RAMAS DEL ISLAMISMO

RAMAS DEL ISLAMISMO

El islamismo, la más reciente de las tres grandes religiones monoteístas, se extendió rápidamente desde su lugar de origen en Oriente Próximo y ha ejercido una notable influencia en los ámbitos intelectual y político en todo el mundo. Sus dos ramas principales son el sunismo y el chiismo, aparecidos a raíz de las disputas de la comunidad musulmana a la hora de elegir al sucesor de su primer líder, Mahoma. Conflictos posteriores en relación con el liderazgo dieron lugar a otras ramas, pero también existen grupos marcados por diferencias doctrinales. Por ejemplo, algunos de los movimientos musulmanes más ortodoxos se oponen al sufismo (o islamismo místico), porque consideran que sus prácticas no son islámicas.

SUNISMO

Más del 85 % de la población islámica mundial es suní. En la mayoría de los países islámicos, excepto Irán, Iraq, Azerbaiyán, Yemen y algunos del golfo Pérsico, la mayoría de los musulmanes son suníes. Los fundadores de esta rama fueron los fieles que creían que Abu Bakr, compañero y suegro de Mahoma, debía suceder al Profeta como primer líder o califa (literalmente, «sucesor»). Los suníes siguen la sunna, o tradición de Mahoma, como modelo de la conducta musulmana y mantienen un vínculo adicional con una de las cuatro escuelas de interpretación de la ley islámica, o sharia: hanafí, malikí, hanbalí y safií.

CHIISMO

El nombre de chiismo deriva de la shia (partido) de Alí, el grupo de la primera comunidad musulmana que sostenía que Mahoma había designado a su primo y yerno Alí para que le sucediera como líder de la fe. La rama chiita más numerosa reconoce a Alí y a sus once descendientes en línea directa como imanes, o líderes espirituales, cuya autoridad cuenta con la aprobación divina. Los seguidores de esta rama se conocen como duodecimanos. Otro grupo, el de los septimanos (de los siete imanes), no reconoce a los últimos cinco imanes de este linaje. Ambos grupos tienen diferencias doctrinales con el sunismo; por ejemplo, sostienen que Alá puede cambiar de opinión (un concepto denominado bada)

JARIYISMO

La muerte por asesinato del tercer califa, Utman ibn Affan, en el año 656, dio paso a un violento conflicto que desgarró al mundo islámico y en cuyo centro se encontraba el grupo de musulmanes rebeldes responsables del asesinato y que posteriormente se llamaron jariyíes, nombre derivado del término árabe que significa «salir» o «marcharse». Los jariyíes no creían que el cargo de califa debiera heredarse, sino obtenerse por elección. Se distinguieron por su militancia extrema y su oposición a la autoridad establecida, aunque ciertos intelectuales islámicos han interpretado sus acciones como un intento de defender la justicia. Además, los jariyíes mantenían una observancia literal e inquebrantable del Corán, llevaban una vida austera según normas islámicas estrictas y sostenían que todo aquel que cometiera un pecado grave no podía continuar siendo musulmán. Los primeros jariyies fueron prácticamente exterminados a lo largo de sus frecuentes alzamientos, pero en la actualidad aún quedan miembros de un grupo, aunque más moderado, en el norte de África, Omán y Zanzíbar.

ISMAILlSMO

El ismailismo es una rama chiita que, a su vez, está dividida en varios subgrupos, como los drusos El origen del ismailismo se remonta al siglo VII, a consecuencia del conflicto surgido en el seno del chiismo sobre quién debía suceder a Yafar al-Saddiq como sexto imán. A raíz de dicho conflicto, los que consideraban sucesor legítimo a su hijo Ismaíl fundaron un grupo independiente y se llamaron ismailíes. Pese a que existen distintas formas de ismailismo, por lo general sus adeptos siguen las creencias musulmanas básicas: la unicidad de Alá, cuyo último profeta es Mahoma, el respeto al Corán y la sharia. Sin embargo, una de las doctrinas fundamentales del ismailismo es que la religión tiene aspectos externos e internos y que los externos ocultan verdades que salen a la luz gracias a los imanes. Las interpretaciones que los imanes hacen de las verdades ocultas del Corán son vinculantes para la comunidad.

DRUSOS

Las creencias de los drusos se desarrollaron a partir de la doctrina ismailí. Este pequeño grupo se caracteriza por un secretismo extremo: muchas de sus enseñanzas y prácticas se mantienen ocultas no solo para el mundo exterior, sino incluso para sus miembros. Así, la comunidad drusa se divide en uqal (iniciados) y yuhal (no iniciados), y solamente los primeros pueden acceder a los textos sagrados y participar plenamente en los rituales y las ceremonias. En la actualidad la mayoría de los drusos vive en Libano, y existen grupos reducidos en Siria e Israel

SUFISMO

La rama mística y ascética del islamismo recibe el nombre de sufismo (pp. 282-283). Los sufíes siguen a un maestro espiritual y buscan el contacto directo y personal con Dios, que suele caracterizarse por intensas experiencias extáticas, como estados de trance Por ejemplo, los giros de los derviches danzantes, una orden sufí, son una expresión de este intento de experimentar a Dios. A causa de dichas prácticas, que se cree conducen a la unión del creyente con Dios, se ha acusado a los adeptos al sufismo de haber dado la espalda al islamismo. Sin embargo, los sufíes insisten en que el amor a Alá es el ancla de su fe islámica y en que el cumplimiento de la sharia es tan importante para ellos como para otros musulmanes.

MOVIMIENTO AHMADIA

El movimiento Ahmadía se ha visto  rodeado de controversia desde su fundación en Punyab a finales del siglo XIX. SU fundador, un musulmán suní llamado Mirza Ghulam Ahmad, no solo sostenía haber recibido la inspiración divina, sino que además aseguraba ser una figura mesiánica (pp 284-285) Esto chocaba frontalmente con la idea aceptada de que Mahoma había sido el último profeta verdadero, por lo que la mayoría de los musulmanes considera herejes a los ahmadíes. Sin embargo, el movimiento comparte muchas de las creencias tradicionales del sunismo y acepta el Corán como texto sagrado. Sus adeptos creen que el mensaje sobre su versión del islamismo tiene que transmitirse tanto a musulmanes como a no musulmanes; como consecuencia, el movimiento Ahmadía se ha extendido por todo el mundo y se han construido centros de culto y de enseñanza en África, Norteamérica, Asia y Europa

SALAFISMO

El salafismo es un movirmento conservador moderno enmarcado en el sunismo y cuyos guías para la conducta islámica ejemplar son los salaf, o «antepasados», los primeros musulmanes. Se cree que como reacción a la difusión de la ideología occidental, y en concreto europea, a finales del siglo XIX. Los salafístas creen que es preciso eliminar la influencia extranjera para garantizar la vuelta a la fe pura, interpretan de forma estricta los pecados de shirk (idolatría) y bidah (innovación), y rechazan el kalan, o especulación teológica. Además defienden la preeminencia de la sharia y la verdad literal del Corán. Se dice que eI salafismo es el movimiento islámico que experimenta un crecimiento mundial más rápido

LA NACIÓN DEL ISLAM

Este movimiento fue fundado por WaJJace Fard Muharnrnad. a quien algunos han atribuido condición divina, nació ele la Gran Depresión de la década de 1930 y arraigó en los sectores de población negra de EE UU Otras ele sus figuras clave son el activista defensor de los derechos civiles Malcom X y Louis Farrakhan La teología del movimiento combina creencias islámicas con un potente programa político centrado en la unidad y los derechos de los negros. Aunque se le ha acusado de defender la supremacía negra y el antisemitismo, ha sido muy eficaz él la hora de difundir sus Ideas sobre la unión y la igualdad entre los afroamericanos y mantiene un Código ético estricto.

 

A %d blogueros les gusta esto: