Macedonia

Verano del 2017

SKOPJE, OHRID

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Pocas personas podrían decir muchas cosas sobre Macedonia, tan solo que les suena que Alejandro Magno era macedonio, pero poco más. El nombre del país “República de Macedonia” ni siquiera es unánime ya que Grecia se opone que se llame así, e igual que España, le llama Antigua República Yugoslava. Es otro de los países que proviene de la Federació de Yugoslavia, esa entidad que ha hecho un puñado de nuevos estados independientes. El país es muy parecido a sus vecinos, con niveles de bienestar similares y también con gente amable. Existe una importante influencia de cultura turca.

Fecha del viaje

Julio del 2017

Moneda

Se llama Denar y se subdivide en 100 deni. En julio del 2017 1€ equivalia a 61,4 dinares. Compruee su actual conversión mediante este conversor.

Nivel de vida

Igual que sus vecinos, es un país de los baratos, a excepción de algunas zonas turísticas (Ohrid) donde ya empiezan a apretar algo.

Visado

No se necesita

Salud

País europeo sin problemas, aunque su incipiente desarrollo económico hace que algunas calles estén algo sucias y no nos atrevimos a beber agua del grifo

Seguridad

No creemos que en ninguna parte del país haya problemas a excepción de la forma de conducir de los macedonios, que consideran que pueden conducir con una mano para sostener en la otra el móvil

Transporte

Fuimos con vehículo propio pero vimos varias estaciones de buses y ya que el país no es muy grande debe ser fácil moverse por allí sin demasiados problemas

Electricidad

Toma normal de dos patillas redondas, la clásica europea (Menos Suiza)

Diferencia horaria

Ninguna

Guía de viaje

Nos bajamos algunas indicaciones de Minube  pero no tenemos niguna

ITINERARIO

Día 1:  LESKOVAC – SKOPJE (MACEDONIA)
Día 2:  SKOPJE – MONASTERIO DE BOGORODICA – MONASTERIO SVETI PANTALEJMON – KUMANOVO – KRIVA PALANKA – MONASTERIO SV. JOAQUIN OSOGOVSKI – KRATOVO
Día 3: KRATOVO – SHTIP – VELES – PRILEP – MONASTIR SVETA PREOBRAZHENIE – MONASTIR TRESKAVEC –   BITOLA
Día 4: BITOLA – HERAKLEA – PARQUE NACIONAL PELISTER – MALOVISTE –  KURBINOVO – PARQUE NACIONAL GALICHITSA – SVETI NAUM – OHRID
Día 5: OHRID – STRUGA – RADOZTA – VEVCANI – DEBAR – BIGORSKI MONASTERY – MAVROVO – GALICNIK – MAVROVO
Día 6: MAVROVO – KICHEVO – STRUGA –    BERAT (ALBANIA)

Diario de viaje

y venimos desde Serbia…

DIA 14     15-7-2017 SÁBADO

LESKOVAC – SKOPJE (MACEDONIA)

El desayuno es copioso, nos ponen 6 huevos fritos, tomate en ensalada, zumo de naranja, embutidos, pan y mermeladas con mantequilla, además de un café hecho a la manera turca con todos los posos. Los embutidos los guardamos y algo de mantequilla, pues suponemos que el gatito debe estar cerca. Efectivamente parece que nos esté esperando, se pone muy contento cuando le damos tanta comida. Como ya nos vamos hacia Macedonia y no tenemos prevista ninguna visita en el camino, gastamos el dinero que nos queda en el super y le compramos latas de comida al pequeñajo, además de unos zumos que con el calor que hace entrarán muy bien.

Estamos a unos 150 km de Skopje, pero a los pocos km hay una retención que no sabemos a que es debida, pues los del otro sentido si que circulan.

Al final llegamos al problema, ha habido un accidente múltiple muy bestia, dos coches destrozados.

A partir de ese momento vamos rápidos hacia la frontera. La salida nos la sellan en Serbia y se quedan con los papeles de los hoteles. En Macedonia nos piden la carta verde y los papeles del coche, escanean los pasaportes y ya está.

Cuando entramos en Macedonia echamos gasolina que es mucho más barata que en Serbia. Cuesta a 47 dinares macedonios el litro. Pagamos 3300 dinares con tarjeta.

Pagamos en muy pocos km 3 peajes, se puede pagar con dinares o con €. Como no tenemos moneda local, pagamos con euros pero ya nos damos cuenta que el tipo de cambio que aplican es malísimo, pagamos uno de 0,5 €, otro de 1,5 € y otro de 1 €.

En Skopje, nada más entrar hay un control de velocidad con cámaras, creemos que íbamos bien ……

Llegamos al hotel De Koka, donde tenemos reservada una habitación doble con desayuno por 38 €. Es muy moderno o lo acaban de restaurar, pero es muy cómodo, la habitación no muy grande, pero nada que criticar. Además la ubicación es espectacular, en el barrio antiguo, con lo que se puede ir andando a todos sitios.

Descansamos un rato, porque el sol es abrasador, hasta que baja un poco el calor.

Skopje es una ciudad en continua construcción, el presidente quiere hacer una capital que no tenga nada que envidiar a las principales capitales europeas y no escatima en gastos. Hay la mayor concentración por metro cuadrado de estatuas que hemos visto nunca, y no son pequeñas, sino que son gigantescas. Está construyendo varios puentes sobre el río y los llena de estatuas de la cultura macedonia, desde un puente dedicado a personajes celebres de la antigüedad, a otro dedicado a figuras más recientes de la literatura, pintura etc. En un monasterio que visitaremos más adelante nos comentará un monje, que hay dinero para “Disneylandia” refiriéndose a esta ciudad, pero no hay dinero para la cultura o para restaurar los monasterios que se están cayendo a cachos.

Vemos el museo dedicado a la madre Teresa de Calcuta que nació aquí de padres albaneses. Hay una zona muy animada al lado del río, enfrente del Museo Arqueológico, que los extranjeros pagamos 5 € o 300 dinares, llena de restaurantes y bares bastante concurridos.

El teatro también es muy bonito con sus estatuas de bronce,  justo al lado hay dos estatuas de leones sacados de la película El rey león.

Cuando ya no haya grúas, ni esté tan sucio el rio, esta ciudad será espectacular, por ahora es un querer y no poder. Hemos leído que se está gastando 500 millones de euros en todo esto, y tal como los próximos días comprobaremos, se podría gastar algo en mejorar la vida de sus ciudadanos.

Para cenar nos compramos unos durums que nos sientan a gloria, por 3 euros los dos.

Hemos hecho 142  km

DIA 15      16-7-2017 DOMINGO

SKOPJE – MONASTERIO DE BOGORODICA – MONASTERIO SVETI PANTALEJMON – KUMANOVO – KRIVA PALANKA – MONASTERIO SV. JOAQUIN OSOGOVSKI – KRATOVO

Hoy el tiempo ha cambiado radicalmente, ayer calor sofocante y sol abrasador. Hoy, lluvia y 13 grados de temperatura!!!! El desayuno del hotel espectacular, hay de todo, fruta, embutidos, pasteles, platos típicos, en fin que comes para todo el día si quieres.

Hoy queremos ir a ver alguno de los monasterios que hay en los alrededores de Skopje. Vamos primero al Monasterio de Bogorodica, bastante dejado de la mano de Dios, además nos cuesta llegar por carreteritas donde no pasa nadie. Pero al llegar, lo primero que vemos es una gatita peluda, súper cariñosa que nos deja cogerla y acariciarla por todos sitios. La iglesia es pequeña y han restaurado una parte de las pinturas, pero se nota que no es muy visitado por los fieles, porque hay telarañas por todos sitios. El vigilante es muy amable y nos ofrece café y nosotros se lo agradecemos, pero no nos quedamos, pues no habla otro idioma que el suyo y la comunicación es justita.

El siguiente es mucho más famoso, el Monasterio de Pantalejmon. La entrada se puede pagar en euros o dinares. Son 2 € o 120 dinares. Como cuando entramos no hay nadie, no pagamos. Las pinturas son bonitas, este sí que tiene más visitas. Justo enfrente han construido un complejo turístico, con restaurantes, hotel, tiendas de artesanía, etc. Cuesta la entrada 100 dinares. Si se aparca delante, hay una señal de wifi muy buena gratuita, solo hay  que poner un correo electrónico y ya puedes navegar, lo cual está bien en este país que no tenemos roaming gratuito.

Sigue lloviendo y volvemos a Skopje para ir a Kumanevo donde hay una iglesia a visitar. Cogemos la “autopista” por llamarla de alguna manera, pagamos un peaje de 40 dinares y otro de 60 dinares. En cambio si pagas en euros, casi te lo duplican el precio. Están en plena reforma, la calzada está en un estado lamentable.

Como seguíamos un relato de unos amigos, nos volvemos locos buscando la iglesia, pero no es aquí, sino en Kriva Palanka. Llegamos a la ciudad y seguimos dos km más en dirección a Bulgaria que está a muy pocos km de aquí.

El monasterio Joaquin Osogovski es muy famoso en la zona, es muy grande y en la parte alta hay un restaurante merendero, con unas vistas estupendas del monasterio.

La iglesia principal tiene 12 cúpulas en honor a los apóstoles. Hay varios complejos monásticos y la fiesta grande es el 29 de agosto, el santo de esta iglesia. Hay poca gente pero es que el día no acompaña para nada.

Sigue lloviendo, no hay tregua, ya vamos a Kratovo. Vemos otro control de velocidad de la policía, ya  nos habían avisado. Vemos muchos  Seat 600 todavía circulando. El parque móvil es muy antiguo y los coches nuevos que se ven son pequeñitos.

Antes de llegar a destino cogemos un desvío a mano derecha que va a las Stone Dolls, unas formaciones parecidas a las que se encuentran en Capadocia, pero más pequeñas. El camino es muy estrecho y poco concurrido. Si se tiene mucho tiempo y no se ha visto nada parecido, bueno, pero si no es totalmente prescindible. Hay que llegar al pueblo de Kuklica y seguir 2,7  km pasando un pequeño río. En total son 3,3 km desde la R1205. Fue acondicionado para que se convirtiera en un lugar turístico gracias a la ayuda de la Unión Europea, pero ahora está todo muy dejado de la mano de dios.

A Kratovo se la conoce como la ciudad de las torres y los puentes. Está ubicada en un volcán extinto  y es de las ciudades más antiguas de los Balcanes, pues data del siglo I ac.

Está a los pies de las montañas Osogovo, tiene 3 ríos en las inmediaciones y una altura de 700 m. Según la guía que hemos cogido en el hotel, tiene una belleza y encanto no vista en otras ciudades de Macedonia. Hay muchos monumentos medievales, muchas fuentes, fortaleza, etc.

Tenemos alojamiento en el único hotel de la ciudad que se llama Hotel Kravis. Es muy moderno, nos cuesta 31 € la doble con baño, la habitación está bien con mucha luz y  cómoda. Podemos pagar con euros y es lo que hacemos pues el cambio nos favorece.

Paseamos por el pueblo que al ser domingo está un poco dormido, además no para de llover y eso no ayuda. Hay un bar en el centro del pueblo con música muy alta, donde hay unos cuantos jóvenes tomando algo y matando la tarde.

Paseamos por el pueblo, viendo las torres, muy robustas sin ningún tipo de acceso por el exterior, para que sean más inexpugnables. Las calles están empedradas y hay que tener cuidado. Una de las torres se está restaurando con la ayuda de la embajada norteamericana en Macedonia. Volvemos al hotel, donde por cierto el wifi no funciona muy bien, suponemos que es porque estamos en la habitación de la esquina y está lejos.

Hemos hecho 224 km.

DIA 16     17-7-2017 LUNES

KRATOVO – SHTIP – VELES – PRILEP – MONASTIR SVETA PREOBRAZHENIE – MONASTIR TRESKAVEC –   BITOLA

Hoy el tiempo ha cambiado, no llueve y hace un poco de sol. Salimos hacia el sur, primero vamos por carreteritas comarcales, en las cuales vamos solos. Llegamos a Veles y seguimos camino pues no tenemos información de que haya algo para visitar. Cogemos unos km la autopista hasta Kramosh. Pagamos 60 dinares. Allí salimos y vamos por campos de frutales, en los campos están recogiendo los melocotones, nectarinas, manzanas, tomates etc.

En la carretera se venden las frutas recién cogidas a muy buen precios y no nos podemos resistir, compramos unos melocotones y una botella de raki casero. Los melocotones y el resto de fruta, los venden por cajas, pero nosotros no podemos comprar tantos, son como 5 kilos!!!!

Son muy majas las vendedoras, a pesar de no entendernos en ningún idioma, el lenguaje de los signos es universal, menos en China.

Llegamos a Prilep, pero no vemos nada de interés, con lo que seguimos camino hacia un monasterio que hay a unos 30 km. Se llama Monastir Svetia Preobrazenie, según la guía vale la pena desviarse de la ruta para visitarlo. Toda esta zona es productora de tabaco y vemos en las casas secaderos de hojas de tabaco. Hay muchas cigüeñas en estos pueblos, guapísimas.

Llegamos al monasterio y hay una cancela, con lo que tenemos que dejar el coche en un aparcamiento que hay a la entrada. Cuando subimos hay un monje que nos viene a comentar todo lo relacionado con este monasterio. Es muy majo, se llama Job, nos cuenta que es un monasterio del s XIV, hay unas pinturas de esa época con los patriarcas importantes de entonces, y otras pinturas que son del s XVI. Durante la dictadura comunista el monasterio se abandonó, pero 1995 cuando consiguieron la independencia dos monjes del Monte Athos vinieron y levantaron otra vez el monasterio. Actualmente hay 10 monjes, nos dice que en toda Macedonia hay 200 monjes  nada más, pero que la mayoría son jóvenes.

Otra característica de este monasterio es que los iconos de Jesús y la Virgen María están colocados al contrario de todos los monasterios ortodoxos. Dice la leyenda que las pinturas que fueron realizadas por los sobrinos del constructor del monasterio, estaban puestas como el resto de monasterios, pero que al día siguiente estaban cambiadas milagrosamente, así durante tres días y al final dijeron que era un milagro y las dejaron así. Las originales están en el museo de Skopje.

Cuando ya nos ha explicado todo, nos regala unas estampas de los iconos para que tengamos suerte.

De aquí ya vamos a Bitola, son 75 km, pero dos horas de coche. De repente vemos un desvío hacia un monasterio que tiene mucha fama y no sabíamos que estaba aquí. Son unos 7 km y allá que vamos. Es el monasterio de Treskavec, que lo están reconstruyendo porque ha habido un incendio hace poco y lo ha dejado en bastante mal estado. Hay que aparcar un poco alejado de la entrada  y subir una cuesta importante. Está a 7 km de la carretera principal y no hemos visto a ningún monje.

Por lo que hemos leído se quemó la hospedería por completo, pero la iglesia se salvó. La están reconstruyendo, pero van muy atrasados porque el incendio fue en el año 2103 y falta muchísimo para que la acaben.

Podemos hacer fotos del interior ya que no hay nadie que lo impida. El monasterio está dentro de un parque natural y se pueden hacer excursiones de monasterio en monasterio. Hay un panel a la entrada que te lo indica.

El hotel de esta noche está en Bitola, es el Hotel Treff, nos cuesta 32,5 €, la doble con baño. Llegamos a donde nos lleva el GPS, pero no nos lleva a la entrada del hotel, porque empieza la calle peatonal más importante de Bitola, llena de gente en las cafeterías, turistas comprando aprovechando las rebajas, que aquí se llaman algo parecido a popus etc.

Dejamos el coche en un garaje del hotel, somos los únicos que hemos venido en coche.

La habitación que nos dan está en la buhardilla, limpia y cómoda. Vamos a pasear por Bitola, realmente estamos en el mogollón de la población, es en la calle peatonal donde todo el mundo va a ver y a ser visto.

El antiguo nombre de Bitola es Monastir, un sitio donde pasar la noche. Esta ciudad tiene una larga historia, cuyo testigo lo vemos en Heraclea, situada en la antigua carretera Via Egnatia. A través de los siglos ha sido siempre un importante centro comercial. Durante el imperio Otomano esta ciudad se convirtió en un centro administrativo y diplomático, con unos pocos diplomáticos. El pico de prosperidad fue en el s XIX, ahora hay unas 100.000 personas viviendo aquí.

Hay varias mezquitas, varias iglesias, una estatua de Filipo a caballo, como no podía ser de otra manera. El bazar parece que está bien, pero a estas horas ya está todo cerrado. Vamos a cenar a un restaurante, que menos mal que tienen el menú en inglés, una ensalada blanca y una pizza con dos cervezas macedonias que todavía no habíamos probado. Nos cuesta 10 € con propina incluida.

Hay un gran supermercado en la calle principal donde vamos a comprar agua pues no nos fiamos de la que sale del grifo.

Hemos hecho 280  km.

DIA 17    18-7-2017 MARTES

BITOLA – HERAKLEA – PARQUE NACIONAL PELISTER – MALOVISTE –  KURBINOVO – PARQUE NACIONAL GALICHITSA – SVETI NAUM – OHRID

Hoy vamos a visitar los lugares más turísticos de Macedonia, es todo lo que está alrededor de Ohrid. Primero de todo vamos a Heraklea, está a 2 km de Bitola, la entrada cuesta 100 dinares por persona. El museo está cerrado, pero sobre todo los mosaicos son espectaculares. El teatro también está muy bien conservado. Evidentemente hay ciudades romanas mejores, pero está tampoco hay que perdérsela, sobre todo porque está muy cerca de la ciudad y bien indicada. La cooperación italiana es la que está ayudando a restaurar todo el complejo.

De aquí nos vamos al parque Palister, donde según la guía hay un pueblo interesante que se llama Maloviste. Allí llegamos, por una carretera muy precaria, mucha gente no llega aquí y es normal porque a nosotros no nos llama la atención nada de lo que vemos. Nos asombra que se pueda vivir aquí, porque es muy pobre. Cuando llegamos no vemos a nadie, pero poco a poco empieza a aparecer gente, que o son muy tímidos o no son muy amables. En cambio los perros que nos encontramos son muy amigables.

La iglesia Sveti Petka está restaurada con fondos de la UE, pero está cerrada. Hay otra a 2 km que se llama Sveti Ana, pero nosotros no subimos.

Nos vamos ahora a Kurbinovo, famoso por una iglesia, la Sveti Giorgi, conocida por los frescos que hay en su interior y que se puede ver en el billete de 50 dinares. Nosotros no tenemos suerte pues está cerrada, solo podemos ver el exterior. Han hecho un tejado para protegerla mientras la están restaurando.

Pasamos por pueblos pequeñitos, con casas muy perjudicadas, pero también hay zonas con casas preciosas, suponemos que deben ser  inmigrantes y que con los ahorros se han hecho esas magnificas casas. Vemos en la carretera tortugas, no habíamos visto hasta ahora.

De aquí vamos a Sveti Naum, son unos 45km hasta este monasterio. Se pasa por el parque Galichitsa, unas vistas preciosas, pero la carreterita es muy estrecha y peligrosilla. Llegamos a una confluencia de carreteras, una va a Albania, que está aquí mismo y la otra va a Sveti Naum.

Hay millones de personas, autocares, coches, gente que viene en autobús…. El parking cuesta 50 dinares por persona, con lo cual pagamos 100 dinares. Es un complejo enorme con restaurantes, hoteles, tiendas de souvenirs, una pequeña playa con un agua espectacularmente limpia, dan muchas ganas de bañarse, porque aparte hace mucho calor.

La entrada al monasterio cuesta 100 dinares, pero como hay tanta gente no pagamos. No se pueden hacer fotos, pero hacemos. No somos los únicos por cierto.

Es bonito, pero hay tantísima gente que nos choca, después de estar unos días prácticamente solos en todos los monasterios que hemos ido.

Nos encontramos con unos madrileños que están haciendo el viaje en bicicleta y nos dicen que a partir de ahora, todo es mucho más turístico, más cuidado y bonito.

Hemos reservado habitación en Ohrid en la Villa Jankuloski. Nos cuesta 24 € la doble con baño. Tomamos posesión de la habitación y nos vamos a descubrir esta bonita ciudad.

Visitamos esta ciudad, que fue proclamada Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco.

Hay muchas cosas para visitar, como la Fortaleza Somoilo’s, que es donde primero vamos. Se paga 60 dinares por la entrada. Por dentro no hay demasiado para ver, pero en los torreones que hay varios en muy buen estado, hay unas vistas estupendas de todo el lago y la ciudad.

Las  iglesias, en las cuales se paga 100 dinares para entrar, destacan la de Jovan Kaneo, Sv Sofija que esta noche hay una obra de teatro a las 9 de la noche, Ali Pasha Mosque, el teatro romano que está en medio de la ciudad y se utiliza para actuaciones artísticas.

A unos km se puede visitar The Bay of Bones, en la cual se ha recreado una aldea sobre palafitos de la edad de Bronce y de Hierro. Nosotros no vamos, porque vemos un video por internet y no lo vemos demasiado interesante. Sobre todo por los comentarios de la gente que lo ha visitado y que dice que no hay apenas información sobre lo que estás viendo. Ahora en verano muchos turistas cogen una barquita para ir al monasterio de Sv. Naum y hacen una parada para visitar este museo.

Ohrid posee el más antiguo de los monasterios eslavos, dedicado a San Pantaleón, y uno colección de 800 iconos de estilo bizantino ejecutados entre el s XI y finales del s XIV, que se considera la más importante del mundo después de la conservada en la galería Tretiakov de Moscú. Otros atractivos serían la casa museo de Grigor Prlicev, poeta nacional o la casa de la familia Robev, con arquitectura típica de Ohrid etc.

En las tiendas vemos muchas artesanías de filigrana, preciosas. Otra cosa típica son las perlas de Ohrid y los iconos.

Aparcar el coche cuesta 60 dinares la hora, hay unos chicos que te dan un ticket que pones en el limpiaparabrisas. Está muy animada la tarde, con mucha gente en los chiringuitos, restaurantes y de shopping  en la multitud de tiendas que hay en estas calles céntricas por las que pasamos.

Volvemos a nuestro alojamiento que también tiene un pequeño bar donde pedimos dos hamburguesas con cervezas, que nos cuesta 8 €.

Hemos hecho 139  km.

DIA 18    19-7-2017 MIERCOLES

OHRID – STRUGA – RADOZTA – VEVCANI – DEBAR – BIGORSKI MONASTERY – MAVROVO – GALICNIK – MAVROVO

Pedimos a nuestros caseros que nos den la tarjeta conforme nos hemos alojado en este hotel, dicen que no es necesario, pero a mí me dijo otra persona que teníamos que tener los justificantes de todos los días y que en la frontera me los podían pedir. Son muy amables y me los hacen en el momento, aunque eso retarda nuestra salida.

Vamos hacia el oeste, pasamos por Struga, ciudad que no tiene nada de interés pero  que nos sirve para ir al cajero a sacar dinero. De aquí ya vamos directos a Radozta, justo en la frontera de Albania, bordeando el lago que está muy bonito. Hay pequeñas playas donde la gente está disfrutando de este día soleado.

La razón de venir a este pueblo, es que hay un monasterio en una cueva que se llama Svetia Arhangel, con unas pinturas muy bien conservadas. Hay que pedir la llave en el restaurante que hay justo a sus pies, ya que está cerrada habitualmente. Hay unas escaleras que te llevan hacia el monasterio que son bastante empinadas pero hay una baranda que facilita la tarea. Las pinturas están bien, hay un libro de visitas, donde anotamos nuestra llegada para que conste.

De aquí ya vamos a la República Independiente de Vevcani. Este pueblo tiene una historia divertida, pues a principios de los 90, en plena guerra de los Balcanes, decidió que no quería pertenecer a ningún país, sino ser independiente. Hicieron un referéndum y el 99% de los habitantes votó a favor. Tienen una bandera, moneda propia y pasaporte  con el escudo del pueblo. En la iglesia de San Nicola lo venden, como en el restaurante Domakinska Kukja, por 150 dinares, al cambio 2,5 €. Lo compramos como curiosidad, en estos tiempos convulsos que corren por Cataluña.

Es un pueblo bonito, con muchas casas antiguas que están empezando a restaurar, de mayoría cristiana, al contrario de los pueblos de alrededor que son musulmanes. Nuestro GPS como siempre nos ha llevado por una carretera estrecha hacia el pueblo, pero al salir vemos que tienen una entrada con el nombre, un arco de bienvenida y una iglesia como declaración de intenciones.

A partir de aquí ya vamos subiendo y paramos en Derbar, frontera con Albania, para comprar tomates para nuestros picnics. En la tienda, el vendedor me da una bolsa para que escoja los tomates que yo quiera, cuando se los doy para que me los pese y me diga el precio, me dice que me los regala!!! Que amable, quería comprar unas peras que he visto muy buenas pero me corto y me voy.

Derbar es una ciudad pequeña pero muy antigua, ya se habla de ella en el mapa que hizo Ptolomeo en el s II, bajo el nombre de Deborus. Es una localidad llena de artesanos, ebanistas, constructores etc. Muchas de sus obras se pueden ver en la Inqar Mosque, el Monasterio San Juan el Bautista, las piscinas termales en Banjishte,  el Hamman y algunas casas que se pueden visitar como la Sela. Tiene 7 mezquitas y la más antigua es del s XIV. La última se hizo para conmemorar el centenario de la independencia de Albania, representada por tener 100 ventanas construidas con piedras. Hay muy buena convivencia entre las distintas religiones lo cual es de agradecer.

En las cercanías hay un lago artificial conocido como Shpilje, con el área alrededor del río Crni Drim y el cañón del río Radika.

Unos km después, ya entramos en el Parque nacional de Mavrovo, por una carreterita estrechita donde los arboles la invaden y vamos solos. Es el parque nacional más grande de toda la antigua Yugoslavia y el más antiguo. En él hay osos, ciervos, lobos, linces y muchos más animales, es una zona preciosa del país.

Lo quieren convertir en un centro de deportes de aventura, trekkings etc. En unos años suponemos que estará abarrotado de turistas que vendrán a disfrutar de estos lugares tan vírgenes. Llegamos a Sveti Jovan Bigorski, unos de los monasterios más visitados por los creyentes ortodoxos. La entrada cuesta 260 dinares o 4 €, pago con un billete de 5 € y me devuelven 40 dinares. Está muy bien conservado este recinto, se nota que recibe muchos donativos. En la puerta hemos  visto un pequeño autocar de Montenegro y unos coches de Polonia  que son fieles.

La curiosidad para nosotros, es que hay un loro de Guinea, gris con cola roja, y un guacamayo azul  y amarillo. Son preciosos, son tan inteligentes!!!!!, el loro me acerca la cabeza para que se la acaricie, y al guacamayo le toco la patita y él me la acerca para que le siga tocando.

Aparte de los animales, que nos vuelven locos, el interior de la iglesia es una maravilla. Para variar no se puede hacer fotos y dentro hay un vigilante que nos pide la entrada, no se fía. Hay unos iconos muy famosos y la sillería está tallada de una forma muy trabajada.

Después de parar para hacer un picnic al lado del rio, llegamos a Mavrovo. Vamos directamente al hotel, donde hemos reservado esta noche. Se queda la chica que nos atiende los pasaportes y nos da la llave de la habitación. Tiene un restaurante, pero creemos que somos los únicos clientes del hotel, con lo que no anima mucho para ir a cenar allí.

Se llama Hotel Fersped y es la habitación más cara que hemos reservado pues nos cuesta 46 € la doble con baño y desayuno. La calidad deja bastante que desear, no es muy bonita la habitación, eso sí, se ve limpio. Ha conocido tiempos mejores este hotel, pero el wifi funciona estupendamente.

A 17 km de Mavrovo está el pequeño pueblo de Galicnik, por una carretera que nos lleva por unas montañas peladas con unos pastos estupendos para los rebaños de ovejas que nos vamos encontrando. Nos llama la atención la cantidad de perros pastores que van con los rebaños y luego nos confirmaran que hay un montón de animales salvajes, que hacen necesaria la presencia de estos enormes perros de la raza autóctona de Macedonia, en algunas ocasiones hay 8 ejemplares.

El pueblo de Galicnik nos recibe casi vacío de gente. Es una pena que no hallamos estado hace unos días aquí, pues el fin de semana más próximo al 14 de Julio se celebra una fiesta donde se casan un montón de parejas con los vestidos tradicionales que suelen pesar 30 kilos. Hacen un sorteo para elegir a las parejas que tendrán el privilegio de participar en esta ceremonia.

Volvemos a Mavrovo y tenemos un dilema pues no hay cajeros automáticos y nos queda muy poco dinero en dinares. Paramos en un restaurante que hay en la carretera y preguntamos si admiten euros y nos dice que sin problemas, también admiten tarjeta de crédito.

Nos pedimos una ensalada griega, un plato típico de aquí, que es pollo relleno de queso, bacón y envuelto en tiras de bacón, buenísimo, y dos cervezas de medio litro. Nos sale todo por 9 €. Hay muchos perros vagabundos por aquí, nos dan mucha pena, sobre todo un cachorrito que se pone a nuestro lado y que cena un poquito gracias a nosotros. Nos sigue al coche, pues al darle cariño, ya se quiere venir con nosotros. No tenemos gran cosa para él, pero le damos pan de molde y se lo come con una ansiedad que nos da mucha tristeza. Tendríamos que llevar un saco de pienso para estas ocasiones. En Albania vamos a intentar comprar uno y así poder dar de comer a tanto perro que nos encontramos famélicos.

Hemos hecho 189 km.

DIA 19 20-7-2017 JUEVES

MAVROVO – KICHEVO – STRUGA –    BERAT (ALBANIA)

Hoy tenemos el desayuno incluido, la chica del hotel es muy simpática y se desvive por atendernos. Somos los únicos clientes del hotel, se hace un poco raro, pero es lo que hay.

Nos ofrece café, eso sí turco, embutidos, ensalada de pepino, tomate y aceitunas, mermeladas, miel y mantequilla. Constantemente nos dice si queremos algo más, pero nosotros con esto, tenemos de sobra.

Pagamos el hotel y salimos ya a la carretera. Hoy vamos a entrar en Albania y el GPS nos mandaba por la misma ruta que hicimos ayer, pero nosotros preferimos hacer otra ruta y ver otras zonas de Macedonia. Primero para dirección Kichevo y nos damos cuenta que es zona musulmana con muchas mezquitas y curiosamente muchas banderas de Albania. Está en obras esta carretera y vamos bastante lentos.

Damos una vuelta por Kichevo, porque vemos un cartel que hay una fortaleza a 1 km de la nacional. Damos unas vueltas, pero no la encontramos.

Llegamos a Struga y llenamos el depósito de gasoil, pues la gasolina en Albania es mucho más cara. Nos ha sorprendido gratamente el precio tan económico del gasoil en Macedonia y otra cosa es que el precio es el mismo en cualquier sitio donde pusieses, 47 dinares el litro, al cambio 77 céntimos de €.

Desde Struga quedan muy pocos km hasta la frontera. La salida de Macedonia es más o menos rápida, pero la entrada a Albania es muy lenta, controlan mucho todo. La funcionaria de inmigración es muy simpática, nos pide los papeles del coche y la carta verde, pero muy rápidamente pasamos el control.

 

Y nos vamos a Albania…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: