Singapur 2022

VERANO DEL 2022

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Ciudad estado, muy rica y poderosa, hub aéreo de gran importancia para los viajeros. Era ya la tercera vez que la visitábamos, por lo que solo estuvimos un día, pues no conocíamos el espectacular Hotel Marina Bay ni sus parques con unos árboles donde por la noche hay un curioso espectáculo de luces y sonidos.

singapur22_165

Fecha del viaje

29 de Agosto del 2022

Moneda

Es el dólar de Singapur, cuyo cambio, en el momento de la visita era de 1€=1,40 Dólares, pero, aunque apenas fluctúa vale la pena consultar su cambio actual aquí

Billetes S$2, S$5, S$10, S$20, S$50, S$100, S$1.000 y S$10.000
Monedas 1, 5, 10, 20, 50 centavos y 1 dólar

Es un país muy avanzado, hay cajeros por todas partes.

Nivel de vida

Muy alto, todo es bastante caro superando el nivel de precios de España, lo único que es más barato es la comida en la calle

Visado

Los españoles no necesitan. El trámite en frontera es muy rápido, pero actualmente, y no sabemos exactamente si es un tema por el COVID, necesitas rellenar un formulario de entrada por internet. Si no lo haces, no pasa nada, y te ayudan en frontera a hacerlo, pero claro, pierdes 20 minutos

Salud

Ningún problema, toda está impoluto, el agua es potable.

Seguridad

Segurísimo

Transporte

Singapur tiene una de las redes de transporte público más eficientes del mundo. El MRT, o metro es limpio, eficiente y llega a todas partes. El precio es variable en función de la distancia que vas a recorrer, pero un ticket sencillo tiene un coste de entre 1$ y 2$ SGD. El metro MRT está operativo de 5:30 a 00:00 cada día. Existe una tarjeta para el turista de 1 o varios días ideal si has de coger el transporte frecuentemente. Los autobuses funcionan muy bien, entender el recorrido y las paradas es un poco más complejo que el metro, El precio va en función de la distancia recorrida. Si vas a usar autobuses, deberás pasar la tarjeta de transporte por el lector de tarjetas dos veces: inmediatamente después de subir y justo antes de bajar

En Singapur también existe Grab, que es como el Uber de Asia. Está en muchos países asiáticos (como Tailandia, Indonesia, Malasia). Funciona de la misma manera que Uber, es decir, necesitas la APP de Grab para indicar el lugar donde quieres ir y el sistema te asignará un conductor cercano que te recogerá. Con este sistema el coste del recorrido queda establecido por la APP, cosa que evita sorpresas. Nosotros no lo utilizamos en esta ocasión

Electricidad

  • Voltaje: 230 V
  • Frecuencia: 50 Hz
  • Clavijas: Tipo G

type_g_large-150x130

Diferencia horaria

Existe una diferencia horaria, respecto a la península de 5 horas

Guía de viaje

9788408214502

Itinerario:

Día 1: JOHOR BARU – SINGAPUR  

Día 2: SINGAPUR -DOHA -BARCELONA

Diario de viaje:

DIA 53 LUNES 29-8-22

JOHOR BARU – SINGAPUR 

Nos lo tomamos con calma y a las 11 estamos en la entrada del tren que nos llevará a Singapur. En la misma terminal se puede cambiar dinero si te sobra algo de ringgits malayos, nosotros los cambiamos por dólares de Singapur. El cambio en este momento con el euro es 1 €= 1,4 Singapur $. Los trámites en frontera para salir de Malasia son muy rápidos.

singapur22_103

En 5 minutos llegamos a Singapur, pero hemos cometido un error de novato, que es no haber buscado los trámites para entrar en Singapur. Hay que rellenar un cuestionario  y con eso ya lo consigues. Como nosotros no lo hemos hecho, muy amablemente nos lleva un oficial a una dependencia donde rellenamos el impreso de rigor. Con esta tontería ya hemos perdido media hora. Nosotros pensábamos que el tren de Malasia nos dejaba al lado del MRT, que es el metro de Singapur, en Woodlands, pero  no. Cogemos uno de los muchos buses que van a Woodlands, hay que pagar con tarjeta o la tarjeta de transporte de Singapur. Como solo tenemos a mano una tarjeta, pagamos solo un billete.

Al llegar a Woodlands, cometemos el segundo error que es comprar la Singapore Tourist Card, cuesta 10 $ y dura 24 horas, la de 48 horas 16 $ y la de 3 días 20 $. Nosotros entre una cosa y otra la compramos a las 2 de la tarde, con lo que no es demasiado útil, además pagas 10 $ por la tarjeta que cuando la devuelves te lo retornan.

Se puede comprar en unas cuantas estaciones, una es la Chiangi Aeroport, lo cual va muy bien si llegas en avión. Devolverla, se puede en cualquiera de las estaciones.

Como no tenemos ni idea de donde dejar las mochilas, preguntamos en una oficina de información de Woodlands y nos dicen que nos vayamos a Chinatown, que allí seguro que encontramos algún sitio. Nos da pereza esta opción y como sabemos que hay consigna en el aeropuerto, allá que nos vamos. Son 30 km de nada, con lo que tardamos casi una hora en llegar. Preguntamos a las señoritas de Qatar Airways a ver si las podemos facturar ya, pero nos dicen que todavía no está abierta la entrega de equipajes. No nos extraña, quedan casi 12 horas para el vuelo.

En la consigna hay una cola espectacular, y no será porque es barato, ya que una maleta de cabina o bolsa pequeña cuesta 10$ y las mochilas y maletas más grandes 15 $, eso sí, 24 horas. Ahora recordamos que la última vez que estuvimos en Singapur, dejamos 2 de las bolsas en un hotel de Chinatown y nos cobraba 1 $ por bulto!!!!!! Y  nos enfadó…..

singapur22_088

Creemos que es un atraco a mano armada el precio de la consigna, pero no nos queda otra. Se encuentra en Arrivals de la Terminal 1, pero en la terminal 3 también hemos visto una de la misma empresa.

Volvemos a coger el metro y nos bajamos en Raffles Place, los transbordos son muy largos en general, con lo cual creemos que vale la pena alguna estación de más si te evitas el transbordo.

Hay que reconocer que viene con mucha frecuencia y que todo funciona muy bien. Ya son las 4 y no hemos comido, con lo que en la misma estación de metro, buscamos un sitio donde comer. Vemos uno que hay platos de pasta, y nos pedimos uno de pasta al pomodoro, que lleva gambas, almejas y mejillones, y otro de pasta al aglio. Nos cuestan 20 $, pero disfrutamos comiéndolos.

Las estaciones de metro de Singapur tienen de todo, farmacias, perfumerías, tiendas de ropa, de calzado, y muchos establecimientos de comida de todo tipo, hay comida asiática, pero también  hay hamburguesas, pizzerías etc.

Salimos a la calle y nos encontramos una ciudad tan preciosa como la recordábamos. Con esculturas por doquier, por nombrar alguna, hay de Dalí o de Botero, que son los que yo conozco, pero hay muchas más.

Paseamos por el barrio colonial, repleto de arquitectura antigua y museos imprescindibles. A orillas del rio, se encuentran los restaurantes, bares y locales nocturnos de  Boat Quay, Clarke Quay y Roberson Quay. Más al este, el rio desemboca en la llamativa Marina Bay, donde se encuentran Marina Bay Sands y Gardens by the Bay.

Paseamos, llegamos al Merlion, foto de rigor, ya que justo enfrente, está el hotel icono de  Singapur, con perdón del Raffles Hotel. Es el Marina Bay Sands, que son tres torres de habitaciones y en al parte de arriba se unen con una construcción que es una piscina infinita, alucinante. No me importaría alojarme algún día en este hotel. Se puede acceder a un mirador, pagando una cantidad, pero a la piscina solo van los clientes.

 

singapur22_042

A unos cientos de metros se encuentran los Gardens by the Bay. Es un jardín botánico del s XXI, una fantasía de 101 Ha, llena de biodomos futuristas, supertrees, con alta tecnología y esculturas extravagantes. La Flower Dome o cúpula de flores reproduce los climas mediterráneos secos del mundo y el Cloud Forest es un bosque tropical de montaña con cascada incluida.

Dos supertrees están conectados por una pasarela con vistas espectaculares de los jardines, la ciudad y el mar de la China Meridional. A las 19:45 y a las 20:45, hay un espectáculo de luz y sonido en los supertrees. Hay un jardín malayo, indio y chino. Como estamos en la mitad del año nuevo chino, hay unas esculturas hechas de papel con simbología típica de este país, aunque también hay una de Corea. Una de las figuras son 5 tigres, no es porque este año sea el año del tigre, sino que los chinos creen que el tigre protege a las personas del mal. El hecho de ser cinco es por las virtudes que se buscan

Todo es gratuito, excepto el bosque tropical y las pasarelas que cuestan a los turistas 28 $. Los de Singapur pagan algo menos. Es un sitio muy agradable para estar, ya sitios donde venden helados, bebidas y comidas. Eso sí, hay que preparar el bolsillo, nosotros compramos una botella pequeña de agua y nos cuesta 2 $, mientras que en un supermercado la de 1,5 litros cuesta 0,7 $.

Volvemos al aeropuerto y devolvemos en la terminal 2 la tarjeta, está todo muy bien indicado. Para comprarla también hay que ir a la Terminal 2, en el resto de terminales no hay posibilidad.

Hay que tener en cuenta que el metro te deja en la Terminal 3 y para ir a la Terminal 1 que es donde sale nuestro vuelo hay que coger un tren.

En la terminal 1 hay una instalación de energía cinética con miles de bolas que es la más grande del mundo. Hay una cascada espectacular que va cambiando de color con la música que suena. Hay que tener en cuenta que a las 10 de la noche cierra, con lo que hay que ir antes. Otras atracciones es un mariposario, internet gratuito, teléfonos gratuitos para llamadas nacionales, piscina, gimnasio, spas, etc. Por supuesto hay decenas de restaurantes de todos los tipos, incluso hay un supermercado donde se venden todo tipo de exquisiteces, como un queso que me encanta, que se llama Cambozola, eso sí, a 60 € el quilo!!!!!!

singapur22_152

Los pocos dólares de Singapur que me quedan los cambio por US $ que siempre van bien.

Ahora entiendo que el fin de semana los habitantes de Singapur se vayan a Malasia, para ellos todo es baratísimo, ya para nosotros es aceptable, pues para ellos es regalado.

Para volver facturamos las mochilas a Barcelona, veremos si llegan… ya sin peso, nos vamos a pasar inmigración que es una máquina donde pones el pasaporte, pasas una barrera y te hace una máquina una foto y para dentro.

DIA 54 LUNES 30-8-22

SINGAPUR -DOHA -BARCELONA

Buscamos un sitio tranquilo, ya que quedan 3 horas para nuestro vuelo. Sale puntual, tardamos 8 horas en llegar a Doha, podemos dormir bastante. Al poco de entrar en el avión, nos dan un bocadillo y una magdalena con bebida. Cuando queda poco para llegar nos traen el desayuno que es una tortilla con salchicha, un pequeño recipiente con fruta, un yogur, un croissant y mermelada. De beber, café no tienen, pero si zumo de naranja.

 

Al llegar pasamos el control de seguridad y nos toca esperar 2 horas hasta que sale el avión a Barcelona. Este aeropuerto es inmenso, tiene más de 90 puertas solo de la C, que es de donde sale el nuestro.

Nos dan de comer, muy parecido a lo del otro avión. Al cabo de 7 horas llegamos a Barcelona, muy cansados, pero contentos de llegar a casa y poder descansar.


																							
A %d blogueros les gusta esto: