los españoles. Hay una visita guiada donde se ven las habitaciones más importantes de la casa y cuentan anécdotas de Roosevelt. Es gratuita la entrada.

La 5ª avenida es algo que todo el mundo  conoce, aunque sea por las películas que sale sin parar. Es sinónimo de lujo y de glamour ya que desde la primera década de 1800, ha sido el territorio de los ricos y famosos de NY. Se llenó de mansiones palaciegas construidas por las familias Astor, Vandelrbilt, Belmont y Gould, lo que le dio el sobrenombre de la calle de los millonarios. En 1900 se empezaron a abrir tiendas y la alta sociedad se trasladó más al norte.

En la actualidad se extiende desde el Empire State Building hasta la Grand Army Plaza, presidida por el Plaza Hotel, erigido en 1907. En ella se encuentran los establecimientos más famosos y exclusivos de la ciudad.

La tienda de Cartier, en 52 St, está ubicada en una mansión de estilo beaux arts de 1905, originalmente era la casa de un banquero, quien supuestamente la vendió por un collar de perlas. Entre otras joyerías conocida está Tiffany’s, muy famosa por salir en la película Desayuno con diamantes de Audrey Hepburn y por el libro de Truman Capote, Desayuno en Tiffany’s. Nosotros nos acercamos a ver la joyería y no nos defrauda. Se  puede entrar a curiosear si quieres que es lo que nosotros hacemos. Los escaparates ya son una obra de arte, pero el interior es espectacular. Los dependientes van impecablemente vestidos y son muy amables, ya que te saludan pero te dejan deambular a tu aire.img_20161019_225400-medium

Ya de aquí, como estamos cerca de Central Park y a pesar de que estamos rendidos, nos acercamos a ver este mítico parque. Le llaman el Jardín de NY, es una zona  verde de 340 Ha, proporciona entretenimiento y belleza a vecinos y visitantes. Cuando se creó, se plantaron 500.000 árboles y arbustos a lo largo de 16 años. Llegamos al Belvedere Castle, un castillo desde donde se contemplan unas vistas inigualables de la ciudad y del parque. Acoge el Central Park Learning Center.  La Ramble  es una zona boscosa de 15 Ha, repleta de senderos y arroyos, un paraíso para observar aves, se han localizado más de 250 especies en el parque pues se encuentra en la ruta migratoria del Atlántico.  El Wildlife Conservation Center recrea tres zonas climáticas donde habitan más de 130 especies de animales.

Nos vamos a buscar el bus y volvemos a casa a descansar. Estamos en un barrio latino, donde todo el mundo habla español, las tiendas son dedicadas al público hispano y nosotros vamos a un restaurante colombiano. Pedimos un plato para cada uno, pero las raciones son tan grandes que no podemos acabarlo, nos lo ponen en una bandeja y nos lo llevamos para la cena  del día siguiente. Este es muy típico aquí, se ve en las películas que lo hacen, pero es normal nadie puede acabarse estas raciones. Los que se lo acaban se ponen como los obesos mórbidos que vemos con demasiada frecuencia. En los supermercados hay unos carritos con  asiento eléctricos para que esta gente pueda comprar, ya que ni andar pueden.

 

20-10-2016 jueves

UNION CITY – NEW YORK: ELLIS ISLAND – ESTATUA DE LA LIBERTAD – NATIONAL MUSEUM OF THE AMERICAN INDIAN – CHARGING BULL – WALL STREET – FEDERAL HALL – ZONA CERO –  UNION CITY

Hoy queremos ver un símbolo de Nueva York, que a pesar de haberla visto miles de veces en películas, series de televisión etc., se tiene que ver con nuestros propios ojos. Llegamos en metro hasta la estación South Ferry, seguimos a la gente y nos lleva a donde se compra el billete de ferry que te lleva a las islas donde está la Estatua de la Libertad y a Ellis Island. Cuesta 18 $ por persona. Los accesos a la corona y al pedestal están limitados, así que conviene reservar con la máxima antelación. Hay que tener en cuenta que no hay ascensor y que la ascensión desde la base equivale a la de un edificio de 22 plantas.img_20161020_155852-medium

La taquilla está en el Castle Clinton NM, se construyó en 1807 como puesto defensivo de la artillería. Estaba en su origen a 91 m de la costa, comunicado con Battery park por una via elevada, pero los sucesivos drenajes lo fueron uniendo a tierra firme.

Ninguno de sus 28 cañones se ha utilizado en combate. En 1824 se convirtió en un teatro de moda. Más tarde se anticipó a la isla de Ellis como centro de inmigración de la ciudad, recibiendo a 8 millones de emigrantes. En 1896 se convirtió en el acuario de NY y ahora se utiliza para la venta de billetes a la Liberty Island.img_20161020_193508-medium

El ferry te permite hacer unas fotos estupendas si no fuese por la cantidad de gente que hay. La estatua fue un regalo del pueblo francés al estadounidense. El escultor francés Frederic-Auguste Bartholdi la concibió como un monumento a la libertad, de la que, a su juicio carecía su país. Dedicó 21 años de su vida a hacer realidad su proyecto, viajando incluso a EEUU en 1871 y entrevistándose con el presidente Ulyses S. Grant  y otros políticos, para convencerles de instalar la estatua en el puerto de Nueva York. Una serie de modelos a escala le permitieron construir la estatua metálica más grande jamás erguida.

La madre del escultor fue la modelo del rostro de la estatua y los 7 rayos de su corona representan los mares y los continentes. La estructura fue proyectada por Gustave Eiffel, creador de la célebre torre parisiense. El armazón interior es de hierro y está recubierto de láminas de cobre. Hay 354 escalones desde la entrada a la corona, con una altura de 93 m desde el suelo hasta la antorcha, domina el puerto de NY.img_20161020_191736-medium

En la base hay un poema que dice:

“Dadme a los hastiados, a los pobres, a las muchedumbres que ansían respirar la libertad”.

Cuando ya la hemos visto por todos lados vamos a coger el transbordador que nos lleva a la Isla de Ellis. La mitad de la población estadounidense podría buscar sus orígenes en la isla de Ellis, centro de entrada de inmigrantes en el país desde 1892 hasta 1954. Cerca de 12 millones de personas pasaron por ella, dispersándose luego por toda la nación en el movimiento migratorio más grande de la historia. En la actualidad alberga un museo maravilloso. La historia se ilustra por medio de fotos, voces de emigrantes actuales, así como con bases de datos de sus antepasados. Se pueden visitar los dormitorios donde se albergaba a los inmigrantes con habitaciones separadas para hombres y mujeres. Los inmigrantes que padecían enfermedades contagiosas podían ser rechazados. La oficina ferroviaria expedía los billetes con el destino final elegido por los inmigrantes. Vale la pena ir con mucho tiempo, ya que este museo es para disfrutarlo, con muchos documentales, fotos, recreaciones etc. Nos gusta muchísimo, pero también es verdad que después de un rato ya te saturas de tanta información.

Se está estropeando el tiempo y nos vamos otra vez a tierra firme. Lo primero que te encuentras es la US Custom House.

Uno de los edificios más esplendidos de NY es esta casa de aduanas de 1907. Cuarenta y cuatro majestuosas columnas jónicas aparecen rematadas por un friso. Cuatro esculturas de Daniel Chester representan a cuatro continentes como mujeres sentadas, Asia, América, Europa y África. En 1973 el Servicio de Aduanas abandonó el local y ahora acoge el National Museum of the American Indian, tiene cerca de un millón de piezas arqueológicas, junto con un archivo de varios miles de fotografías, abarca en toda su extensión toda América de norte a sur.img_20161020_212839-medium

Llegamos al Charging Bull, la que se considera la mascota no oficial de WE. Fue descargada el 15 de diciembre por el escultor Arturo de Modica y 30 amigos delante de la New York Exchange. Más tarde esta pieza fue trasladada por obstruir el tráfico y carecer de permiso. El escultor la hizo tras la caída de la bolsa de 1987 y con ella quería simbolizar la fuerza, el poder y la esperanza de los estadounidenses por el futuro y tardó dos años en completarla.

Vamos a ver un mito, ya que como economistas, hemos oído hablar de Wall Street durante muchos años y por fin lo vemos en vivo y en directo.

En  1790 se inició de forma espontanea el comercio de valores y acciones en este lugar. En 1792, 24 intermediarios que negociaban en el nº 68 de Wall Street firmaron un acuerdo para efectuar transacciones sólo entre ellos. Así se pusieron los cimientos a la Bolsa de Nueva York. Ha pasado de ser un mercado local a un parque de referencia mundial. El número de miembros está estrictamente limitado. En 1817 un puesto costaba 25 $, hoy en día, puede llegar a costar 4000000 de $. En 2006, la New York Stock Exchange se convirtió en una empresa pública, los puestos se cambiaron por acciones y dinero. Ahora los comerciantes compran licencias de un año.img_20161020_221709-medium

Justo al lado está el Federal Hall, con una estatua de George Washington en la escalinata. Fue el lugar donde el primer presidente de la nación juró su cargo en 1789. Miles de neoyorquinos se congregaron para esta histórica  ocasión. La estructura actual se construyó en 1842 como edificio de aduanas. Las salas de exposición que circundan la rotonda incluyen el salón de la Declaración de los Derechos Humanos y una muestra interactiva sobre la Constitución.img_20161020_223748-medium

Aprovechamos la cercanía para ir al National September 11 Memorial, es uno de los espacios más solemnes de NY. Es el monumento nacional llamado Reflejo de la Ausencia y compuesto  por dos enormes estanques reflectantes que son tanto un símbolo de esperanza y renovación como el tributo a los miles que perdieron la vida el 11-9-2001. Junto a los estanques hay el Museo que recuerda aquel terrible día, pero nosotros no lo visitamos.

Ya es de noche y nos volvemos a nuestro alojamiento cansadísimos.

 

21-10-2016  viernes

UNION CITY – NEW YORK: TUMBA DEL GENERAL GRANT – RIVERSIDE CHURCH – COLUMBIA UNIVERSITY – CENTRAL PARK – WALDORF ASTORIA – NACIONES UNIDAS – UNION CITY

Cogemos el bus y después el metro para llegar a la Tumba del general Grant. Es un grandioso monumento que rinde homenaje a la memoria del susodicho general. Fue el decimoctavo presidente de los EEUU y comandante en jefe de las fuerzas de la Unión durante la Guerra de Secesión. En el mausoleo reposan los restos mortales del general Grant y su esposa, de acuerdo con la última voluntad del presidente. Tras su muerte, en 1885, más de 90000 estadounidenses donaron en total 600.000 $ para construir el sepulcro, inspirado en el mausoleo de Halicarnaso, una de las siete maravillas de la antigüedad. El interior se inspiró en la tumba de Napoleón, en los Inválidos de Paris. Cada sarcófago pesa ocho toneladas y media. En dos estancias se muestran objetos sobre la vida y las carreras militar y presidencial del general. Rodeando las caras norte y este del edificio, hay 17 sinuosos mosaicos tipo Gaudí,  que desentonan un poco con la solemnidad del mausoleo. Sus temas abarcan desde los taxis de NY pasando por el Pato Donald.

Están cayendo chuzos de punta, pero seguimos con la visita, con nuestros pobres paraguas que nos resguardan algo, pero no mucho.

La Riverside Church, una estructura de acero de 21 pisos con un exterior gótico se inspiró en la catedral de Chartres. Su construcción fue generosamente costeada por Rockefeller en 1903. El carrillón en memoria de su madre con 74 campanas es el mayor del mundo. La Boudon, de 20 toneladas, es la mayor y más pesada campana de carrillón jamás fabricada. El órgano con sus 22000 tubos, se cuenta entre los mayores del mundo.

En el presbiterio se rinde homenaje a ocho hombres y mujeres cuya vida es un ejemplo como Sócrates, Miguel Ángel o Florence Nightingale. Para disfrutar de las vistas se puede coger un ascensor que te lleva al piso 20 y luego se suben los 120 escalones hasta la cúspide del campanario, pero hoy está cerrado.

El principal motivo de venir a esta zona es ver la Columbia University, se trata de la tercera y última  sede de una de las universidades más antiguas de EEUU. Fundada en 1745, fue trasladada a esta parte de la ciudad, gracias a los terrenos que le concedieron.

El campus actual fue construido en 1897 y según el último censo tiene 20.000 universitarios. Son prestigiosas sus facultades de Periodismo, Medicina y Derecho. Entre sus profesorado actual y pasado hay 49 premios Nobel, y entre los antiguos alumnos destaca J. D.  Salinger, o Joan Rivers. Nosotros teníamos curiosidad, porque en la de Económicas enseña un profesor muy conocido en Cataluña que es Xavier Sala i Martí. Nosotros hemos ido a alguna de sus conferencias y consideramos que es brillante y muy cercano.img_20161021_113544-medium

Entramos en Central Park y somos casi los únicos que se atreven pues sigue lloviendo con intensidad. Después de mojarnos completamente salimos del parque y pasamos por delante de todos los grandes museos como el MOMA, Museo de la ciudad, el Judío, el de Diseño, la Neue Gallery la Frick Collection etc. hoy no queremos entrar en ningún museo, a pesar de la gran fama que tienen. No son baratos precisamente, ya que todos van por los 20 $ o más, pero hay algunos que se puede entrar gratuitamente a partir de alguna hora de algún día de la semana, si fuésemos a estar más días lo coordinaríamos para aprovechar esos resquicios para ahorrar algo de dinero.

 Paseamos por Lexington Av, vaya lujazo de tiendas, todo súper snob, me encanta. Como algo hay que comer entramos en un Dely y nos comemos un bocata buenísimo, el del día, que es más barato y una cerveza. Todo nos cuesta 17 $ y nos lo comemos allí mismo que hay dos mesitas para ello.

Aprovechando el buen tiempo nos vamos a visitar un mito como es el Waldorf Astoria. Es un clásico del Art Decó y se considera uno de los mejores hoteles de NY. Sirve, para recordar uno de los periodos más atractivos de la ciudad. Las torres gemelas de 190 m. donde vivieron los duques de Windsor, han alojado a numerosas celebridades, así como a todos los presidentes estadounidenses desde 1931. El gigantesco reloj del vestíbulo, realizado para la exposición Universal de Chicago de 1893, maravilloso o el piano del salón de coctel que perteneció a Cole Porter, te envuelve de lujo y glamour. Te puedes sentar en el vestíbulo o tomarte algo en la cafetería, sin problemas. Yo voy al lavabo y es lujoso a más no poder.

Pasamos por otro mito como es la sede de las Naciones Unidas, ahora está compuesta por 189 naciones.img_20161021_174508-medium

Con 51 miembros, la ONU se fundó en 1945. Su propósito es preservar la paz en el mundo, promover la autodeterminación y favorecer el bienestar económico y social. Nueva York es la sede y John D. Rockefeller, hijo, donó 8,5 millones de dólares para comprar los terrenos. Las siete hectáreas que ocupa en zona internacional, con sus propios sellos y oficina de correos.

La campana de la paz está fundida con monedas de 60 países y fue donada por Japón. La Asamblea General se reúne cada año 3 meses y acuden todos los países.

Ya vamos hacia el metro y volvemos a casita.

22-10-2016  sábado

UNION CITY – NEW YORK: PUENTE DE BROOKLYN – CHINATOWN – LITTLE ITALY – MACY’S – CENTRAL PARK – MUSEO DE HISTORIA NATURAL – UNION CITY

Cogemos el bus que nos lleva al Port Authority y de allí el metro hasta Brooklyn, no visitamos el barrio, lo que queremos hacer es cruzar el puente de Brooklyn, que es un mito. Se terminó en 1883, siendo el mayor puente colgante de la época y el primero construido en acero. Mientras se hallaba retenido en el transbordador que le llevaba a Brooklyn, bloqueado por el hielo, el ingeniero John A. Roebling concibió un puente que atravesara el East River. Su construcción duró 16 años y ocupó a 600 trabajadores, cobrándose 20 vidas, incluida la del propio Roebling.

La mayoría pereció de lo que después se llamó la enfermedad del buzo, tras alcanzar la superficie desde las profundidades donde se realizaban las excavaciones. img_20161022_105646-medium

Se utilizaron nuevas técnicas tanto para la fabricación de los cables como para el anclaje de los pilares. Los extremos de los cuatro cables de acero están sujetos a barras fijas, ancladas a su vez en placas de acero. Se sitúan en la base de las cámaras abovedadas de granito, de tres pisos. Su interior, antaño un almacén, alberga exposiciones en verano.

Cada cable contiene 5657 km de alambre galvanizado con cinc, para protegerlo del viento, la lluvia y la nieve.

Cada una de las vigas de acero del tablero soporta cuatro toneladas. R. Odlum fue el primero en saltar desde el puente en 1885 por una apuesta. Murió más tarde de hemorragia interna.

Después de atravesarlo vamos a Chinatown, hogar de la comunidad china, es famoso por sus restaurantes y su animada vida callejera. Cuando se aproximan las fechas del año nuevo chino por enero o febrero todo el barrio es una fiesta.

A principios del s XX era una comunidad solo de hombres, que agrupaba a los inmigrantes orientales procedentes de California, a donde habían llegado en una primera oleada. Enviaban sus salarios a sus familias en China, a las que las leyes de inmigración impedían entrar en el país. Los hombres se relajaban jugando al mahjong. La comunidad quedó aislada del resto de la ciudad, financiada y controlada por sus propias organizaciones secretas, las Tongs.

Algunas eras simples empresas familiares que prestaban dinero. Otras como la On Leong y la Hip Sing, enfrentadas entre sí, constituían autenticas asociaciones de malhechores.img_20161022_115125-medium

Doyers St, era conocida como Bloody Angle, pues allí se producía la mayoría de los enfrentamientos entre bandas rivales. Una tregua entre las Tongs, en 1933 llevó la paz al barrio. Hoy viven en ella cerca de 80.000 chino-americanos.

Al lado se encuentra la Little Italy, los italianos del sur que llegaron a Nueva York a finales del s XIX se instalaron en insalubres apartamentos, construidos tan cerca unos de otros que la luz del sol nunca entraba por las ventanas de los pisos inferiores, ni en los patios traseros.

Con cerca de 40.000 personas hacinadas en 17 manzanas y pésimas instalaciones, las enfermedades proliferaron.

Pese a las carencias, la comunidad que creció alrededor de Mulberry St, dio vida al barrio con colores, sabores y ambientes que recordaban a su patria. Todo ello  ha perdurado, pese a que la población de origen italiano se reduce en la actualidad a unas 5000 personas.

El mejor día para visitarlo es el día de San Genaro, el 19 de septiembre, durante 9 días hay fiestas en su honor. El día de la festividad del santo, sus reliquias desfilan por las calles. La multitud disfruta de la música, el baile, las múltiples atracciones y los puestos callejeros.

Pasamos por Greenwich Village, los neoyorquinos lo llaman The Village y, en efecto, empezó siendo un pueblo, el lugar en que se refugiaron los habitantes de la ciudad durante la epidemia de fiebre amarilla de 1822. El extraño trazado de sus calles, reflejo de los antiguos limites de granjas y riachuelos, no pudo adaptarse al diseño urbanístico cuadricular, y siguió siendo un refugio para bohemios, artistas y escritores. Cuenta con un popular barrio gay, pero la zona se ha encarecido.img_20161022_144406-medium

En Chelsea y Garment District, se encuentra la 7ª Avenida, sinónimo de la Avenida de la Moda y ves carritos con ropa y pieles por las calles. En este barrio también se encuentra la Little Korea. Llegamos a Macy’s, los almacenes más grandes del mundo. Ocupan una manzana entera. En su interior se puede encontrar todo lo que uno se pueda imaginar. Fue fundado por un antiguo ballenero, Rowland Hussey Macy, que en 1858 abrió una pequeña tienda en la calle 14. La estrella roja, logotipo de los almacenes, tiene su origen en un tatuaje de Macy, recuerdo de sus días de marinero.

Cuando murió, la pequeña tienda con la que empezó se había convertido en 11 edificios, todavía crecería más con los hermanos Isidor y Nathan Straus, que antes dirigían la sección de porcelana y cristalería de la tienda.

La fachada de la calle 34, conserva todavía las cariátides que custodian la entrada, junto con la marquesina, el reloj y los rótulos de principios de siglo. En 1912 el mar volvió a protagonizar la historia de los almacenes. Una placa colocada en la entrada principal conmemora a Isidor y su esposa muertos a bordo del Titanic.

Macy’s patrocina el desfile del Día de Acción de Gracias y los fuegos artificiales del 4 de julio, Día de la Independencia.

Vamos a Central Park ya que hay varias cosas que queremos ver como Strawberry Fields, fue creado en memoria de John Lennon, que vivía cerca de aquí, y es uno de los lugares más visitados del parque. El edificio donde vivía es el Dakota, su nombre y estilo reflejan el hecho de ser una construcción muy del estilo del Oeste. Se debe al proyecto del arquitecto Hardenberg, autor del hotel Plaza. Fue el primer edificio de apartamentos de lujo de NY y al principio estuvo rodeado por chabolas de inmigrantes y por animales domésticos. Fue encargado por el heredero del creador de las máquinas Singer.img_20161022_151317-medium

Los 65 lujosos apartamentos han tenido muchos propietarios famosos como Judy Garland, Lauren Bacall, Leonard Berstein o Boris Karloff, cuyo espíritu dicen que aún lo frecuenta. Fue el escenario de la semilla del diablo y lugar donde seguía viviendo la viuda de John Lennon, Yoko Ono.

Cerca se encuentra el American Museum of Natural History. Se trata de uno de los mayores museos de historia natural del mundo. Desde que el edificio original abrió sus puertas en 1877, ha crecido hasta abarcar cuatro manzanas, y hoy alberga más de 30 millones de objetos. Las zonas más populares son las de los dinosaurios y el Hall of Ocean Life.

Hay una ballena azul que es el mayor de todos los animales vivos o extintos. Puede pesar hasta 100 toneladas. El Barosaurio, el espécimen más grande del mundo. La mayor parte del conjunto que muestra una hembra erguida defendiendo a su cría de otro depredador, fue montado con piezas fósiles originales. Hay 4 elefantes que fueron capturados en 1920 por Karl Akeley, a quien se debe la sala de los Mamíferos africanos.

Se puede ver la Estrella de la India, gema de 563 quilates que es el zafiro más grande del mundo, fue hallado en Sri Lanka fue donada en 1900 por J.P. Morgan.

No sabemos por qué, pero  entramos gratis, eso sí son las 5 de la tarde y a las 6 menos cuarto cierran con lo que podemos dar un vistazo rápido y nada más, pero suficiente para darnos cuenta que es una pasada.

Aquí hay una parada de metro y lo cogemos ya que estamos muy cansados de todo el día caminando y caminando.

23-10-2016 domingo

UNION CITY – NEW YORK – BOSTON – ARLINGTON

Hoy tenemos billetes de bus para Boston con la Greyhound que sale de Port Authority a las 9 de la mañana. Hay muy poco transporte público, el 127 no funciona el sábado ni el domingo, el 154 tampoco funciona el domingo. Al comentárselo a Blanca, nuestra anfitriona, nos dijo que ningún problema que nos llevaría a la 34 St, porque allí pasan todos los buses que van a donde nos interesaba a nosotros.

A las 7:30 hemos quedado y allí está ella con su coche esperándonos. Al momento que llegamos ya pasa una furgoneta de los latinos que nos lleva por 3 $ por persona. Llegamos antes de las 8 de la mañana, con lo que nos toca esperar hasta las 9 tirados en la terminal porque no hay ningún sitio para sentarse.

Hay otras compañías, algunas chinas que son más baratas pero nosotros hemos cogido esta porque así teníamos el billete comprado. Nos cuesta 100 $ los dos.img_20161023_131506-medium

En Chinatown hay una compañía que sabemos seguro que va y más barato, pero para comprar los billetes  por internet necesitas un número de teléfono de EEUU y como nosotros no lo tenemos nos ha sido imposible comprarlo.

Se puede llevar una maleta grande y luego una bolsa de hasta 4 kg, pero vemos que no controlan ni el peso ni las maletas. Hay wifi en el bus como en los buses que hemos cogido hasta ahora y casi todas las estaciones de metro de New York.

Llegar a Boston son de 4 horas a 4,5 horas. Hoy como es domingo y hay muy poco tráfico tardamos sólo 4 horas. Hemos llegado a la estación sur de buses y a poca distancia está la oficina donde hemos reservado el coche.

La compañía es la Budget, hemos reservado un intermédiate y nos dan un Chevrolet Cruze, no está mal, pero la atención de la persona deja bastante que desear, es como si le molestase que fuésemos a darle trabajo. El coche está en un garaje a la vuelta de la esquina y ya estamos motorizados. Es muy cómodo y casi imprescindible, si quieres hacer ruta por USA ya que no hay apenas transporte público. Nos cuesta por 31 días 900 €, teniendo en cuenta que nos cobran 50 $ más por devolverlo en el aeropuerto de Newark. Cuando llegamos a Boston, vemos que hay una regata como en las universidades inglesas, los domingos suele haber y es bonito para verlo desde la orilla del río.

Aprovechando que hace un día muy majo, buscamos un sitio para dejar el coche ya que los domingos no se tiene que pagar.

El primer lugar donde llegamos es al North End, cuyas principales arterias por las calles Hanover y Salem. En esta última está la Old North Church, que representa la importancia histórica de la zona, pues dicha iglesia es uno de los principales enclaves del Boston revolucionario. El nombre oficial  del edificio religioso más antiguo que se conserva en Boston es el de Iglesia Episcopal de Cristo de 1723. Es una construcción georgiana de ladrillo, celebre porque el 18 de abril de 1775 el sacristán ayudó a Paul Revere colgando en el campanario dos faroles para alertar a los patriotas de Charleston del avance hacia el oeste de las tropas británicas para combatir a los independentistas.img_20161023_143955-medium

Los bancos están separados por mamparas que permitían colocar braseros de carbón o ladrillos calientes durante el gélido invierno. Hay unos carteles donde explican la historia de la iglesia. Aquí también había discriminación racial, con lo que los negros tenían que estar en la parte de arriba de la iglesia separados de los blancos para que no los vieran.

En  el Paul Revere Mall, una plaza adoquinada que es un lugar público, donde se encuentra la estatua ecuestre del héroe Paul Revere. Además hay un memorial con chapas de soldados por los muertos en las guerras que han participado los americanos.

En esta plaza hay una tienda de chocolate y recuerdos varios, donde una señora vestida de época demuestra desde el fruto del cacao como se recolecta hasta la elaboración del chocolate en polvo. Luego da a probar un poquito que está buenísimo tan amargo.img_20161023_150134-medium

Muy cerca está la casa de Paul Revere. Es la casa de tablillas más antigua de la ciudad, jugó un papel importante en la historia, pues fue aquí donde emprendió su legendaria cabalgata para alertar a los patriotas de la llegada inminente de las tropas británicas.

Revere, descendiente de hugonotes, fue un versátil metalista de oro y plata, grabador de cobre y fabricante de campanas, cañones y dientes postizos. Junto con su segunda esposa, Rachel, madre de 8 de sus 16 hijos, fue dueño de esta casa de 1770 a 1800. Sus ventanas de postigos de plomo, el piso superior voladizo y la puerta principal con roblones la convierten en un notable ejemplo de la arquitectura estadounidense del s XVII.

En el patio al lado de la casa, hay una gran campana de bronce forjada por el propio  Revere para una iglesia en 1804, de las cuales fabricó unas 200 unidades.

Tres habitaciones de la casa contienen piezas de la época, muebles originales de la familia, objetos del taller y billetes coloniales. La estructura contigua de principios del s XVIII, es la casa adosada de ladrillo más antigua que se conserva en Nueva Inglaterra. Presenta motivos de estilo georgiano inglés, como los arcos bajos que rematan las puertas y ventanas y las dos chimeneas.

En Hanover St, es la calle más italiana de Boston, animada por restaurantes y cafés típicos así como por la bulliciosa vida cotidiana de su comunidad.

Llegamos a Long Wharf, es el muelle estadounidense que lleva más tiempo funcionando sin parar. Fue construido en 1710 para hacer frente al crecimiento del comercio marítimo de Boston. Era uno de los puertos más importante de las colonias, superado solo por el de Londres y Bristol en cuanto a la cifra de cargamentos.img_20161023_152941-medium

Hoy se utiliza para servicios marítimos a Provincetown, Charlestown Navy Yard y las islas del puerto. Harbor Walk, que se extiende paralelo al agua, conecta Long Wharf con otros muelles cercanos, como Unión, Lewis y Commercial, que datan de principios del s XIX.

Cerca está el Griffin’s Wharf, el muelle donde tuvo lugar la Boston Tea Party en 1773, quedó soterrado cuando se ganó tierra al mar. Desde 2009 están amarradas en Fort Point Channel réplicas de los tres barcos originales de la East India Company británica que participaron en el motín de la Fiesta del Té, desafiando a la Corona inglesa y provocando el cierre del puerto de Boston en 1773 y la implantación de la ley marcial en la colonia de la bahía de Massachusetts.

Hoy, patriotas modernos arrojan por la borda imitaciones de fardos de té.img_20161023_150757-medium

Hacemos un poco del Freedom Trail empezando por el Quincy Market, un popular complejo de tiendas y restaurantes que concentra en torno a 14 millones de personas al año y se creó a partir de los edificios de Quincy Market, el antiguo mercado de abastos de Faneuil Hall, que se restauraron en 1960. La estructura central, un imponente edificio neoclásico de granito de influencias griegas se concibió como una ampliación del mercado de abastos que se había quedado pequeño. Se llamó Quincy Market en honor al alcalde Josiah Quincy, artífice del nuevo mercado. Las cuatro columnas dóricas de la fachada fueron, en el momento de la construcción, las piezas de granito más grandes cortadas en el país. El vestíbulo con columnas, de 163 m de longitud, está repleto de puestos de comida rápida y en la espectacular rotonda hay un club de comedia.

En la plaza adyacente hay un concurso de canción a capela cuyos participantes pertenecen a varias universidades de la zona, lo hacen espectacularmente bien.

Enfrente está la Custom House, la antigua casa de Aduanas, es una estructura neoclásica al estilo de los templos griegos, con columnas dóricas estriadas, y en 1915 se le añadió una torre de 150 m  de altura, lo cual indica que durante la mayor parte del s XX, éste fue el único rascacielos de Boston.

El Faneuil Hall es un emblemático edificio georgiano de ladrillo, que ha sido siempre mercado municipal y centro social, fue un regalo del comerciante Peter Faneuil a la ciudad en 1742.  Las reuniones antibritánicas llenaban este lugar, fue aquí donde Samuel Adams planteó la unificación de las colonias contra el yugo británico y la lucha por la independencia. Se le conoce como Cuna de la Libertad por la postura desafiante de la estatua de Adams que hay enfrente del edificio.

De aquí llegamos al Old State House, fue la sede del gobierno colonial británico entre 1713 y 1776. El león y el unicornio reales aun decoran las esquinas de la fachada este. Tras la independencia, la asamblea legislativa tomó posesión del edificio, que desde entonces se ha destinado a distintas cosas como mercado, bolsa mercantil, logia masónica y Ayuntamiento.

Las bodegas son ahora la estación de metro. La declaración de independencia se leyó desde el balcón en 1776. El circulo de adoquines situado bajo el balcón de la fachada este de la casa señala el lugar de la Matanza de Boston. Fue tras la Boston Tea Party, uno de los detonantes de la guerra de la Independencia. El 5 de marzo de 1770 un grupo de colonos descontrolados provocaron a los británicos con insultos, piedras y bolas de nieve. Los soldados abrieron fuego y murieron cinco colonos.img_20161021_194149-medium

De aquí llegamos al Government Center, que se asienta donde había un barrio de tabernas, teatros burlescos y hoteles destartalados. Ha habido discordia sobre si era una buena idea o no, pero el caso es que se inspiró en las plazas italianas. Hay una inmensa plaza en terraza de  23 Ha., cuya amplitud  la convierte en el lugar ideal para concursos de monopatín, campañas políticas, espectáculos deportivos, ferias gastronómicas o desfiles militares. Se organiza un mercado agrícola los lunes y los miércoles desde mediados de mayo a mediados de noviembre.

Hay un vestigio del antiguo Boston, la Steaming Tea Kettle, una tetera dorada de 868 l que fue fabricada por una compañía de caldereros para la Oriental Tea Company en 1873. Se está haciendo de noche y nos vamos a buscar el coche y nuestro alojamiento.

 La habitación la tenemos en Arlington a unas 10 millas de Boston y nos cuesta tres días 162 € con Airbnn. Nos recibe Azim, un chico iraní que lleva 10 años en EEUU y su novia una chica de Texas descendiente de españoles pero que no habla español, porque dice que no lo habla bien.

La habitación es cómoda, pero un poco destartalada, sin embargo Azim es muy simpático. Nos vamos a una tienda a comprar algo de comida para cocinarla en la casa.

24-10-2016  lunes

ARLINGTON – CHARLESTOWN – BOSTON – ARLINGTON

Hoy queremos visitar la ciudad de Charlestown que está pegada a Boston, de hecho nosotros pensábamos que pertenecía a Boston. Podemos aparcar dos horas sin pagar, cerca de la entrada del Charlestown Navy Yard. Para poder visitar el centro de visitantes tenemos que pasar por un control de seguridad como en el aeropuerto.

Hay artefactos, documentos originales, imágenes, fotos, audiovisual que nos habla de la historia de este lugar, desde la construcción de barcos, reparación, mantenimiento etc.img_20161024_094859-medium

La estrella es el USS Constitution pero hoy lunes está cerrado y no se puede visitar por dentro, no obstante el que si se puede visitar es el USS Cassin Young. Es un destructor de la clase Fletcher que fue utilizado en la IIGM. Se construyeron 175 de esta clase en toda Norteamérica. En este astillero 14 en total, eran más fuertes y versátiles que los anteriores. Pesaban 2050 toneladas y median 120 m de largo. Llevaban diverso armamento  y podían llevar a 300 personas.

Se construyeron 574 destructores de todo tipo, esta cantidad fue posible gracias al trabajo de mujeres y hombres de las minorías raciales que hasta ese momento lo tenían prohibido. El 20% de los 50.000 trabajadores que había en este astillero eran mujeres  o de estas minorías, la mayoría afroamericanos.

Este destructor sobrevivió a dos ataques kamikazes, tenía misiles que era muy difícil que dieran en el blanco, pero si lo conseguía hundía el barco que tuviese delante.

En la IIGM había soldados negros pero estaban segregados y no se mezclaban con los blancos, hasta que el presidente Truman dijo que eso no podía pasar y algo empezó a cambiar con estas minorías.

El USS Constitution durante la guerra de 1812, ganó tres batallas contra los británicos y se convirtió en el buque más famoso en toda Norteamérica. Un marinero exclamó al ver que un cañonazo rebotaba en el grueso casco de madera de roble del barco “tiene los lados hechos de hierro”. De ahí el apodo de este barco legendario, Ironside, que nunca fue derrotado en batalla. Normalmente sale a puerto el 4 de julio, sigue en funcionamiento desde el año 1797 que se botó inicialmente.

Después de visitar el museo, muy interactivo y dedicado sobre todo a los niños con un montón de actividades a cual más interesante, nos vamos a visitar la Universidad de Harvard que está en Cambridge. Fue fundada en 1636 para formar al clero, es la universidad más antigua del país, la original de la Ivy League, las ocho universidades más elitistas del país.img_20161024_123317-medium

Los eruditos líderes puritanos de Boston fundaron la universidad y cuando dos años más tarde falleció el clérigo John Harvard donó la mitad de su fortuna a la institución y todos sus libros.

Los líderes de la colonia dieron su nombre a la escuela y rebautizaron la comunidad como Cambridge en honor a donde habían estudiado ellos. Comprende más de 400 edificios pero Harvard Yard es el epicentro.

Ocho de sus graduados han sido presidentes de EEUU, y un par de docenas de ellos, ganadores de algún premio Nobel o del Pulitzer. Cada año pasan por la universidad y sus 10 escuelas profesionales casi 20.000 estudiantes. Su corazón es la clásica Harvard Yard, el campus con edificios de ladrillo rojo y caminos arbolados.

La Widener Library tiene más de 3 millones de volúmenes, es la tercera más grande del país. Toma su nombre  de Harry Widener que pereció en el Titanic. Pasamos por el Memorial Hall, un edificio gótico que recuerda a los unionistas que perecieron en la guerra de Secesión.

Los jardines que ya estaban en la fundación de la universidad están rodeados por unos edificios donde se alojan los novatos. Hay muchos museos, pero nosotros no los visitamos, lo dejamos para otra ocasión. Hay mucho ambiente estudiantil, además es la hora del lunch y hay bastantes furgonetas que venden comida y allí van los estudiantes a comprarse su burrito, falafel, ensaladas o hamburguesa.img_20161024_104209-medium

Aparcamos el coche y nos vamos a visitar el barrio de Beacon Hill o el Black Boston. La comunidad afroamericana más grande de Boston estaba en este barrio cerca de la Casa del Estado. Vivían en los sótanos de las casas pudientes de los blancos de este barrio. Hay una ruta la “Black Heritage Trail”, que sigues gracias a las señales por las calles o al folleto que tenemos.

Hay casas, empresas, colegios e iglesias donde los negros se organizaban para luchar contra la discriminación y el esclavismo.

En el Museo de Historia Afroamericana que está situado en el African Meeting House y en la Abiel Smith School, se puede ver una exposición de fotografías de un señor muy importante por la lucha de los derechos de los negros llamado Frederick Douglas.

La Abiel Smith School se construyó gracias al dinero que dio el señor Abiel para educar a niños negros. Se mantuvo como escuela para los negros hasta 1855, cuando los colegios públicos se integraron.img_20161024_145645-medium

La African Meeting House fue construida por trabajadores negros en 1806 y se considera  como la iglesia negra más antigua de los Estados Unidos. En 1880 el edificio sirvió como un centro religioso, social, educativo y de actividad política para la comunidad libre negra de Boston.

William Lloyd fundó la sociedad Antiesclavista de Nueva Inglaterra aquí en 1832. Frederick Douglas habló aquí y fue donde se reclutó a la gente para el 54 regimiento de Massachusetts durante la guerra civil. Paseamos por las calles donde hay unos paneles en las entradas de las casas que explican porqué son importantes. No obstante, también en el folleto explica que viven personas que no quieren ser molestadas.

De aquí, aprovechando la cercanía, nos vamos a visitar la Massachussets State House que se puede visitar libremente o con tours guiados.

Este gobierno estatal fue el modelo para construir el Capitolio de Washington y otros capitolios del país. La cúpula, revestida de cobre y oro, marca el km 0 de Massachusetts, lo cual lo convierte en el centro del universo según Oliver Wendell Holmes.

Visitamos la Cámara  de los Representantes, una elegante sala oval que se creó para albergar esta cámara en 1895. El bacalao Sagrado, que cuelga sobre la galería, se trasladó a la State House cuando fue inaugurado en 1798. La escalinata principal está decorada con ventanas con bellas vidrieras que ilustran los numerosos y diversos escudos estatales que han representado a Massachusetts desde su etapa colonial hasta la actualidad.

La cámara del Senado, situada debajo de la magnífica cúpula y se distingue por su bello techo ocre. La sala de las banderas, guarda las banderas que ondearon en la batalla de los regimientos del Estado de Massachusetts, bajo un techo de vidrieras con los emblemas de las 13 colonias originales.

El Nurses Hall, sala de mármol flanqueada por murales de acontecimientos claves que llevaron a la guerra de la Independencia. La estatua de una enfermera del ejército, erigida en honor a todas las que participaron en la guerra de Secesión, da nombre a la sala.img_20161024_155753-medium

La cúpula fue revestida de cobre en 1802 para prevenir posibles goteras, en 1872 se cubrió con oro de 24 quilates. Las puertas centrales del salón solo se abren al término del mandato del gobernador del Estado o para visitas de mandatarios.

Como todavía es pronto cogemos el coche y nos vamos al South Boston. El puerto es el mayor reclamo de South Boston, al principio poblada por irlandeses que huyeron del hambre a mediados del s XIX, la zona se convirtió en la tercera comunidad irlandesa del país. Se han convertido las casas de vecinos victorianas en modernos apartamentos. Siempre se ha vinculado al mar, gracias a sus playas de arena fina y cabos que protegen la entrada al puerto.

Llegamos a la playa de Carson Beach, de allí  al Dorchester Heights Monument, que marca el lugar donde George Washington apostó sus cañones para forzar la retirada británica en 1776.

Hay una taberna llamada Woody’s L. Street Tavern, la taberna más tradicional donde se rodaron varias escenas de El Indomable Will Hunting.

En la rotonda que une el bulevar con Farragut Road se alza la escultura de bronce del almirante David Farragut, comandante en jefe de la Armada estadounidense durante la guerra de Secesión. Al otro lado de la calle se extiende el tramo de playa conocido como Sugar Bowl que bordea Pleasure Bay. Este paseo marítimo de casi 1,5 km es un lugar estupendo para pasear si no fuese por el frio que hace. En  el paseo hay varios monumentos dedicados a bomberos, policías y soldados de South Boston.img_20161024_130000-medium

Se llega a un obelisco que recuerda a Donald McKay, en cuyo astillero sito al otro lado del canal se fabricaron algunos de los clípers más veloces de mediados del S XIX, contribuyendo a afianzar a Boston como puerto de comercio internacional.

Detrás se encuentra el Fort Independence, que se erigió por orden de George Washington, para que nunca fuese conquistada Boston. Edgar Allan Poe estuvo destinado aquí brevemente en la década de 1820.

De aquí ya volvemos a nuestro alojamiento para hacer algo de cena.

25-10-2016  martes

ARLINGTON – CONCORD – BOSTON – PLYMOUTH – ARLINGTON

Hoy empezamos el día visitando Concord que está a 10 millas de nuestro alojamiento. Este lugar es muy importante ya que fue el lugar donde empezó la guerra de la Independencia el 19 de abril de 1775. Se pueden seguir los pasos de los soldados británicos y los minutemen coloniales que se enfrentaron en un prado de Lexington y más adelante en Concord, en la batalla del Old North Bridge. Un siglo más tarde, en Concord se formó una activa comunidad literaria, con autores como Nathaniel Hawthorne, Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreau y Louisa May Alcott, cuyos hogares se pueden visitar. Llegamos al centro de visitantes del North Bridge, donde nos dan información de lo que hay que visitar y nos recomiendan ver la película que pasan cada media hora en el Minute man visitor center.img_20161025_095525-medium

Se puede hacer andando si tienes muchas ganas y tiempo pues son 16 millas. Nosotros dado que no tenemos mucho tiempo y el frio que hace lo hacemos en coche  y pararemos en los sitios que va marcando como que se pueden visitar. Hacemos un pequeño paseo hasta la estatua del Minute man que hay al lado del puente donde se produjo la primera batalla importante. En este puente de madera sonó el disparo que se escuchó en el mundo entero, según escribió Emerson en su poema Himno de Concord. Aquí fue donde los enfurecidos minutemen dispararon sobre las fuerzas británicas y las obligaron a retirarse a Boston. Una primera estatua de Daniel Chester, líder de los minuteman, preside el parque. Se les llamaba así porque estaban siempre listos para la batalla, en menos de 1 minuto.

El termino tiene su origen en las milicias coloniales que luchaban contra los indios, pero luego se aplicó  a los patriotas en su guerra contra Inglaterra.

Volvemos al coche y empezamos la ruta. Hay muchas granjas que son importantes en la historia que no se visitan, la primera que si que se puede es la Hartwell Tavern. No tenemos suerte pues solo abren los miércoles y los sábados en esta época del año.

Más adelante nos encontramos con el visitor center y visitamos la Jacob Whittemore House, donde hay unos figurantes vestidos de época que te cuentan algo de la historia de la casa que existía en el momento de la batalla.img_20161025_132516-medium

Volvemos para ver la película multimedia, excelente por cierto, ya que tiene efectos de luces, sonidos, hologramas, un reloj que van pasando las horas a medida que van pasando cosas, etc. le han dado un premio por su maravillosa puesta en escena mezclando sonidos, película etc. habla de cuando Paul Revere fue a avisar a los paisanos de que los británicos se acercaban, como lo detuvieron pero que lo volvieron a dejar libre, las batallas que se produjeron en este lugar, dura media hora que vale mucho la pena.

Acabamos la ruta y nos vamos a la universidad de Harvard a ver la Escuela de negocios, un mito para todos los economistas como nosotros. Es un campus enorme con unos edificios preciosos y muchos estudiantes pululando por allí.

De aquí vamos al MIT, otro mito que está muy cerca. Aparcamos, se paga 25 cents cada cuarto de hora,  y vamos a dar un paseo por los alrededores. El MIT es conocido por sus avances en ciencia e ingeniería, es tanto un mecenas del arte y la arquitectura de vanguardia como uno de los pioneros en inteligencia artificial y robótica. Se puede hacer un recorrido a pie que muestra algunas de las esculturas y edificios modernos y posmodernos más representativos del campus. Estos monumentos emblemáticos atestiguan el uso innovador de materiales y técnicas por parte del instituto.

Hay obras de Picasso, de Frank Gehry, Alexander Calder, todo muy moderno, pero mezclado con edificios como el de admisiones que tiene una rotonda central espectacular en el nº 77 de Massachusetts St.img_20161025_124000-medium

Fue creado en 1861 para enseñar a los estudiantes con exactitud y minuciosidad los principios fundamentales de la ciencia positiva con aplicaciones a las artes industriales. Se ha convertido en una de las universidades de ingeniería y ciencia más importantes del mundo.

A 1 hora de coche, que al final será más por culpa de un accidente, está Plymouth. Esta ciudad es famosa porque aquí llego el barco Mayflower en 1620 con los 102 peregrinos que establecieron el primer asentamiento europeo permanente de Nueva Inglaterra. Hoy, la ciudad es un hervidero de visitantes que acuden atraídos por los vestigios de la historia del  país, entre ellos el Plimouth Plantation. El litoral abarca 6 km de playa y hay cruceros que recorren el puerto y se organizan excursiones para pescar. En otoño los tremedales adquieren un fabuloso color rubí a medida que madura la cosecha del arándano.

A la mayoría de los lugares históricos se llega a pie siguiendo el Pilgrim Path, un sendero que abarca la costa y distintas zonas del centro. Un tranvía turístico también se puede coger para visitar lo más importante. En el puerto se encuentra la Plymouth Rock, una roca que señala el lugar donde se cree que desembarcaron los primeros peregrinos. Cerca está atracado el Mayflower II, una réplica del original. Muchos de los que sobrevivieron a la atroz travesía en este pequeño barco murieron víctimas de las enfermedades y la malnutrición durante el primer invierno que pasaron en Plymouth. Están enterrados en el otro lado de la calle, en Coles Hill, donde se alza una estatua del jefe indio Massasoit, aliado de los supervivientes.

El Pilgrim Hall Museum, abierto en 1824, cuenta con la mayor colección existente de muebles  y artes decorativas de la época de los peregrinos. Hay también varias casas históricas, incluida Harlow Old Fort House de 1677, uno de los pocos edificios del s XVII que se conservan.

Es muy tarde y ya está cerrado, pero nos parece muy interesante la visita a la Plymouth Plantation ya que es una reproducción del pueblo que fundaron los peregrinos. Se completa con intérpretes disfrazados, representando a los colonos, ya cada uno cuenta una historia. Además está la Wampanoag Village que representa la vida nativa americana antes de la llegada de los colonos.img_20161025_112401-medium

Ya de noche volvemos a casita, después de un día muy completo. Poco antes, hemos ido a comprar provisiones para aprovechar que nos alojamos en casas donde podemos cocinar. Como el dólar está muy alto, todo nos parece muy caro y nos preguntamos cómo pueden sobrevivir algunos norteamericanos con los sueldos tan bajos que tienen.

26-10-2016  miercoles

ARLINGTON (MASSACHUSETTS) – SALEM – LOWELL – PORTSMOUTH (NEW HAMSPHIRE) – SACO (MAINE)

 Hoy dejamos el área de Boston y vamos a visitar en primer lugar Salem. Esta ciudad costera, fundada en 1626, debe su fama a los infames y desalmados juicios por brujas celebrados en 1692, tras los cuales se ejecutaron a 20 personas inocentes. El Salem Witch Museum traza la historia de la brujería y la evolución de la percepción que se tiene de ella hasta nuestros días.

En los s SVIII y XIX, constituía uno de los puertos con más actividad de Nueva Inglaterra y a él arribaban barcos cargados con tesoros de todo el mundo.img_20161026_104746-medium

Hay un pack para visitar el Peabody Essex Museum, el Salem Witch Museum y otro por 20 $. En el Peabody se exponen muestras de arte asiático, también hay trajes, figuras de porcelana y joyas que trajeron los capitanes de barcos de costas lejanas.

El Salem Maritime National Historic Site protege el histórico litoral, en el que se conservan tres muelles del s XVIII restaurados. En el puerto está atracado el Friendship, la reconstrucción de un velero de 1797.

Todos los meses  de octubre de cada año hay un montón de actividades relacionadas con las brujas con lo que sacan mucho rendimiento de aquellos episodios tan tristes.img_20161026_120208-medium

En 1692, fueron acusados de brujería más de 200 personas. En total, se encarcelaron a 150 personas y se colgaron a otras 19 por brujas, además de matar a un hombre a pedradas. Nadie estaba a salvo y hasta dos perros fueron ahorcados.

Hay muchos autocares de colegios con niños visitando la ciudad con sus profesores. En el centro de visitantes cada día hay tres películas que se pueden ver, dos de ellas son gratuitas y una se paga 5 $. Hay una ruta peatonal, que se puede seguir porque en el suelo hay una raya roja y pasa por todos los sitios interesantes. En la ciudad hay más de 20 museos de brujas ya que asume su pasado con buen humor, pero la historia da una lección sobre lo que puede ocurrir cuando el miedo y la histeria colectiva sustituyen al sentido común.img_20161026_102028-medium

De aquí nos vamos a Lowell, tiene la distinción de haber sido la primera ciudad industrial del país. A principios del s XIX se inauguró la primera fábrica textil equipada con telar mecánico y poco después ya contaba con enormes complejos industriales. Pero tras la Gran Depresión, las fábricas se cerraron y se convirtió en una ciudad fantasma. Desde 1978 se han restaurado muchos edificios y el Lowell National Historical Park recuerda la historia de su industria textil.

La energía generada por las corrientes de agua del río Merrimack motivó a empresarios e inversionistas a sacar provecho de este recurso natural para mover miles de máquinas textiles.

Mujeres jóvenes de los Estados Unidos y familias inmigrantes vinieron aquí para producir millones de yardas de tela. Francis Cabot Lowell, en cuyo honor la ciudad fue nombrada, había observado las técnicas inglesas usadas para tejer y con la ayuda del mecánico Paul Moody creó un telar mecánico muy eficaz. Visitamos Mill Girls and Immigrants Exhibit Mogan Cultural Center, donde un ranger nos explica extensamente todo lo relacionado con este edificio.

La mayoría de las trabajadoras en las fábricas textiles de la primera mitad de 1800 eran mujeres jóvenes y solteras de origen anglosajón. Muchas provenían de las fincas y villas rurales esparcidas en los alrededores de Lowell donde las oportunidades económicas se limitaban a los quehaceres domésticos, el trabajo en la finca de la familia o a un mal pagado puesto como maestras. Las fábricas textiles parecían prometerles mucho más: sueldos mensuales y alojamiento con comida en pensiones manejadas por las corporaciones. Además de independencia económica, la emergente ciudad les ofrecía una gama de actividades comerciales y culturales que pocas habían conocido.img_20161026_143030-medium

Sin embargo, las corporaciones pretendían regular la vida de las jóvenes trabajadoras aplicando un control paternal sobre su conducta social. Los guardas de las pensiones imponían toques de queda y estrictos códigos de conducta con capataces que mantenían la disciplina en los pisos de las fábricas y las corporaciones exigían asistencia a misa. Un toque de campana las llamaba a faenas de 12 a 14 diarias.

Aunque el sueldo era relativamente alto, el trabajo era arduo y las condiciones malsanas. A pesar de las amenazas de expulsión o inclusión en listas negras, las trabajadoras hicieron huelga dos veces en los años 1830 para protestar contra recortes en los sueldos y las condiciones laborales y otra vez durante los años 1840 para exigir días laborables de 10 horas.img_20161026_145652-medium

Además de verse un comedor, un dormitorio de la gobernanta, la sala de estar y el dormitorio de las trabajadoras, hay una exhibición sobre los inmigrantes que han sido muy importantes para la historia de Lowell.

El Boot Cotton Mills Museum es de pago, cuesta 6 $. Se ve una fábrica textil con telares en funcionamiento de 1910.

Hay un monumento en conmemoración de Jack Kerouac, nativo de Lowell que llegó a ser el más conocido de los escritores de la Generación Beat.

Otra cosa curiosa que visitamos son las esclusas, necesarias para el agua que llegaba del río cercano y para regular el caudal.

De aquí vamos a Portsmouth a una hora en coche. Estamos en el estado de New Hampshire, cuya capital es Concord.

El apodo del estado es estado del Granito o estado de la White Mountains, solo tiene 14.348 km cuadrados. Es el estado más republicano de Nueva Inglaterra, es el primer estado en votar en las primarias presidenciales, lo que le da una enorme influencia política en relación a su tamaño. Su lema es Vive libre o muere, lo cual está en todas las matriculas de los coches.

La ciudad fue fundada en 1623 y se convirtió en un próspero centro de comercio marítimo en el s XVIII. Constituyó un hervidero de fervor independentista y aquí fue donde el héroe colonial John Paul Jones se puso al mando del barco de guerra Ranger. Durante la guerra de la Independencia, dirigió varias incursiones en la costa británica y el congreso le premió con una medalla de oro.img_20161026_112555-medium

Paseamos por Market St, donde se encuentran varios edificios históricos, en su mayoría ocupados por boutiques o restaurantes.

Hay un submarino fuera del agua que lo han convertido en museo, el USS Albacore. Unas grabaciones sonoras narran su historia mientras los visitantes lo atraviesan por el claustrofóbico espacio en el que se apiñaba una tripulación de 55 personas. Mide 62 m de largo, fue fabricado en los astilleros de esta ciudad y en su día fue el submarino más rápido del mundo.

Pasamos por el Strawbarry Banke, un espacio de 4 HA que ocupa exactamente el punto en el que se fundó Portsmouth. Este museo al aire libre alberga más de 40 edificios que ilustran la vida cotidiana desde 1695 hasta 1955. Muchas de las construcciones se levantan entre jardines cultivados de acuerdo con la época, como los herbarios de los primeros colonos o los macizos de flores formales. Las casas abiertas al público están amuebladas con objetos de la época y muestran interesantes colecciones de artes decorativas y cerámica.

Justo al salir de la ciudad ya entramos en el estado de Maine. Ya son las 6 de la tarde y nos vamos a Saco en el estado de Maine, donde hemos reservado una habitación en una casa de Airbnb, que nos cuesta 51 €.

La hora de entrada son las 7 de la tarde y a esa hora llegamos. Nos recibe Jessica con sus dos gatos persas y sus dos perros. No podíamos estar en una casa mejor. Es muy acogedora, con muchas cosas por aquí y por allá. Mientras se hace la pizza que tenemos para cenar, nos invita a varios tipos de aceitunas buenísimas, para acompañar la cerveza que nos tomamos. Muy recomendable la casa si te gustan los animales, porque no te los quitas de encima en ningún momento, lo cual a nosotros nos encanta, todo hay que decirlo.img_20161026_141404-medium

27-10-2016  jueves

SACO – PORTLAND – BAR HARBOR – ACADIA NP – BANGOR (MAINE)

Para desayunar nos prepara café y nosotros ponemos las pastas. Estamos a 0 grados!!!!! Salimos dirección norte y cogemos la autopista, pero salimos para visitar Portland que está cerca. Pagamos en dos ocasiones 1 $ cada vez.

Esta histórica ciudad disfruta de un hermoso emplazamiento en la cima de una península con amplias vistas de la bahía de Casco y las islas Calendar. Pasamos por la United States Custom House, con sus techos dorados, escaleras de mármol y arañas de cristal. El barrio cerca del puerto tiene casas del s XIX de ladrillo bonitas y por la noche se encienden las farolas de gas que le dan un encanto especial.

Nos acercamos al Fort Williams Port, al sur de la ciudad, en el cabo Elizabeth. Hay un fuerte del s XIX, que luego fue cuartel de artillería del ejército, ver búnkeres y nidos de ametralladoras de la IIGM. Junto al fuerte se encuentra el Portland Head Light, el más antiguo de los 52 faros de Maine. Fue un encargo de George Washington en 1791, y tuvo personal hasta 1989, cuando se automatizó. La casa del guarda alberga ahora un museo que ilustra la historia marítima y militar de la región. Cierra de noviembre a abril, como la mayoría de  atracciones en este país.img_20161027_073346-medium

Tenemos 180 millas hasta nuestro próximo destino que es Bar Harbor, donde se puede acceder al Acadia NP. Son unas 3,5 horas de coche y pasamos por bosques espectaculares, en teoría llenos de alces, pero nosotros no vemos ninguno. En la autopista hay un visitor center donde nos aprovisionamos de mapas y mucha información del estado. Vale la pena, ya que los mapas son muy buenos y detallados. Pagamos 2 $ más en la autopista, la verdad es que es muy barata. Hay una especie de teletac como el que hay en Cataluña y así no te paras. Nosotros en el coche lo tenemos pero no lo utilizamos por el momento.

Maine es el estado más grande de Nueva Inglaterra, es naturaleza en estado puro. Sus lugares de interés más populares se reparten en la espectacular costa.img_20161027_085942-medium

Se le llama el estado del pino con 1,3 millones de habitantes. Su capital es Augusta y en política están divididos entre demócratas y republicanos. Es famoso por la langosta, los alces y los arándanos. Aquí nació Moxie, el primer refresco de EEUU en 1884.

 En el sureste queda la ciudad más animada que es Portland, y los pueblos turísticos de los Kennebunks. Más al norte se encuentran la Bahía de Penobscot, por cuyas aguas navegan yates y veleros, y el Acadia NP, la joya costera que vamos a visitar hoy.

El parque nacional es un paraíso virgen de 14.164 Ha, que abarca gran parte de Mount Desert Island, junto a la costa sureste de Maine. Se pudo hacer este parque gracias a varios filántropos, entre ellos el más conocido fue John D. Rockefeller, que donaron dinero y tierras para ello.img_20161027_140418-medium

Queremos hacer la panorámica Loop Road, una carretera de 43 km que serpentea por las montañas de granito rosa de la costa este de la isla, pasa por los enclaves más hermosos. Entre ellos figura la Cadillac Mountain, que con sus 465 m de altura es el punto más elevado de la costa atlántica. Varios senderos y una carretera ascienden a la cima, donde las vistas son espectaculares. La carretera continúa hacia el sur hasta la idílica Sand Beach. Más al sur se produce un peculiar fenómeno natural conocido como Thunder Hole, cuando sube la marea y los vientos son fuertes, el aire atrapado en esta grieta queda comprimido, produciendo una fuerte explosión al salir. Nosotros lo vemos pero como el mar está muy calmado hoy no se producen grandes explosiones.

En la orilla sur se encuentra el pueblo de Bass Harbour. Su faro que data de 1858, encaramado en la orilla rocosa, ofrece unas magnificas vistas del océano. En el parque viven muchos animales, entre ellos marmotas americanas, ciervos de cola blanca y zorros rojos.

Atravesando el centro de Mount Desert, está Somes Sound, un fiordo natural con forma de dedo que penetra 8 km tierra adentro.img_20161027_154931-medium

Subimos al monte Cadillac, se llega por una carretera de 5,5 km desde la Park Loop. Hay unas vistas fabulosas de 360 grados, las islas y las montañas. Eso sí, hace un frío horroroso, vemos a una pareja de novios que se están haciendo fotos, la novia con un vestido de tirantes precioso!!!!!.

La elegante localidad turística de Bar Harbour es un lugar animado y es desde donde se empieza el Loop. Cada año pasan más de 5 millones de visitantes por aquí, pero no en esta época pues la mayoría de cosas están cerradas. Era el refugio de verano de las familias millonarias como los Vanderbilt o los Astor, pero en 1947 un incendio destrozó un tercio de sus elegantes casas, lo cual hizo que se acabara su hegemonía.

Muchas de sus viejas mansiones se han convertido en pensiones y el pueblo se ha convertido en un imán para los amantes de la naturaleza. En verano hay cruceros para avistar ballenas y frailecillos o puffins como se llaman en inglés.

El hotel lo tenemos en Bangor, que está a una hora de aquí, y se llama Howard Johnson Bangor. Nos cuesta 63 €. La habitación es buena, grande y muy cómoda. Este pueblo es famoso porque vive el escritor de novelas de miedo, buenísimo, Stephen King.img_20161027_163312-medium

28-10-2016  viernes

BANGOR (MAINE) – BETHEL – BRETTON WOODS –  MONTPELIER (VERMONT)

Hoy amanece lloviendo a mares, con lo que va bien que tengamos muchos km por delante porque visitar no creo que podamos visitar mucho.

Pasamos por zonas bastante aisladas cuando nos desviamos en Augusta hacia el oeste. Hay casas aquí y allá, pero pueblos pasamos muy pocos y lo que hay son muy pequeños, no tienen tiendas ni gasolineras ni casi de nada. Hay señales de que se tenga cuidado al conducir pues hay alces, nosotros sin embargo por ahora no tenemos suerte. También en los folletos de publicidad dice que hay muchos osos negros, que no se les dé de comer, pues ellos en su estado natural son esquivos y tímidos, pero si se acostumbran a las personas pueden ser peligrosos y se les tiene que matar.img_20161028_165721-medium

Los paisajes son espectaculares con los arboles con colores que van del verde al amarillo pasando por el rojo, el marrón etc. Si hemos venido en esta época a EEUU ha sido precisamente por esto, para ver estos bosques que se tiñen con una paleta de colores extraordinaria. Este cambio de colorido se produce porque a medida que disminuyen las horas de luz, los árboles de hoja caduca dejar de fabricar clorofila y afloran a la superficie otros pigmentos escondidos bajo el color verde. Algunos colores los producen los azucares que quedan atrapados en las hojas. El resultado es un enorme despliegue de amarillos, naranjas, carmesíes, morados y granates. La época perfecta para observar el follaje otoñal es en octubre a principios o finales según la zona.img_20161028_160447-medium

 Nuestra primera parada es Bethel a 135 millas. Es un pequeño pueblo con 2500 habitantes, con un hermoso barrio histórico, una importante estación de esquí y las cercanas White Mountains hacen que sea un destino excelente.

Cuando llegó el ferrocarril, se convirtió en un popular centro turístico. Entre sus clásicas mansiones con listones de madera destaca la Moses Mason House, de estilo federal.

Hay un parque estatal, el Grafton Notch SP, que ofrece paisajes espectaculares.

Llegamos a Bretton Woods, es un enclave de 500 habitantes, pero famoso en el mundo entero por ser el lugar donde se firmaron los acuerdos que dieron lugar al Fondo Monetario Internacional y más tarde al Banco Mundial. Se hizo en un intento para recuperar la estabilidad monetaria tras los altibajos económicos de la IIGM.img_20161028_130838-medium

El escenario de esta reunión histórica fue el magnífico Mount Washington Hotel and Resort de estilo renacentista español e inaugurado en 1902. Tiene un llamativo exterior en blanco y tejados rojos, al fondo está el monte Washington, pero nosotros no podemos verlo ya que está todo nublado y nevando para añadir encanto al lugar.

Los huéspedes famosos son desde Winston Churchill a tres presidentes estadounidenses. Está rodeado por 70 km cuadrados de jardines y entre sus numerosas instalaciones destaca un campo de golf. Cerca hay varias pistas de esquí, las cuales  vemos desde la carretera.

Aparcamos en el parking de clientes, enorme, y entramos en el hotel. Es un hotel enorme con un encanto decimonónico con una recepción con chimenea, con distintos salones donde conectarte a internet, tomar una copa de vino, o simplemente descansar. Nos vienen a preguntar si queremos tomar algo, le decimos que no y ya está. Recorremos todo el interior y llegamos a la sala donde se firmaron físicamente los acuerdos de Bretton Woods. Sigue la mesa redonda, las sillas, fotos de la cumbre y las banderitas de los 45 países firmantes.img_20161028_134733-medium

Entre ellos no está España, aquí tampoco estuvimos, suponemos que estaba tan destrozado el país después de la guerra incivil que ni se lo plantearon, además de ser una dictadura muy denostada por todos los países.

Como está nevando, decidimos ir dirección Montpelier en el estado de Vermont, no vaya a ser que se compliquen las carreteras.img_20161028_134940-medium

Antes de llegar visitamos dos puentes cubiertos que es típico de este estado, hay más de 100, 50 de los cuales están en bastante buen estado.

Entramos en el estado de Vermont, cuyo apodo es el estado de las Green Mountains. Tiene una población de 626.000 personas y una superficie de 14.747 km cuadrados. La capital es Montpelier con 7755 habitantes. Es la cuna de más de 100 puentes cubiertos y es famoso por el helado Ben & Jerry’s. Alberga la mayor concentración de cervecerías per cápita del país. Su filiación política es independiente, de inclinación demócrata.

La habitación la tenemos en Montpelier con Airbnb, nos cuesta 55 €. Queríamos estar algún día más pero ya lo tenía reservado. Como no nos puede recibir hasta las 6 de la tarde y el tiempo nos da una tregua visitamos esta pequeña ciudad.img_20161029_145204-medium

La capital más pequeña de EEUU, es un pueblo encantador rodeado de colinas verdes, lleno de edificios de época y coronado por la cúpula dorada de la State House, del s XIX. Cada media hora salen circuitos guiados que recorren el capitolio. Enfrente hay un centro de información turística. Las dos calles principales paralelas, State St y Main St, están repleta de librerías, tiendas y restaurantes. Montpelier se enorgullece de no tener un McDonald’s.

Al ser las 6 de la tarde vamos a la casa donde nos recibe Karin Nissen, una señora danesa pero que se siente alemana. Vino a EEUU a los 22 años porque se casó con un artista norteamericano que hace vidrieras emplomadas y que le enseñó el oficio. Ahora ella se dedica a esta artesanía, vemos ejemplos y son muy bonitos.

Ella va a cenar ahora y como nosotros tenemos provisiones comemos todos juntos. Es una casa muy agradable, muy de campo con colchas bordadas, muebles antiguos, todo muy vintage. Otro plus son los dos gatos de la casa, un persa negro y uno gris que se llama Oscar.

Hemos hecho 280 millas en total.img_20161028_132220-medium

29-10-16 Sábado

MONTPELIER – BURLINGTON – ST ALBANS – ST ALBANS BAY – MONTPELIER – NORHFIELD – KILLINGTON – RUTLAND

Para desayunar Karin nos ofrece mermelada y mantequilla, es muy amable, ella está trabajando en el sótano pues tiene que entregar unos cuantos trabajos hoy mismo. Hemos dormido muy bien pues la habitación es muy cómoda.

Está lloviendo a cantaros, pero algo hay que hacer con lo que nos vamos a Burlington, es la ciudad más grande de Vermont con sus 39000 habitantes!!!!. La mitad de su población está formada por estudiantes de la Universidad de Vermont y de otras cuatro universidades. Tiene interesantes tiendas, restaurantes, elegantes mansiones antiguas y monumentos históricos. La ciudad disfruta de una hermosa ubicación a orillas del lago Champlain.

El centro es compacto y gracias a que la lluvia nos da una tregua podemos pasear por la Church St Marketplace, una zona peatonal que abarca cuatro manzanas. Entre los lugares históricos del barrio figuran la First Unitarian Church, de 1861, la iglesia más antigua de Burlington y el City Hall, que señala el límite sur.

A orillas del lago se encuentra el Battery Park, famoso por ser el escenario de una batalla entre los soldados estadounidenses y la Armada Real Británica en 1812.img_20161029_111916-medium

En la plaza hay un mercado de granjeros que lo ponen los sábados hasta finales del mes de octubre. Hay quesos artesanales, hamburguesas ecológicas, frutas, verduras, sirope de alce etc.

De aquí nos vamos a visitar el Lago Champlain en St Albans Bay, se le llama el sexto Gran lago por su tamaño. Mide 190 km de largo y 19 de ancho y abarca 800 km de orilla. Se cuenta que en este lago, salpicado por unas 70 islas, vive Champ, una serpiente de agua que podría ser prima del monstruo del lago Ness.

La orilla occidental pertenece al estado de Nueva York, varios transbordadores realizan recorridos turísticos de una hora. Algunos de los tesoros del algo se encuentran bajo el agua, protegidos por un parque marino. Se puede bucear por los barcos hundidos que descansan sobre bancos de arena y por el cristalino fondo.img_20161029_110435-medium

En los Visitor Center que hemos visitado en Vermont hay unas pegatinas sobre una tienda de animales que hay en Montpelier donde hay perros de la raza Bergamasco. Como pasamos otra vez por la ciudad paramos a ver si hay suerte y los vemos. En los visitor center hay café gratis, lavabos, información turística, wifi y una exposición de los productos típicos de la zona.

Al ser sábado está abierto hasta las 5 de la tarde y allí nos encontramos en la State St, nº 5 tres bergamascos guapísimos, la Cuba, Aria y el de las pegatinas que se  llama Anuzzo. Es el representante canino del estado de Vermont por meritos propios. La dueña es muy simpática y estamos un ratito compartiéndolo con ella.

Al sur de Montpelier hay dos puentes cubiertos cerca de Nortfield y los vamos a ver. Toda esta zona está muy nevada, en cambio al norte no hemos visto nieve.img_20161029_142842-medium

Nuestra siguiente parada es Quechee Gorge, la mejor perspectiva de este desfiladero se consigue desde la carretera 4 que es la que nosotros estamos pasando. Hay un puente de acero con un camino para los peatones y se ve estupendamente. Tiene 52 m de profundidad y 900 m de largo formado por el rio Ottauquechee. Le llaman “el pequeño gran cañón de Vermont”.img_20161029_160746-medium

Un poco después está el Vermont Institute of Natural Science, una reserva en la que se cuidan aves rapaces heridas hasta que se puedan liberar. Hacen un espectáculo en el que varias aves rapaces muestran sus habilidades de vuelo. Se pueden ver de cerca águilas calvas, búhos nivales y gavilanes colirrojos. Viven más de 40 aves rehabilitadas.

De aquí ya llegamos a Woodstock, pueblo histórico y pintoresco, de los mejores de  Vermont. Fue fundada en 1761, cuenta con numerosas casas georgianas de ladrillo y madera, muchas restauradas por millonarios como los Rockefeller que también financió la plantación de 10000 árboles.

Aquí está la Marsh-Billings-Rockefeller National Historical Park, pero cierra a las 5 con lo que  hacemos es visitar un poco los jardines y la mansión por fuera. Es el único parque nacional de Vermont comprende el antiguo hogar y la finca del conservacionista George Perkins Marsh. Hay visitas a su mansión cada hora, además de unos 30 km de senderos y caminos de carro para recorrer a pie con esquís de fondo o raquetas.

Además hay la Billings Farm & Museum, una granja lechera de 1890 todavía en funcionamiento  y un museo de vida rural, donde hay ovejas y vacas. En esta época se visita con un trineo de caballos, pero solo los fines de semana. Ofrece actividades como el prensado de las manzanas de sidra en otoño y los concursos de arado en primavera.

Tenemos el hotel cerca de Rutland, el Days Inn, nos cuesta 63 €. Es un hotel que tiene cierto encanto, la recepción muy bien decorada y la habitación es muy grande y cómoda. Tiene microondas y nevera, además de una gran televisión donde podemos poner el USB y ver nuestra serie favorita. Justo al lado hay un Denny’s, que sabemos que las hamburguesas son muy buenas con lo que la situación es buena.

Hemos hecho 244 millas

30-10-16 domingo

RUTLAND – MANCHESTER – BENNINGTON – SARATOGA NATIONAL HISTORICAL PARK – ALBANY (NUEVA YORK)

Hoy el tiempo nos da una tregua y no llueve!!!! Incluso sale el sol y estamos a 16 grados, tenemos incluso calor…. Llegamos a Manchester, una bonita ciudad rodeada de montañas. Es uno de los destinos favoritos para ir de compras y esquiar.  La carretera Equinox Skyline Drive proporciona fantásticas vistas del monte Equinox. Es de pago 15 $ conductor y coche y pasajero adicional 5 $ más !!!

Hay un museo curioso dedicado a la pesca, que contiene el material que utilizaron hombres famosos como Hemingway, Zane Grey o el presidente George Bush .img_20161030_110455-medium

Tiene fama por las tiendas outlet, pero visitamos una de la marca Orvis, que no conocemos, y los precios son estratosféricos. Cerca está la tienda Armani o Ralph Lauren, no es el tipo de tiendas que nosotros frecuentamos.

Cuenta con dos zonas de esquí y la población ha sido destino turístico desde el s XIX y sus refinadas mansiones evocan su época dorada. Una de las más elegantes es la Hildene, una casa solariega georgiana construida por Robert Todd Lincoln, hijo del presidente Lincoln. Tiene 24 habitaciones y fue el hogar de la familia hasta 1975 cuando se convirtió en museo. La colección de reliquias de la familia incluye el sombrero que probablemente llevaba el presidente mientras dio el discurso en Gettysburg. Tiene 20 km de senderos y pistas de esquí de fondo. En el centro de visitantes alquilan raquetas para cuando hay nieve.

El 16º presidente de EEUU nació en una cabaña de troncos y su hijo Robert era presidente de la empresa más grande del país. Robert fue el único hijo que sobrevivió a la infancia y la primera vez que vino por la zona fue con su madre al hotel Equinox, un hotel precioso que hemos visto en el centro de la ciudad. Después ya compró 500 acres para la construcción de su casa.img_20161030_154307-medium

La entrada cuesta 20 $ y si quieres un tour guiado por la casa cuesta 7,5 $ más. Está abierto de 9 a las 16,30.

Ahora vamos a Bennington, que es la población más grande del sur de Vermont con 15.000 habitantes. En el barrio histórico hay casas coloniales, tres puentes cubiertos y la Iglesia de Old First, de principios del S XIX, donde está enterrado el poeta Robert Frost. Todo ello dominado por un obelisco de granito que conmemora la batalla de Bennington en 1777. Mide 90 m de alto y ofrece vistas de 360º de los campos circundantes. Para subir hay que comprar un ticket en el visitor center.

Al norte de Bennington, se pueden visitar 3 puentes cubiertos muy fotogénicos, con lo que allí nos vamos, pero nos han gustado más los que vimos cerca de Montpelier. El primero es Silk Road Bridge de 1840, el Papel Mill Bridge que recibe el nombre de un molino de 1790 cuyos engranajes todavía se pueden ver sobre el río. El tercero es el  Burt Henry Covered Bridge de 1840.

Entramos en el estado de Nueva York, cuyo apodo es Empire State, la capital es Albany donde tenemos el hotel esta noche. Es la cuna de la confederación de las Seis Naciones de los Iroqueses, del primer rancho de EEUU y el movimiento por el sufragio de las mujeres.

Es famoso por las cataratas del Niagara, los Hamptons, sus bodegas y el rio Hudson. Tiene un rio singular el Genesee, uno de los pocos del mundo que va de sur a norte.img_20161030_120954-medium

Vamos a visitar el Saratoga National Historical Park, que recuerda la batalla de Saratoga en 1777, durante la guerra de la independencia. El comandante Horatio Gates, al mando de las fuerzas coloniales, consiguió una victoria decisiva sobre los 9000 soldados británicos y nativoamericanos. La victoria aseguró a los colonos el control navegable del río Hudson y provocó que el rey Luis XVI de Francia enviara tropas de ayuda a los colonos ese mismo año.

En el visitor center, unas chicas encantadoras nos dan folletos, con su traducción al castellano y nos ponen una película que dura 20 minutos donde explican la batalla con gran detenimiento.

Son 9 millas que se hacen en coche y se pueden hacer algunos senderos para ampliar.

De aquí ya vamos al hotel de esta noche que se llama Red Roof Inn Albany Airport, nos cuesta 60 $. Cuando llegamos nos dice la recepcionista que no tiene nuestra reserva y tenemos un pequeño problema, pero llamando al servicio de atención al cliente de booking se resuelve.

Vamos a comprar algo de comida y cenamos en el hotel.img_20161030_123725-medium

Hemos hecho 157 millas.

31-10-16 lunes

ALBANY –  SIRACUSA – ROCHESTER – BUFFALO –  NIAGARA FALLS

Hoy amanece un día espectacular con un sol radiante, pero frio. Nos vamos al centro de Albany y visitamos el New York State Capitol. Aparcamos cerca, cuesta 1,25 $ la hora.

Hay visitas guiadas gratuitas a las 10 de la mañana y otra a las 2 de la tarde, pero nosotros vamos solos. Se construyó en 1871 y en aquel momento no había energía eléctrica, pero en cuanto se inventó fue en 1880 el primer edificio público en América que la tuvo. Miles de piedras fueron utilizadas para su construcción y todas fueron cortadas y talladas a mano. Había cientos de personas trabajando, los cuales tenían un salario de 5 $ por 10 horas de trabajo, lo cual era el doble de lo que cobraban el resto de trabajadores.img_20161031_094121-medium

El exterior es de granito, muy difícil de trabajar lo cual tiene más mérito todo lo que consiguieron. Ninguno de los adornos se hizo por duplicado, cada uno es original y se trajo una piedra de Escocia, que es más fácil de esculpir, de hecho la mayoría de trabajadores eran ingleses, galeses o irlandeses. Crearon 77 caras entre ella las de Lincoln, Frederick Douglas, Walt Whitman etc.

El gobierno del estado de Nueva York tiene tres ramas, el Legislativo con su cámara del senado con 63 miembros y la cámara de la Asamblea con 150 miembros, Ejecutivo con el gobernador que refrenda las leyes pero necesita 2/3 de los votos para que se aprueben y el Judicial que no está en este edificio pero hay unas dependencias reservadas para ellos. Hay 3600 jueces y 11 cortes diferentes.

Hay unos edificios que han hecho hace poco tiempo con museos, bibliotecas, memorials  dedicados a los bomberos, policía, derechos humanos de las mujeres etc.

De aquí ya nos vamos a Siracusa, cuya prosperidad llegó con la apertura del Canal de Erie, hay un museo que explica el papel del canal en la historia de la ciudad. Armory Square, un barrio histórico en el centro, conserva muchos edificios comerciales y almacenes construidos con ladrillo y hierro fundido de la época dorada de la ciudad.img_20161029_105428-medium

La autopista que hemos cogido en Albany nos cuesta 6,05 $ hasta Siracusa. En la plaza principal donde está la catedral católica hay una estatua de Colon, erigido gracias a las aportaciones de los italianos de la zona.

Pasamos por Rochester, una encantadora ciudad, con abundantes jardines y estupendos museos. Antaño fue un potente enclave industrial que tenía como base las fábricas textiles que se levantaron alrededor de High Falls, en el río Genesse. El Center for High Falls  cuenta con un puente peatonal que ofrece vistas panorámicas de la cascada, aun estruendosa. Ofrece un recorrido por una fábrica subterránea de 1816.

En otoño y primavera el centro de visitantes abre solo el sábado y el domingo. Hay un tour por el barrio que vas viendo los edificios más representativos con una placa delante que explica lo que fue.

Uno de los lugares más interesantes es el Strong National Museum of Play, centro interactivo dedicado al estudio del juego.

George Eastman House, fue hogar del excéntrico fundador de la Kodak hasta su muerte en 1932. La casa alberga un museo con un inmenso fondo de fotogramas, películas y videos, cámaras y libros de fotografía.

En la autopista pagamos 2,9 $ hasta aquí.img_20161031_164631-medium

Pasamos por Buffalo, ciudad que se quemó durante la guerra de 1812 gracias a los británicos, en 13 años consiguió recuperar su fortuna gracias a que se convirtió en el extremo oeste del Canal Erie. Aseguró su futuro económico gracias al próspero comercio de los Grandes Lagos. Hay varios museos a visitar como el Buffalo and Erie County Historical Society, el Albright-Knox Art Gallery o el Jell-O-Museum dedicado al postre favorito de EEUU que es la gelatina.

La autopista son 2 $ desde Rochester hasta Buffalo.

Tenemos el hotel en Niagara Falls, es un Best Western Summit Inn que nos cuesta 71 $ con desayuno incluido.  La habitación está bien, muy cómoda, hay gimnasio y piscina interior.img_20161031_191751-medium

Queremos ver las cataratas de noche y es un acierto ya que están iluminadas con luces de colores y el efecto es espectacular. En el parque que hay al lado hay wifi gratuito. Vemos que hay parkings para dejar el coche todo el día que cuestan 5 $. Hay casinos a un lado y a otro del rio, en la parte canadiense y la parte americana. Vemos que hay 2 reservas indias a poca distancia, por eso deben tener los casinos.

Hemos hecho  336  millas

1-11-16 martes

NIAGARA FALLS (NUEVA YORK) – LEWISTON – YOUNGSTOWN – BUFFALO – ERIE (PENSILVANIA)

Hoy tenemos el desayuno incluido pero los desayunos en estos hoteles son siempre lo mismo, mucho dulce hasta extremos increíbles, y poca variedad de lo demás, madalenas, mermeladas varias, pan, salchichas y huevos duros. Para beber hay zumos y cafés que curiosamente en esta ocasión es bastante bueno.

En el visitor center cogemos mucha información del estado de Nueva York que es donde estamos ahora.

El párroco francés Louis Hennepin, uno de los primeros europeos que contempló las cataratas del Niágara en 1678 escribió “el Universo no se puede permitir un doble”. Las tres cataratas del Niágara, con una caída de 61 m sobre un cañón rocoso, resultan tan impresionantes como hace más de 300 años. A pesar del desenfrenado desarrollo a ambos lados, tanto en la provincia canadiense Ontario como en el estado de Nueva York. Acuden más de 10 millones de personas al año. Un buen punto de partida para comenzar la visita es el Niágara Falls State Park, que brinda una excelente vista panorámica de las cascadas desde la Prospect Point Observation Tower.

 Las cataratas se ven desde el elevador Cave of the Winds y el barco Maid of the Mist que va al lado canadiense para verla desde allí.

El puente peatonal Rainbow proporciona acceso a la orilla canadiense. Después de disfrutar desde una parte de los miradores en la parte norteamericana, vamos al puente desde donde se llega a Canadá. Está muy cerca andando, para salir de USA no se hace nada, cuando llegas a la frontera canadiense, te preguntan que cuando has llegado, cuando te vas, donde vives etc., pero la aduanera que nos toca es muy estúpida, debe tener un día malo, es de bofetada.

Bueno, comprobamos que la parte canadiense es más espectacular porque se ven las tres de frente muy bien. Hay un camino al lado de las cataratas muy cómodo para ir viendo cada rincón. Al fondo se ven los barcos que te llevan al lado de la caída, los norteamericanos llevan chubasquero azul y los canadienses color rojo.

Si coges un pack de barco más tres atracciones cuesta 58 $ canadienses. Si solo quieres el barco son 18,95 $ más 14% de tasas. El parking que hay al lado del paseo es muy caro, pues cuesta 5 $ la media hora.

Después de un rato paseando y disfrutando de las vistas, volvemos a territorio norteamericano. Para salir hay que pasar por un torno y poner 50 céntimos de dólar, puede ser americano o canadiense. No hay nadie, solo el torno y hay máquinas por si no tienes monedas y te da cambio!!!!

Pasamos el puente y llegamos a la aduana USA, aquí si nos piden el pasaporte y nos preguntan varias cosas igual que en el lado canadiense y ya estamos dentro.

Hacemos otros miradores que no habíamos hecho y cogemos el coche para ir a Lewiston. Es una población que surgió por las cataratas, hay una ruta turística para ver los edificios importantes de la ciudad. Todo está cerrado, a partir de septiembre y hasta el primero de mayo.

En 1812 hubo una batalla muy sangrienta entre los británicos y los colonos. En 1901 en una exposición universal venían 10.000 personas cada día en barcos de vapor para visitarla.

Subimos hasta Youngstown, donde hay un fuerte de hace 300 años y grandes  campos de futbol o césped para poder disfrutar de este día tan magnífico, ya que estamos a 20 grados.img_20161101_153904-medium

De aquí nos vamos a Buffalo a ver la casa que construyó Frank Lloyd Wright en 1905, para Darwin Martin. Hacen un tour guiado pero hoy martes está cerrado. Es una casa de ladrillo muy cuadriculada y con espacios amplios y mucha luz. En una de las entradas hay una victoria de Samotracia.

La autopista desde Buffalo hasta Ripley que está a 23 millas de nuestro destino nos cuesta 3,15 $. Entramos en el Estado de Pensilvania y hay un visitor center donde cogemos un montón de información para ver que se tiene que visitar en este estado.

Se le conoce como el Quaker State, su capital es Harrisburg con 50000 habitantes. Otras ciudades son Filadelfia, Pittsburg y Erie donde dormimos esta noche.

Es la cuna de la Constitución de EEUU, la campana Libertad, el primer diario, el primer taller mecánico y el primer ordenador. En cuanto a la política es un estado indeciso, el gobernador es demócrata y la mayoría de congresistas y senadores son republicanos.

Cuenta con el mayor rebaño de alces salvajes al este del Misisipi. Sus hijos famosos son Grace Kelly, Andy Warhol y Martha Graham.

El hotel lo tenemos en Pensilvania, en Eire, es el Microtel Inn by Wyndham Erie, nos cuesta 52 €. La habitación no es muy grande pero es cómoda y al entrar en el hotel vemos que tenemos el desayuno incluido, cosa que no sabíamos. Cerca hay muchos sitios para comer, supermercados y tiendas de todo tipo, pero nosotros que buscamos una tienda para comprar cervezas nos resulta imposible.

Hemos hecho 175 millas

2-11-16 miércoles

EIRE (PENSILVANIA) – TERRITORIO AMISH EN NEW WILMINTONG Y VOLANT – CLEVELAND (OHIO) – PORT CLINTON

Desayunamos en el hotel y vamos hacia el sur a territorio amish. La primera parada es Volant un pueblo pequeño lleno de tiendas, según la publicidad más de 30, que están quitando toda la decoración de Halloween y están poniendo la de Navidad. En una parada de bus vemos a nuestra primera mujer amish y su marido sale del banco poco después. También hay un carro de caballo aparcado en la calle.img_20161102_114001-medium

Gracias al folleto que me dieron ayer podemos hacer un circuito por la zona y ver las granjas amish,  poca gente se ve, pero tenemos suerte y vemos varios carros de caballos y algunas mujeres haciendo la colada. Son gente de origen alemán, con diferentes culturas y religiones, que se establecieron en el s XVIII. Los más conocidos son los amish, los menonitas y los baptistas alemanes o Brethren. Un rasgo cultural común es que conservan un modo de vida sencillo, con la mínima tecnología.img_20161102_121123-medium

Paradójicamente, esta vida sencilla, con sus pintorescas calesas y sus arados con bueyes, atrae a mucha gente como nosotros. Cuando los jóvenes cumplen 16 años se les permite salir de la comunidad y que vean como es el mundo fuera de su burbuja. Algunos no vuelven pero otros no se acostumbran a la vida moderna. Ellos abominan de todas las modernidades como el teléfono, electricidad, coches etc. No utilizan los botones porque consideran que es una modernidad y lo asocian con el ejército, que fue para lo que se inventaron.

 Los hombres van siempre con sombrero y en el momento que se casan se dejan la barba larga, pero nunca bigote porque también lo asocian a las fuerzas represoras de las cuales huyeron porque no les permitían seguir con su religión. Llevan ropa de color azul o negro y las mujeres también llevan un gorrito blanco la mayoría de veces.

Pasamos por caminos donde nos encontramos sus granjas con los molinos eólicos para extracción de agua, las casas de color blanco rodeados de gallinas, vacas y ovejas. Otra cosa curiosa son las pajareras que hay delante de cada una de las casas para que los pajaritos tengan comida.

Cuando nos cruzamos con alguno de ellos todo son sonrisas, eso sí, fotos directamente no se les pueden hacer porque va en contra de su religión. Pero la tentación es tan fuerte …img_20161102_130652-medium

De aquí ya nos vamos hacia Cleveland, pero antes de llegar encontramos un visitor center ya que volvemos a cambiar de estado, ahora es Ohio.

Su apodo es el Estado del castaño de Indias, su capital es Columbus y otras ciudades importantes son Cincinnati o la misma Cleveland. Sus hijos celebres son Edison, Toni Morrison, Ted Turner o Steven Spielberg. Es famoso por ser el nacimiento del primer avión, el primer equipo de beisbol profesional y por ser la cuna de siete presidentes de EEUU.

La autopista que aquí se llama la Turnpike Ohio nos cuesta 2,25 $.

Cuando llegamos a Cleveland vemos un montón de seguidores de los Indians de Cleveland y del equipo de Chicago, hoy hay partido y hay mucha animación.

Llegamos al cementerio que hay en Lake View para ver el James A. Garfield Memorial con tan mala suerte que llegamos a las 4 y cinco minutos y cierran a las 4!!!!. Abre de Mayo a Noviembre de 9 a 4. Lo vemos por fuera que ya impresiona, pero las fotos que vemos del interior hacen que nos de mucha rabia no haber llegado un poco antes. Este cementerio está en Little Italy, lo cual es evidente por la cantidad de restaurantes italianos que hay  por todos sitios.img_20161102_160727-medium

Vamos a ver la Lámpara de araña más grande del mundo, mide 6 metros con sus 4200 cristales de imitación, en Euclid esquina con la E14th.

Otras cosas a visitar son el Rock and Roll Hall of Fame & Museum, el Great Lakes Science Center, el Christmas Story House & Museum, el Cleveland Museum of Art etc.

Hoy tenemos el hotel en Port Clinton al oeste de Cleveland, se llama Ourguest Inn and Suites, nos cuesta 52 €. Poco antes de llegar, nos llaman de Booking que cuanto nos falta para llegar porque van a cerrar. Nos extraña porque no pone nada en la web de la hora límite para el checkin.

Al llegar la chica muy simpática nos rebaja el precio, pues no nos dá camas supergrandes, con lo que nos cuesta 45 €.

Hemos hecho 298   millas

3-11-16 jueves

PORT CLINTON – KIDRON – WINESBURG – WALNUT CREEK – BERLÍN – MILLESBURG – LOUDONVILLE – MALABAR FARM – COLUMBUS

Hoy ponemos el despertador pues queremos llegar sobre las 10 de la mañana  a Kidron pues hay un mercado de ganado los jueves  a donde acuden los amish. Hay otros dos mercados semanales en otras ciudades. Llegamos sobre las 11 ya que el despertador no suena, pero igualmente vemos mucho ambiente.img_20161103_110507-medium

Los condados rurales de Wayne y Holmes albergan la mayor comunidad amish de EEUU. Son muy tradicionales, cultivan la tierra con el arado y la mula, y van a todas partes con los carros de caballos. Vemos en algunas comunidades que hay un teléfono para que lo puedan usar en caso de urgencia.

A las 10, según la información que tenemos se hace la subasta del heno y debe ser verdad pues en nuestro camino a este pueblo vemos grandes camiones con fardos de heno que suponemos trasladan a las granjas de los amish. A las 11 es la subasta de las vacas y a la 1 es la subasta de los cerdos.img_20161103_120612-medium

Van llegando los camiones con las vacas y los carritos de los Amish que van a comprar o a vender ellos también. Vemos familias con sus niños curioseando aquí y allá.img_20161103_110746-medium

En esta ciudad hay una institución como es Lehman’s, un gigantesco almacén de más de 3000 metros cuadrados, fundado en 1955 para vender suministros a los Amish. Se puede encontrar de todo en este gigantesco almacén, como cosa linternas a pilas, quinqués de muchos tipos que nosotros tenemos en casa de decoración pero ellos los utilizan actualmente. Tablas de lavar de madera como había antiguamente en las casas, pero aquí tienen la parte de debajo de vidrio para que dure más. Planchas de carbón, herramientas, artículos de cocina manuales, velas, sombreros de paja que todos los hombres utilizan etc.img_20161103_114904-medium

Solo por esta tienda ha valido la pena los 160 km que hemos hecho para llegar aquí. Además paseando por las distintas secciones te vas encontrando Amish que van a comprar las cosas que necesitan y que saben que aquí encontrarán.

De aquí vamos a Winesburg, Walnut Creek y en el camino nos cruzamos con muchos carritos de caballos. En Berlín paramos para ver el Amish & Mennnonite Heritage Center, que proporciona información en su centro multimedia, ofrece visitas, alimentos recién horneados y paseos en coches de caballos.img_20161103_135326-medium

Vemos el documental y el museo, una que sorprende es la cantidad de sombreros diferentes que tienen para cada ocasión. La ropa es muy sencilla, las mujeres se ponen ropa blanca solo para ir a la iglesia, entre otras curiosidades.

Pasamos por Loudonville y por Malabar Farm, un parque donde hay de todo, excursiones a pie y a caballo, un estanque para pescar, la casa del premio Pulitzer Louis Bromfield donde Bogart y Bacall se casaron, una granja, un buen restaurante etc.img_20161103_142153-medium

El hotel lo tenemos al oeste de Columbus, es el Motel 6 Columbus West y nos cuesta 65 €. Está en una miniciudad llena de hoteles de todas las cadenas, supermercados, restaurantes etc.

Hemos hecho 261  millas

4-11-16 viernes

COLUMBUS – CHILLICOTHE: HOPEWELL CULTURE NHP – DAYTON: NATIONAL MUSEUM OF THE EEUU AIR FORCE – FRANKLIN

Hoy queremos ver la cultura Hopewell en Chillicothe. Los Hopewell eran indios americanos que vivieron hace años. Se les conoce como los constructores  y arquitectos de los montículos que vemos en este parque histórico. Se les llama así, porque se encontraron los primeros vestigios en la granja de este señor en 1891. Estaban asentados entre los grandes lagos y el golfo de México, pues se han encontrado artilugios de varias partes de EEUU. En estos montículos no vivían la gente sino que los utilizaban para quemar y enterrar a sus muertos. Se han encontrado collares de piedra, caracolas, elementos de decoración de cobre o cerámica.img_20161104_105329-medium

El más famoso es Mound City por su gran concentración de montículos, al menos 23. Muchos se han perdido pues estas tierras han sido cultivadas durante mucho tiempo y quedan pocos rastros. Hay otros 4 sitios en la región que se pueden visitar pero éste es el mejor indicado ya que hay paneles explicativos y un sendero para ir recorriéndolos.

En el visitor center vemos un documental donde van explicando cosas como que utilizan unas figuras geométricas de unas medidas determinadas que se repiten en todos, que el círculo tiene el diámetro exacto para coger en los cuadrados y cosas así. No se sabe mucho más ya que no se tienen referencias escritas y todo es a base de especular, pero resulta interesante la visita. Hay un pequeño museo con los objetos encontrados en el área.img_20161104_101422-medium

En Dayton está el el Museo de las fuerzas aéreas, un inmenso museo que nos ocupa un montón de horas y eso que cierran a las 5 de la tarde. Hay voluntarios dispuestos a acompañarte en la visita y explicarte todo lo que quieras sobre la exposición. Son antiguos integrantes de las fuerzas aéreas jubilados que van cada día a ayudar a los profanos como nosotros. Se les nota que están muy orgullosos y les encanta que les preguntes cosas. Hay que pasar un control de seguridad con lo que es mejor no llevar nada a la visita. No se puede entrar ni con comida ni con bebida, solo en la cafetería o cuando sales para irte, puedes comprar en la tienda de souvenirs de todo eso.img_20161104_134945-medium

Llegamos al museo y lo visitamos durante 5 horas, es inmenso, hay más de 360 aviones de todos los tipos, desde el primero que inventaron los hermanos Wright hasta los últimos aviones espías.

Los hangares albergan miles de aviones, cohetes y maquinaria de aviación. En Junio 2016 han inaugurado el 4º hangar donde se pueden ver varios aviones presidenciales y entrar dentro de ellos. Como curiosidad hay una especie de arco de seguridad para que compruebes si estás lo suficientemente delgado para entrar en ellos ya que hay unos paneles que protegen los asientos y hace que quede un estrecho pasillo para circular. Nosotros pasamos.img_20161104_125908-medium

Está el primer avión que hicieron para Roosevelt  con un ascensor para poder acceder con su silla de ruedas, hasta el avión que llevó a JFK a Dallas y que luego lo trajo ya cadáver.

Es un museo alucinante pues está hecho con una dedicación increíble, hay cientos de televisiones que pasan pequeños documentales sobre lo que hay en la exposición anexa. Se puede ver una bomba atómica como la que tiraron en Nagasaki e Hiroshima, llamada Little Boy.

Están las guerras en orden cronológico, desde la IGM, IIGM, Corea, Vietnam, Irak o Tormenta del desierto, etc., cada zona con los uniformes, anécdotas, aviones, parafernalia, etc.img_20161104_131928-medium

Te puedes montar en algunos como si fueses el piloto para ver la sensación que se tiene. Por si no tienes suficiente puedes visitar le Wright Cycle Company, que ofrece exposiciones en el edificio donde Wilbur y Orville desarrollaron sus proyectos de bicicletas y aviones.

El Huffman Prairie Flying Field es una extensión de césped que está como en 1904, cuando los hermanos Wright probaban aquí sus aviones. Hay un itinerario circular de 1,5 km con carteles explicativos. Todo esto es gratuito y vale la pena dedicarle un día completo, pero hay que tener cuidado pues a las 5 cierran todo. Nos ha encantado la visita, eso sí, acabamos muertos de cansancio, pues no hemos parado ni para comer para aprovechar el tiempo. Si no eres tan estoico puedes ir a  la cafetería que hay dentro del complejo.img_20161103_154338-medium

El hotel lo tenemos en Franklin, al sur de Dayton. Es el Quality-Inn & Suites Middletown, nos cuesta 60 € con desayuno incluido.

Hemos hecho 161  millas

5-11-16 sábado

FRANKLIN – CINCINNATI – LEXINGTON (KENTUCKY) – HARRODSBURG – HODGENVILLE – HORSE CAVE

El desayuno no está mal, huevos, salchichas, quesos frescos, fruta, pastas varias y todo lo habitual.

Llegamos  a Cincinnati y como en todas las grandes ciudades, los fines de semana están vacíos, se circula estupendamente, sin atascos ni nada que se le parezca.

Vamos a la Unión Terminal de 1933, una joya modernista que aún usa Amtrak y en el interior hay varios museos muy interesantes. El parking cuesta 6 $, pero nosotros no nos  quedamos.img_20161105_101504-medium

De aquí vamos al Mt. Adams, barrio del s XIX, con sus calles estrechas, tortuosas y empinadas, con casas victorianas, galerías y restaurantes. En este barrio también está el Cincinnati Art Museum, gratuito, donde hay arte antiguo de Oriente y Europa.

En el mismo barrio está el Willian Howard Taft National Historic Site. Exactamente no sabemos que es pero como está cerca vamos a visitarlo. Es la casa donde nació este señor, que fue el 27º presidente  de los EEUU, después de Roosevelt, ya que el dijo que no quería un tercer mandato y lo propuso porque era su amigo y pensaba que lo haría bien. Le llamaban el Señor Republicano, de hecho era tan conservador que Roosevelt se enfadó con él y se enfrentó para ser la cabeza del partido y por sus peleas ganó el demócrata Willson.

En el Visitor Center hay una película que dura 14 minutos y te explica toda su vida y sus logros. Después nos llevan a hacer una visita medio guiada  a la casa. La primera parte vas con una guía que te va explicando cosas y te enseña la antigua cocina, el dormitorio donde estuvo el presidente, la sala de estar y la biblioteca. A partir de aquí ya vas visitando las siguientes habitaciones a tu aire, donde hay muchas fotos de toda la vida política de este señor, que estuvo 50 años al servicio público, desde Filipinas, Washington y al final de sus días en Ohio como presidente de la Corte de Justicia.img_20161105_112553-medium

El centro de Cincinnati está construido sobre varias colinas que miran hacia el río Ohio. En un principio recibió el nombre de Porkopolis por sus mataderos y sus fábricas. Más tarde, sus calles serpenteantes y las increíbles vistas desde el barrio situado en la cima del Monte Adams, motivaron que Churchill la denominara la ciudad interior más hermosa de EEUU. Muchos de sus habitantes, entre ellas la escritora Harriet Beecher Stowe, cuya casa es monumento histórico estatal, apoyaron con fuerza el movimiento antiesclavista.

La construcción más destacada es el puente colgante de piedra y acero que cruza el río Ohio.

De aquí nos vamos hacia otro estado, Kentucky. También apodado el Estado Bluegrass, con una superficie de 100.000 km cuadrados y una población de 4 millones de habitantes, tiene su capital en Frankfort. Hijos célebres han sido Abraham Lincoln, Muhammad Ali, o la actual Ashley Judd y Jennifer Lawrence.img_20161105_115014-medium

Es la cuna del bourbon y del derbi de Kentucky, siendo en política conservador, mucho en las zonas rurales. Es famoso por los caballos, la música bluegrass, el baloncesto universitario y las cuevas.

En la autopista vemos un Visitor Center y allí que nos vamos, ya que en las guías que llevamos solo dedican a este estado 2 páginas!!!! Una señora encantadora me da un montón de información, mapas y me exhorta a que nos acerquemos a ver una atracción novedosa y es que han construido un arca de Noé….

Es la construcción en madera más grande que existe actualmente ya que tiene 7 pisos de altura y es muy larga. Dentro hay animales de verdad, no de todos, por supuesto, pero hay bastantes. De hecho me cuenta que ella todavía no ha estado pero que amigos suyos le han dicho que es una atracción muy interesante y que necesitas unas cuantas horas para verla toda. Está al norte de Georgetown y la entrada cuesta 40 $ y si quieres entrar en el museo de la Creación cuesta 30 $, el combo 60 $. Esto de museo de la Creación ya da una idea de donde van los tiros de esta atracción, lo cual no nos interesa demasiado.

La primera parada es en Lexington, cuna de ricas fincas y de caballos. En el pasado fue la ciudad más prospera y culta a este lado de las montañas Allegheny, conocida como la Atenas del oeste, alberga la Universidad de Kentucky y es el corazón de la industria de los purasangre. En el Kentucky Horse Park, hay un parque temático educativo y centro de deportes ecuestres con 50 razas de caballos diferentes, los cuales participan en algunos espectáculos en directo.

El parking cuesta 5 $ y hay mucha animación porque hoy hay varios acontecimientos deportivos.

Hay un museo del caballo y otro dedicado al caballo nativo. Esta zona está llena de bosques y prados que han sido zona de cría equina desde hace 250 años, parece que los depósitos calizos naturales de la región producen pastos muy nutritivos.

Casi todas las granjas están abiertas al público, se visitan por cuenta propia o reservando con antelación en recorridos organizados.

En Harrodsburg, un gran número de familias shaker (Sociedad unida de creyentes en la Segunda Aparición de Cristo) llegaron desde Nueva Inglaterra y se asentó aquí en 1805. Establecieron una comunidad agrícola famosa por su artesanía. Creció hasta alcanzar una población de 500 habitantes en 1830, pero la comunidad perdió consistencia, debido en parte a la creencia en el celibato de los shaker, y se empezó a dispersar en 1910.img_20161105_171503-medium

Shaker Village of Pleansant Hill es la comunidad shaker más interesante y mejor conservada del pais. La arquitectura y el mobiliario reflejan el estilo sencillo y practico que caracteriza a  esta secta. En la población hay muchas iglesias desde los baptistas, reformistas, los del tabernáculo etc. en menos de 100 metros hay 7 iglesias.

La gasolina en este estado es más barata que en Ohio, de hecho es la más barata que hemos visto hasta ahora en este viaje. El galón cuesta de regular 1,91 $, teniendo en cuenta que un galón es 3,8 litros. En cambio, el diesel es mucho más caro está a 2,45 $.

Seguimos camino hasta Hodgenville, sede del Abraham Lincoln Birthplace NHS, 5 km al sur. El lugar rinde homenaje al que fue 16º presidente del país y conserva la casa en la que  transcurrió su infancia. Para llegar hasta el monumento de granito y mármol que rodea la cabaña de troncos del s XIX donde nació hay que subir 56 peldaños, que representan los años que vivió el presidente.img_20161105_170941-medium

El hotel lo tenemos en Horse Cave, se llama Horse Cave Motel y nos cuesta 46 €. El señor que me atiende es muy raro, pero simpático, dice que votará a Trump porque cree en Dios y piensa que es lo mejor, aunque no le convence nada. Eso sí, a Hillary nunca le votaría.

Cuando llegamos a la habitación vemos que el móvil dice que es una hora menos, al comprobarlo con internet vemos que hemos pasado la frontera entre la hora del este y la hora central. Para que sea más confuso, mañana quitan una hora más por el horario de invierno. La mitad de Kentucky es una hora y la otra mitad es otra.

La habitación es muy sencilla, eso sí tiene de todo, como nevera, microondas y cafetera, y es grande.

Hemos hecho 282   millas

6-11-16 domingo

HORSE CAVE – MAMOOTH CAVE NP – CUMBERLAND FALLS S.R.P. – LONDON

A las 8:30 abren el parque, Mamooth Cave NP y como nosotros vamos dos horas desfasados, allí estamos a esa hora. En el centro de visitantes nos recomiendan hacer el Domes and Dripstones Tour. Hay 13 tours diferentes: los introductorios, los generales y los especializados.

El nuestro es general, la dificultad es moderada, lo cual quiere decir que es sencillo, porque en América son muy conservadores. Nos cuesta 15 $ por persona la entrada a este tour y no nos sirve el anual pass que llevamos.

La ranger que nos acompaña, antes de empezar da un montón de indicaciones y exhorta a los que tengan problemas de corazón, claustrofobia, vértigo, poca movilidad etc. que no lo hagan. No se puede comer, ni beber dentro de las cuevas y al final se ha de pasar por una especie de alfombra con desinfectante por si vamos a otras cuevas, no llevemos los gérmenes de una enfermedad que está matando a un montón de murciélagos. Llevan 5 millones de muertos y no saben cómo pararlo.img_20161106_083154-medium

El autobús te lleva a la entrada de la cueva y se bajan 280 escalones. Hay varias paradas donde explica cosas curiosas de la cueva, donde incluso hay bancos para sentarte y escucharla. El tour tiene una duración de 2 horas y en total se suben o bajan 500 escalones. Al principio se va por unas cuevas muy grandes y luego se va a unas formaciones como la Niágara congelada o otras que tienen nombres muy rimbombantes.

Estas son las cuevas más largas del mundo, abarcan 400 millas, pero sólo se visitan como máximo en el tour más bestia 12 millas, el 3,5% del total, porque quieren que no se interfiera en la vida que se oculta en estos lugares.

Como curiosidad nos cuenta que cada uno de los escalones que están hechos de aluminio cuestan 3.000 $ y solo en este tour hay 500 !!!!

Se pueden hacer recorridos por el parque ya que hay unos bosques muy bonitos, nosotros vemos pavos y ciervos de cola blanca, unos cuantos, desde el coche en la carretera vemos bastantes, algunos muy cerca.img_20161106_095940-medium

El museo del Visitor Center está muy bien, porque te explica la historia de las cuevas, desde cuando eran privadas y cada uno tenía un tramo de la cueva y la enseñaba a cambio de dinero, hasta un médico que pensó que las cuevas serían buenas para las personas con tuberculosis e hizo unas cabañas de piedra en el interior para ellos. Ninguno de ellos se curó y además él murió de tuberculosis.

En el exterior se ve un tren que servía para traer a la gente desde el sur, que funcionaba ya en el s XIX.

Otra utilidad de las cuevas era para extraer salitre que se utilizaba para fabricar pólvora. Cogemos el coche y hacemos un trozo del parque y para ello hay que coger un ferry que funciona casi todo el día y pasa tres coches cada vez, pero no esperas casi nada.

Pasamos por Burnside, donde nacieron los boyscouts, en nuestro camino a Cumberland Falls.img_20161106_171937-medium

En Cumberland Falls, que las llaman las Niágara del sur, hacemos un pequeño camino para ver si tenemos una buena visión de las cataratas, pero con un poco de aprensión porque se está haciendo de noche y hay un gran cartel que pone que estamos en zona de oso negro. Al amanecer y al anochecer son las horas cuando los osos están más activos. Andamos un rato pero el bosque nos impide verlas. Volvemos a coger el coche y un poco más adelante está el  centro de visitantes, cerrado, y unos miradores para poder verlas con comodidad.

Estamos pasando por carreteras secundarias rurales y vemos que es una zona muy pobre, nada que ver con el glamour del  norte donde están los dueños de cuadras de caballos de carreras y  con casas estupendas.img_20161106_172532-medium

El hotel lo tenemos en London, se llama Budget Host Westgate Inn y nos cuesta la doble con desayuno 49 €. La habitación no está mal, tiene de todo, además está a 100 m de un Taco Bell, que no hemos ido nunca y esta noche vamos a comprobar si nos gusta. Compramos unos cuantos burritos y una quesadilla por 11 $. Nos vamos a la habitación a comerlos ya que allí tenemos nuestras cervezas, fresquitas de la nevera. Están bastante buenos, recomendable.

Hemos hecho 202  millas

7-11-16 lunes

LONDON – DANIEL BOONE NF – CUMBERLAN GAP NTP – PIGEON FORGE (TENNESSEE)

Despues del desayuno, flojo ya que solo hay pastas y café, salimos en dirección al Daniel Boone NF. Es un bosque nacional, inmenso, que recibe el nombre del legendario colono y cazador de pieles que vivió en Kentucky. El denso bosque proporciona refugio a más de 35 especies en peligro de extinción como el pájaro carpintero de cresta roja, los murciélagos orejudos  y las águilas calvas.

Pasamos cerca de Corbin, es la cuna del KFC, donde el coronel Harland Sanders sirvió por primera vez su receta especial, que con el paso de los años se ha convertido en una franquicia internacional. Se puede visitar la cocina y contemplar los objetos relacionados con KFC.

Cogemos la Hal Rogers Parkway, que nos lleva por carreteras estrechas y rurales por donde  no hay nada más que casas de troncos y módulos destartalados. Vemos muy poca gente y todo está muy dejado.img_20161107_132944-medium-medium

Llegamos al Cumberland Gap NHP, al lado de Middelsboro. Está situado en el extremo sureste del estado, en el límite con Virginia y Tennessee. Este paso natural a través de los montes Cumberland lo utilizaban los ciervos y bisontes en sus migraciones. El primero que lo exploró fue Thomas Walker en 1750. Unos cinco años más tarde, el legendario cazador de pieles D. Boone abrió el camino Wilderness Road a través del puerto, lo que permitió que unos 200.000 colonos establecieran sus granjas en las tierras del interior.

Esta agreste zona está densamente arbolada y muchos de sus lugares de interés, como el saliente de arenisca Sand Cave y el afloramiento de arenisca White Rocks, son sólo accesibles a pie. Los bosques dan cobijo a pavos silvestres, ciervos de cola blanca que vemos y pájaros.

El paso fue también un punto estratégico en la guerra de secesión. Estuvo en manos de las fuerzas confederadas y unionistas alternativamente y aún se conservan las fortificaciones de la época. Una autopista interestatal de cuatro carriles y un túnel ferroviario atraviesan el puerto.

Llegamos al visitor center y podemos ver el documental que explica toda esta historia. Nos dan mapas y nos orientan para  ver qué podemos hacer. Aparcamos en el Thomas Walker Parking Lot y vamos andando hasta el Tri-State Peak. Hay un mirador con unas placas de los tres estados que se encuentran en este punto. Hay familias con niños porque hoy tienen fiesta, hay  puente ya que mañana son las votaciones de las elecciones generales, son siempre el segundo martes del mes de noviembre.img_20161107_125450-medium-medium

Volvemos a por el coche y llegamos al Pinnacle Overlook, que te da la oportunidad de ver unas muy buenas vistas del paisaje. Está a 744 m de altitud y la carreterita tiene tela. Se hizo en 1929 para que la gente pudiese llegar en coches.

Estamos en Tennessee, llamado el Estado Voluntario tiene 6,5 millones de personas, con capital en Nashville. Otra ciudad importante es Memphis. Sus hijos celebres son Davy Crockett, Aretha Franklin y Dolly Parton. Es cuna de Graceland, Gran Ole Opry y la destilería Jack Daniels.

En política es conservadora, con áreas progresistas en las zonas urbanas. Es famoso por la música country, los caballos y la música soul. Tiene una ley curiosa, ya que está prohibido disparar a cualquier animal salvaje desde un vehículo, excepto a las ballenas.

Llegamos a Pigeon Forge, donde tenemos el alojamiento esta noche. El hotel se llama Vacation Lodge y nos cuesta 45 € con desayuno.img_20161107_181548-medium

No conocíamos este pueblo, como la mayoría, pero es muy turístico, ya nos habíamos dado cuenta al buscar hotel, porque había más de 300 hoteles, solo en Booking, luego están todos los moteles pequeñitos que no están adheridos. Nosotros lo hemos escogido porque está muy cerca del Great Smoky NP. Es el más visitado de todo EEUU, pero además es que cerca hay un parque de atracciones dedicado a la Dolly Parton, se llama Dollywood.

El pueblo tiene dos partes, la parte histórica, donde hay un molino de hace un montón de años, de antes de la Guerra Civil americana. Ahora es una tienda de regalos y un restaurante que tiene muy buena pinta. Esta semana es el Winterfestival, una fiesta donde los pueblos de alrededor se llenan de luces, decoración navideña y actividades musicales etc.

Hay otra zona al lado de la carretera que son parques de atracciones, campos de minigolf, autos de choque muy sofisticados, máquinas tragaperras, tiendas de recuerdos horteras etc..

Es un destino para jubilados, ya que somos los más jóvenes del lugar ….

Este viernes es el Veteran Day, donde hacen un homenaje a los soldados que han luchado en todas las guerras donde se han involucrado los americanos, que son unas cuantas. Vemos muchas veces coches que la matricula pone que es un veterano de guerra, un invalido de guerra, incluso vimos uno que llevaba la medalla al valor en una pegatina.img_20161107_182918-medium-medium

Hemos hecho 188  millas

8-11-16 martes

PIGEON FORGE – GREAT SMOKY MOUNTAINS – CHEROKEE (NORTH CAROLINA)

 

Desayunamos en el hotel bastante bien, ya  que hay algo revuelto de tortilla, zumo muy bueno y luego donuts.

De aquí ya vamos a las Great Smoky Mountains NP. Estas montañas, cuyo nombre deriva de la neblina que cubre la cordillera, abarcan algunos de los picos más altos del país y alberga una gran cantidad de flora. Con más de diez millones de visitantes al año, es uno de los parques más frecuentados del país. La mitad del parque, declarado nacional en 1934, pertenece a Tennessee y la otra mitad a Carolina del Norte.

De los 1287 km de senderos, el más popular es el Appalachian Trail, que discurre paralelo a la frontera estatal a través del parque. Separa Tennessee de North Carolina.img_20161108_095922-medium

También merecen la pena los senderos que llegan hasta las numerosas cascadas panorámicas. La ascensión al monte LeConte proporciona maravillosas vistas. Clingman’s Dome de 2025 m, es el pico más alto de Tennessee y desde su torre mirador se alcanzan hermosas vistas del paisaje.

En Cades Cove, en el extremo oeste del parque, aun se conservan las construcciones que hicieron los granjeros en la década de 1820. Entre ellas figuran cabañas de troncos, graneros y un molino que todavía funciona.

Son famosas las montañas por su gran biodiversidad. En sus tierras crecen más de 1500 especies de plantas de flor y unas 143 variedades de árboles. Los bosques de maderas nobles están formados por arces del Canadá, abedules amarillos y álamos. Hay más variedad en este parque que toda la variedad que hay en Europa.

Llegamos al Visitor Center Sugarlands. Aquí vemos el video de 20 minutos donde explica todo lo que nos espera y la historia de la creación del parque.img_20161108_102351-medium

Cogemos la Little River Road que está a la derecha y llegamos al parking para visitar las Laurel Falls. Hay 1,2 millas hasta la cascada, es un camino fácil bastante llano, pero las cascadas dejan bastante que desear, son muy poca cosa. En cambio el camino es ameno, porque te vas cruzando con gente que te va saludando y el paisaje es magnífico. Hay osos, pero nosotros aquí no tenemos suerte. Nos cruzamos con una familia, no sabemos de qué secta, pero son el matrimonio bastante joven por cierto, con 10 hijos y otro que viene en camino!!!!!.

Volvemos al coche y visitamos alguna iglesia que nos encontramos por el camino, baptistas, presbiterianos etc., de cuando aquí vivía gente. Hay casas de troncos que se han mantenido en su estado original.

Llegamos a Cades Cove donde está el Visitor Center, hay un molino, un granero, una casa de una señora que vivió aquí sola hasta los 94 años, ves fotos de ella en la casa y te explican algunos paneles su vida.

Cuando seguimos camino, tenemos mucha suerte ya que en loop del Cades Cove vemos un magnífico oso muy cerca de la carretera. Estamos un ratito disfrutando de su compañía, pero luego nos tenemos que ir  ya que estamos en un camino que es de un solo sentido y no hay espacio para que la gente pueda adelantarnos si quiere seguir camino.img_20161108_160734-medium

Hay 1500 osos en todo el parque, que son bastantes. Cerca de Townsend hay un centro de recuperación del oso negro. Acogen los ositos que han sido abandonados por sus madres o las han perdido por muerte. El año pasado fue muy malo ya que acogieron a 35 abandonados y a 15 que estaban esqueléticos. Este año solo hay 3, lo cual es muy buena noticia. Cuando crezcan un poco más los soltarán en libertad. Hay una foto en una revista que tenemos y son una monada.

Este parque a pesar de ser Noviembre está muy concurrido, vemos varios coches con unos letreros en los vidrios que dice “Just Married”. Hay coches de todos los estados, eso sí, la mayoría gente muy mayor.

Llegamos al Clingmans Dome Visitor Center, es una casa de troncos pequeñita, donde vemos a varias personas que están haciendo el Apalachian Trail. Son más de 3000 km, es muy frecuentado aunque la gente lo empieza en marzo para no enfrentarse a las bajas temperaturas que hacen por estas zonas. A media milla se encuentra el Clingmans Dome Tower, un observatorio desde donde se tienen unas magníficas vistas.

Es el lugar más alto de las Smokies con 6643 pies o su equivalente 2215 m. Está hecho con una rampa para que puedan subir las personas que van con silla de ruedas.img_20161108_140438-medium

Ya hemos cambiado de estado otra vez, ahora estamos en Carolina del Norte. Tiene una población de 10.000.000 de personas, su capital es Raleigh. Sus hijos célebres son el presidente James K. Polk, John Coltrane y la cantautora Tori Amos.

Es la cuna de la primera universidad estatal de América. En política es conservadora en las zonas rurales y cada vez más liberal en las urbanas. Famoso por el primer vuelo en avión y el baloncesto universitario. Los lugareños se apodan Tar Heels, un mote de origen incierto pero que parece tener relación con la producción de alquitrán y su legendaria tozudez.

Antes de salir del parque pasamos por el Oconaluftee Visitor Center, cerrado a estas horas, donde hay un montón de Elks. Los cazadores se los habían cargado a todos, pero han hecho una reintroducción de 45 ejemplares. Ahora hay casi 150, pero están concentrados en los alrededores de este visitor center. Hay una gran señal luminosa con el mensaje de que no entres en los prados donde ellos están comiendo. Esta época, es la de de celo y los machos son muy peligrosos. Hay fotos donde se ve a algún ejemplar cargando contra un coche, y son muy grandes.

El hotel está en Cherokee, se llama Cherokee  Grand Hotel y nos cuesta 49 €.img_20161109_081454-medium

El gobierno americano obligó a los cherokees a dejar estas tierras y los mandó a unas reservas en Oklahoma. Anduvieron en lo más crudo del invierno durante más de 1000 km, los recuentos más aproximados dicen que murieron más de 2000 personas en el camino y luego el primer año murieron casi todos.

Aquí hay una reserva donde tienen un gran casino y también hay muchos hoteles, tiendas de recuerdos, atracciones para los niños etc. En nuestro hotel hay un Shuttle que te lleva al casino si quieres ir a probar suerte. El museo recuerda la historia de esta tribu, centrándose en su traslado forzoso en 1838, a través del Sendero de las Lagrimas.

Hemos hecho 114  millas

9-11-16 miércoles

CHEROKEE – BLUE RIDGE PARWAY – CRISTIANSBURG (VIRGINIA)

Antes de empezar la Blue Ridge Parway volvemos a centro de visitantes Oconaluftee, a ver si tenemos suerte y podemos ver de día a los elk. Hay dos machos espectaculares, podemos verlos muy bien, pero al rato se ocultan a nuestra vista. En algunos paneles de información hemos visto textos en inglés y en lengua cherokee. No teníamos ni idea que tuvieran alfabeto, el cual es muy extraño. Preguntamos en el centro de visitantes  y nos dice que tiene una antigüedad de 150 años.

Empezamos la Blue Ridge Parway, tiene una longitud de 469 millas, empieza en Cherokee, North Carolina y acaba en Front Royal en Virginia.

Une el Shenandoah NP  en Virginia y el Great Smoky NP en North Carolina. Más de 20 millones de personas hacen esta carretera cada año.

Es una carretera panorámica de dos carriles que recorre 755 km. Sus tramos más espectaculares están en NC, donde la carretera serpentea durante 402 km junto a cumbres, cascadas y el elevado monte Mitchell de 2037 m.img_20161109_163351-medium

Las mejores épocas son en primavera y otoño, ya que en invierno cierran algunos tramos.

La velocidad está muy controlada y el máximo son 45 millas por hora, pero en muchos tramos son 35 o 25. Hay muy poco tráfico, con muchas zonas para aparcar y disfrutar del paisaje. En la información dice que hay 250 miradores. Hay muchos visitor center pero ahora en noviembre hay solo 3 abiertos. Uno que lo está, es el Blue Ridge Parkway, que está cerca de Asheville con mucha información gratuita y unas rangers muy atentas, que responden todas las preguntas que les quieras hacer.

Asheville, tiene un distrito comercial lleno de edificios art decó de su época dorada como centro turístico a principios del s XX. El centro evoca el periodo vivido por Thomas Wolfe, autor local que escribió sobre esta población. No obstante, esta ciudad es famosa por tener la Biltmore Estate, una casa con 250 habitaciones repletas de obras de arte al sur de la ciudad.img_20161109_082717-medium

Esta mansión de estilo renacentista francés alberga una colección de arte y escultura de los s XVIII y XIX y es la residencia más grande del país. La finca cuenta también con una bodega, un hotel de lujo y unos jardines diseñados por el mismo que creó Central Park en Nueva York.

Es una de las casas más visitadas del país, junto a la Casa Blanca y Graceland, la casa de Elvis Presley. Cuesta 65 $ la entrada.

Hay muchas salidas para visitar cosas que hay alrededor de esta ruta. Es muy bonito el paisaje y nos hace un día espectacular, frio pero muy soleado.

Nosotros hacemos 269 millas de esta carretera pero es una locura, no hemos tenido en cuenta que al mirar ayer cuantas millas había desde Cherokee hasta Chistiansburg, nos decía menos y además solo 4 horas de coche. No nos dimos cuenta, que eso era si hubiésemos ido directamente, pero nosotros hemos dado mucha vuelta con la carretera panorámica que hemos hecho.img_20161109_104910-medium

En Cumberland Knob está la frontera con Virginia. Cambiamos otra vez de estado.

El apodo de Virginia es Viejo Dominio, su capital es Richmond con 205.000 habitantes. Sus hijos famosos son George Washington y otros siete presidentes de EEUU, el general confederado Robert E. Lee, el escritor Tom Wolfe y la actriz Sandra Bullock.

Cuna de la Cia, el Pentagono y de muchos ingenieros. En política son republicanos y es famoso por su papel en la historia de EEUU, el tabaco, las manzanas y el Shenandoah NP, la bebida estatal es la leche ….

El hotel lo tenemos en Christiansburg, se llama Microtel Inn & Suites by Wyndgam, nos cuesta la doble con desayuno 56 €.

Hemos hecho  356 millas

10-11-16 jueves

CRISTIANSBURG – ROANOKE – BOOKER T. WASHINGTON – THE NATIONAL D-DAY MEMORIAL – BEDFORD – APPOMATTOX COURT HOUSE – CHARLOTTESVILLE

El desayuno es como todos, mucho dulce, pero hay también naranjas y manzanaimg_20161110_110118-mediums. Salimos hacia Roanoke, una ciudad famosa por tener el museo Taubman de arte moderno, cuyo edificio es similar al Guggenheim. Primero paramos en la oficina de turismo donde conseguimos un mapa del estado y muchas más cosas. img_20161110_110125-medium

Hay un museo ferroviario dentro del visitor center, pero se compone de fotografías, cuesta 6 $. El museo de arte es gratuito y tiene obras muy originales. Al contrario de muchos museos de arte moderno que hemos visto, que no nos han gustado nada, ya que el arte conceptual en general no nos gusta, este nos gusta mucho.

 Hay una exposición en concreto impresionante, son cluchs o sea bolsos de fiesta pequeñitos hechos con pedrería y oro o plata. La creadora, una judía húngara que se casó con un norteamericano y se vino a vivir a EEUU, ha hecho más de 4000 modelos. Vendió la empresa pero ella sigue diseñando y vendiendo con su nombre.img_20161110_105359-medium

img_20161110_102804_01-medium

La población tiene un centro histórico muy bonito. También es conocida por una gran estrella que hay encima de una montaña cercana. Vamos con el coche, ya que nos han recomendado que subamos para ver las vistas, hasta 60 millas se ven en la lejanía.

La siguiente parada es el Booker T. Washington, el lugar de nacimiento de un señor negro que nació esclavo pero que a los 9 años se proclamó la igualdad entre negros y blancos y decidió que quería ir al colegio y estudiar. Era una explotación de tabaco y evidentemente los negros trabajaban desde pequeños y no aprendían nada.img_20161110_121529-medium

Al principio se fue con sus padres hacia otra parte del país donde trabajó en el tabaco, pero llegó un momento que se fue 500 millas hacia el este, en tren, diligencia y luego andando cuando se le acabó el dinero hacia un colegio donde admitían negros. En este colegio se graduó con muy buenas notas, y fue donde aprendió que era una buena idea, estudiar pero también aprender oficios.

Le ofrecieron un puesto de profesor para nativos americanos pero después le ofrecieron ir a un colegio en Alabama, donde lo llevaría el exclusivamente. Empezó en una casa, pero pronto se hizo pequeña para todos los alumnos que tenia y compró otros edificios adyacentes. Ese colegio se convirtió con los años en la universidad de Tuskegee con más de 100 edificios donde se hacen estudios variados desde medicina hasta económicas. El pensaba que se tenía que combinar el trabajo físico con el mental y sus alumnos cultivaban la tierra, construían edificios y hacían muebles. Como ellos mismos habían contribuido a la construcción de todo, se sentían responsables y lo cuidaban mucho más. Se preocupó de que la población negra tuviese un modo de vida más saludable, con hábitos de limpieza, controles de salud, etc.

Hay una semana de la salud de la población negra, es la primera semana de abril, porque él nació el 5 de abril.

Se pueden ver varias casas de troncos, donde dormían los esclavos, hay una herrería, unos establos y una pequeña granja con cerdos, vacas, corderos y caballos.img_20161110_141545-medium

En el visitor center vemos un documental donde te explica toda la historia, muy recomendable.

Vamos a Bedford, lugar donde está el National D-day Memorial. El lugar no es debido al azar, sino que se puso aquí porque proporcionalmente fue el pueblo donde murieron más soldados en el desembarco de Normandía. Es un memorial enorme, hay un visitor center antes de la entrada que es donde se compra la entrada. Cuesta 10 $, pero según me cuenta la encargada es muy grande, tiene 700 placas donde va explicando absolutamente todo lo que pasó en las distintas playas, donde se produjo el desembarco. Hay circuitos guiados, varios durante el día. Nosotros no tenemos tanto tiempo, pero debe ser muy interesante. Mañana es el Veteran Day y vemos que habrá unas actividades de recuerdo, con velas, ya que se hace de las 7 de la noche a las 10.

Ya que no visitamos el Memorial vamos un rato a pasear a Bedford. Es un pueblo pequeño con unas cuantas casas interesantes que son las que visitamos, hay un recorrido histórico, pero se acaba pronto.

De aquí vamos al Appomattox Court House, un lugar muy importante ya que fue donde se firmó la rendición de los confederados a los unionistas  en la guerra civil. Aquí fue donde se acabó aquella guerra donde perdieron la vida 700.000 americanos.

Este parque histórico nacional, 4,8 km al noreste de Appomattox, tiene un total de 27 edificios reconstruidos, aunque no todos ellos se pueden visitar por dentro. El 9 de abril de 1865 los dos líderes y sus ejércitos pusieron fin a aquella larga y asoladora guerra.img_20161110_142006-medium

Tras la caída de Richmond, la capital confederada el 2 de abril, el general Lee asumió que la victoria era imposible. Los términos de la rendición fueron generosos, ya que los líderes unionistas deseaban facilitar la reconciliación.

Fueron los generales más importantes, por parte de los Unionistas el general Grant y de los confederados el General Lee. Se pueden visitar varias casas por dentro para ver como se vivía desde los esclavos, con unas cabañas con poquísimas pertenencias, hasta la casa de los propietarios que se mudaron del norte hacia aquí por la cercanía al ferrocarril.

El lugar de la firma,  fue la casa de los dueños de la plantación, se puede ver una reproducción de la mesa donde se selló la paz entre los combatientes. Está decorada con muebles y accesorios de la época. Otro de los edificios que se visita es la cárcel, abajo dormía el guardián y arriba los presos.img_20161110_160009-medium

La Clover Hill Tavern, donde los soldados de la Unión, imprimieron 30.000 salvoconductos para los confederados, lo cual les permitía volver a sus casas. El General Lee pidió al General Grant que los soldados que poseían caballos se los pudiesen llevar a sus casas. Accedió y el general Lee comentó que eso hacía más para la unión de los combatientes de los dos bandos que cualquier otra cosa, ya que los caballos eran muy valiosos. Eso les permitía llegar a casa y seguir con su actividad para poder ganarse la vida y subsistir.

La Meeks General Store nos encanta porque es la típica tienda que hemos visto en las películas y está todo muy bien recreado, con las cosas que se podían vender en aquella época en una tienda de ultramarinos.

De aquí ya vamos al hotel que tenemos en Charlottesville. Es el Econolodge North Charlottesville, nos cuesta 62 € la doble con desayuno.

En la puerta del hotel tenemos una camioneta con comida y nos compramos unos tacos y unas quesadillas muy buenas. Nos atienden unas chicas mexicanas y nos cuesta 11 $.

Hemos hecho   millas

11-11-16 viernes

CHARLOTTESVILLE – MONTICELLO – MICHIE TAVERN – RICHMOND – PETERSBURG

El desayuno es sencillo, todo dulce, nada caliente ni fruta. La habitación era cómoda y bastante grande por cierto.

Vamos al centro de Charlottesville, una población de 38.000 habitantes muy agradable con un centro histórico lleno de casas antiguas, esculturas y parques.img_20161111_092310-medium

Es la ciudad natal de Thomas Jefferson. Está dominada por la Universidad de Virginia, que él mismo fundó y diseñó, y por su casa Monticello.

Llegamos a Monticello, es una obra maestra de la arquitectura, diseñada por Thomas Jefferson, prócer de la independencia nacional y tercer presidente del país. “En ningún otro lugar o sociedad me siento tan feliz como aquí, y todos mis deseos terminan, como espero que lo hagan mis días, en Monticello”, escribió Jefferson, que pasó 40 años construyendo su casa soñada y finalmente terminó en 1809. Hoy es la única residencia de EEUU declarada Patrimonio de la Humanidad.img_20161111_093744-medium

El edificio de estilo neoclásico, ocupaba el centro de una plantación de 2023 Ha en la que vivían 150 esclavos. No oculta este oscuro lado del hombre que en la Declaración de la Independencia afirmaba que todos los seres humanos han nacido iguales. Se supone que se refería solo a los seres humanos blancos, aunque eso no le impidió tener 6 hijos con una de sus esclavas, Sally Hemings. El presidente y su familia oficial están enterrados en un bosquecillo próximo.

Las 2023 Ha de terreno abarcan un amplio huerto en bancales en el que Jefferson cultivaba y experimentaba con distintas variedades de verduras.

Para ver la casa se tiene que hacer la visita guiada, cuesta 20 $ la entrada. La guía pone que los jardines, el cementerio y la plantación se pueden visitar libremente pero no es verdad, te piden la entrada, sinó, no pasas ni te puedes mover libremente. Hay una película que te explica muy bien, la vida del presidente y la historia de la casa y su familia. Esto sí que se puede ver sin la entrada.img_20161111_205346-medium

Hay tiendas de recuerdos, museo, cafetería etc. te puedes estar todo el día. Con la entrada puedes hacer dos tours, uno es el de la casa donde no se pueden hacer fotografías, y luego otro, para hoy es el tour de los esclavos que lo hacen a la 1 del mediodía.

La visita por dentro de la casa dura casi una hora y luego por tu cuenta puedes visitar el resto, los sótanos donde estaban los almacenes etc.

Tenían una especie de recipiente muy grande donde metían de noviembre a febrero nieve, el cual utilizaban para la conservación de alimentos como carne o mantequilla y también hacían helados. Les duraba todo el año. Jefferson era una persona muy educada ya que hablaba 6 idiomas además del inglés. Tenía una gran biblioteca con más de 7000 libros, y los leía, no los tenía como decoración.

Se casó con una viuda de 24 años, a la cual quería con locura, pero se murió a los 10 años de casados, tuvo 6 hijos, de los cuales solo alcanzaron la edad adulta dos, un chico y una chica. La chica tuvo 11 hijos y se trasladó a vivir a la casa con su padre cuando se lo pidió.

Fue ministro en Francia durante 5 años, durante los cuales estuvo con su hija que en aquel momento tenía 12 años. Le apasionaba todo lo francés y en su casa adoptó muchas costumbres que trajo de Europa, como beber vino en las comidas, se consumían en la casa más de 400 botellas al año. Intentó cultivar vides pero no tuvo suerte.

Es muy interesante la visita, ya que ves muchos aspectos de la vida de un terrateniente de aquella época. No se oculta el tema de la esclavitud, ya tenía en cuenta que no estaba bien que hubiese tanta gente viviendo en esas condiciones, pero pensó que ya lo arreglarían sus sucesores. El sólo dio la libertad a 5 personas.

El obelisco que remata la tumba de Jefferson en el panteón familiar lo hora como “Padre de la Universidad de Virginia”.

Han recibido una donación de 10 millones de dólares y están restaurando varias construcciones y se abrirá al público la planta de arriba que ahora no se visita.

Vamos a la Michie Tavern, donde hay una gran cola para comer. Es una taberna típica que ha sido restaurada y luce su aspecto original del s XVIII.img_20161111_124430-medium

Llegamos a Richmond, capital del estado y nos vamos a visitar el capitolio, como hemos hecho en otros estados. Es una visita gratuita, cada hora hay tours guiados hasta las 4 de la tarde. Nosotros vamos a nuestro aire, nos dan un folleto de lo visitable y ya está. Está diseñada por Jefferson,  y es la más antigua.

Era la antigua capital de la confederación, aun conserva el aura de elegancia del viejo sur. Estatuas en bronce de generales y otros héroes de la guerra de secesión flanquean Monument Avenue y las mansiones victorianas y casas rojizas reflejan la prosperidad que vivió la zona tras la guerra.

El elegante capitolio, de estilo neoclásico, domina el centro de la ciudad y alberga una escultura de tamaño natural de George Washington. Hay un paseo de unos 2 km al lado del canal entre el rio James y los canales Kanawha y Haxall, que te permite ver los puntos de interés de Richmond. Nosotros llegamos a un visitor center que está ubicado en una antigua fábrica de hierro. Al lado hay el American Civil War Center at Historic Tredegar, instalado en una fundición de armas de 1861, este interesante museo indaga en las causas y el desarrollo de la guerra de Secesión desde las diferentes perspectivas, la unionista, la confederada y la afroamericana.img_20161111_154025-medium

Se puede pasar por un puente peatonal a Belle Isle, una isla peatonal que en el pasado fue una cantera, una  central eléctrica y un campo de prisioneros durante la Guerra de Secesión. Está lleno de carpas pues mañana se corre la maratón a las 10 de la mañana. El parking cuesta en la calle 1,25 $ la hora, con un máximo de 2 horas. Hay que tener cuidado porque cerca del Capitolio se paga hasta las 4 de la tarde, pero de 4 a 6 no se puede aparcar porque se lo lleva la grúa.

A 40 km al sur, está Petersburg, donde tenemos el hotel, es un Econolodge y nos cuesta 50 € con desayuno. La habitación es cómoda y está muy bien provista pues tiene secador, nevera, microondas, plancha etc.

Hemos hecho 116  millasimg_20161111_162609-medium

12-11-16 sábado

PETERSBURG – PETERSBURG BATTELFIELDS – NORFOLK – CHESAPEAKE

El desayuno es justo, de los peor provistos que hemos disfrutado. Esta zona está llena de lugares históricos de la guerra de Secesión. Vamos al Easter Front Visitor Center, donde nos informan de que se puede hacer. Hay un museo muy interesante y una película que dura 18 minutos y te pone en situación. Vamos en coche para ver los puntos interesantes de esta zona, el punto culminante es el cráter, un hecho histórico, ya que los unionistas volaron un polvorín de los confederados haciendo un largo túnel. Hubo casi 300 muertos con esa explosión pero no perdieron el lugar. Hay memorials de los muertos, del general que comandaba el puesto etc. Esta  historia se llevó al cine con la película Cold Mountains.img_20161113_112228-medium

Era principal nudo ferroviario para el transporte de tropas y suministros del ejército confederado. Las tropas de la Unión sitiaron Petersburg durante 10 meses en 1864-65, el asedio más largo en territorio americano. Muy cerca hay un museo sobre las mujeres soldado, el único de su clase en el mundo.

Se pueden hacer otras dos zonas, pero nosotros ya tenemos suficiente por hoy. Vamos por la carretera 10 hacia Norfolk, es una carretera panorámica muy bonita, rural y nos topamos con un entierro y el sheriff nos pasa a una velocidad bestial para parar el tráfico y que pueda pasar el muerto y el sequito. Son decenas de coches los que pasan por delante de nosotros.

Pasamos el James River por un puente bastante largo que se eleva  a mitad de puente para dejar pasar barcos.

Norfolk, es un histórico puerto colonial situado en la confluencia de la bahía de Chesapeake y el Océano Atlántico y un bullicioso centro marítimo con la mayor base naval del mundo. El símbolo de la  ciudad es una sirena y luce en todas las esculturas y emblemas de la ciudad.

En los folletos que tenemos, sale la empresa que las fabrica y te puedes hacer una con la decoración que tengas para ponerla en tu casa o empresa. Por toda la ciudad se ven, unas mejores que otras.img_20161113_094926-medium

En los muelles se encuentra el inmenso barco de guerra USS Wisconsin, que forma parte del Nauticus, The National Maritime Center. Ofrece presentaciones multimedia sobre batallas navales, barcos y criaturas marinas. Cuesta 35 € la entrada. Nos quedamos sin habla cuando estamos al lado del barco Wisconsin, es tan grande!!!!!!, ya está todo cerrado, pero se puede pasear por los alrededores.

El Chrysler Museum of Art es otro de los lugares de interés. Alberga la colección del magnate automovilístico Walter Chrysler. Es gratuito y vamos a visitarlo porque las guías lo ponen muy bien. Es espectacular, imperdible, la colección de vidrio que hay expuesta nos deja sin palabras, es tan bonito todo. Según la publicidad sólo exponen 1/3 de lo que tienen, impresionante. Además del vidrio hay cuadros de todos los tiempos, cerámica de Picasso, arte africano, egipcio, griego etc.img_20161112_160014-medium

Paseamos por el barrio histórico, pero al ser de noche, no apetece demasiado con lo que nos vamos al hotel.img_20161112_153201-medium

En la vecina Virginia Beach se alza un faro del s XVIII en Cape Henry, lugar en el que desembarcaron los primeros ingleses en 1607.

El hotel es el Red Roof Chesapeake Center, nos cuesta 55 €. Es muy justo, no hay ni nevera, ni microondas, ni cafetera, pero la habitación es cómoda.

Hemos hecho 145  millas

13-11-16 domingo

CHESAPEAKE – NORFOLK – BACK BAY NATIONAL WILDLIFE REFUGE – FORT HENRY – FIRST LANDING STATE PARK – VIRGINIA BEACH

Al levantarnos vemos que todos los coches están blancos ya que esta noche ha helado, la diferencia de temperatura  entre el día y la noche es enorme.

Como hace un día magnífico volvemos a Norfolk para verla mejor. Vemos otra vez el barco Wisconsin, ufff, sin palabras. Hacemos un paseo por la zona histórica, vemos casas muy bonitas, pasamos por un college donde en los años 60, los alumnos negros hicieron una sentada pacífica para protestar porque no les dejaban entrar en el restaurante ni a otras zonas. Al cabo de 5 meses se abolieron todas las restricciones y todo el mundo podía acceder a todos los sitios. En la calle donde se encuentra hay un paseo de las estrellas a semejanza del de Los Ángeles con hijos famosos como Ella Fitzgerald o el Golden Gate Quartet.img_20161113_105555-medium

No sabíamos que el General MacArthur está enterrado aquí, ya que la familia materna era de Norfolk. En el antiguo ayuntamiento es donde está el Memorial. Al lado hay un museo donde exponen objetos del general, el coche que tenía en Japón, el Willy que utilizó durante la guerra, muchos paneles que van explicando la guerra en Filipinas, los destrozos que sufrió Manila que quedó tan asolada que solo hay una ciudad comparable que es Varsovia.img_20161113_094150-medium

Hay un documental que van pasando cada media hora donde explica toda la vida del general y sus 52 años sirviendo al ejército. En la IGM fue el general más joven, ya que tenía solo 30 años. Fue a West Point siguiendo los pasos de su padre que también sirvió al ejército.img_20161113_130517-medium

Seguimos ruta hacia Sandbridges, pueblo de playa cuyo símbolo es el delfín y por todas partes los hay. Está bastante desierto pues son casas de playa y a pesar de que hace un día muy soleado, no dejamos de estar en noviembre.

Llegamos a Back Bay National Wildlife Refuge, una zona privilegiada para ver muchos pájaros con caminos para poder observarlos sin molestarlos.

Como es pronto vamos a Port Henry, el lugar donde llegaron los ingleses por primera vez. Lo que no sabíamos es que es zona militar y antes de entrar hay dos controles. El primero el soldado te pregunta donde vas y si llevas alcohol, drogas o armas. Después te envía a otro soldado más adelante, que pone un cono delante del coche y empieza el interrogatorio. Nos pide documentación, tenemos que enseñar el motor del coche, el maletero, todas las puertas y nos hace salir a los dos del coche. Llevan chaleco antibalas y están muy pertrechados de armas.

Cierra a las 4 de la tarde, nos dan una cartulina donde pone todo lo que no podemos hacer. Solo podemos ir a visitar el faro y no podemos salir de la Atlantic Av. No podemos hacer fotos a nada de la instalación etc.img_20161113_131612-medium

Subir al faro cuesta 8 $, pero tampoco lo vemos tan interesante. En los paneles hay información de esta zona, del pasado y del presente. Ahora esta base militar se utiliza como escuela para las operaciones que luego harán en guerra, maniobras con helicóptero, etc.

Hay una estatua del francés que ayudó a los colonos en su lucha contra los ingleses. Salimos y llegamos al First Landing State Park, un parque que tiene mucha vida salvaje, pero cierra a las 5 y está a punto. Si hace buen día volveremos mañana. Tiene una extensión de 1168 Ha y posee 32 km de rutas de excursionismo y una variada oferta de actividades como camping, ciclismo, kayak, pesca y natación.

Vamos a Virginia Beach, típica ciudad playera, con 54 km de playas de arena, un paseo marítimo de 4,8 km y muchas actividades al aire libre en las proximidades, no es de extrañar que sea un importante destino turístico. Hay miles de hoteles de todas las cadenas que hay en USA, parques y muchas tiendas de souvenirs. Tiene un acuario donde puede verse una gran diversidad de fauna, como tortugas, nutrias comunes y dragones de Komodo.

El hotel es el  Days Inn Virginia at the Beach y nos cuesta 42 €.

Hemos hecho 92  millas

14-11-16 lunes

VIRGINIA BEACH – FORT MONROE – YORKTOWN – WILLIAMSBURG

Hoy amanece lloviendo, vamos a visitar unos pueblos que son muy importantes para la historia de la independencia Americana.

Empezamos en Fort Monroe, la construcción del cual estuvo bajo el control de un  jovencísimo Robert E. Lee, que como ingeniero licenciado en West Point, con 24 años estuvo 3 años en esta zona y su primer hijo nació aquí. Tuvieron que venir franceses para enseñarles como se tenía que construir.img_20161114_100322-medium

El museo está cerrado los lunes, hay una ranger que nos explica 4 cosas porque está  en la puerta y nos pide perdón porque está cerrado. Podemos ver el fuerte por dentro y por fuera, hay una casa que es muy importante porque estuvo el presidente Lincoln durante el ataque a Norfolk en 1862.

Hay un faro, que es el más antiguo que opera en la Chesapeake Bay, fue un punto de observación en 1812 para los británicos.

De aquí vamos a Yorktown, al centro de visitantes del Colonial NHP, lugar importante ya que se relata el asedio de la ciudad, que acabó con la rendición de las fuerzas británicas.img_20161114_132440-medium

Hay un museo con la tienda de campaña de Washington, objetos personales, el interior de un barco y un documental donde explica toda la historia, dura 15 minutos pero vale la pena.

En el folleto que nos dan, salen las dos rutas que se pueden hacer en coche para ver los lugares más importantes de aquel asedio, donde estaban las fuerzas británicas y donde estaban las francesas que vinieron a ayudar a los americanos.

Se puede visitar la casa donde se firmó la rendición, está la mesa, los uniformes de los firmantes y los dormitorios.img_20161114_133659-medium

Llegamos al Yorktown histórico, un pequeño pueblo muy bonito, pero que hoy con el día lluvioso que tenemos no le hace justicia. Hay muchas tiendas cerradas ya que al ser noviembre hay muy poco turismo, sobre todo jubilados que recorren su país viendo estas rutas de la guerra. El museo que hay en la ciudad los lunes está cerrado con lo que no podemos visitarlo.

Llegamos a Williamsburg, donde hay el Colonial Williamsburg. Como capital de Virginia de 1699 a 1780, fue el centro de esta leal colonia británica. Sin embargo a partir de 1780 la ciudad cayó en declive. En 1926, John D. Rockefeller se embarcó en un inmenso proyecto de restauración. Hoy, en medio de los edificios modernos, se ha recreado la antigua ciudad del s XVIII. Personas vestidas con trajes coloniales representan el estilo de vida de sus habitantes originales, herreros, plateros y panaderos muestran sus oficios, y los coches de caballos atraviesan las calles, proporcionando una fascinante perspectiva del pasado del país.

El espacio tiene 122 Ha, contiene 88 edificios originales del s XVIII y varias centenares de reproducciones fieles. Puede verse a patriotas destacados, como Patrick Henry y Thomas Jefferson, pronunciando sus  apasionados discursos por la libertad, pero el parque también acoge los momentos menos gloriosos de la historia del país, como los debates de la esclavitud, el sufragio femenino, los derechos de los indígenas e incluso si es ético empezar o no una revolución.img_20161114_164145-medium

La entrada cuesta 45 $ para un día, pero por 55 $ tienes la entrada para 3 días, que vale mucho más la pena. La entrada te da derecho a visitar los edificios por dentro, asistir a demostraciones de oficios etc.

Si no quieres pagar puedes entrar igualmente y paseas por el recinto, con lo que también te haces una idea de todo. Hoy hay muy poca gente, por el clima y la época del año.

El capitolio es una reconstrucción de 1945 del edificio original, que databa de 1705. El gobierno ocupaba el ala oeste y el tribunal el ala este.

En el vivero hay varios actores disfrazados trabajando la tierra utilizando las réplicas de herramientas y las mismas técnicas que los primeros colonos.

El Palacio de Justicia construido en 1770-71 fue la sede del tribunal del condado durante más de 150 años. A las 4:30 hoy hay una representación teatral de cómo funcionaba el gobierno en aquella época. Habla el gobernador, el juez etc., nos quedamos un rato, pero luego ya nos vamos.

En la Print Office se venden alimentos tradicionales del S XVIII, como vino, jamón de Virginia y cacahuetes. La sombrerería ofrecía una amplia gama de artículos, ropa de importación para señora y niño, joyas y juguetes. La Raleigh Tavern, fue antaño un importante centro de reuniones sociales, políticas y comerciales. El edificio se incendió en 1859, pero su reproducción evoca el espíritu original.img_20161114_162518-medium

A las 2:30 se ordeña a las dos vacas que tienen, vemos a la señora llegar con su 4 x 4, vestida de época con su cubo para ordeñarla.

El prestigioso campus del College of William & Mary le añade un toque de cultura estudiantil, fundada en 1693, es la segunda universidad más antigua del país y conserva el edificio académico más antiguo de EEUU en funcionamiento continuo. Thomas Jefferson o James Monroe fueron algunos de sus alumnos más famosos. También cuenta la ciudad moderna  con cafeterías, pubs económicos y tiendas de moda.

Cuando ya lo hemos visitado todo, nos vamos al hotel que está muy cerca, en Williamsburg,  se llama Quarterpath Inn & Suites, nos cuesta 35 €. A la hora de pagar, me suma las tasas y  protestamos ya que en la reserva de Booking pone que ya están incluidas en el precio. Lo comprueba y nos pide disculpas. Creemos que esto nos lo han hecho en varios hoteles, hemos pagado las tasas por duplicado, el motivo, no es que nos hayan querido engañar, sino que ellos los precios los ponen siempre sin tasas. Cuando vas a un supermercado el precio está sin impuestos y luego te lo suman.

La habitación huele  a tabaco y no tiene nada, ni nevera, ni microondas ni nada de nada, solo un televisor del siglo pasado, eso sí las camas son cómodas.

A 2 millas hay un Wendy donde vamos a comprar unas hamburguesas que nos cuestan 14 $.

Hemos hecho 87  millas

15-11-16 martes

WILLIANSBURG – JAMESTOWN –  SHENANDOAH NP – NEW MARKET

Que nadie coja este hotel por el desayuno, es el más cutre que hemos tenido en todos estos días, ya que solo hay una maquina de café y una especie de buñuelos nada apetecibles. Otro punto en contra es que el wifi no funciona dentro de la habitación, tienes que salirte al exterior y así tienes un poquito.

A esta zona se le llama Historic Triangle, por ser la cuna de EEUU. No hay otra zona que, pese a su pequeño tamaño, haya tenido un papel tan decisivo en la historia del país. Las raíces nacionales se plantaron en Jamestown, primera colonia inglesa estable del Nuevo Mundo, la llama de la emancipación se avivó en Williamsburg, la capital colonial; y el país consiguió finalmente independizarse de Gran Bretaña en Yorktown.

Nos vamos a Jamestown, fundado en 1607 a orillas del río James, fue el primer asentamiento inglés permanente de EEUU. Uno de los primeros colonos fue John Rolfe, que se casó con Pocahontas, hija del jefe indio Powhatan. La colonia no resistió mucho tiempo, las enfermedades, el hambre y los ataques de los indios algonquinos provocaron muchas pérdidas humanas y en 1699 fue abandonada.

La actual Jamestown Island abarca 607 Ha de pantanos y bosque donde vemos un ciervo de cola blanca.img_20161115_161814-medium

Con el Annual Pass solo se paga para entrar 5 $, en caso contrario pagas 14 $. Hay tours guiados donde te explican diferentes cosas guías vestidos de época. Hay a varias horas, pero por ejemplo hoy hay uno a las 10, 10:30 y 11 de diferentes cosas. Hay una película de 15 minutos donde se expone todo lo acontecido en estas costas y un museo con algunos vestigios encontrados en las fortificaciones.

Hay un recorrido para hacer andando que te lleva a la estatua de la Pocahontas, la pobre murió a los 23 años en Inglaterra donde la había llevado su marido. Los restos de una iglesia del s XVII y el Archaearium, un museo arqueológico donde se encuentran 4 esqueletos encontrados en la zona, vasijas de aceite de Sevilla, botellas de vino, etc.

Hay una guía, Mary, que habla español y nos explica muchas cosas del museo y de lo preocupada que estaba por sus vecinos y amigos que son inmigrantes ilegales con la política del Trump. Dice que es voluntaria enseñando inglés a niños hispanos y que teme que haya separaciones de familias porque el susodicho quiere expulsar como mínimo a 3 millones de ilegales. El problema está en que los niños nacidos en EEUU son norteamericanos, pero sus padres siguen siendo ilegales y los podrían echar.img_20161115_100544-medium

Cogemos el coche y hacemos el Drive Island tour, es de unas 5 millas de longitud y pasas por zonas muy bonitas.

Se puede visitar el Jamestown Settlement que es una recreación de la colonia y cuenta con réplicas del James Fort, un poblado indio y los barcos que trajeron a Virginia a los colonos. Abren de 9 a 5 de la tarde igual que el parque anterior. A las 8:30 abre una tienda donde se recrea el trabajo del vidrio artesanal. Hay un señor, haciendo vasos de colores in situ, muy interesante. Si compras por valor de 150 $ te lo mandan gratuitamente, lo cual es fácil porque cada copa de vino cuesta 29 $ …

Desde aquí ya tenemos 150 millas hasta el comienzo del Shenandoah NP, que es nuestro próximo destino. El parque lo cruza la Skyline Drive, que discurre paralela a las Blue Ridge Mountains, la espina dorsal del Shenandoah NP. En 1926, el gobierno convirtió esta antigua tierra de labranza en un parque nacional. Aquí habitan ciervos, pavos salvajes, osos y linces rojos. Abundan las flores silvestres, las azaleas y el laurel de montaña. Sus numerosos senderos y sus 75 miradores ofrecen vistas interesantes.img_20161115_135835-medium

Tiene un recorrido de 168 km y la carretera se comenzó a construir porque el presidente de la época, Hoover, tenía una casa aquí y así podía acceder más fácilmente.

Paramos en el visitor center que hay cerca de Rockfish Gap Entrance Station. Hay un señor muy amable que nos da mapas del parque en castellano, información sobre Washington, etc.

En la entrada comprueban que tenemos el Annual Pass, sino hubiésemos tenido que pagar 20 $,  a partir de enero se pagará 25 $.

La carretera tiene 105 millas en total, con vistas maravillosas de las montañas y de los bosques, preciosos en esta época del año. Tiene más de 500 millas de senderos, con cabañas para los que hacen la Apalachian Trail o trekings más cortos.

Vemos un ciervo de cola blanca macho y una hembra, al lado de la carretera, muy cerca. Más adelante vemos un bobcat o lince!!!!!, es muy difícil verlos, con lo que nos hace mucha ilusión, ya que al fin y al cabo es un gato.img_20161115_163242-medium

Se nos hace de noche y tenemos que dejar la Skyline, a pesar de que es la mejor hora para ver vida salvaje.

El hotel lo tenemos es New Market, es el Days Inn Battlefield y nos cuesta 61 € con desayuno incluido. La habitación es justa, pero tiene cafetera y nevera.

Hemos hecho  275 millas

16-11-16 miércoles

NEW MARKET – SKYLINE PW – MANASSAS NATIONAL BATTLEFIELD PARK – ARLINGTON –  WASHINGTON

El desayuno es justito, solo tostadas con mermelada y mantequilla. Bueno, también hay cereales, pero a nosotros no nos gustan, y el porridge que aún es más poco apetecible.

Volvemos a la Skyline por donde salimos ayer, nos quedan pocas millas a ver si tenemos suerte y vemos algún animal. No hay suerte, acabamos la ruta y llegamos a Front Royal, inicio de esta ruta y de la Blue Ridge. Es un pueblo con su Main St, con las tiendas bonitas de antigüedades, ropa etc. vemos que hay un tren para que los niños disfruten y un laberinto de espejos.img_20161115_161656-medium

Desde aquí no teníamos claro hacia donde ir, pero al leer un aviso en el Manassas National Battlefield Park que dice que ha habido avistamientos de osos, pues allí que nos vamos.

El 21 de julio de 1861, los soldados unionistas y confederados se enfrentaron en la primera gran batalla terrestre de la Guerra de Secesión. La unión confiaba en una rápida victoria, pero perdieron. Al año siguiente hubo otra batalla y también la perdieron. Hoy en día tiene un paisaje de verdes colinas con campos de flores y pastos rodeados por cercados de madera.img_20161116_115134-medium

Empezamos la visita en el Visitor center de Henry Hill, donde se puede ver un documental introductorio y recoger mapas del parque y las rutas.

El documental es muy completo, dura 45 minutos y lo explica todo con pelos y señales. Después de ver el museo y pasear un poco para ver los lugares donde hubo las batallas, cogemos el coche para hacer un pequeño tour en coche a ver si hay suerte con los osos. No la hay, pero el voluntario que me atiende dice que tenga mucho cuidado porque los han visto al lado de donde estamos.img_20161116_130106-medium

Nos vamos hacia Arlington, lugar famoso al lado de Washington por su cementerio. Aparcamos en un parking cubierto que hay inmenso. Cuesta 1,75 $ la hora.img_20161116_143354-medium

Ocupa 247 Ha de colinas, con muertos desde la Guerra de la Independencia hasta la actualidad. En el memorial Amphitheater tienen lugar los funerales oficiales y las celebraciones del Memorial Day. El cementerio acoge también conmovedores monumentos, como el de las víctimas del accidente aéreo del Lockerbie y de la lanzadera espacial Challenger, que explotó segundos después de despegar en enero de 1986.

Hay unos trenecitos y unos autobuses que te llevan a ver las tumbas más famosas, cuesta 12 $, pero nosotros preferimos ir andando. Es algo que has visto en las películas pero no te deja indiferente, es emocionante. Hay más de 400.000 tumbas de soldados que han muerto en todas las guerras, presidentes de gobierno como Kennedy que está enterrado con su mujer y su hijo, monumentos conmemorativos, uno en especial nos llama la atención, que es el hundimiento del Maine, desencadenante de la guerra de Cuba contra España y que ellos mismo se lo hundieron, para tener una excusa y quitarnos de en medio a los españoles.img_20161116_151517-medium

Hay una guía delante, con un grupo de estudiantes, nos encantaría saber lo que les cuenta. Hay un gran monumento dedicado al soldado desconocido, tenemos suerte porque vemos una ceremonia donde les ponen unas cuantas coronas de flores, tocan con la trompeta el toque de silencio y todo el mundo se pone la mano en el pecho, es obligatorio y ponerse en pie.

Es muy formal, los guardias de honor tan serios, tan altos y solemnes. Unos estudiantes, 4 cada vez, bajan con el soldado y ayudan a poner la corona.img_20161116_144912-medium

Recuerda a los miles de personas cuyos cuerpos nunca se encontraron o identificaron. En sus cuatro criptas yacen soldados caídos en la I y la IIGM, Corea y Vietnam. Estaban sin identificar pero gracias a un análisis de ADN se descubrió la identidad del soldado muerto en Vietnam y fue trasladado a su ciudad natal.

Aquí se encuentra la Arlington House, fue la casa de Robert E. Lee y su familia por 30 años. Tiene asociaciones con prominentes figuras pues también vivieron los Washingtons y los Custises. Era una plantación que tenia 63 esclavos, tiene un monumento a George Washington, unos cuarteles militares y una comunidad para los esclavos emancipados.

Tiene una estructura griega, con un gran pórtico, de 30 metros de altura y con 23 columnas dóricas. Los esclavos de la plantación, construyeron la casa de ladrillos y la cubrieron de cemento hidráulico, una práctica habitual  del s XIX. Se pintó para que pareciese mármol.  Se puede visitar y es hoy un monumento dedicado al General Lee.

Salimos y ya vamos a la ciudad, pero se ha hecho de noche y decidimos irnos hacia la casa que tenemos reservada.img_20161116_153015-medium

Hemos reservado con Airbnb una habitación en casa de un chico llamado Adil, nos cuesta tres días 155 €. Los hoteles en Washington son carísimos y esta opción es más económica. Adil nos recibe y nos dice que es de Marruecos, por eso habla español, aunque no lo escribe.

La casa está recién remodelada, todo muy nuevo y agradable, el único problema es que la habíamos cogido porque decía que estaba a 4 minutos del metro, pero es engañoso, realmente son 1,3 millas, o sea media hora andando por una zona no demasiado segura. Son 4 minutos en coche. Nos dice que hace dos meses hubo un cheque de trenes y que hay tramos que no funcionan, que es muy complicado, muy caro, ya que se paga por tramos no como el de NY que con un ticket vas a cualquier parte. Nos lo pinta muy mal, con lo que decidimos que iremos en coche, cosa que no queríamos bajo ningún concepto. Para llegar aquí hemos tenido un atasco descomunal.

Hemos hecho 157  millas

17-11-16 jueves

WASHINGTON : WASHINGTON MONUMENT, WORLD WAR II MEMORIAL, CONSTITUCION GARDENS – LINCOLN MEMORIAL – KOREAN WAR VETERANS MEMORIAL – MARTIN LUTHER KING JR. MEMORIAL – FRANKLIN DELANO ROOSEVELT MEMORIAL – THOMAS JEFFERSON MEMORIAL – PRESIDENT’S PARK – WHITE HOUSE VISITOR CENTER – THE WHITE HOUSE – SACKLER GALLERY – AFRICAN ART MUSEUM – SMITHSONIAN CASTLE – NATIONAL AIR AND SPACE MUSEUM

Adil, nos ofrece de todo para desayunar, es muy amable. Vamos al centro y hay un atasco importante. Llegamos al lado del obelisco donde hay un parking gratuito, el único problema es que no se puede más de 3 horas. Nosotros lo dejamos todo el día y no pasa nada, no hemos visto ninguna vigilancia.

Empezamos la visita por el obelisco, ya que lo tenemos al lado. Con una altura de casi 170 m, el monumento a Whasington es la construcción más alta de la ciudad. Tuvo que realizarse en dos fases lo cual se ve por los dos tonos de piedra. El ascensor sube en 70 segundos a la plataforma mirador, que ofrece buenas vistas de la ciudad. Ahora está cerrado temporalmente.img_20161117_094854-medium

Muy cerca está el National WWII memorial, fue completado en 2004, honra a los 16 millones de mujeres y hombres que sirvieron en la guerra. Más de 400000 murieron en la guerra y millones apoyaron el esfuerzo de la guerra desde su casa. Es un monumento para que próximas generaciones vean que en la IIGM se aseguró la libertad y la democracia….

Costó 193 millones de dólares que se consiguieron básicamente con aportaciones privadas y 59 años después de la finalización de la guerra se inauguró este monumento. El memorial está construido en bronce y granito, está formado por dos pabellones de 13 m de alto, varios paneles con textos grabados y 56 pilares de granito, uno por cada Estado y cada territorio del país, adornados con coronas de bronce con hojas de roble y trigo, que simbolizan la fortaleza agrícola e industrial de EEUU.

Llegamos al Lincoln Memorial, uno de los lugares más impresionantes de la ciudad, la figura sentada del presidente ocupa un templo neoclásico que se eleva sobre la laguna en la que se refleja.img_20161117_101202-medium

El lugar elegido para levantar el monumento era una ciénaga y antes de  comenzar el edificio, en 1914, hubo que drenarla. Los cimientos se hicieron con pilares de hormigón para que la construcción quedara anclada sobre roca firme. Cuando estaba casi terminado, el arquitecto se dio cuenta que la estatua iba a parecer pequeña. Se dobló el tamaño de la estatua original de 3 m y se talló en 28 bloques de mármol blanco. En el muro está grabado el famoso discurso de Gettysburg de Lincoln.

El Korean War Veterans Memorial, fue dedicado en 1995. Hay 19 figuras de acero, pesan 400 kg, hay  14 figuras de la armada, 2 marinos, 1 medico naval, un observador de la fuerza aérea y el escultor. Hay una lista de granito con los países que intervinieron en la guerra que duró de 1950 a 1953 y se le llama la guerra olvidada. Murieron 38.000 americanos en esos tres años.

Muy cerca está el impresionante Martin Luther King Jr. Memorial, en el Tidal Basin, muy cerca donde pronunció su famoso discurso Tengo un sueño, y forma parte del mismo espacio lineal que los monumentos a Jefferson y a Lincoln.

La pieza central, un relieve de Martin Luther King Jr de 9,1 m de altura, se destaca entre dos moles de granito y está basada en una línea de aquel discurso “Fuera de la montaña de la desesperación, una piedra de esperanza”. El monumento está situado en un lugar tranquilo y reflexivo rodeado de cerezos Yoshino. Un muro de 140 m de longitud que completa el monumento contiene citas de muchos sermones y discursos del doctor King, en recuerdo de aquellos que perdieron la vida durante el movimiento de derechos civiles y como inspiración para el mundo moderno.img_20161117_101738-medium

Seguimos hacia el Franklin D. Roosevelt Memorial, está formado por un enorme parque con cuatro estructuras de granito, una por cada legislatura. En la primera se encuentra el centro de visitantes y un bajorrelieve del primer desfile inaugural Roosevelt. En la segunda hay un grupo escultórico, Hunger o hambruna, que recuerda la época de la Gran Depresión. La controvertida estatua que ocupa la tercera construcción muestra al presidente discapacitado en una silla de ruedas, oculta tras su uniforme de la armada con su amado perro Fala, un scottish terrier muy logrado.

En el cuarto edificio hay varias cascadas que caen sobre una serie de lagunas, una estatua de la esposa de Rooselvelt, Eleanor, y un relieve del cortejo fúnebre del presidente. El agua simboliza la paz que tanto deseaba conseguir antes de su muerte.img_20161117_110718-medium

A orillas del Tidal Basin está el Jefferson Memorial, se terminó en 1943 de estilo neoclásico. Fue criticado por su aspecto femenino, redondito, para un hombre audaz e influyente que había desempeñado un papel fundamental en la redacción del borrador de la Declaración de Independencia en 1776. La cúpula de este edificio redondo con columnas protege una majestuosa estatua de Jefferson de 6 metros. En los años veinte se plantaron cientos de cerezos a sus orillas y la imagen de estos árboles en flor es una de las más fotografiadas de la ciudad. Los cerezos fueron un regalo del gobierno de Japón a la esposa del presidente Taft.

Nos vamos a la Casa Blanca, pero no podemos entrar, hay que reservarlo con dos meses de antelación. Los americanos tienen que pedir la invitación al gobernador de su estado, los extranjeros lo tenemos que solicitar a nuestra embajada en Washington. Como nosotros no somos previsores no la podemos visitar. La vemos desde fuera y ya está.img_20161117_130213-medium

En el visitor center hay muchas exposiciones de objetos que han poseído los distintos presidentes, se puede ver una película, y unas pantallas que se puede ver la casa Blanca por dentro, que puedes ir pasando las pantallas para ir viendo las habitaciones que rotan 360 grados. No es lo mismo, pero te llevas una buena visión de lo que no visitas.img_20161117_140737-medium

Nos vamos a visitar el National Museum of African Art, está a la izquierda del castillo de la Smithsonian. Se desciende a las tres plantas en las que se distribuyen las exposiciones. En las 7000 piezas de la colección permanente figuran muestras de arte moderno y antiguo de África, aunque la mayoría data de los s XIX y XX. Es un museo excelente, nos encanta este arte africano y a pesar de haber visto unos cuantos, siempre ves cosas diferentes y maravillosas. Ahora además hay una exposición de Coranes, que algunos se pueden coger y tocar.

El Freer-Sackler Museums of Asian Art, alberga una exposición de coranes y muchas más cosas. Tiene una sala llamada Peacock room, es una obra que satiriza la pasión que tenían en el s XIX por la porcelana china los ingleses. Se basa en una sala real de la casa de un señor inglés que tenía 300 piezas de porcelana  y construyó una sala decorada para ponerlo todo.img_20161117_135115-medium

Vamos al castillo, de arenisca roja con torreones de 1855. Alberga el centro de visitantes de la Smithsonian. Acoge exposiciones sobre historia, pantallas táctiles en varios idiomas, un mostrador de información, mapas gratis, una cafetería y la tumba de James Smithson, fundador del instituto. La cripta se halla dentro de una pequeña sala junto a la entrada principal que da al Mall.

Ya es un poco tarde, pero nos da tiempo de visitar el National Air & Space Museum. En el se pueden ver muchísimas cosas, pero lo más señalado es el avión de los hermanos Wright, el Bell X-1 de Chuck Yeager, el primero en superar la velocidad del sonido , el Spirit of St Louis de Charles Lindberg, el avión de la pionera Amelia Earhart, el modulo lunar del Apolo XII.img_20161117_160656-medium

También una sala IMAX, un planetario y simuladores de vuelo. Como tienen tantas cosas tienen un anexo en Chantilly en Virginia. En este, que no visitamos, tienen el SR-71 Blackbird, el avión más rápido del mundo, el trasbordador espacial Discovery y el Enola Gay, el que lanzó la bomba atómica en Hiroshima.

Se acabó el día y vamos a la caravana para volver a nuestra casa temporal.

Hemos hecho 36  millas

18-11-16 viernes

WASHINGTON: CAPITOLIO – NATIONAL LIBRARY – US SUPREME COURT – UNIÓN STATION – AMERICAN ART MUSEUM NATIONAL PORTRAIT GALLERY – US NAVY MEMORIAL – NATIONAL ARCHIVES – NATIONAL SCULPTURE GARDEN – NATIONAL MUSEUM OF THE AMERICAN INDIAN – PENTÁGONO

Hoy madrugamos para llegar prontito al Capitolio. Aparcamos al lado del obelisco y vamos andando, hay media hora. Hay muchas medidas de seguridad, no se puede llevar  agua, comida, fruta etc. hay un control bastante estricto, incluso un perro de la policía suponemos para detectar explosivos o armas.img_20161118_093513

Tenemos que ir a un mostrador donde nos dan una pegatina para nuestro tour guiado. Se pueden reservar pero hay unas cuantas entradas para los que no son previsores como nosotros. Primero entramos para ver un documental. Al acabar nos dan unos cascos y nuestro guía nos va explicando cantidad de  cosas interesantes sobre la historia de este edificio.

Desde 1800, es el lugar donde el Congreso se reúne para redactar las leyes del país. La cámara baja, la de Representantes, formada por 435 miembros, repartidos en función de la población, y el Senado, con 100 miembros, 2 por cada estado, celebran sesiones, respectivamente en las alas sur y norte del edificio. La rotonda de 55 m de altura y terminada en 1824, está coronada por La Apoteosis de Washington, un fresco de Brumidi. La sala de columnas alberga estatuas de estadounidenses ilustres. La cúpula, de hierro fundido pintado para simular mármol, es de las más grandes del mundo.img_20161118_103650

La antigua Cámara del Senado estuvo ocupada por el Senado hasta 1859 y más tarde por el Tribunal Supremo.

Hay muchos grupos, no te deja demasiado tiempo para disfrutar de todo lo que se puede ver.

El Capitolio y la National Library están comunicados con unos pasos subterráneos y así no vuelves a pasar el control de seguridad. El edificio del Capitolio te deja sin palabras pero la Library no se queda atrás. Hay una zona que se puede visitar pero entrar solo para investigadores y gente con permiso.

Cuenta con la mayor colección de libros del mundo, manuscritos, microfilmes, mapas y música. Se fundó en 1800, pero un incendio en 1814 la destruyó. Thomas Jefferson ofreció su biblioteca particular para reemplazarla y a partir de ese momento la colección ha aumentado de manera imparable. Desde 1897 ocupa un magnífico edificio de estilo renacentista italiano, hoy conocido como Thomas Jefferson Building. Enfrente se alza una fuente con una estatua de bronce de Neptuno. Destaca especialmente el vestíbulo principal, con esplendidos arcos y columnas de mármol, magnificas escalinatas, estatuas de bronce, ricos murales y claraboyas con vidrieras.img_20161118_110644

Igual de impresionante resulta la sala principal de lectura, cuyas mesas quedan empequeñecidas ante las ocho inmensas columnas de mármol y las estatuas femeninas de 3 m de altura, que representan aspectos del esfuerzo humano.

La escalinata que conduce a la Galería de Visitantes, que brinda una inmejorable vista de la sala principal de lectura, está dominada por un hermoso mosaico de mármol con la imagen de Minerva. Entre los tesoros de la biblioteca figura una de las tres únicas copias existentes en vitela de la Biblia del s XV de Gutemberg, el primer libro impreso con tipos de metal móviles.

Al salir vamos a la US Court, otro edificio espectacular que en el friso hay unos cuantos personajes curiosos como Salomón, Mahoma, Napoleón, y muchos más. Es el último escalafón en la deliberación de disputas legales y temas de constitucionalidad. Entre los casos pioneros juzgados en este tribunal figura la abolición de la segregación racial en las escuelas o el derecho de los sospechosos de un delito a ser asistidos por un abogado antes de ser interrogados. A petición del presidente del Tribunal Supremo, Willian H. Taft, el Congreso autorizó la construcción de este edificio.

Las esculturas alegóricas de la escalinata representan la Contemplación y la Justicia y la Autoridad de la Ley.img_20161118_111444

El vestíbulo principal, que conduce hasta la sala, está totalmente cubierto de mármol y rodeado de columnas y bustos de antiguos presidentes del Tribunal. La elegante sala de los juicios luce un techo de escayola decorado con pan de oro y un friso con figuras reales y alegóricas del mundo de la justicia. Se puede asistir a juicios de octubre a abril.

De aquí nos vamos a la Unión Station, es bonita pero no tanto como la de Nueva York, vemos a muchos indigentes en los alrededores.img_20161118_123059

Enfrente nos encontramos el Museo Postal pero de ese pasamos. Tenemos una saturación importante de museos.

Pasamos por un memorial a los policías muertos en acto de servicio. El policía más joven, el más viejo, el primer negro, la primera mujer etc. han muerto más de 40.000 en todo el país.

Hay un memorial de la Navy, donde están haciendo una ceremonia pues hay un orador y mucha gente sentada escuchando.

Llegamos al Smithsonian American Art Museum y National Portrait Gallery. Un edificio ornamentado con arquitectura griega y romana de 1836. Este museo tiene muchas obras de artistas estadounidenses que refleja la historia y la cultura del país. En la colección de arte popular destaca una obra impactante y visionaria, Throne of the Third Heaven of the Nations Millenium, realizada con bombillas, laminas de plata y oro y muebles viejos. No tengo palabras para describirla, lo único que puedo decir es que no te deja indiferente.img_20161118_123954

Hay una exposición que nos gusta mucho que es de Isamu Noguchi, un japonés-americano que fue el inventor de las lámparas de papel que tienen millones de personas y que las venden en Ikea.img_20161118_133623

La parte de los retratos, es el álbum de familia de Estados Unidos. Acoge cuadros, esculturas, grabados y fotografías de miles de estadounidenses famosos, trabajos tan diversos como el retrato de Washington pintado por Gilbert Stuart, el que aparece en los billetes de dólar, bustos de Martin Luther King Jr, el inventor del telégrafo, el creador de las máquinas de coser Singer muy perseguido en EEUU porque era un homosexual que no se ocultaba y tuvo que exiliarse en Europa etc.img_20161118_135340img_20161118_135325

Entramos en el National Archives, famoso porque custodia tres grandes documentos custodiados en los Archivos Nacionales: la Declaración de Independencia de EEUU, la Constitución y la Carta de Derechos, y uno de los cuatro ejemplos que se conservan de la Carta Magna.  Como no podía ser de otra manera hay un gran control para entrar aquí. En la sala de los documentos más importantes hay vigilantes apostados en cada lado, se tiene que ir en fila para verlos, en semipenumbra, muy tétrico.img_20161118_125756

Vamos al Mall, una magnífica avenida de 1,6 km, que une el Capitolio con el Washington Monument. Es el corazón cultural de la ciudad, a lo largo de ella se encuentran numerosos y esplendidos museos, pertenecientes en su mayoría a la Smithsonian Institution.

El National Museum of the American Indian que está ubicado en un edificio de piedra caliza y formas ondulantes, exhibe objetos culturales, trajes y grabaciones en video y audio relacionados con los pueblos indígenas de las Américas. Las exposiciones se organizan y presentan, en buena medida separadas por grupos culturales y no en su desarrollo histórico. En la planta cuarta hay una especie de documental que se mira en el techo, en unas pantallas y en una piedra, un poco lioso, pero original.

Volvemos al coche y nos acercamos al Pentágono. Es el mayor edificio de oficinas del mundo, es casi una ciudad en sí mismo.  En esta enorme construcción trabajan 25000 personas para el Departamento de Defensa de EEUU, que agrupa la Armada, la Marina, la Fuerza Aérea y catorce organismos más. A pesar de su enorme tamaño, tiene 28 km de pasillos, el diseño permite llegar a pie de un punto a otro cualquiera en no más de siete minutos. Fue diseñado por ingenieros militares, costó 83 millones de dólares en 1943. Fue uno de los objetivos de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, en el que murieron 189 personas. Han hecho un memorial, un monumento por 184 bancos iluminados en honor a los muertos. Para visitarlo hay que pedirlo con gran antelación.img_20161118_152716

Ya es de noche y volvemos a casita a descansar de un día tan intenso.

Hemos hecho 28  millas

19-11-16 sábado

WASHINGTON: VIETNAM MEMORIAL – NATURAL HISTORY MUSEUM – US HOLOCAUST MEMORIAL MUSEUM – WHASINGTON ZOO – FREDERICK (MARILAND)

Hoy salimos un poco más pronto y al ser sábado se nota un montón la diferencia en el tráfico. Llegamos rápido a nuestro aparcamiento al lado del obelisco. Hay mucho más sitio que los otros días. Vamos a ver el Memorial de los veteranos de Vietnam. Este monumento ha sido pagado con aportaciones privadas, desde pagos de 5, 10 o 15 $ hasta los 5000 del senador de Virginia. Han aportado 275000 personas. El memorial no es imponente como otros, es sencillo con los nombres de los más de 58.000 hombres y mujeres que murieron en la guerra o permanecen sin encontrar.

Están escritos en paneles de granito negro, con dos brazos desde un punto central formando un ángulo. Los brazos apuntan al monumento a Washington y al monumento a Lincoln, dándole un contexto histórico. Los nombres aparecen en el orden en los cuales murieron o fueron declarados perdidos. El primer nombre está en el centro del memorial, arriba de la pared, bajo 1959, los nombres siguientes van en orden hasta la última muerte que fue en 1975.img_20161119_085432-medium

Al lado hay un monumento dedicado a las mujeres enfermeras que fueron al frente para ayudar en los hospitales con los heridos. Atendieron a más de 300.000 heridos y el 98% de ellos se recuperó. Tenían unas condiciones de trabajo terribles pero allí estuvieron, dando lo mejor de ellas. El monumento son tres mujeres, una de ellos sosteniendo un herido en combate. Otras muchas mujeres trabajaron de secretarias, traductoras, logística etc.

Paseamos por el parque y llegamos al Museo Afroamericano que lo han inaugurado en septiembre. Está en un edificio precioso muy futurista. Nos enteramos que hay que reservar la entrada gratuita con antelación, hay algunas entradas que se dan en el momento, pero la inmensa cola de personas que hay esperando se queda sin ellas y nosotros también.img_20161119_100057-medium

Como otra cosa no, pero museos en Washington hay unos cuantos, nos vamos a ver el de Natural History que está cerca.

Los controles de seguridad son muy pesados, en cada museo, cada edificio oficial, pasas por detectores de metales, te revisan el bolso etc.

La amplia colección de este museo, fundado en 1910, está formada por 120 millones de piezas, entre las que figuran objetos de diversas culturas del mundo, fósiles y animales terrestres y marinos.

El Dinosaur Hall, muestra esqueletos y huevos de dinosaurios y mamíferos de  la época glaciar como el mamut lanudo.img_20161119_101708-mediumimg_20161119_120650

Nada más entrar te encuentras con el elefante Henry, un enorme elefante africano disecado  que te da la bienvenida. En la planta baja hay muchos animales disecados pero están puestos con gracia, dan una sensación de estar vivos, no como otros que parecen apolillados. Explican cosas curiosas, es muy didáctico. Están los mamíferos, los marinos, pájaros o insectos. En la 2ª planta está toda la parte de minerales, joyas como el diamante azul Hope de 45 quilates y que se dice que el que lo posee le da mala suerte. Una de las dueñas fue la emperatriz María Antonieta. Otra joya es el calamar gigante o la alimentación de las tarántulas que hacen cada día para que los niños lo vean.

Otra parte que nos impresiona son los apartados de nuestros ancestros, los neardenthales, cromagnon etc. todo lleno de cráneos de cada uno de nuestros antepasados, y sus diferencias.

De aquí nos vamos a visitar el Memorial del Holocausto, es un museo esencial para conocer el holocausto, sus víctimas, criminales y testigos. En la exposición principal se da a cada visitante el carné de identidad de una víctima del Holocausto, cuya historia se va revelando a medida que se va avanzando por un recorrido desde la 4ª planta hasta la primera. Pasamos por guetos, vagones de tren y campos de exterminio. También se muestra la otra cara de la naturaleza humana y se documentan los riesgos que corrieron muchos ciudadanos para ayudar a los perseguidos. A mí me toca una señora ucraniana que se va a Paris y allí la arrestan los alemanes, la llevan a un campo de concentración y allí muere. A Antonio un señor de Lituania que con 35 años en otro campo también muere. Hay 53 monitores de video y 30 puestos interactivos con inquietantes imágenes de violencia explicita.

En la 4ª planta se documentan los primeros años del régimen nazi, con exposiciones sobre la implacable persecución a los judíos. Las muestras de la tercera planta están dedicadas a la solución final, el asesinato de seis millones de indeseables. Se conserva un vagón de carga en el que los prisioneros eran transportados hasta los campos de concentración. En la segunda planta se halla el Hall of Remembrance, donde una llama eterna recuerda a las victimas.

Cogemos el coche y nos vamos 3,5 millas al norte para llegar al zoo. Alberga más de 2000 animales de 400 especies diferentes en sus hábitats naturales, pero se ha hecho famoso por sus pandas gigantes. Otros animales que a nosotros nos gustan mucho son los leones, hay un macho magnífico que empieza a rugir porque huele a 5 hembras que tiene en otro de los entornos.img_20161119_143208

A los orangutanes, otro de los animales que nos entusiasma, les han hecho unas torres de acero, para que puedan balancearse y elegir donde quieren ir a dormir. Hay un recinto donde se les puede ver más cerca y cómo interactúan con los investigadores.

Otra joya que tienen son los dragones de Komodo, enormes, casi 3 m de bicho y 90 kg de peso. Otros animales son los búfalos, pandas rojos, cheetas, leopardo, tigres etc. Un animal que no habíamos visto está el lobo rojo, precioso. Otros que nos encantan son los titis león dorados y los perezosos.

Abre de 10 de la mañana a 4 de la tarde ahora en invierno. Hemos tenido un día fantástico, pero de golpe se nubla y empieza a soplar un viento invernal que nos empuja a irnos.img_20161119_135401

Queríamos ir a visitar el Harpers Ferry, pero es tan tarde que nos vamos directamente a Frederick donde tenemos el hotel. Es un Econolodge, que nos cuesta 62 €. La habitación es sencilla pero cómoda.

Hemos hecho 59  millas

20-11-16 domingo

FREDERICK (MARILAND) – GETTYSBURG NATIONAL MILITARY PARK (PENSIVALNIA) – YORK – LANCASTER: AMISH COUNTY – KING OF PRUSSIA

El desayuno en el hotel es sencillo, tostadas, queso fresco, zumos y café. El día es muy feo, 5 grados y un viento huracanado que no presagia nada bueno.

La superficie del estado de  Mariland son 32134 km, muy pequeño, pero que tiene ciudades como Baltimore o la capital que es Annapolis. Se llama Estado Libre o The Old Line State. Aquí nació el abolicionista Frederick Douglass, el actor David Hasselhoff, el escritor Tom Clancy y el nadador Michael Phelps. Es cuna del himno nacional de los EEUU y de la serie televisiva The Wire. Su votación va siempre hacia los demócratas y el famoso por el cangrejo azul y la bahía de Chesapeake.img_20161120_102429-medium

Frederick es un pueblo con mucho encanto, tiene una oficina de turismo, hoy cerrada, pero en la puerta hay unos folletos donde hay un tour para ir viendo todos los edificios históricos. Son 50 manzanas y posee un museo de la medicina de la guerra civil. Es domingo y las personas que vemos son todos creyentes que van a su iglesia. En el pueblo vemos más de 10 diferentes.

Esta encantadora población alberga cientos de anticuarios, lo que la convierte en un importante centro de antigüedades. Sus tiendas, galerías y restaurantes ocupan hermosas construcciones de los XVIII y XIX, y varias casas históricas, restauradas y amuebladas con piezas de época. Francis Scott Key, autor del himno Barras y estrellas, está enterrado en su cementerio.img_20161120_095718-medium

Vamos a Gettisburg, esta batalla fue el punto de inflexión de los cuatro años que duró la Guerra Civil Americana. La victoria de la Unión, en el verano de 1863, acabó con la segunda y más ambiciosa invasión del norte, del General Confederado, Robert E. Lee. Fue una de las batallas más sangrientas con 51.000 bajas. La batalla también proyectó al Presidente Abraham Lincoln con el escenario para su famoso discurso de Gettysburg, el cual fue pronunciado cuatro meses más tarde, como parte de la ceremonia de dedicación para el Cementerio Nacional del Soldado. Este breve discurso de apenas 2 minutos, dió sentido a los sacrificios de los hombres, quienes lucharon aquí, y declaró que la guerra los llevaría al nuevo nacimiento de la libertad para la nación.

El principal orador Edward Everett, pronunció un discurso muy rico en detalles históricos y alusiones clásicas por espacio de dos horas. El discurso de Lincoln estaba compuesto de 272 palabras y fue pronunciado durante dos minutos y este discurso está considerado como una pieza maestra de la lengua inglesa. En el memorial a Abraham Lincoln de Washington está todo el discurso y es muy emocionante.img_20161120_105324-medium

En el visitor center nos dan un plano para poder hacer la excursión con nuestro coche, pero hay muchas más cosas, se puede ver una película de 45 minutos, ver un museo y ver una pintura espectacular de 360 grados. La entrada a todo esto vale 12 $.

Por 30 $, tienes a un especialista voluntario que se va en tu coche y durante 2 horas te va explicando todo lo que pasó hace 153 años.

El recorrido está lleno de memoriales a los batallones que hubo en la batalla, el más bestia es el del estado de Pensilvania, es enorme y muy mayestático. Hay una incluso de un indio, que también en un momento de los 3 días de la batalla ayudó a la Unión.

Es curioso porque en el vestíbulo hay un sitio donde pone todos los que lucharon en la guerra civil de cada uno de los estados. Hay unos cuantos estados que fueron todos confederados o unionistas pero algunos dieron soldados a los dos bandos. Muchos negros se pasaron a estados unionistas para luchar por la abolición de la esclavitud. El paseo completo son 24 millas y 16 paradas con paneles explicativos.img_20161120_112923-medium

Después de esta inmersión en la historia de EEUU nos vamos a York. Estamos a menos de 5 grados, pero hace tanto viento que se te lleva. Damos un pequeño paseo pero no nos aporta nada, todo lo visitable está cerrado al ser domingo.

El trazado de York, el primer asentamiento de Pensilvania al oeste del río Susquehanna se remonta a 1741. En esa época, sus habitantes eran principalmente taberneros y artesanos que atendían a los colonos de camino al oeste. Desde entonces, la industria ha sido su principal actividad económica. Tiene unos cuantos mercados cubiertos como el Central Market.img_20161120_125924-medium

Al este del York histórico, está la Harley – Davidson Vehicle Operations Plant, unas prensas gigantes transforman planchas de acero en guardabarros, mientras que las relucientes motocicletas ya terminadas cuelgan del techo. Esta planta de montaje es tan grande como los campos de fútbol. El museo recoge la historia de la compañía desde su fundación como taller de motos en 1903 hasta la actualidad. La pena es que hoy está cerrado, solo se pueden visitar de lunes a viernes.

Llegamos a Lancaster y sigue haciendo mucho frio, pero aparcamos en la calle principal, hoy no se paga al ser domingo. Nos acercamos a la oficina de turismo y nos dan información de lo que se puede visitar y sobre todo lo que nos interesa que es el territorio amish.

Esta población, situada en el corazón de la Región de los Holandeses, está rodeada de casi 5000 pequeñas granjas. La región debe su fama a los inmigrantes menonitas y amish que vinieron de Alemania y cuyos descendientes viven y trabajan sin comodidades modernas como la electricidad. Los buggies llevan luces y un triangulo naranja para que los vean y no tener accidentes. Cuando van a girar ponen el intermitente para avisarte.

Con el mapa vamos por carreteritas pequeñas y no paramos de encontrarnos buggies que vuelven a casa. Ya las habíamos visto en Ohio, pero siempre es interesante ver algo tan anacrónico en los tiempos actuales.img_20161120_150536-medium

Hay mucho trasiego de carruajes, ya que se va a hacer de noche pronto. A 45 millas tenemos el alojamiento de esta noche, se llama Inn King of Prussia, igual que como se llama esta ciudad, la habitación doble con desayuno nos cuesta 73 €.

Está mal posicionado en nuestro GPS y nos hace coger la autopista, nos pasamos el hotel, hay que tener cuidado, pues es una autopista de pago y nos cuesta 2,30 $. Hacemos 14 millas más por culpa de esto.

La habitación es cómoda, el hotel tiene periódicos gratuitos. Muy cerca hay un gran mall, con muchas tiendas de todo tipo, se puede ir andando, lo cual se agradece.

Hemos hecho 188  millas

21-11-16 lunes

KING OF PRUSSIA – FILADELFIA – ATLANTIC CITY (NUEVA JERSEY)

El desayuno es muy completo con hamburguesas, huevos revueltos, frutas y pastas variadas. Nos vamos al centro de Filadelfia que está a 19 millas y mucho tráfico ya que es lunes.

Llegamos a Filadelfia y aparcamos en el barrio histórico que hay cerca del rio. Se puede aparcar 2 horas gratuitamente. En las calles cercanas a la milla histórica se puede aparcar y cuesta 3 $ la hora.img_20161121_101505-medium

El Independence National Historic Park, es un parque urbano de 18 Ha, conocido como Independence Mall. Abarca varias construcciones del s XVIII relacionadas con la independencia de EEUU. La declaración de la Independencia, que anunció el nacimiento del nuevo país, se firmó en esta histórica zona. Dominada por la elevada torre de ladrillo del Independence Hall, en el parque se hallan la calle más antigua de la ciudad, la casa de la moneda y varios museos interesantes que ilustran el pasado colonial y marinero de Filadelfia y su herencia étnica.

Lo primero que hacemos es ir al Visitor Center, donde nos dan unas entradas gratuitas para visitar el Independence Hall, nuestro horario es las 11:40, pero tenemos que estar media hora antes para pasar el control de seguridad.

Mientras llega esta hora empezamos a visitar los alrededores, como el Second Bank of the United States. Este edificio, construido entre 1819 y 1824, siendo uno de los mejores ejemplos de neoclásico en EEUU. Antiguamente funcionaba como depósito para proporcionar crédito al gobierno federal y a negocios privados, y en la actualidad alberga una colección de retratos.img_20161121_105549-medium

Pasamos por varios edificios que hoy al ser lunes, están cerrados, pero el resto de días se pueden visitar libremente. La City Tavern fue el escenario de encendidos debates durante la época colonial. Aun sirven comida y bebida, pero los precios son prohibitivos.

Llega nuestra hora y después de pasar el control de seguridad, muy estricto, entramos en una habitación donde un voluntario del servicio de parques nos hace una explicación de lo que vamos a visitar y el porqué de su importancia.

Es un sencillo edificio de ladrillo, pero es el más importante de este parque histórico. Aquí se redactó el borrador de la Declaración de la Independencia, el documento por el cual los EEUU se independizaron del Imperio Británico. Es patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Las salas de reuniones, amuebladas modestamente, permanecen igual que a finales de la década de 1700. El personal explica la historia mientras muestra las sillas de estilo Windsor en las que se sentaron los líderes coloniales que debatieron el contenido de la Declaración.img_20161121_115127-medium

Aunque el Congreso Continental rechazó dos pasajes del primer borrador, una referencia malhumorada al pueblo inglés y una amarga denuncia del comercio de esclavos, el documento se  adoptó sin cambios significativos y  se aprobó en el Congreso el 4 de julio de 1776.

El borrador de la constitución se redactó en la misma sala en 1787. En la planta de arriba se puede ir a tu aire, pero tampoco hay mucho que ver.

De aquí vamos a ver la Liberty Bell, la gran campana de bronce que colgaba de la torre. En 1846 se abrió una pequeña grieta  y ya no se pudo tañer más. Es el símbolo más célebre de la lucha de las colonias por el autogobierno. El centro ofrece exposiciones que ilustran la importancia de Liberty Bell en la historia del país. A principios del s XX, las sufragistas hicieron una copia de la campana y la llevaban por todo Estados Unidos para reclamar el voto para las mujeres.img_20161121_131706-medium

Personajes ilustres como Nelson Mandela o Martin Luther King Jr han ido a ver la campana como símbolo de sus luchas.

Salimos de la campana y vamos a pasear un poco por el centro de la ciudad. Llegamos hasta el City Hall, el ayuntamiento de la ciudad muy majestuoso, pasando por Chinatown. A la vuelta vamos a Franklin Court, lugar donde vivió y trabajó Franklin, que en la actualidad alberga un museo. En el patio de delante se pueden ver los cimientos de la casa original, el pozo de hielo etc.

Vamos en coche al Philadelfhia Museum of Art, famoso por haber salido su escalinata en la película Rocky de Silvester Stallone. Hoy está cerrado porque los lunes es el día de descanso. Es una pena porque tiene entre muchas otras cosas un claustro medieval, una capilla gótica francesa y el templo con pilares de Madurai.img_20161121_154340-medium

Vemos que hay una exposición de Frida Khalo y las escaleras las han envuelto con papeles con la bandera mexicana.

Muy cerca está el Fairmount Park, fue diseñado por el mismo paisajista del Central Park, ocupa una superficie de 36 km cuadrados. Abarca siete casas solariegas históricas decoradas con estilos de época, docenas de esculturas, un centro de horticultura y una casa con jardines japoneses. Una serie de clubes de remo ocupan los cobertizos victorianos situados junto el rio. Estos cobertizos con torretas y tejado a dos aguas luces escudos de armas decorativos.

El hotel lo tenemos en el Country Hearth Inn & Suites Atlantic City en Galloway por 40 €. No está mal la habitación, es pequeña pero cómoda y se calienta enseguida, lo cual se agradece porque hace mucho frio.img_20161121_144239-medium

Hemos hecho 100  millas.

22-11-16 martes

GALLOWAY – ATLANTIC CITY – MONTAUK LIGHTHOUSE POINT – HOLTSVILLE

Vamos a Atlantic City, popular destino turístico desde mediados de 1880. Su primer casino se inauguró en 1978 en el paseo Marítimo y desde entonces la ciudad se ha convertido en uno de los lugares más populares de la costa este.

Hay una construcción llamada Lucy, the Margate Elephant, que fue construida por un promotor inmobiliario en 1881 para atraer a los clientes, ha sido residencia y taberna a lo largo de los años. Tiene 6 pisos de altura y se pueden hacer visitas guiadas.img_20161122_092328-medium

En la playa hay una colonia de gatos que cuida una protectora, son muy guapos pero miedosos. La multa por dejar un gato en esta colonia son 1000 $, tampoco se les puede alimentar porque los monitorizan y si les das comida se pueden engordar mucho.

Como no hay mucho que hacer en esta ciudad nos vamos a los Hampton.img_20161122_092659-medium

Es una autopista de pago, el primero son 0,75 $, el segundo 1,5 $, el tercero 0,75$, el cuarto 1,5 $. Pasamos 3 peajes más pero no sabemos cuánto cuestan, ya que pasamos con el pase que tenemos el coche y no lo ponen, como en los anteriores que lo ponía antes de entrar por el control.

Cogemos un atasco monumental para pasar por Brooklyn y Queens. Perdemos mucho tiempo con lo que el día nos va a cundir muy poco. Queremos llegar a la punta de Long Island para ver el Montauk Point Ligthouse. Está bastante lejos y el tiempo es justo porque a las 5 de la tarde ya es noche cerrada. Los que tienen casas por esta zona no lo sufren sino que se desplazan en helicópteros.

Pasamos por Bridgehampton, pueblo lleno de boutiques, tiendas de decoración y restaurantes. Se nota nivel en esta zona, casas muy bonitas y bien cuidadas.

En East Hampton, es donde celebran las fiestas los famosos. En la punta más extrema de Long Island se encuentra el tranquilo pueblo de Montauk, también conocido como The End. Tiene una playa surfista que ha traído a los hipsters acaudalados y los hoteles chic-bohemios, pero aun sigue siendo un lugar tranquilo con vecindario sencillo y restaurantes económicos.

Empieza el Montauk Point SP, lleno de senderos, caminos y bosques para explorar.img_20161122_155040-medium

Llegamos al faro, un lugar precioso pero desolado. En esta época del año el faro solo abre el  viernes, sábado y domingo. El faro octogonal de piedra lo hizo construir George Washington en 1792. Es un importante punto de referencia para los barcos que se adentran en el océano.  Hay un restaurante y venta de souvenirs, también cerrado. Tenemos casi dos horas hasta el hotel, pero se agrava la cosa porque hay mucha caravana, no entendemos donde van y viene tanta gente, total estamos a martes.

El hotel está en Holtsville, es el Ramada Plaza Holtsville Long  Island, nos cuesta 82 €. Creemos que es el más caro de este viaje y no lo vale. No nos entra ni el desayuno y la habitación es justita, además no tiene nada de extra, ni nevera, microondas, solo una pequeña cafetera.

Nos vamos a comprar una pizza  a una zona comercial que hay a menos de 1 km y allí también compramos cerveza, o sea una magnífica cena para acabar el viaje.img_20161123_110353-medium

Hemos hecho 340   millas

23-11-16 miércoles

HOLTSVILLE – LONG BEACH – MANHATTAN –  NEWARK

Hoy tenemos el vuelo a las 6:30 PM, con lo que tenemos casi todo el día para ver cosas. En primer lugar vamos a Long Beach, como su nombre indica es una playa enorme pero no le vemos ningún encanto. Hay casas bonitas, un paseo marítimo con una tarima de madera muy ancho por donde van deportistas corriendo, pero nada más que destacar. Al este se extiende el Jones Beach SP, un microcosmos de 10 km de cultura playera con jubilados, gais y adolescentes. En esta época del año lo que vemos mayormente son jubilados tomando el sol en esta mañana tan fresquita.

Como ayer tuvimos tanto jaleo para pasar la zona de Brooklyn, vamos ya hacia allá. Pasamos por el centro de Manhattan en coche, todas las tiendas decoradas para Navidad, sólo hace un mes que estuvimos y todo estaba enfocado al Halloween.img_20161123_122613-medium

Al día siguiente es el Black Friday y todo está en consonancia. Como nos queda un rato hasta devolver el coche, vamos a un Outlet que hay a 3 millas del aeropuerto. Nos habían dicho que valía mucho la pena y la verdad es que si te gustan las marcas, es un buen lugar para aprovisionarse de cosas. Estamos tentados, pero no tenemos sitio en las maletas y tampoco somos de comprar mucho, con lo que después de curiosear un buen rato nos vamos a devolver el coche.

Es un trámite muy sencillo como siempre en EEUU y facturamos las maletas. El check-in ya lo habíamos hecho por internet. Como tenemos una tarjeta de American Exprés que nos permite ir a las salas VIP del aeropuerto, pues la aprovechamos. No es muy grande y hay mucha gente pero tenemos suerte y cogemos sitio. La ventaja de estas salas es que tienes un espacio muy  agradable con wifi y donde además, puedes comer y beber gratuitamente. Es lo que hacemos hasta que faltan poco para el embarque  y nos vamos a pasar el control de seguridad. Lo pasamos sin problemas, aunque a mí (Trini) me hacen la prueba de la pólvora por si he estado en contacto con armas de fuego o explosivos. Como es evidente no hay ningún problema y vamos hacia la puerta de embarque.

Salimos on time y nos dan de cenar bastante bien y de desayunar un bocadillito pequeño.

Hemos hecho 104  millas

24-11-16 jueves

LISBOA – BARCELONA

El vuelo se hace corto pues podemos ver películas en la pantalla del avión. Llegamos a Lisboa y nos tenemos que esperar dos horas y media hasta que sale el vuelo a Barcelona. El vuelo son casi dos horas y ya estamos en casita. Cogemos el A1 y por 5,9 € cada uno nos devuelve a nuestro hogar.

Hemos hecho en total 5600 millas o su equivalente en km 9.000. En hoteles nos hemos gastado 2.040 €. En gasolina 363 $, en comida y varios 700 €. El vuelo nos costó 900 € y el alquiler del coche unos 900 €. En total más o menos 5000 €. En estos momentos, con la victoria de Trump, el dólar está muy fuerte y eso ha encarecido el viaje.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: