Belice

bz 

ABRIL 2014

Caye Caulker, Punta Gorda, Palencia, Dangriga

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

País pequeño pero interesante por dos motivos, que posee la segunda barrera de coral más grande del Mundo y por unas cuantas ciudades Mayas dispersas en su territorio. Las autoridades han hecho esfuerzos para luchar contra su mala fama y abrirse más al turismo. El turismo que llega mayoritariamente a Belice es el que viene a la costa para ver sus maravillas submarinas. Lo malo es que mayoritariamente es un turismo americano con alto poder adquisitivo por lo que los viajeros de presupuesto más ajustado, padecen mucho los altos precios.

Fecha del viaje

Del 7 al 12 de abril del 2014

Moneda

El dólar de Belice pero se usa de forma indistinta con el dólar americano con un cambio exacto de 1 dólar americano es igual a 2 dólares de Belice. Tanto puedes pagar con una u otra moneda. Y el cambio puede ser de una u otra moneda. Hay cajeros pero no vimos casas de cambio, aunque si Bancos

Nivel de vida

Es un país muy caro, suponemos que fuera de las zonas turísiticas no tanto, pero en éstas, el alojamiento y la comida es cara

Visado

No se necesita. Los trámites en frontera son rápidos y sencillos.

Salud

En las zonas que se visitan las condiciones son óptimas

Seguridad

En las ciudades grandes (Belice City) se ven ambientes y gentes que pueden causar problemas. En las calles hay muchos indigentes que te dicen cosas y van drogados pero, en las zonas turísticas, el ambiente es normal

Transporte

Los water-Taxis para ir a los Cayos funcionan muy bien. Los buses públicos son escasos pero funcionan bien, son modernos, con rutas claras y salen y llegan a estaciones señalizadas y bien acondicionadas

Electricidad

Como en toda Centroamérica los enchufes son de dos patillas planas a 120 V.tipoa

Clima

Muy caluroso aunque al ser el Caribe se puede nublar muy rápido, levantarse vientos y llover, aunque no dura demasiado

Diferencia horaria

De 7 a 8 horas dependiendo de si en españa hay un horario de verano o de invierno

Guía de viaje

Llevábamos escaneada la guía de Lonely Planet del 2012

Itinerario

DÍA 7 LUNES: FLORES – BELICE CITY – CAYE CAULKER
DÍA 8 MARTES: CAYE CAULKER
DÍA 9 MIÉRCOLES: CAYE CAULKER – TOUR SNORKEL
DÍA 10  JUEVES: CAYE CAULKER – BELICE CITY – DANGRIGA – PLACENCIA
DÍA 11  VIERNES: PLACENCIA – MANGO CREEK – INDEPENDENCE – PUNTA GORDA
DÍA 12  SÁBADO: PUNTA GORDA (BELICE) – PUERTO BARRIOS (GUATEMALA) – LIVINGSTON

Diario de viaje

DÍA 7 DE ABRIL LUNES
FLORES – BELICE CITY – CAYE CAULKER
Tenemos tremendo madrugón otra vez pues queremos ir a Belice y sale a las 5 de la mañana. Es un shuttle que hemos comprado en el hotel, nos ha costado 200 quetzales cada uno, pero es una gitanería ya que empezó en una agencia por 260 quetzales, luego cuando le dijimos que en otra agencia nos lo daban por 200, rápidamente bajaron el precio a 200, con lo que suponemos que el margen es brutal. Lo dicho, en nuestro hotel lo compramos por ese precio, con el ferry incluido a Caye Caulker.belize_2559 (Medium)
No puede entrar el autocar al hotel, porque es grande y tenemos que ir a buscarlo al principio del puente que conecta Flores con Santa Elena, menos mal que son 5 minutos andando si llega.
A las 5 llega el bus y a pesar de que nos habían asustado con que había pocas plazas es mentira de hecho vamos solo 9 turistas y 6 guatemaltecos que se quedan antes de la frontera.
Llegamos a la salida de Guatemala y tenemos que pagar 20 quetzales, no sabemos en qué concepto pero los pagamos, que vamos a hacer.
A la entrada de Belice rellenamos un impreso con nuestros datos y sin revisar nada del equipaje que nos han hecho bajar del bus, ya entramos. Es un trámite muy rápido.
El mismo busero te ofrece cambio de dólares americanos a dólares de Belice. Es muy fácil, ya que son 2 $ de Belice por 1 USA $. Nosotros no lo hacemos, ya que pensamos que sacaremos de un cajero cuando lleguemos. Si te quedan quetzales y no vas a volver a Guatemala, te ofrece por 4 quetzales, 1 $ de Belice.
A las 10 de la mañana ya hemos llegado a Belice City a los watertaxi hacia Caye Caulker. Te cogen el equipaje, lo ponen en un carrito y le ponen una etiqueta. Tienes que hacer cola en la venta de tickets para que te cambien el papelito que te han dado en el bus por el boleto de entrada, con lo que no vale la pena comprar el ferry ya que no ahorras nada, de hecho es mejor no comprarlo, pues si lo compras ida y vuelta te sale más económico.
Cayo Caulker queda 32 km al nordeste de la ciudad de Belice y 24 km al sur de San Pedro. La isla mide unos 6.5 km de largo y tiene solo 600 metros de ancho. Los manglares y los cocoteros crecen a orillas del mar y dan sombra. El pueblo está ubicado en la parte sur de la isla.
La localidad ha crecido mucho y ahora cuenta con calles de “delante” de “detrás” y “de en medio”. Lo que antes era el Back St, es ahora el Middle St, y lo que era Way Back St ha pasado a ser Back St. El muelle va de este a oeste y pasa por el centro de la ciudad.
En la parte norte del muelle se extiende la zona de bares donde está la fiesta por las noches. Se puede buscar información en http://www.gocayecaulker.com y http://www.cayecaulker.org.
En una hora ya hemos llegado a la isla. Buscamos hotel y nos quedamos en el Hotel Barefoot, está en la calle principal y nos cuesta la doble con baño dentro, televisión y ventilador 30 USA $.belize_2589 (Medium)
Ya vemos que esto de Belice es mucho más caro que el resto de países que hemos estado recientemente.
Vamos a buscar un sitio para comer con Jorge, un apasionado del submarinismo de Madrid, que puede trabajar mientras viaja y es lo que hace. Lo conocimos en la Little Corn Island y está en la habitación de al lado. Vamos al Lobster y nos dan una clavada de 30 USA $, y tampoco es para tanto lo que comemos, un pescadito con acompañamiento y cerveza. El problema es que los impuestos no están incluidos y son el 12,5% más.
Se le llama de varias maneras Caye Hicaco, isla del coco, Caulker por la madera con que hacen los botes de madera o La Isla Cariñosa. Esta isla era famosa por sus cocos, ya que eran muy dulces y se llevaban a tierra firme, ahora quedan pocos y es para consumo local. Lo utilizan para cocinar, lo cual da un sabor característico a los platos. La principal ocupación es la pesca de la langosta, pero en esta época hay veda.
Es una parada típica en la ruta hacia Tulum en México, y Tikal y Antigua en Guatemala.
Aunque el ministerio de Turismo les exige cumplir algunas reglas, los hoteles no tienen zonas comunes o jardines para pasar el rato.
Actualmente son dos islas porque el huracán Hattie se encargó de hacer el tajo en la isla que queda al norte del pueblo. Es un lugar muy frecuentado por bañistas. Al norte de la separación natural no se ha explotado la tierra, aunque se ha parcelado y vendido a los residentes en Caulker. Las calles no están pavimentadas, aunque hay bastante tráfico, muchos tienen carritos de golf para desplazarse por la isla. Las casas tienen un depósito para aprovechar el agua de lluvia.
Cayo Caulker fue un asentamiento pesquero muy frecuentado en la época de los piratas ingleses, que hacían parada allí para beber y reparar los barcos. La población creció a raíz de la guerra de castas y hoy en día es la isla de los mestizos. En 1870 la compró Lucian Reyes, cuyos descendientes viven todavía allí. Reyes repartió las tierras entre una serie de familias, que a su vez las parcelaron y repartieron entre sus descendientes cuando llegó el momento. Fue la primera isla en la que se creó una cooperativa de pescadores en 1960, que les permitió obtener precios justos para la langosta y otras especies que capturaban en sus aguas.belize_2555 (Medium)

DÍA 8 DE ABRIL MARTES
CAYE CAULKER
Hoy nos lo tomamos de relax, playita y poco más. Vamos a desayunar a La Cubana, donde nos dan una miseria de comida, pero ya estamos viendo que aquí comer, comer, no se come bien, pero cobrar sí que cobran.
Nos vamos a la “playa” de este pueblo. Es una plataforma de cemento rota por la mitad donde te metes al agua. Nuestro concepto de playa no es, desde luego, pero es lo que hay.
Como hace bastante calor nos metemos en el agua hasta que nos quedamos arrugados. Al salir menos mal que hay un sitio con sombra y bancos para sentarse un rato para leer y disfrutar de Booguie, un perro labrador que está divinamente metiéndose en la playa, saliendo, volviéndose a meter y acercándose a todo el mundo para que lo manosee.
Hemos desayunado tarde y nos vamos al hotel a descansar un rato. Por la tarde damos un paseíto y apalabramos el tour para el día siguiente. Para cenar nos vamos a una pizzería que hay en una calle lateral. La pizza no está mal, pero nos cuesta con una cervecita por persona casi 25 USA $.

DÍA 9 DE ABRIL MIÉRCOLES
CAYE CAULKER – TOUR SNORKEL
Hoy tenemos tour a las 10:30 para hacer snorkel que nos cuesta 120 $ de Belice. Como hay tiempo buscamos el lugar que recomienda la Lonely para desayunar. Se llama Brenda y acertamos. Hay bastantes platos para elegir, nosotros escogemos huevos fritos con jamón y un pastel de canela con café. Todo está muy bueno, la atención es magnífica y nos cuesta 8 $ de Belice por persona, lo cual está muy bien.
A las 10 vamos a la Agencia Paradise, donde hemos reservado el tour, y nos dan las aletas y las gafas. Nos embarcamos 7 personas con el patrón que nos hará de guía. Nos dice que cuando hagamos las paradas no nos podemos separar de él, ya que nos irá indicando cuando haya cosas interesantes para mirar por si no nos damos cuenta.Belize990 (Medium)
Al cabo de media hora de navegación llegamos al primer punto que es Hol Chan. En maya significa “pequeño canal”, fue la primera reserva natural que se creó en Centroamérica. Es el paraje más popular entre los submarinistas de Belice. Está plagado de peces de todas las formas, colores y medidas. El parque engloba unos 13 km cuadrados de zona protegida. En puntos específicos, la profundidad es de 30 metros y abundan las formaciones de coral.
Resulta ideal para un primer contacto con el arrecife y los animales que viven en el. Se pueden ver peces largos como los meros o las barracudas, así como también cientos de pequeños peces de colores nadando sin rumbo fijo. Lo mejor es llegar temprano, ya que hay mucha más vida por la mañana.
Después de un buen rato viendo muchos bichos, subimos a la belize_2564 (Medium)barca y nos lleva a Shark Ray Alley. Después de años y años comiendo, el pescado que los guías les ofrecen como cebo, los tiburones nodriza y las rayas venenosas se han ido amansando hasta tal punto que se acercan mucho a las barcas y a los submarinistas. En un momento están persiguiendo a la embarcación a la espera de les que den su tentempié. Se puede escoger entre quedarse a bordo o saltar al agua para verlos más de cerca. Algunos de los tiburones y rayas están tan domesticadas que se dejan atrapar y manosear (las rayas son como de terciopelo, los tiburones de papel de lija) e incluso dejan que los acunen para la foto. Los tiburones nodriza o gata succionan fuertemente para comer, así que hacen mucho ruido cuando suben a la superficie a comerse su parte.
Aún así, estos animales pueden ser peligrosos. No hay que olvidarse que son salvajes, por lo que hay que seguir las indicaciones del guía en cada momento.
De aquí vamos al Coral Gardens, donde se ven pececitos, pero no tiene la espectacularidad de lo que hemos visto hasta el momento. Después de un buen rato, el guía nos conduce de vuelta a Caye Caulker rodeando la isla para que veamos pájaros muy bonitos.
Para comer nos dan dado un bocadillo de hamburguesa, tal como habíamos pedido, agua de bolsa y un poco de fruta. La verdad es que es un poco cutre, pero está unificado.belize_2596 (Medium)
A la vuelta a la agencia devolvemos el material que nos han dejado y nos dan una soda.
Nos vamos al hotel a descansar de tantas emociones y quitarnos la sal del cuerpo.
Para cenar nos vamos a un restaurante que no está en la calle principal, sino donde está el banco, bastante cerca, se llama Reyna, y por fin cenamos bien. Todo está muy bueno y los precios son asequibles.

DÍA 10 DE ABRIL JUEVES
CAYE CAULKER – BELICE CITY – DANGRIGA – PLACENCIA
Cogemos el ferry de las 8 de la mañana y a las 9 ya estamos en Belice City. Nos cuesta 25 Belice $ cada uno, nos parece un poco caro, pero suponemos que los precios varían según la hora en que se coge el ferry. A la ida nos costó 15 $….
La ciudad de Belice es una destartalada, colorida y animada localidad caribeña que a nosotros no nos motiva nada. Se han hecho esfuerzos para que sea una ciudad segura, pero no lo han logrado. La gente llega y se va rápidamente, aunque en la guía pone cosas para visitar.
En el centro de la ciudad está la zona financiera, los edificios victorianos y las calles estrechas. También hay todo tipo de bares, en viviendas de madera. La ciudad de Belice, que originalmente era la capital de la nación, se fundó en un emplazamiento maya que era un pueblo pescador. La sabiduría popular cuenta que la ciudad se construyó en una tierra de astillas de caoba y botellas de ron, que pertenecían a los hombres de la bahía, los piratas británicos en el siglo XVIII. Fue el primer asentamiento europeo de la península y después de la invasión española del cayo St George en 1779 se convirtió en la sede oficial del Belize998 (Medium)gobierno. Los hombres de la bahía se apoderaron de nuevo del cayo en 1798, pero nunca más volvió a ser la capital.
La ciudad de Belice fue punto de encuentro de comerciantes en madera que después de pasar meses y meses entre zarzas bajaban a la ciudad para vender y gastarse el dinero en ron.
Después de que el huracán Hattie devastara la ciudad en 1961, el gobierno se trasladó a Belmopán, la actual capital. Aun así, el primer ministro todavía vive en Belice y numerosos eventos tienen lugar aquí.
Como no sabemos de dónde salen los buses hacia el sur, le preguntamos a una policía turística y muy amablemente nos lo explica. Está a unos 400 metros del embarcadero, pero se pasa por unas calles que dan un poco de miedo, todo muy destartalado y con ejercito patrullando.
Pasamos por el Swing Bridge, o puente giratorio. Es el corazón de la ciudad, y por lo general abre de 5:30 a 17:30 cada día. Todo el mundo cruza por aquí en algún momento del día. El puente que fue construido en Liverpool se levantó en 1923 y es único en todo el mundo. Los operadores lo hacen girar manualmente, solo durante el tiempo necesario para que pasen los barcos más altos y para que todos los coches que circulan por el centro de la ciudad se paren en seco.
Cerbelize_2579 (Medium)ca, en Regent St, está la Court House, que se levantó en 1926 para albergar el cuartel general de los administradores de la colonia. Todavía cumple las funciones administrativas y judiciales del municipio.
En la calle Southern Foreshore, a orillas del mar, está el Bliss Institute, principal institución cultural de la ciudad de Belice. El Barón Bliss era un inglés, con un nombre simpático y un titulo portugués, que se vino a pescar a Belice con su yate. Parece ser que se enamoró perdidamente de la ciudad incluso antes de poner el pie en tierra firme. Cuando murió, al poco tiempo de su llegada, donó todas sus pertenencias a la buena fe del pueblo de Belice. Este dinero sirvió para pagar carreteras, escuelas, centros culturales y más proyectos durante los años siguientes.
La House of Culture, es uno de los edificios más antiguos de la ciudad. Los huracanes de 1931 y el Hattie de 1961 le causaron daños bastante graves. Al principio, cuando se le conocía con el nombre de la casa de Gobierno, era la residencia del gobernador general, y lo fue hasta que Belice se proclamó independiente con la Commonwealth of Nations en 1981. Aquí es donde, 2l 21 de septiembre, la bandera beliceña se izó para dar fe de la independencia respecto del Reino Unido.
La St John’s Cathedral, es la iglesia anglicana más antigua de toda Centroamérica. Se construyó en 1812 con ladrillobelize_2572 (Medium)s que se habían transportado desde Europa en un tanque de lastre. Está permanentemente en obras pues tiene problemas de humedad y de termitas.
El próximo bus hacia Dangriga sale según nos dicen a las 10:15 de la mañana, con lo que comemos algo en la misma estación de buses de Novello.
Llegamos al cabo de 3 horas y el billete cuesta 10 $ de Belice.
Es la ciudad más grande del sur de Belice. Tiene 8.800 habitantes, pero no hay mucho que ver. Cerca está la reserva Gra Gra Lagoon NP, a unos 3 km al sur de la población. Era un puerto natural que albergaba a los barcos y a los pescadores en los días de mala mar. Abarca extensiones enormes de manglares, que es lo que significa en garífuna Gra Gra, en teoría alberga manatíes, mapaches, pumas, jaguares, cocodrilos y aves migratorias.
El bus que va a Placencia sale a las 14:15. Vemos un poco de este pueblo y realmente no le vemos ningún encanto, tal como pone la guía.
En 2 horas llegamos a Placencia, nos cuesta 10 $ de Belice y a mitad de camino nos hacen cambiar de bus!!!!!. El hotel que habíamos escogido está lleno. Al preguntar por otro nos recomiendan Lidia Guesthouse que está muy cerca. Nos enseñan una habitación y nos parece bien. Nos cuesta 55 $ de Belice, no tiene baño ni televisión dentro, pero es correcta y por una noche ya nos está bien. Hay una cocina para los huéspedes que está muy bien, con microondas, cocina, utensilios de cocina y cafetera. Algunos se están haciendo la cena, pues hay todo lo necesario. Hay aceite, sal, pimienta etc.
Damos una vuelta por el pueblo y nos quedamos alucinados de las mansiones que hay construidas aquí. Parece que hemos cambiado de país, todo son restaurantes y hoteles. Además hay salones de masajes y agencias que ofrecen tours de submarinismo, snorkel, manatíes y ruinas mayas. Los precios son elevados ya que de entrada te los ponen en $ americanos, para que parezca menos. Vemos muy pocos turistas, para la cantidad de infraestructura que hay. La playa no está mal, con sitibelize_2582 (Medium)os para poner la toalla y tomar el sol si quieres, también hay bastantes zonas con palmeras para descansar. La arena es gordita, no es como la de Caye Caulker.
Tiene 600 habitantes y está ubicado al extremo sur de una larga y estrecha península de arena. Hasta hace muy poco la única manera de llegar era en barca. Actualmente la carretera asfaltada llega hasta el final.
La ciudad tiene un tipo de trazado característico, típico de una población que no hace muchos años necesitaba del mar para realizar cualquier actividad comercial. La calle principal que la atraviesa de norte a sur es la estrecha vereda de cemento de un metro de ancho que pasa por entre las granjas. La ciudad no posee un punto de referencia como podría ser una plaza mayor. En el extremo sur están el muelle, la gasolinera, la parada de autobuses y la tienda de helados.
Como los precios nos parecen desorbitados nos vamos a un súper y compramos algunas provisiones para cenar en el hotel. La temperatura es agradable y se está bien en el exterior del hotel.

DÍA 11 DE ABRIL VIERNES
PLACENCIA – MANGO CREEK – INDEPENDENCE – PUNTA GORDA
Hoy el día se levanta muy nublado, pero se mantiene por el momento. Vamos a desayunar a una cafetería donde hay maquina de café exprés y nos tomamos unos capuchinos buenísimos por 5 $ de Belice cada uno. Cuando vamos a buscar el equipaje cae un tormentón importante que nos pone perdidos. Ya es mala pata, podía esperar unos minutos, pero no.
Llegamos al embarcadero, donde a las 10 de la mañana sale el barco que lleva a Mango Creek. Cuesta 10 $ de Belice. Tardamos menos de 15 minutos en llegar. En la guía pone que es un trayecto muy bonito porque se pasa por zona de manglares, lo será, pero a la velocidad que vamos no vemos casi ningún pájaro.
En principio a 5 minutos andando está la terminal de buses, justo cuando se llega a la primera gasolinera, pero la han cambiado. Ahora hay que llegar a la segunda gasolinera y girar a la derecha, andar unos 500 metros y ya se lleva a la nueva y flamante terminal.belize_2587 (Medium)
A las 11 de la mañana pasa el bus que nos llevará a Punta Gorda. En la guía pone que es el primero, pero no es verdad a las 9 de la mañana pasa el primero.
Llega puntual y en menos de dos horas estamos en Punta Gorda. Nos cuesta 9 $ de Belice por persona.
Punta Gorda es la ciudad más meridional de Belice. Es la localidad más lluviosa y húmeda, y la selva, aquí, es la más exuberante de todo el distrito de Toledo.
Decir que la costera Punta Gorda es una ciudad “soñolienta” es poco. La gente del lugar vive tan relajada que ni siquiera se molesta en decir el nombre completo, sino que dicen PG.
La fundaron los garinagu que emigraron de Honduras en 1832. En 1866, después de la guerra civil en USA, el gobierno británico concedió a algunos veteranos confederados unos subsidios, y con ellos intentaron establecerse en estas tierras, pero no pudieron sostener el proyecto.
A pesar de ser una ciudad fundamentalmente garífuna, en PG también viven criollos, kekchi maya, y expatriados estadounidenses, británicos, canadienses, indios y chinos.
En el sur de Belice vive esta comunidad garinagu (plural de garífuna), un pueblo que resulta de la mezcla étnica de indígenas sudamericanos y africanos, establecido en la isla de Sant Vincent en el siglo XVII. A finales del XVIII, los colonizadores británicos les obligaron a trasladarse a un pueblo de otra isla para sofocar su tradición independentista.
A principios del siglo XIX, la opresión y los continuos traslados empujaron a la mayoría de garinagu hacia el sur de Belice. El movimiento migratorio más relevante tuvo lugar el 19 de noviembre de 1832, cuando un gran número de ellos llegó hasta Belice desde Honduras con piraguas. El acontecimiento se celebra anualmente en Belice en el Día del Asentamiento Garifuna. Representan menos del 7% de la población de Belice, tienen un aspecto más indígena que africano, y su cultura es el resultado del encuentro de ambos pueblos.
La ciudad vivió de la pesca durante dos siglos, pero hoy en día el sustento de la ciudad depende también de la agricultura. El turismo, está creciendo debido a que PG es la base desde la que se organizan las excursiones hacia el interior de los emplazamientos arqueológicos mayas de Lubaantun y Nim Li Punit, a los pueblos mayas de San Pedro Columbia y San Antonio y también a Blue Creek Cave.
Una cosa buena que tienen los buseros es que te preguntan dónde vas para dejarte lo más cerca posible de tu destino.belize_2591 (Medium)
Nosotros le decimos un hotel que la LP lo pone muy bien, el Natures’s Way Guest House. Según la guía es uno de los mejores hoteles de Belice entre los baratos. El que lo escribió estaba un poco perjudicado, ya que es cutre, cutre, está hecho como a trozos, unos trozos de suelo son cemento, otro de linóleo y otros de cerámica. Nos piden 38 $ de Belice y como no tenemos ganas de buscar nos quedamos. Luego veremos que por no tener, no tenemos ni un mísero enchufe en la habitación. La ducha está rota, y abundan los mosquitos. Total, mejor buscar otra opción, nada recomendable.
Nos dice el hotelero que para comer que vayamos al mercado, que la comida es buena y barata. Hay varios sitios pero nos quedamos en uno que nos ofrecen salchicha italiana picante con el acompañamiento de siempre, frijoles, arroz y ensalada. Nos cuesta 6 $ de Belice por persona.
Cae un sol de justicia con lo que nos vamos al hotel a refugiarnos del calor.
A la tarde nos vamos a pasear por el pueblo, que la verdad, se acaba pronto. Está todo muy sucio, lleno de basuras, casas medio destruidas, perros famélicos por las calles etc.
Para cenar nos vamos a un chiringuito donde a pesar de los pocos clientes, nos hacen esperar más de una hora para traernos la hamburguesa que hemos pedido.
La noche la pasamos bastante mal ya que los mosquitos no nos dejan dormir con tranquilidad.

DÍA 12 DE ABRIL SÁBADO
PUNTA GORDA (BELICE) – PUERTO BARRIOS (GUATEMALA) – LIVINGSTON
En el mismo hotel nos hacen el desayuno por 8 $ de Belice. Recogemos y nos vamos a buscar donde se compran los tickets para la barca que nos llevará a Guatemala. Nos interpela un señor por la calle y nos vende el billete por 50 $ de Belice cada uno.
Entramos en inmigración y nos cobran 37,5 $ de Belice, 30 como tasa y 7,5 como ayuda a preservar los espacios naturales de Belice. Después ya nos sellan los pasaportes con el sello de salida.belize_2577 (Medium)
A las 9:30 sale la barca y en una hora ya estamos en Puerto Barrios. A 100 metros del embarcadero está la oficina de inmigración guatemalteca. Llenamos un impreso y sin más problemas entramos en el país.
Nos volvemos al embarcadero y a las 11 sale una barca hacia Livingston. Cuesta 35 quetzales el billete. Llegamos en media hora escasa a este pueblo. Como empieza la Semana Santa hay mucha gente de vacaciones y se nota mucho turismo interno.
Vemos que quedan muy pocos habitantes originales, los garífuna, hay muchísimos más mayas y blancos que negros.
En la guía habla de un hotel que parece un palacio marroquí y nos vamos a ver como es ya que es de un español. Es el África Place, cuando llegamos, vemos que sí que tiene un parecido por los azulejos, la forma de las puertas y los textos en árabe que hay en muchas paredes. Nos ofrecen una habitación con baño por 80 quetzales y nos quedamos. Es muy grande, con jardines y zonas para estar muy agradables con tumbonas. Le falta mantenimiento, pero tiene cierto encanto. Tiene dos perros muy simpáticos como mascotas, que se comen las sobras de los turistas que cocinan. Hay que tener ganas, pues la cocina deja bastante que desear en limpieza.

SIGUE EN GUATEMALA …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: