Senegal

snNavidad del 2015

Saint Louis, Casamance, Cape Skirring, Dakar, Lago Rosa

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Es quizás una de las mejores opciones para introducirse en la África Negra, dado que es relativamente seguro, con instalaciones de hoteles y restaurantes aceptables y, sobretodo, con gente bastante amable y encantadora. Si nunca has viajado a esta parte del Mundo, los mercados te parecerán coloridos, las barcas de los pescadores muy bonitas y es un buen sitio si no hablas bien inglés, ya que ellos tampoco saben mucho. ¿Que pasa si ya llevas varios países de la zona? Pues no aporta mucho, apenas hay parques de animales (Ninguno bueno) y a nivel histórico y monumental no nos impresionó nada. Nos falta el País Bassari en la que todos los viajeros nos han dicho que es lo mejor de Senegal, pero no pudimos llegar por un problema con el equipaje los primeros días.

Fecha del viaje

Desde el 23 de Diciembre al 7 de enero del 2016

Moneda
Como en todos los países africanos de la zona, utilizan el franco cefa (XOF) que tiene la ventaja que su cambio siempre es el mismo: 1€= 655 XOF (Conversor). Hay cajeros por todas partes y oficinas de cambio. La gran ventaja es que al haber cambio fijo no te has de preocupar demasiado por las comisiones

Nivel de vida

Es muy caro para ser un país africano, los hoteles mínimamente aceptables valen desde 25 €, aunque si bajas en nivel de confort encontrarás opciones más baratas. Las comidas te pueden salir desde 6 €. Lo único barato es el transporte público, pero es que es realmente incómodo viajar en ello. Mucha gente opta por contratar un guía que te espante a los “cazaclientes o falsos guías” y contratan vehículo propio

Visado

Cambia muy a menudo la legislación sobre los visados para los ciudadanos europeos. En el momento que viajamos era gratuito para estancias inferiores a 30 días, pero en el mismo año 2015 cambiaron (suponemos que se dieron cuenta que muchos viajeros se lo pensaban dos veces antes de ir)

Salud

Senegal es un país con alojamientos y restaurantes muy básicos y se ha de tener especial cuidado con lo que se come y, sobretodo, con los mosquitos ya que la zona es especialmente sensible a la malaria. En todos los hoteles que van los turistas hay redes antimosquitos y aunque en la época que fuimos no era época de lluvias, había bastantes. Como siempre hay que consultar con especialistas de Sanidad Exterior. Nosotros llevamos Malarone por si tenemos algún sintoma sospechoso. Imprescindible llevar la cartilla de la fiebre amarilla para entrar al país. (aunque a nosotros no nos la pidieron)

Seguridad

En las ciudades grandes se debe tener cuidado con los carteristas y descuideros, pero no creo que los atracos sean un gran problema si no cometes errores graves, como salir por ciertos barrios al anochecer

Transporte

Avión: Hay vuelos a Ziguinchor, que te ahorran la paliza de todo un día incómodo: Más vale consultar horarios, pues nos pareció que cambiaban muy a menudo. De hecho Air Senegal no volaba, aunque todo el Mundo te decía que si.

Tierra: El medio más habitual es el “Sept-places” que es el Peugeot 505 familiar donde se meten a siete pasajeros. El precio es de 1€ por hora de viaje. Los tres últimos pasajeros se han de sentar detrás y es una auténtica incomodidad, salen cuando se llenan. También están los minibuses que son más baratos y también salen cuando se llenan. En Dakar la estación central está en  Pikine. Hay buses directos a Mali y al país Bassari aceptablemente buenos (también salen desde Pikine)

Taxis: En Dakar no son nada honrados, has de pactar el precio pero incluso una vez pactado te intentan estafar. En el resto del país hay tarifas fijas para ir a cualquier sitio de la población, por lo que no has de regatear, igualmente has de tener cuidado y comunicarle al chofer que sabes el precio.

Barco: Aparte del ferry superturístico que va a la isla de Goré, hay un ferry especialmente interesante que es el que enlaza Dakar con la Casamance, concretamente Ziguinchor pero tiene un problema y es que hay que reservar con bastante tiempo y solo se puede reservar en persona, por lo que necesitas un contacto en Dakar. Es bastante caro pero si se consigue plaza es una excelente opción. Sale del mismo muelle que el Ferry de Goré

Horarios del Ferry a Gorée

Días Laborables Domingo y festivos
Départ de Dakar Départ de Gorée Départ de Dakar Départ de Gorée
06h15 06h45 07h00 07h30
07h30 08h00 09h00 09h30
10h00 10h30 10h00 10h30
11h00 12h00 12h00 12h30
12h30 14h00 14h00 14h30
14h30 15h00 16h00 16h30
16h00 16h30 17h00 17h30
17h00 (sauf samedi) 18h00 18h30 19h00
18h30 19h00 19h30 20h00
20h00 20h30 20h30 21h00
23h30 (vendredi) 00h00 22h30 23h00
00h45 (samedi) 01h15 23h30 00h00

Tarifs aller-retour de la chaloupe de Gorée (2016)

Nationaux Goréen Non résidents Afrique Résidents Afrique
Enfant 500 50 2 500 1 500
Adulte 1 500 100 5 000 2 500

Horarios del Ferry a Ziguinchor

Dakar-Ziguinchor Ziguinchor-Dakar
Salida : mardi et vendrediEmbarque : de 14h 30 à 17h 30

Llegada : 10h le lendemain

Salida : jeudi et dimancheEmbarque: de 11h 30 à 13h 00

Llegada  7h le lendemain

Escala a Carabane (1 hora).

Tarifas de l’Aline Sitoé Diatta (nombre del Ferry)

Catégorie Sénégalais et étrangers résidents Étrangers non résidents
1ère catégorie /cabine 2 places 26 500 Fcfa 30 500 Fcfa
2e catégorie / cabine 4 places 24 500 Fcfa 28 500 Fcfa
3e catégorie / cabine 8 places 12 500 Fcfa 18 500 Fcfa
4e catégorie / fauteuil pullman 5 000 Fcfa* 15 500 Fcfa

Electricidad

Los enchufes son en general igual que en Europa.

Diferencia horaria

Misma zona horaria que en Canarias, o sea, se ha de retrasar 1 hora al horario peninsular de Catalunya.

Guía de viaje

Lonely Planet, Guía Azul y Trotamundosazzul www indi

ITINERARIO

Día 1:  BARCELONA- CASABLANCA – DAKAR (YOFF)
Día 2: DAKAR (YOFF)– ISLA DE GORÉE – DAKAR (YOFF)
Día 3: DAKAR – SANT LOUIS
Día 4: SANT LOUIS
Día 5: SANT LOUIS – DAKAR
Día 6: DAKAR – ZINGUICHOR
Día 7: ZINGUICHOR
Día 8: ZINGUICHOR – CAP SKIRRING
Día 9: CAP SKIRRING – KABROUSSE – DJEMBERING – CAP SKIRRING
Día 10: CAP SKIRRING – OUSSOUYE
Día 11: OUSSOUYE – ELINKINE – ISLA KARABANE
Día 12: ISLA KARABANE – ZINGUICHOR
Día 13: ZINGUICHOR – DAKAR
Día 14: DAKAR – LAGO ROSA – DAKAR
Día 15: DAKAR – TOUBA – DAKAR
Día 16: DAKAR – BARCELONA

Diario de viaje

DIA 1      23-12-2015   MIERCOLES

BARCELONA- CASABLANCA – DAKAR (YOFF)

Vamos al aeropuerto con el metro hasta Ciudad Sanitaria y luego cogemos el 46 hasta la terminal 1. Se tarda un poco más que con el A1, pero el coste es de 1 € contra 6 €. Tenemos tiempo, es una buena hora y llegamos sin novedad a la terminal. Nos habían prometido un cambio de categoría del vuelo ya que la compañía cambió el horario y nos impedía coger el enlace en Casablanca. Luego resulta que nada de nada, al revés nos dan asientos separados en los dos vuelos!!!!!

Ahora en el aeropuerto de Barcelona hay wifi gratis, ¡¡¡¡Ya era hora!!!!, así pasa más rápido el tiempo.

El vuelo tenía que salir a las 18:40, pero  sale tarde. Llegamos bien, ya que una cosa que no teníamos en cuenta es que hay una diferencia horaria de una hora, con lo que podemos pasar el control de seguridad y aún nos sobra tiempo, para chequear correo. En el aeropuerto de Casablanca te dan media hora gratis.

Sale el vuelo tarde también, pero llegamos a la hora prevista, suponemos que ya ponen la hora de llegada con el retraso correspondiente, que son las 1:50 AM.

Al llegar al control de pasaportes hay una cola inmensa, pues los nacionales y los extranjeros, todos, han de pasarlo y tienes que dejar tus huellas en una máquina de los índices de las dos manos.

El aduanero nos atiende en castellano, que detalle.

Vamos a buscar los equipajes y oh sorpresa!!!! No llegan, con lo que tenemos que hacer la reclamación y perder mucho más tiempo. Mientras tanto, hemos comprobado que en la salida hay un señor con una pizarra con nuestro nombre. Menos mal que algo, sí que ha salido bien. Nos dicen que mañana a las 6 de la tarde llamemos al aeropuerto a ver si hay suerte.

Nosotros, al contrario que en otros viajes, nos hemos confiado y no llevamos nada de ropa de recambio, ni para el aseo, solo un peine ….

Llevamos toda la ropa de abrigo puesta y al llegar nos reciben unos 25 grados, que nos hacen quitarnos todo lo que podemos, pero claro llevamos camisas de manga larga como lo menos calentito….P1000934 (Medium)

Para salir del aeropuerto le tenemos que pagar el parking al taxista que son 1500 CFA, ya que lleva mucho rato esperando. Llegamos rápido, porque ya que llegábamos a unas horas tan intempestivas hemos reservado un hotel en la misma carretera del aeropuerto. Nos cuesta 5.000 CFA.

En la Ville d’Hotes Malaka , nos dan la habitación, que no es para tirar cohetes, pero son las 4 de la mañana y estamos muy cansados. El baño no está dentro, pero somos los únicos huéspedes de la planta baja, con lo que es para nosotros. Nos cuesta 36 € con desayuno incluido.

DIA 2      24-12-2015     JUEVES 

DAKAR (YOFF)– ISLA DE GORÉE – DAKAR (YOFF)

A las 9 ya nos despertamos, con muchas incertidumbres por el tema del equipaje. El desayuno está muy bien, fruta fresca en abundancia, mermelada casera, mantequilla y quesitos con una baguette buenísima.

Solo teníamos la primera noche reservada porque en la web de Booking decía que no había sitio. Le preguntamos a ver si hay suerte, y no solo nos dice que si que tiene habitación, sino que nos sube al piso de arriba, donde la habitación es mucho más bonita, con un balcón incluido, y además tiene aire acondicionado y mejores vistas, al mismo precio.

Con un problema menos, decidimos ir a la isla de Gorée. Cogemos un taxi por 3.000 CFA que es el precio que nos ha dicho nuestro anfitrión tenemos que pagar. Está muy lejos el embarcadero, más de 8 km de autopista. Llegamos y tenemos la sorpresa de que acaba de salir un ferry a las 10  de la mañana y el siguiente no sale hasta las 12, ya que hoy es fiesta en Senegal.

Compramos los billetes por 5.200 CFA ida y vuelta cada uno, los locales pagan 100 CFA!!!!. Se nos acopla un señor que habla perfectamente castellano porque había trabajado para Pescanova y se ofrece como guía para la isla. Nosotros no tenemos el cuerpo para guías y le decimos que muchas gracias, pero que no. Nos pide 12.000 CFA que es una barbaridad. Al cabo del rato, en la isla, lo veremos con una pareja de italianos, nos alegramos por él.DSC_0049 (Medium)

Otra mala noticia es que los billetes para el ferry que queríamos coger hasta la Casamance que sale dos días por semana, los martes y los viernes, está lleno. Otro cambio de planes a la vista. Ibrahim, nuestro nuevo amigo senegalés, nos dice que si lo cogemos de guía, a la vuelta de la visita nos podrá conseguir asientos para el ferry. El problema, es que no nos convence ir 10 horas o más en unas butacas para llegar a Ziguinchor, aparte de que no tenemos todavía las mochilas.

A las 12, pasamos un control de seguridad donde nos miran los bolsos y mochilas. El ferry dura unos 20 minutos y es muy agradable el paseo.

Llegamos a Gorée, donde se ha de pagar una tasa turística de 500 CFA por persona. Es una isla sin coches, con lo cual es muy tranquila, la gente te intenta vender cosas, pero sin agobios, con una sonrisa les dices que no y ya está. Hace unos años la proclamaron patrimonio de la humanidad por la Unesco. Desde entonces se están restaurando cosas, pero queda mucho trabajo.

Está a solo 3 km de tierra firme, pero parece otro país. Hay bastantes ferris cada día, para los autóctonos, pero sobre todo para los turistas de raza negra que vienen de todas partes para ver sus raíces. Hay un festival de la Diáspora que se celebra en Diciembre, que estudia la conexión entre América y África a través de la música, el cine y realiza mesas redondas.

La atracción más famosa es la casa de los esclavos, una casa de color salmón no muy grande que se ha convertido en museo para que no se olvide la terrible odisea que vivieron más de veinte millones de personas que fueron arrancadas de sus lugares de origen para ser vendidos como esclavos para las plantaciones americanas de azúcar y de algodón.

Hay teorías que dicen que realmente de esta isla salieron muy pocos de estos esclavos, unos 300 al año, pero da lo mismo la cantidad, es una aberración y no se debe olvidar.

Hay unas cuantas habitaciones con rótulos en la entrada, desde la habitación para los hombres, las mujeres, los niños y las chicas jóvenes que tenían mayor valor si eran vírgenes, los rebeldes y la habitación de castigo. Todo esto está en la planta baja, en la planta de arriba vivían los señores propietarios con unas salas espaciosas y con vistas al mar.DSC_0015 (Medium)

Había una habitación para pesarlos ya que debían tener un peso mínimo de 60 kg. Les daban unas judías muy nutritivas y en el momento que llegaban les marcaban con un hierro al rojo vivo y ya estaban listos para embarcar hacia el nuevo mundo. Los que no llegaban los tiraban allí mismo al mar para deleite de una colonia de tiburones que estaba fija al ladito de la casa.

Hay muestras de los grilletes que les ponían en los pies y en el cuello, terrorífico.

Cierran al mediodía de 12:30 a 14:30, con lo que hay que tenerlo en cuenta de cara a volver con el ferry. Cuesta 500 CFA la entrada y la conservación de esta casa con todo lo que conlleva fue gracias a la persistencia de un soldado senegalés que luchó en la primera guerra mundial y que se empeñó para que la gente no olvidara. Le han dado un montón de condecoraciones, incluso la Unesco lo distinguió con un premio. Murió hace pocos años, pero parece que el relevo lo ha cogido su hijo.

Nos vamos a visitar el castillo, en el extremo sur de la isla, construido por los holandeses en el S XVII. A lo largo de los siglos fueron añadiéndose construcciones, como los impresionantes cañones de la segunda guerra mundial que hundieron un barco británico. Al subir se pasa por las casas de los discípulos de Baye Fall. Es un discípulo del famoso Cheikh Amadou Bamba que a principios de siglo puso muy nerviosos a los franceses y lo exiliaron a Gabón. Cuando se dieron cuenta que era pacifico, le ayudaron en sus propósitos y ya no lo molestaron más. Su hermandad cuenta con más de 2.000.000 de seguidores, son los de la Hermandad Mouride. Su discípulo el Cheikh Ibra Fall, renunció al estudio del Corán y a hacer el Ramadán, porque decía que necesitaba dedicar todo su tiempo y energía a trabajar. Se distinguen por sus mechones rastafari, sus pesados amuletos de cuero con retratos de su morabito y su ropa de retazos. Siguen siendo unos grandes trabajadores en la zona de Touba donde desbrozan campos y construyen mezquitas.P1000801 (Medium)

Estas hermandades tienen gran poder en Senegal y los políticos lo saben  y lo tienen en cuenta cuando hay elecciones cerca. Además controlan gran parte del comercio y del cultivo del cacahuete.

Ahora entendemos unas pinturas que hemos visto en muchas casas que son las imágenes de dos hombres cubiertos con un velo, uno vestido de blanco y otro de negro. Son los retratos de estos dos morabitos tan importantes. Muchos garajes y sastrerías llevan sus nombres, y los microbuses están pintados con sus palabras, todo ello para expresar identidad religiosa y ofrecer protección espiritual.

Mientras el Islam ortodoxo afirma que cada creyente tiene acceso directo con Alá, en Senegal y Gambia la fe suele canalizarse a través de intermediarios santos (morabitos) a los que se atribuyen poderes divinos y hacen de enlace entre Dios y su pueblo.

Al lado del castel hay una mezquita que están restaurando que es la más antigua de Senegal en piedra.

Bajamos hasta el museo, pero no entramos, preferimos seguir paseando por las tranquilas calles llenas de buganvillas enormes y con los niños jugando a futbol o bañándose en la playita.P1000797 (Medium)

Nos sentamos a tomar una cervecita fresca y una ensalada en un restaurante que hay enfrente del mar y  nos sienta de maravilla.

Cogemos el ferry de las 4:30, muy buena hora para llegar a tierra firme. Un taxi que nos lleva por 3500 CFA al hotel, donde descansamos un poco para hacer tiempo a ver si nos ha llegado el equipaje.

Nuestro anfitrión llama por teléfono al aeropuerto a las 6 de la tarde, pero todavía no han hecho la lista. A las 8 vuelve a llamar y no saca nada en claro. Nos lleva al aeropuerto con la familia, que se nota que van a cenar con amigos, pues van todos de 21 botones. Al llegar y pasar por un montón de controles, solo ha llegado una de las mochilas, la de Antonio, la otra dicen que a lo mejor llega a las 12 de la noche o en el avión de las 2 de la mañana….. ya estamos otra vez sin saber que hacer mañana. Decidimos levantarnos muy pronto y antes de desayunar ir al aeropuerto a ver si hay suerte y ya ha llegado.DSC_0024 (Medium)

Cogemos un taxi por 2000 CFA que nos lleva al hotel, donde dejamos la mochila y nos vamos a cenar a Chez Katia, a 100 metros de nuestro alojamiento. Nos pedimos una pizza con cervezas y nos cuesta 9.400 CFA, tarda bastante, pero es muy buena. Creemos que nos ha tocado el camarero lento, aunque el sitio vale mucho la pena, y de hecho compartimos mesa con una pareja que no tenía.

Van todos súper arreglados, sobre todo las mujeres que van con sus mejores galas, guapísimas, altísimas y estupendas. En cambio nosotros, sobre todo Trini, va bastante sencilla, ya que la camiseta de Antonio no le favorece demasiado.

DIA 3     25-12-2015    VIERNES

DAKAR – SANT LOUIS

Hoy nos hemos levantado muy pronto para ir al aeropuerto a ver si hay suerte. Cogemos un taxi y nos lleva por 2000 CFA, pero no ha llegado tampoco hoy. Nos enseñan en la oficina una larga lista de equipajes que no han llegado. Nos confirma que en cada vuelo faltan unos cuantos, pero que al final siempre llegan. Eso no nos consuela, pues nos está cambiando los planes que teníamos previstos, además no les comunican nada desde la compañía aérea y pueden ser 2, 3, 4 o más días.

Para hacer un poco más de tiempo decidimos ir al norte, a Sant Louis, ya que hemos leído que hay un festival muy interesante en estas fechas de unos farolillos, y es una ciudad que es Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.

Cogemos un taxi que nos lleva a la estación de autobuses Pikine, una nueva que sustituye a la de los Pompiers, que es la que sale en la guía.

Hay una furgoneta que casi está llena cuando llegamos y solo esperamos media hora a salir. Son 5 horas de un viaje pesado, pues hace mucho calor y vamos muy apretujados, aunque se mantienen los asientos 4 por fila, lo cual nos indica que está más  o menos organizado. Hay unos carteles con el nombre de las ciudades y el precio de las furgonetas y el de los 7 places.

P1000829 (Medium)

Nosotros pagamos 3200 CFA cada uno y nos cobran 1000 por la mochila. Aquí creo que nos la cuelan, pero no tenemos ganas de discutir.

Llegamos sin novedad a la estación de autobuses que está en las afueras y cogemos un taxi que por 1500 CFA nos lleva al hotel que hemos reservado, el Auberge de Jeunesse du Sud. Está justo pasado el puente construido por Eiffel a la izquierda. Hace 6 meses que lo han abierto y está todo muy nuevo. La habitación con baño dentro y desayuno nos cuesta 30 €.

Hoy es viernes y además el día de Navidad con lo que la ciudad está a medio gas. Vamos a la oficina de turismo donde una chica muy maja nos informa de todo lo que podemos hacer en la ciudad y alrededores. Todos ofrecen lo mismo, ir al Lengua de Barberie que está a unos 20 km al sur, a un parque de pájaros de Djoudj donde según nos dice hay miles de pelicanos, cocodrilos y muchos más animales a 65 km al norte. Tours de 2 o 3 días por distintos pueblos justo en la frontera con Mauritania, tours por la ciudad a pie o en calesa de caballos, etc., le preguntamos por el festival de farolillos y nos dice que este año no lo harán!!!!!

La ciudad fue fundada en 1659, siendo la primera colonia francesa en África. La ciudad, gracias al comercio de esclavos entre otros, se convirtió en una rica y extensa población marcada por la cultura cosmopolita de su importante comunidad métis o mestiza. Las signares, mujeres mestizas, casadas con acaudalados comerciantes europeos que pasaban una temporada en la ciudad, son el mejor ejemplo de esta mezcla.DSC_0086 (Medium)

En 1885, quedó comunicada con Dakar por ferrocarril. Su aspecto era muy parecido al actual, con su sistema viario simétrico y sus característicos edificios portugueses y franceses de sombreados patios, balcones de hierro forjado y grandes puertas construidas con enormes piezas de madera.

En 1895 se convirtió en la capital del imperio colonial francés, que se extendía por el actual Senegal, Sudán, Guinea y Costa de Marfil. Sin embargo en 1902 la capital se trasladó a Dakar y empezó su declive. En el año 2000 fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, lo que ha hecho que algunos particulares hayan restaurado algunos edificios y hay un proyecto para ayudar a los propietarios sin recursos a que cuiden las estructuras históricas.

Nos vamos a la Península de la Langue de Barberie a comprar algunas cosas como gel, unas chanclas, cepillos de dientes etc.

Encontramos de todo y vemos muchos niños jugando por las calles a futbol, personas comprando en el mercado frutas, carne o cualquier cosa que necesiten.

Después de un buen rato deambulando por las bonitas calles llenas de mansiones en bastante mal estado decidimos buscar un sitio para cenar.

Nos decidimos por una  hamburguesería pizzería , llamada Cotango, en la rue Abdoulaye Seck cerca  del Iguane Café, muy musulmana pues hay cuadros de la Meca y oraciones por las paredes. Igualmente preguntamos si tienen cervezas y como es normal nos dicen que no, pero que si queremos ir a comprarlas a un bar que hay justo al lado llamado Embuscade Bar, no les importa que las traigamos. Que buen rollito, porque claro, unas hamburguesas con Coca-Cola no es lo que nos apetecía más. Las hamburguesas nos cuestan 1500 CFA cada una y la cerveza Gazelle 1000 CFA.

Nos volvemos al hotel, acompañados por los cánticos de las mezquitas que al ser viernes están muy pesaditos la verdad.

DIA 4      26-12-2015     SABADO

SANT LOUIS

Hoy lo vamos a dedicar a deambular por esta ciudad sin prisas y a descansar un poco de tanto ajetreo, que ya tenemos una edad.

Desayunamos y nos dan la típica baguete recién hecha, crujiente con mermelada, mantequilla y cafés.

En la Lonely hay un recorrido a pie por toda la isla que es el que vamos a seguir más o menos. Nosotros como estamos alojados y cerca del puente Faidherbe, hacemos caso del recorrido ya que nos va bien.

Pasamos por el palacio del Gobernador, el Hotel de la Poste, famoso porque alojaba a los pilotos que hacían el servicio de correo colonial o Aeropostale.P1000811 (Medium)

Llegamos a la Grand Mosque, que están restaurando, donde no nos dejan entrar. Seguimos hasta el extremo norte, donde se ve la Isla de Bop Thior, donde se fabricaron la mayoría de los ladrillos de Saint-Louis.

Dejando atrás el campo de futbol, donde hay un partido jugándose, nos adentramos en los barrios militares.

Vemos muchas mezquitas, algunas mejores que otras, pero todas llenas de niños y no tan niños aprendiéndose el Corán, horas y horas. Vemos también a mucha gente que cumple a rajatabla las 5 oraciones diarias del Islam, en cualquier sitio sacan una alfombra o un trozo de cartón y a rezar.

También es verdad, que nadie se mete con nosotros, vamos tranquilamente paseando y cada uno a lo suyo. Nos ha sorprendido gratamente que algunas personas se acercan a ofrecer sus servicios de guías, choferes o para vendernos cosas, pero que cuando les dices con una sonrisa que no quieres nada, te dejan tranquilo, no son nada pesados como en otros lugares.

Más adelante vamos por el puente Mustapha Malick Galle a la península de Barberie. Aquí nos encontramos barrios abarrotados de pescadores que están remendando las redes en medio de la calle y señoras vendiendo el pescado fresquísimo acabado de pescar. Hay, según la guía, más de 3000 barcas en este pequeño enclave, no sé si hay tantas pero hay muchísimas, algunas con el escudo del Barça pintado y con la bandera del club de futbol.DSC_0068 (Medium)

Otra cosa que vemos es el “Bou el Mogdad”, un crucero clásico del Senegal. Desde la década de 1950 a 1980, este bonito y pequeño buque surcaba el río Senegal en ambas direcciones, conectando pueblos y facilitando el comercio. Se hizo un embalse y cesó la actividad del barco.

Jean Jacques Bancal, director de Sahel Découverte, lo echaba de menos y decidió traerlo de vuelta. En noviembre de 2005 el barco regresó al rio, y por primera vez en décadas, el famoso puente Faidherbe se abrió con un chirrido. Hacen circuitos de 3 a 6 días, aunque también se puede embarcar 1 o 2 días si no hay mucho presupuesto. 6 días con pensión completa cuesta unos 450 € por persona.

Para comer vamos a La Linguerie, que la recomiendan en todas la guías que llevamos. Pedimos couscous de pollo y poisson grille. Está todo buenísimo, nos cuesta con 1 botella de agua 7500 CFA. Muchos turistas con sus guías están comiendo aquí, es muy recomendable.

A la tarde nos vamos a la zona moderna que no tiene ningún encanto, pero queremos comprar alguna cosa que necesitamos, ya que nos falta una mochila y es el lugar.

Para cenar nos vamos al mismo restaurante de anoche y nos pedimos una pizza de atún para los dos. Está muy buena con mucho queso como nos gusta, vamos a comprar una cervecita al lado y cenamos como señores. La pizza cuesta 3.000 CFA.

Nos han enviado del hotel de  Dakar donde nos alojamos las dos primeras noches, un mail diciendo que la segunda mochila ya está en el aeropuerto y la podemos ir a buscar. A ver si es verdad y ya se soluciona este problemilla.

DIA 5    27-12-2015    DOMINGO

SANT LOUIS – DAKAR

Desayunamos pronto  y nos vamos con un taxi a la estación de buses por 500 CFA. No tardamos ni 5 minutos en salir pues se llena en un santiamén y volvemos hacia Dakar. Nos cuesta 10.500 CFA con equipaje incluido los dos.

Tardamos 4,5 horas en hacer los 250 km que hay hasta la capital. En Pikine, que es la única estación de buses de Dakar, miramos de donde salen los 7 places para Zinguichor en la Casamance. Preguntamos y nos dicen que no se sabe cuánto tardan pues depende del ferry que te lleva  por Gambia hasta la otra parte que ya es Senegal.P1000825

Cogemos un taxi que nos lleva al hotel Ville Mukala donde en principio hemos reservado una habitación pero que no nos han contestado. Nos cobran 3000 CFA por llevarnos un taxi.

Llegamos y no sabemos si tenemos habitación o no, nadie sabe nada y los dueños de la casa no están. La sirvienta les llama y nos pasa el teléfono pero no les entendemos demasiado. Como no sacamos nada en claro, les decimos que nos vamos al aeropuerto a buscar el equipaje y que luego ya nos dirán lo que hay.

Apalabramos un taxi, que nos llevará, se esperará unos minutos y nos volverá a traer al hotel por 3.000 CFA. La mochila está, pero la reclamación tendrá que esperar, pues la chica que se ocupa está atendiendo un vuelo que acaba de llegar y no tenemos ganas de esperar un rato con el taxi en el parking para llevarnos al hotel.

Llegamos al hotel  y nos dan una habitación pero al cabo de unos minutos  nos dicen que esa habitación está reservada y que si no nos importa nos arreglaran la habitación de la sobrina que vive con ellos y ella se irá a casa de un amigo a dormir. Por nosotros nos está bien, aunque nos sabe mal por ella.

Nos vamos a comer a la playa que según la guía es muy bonita, pero nosotros no le vemos el encanto en ningún sitio. Está muy sucia, hay chicos que se acercan a ver si consiguen algo y muchas turistas de cierta edad que han venido a tener una experiencia sexual con un chico negro y guapo que las acompañe en sus vacaciones.

No vemos ningún restaurante que nos guste, con lo que volvemos al Chez Katia, donde nos comemos un pollo con patatas fritas y cervezas por 9.000 CFA.

Nos vamos a pasear por el barrio pero no hay nada de interés, solo hay un centro comercial, básicamente para blancos expatriados, con supermercado, tiendas de ropa y de deporte. Con dinero tienes de todo lo que puedas querer, es como si estuviéramos en un supermercado en Europa. Hay quesos buenísimos, vinos de todas partes, chucherías, carnes, pescados etc. eso sí, al triple del precio que pagarías en España.

Descubrimos una tienda al lado de Chez Katia que venden cerveza fresca, compramos una  y nos la llevamos a la habitación, ya que no hay mucho más que hacer.

Pagamos el hotel, pues nuestra intención es salir muy pronto mañana por la mañana y nos cobra 15.000 CFA, ya que no queremos desayunar.

DIA 6     28-12-2015     LUNES

DAKAR – ZINGUICHOR

Ponemos el despertador a las 6 de la mañana pero es noche cerrada, decidimos esperar un poco, al final salimos a las 7 de la mañana, pero sigue siendo noche cerrada. Cogemos un taxi que por 3.000 CFA nos lleva a la estación de buses, tardamos bastante porque hay congestión en la carretera.P1000838 (Medium)

Cuando llegamos hay un 7 places que ya tiene 2 plazas vendidas, con nosotros ya somos 4, pero faltan 3 más, ya veremos cuanto rato tendremos que esperar. La persona que se sienta junto al conductor no lo vemos y es el que llega el último. Lo tenía reservado y nos ha hecho esperar a todos…

Salimos a las 8,30 de la mañana y nos encontramos un atasco importante para salir de la capital, pero luego ya va todo mucho mejor. La carretera en casi todo el trayecto está en muy buenas condiciones, excepto en unos tramos donde tenemos que coger una desviación porque la están arreglando.

Pasamos por Saly, que es la zona donde muchos turistas llegan a los complejos turísticos y ya no salen en todos los días, pues tienen de todo lo que necesitan. Alcohol, drogas, sexo y comida hasta hartarse.

Seguimos bajando por Mbour, y de allí a Kaolack, Farafenni, ferry para pasar el río Gambia, Bignona y Ziguinchor.

En Kaolack hay un atasco y no sabemos qué pasa. Hay muchos chicos jóvenes al lado del Tribunal y la policía los disuelve con gases lacrimógenos y haciendo amago de disparar. Preguntamos a nuestros compañeros de viaje y nos dicen algo de “homosexual”. No entendemos nada, pero luego en la radio parece que dicen algo de un matrimonio homosexual y no sabemos si eran personas en contra o a favor o que.

Llegamos a la salida de Senegal y un señor muy simpático nos sella el pasaporte y nos dice que él es de Casamance y que es muy verde y bonito como España.

A la entrada de Gambia el guardia fronterizo nos pide 2.000 CFA a cada uno para sellarnos el pasaporte. Le pagamos, aunque sabemos que es un abuso de poder ya que no tenemos que pagar nada por pasar Gambia.P1000845 (Medium)

Llegamos al ferry en Farafeny, a 1 km nos ha pedido el chofer 200 CFA por persona para pagar el ticket. Hay una gran cola para embarcar, muchos camiones, autobuses y particulares. Nuestro chofer nos dice que si le pagamos 2.000 CFA la cosa se puede agilizar. Como nos cabrea que por ser blancos seamos los paganos, decimos que no, que a esperar.

Se nos acerca un policía y nos pregunta que de donde somos, que él tiene un hermano en Barcelona, hace 25 años, bla, bla, bla. Esperaba que pagásemos y como no lo hacemos se va.

Tenemos suerte porque hay dos ferris y a la primera embarcamos. Hacemos unos cuantos km y volvemos a tener que pasar a una oficina de tránsito para que nos sellen el pasaporte. Ahora nos pide el desalmado del policía 5.000 CFA. Nos resistimos un rato, diciendo que nuestra embajada nos ha dicho que no hay que pagar nada. El se pone muy borde diciendo pues no pasas, ya te puedes dar la vuelta por dónde has venido. Le pedimos un recibo y nos dice, con recibo son 15.000 CFA cada uno.

Vamos, que o pagas o pagas, pues eso, pagas. Ya sabemos que en los foros pone que discutas, te enfrentes con una sonrisa, que regatees, etc. pero cuando estás en la frontera delante de unos fornidos guardias de aduana, tu solo, pagas.

Cuando entramos otra vez en Senegal se acaban las extorsiones y todo son amabilidades. Lo que si nos encontramos, son controles cada pocos km del ejército, que miran el maletero a ver que llevamos y nos miran las caras a ver si tenemos cara de terroristas o no.

El conflicto separatista de la región estalló en 1982, coincidiendo con el comienzo del mandato del presidente Abdou Diouf y la irrupción de un brazo armado del Movimiento de Fuerzas Democráticas de Casamance, que reclama la independencia de Senegal. En un principio nació como un movimiento pacífico y democrático impulsado por el obispo de Ziguinchor.

Este pueblo animista con una fuerte determinación siempre se reveló contra la esclavitud, africana y europea y contra las tentativas coloniales de dominación.

El sentimiento nacionalista de la región ha sido alentado además por diversos factores como su situación geográfica alejada entre Gambia y Guinea Bissau, su riqueza agrícola y turística, su masa social de jóvenes y la sensación general de sufrir una cierta marginación por parte de Dakar.

Durante la década de los 90, el movimiento radicalizó sus acciones y tras varios enfrentamientos con las fuerzas de orden público creó un ala armada que protagonizó diversos atentados. El gobierno senegalés respondió con dureza y la posterior represión militar dio lugar a numerosas detenciones, algunas injustificadas y sin posibilidad de juicio.

Después de 25 años de conflicto y de treguas fracasadas, la paz parece perfilarse y por primera vez se percibe una calma que podría llevar la estabilidad definitiva a la  región. Una minúscula fracción del movimiento se resiste a entregar las armas con lo que se sigue desaconsejando circular de noche por algunos núcleos de las fronteras de Guinea Bissau y Gambia donde se supone que siguen refugiados miembros de este grupo radical. En realidad se trata de mercenarios pagados que buscan explotar sus recursos naturales.

La Casamance es un vergel que se extiende a lo largo del majestuoso río que lleva su nombre y que cimenta costumbres y cultivos a su paso entre la exuberante vegetación del trópico. Su paisaje está formado por un laberinto de riachuelos y arrozales repleto de frondosas islas, habitadas por miles de aves, entre manglares y pantanos que se puede recorrer en piragua. En esta región conocida como el granero del país, conviven distintas etnias como los pastores peul, los mandingas y los wolof. Pero son los diola, un pueblo que sigue manteniendo vivas sus más ancestrales costumbres, quienes han hecho de este exótico rincón de África, un lugar único y entrañable.

Sobre las 7 de la tarde llegamos a la estación de buses de Zinguichor y nuestro taxista nos dice que él nos lleva al hotel. No sabemos qué pensar, pero después de una trifulca con una clienta que está descontenta, no sabemos por qué, nos dice que le tenemos que pagar 5.000 CFA por llevarnos.          Le decimos que ni hablar, que por 500 CFA nos lleva cualquier taxista, con lo que nos bajamos y efectivamente cogemos un taxi honrado que nos lleva al Hotel Flamboyant. Es una institución en Zinguichor,    de los hoteles que hay, es el que tiene mejor fama, ya que los precios son ajustados y la calidad es muy buena. Está muy céntrico, además hasta final de año está de oferta, las habitaciones de al lado de la piscina con aire acondicionado 21.000 CFA y las que tienen ventilador 19.000 CFA. Las del jardín posterior cuestan 27.000 CFA.

Nos quedamos la que tiene aire acondicionado pero no es necesario, pues no lo ponemos. La habitación no tiene mosquitera, lo cual echaremos en falta, pues por la noche nos acribillan los mosquitos, además de despertarnos con su ruido. Por la tarde pasan entre las 7 y las 8 para echar anti mosquitos, pero esta primera noche no lo hacen y lo sufrimos.

Damos un paseo para estirar las piernas después de casi 11 horas de coche, pero no encontramos ningún restaurante que nos guste con lo que vamos al que hay en el hotel. Nos pedimos un pescado a la plancha y unas gambas al curry, muy buenas por cierto, con la cervecita de rigor, todo nos cuesta 10.800 CFA.

Nos vamos a descansar pues estamos muertos de cansancio.

DIA 7     29-12-2015      MARTES

ZINGUICHOR

Hoy nos lo tomamos con calma, a ver qué hacemos en los próximos días. Vemos un chiringuito donde nos tomamos un café con unas bignetes como las que tomábamos en Madagascar este verano.

A poca distancia está la oficina de turismo, donde nos atiende un chico que habla español perfectamente que se llama Kinki. Nos dice que el barco para volver a Dakar está lleno hasta el día 8. La opción de ir al País Basari, la descartamos porque implica un esfuerzo en tiempo y cansancio que no creemos que nos compense, para los pocos días que tenemos.DSC_0165 (Medium)

Al final, decidimos que no queremos volver a pasar la frontera de Gambia y sus policías corruptos y compramos un billete de avión el día 4-1 por 140.000 CFA los dos.

Nos comenta que colabora con una ONG de Barcelona llamada Casamance Pedales Solidari. La ha fundado un bombero jubilado que tenía un hijo que en sus vacaciones iba a distintos países a ayudar a la gente. Un año que estaba en Tailandia, por salvar a un chico que se lo llevaba el agua, el perdió la vida. Su padre se quedó muy tocado y pensó que haría algo para ayudar a los demás. Como a su hijo le encantaba la bicicleta, hace unos viajes solidarios cada Navidad, donde la gente se apunta, se trae su bicicleta, hace trabajos de cooperación, se divierte y cuando se van las bicicletas se quedan allí para ayudar a gente que no tiene.

Por si alguien se quiere apuntar, nos da el mail que es: projectexevi@gmail.com. También tiene pag en facebook que se llama Casamance Pedales Solidari.

Solucionado el tema de la salida de la Casamance paseamos por esta mítica ciudad.

Tiene 244.000 habitantes en la ribera del inmenso río Casamance. Escala portuguesa de la trata negrera en el siglo XVI, la ciudad, capital administrativa de toda la región, se ha convertido en un gran centro comercial y agrícola por donde circulan mercancías venidas de Guinea Bissau, Gambia y Mauritania. Esta melancólica localidad colonial    de grandes avenidas y majestuosas mansiones con aire decadente debe su nombre a los izguinchos, antigua tribu asentada aquí antes de la llegada de los europeos.

Vamos hacia el mercado, nada que nos llame la atención, las mismas cosas chinas de poco interés y menor utilidad para nosotros. Llegamos a la Alliance Franco- Sénégalaise que es una extraordinaria y original construcción realizada por el arquitecto Patrick Dujarric de estilo implivium diola modernizada con toques de inspiración sudafricana (ndebele). Alberga el centro cultural más activo de la Casamance, se dan cursos de francés, español o inglés  y se organizan todo tipo de actividades como conferencias, conciertos, teatro, danza, cine (esta noche dan la película Sherlock Holmes) etc.DSC_0104 (Medium)

Tiene un acogedor bar restaurante donde nos quedamos a comer, está en un bonito jardín sombreado lleno de gatos y los precios son muy económicos, lo cual nos sorprende. Para entrar y visitar la casa hay que pagar 1000 CFA, que pagamos religiosamente.

Hay dos buses que pasan por la puerta el nº 2 y el nº 5 que nos llevan al lado de nuestro hotel y pagamos 100 CFA cada uno. Son unos autobuses modernos y cómodos, al contrario de los que habíamos visto en Dakar o Sant Louis que estaban muy cochambrosos e iban hasta los topes. En este nos podemos sentar cómodamente y ver el paisaje.

Las casas implivium sólo existen en la Casamance, en el corazón del país Diola y en Nueva Guinea en Australia. Son unas viviendas circulares, de tierra rojiza, construidas con banko, material compuesto de arcilla mezclada con paja, muy práctico y excelente aislante térmico. Están dotadas de un doble techo en forma de embudo que permite la entrada de luz y el aire y que sirve, además para recoger y almacenar el agua de la lluvia. Estas casas reúnen todas las características de la arquitectura africana, son funcionales y se adaptan al clima y a la forma de vida de sus habitantes.

El interior es amplio, luminoso y armónico. La vida gira en torno al patio central, donde sus habitantes se congregan para hablar, trenzar las hojas de la fibra de palma, hilar algodón o limpiar el arroz, base de su economía. Las más grandes tienen capacidad para más de 30 personas que se distribuyen en las habitaciones que dan a la galería. Los dormitorios son pequeños y oscuros pero muy frescos.

Desde fuera, las casas parecen pequeños fuertes circulares sin apenas ventanas. En realidad, estas viviendas fueron concebidas en tiempos como auténticas fortalezas para defenderse de los ataques de otras tribus y de los colonos blancos llegados a la región. Cuando se temía algún peligro, familias, víveres y ganado se ocultaban dentro, se cerraban herméticamente las puertas centrales y la casa se convertía en un seguro fortín.

Después de la siesta nos vamos a pasear un poco al lado del río y nos acercamos al hotel Kadiandoumagne, que es una referencia en la ciudad con una situación y servicios de muy buena calidad. Es una magnifica construcción, fusión de estilos arquitectónicos y una admirable terraza restaurante sobre el rio Casamance. Nos tomamos una cervecita disfrutando de la puesta de sol. Nos cobran 1500 CFA, muy bien de precio por el sitio y el servicio.DSC_0112 (Medium)

Queríamos volver a la Alliance a cenar pero nos da pereza y compramos alguna cosilla en el supermercado que hay al lado de la gasolinera Total y cenamos en el hotel.

DIA 8     30-12-2015      MIERCOLES

ZINGUICHOR – CAP SKIRRING

Hoy vamos hacia Cap Skirring, pero primero vamos a desayunar en la calle nuestro cafetito con bignetes. Como vemos que no hay una zona clara de hoteles sino que están diseminados, miramos en booking y encontramos uno que se llama Le Tortue Bleue, que los comentarios los ponen bien y de precio nos parece correcto. Aprovechando el wifi del hotel lo reservamos pues todos los otros hoteles ya se disparan de precio y como mañana es fin de año, no queremos encontrarnos sin alojamiento.

Cogemos un taxi que por 500 CFA nos lleva a la estación de buses a los 7 places que van a Cap Skirring. Cuesta 1700 CFA más 500 CFA del equipaje. Justo al lado hay un bus que cuesta 1200 CFA pero vemos que faltan muchos para llenarlo y también sale en el momento que se llena. Hay unos chicos españoles de Cantabria que están de cooperación que han comprado el billete en el bus. Los vimos que también estaban esperando el ferry como nosotros. Nos preguntan si tuvimos que pagar para entrar y cuando les decimos el sablazo nuestro, se enfadan con razón, porque a ellos les pidieron 10.000 CFA para entrar y 10.000 para salir!!!!!! Ellos están muy cerca de la frontera con Banjul y intentaron entrar por allí, pero les pedían 30.000 CFA y sin sellar el pasaporte, lo cual evidentemente no les convencía, porque puedes tener problemas si has pasado y no consta en ningún sitio. Ellos llamaron a la embajada española en Banjul y el que les atendió por teléfono les dijo que era normal pagar esa salvajada de dinero !!!!

En media hora se llena el taxi y salimos hacia nuestro destino. Pasamos por zonas muy bonitas llenas de pájaros, garzas, heron etc… es un dédalo de pequeños ríos, lagos etc., con manglares, cultivos de arroz y de sorgo o mijo.P1000875 (Medium)

Al cabo de hora y media ya hemos hecho los 68 km que separan las dos poblaciones.

Hay una bifurcación, a la derecha vas al centro de Cap Skirring si giras a la izquierda vas donde están la mayoría de hoteles.

Cogemos un taxi que nos lleva al hotel, está a unos 2 km del centro. La habitación es muy bonita, todo muy nuevo, con un baño enorme. Nos cuestan las dos noches 38.000 CFA, aparte los 1000 CFA del impuesto turístico por persona y día.  Tenemos hasta una neverita que se agradece para poner la botella de agua y tenerla fresquita.

Nuestro vecino que es belga, nos comenta que para comer, lo mejor es encargar la comida el día anterior a los chiringuitos de la playa, porque ellos no tienen nada en stock, si lo dices, van a comprar el pescado y te lo preparan a la hora que tú quieras.

Dejamos las cosas y nos vamos a la playa, según las guías las mejores de toda África Occidental. No sabemos como son el resto de las playas de esta zona, pero sí que podemos afirmar que esta playa no tiene nada de bonita. No hay nadie bañándose, no está muy limpia y no invita para nada al baño. Hay bastantes chiringuitos para poder comer, para que te hagan un masaje, pero todo vacio. El atentado de París ha hecho mucho daño al sector del turismo y nos comentan que antes habían muchos turistas en esta temporada, pero que los aviones ahora llegan medio vacios y que a pesar de los esfuerzos de los gobiernos para tranquilizar, el turismo no quiere pasarlo mal y si tiene la menor duda de tener problemas cambia el destino a zonas menos conflictivas.

Hay un gran complejo del Club Mediterranee, enorme con cientos de hamacas vacías, vemos algún que otro turista, pero se ve desierto para la capacidad que tiene. Cada pocos metros hay vigilancia, tienes que ir al lado del agua, porque si no te echan bronca los vigilantes.

Al final, subes una pendiente y el vigilante último te tiene que abrir una puerta porque si no, no sales.

Tenemos un acompañante que se nos ha acoplado, como todos, son guías y te ofrecen excursiones a todos sitios. A él, el vigilante no le ha dejado pasar por la puerta y ha tenido que dar toda la vuelta por el agua.DSC_0029

Llegamos a un poblado de pescadores, muy autentico, el olor es muy penetrante, las barcas están regresando a la playa con las capturas del día. Las señoras vienen a coger los pescados, limpiarlos y llevarlos a vender. Vemos pequeños tiburones, los tiran en la arena porque no se los comen. Dicen que mejor que mueran pequeñitos porque si no cuando se hacen grandes se los pueden comer a ellos. Vaya despilfarro y que pena.

Cuando nos cansamos de barcas, pescadores y olor penetrante salimos a la carretera y llegamos a un restaurante que se llama La Diáspora. Nos pedimos unas pizzas y unas cervezas, muy buenas. Todo 8.000 CFA, creemos que la dueña es una italiana, porque saluda en italiano a un señor que también viene a comer.

Muy cerca está la estación de buses, donde cogemos un taxi para volver al hotel porque cae un sol de justicia.

A la tarde vamos a dar un paseo por las cercanías del hotel. Nada digno de comentar, excepto que encontramos un supermercado donde hay de casi todo, pero los precios son desorbitados, una latita de atún cuesta 3,5 €, un bote de nescafé 10 €, una botella de aceite de oliva español Hojiblanca 10 €. En otro orden de cosas un pintauñas normalito 5 €, cepillo de dientes 2 € etc. etc.,

Compramos alguna cosa y cenamos en el hotel, porque no tenemos ganas por la noche de salir a buscar un restaurante y luego volver todo tan oscuro.

DIA 9    31-12-2015       JUEVES

CAP SKIRRING – KABROUSSE – DJEMBERING – CAP SKIRRING

Desayunamos en nuestro hotel, una pasada, huevos duros, queso emmental, quesitos, maracuyá, plátanos, mermeladas varias, croissants, panes, café o te. Todo muy bueno, hoy vemos a nuestra anfitriona que es belga y ayer estuvo todo el día en Gambia comprando cosas. Se ha casado con un senegalés y es más feliz que un chincho.

Hoy lo dedicamos a ir a Kabrousse, vamos andando los 4 km que nos separan de este pueblecito. Es una de las sedes de la realeza diola, también aldea natal del mítico Aline Sitoe Diatta, héroe local, famoso por liderar una aguerrida defensa de su territorio contra las fuerzas coloniales francesas.

Según la guía es una bonita localidad que merece la pena conocer y que cuenta con alguno de los campamentos más tranquilos y alejados de la actividad turística. No se puede ir por la selva que rodea el pueblo, la mayoría formada por bosques sagrados donde no está permitido el paso a extranjeros.

Nosotros no vemos nada de interés, un pueblo destartalado, muy pobre y con unos cuantos elementos muy pesados que se pegan y no te dejan pasear tranquila ni por la carretera. Nos comentan que a 4 km ya se encuentra la frontera con Guinea Bissau.

Preguntamos por un taxi, y nos dice ¿colective?, nosotros decimos que sí, con lo que nos subimos y dice que nos cobrará hasta Cap Skirring 200 CFA. Durante el trayecto van subiendo personas y bajando, pero vamos súper cómodos.

Cuando ya casi hemos llegado vemos a dos chicas, que por su apariencia parecen españolas. El taxista les pregunta donde van y ellas dicen que a Djembering. Como es uno de los sitios que nos ha dicho nuestra anfitriona para visitar pues nos acoplamos con ellas. Resulta que son dos profesoras vascas muy jóvenes y entusiastas que vienen del país Basari y que les ha encantado. Como no tienen dinero, paramos en el cajero para sacar, pero hay una cola importante. Al taxista no le importa esperar, y nosotros también sacamos por si acaso. No sé qué pasa pero el dinero vuela y tampoco es que hagamos nada extraordinario. Tardamos una hora en sacar dinero, ya que tenemos unos cuantos por delante y el cajero cuando ya nos toca, primero dice que el pin no es correcto, luego la cantidad no le gusta etc.P1000866 (Medium)

Al final se consigue y el taxista sin prisas, allí está esperando. Nos cobra en total a nosotros 1500 CFA a los dos, a las chicas vascas también.

 Este pueblo está a 10 km de Cap y cerca de los meandros del delta. Es un paraje de voluptuosas colinas y arrozales, custodiado por una antiquísima ceiba cuya contemplación deja sin aliento al viajero. Nosotros lo vemos un poco aletargado y que realmente ha vivido tiempos mejores. Paseamos un poco y nos vamos a tomar algo fresquito es un bar de un chico muy simpático que se llama Albert Sambou. Comemos algo allí mismo, aunque no hay mucho donde elegir.

La gente vive de una forma tradicional, y las mujeres siempre están descascarillando arroz. Está construido sobre unas dunas en las han plantado ceibas inmensas.

Vamos a la entrada del pueblo y preguntamos a un taxista para ir a Cap Skirring, le decimos colective??? Y dice que sí, que entremos y nos sentemos. Viene un lugareño y no sabemos qué le dice pero salimos al momento. Va parando y coge a otra gente, pero vamos muy cómodos. Nos cuesta 300 CFA cada uno.

Nos acercamos al mercado artesanal, pero no compramos nada, pues los precios son muy altos y tampoco vemos nada que nos llame demasiado la atención. Vemos las pulseras que compramos en Burkina Faso el año pasado, pero no queremos ni preguntar precios.

Allí nos encontramos a un grupo organizado de catalanes que van con un guía también catalán pero que vive hace años en la Casamance ya que se ha casado con una senegalesa y tienen hijos. El ir con guía, les evita muchos problemas, timos con los precios y tener que preocuparse por nada. La agencia se llama Bon Viure y es su primer viaje a Senegal.

Preguntamos porque vemos a una chica que conocemos de Barcelona y nos dice que está encantada.

Volvemos al hotel a descansar un rato y después paseamos por los alrededores.

Tenemos nuevos vecinos, son unos chicos italianos muy majos y jóvenes que hablan perfectamente español porque han hecho el Erasmus en España y además han trabajado un año en Bolivia en cooperación.

Tienen un contrato de 3 años en Guinea Bissau, ella ha estudiado políticas y se llama Ilaria, el es ingeniero y se llama Piero. Ya ha pasado el primer año pero nos comentan que a la que pueden se escapan a Senegal pues está mucho más desarrollado que Bissau y así se permiten algunos lujillos que allí son mucho más caros. Bissau tiene que importar absolutamente todo de otros países y eso hace que se encarezca todo más que aquí en Senegal. Por ejemplo ellos llevan un Toyota 4 x 4 Hilux. El precio son 24.000 €, como son una ONG tienen una exención de los impuestos de la aduana y pagan muy poco, pero si no, se paga un 50% de lo que cuesta el coche en impuestos. Nadie tiene coche propio, es carísimo. Nos dicen que Guinea Bissau tiene unas islas que son muy bonitas pero que si no se junta un grupo de unas 10 personas es muy caro llegar, ya que la gasolina es muy cara  y no hay ferris públicos. Otra cosa interesante es el desove de las tortugas que ocurre entre octubre y noviembre y vale mucho la pena.

Ya tenemos casa allí por si nos animamos a visitarlos.

Se van a comer las lentejas de rigor con una pareja mixta amiga que conocen de Bissau. Para los italianos simboliza el dinero y la buena suerte para el año siguiente.

DIA 10    1-01-2016      VIERNES

CAP SKIRRING – OUSSOUYE

El desayuno de hoy también es impresionante, muy variado y completo. Desayunamos con la pareja italiana que están trabajando en Guinea Bissau. Ellos hoy van a Kafountine y nos aprovechamos de su coche para que nos lleven a Oussouye. Pagamos las dos noches, eran 38.000 CFA más 3.000 CFA cada desayuno por persona y 1.000 CFA por noche de tasa turística y persona. En total nos cuesta 54.000 CFA, pero sigue siendo una buena elección ya que la calidad está por encima de la media, las camas de 2 x 2 m, el baño impoluto, todo tan tranquilo y ellos tan amables.DSC_0040 (Medium)

Llegamos en muy poco tiempo a Oussouye y nos acercan incluso hasta el Campement Emanaye.  Se encuentra a las afueras del pueblo junto a un hermoso arrozal y el bosque de Oulout. En sus  dos plantas dispone de amplias habitaciones muy agradables equipadas con baños. Según la guía se come muy bien, ya veremos a la cena que tal. Nos cuesta 4.000 CFA por persona, la cena 4.000 CFA, la cerveza 1.000 CFA. Desde este año tienen wifi, lo cual se agradece ya que nos comentan que antes se tenía que ir a un cibercafé que había cerca. Emanaye significa arroz en diola, Elisabeth y Maxim su hermano, se aseguran de que estés a gusto en su casa. Ayer había un grupo de catalanes alojados que iban con la agencia “El Bon viure”, los cuales se lo pasaron estupendamente haciendo las excursiones en bicicleta que organizan aquí junto con la agencia Casamance VTT. La fundó Benjamín, vive en Casamance desde hace 20 años y apostó por hacer esta actividad haciendo participe a todo el pueblo.

Este pueblo se encuentra en la Basse Casamance en la zona sur del río comprendida entre Ziguinchor y la costa Atlántica. Una subregión que lo tiene todo: jungla tropical, manglares, aldeas, playas paradisiacas así como una rica cultura autóctona repleta de historia. Invita a explorar en piragua un sorprendente delta de islas y manglares o hacer ecocircuitos de senderismo y bici por paisajes de selva y arrozales bañados por pantanales.

A finales de septiembre, coincidiendo con el final de las lluvias, tiene lugar el Humabeul, una fiesta homenaje al rey de Oussouye que suele durar dos semanas. Durante este festejo tradicional de paz y comunión, se organizan danzas, oraciones y combates de lucha libre entre hombres, e incluso entre mujeres a las que asisten todos los pueblos del departamento. También destacan algunos eventos deportivos como la semimaratón de Casamance que este año se ha celebrado en noviembre y que ha calado en la región con un recorrido de 21 km en medio de esplendidos paisajes por el corazón del país diola.DSC_0206 (Medium)

Paseamos por el pueblo, pero hoy todo está cerrado ya que es fiesta nacional, 1 de enero. Nos encontramos con un madrileño que nos explica que hay varios españoles que se han afincado en esta ciudad y que están encantados con su vida. A los españoles les tienen mucho cariño los diola ya que dicen que somos los africanos de Europa, nos gusta hablar y no somos como los franceses a los cuales ven como conquistadores y arrogantes.

Desde tiempos inmemoriales, estos parajes de imponentes ceibas y sagrados baobab de raíces gigantes, han despertado la fascinación de escritores y viajeros. Sus habitantes, aún hoy, bailan a sus muertos, celebran solemnes ritos de iniciación y alimentan a sus fetiches protectores. Supersticioso por naturaleza, es raro encontrar a un diola que no lleve amuletos colgados, este pueblo tiene como líder principal al rey de Kassa, llamado Mane, jefe tradicional que simboliza la unidad  y la cohesión social, que vigila el respeto a los dogmas religiosos. Este enigmático personaje, vestido siempre de rojo con un bonete y un cetro de paja en la mano intercede en el mundo de los ancestros cuando es necesario en la comunidad.

A 10 km al sur hay el Parque Nacional de la Baja Casamance, fue creado en 1970, se encuentra en la misma frontera de Guinea Bissau y se extiende a través de 5000 Ha de bosques y manglares, en una zona extremadamente lluviosa, lo que favorece el desarrollo de una densa y exuberante vegetación con destellos de selva primigenia. Sirve de hábitat a leopardos, monos, hienas, búfalos, hipopótamos, cocodrilos, serpientes venenosas como la pitón y la mamba verde, a más de 200 especies de aves, entre las que destaca el calao de corona amarilla y el Herón atigrado. Debido a  que la zona se encuentra minada y sin apenas control militar se desaconseja tajantemente su visita, ya que hasta hace poco tiempo era uno de los refugios de los rebeldes independentistas.

Conocemos en el hotel a unos madrileños que tienen una pequeña ONG que trae libros en francés de España, comprando material escolar y piensan construir una biblioteca. Llevan 7 años viniendo y ayudando en todo lo que pueden. Gracias a sus esfuerzos, los niños de esta zona son los que sacan mejores notas de toda la región.

La cena es muy buena, nos ponen primero una tortilla de jamón, de segundo pollo marinado con especias, el famoso yassa poulet, y patatas y de postre papaya. La fama que tiene este sitio está ganado a pulso, muy recomendable. Estamos de suerte porque a pesar de haber una mosquitera en la habitación no es necesaria, no hay un solo mosquito. Suponemos que en época de lluvias al estar tan cerca de los arrozales sí que serán molestos.

DIA 11    2-01-2016      SABADO

OUSSOUYE – ELINKINE – ISLA KARABANE

El desayuno en el campament es café, mantequilla, mermeladas y una barra de pan para cada uno. Cuesta 2.000 CFA por persona, es dinero, pero teniendo en cuenta que un bote de mermelada cuesta 800 CFA y el bote de café 8.000 CFA, pues es comprensible.

Vamos hacia la Gare Routiere, pero antes de llegar, un 7 places se para y nos pregunta dónde vamos, cuando le decimos que Elinkine, nos dice que subamos pues tiene dos plazas libres!!!!! Pasamos por M’Lomp, está a 10 km de Oussouye, tiene varias ceibas gigantes, también llamados aquí fromagers, y algunas cabañas de pisos sorprendentes, sostenidas por bellísimas columnas. Antes de los disturbios el pueblo era muy turístico, todos los autocares pasaban por aquí para hacer una foto. Es animista en su mayoría, y las creencias tradicionales aun marcan profundamente los comportamientos cotidianos. La misión católica, muy activa para favorecer el progreso social respetando a las personas, se ha adaptado y hace la misa con tam-tams y coros.DSC_0179 (Medium)

El pueblo cuenta con 4 cabañas de varias plantas, la primera fue construida por un soldado de infantería senegalés a su regreso de Francia, después de la IIGM. Oficialmente era para mostrar al pueblo como son las casas de los blancos, pero en realidad, este tipo de construcciones era para impresionar a los lugareños.

Desde aquí se puede ir a la Punta de Saint-Georges. Se necesita 4 x 4 para llegar a una zona donde si hay suerte se puede ver alguna de las familias de manatíes que hay en África Occidental.

Llegamos a Elinkine, importante centro de pescadores, habitado a la vez por diolas, católicos y agricultores, y niominkas, musulmanes y pescadores procedentes de Siné-Saloum. En cuanto llegamos al embarcadero con el taxi, se nos acerca un chico que nos dice que nos lleva en una piragua a la isla por el precio de la piragua colectiva, que son 1.500 CFA, 1.000 nosotros y 500 nuestra mochila. No esperamos nada y ya estamos en marcha hacia Karabane. Tardamos 50 minutos en llegar con una navegación muy tranquila, viendo un montón de pájaros, águilas pescadoras, Martin pescador y otros. En la guía pone que a veces los delfines acompañan a la piragua pero nosotros no tenemos suerte.

Justo en el embarcadero está el hotel Le Barracuda. Es una pequeña estructura de 15 habitaciones correctas, todas con cuarto de baño y las del piso de arriba con vistas al rio. La nuestra está muy bien, limpia y aireada. Cuesta 3.500 CFA por persona y media pensión 8.000 CFA que es lo que cogemos.

Vamos a rodear un trocito de isla, justo detrás del hotel está la iglesia bretona hoy en ruinas, algunos edificios derruidos, como la antigua cárcel para esclavos y el antiguo cementerio colonial. Además la primera tumba es la del capital Protêt, que murió a causa de un flechazo envenenado y fue enterrado junto a su perro de pie, para hacer frente al enemigo. Fue el fundador de la ciudad de Dakar y falleció durante un levantamiento popular diola contra los colonos franceses en 1860.

Es muy tranquilo, hay poca gente y sin hacernos ni caso que es lo que nos gusta. Viven unas 400 personas, pero la mayoría de los jóvenes no se quedan.DSC_0168 (Medium)

En los alrededores se puede visitar la Área Marina Protegida Comunitaria del Petit Kassa, son un conjunto de islas diseminadas por la desembocadura del rio Casamance.

Tras ser descubierta por los portugueses en el siglo XVI, fueron los franceses los primeros que se instalaron en esta isla en el año 1836, fundando su primer asentamiento comercial en la Casamance que serviría como punto de partida de exploraciones por el rio hacia el interior de la región. Llegó a ser una próspera localidad con más de 3.000 habitantes y capital de la región hasta 1904 que fue reemplazada por Ziguinchor.

Para comer vamos a Chez Helena, nos dice que hay cangrejo para comer pero que nos tenemos que esperar una hora. No hay problema, nos tomamos una cervecita y al cabo de una hora tenemos la comida.

Es un cangrejo para cada uno, ensalada, arroz hervido con una salsita de cebolla muy buena, patatas paja y de postre unas mandarinas. Con dos cervezas nos cuesta 9.000 CFA, una ganga.

Nos vamos a descansar un rato y cuando baja el sol nos vamos a pasear por el pueblo. Hay poco que hacer, pero el ambiente es muy agradable. Hay varios turistas, no muchos, pero son casi todos españoles.

A la noche ponen un generador que nos permite cargar aparatos y que se enciendan las bombillas del bar de nuestro hotel.

Para cenar nos dan una pequeña ensalada de zanahoria y lechuga, pollo con salsita y cous cous y de postre unas pastitas de coco muy buenas recién hechas.

Hay una tranquilidad pasmosa en esta isla, ya de día es pacífica pero por la noche como no hay ninguna luz, solo se oyen las olas que rompen en la orilla.

DIA 12     3-01-2016     DOMINGO

ISLA KARABANE – ZINGUICHOR

Para desayunar nos ponen pan, mermeladas, miel y mantequilla con café. A las 9:30 sale una piragua que da miedo ver lo repleta de gente que va, seguro que se van mojando porque a duras penas flota. Nos dicen en el hotel que a las 10 sale otra, con lo que nos vamos con el equipaje, pero sale a las 11. No va tan llena como la otra, vamos relativamente cómodos. Nos cuesta 1500 CFA por persona como a la ida. Llegamos en media hora y hay una furgoneta que nos viene a buscar para llevarnos a Zinguichor. En 10 minutos ya salimos con toda ella llena de gente. Llegamos a Oussouye, pero no sigue por la carretera asfaltada sino que da un rodeo por un camino de tierra. No sabemos por qué lo hace, será por no pagar alguna cosa, ya que hay controles a los transportes cada pocos km.

En Zinguichor nos bajamos antes de llegar a la estación de buses y vamos andando al hotel Flamboyant que está muy cerca. Tiene habitaciones libres, nos cuesta 19.000 CFA sin aire acondicionado y sin desayuno.P1000860 (Medium)

Vamos a comer a Le Perruquet, este hotel también tiene buena pinta, cuesta la individual 11.000 y la doble 13.000 CFA. Está enfrente del rio y es muy agradable. Nos comemos gambas salteadas con patatas fritas, filetes de mero con arroz y dos cervezas por 10.000 CFA. Está todo exquisito y la atención del dueño del hotel es magnífica.

Conocemos a una pareja de Barcelona que ella, Ana, trabaja en la escuela La Maquinista y recogen material para entregar a escuelas de la Casamance. Como tienen una furgoneta de Gambia tienen problemas para circular por Senegal, parece que la enemistad es mutua. Para hacer 100 km tardaron casi 5 horas por los continuos controles del ejercito, les hacían abrir maletas al azar, pedían dinero, vamos una tortura.

Volvemos al hotel un rato y a la tarde nos vamos a tomar una cervecita al hotel Kadiandoumagne. La ciudad está totalmente muerta, todo cerrado y nadie por las calles, ni turistas ni autóctonos.

DIA 13   4-01-2016   LUNES

ZINGUICHOR – DAKAR

En Casamance, los diolas son el grupo étnico más importante con el 60% de la población, muy por delante de los wolof, los mandingas y los peuls. De hecho la etnia está constituida por diferentes grupos que no hablan la misma lengua: se distingue a los diola Kassa, mayoritariamente cristianos numerosos en la Baja Casamance, al sur del río, los diolas musulmanes (blouf, karone, fogny) numerosos en el noroeste de la región sobre todo en Kafountine y los diolas del este, mezclados con los mandingas, estos también musulmanes.

Cuando se describe la cultura diola animista, en general se refieren a la de los diolas kassa, al oeste de Zinguichor, a la zona que nosotros hemos estado. No están organizados en castas, por ejemplo no tienen griots. La organización social, comunitaria  e igualitaria se desarrolla alrededor de la familia extensa, patriarcal, y los pueblos están divididos en barrios que corresponden a las familias. Se concede una importancia particular a las categorías de edad. El equilibrio tradicional de la sociedad diola se truncó en buena parte con la islamización mandinga, luego con la implantación colonial europea, y por último, con la modernidad más o menos galopante. La iniciación llamada bukut, reapareció con fuerza gracias a una reacción contraria para revivir y reforzar los valores ancestrales.

La iniciación es un ritual de integración que permite dejar el universo de la infancia para acceder a la del adulto, gracias a una enseñanza secreta, religiosa, militar y social. Se enseña el respeto que se debe a los mayores, las multiples reglas que rigen el pueblo, el clan, la familia, los cantos y los lenguajes secretos del tam-tam, las leyes de la naturaleza. A todo ello se añade una preparación militar física severa, con el fin de unir cuerpo y espíritu.

En otro tiempo todos los lugareños eran únicamente animistas, el alma es independiente del cuerpo, creían que las almas y los espíritus animaban a todos los seres de la naturaleza, y que el universo estaba formado por un todo. Los diolas creen en la existencia de un dios único, Ata Emit, creador del mundo, algo que combina  bastante bien con la fe cristiana. Se dirigen a él a través de los antepasados, que se encargan de protegerlos, pero también y sobre todo a través de los boekings.

Invisibles y extremadamente poderosos, constituyen el nexo entre Dios y los hombres. En África, la mayoría de los acontecimientos se atribuyen a la intervención de espíritus benevolentes o malévolos; por ese motivo no hay que olvidarse de ellos si uno pretende ganarse sus favores. Son consultados por problemas personales, como por esterilidad, salud, o colectivos. Cuando un individuo infringe las leyes del grupo, por inexperiencia  o por maldad, la falta recae sobre él, sobre su familia o sobre todo el pueblo. Entonces hay que dirigirse a los boekings o los antepasados, a través de los fetichistas, para entregarse a ritos de reparación.

En la actualidad, los morabitos, encargados de difundir la fe musulmana, han ocupado el lugar de los fetichistas. Son consultados continuamente, ya que se les atribuyen todos los poderes, desde el de enfermar o volver estéril o impotente a alguien, y a la inversa el de curar.

Hoy todo está lleno de actividad, los niños van a la escuela, el mercado lleno de señoras comprando y vendiendo, camiones del ejército con ametralladoras de larga distancia, un poti poti interesante.

Nos vamos a desayunar a nuestro proveedor de café y bignetes pero hoy las bignetes no son buenas, llevan algún que otro día hechas. Vamos hacia el mercado a comprar algunas telas, pues nos han comentado que es mejor aquí que en Dakar. El precio, según creemos, es estándar 1 metro 1000 CFA, si subes de calidad, sube el precio.

Compramos unas cuantas telas y luego en el mercado artesanal, vacío de turistas y compradores compramos unas figuras de un griot o sanador. Seguro que pagamos más de lo que toca, pues por dos figuras pagamos 15.000 CFA.

Volvemos al hotel a hacer las mochilas y cogemos un taxi que por 500 CFA nos lleva a la Alliance Franco Senegalese. En la guía pone que está cerrada los lunes, pero tenemos suerte y está abierta. Está a un km más o menos del aeropuerto donde tenemos que estar a las 2 de la tarde, el avión sale a las 4 y dura en teoría 45 minutos.

Pedimos la comida, ya que como comentamos el precio es correcto y la calidad es muy buena, además el sitio es encantador, y ha dejado de llover. Pedimos ensalada del rio, que tiene tomate, pepino, gambas y lechuga con una salsa de mostaza muy buena, y filete de pescado a la pimienta verde exquisito, con dos cervezas nos cuesta  8.200 CFA.P1000896 (Medium)

Nos dijeron que a las 2 de la tarde fuésemos al aeropuerto y allá que vamos. Hay muy poca gente, solo otros tres extranjeros y nosotros.

No estamos en la lista!!!!! Pero lo arreglan, pesan el equipaje y lo pasan ellos mismos por seguridad. Nosotros esperamos que salga puntual, pero no, primero nos dicen que llegará con 45 minutos de retraso, pero 2 horas y media después de tener que haber salido, nos dicen que se ha averiado y que vienen dos pequeños…. Y el tiempo sigue pasando, y sin novedad.

Al final nos llaman que hay “information”, el avión de 52 plazas que tenía que venir no vendrá, vendrá uno de 17 plazas, que llevará a unos cuantos a Dakar, volverá otra vez y una tercera vez para llevarnos a todos.

Algunos dicen que ellos si viene uno mañana por la mañana que se quedan en Zinguichor, pero confirman que no habrá uno por la mañana.

Primero son las familias con niños y los que tengan un avión para enlazar en Dakar, pero esto último se ha de demostrar de alguna manera. El resto de gente será por orden de llegada al aeropuerto, ahí lo tenemos bien porque somos el 8 y el 9.

Como hay familias con niños y algunos con vuelos esta noche, nos toca con el segundo avión.

Preguntamos y nos da tiempo de ir a cenar a la Alliance Francesa-Senegalese. Conocemos a Víctor, un chico muy interesante ya que trabaja en CCOO, en el sector de industria de Inditex. Nos explica el arduo trabajo que tiene pues viaja a todos los países donde la empresa tiene subcontratado el trabajo para asegurarse de que se respeten los derechos laborales de los trabajadores locales, además de formar a agentes sindicales que puedan luchar por estos derechos. No para más de 10 días en Madrid, donde vive. Los países a donde se tiene que desplazar más son Bangladesh, India, Camboya o Vietnam. En su tiempo libre, que no es mucho, colabora con una ONG llamada Yakarafrica. Tienen proyectos en Senegal en bastantes zonas como La Casamance, País Bassari o la Isla Karabane en la maternidad. Son unos 300 miembros y hay plena transparencia porque todo el dinero que se recauda se emplea en ayudar a esta gente, de distintas maneras como huertos para que no tengan anemia, bibliotecas como la que quieren hacer en Isla Karabane, una bomba de agua para la maternidad de Karabane etc.

Con él se nos pasa el tiempo volando, pues nos explica cosas muy interesantes sobre su trabajo y sobre la ONG. Tenemos que volver después de cenar, porque nos han dicho que a las 10:15 llega el avión y tenemos que estar allí. Al final embarcamos en este pequeño avión a las 10:45 y llegamos a Dakar a las 11:30, tras 45 minutos de vuelo súper tranquilo. Los equipajes salen sin novedad y a las 12 ya estamos en el hotel Villa Malaka con un taxi que nos cobra 2.000 CFA por el trayecto.P1000819 (Medium)

Estamos muy cansados, pues  han sido 9 horas de espera en el aeropuerto de Zinguichor, pero nuestra habitación nos espera con el aire acondicionado y la mosquitera para que no nos piquen los mosquitos.

DIA 14   5-01-2016     MARTES

DAKAR – LAGO ROSA – DAKAR  

Hoy nos lo tomamos con tranquilidad, los planes que habíamos hecho para hoy se han ido al traste pues estábamos muertos por los retrasos de ayer.

Desayunamos tranquilamente, hoy nos ponen fruta también, siempre es una sorpresa lo que nos tocará en el desayuno.

Nuestro barrio se llama Yoff, las playas que hay al lado de la comunidad lebou son arenas industriales, plataforma de lanzamiento de piraguas y vertedero de pescado. Aquí las tradiciones y los vínculos del pueblo lebou continúan dominando la vida e incluso el gobierno local. La comunidad se auto administra, no hay funcionarios del gobierno ni policía, y por lo que parece, tampoco hay crímenes. Son en su mayoría miembros de los Layen, una de las hermandades dominantes de la vida de Senegal, se cree que su fundador es una reencarnación del profeta Mahoma. El enorme mausoleo Layen, una impresionante construcción de 1950 de paredes blancas y cúpula en forma de bulbo de color verde, es un importante lugar de peregrinación. En el pueblo no está permitido fumar, no hay bares y es necesario vestir ropa que cubra todo el cuerpo. Todo esto es lo que explica la guía, pero nosotros tenemos al lado el Chez Katia donde la gente fuma y bebe alcohol.P1000924 (Medium)

Decidimos ir al monumento al Renacimiento Africano, está en medio de ninguna parte. No subimos pues parece que vale 20 €!!!!!, nos recuerda a los monumentos de la antigua URSS o lo que hace Corea del Norte de un gusto muy dudoso y faraónicos. Un poco antes pasamos por unas colinas de origen volcánico que se asemejan a dos mamas, de ahí su nombre Les Mamelles. Es el punto más alto de la región, se emplaza un faro de la época colonial, que, según dicen, es el más potente de África.

Vamos andando desde nuestro hotel pero la verdad es que el camino no vale mucho la pena, vamos por el barrio de Les Almadies que es el barrio elegante de Dakar, un lujoso vecindario con chales de la sociedad pudiente senegalesa y playas privadas. Es una de las zonas de más rápido desarrollo de la capital. Casi todos los meses abre las puertas un nuevo bar, restaurante o local, atrayendo a los clientes lejos del centro de la ciudad. Hay un bar restaurante español que tiene incluso el toro de Osborne.

Dakar es una ciudad muy grande y no tenemos idea de que líneas de bus existen para llegar al centro. Paramos un taxi y nos pide 7.500 CFA para llevarnos, otro nos pide 3.000 pero lo bajamos a 2.000 CFA. Estamos casi una hora para llegar al centro, esta ciudad es inmensa!!!!!

Desde un extremo del puerto de Dakar hasta Mamelles todo el paseo marítimo que bordea la ciudad recibe el nombre de Corniche. La cornisa este, mucho más pequeña, nace en el Point de Dakar y termina en el Cap Manuel, en el extremo meridional de la península. Este lugar es un balcón al mar con excelentes vistas de la isla de Gorée y con calas más o menos incrustadas en la costa donde es frecuente encontrar gente pescando desde sus acantilados, haciendo footing o paseando tranquilamente durante el día. Allí también se emplazan diferentes clubes privados, hoteles de alto nivel y excelentes restaurantes marineros.P1000927 (Medium)

La cornisa oeste es muy extensa, menos mal que vamos en taxi. Vemos las islas de la Madeleine. En la parte derecha de la colina se erigen edificios estatales como la prisión colonia de Rebeus, alguna sede de ministerios y el nuevo palacio de Justicia. Más adelante, a tan solo 500 m, aparece la Puerta del Milenio, un monumento levantado por el presidente Wade al llegar al poder, para conmemorar la entrada en el siglo XXI.

Le hemos dicho al taxista la Place de la Independence, pero como pasamos por delante de la Catedral ya nos bajamos. Pocas catedrales en África pueden presumir de haber sido construidas por un hombre tan ilustre como Daniel Brottier. Se alzó en el emplazamiento de un antiguo cementerio católico con el objetivo de homenajear a todos los ciudadanos franceses  muertos en territorio africano. Fue inaugurada por el arzobispo de París. Su estilo es fruto de la fusión de los estilos sudanés (sus dos torres), bizantino (cúpulas y tejado) y clásico (cariátides esculpidas de cuatro mujeres jóvenes con rasgos africanos). La mayoría de sus materiales proceden de África: azulejos rosas de Sudan, mármoles de Túnez, maderas nobles de Gabón y tapices de Burkina Faso. Los frescos de la cúpula son realmente originales, de una estética naif y colorista, así como los diferentes murales que representan el calendario de todas las fiestas católicas celebradas en Senegal. En 2.001 se celebraron los funerales por la muerte del primer presidente de la república.P1000918 (Medium)

Antes de la catedral hemos pasado por el Ministerio del Interior, el Museo de las Fuerzas Armadas o el Teatro Nacional Sorano.

Muy cerca está el Palacio Presidencial, lugar desde donde se rigen los designios de Senegal. Aunque la fachada principal mira al océano se puede apreciar, desde fuera, sus suntuosos jardines tropicales y la famosa legión de Guardas Rojos que, con vistosos uniformes tradicionales, custodian el recinto y la seguridad del presidente. Continuando por esa avenida se llega a la Plaza de la Independencia, en pleno corazón de la ciudad. Se trata de un gran parque rodeado de edificios construidos, la mayoría de los años 40 y 50, en cuyos soportales se han implantado bancos, compañías aéreas, comercios y algunos hoteles.  Una de las joyas arquitectónicas de esta plaza es la Cámara de Comercio, donde están inscritas todas las empresas del país, con una impresionante sala de conferencias y biblioteca.

Llegamos al mercado de Sandaga, con muchas tiendas de souvenirs. Está en pleno barrio musulmán con mucha gente vendiendo rosarios de bolitas para rezar, coranes  y mujeres tapadas por completo, eso sí pocas.

Damos una vuelta y volvemos hacia el mercado de Kermel, con una construcción muy parecida a varios mercados de Barcelona, como el de Sant Antoni que están restaurando.P1000938 (Medium)

Como ya estamos cansados de deambular paramos un taxi para que nos lleve al Lago Rosa. Acordamos que le pagaremos 20.000 CFA.

Retba, entre la sabana y el océano, es un verdadero oasis que esconde una de las curiosidades de Senegal: el Lago Rosa, famoso por ser la última etapa del Rally Paris-Dakar. Al mediodía, cuando la brisa del mar agita sus aguas, el lago adquiere un hechizante color fucsia. Este fenómeno se debe a que ciertas algas y microorganismos oxidan la gran cantidad de sal – unos 320 gr por litro- de sus aguas; exactamente es la misma que la del Mar Muerto. El taxi aparca y vamos a ver este curioso lago, que realmente es muy rosa, al fondo se ven las salinas. Se puede coger un bote para recorrerlo un poco, pero cae un sol de justicia, con lo que pasamos del bote. Vemos el poblado de Niaga Peul, la aldea donde viven las familias que se dedican a recoger la sal del lago. Los hombres, cubiertos de crema de karité, se adentran en el lago en barcazas y extraen del suelo las placas de sal que trasladan hasta la orilla. Allí las mujeres las recogen y apilan en enormes montañas y luego las venden al por mayor.

Volvemos al hotel después de hacer algunas compras, ya que los vendedores están desesperados por la falta de turistas y los precios son muy buenos. Todos han estado en España o tienen amigos allí.

 Para cenar vamos al Chez Katia ya que es muy cómodo tenerlo tan cerca y además la comida es buena con un ambiente mezclado de gente rica de Senegal y expatriados que se juntan para comer una pizza con cerveza fresca en un sitio muy agradable.

DIA 15      6-01-2016    MIÉRCOLES

DAKAR – TOUBA – DAKAR

Hoy hemos pensado que todo un día en Dakar es mucho tiempo y nos vamos a ir a Touba. Desayunamos bien y cogemos un taxi que nos lleve a la estación de buses de Pikine. Por menos de 3000 CFA no te lleva nadie, es normal porque siempre hay atascos en un trozo del recorrido.

Cogemos un 7 place por 3.500 CFA cada uno que sale casi al momento. En nuestra guía ponía que había 200 km, pero que la carretera era muy buena y que en 2,5 horas llegabas sin problemas. Eso no es verdad, nosotros tardamos 4 horas en llegar, ya que hay dos problemas, el primero la salida de Dakar, caótica y luego  que cada pocos km hay unos badenes que obligan a bajar la velocidad mucho, si no quieres destrozar a los pasajeros, sobre todo a los que van en la fila detrás de todo, que si se es un poco alto, vas dando con la cabeza en el techo del coche.

Nada más entrar en el coche se nos dirige en español un señor que se llama Mustapha. Ha estado 22 años en España, concretamente en Pontevedra y ya tiene la nacionalidad. Sus dos hijos mayores siguen allí, pero él en los tiempos buenos ganó bastante dinero y compró algunas propiedades. Ahora vive de los alquileres que cobra y de los meses de verano que vuelve a España a trabajar algo en las ferias. Tiene muchos hijos, y dice no me riñas por favor.P1000953 (Medium)

Llegamos a Touba y nos dice que vayamos con él, que tiene un coche y que nos acercará a la mezquita que está a unos 6 km de la estación de buses. Nosotros le decimos que nos sabe mal, que tendrá que comer y ver a la familia, pero creemos que le hace ilusión acompañarnos. Cogemos un taxi brousse por 100 CFA que nos acerca y luego un taxi hasta su casa por 500 CFA.

Allí sus mujeres se alegran un montón de nuestra visita, nos invitan a tomar algo, pero nosotros declinamos la oferta, ya que el tiempo va pasando y tenemos que volver a tiempo para coger el avión. Van saliendo niños por todos sitios, total tiene 2 mujeres y un montón de niños.

Cogemos el coche con 3 niños suyos pequeños y se para en la gasolinera y nos dice que pongamos gasolina ya que luego nos tendrá que llevar y bla bla bla. Nosotros le decimos, que cuanto, y nos dice que 4000 CFA!!!!. Nos parece un poco geta, pero pagamos, ya que el taxi no lo hemos pagado y nos está haciendo un favor acompañándonos.

Touba no es una ciudad atractiva desde el punto de vista turístico, pero sí constituye una extraordinaria referencia del sentimiento religioso en Senegal. Su principal atracción es la gran mezquita de mármol con cinco minaretes de más de 80 m de altura que se pueden observar a gran distancia.

La construcción se inició en 1936 bajo las órdenes del hijo de Bamba         que se convirtió en el líder de la hermandad mouride a la muerte de su padre.P1000978 (Medium)

Alberga el mausoleo de Ahmadou Bamba, visitado cada año por gran número de peregrinos durante la fiesta del Grand Magal y una interesante biblioteca coránica donde se encuentran los escritos del  Jeque y de muchos de sus alumnos. El bibliotecario nos enseña algunas de las posesiones, posters, etc., nos dice que es una religión de paz y que ellos no son violentos y están en contra del terrorismo.

Nosotros podemos visitar incluso la tumba del fundador, bueno Antonio, porque Trini se tiene que mantener a una distancia prudencial. No hay problema para hacer fotos, incluso a los que están dentro de los mausoleos rezando. Mustapha nos ayuda, nos presenta a la gente como sus amigos españoles….

Para poder entrar han tenido que prestar a Trini un pañuelo para la cabeza y otro pañuelo grande porque no se puede ir con pantalones dentro del recinto de la mezquita.

Hay 6 mausoleos, uno para Bamba y los cinco restantes de los cinco hijos muertos. Las mujeres entran por un lado y los hombres por otro. No nos ponen ninguna restricción para visitar estos recintos, aunque los zapatos ya los hemos dejado en el coche de Mustapha.

Desde aquí parten amplias avenidas que permiten adentrarse en cualquier dirección y sumergirse en este extraño lugar que no para de crecer. Touba está en permanente desarrollo pues cada hijo de Bamba ha mejorado y agrandado todo lo que hizo el anterior. Ya han fallecido todos los 5 hijos y ahora el líder de la hermandad es el nieto. Este, está recubriendo de mármol travertino romano el suelo de los aledaños. Vimos pallets llenos de piezas esperando el sitio de colocación.P1000965 (Medium)

Toda la ciudad pertenece a la hermandad sufí de los mouride, dueña de una inmensa fortuna procedente de los donativos de los fieles y del control de la industria del cacahuete entre otros. A nosotros, a la salida, nos piden una donación, de lo cual nos podemos escapar pues como le decimos es nuestra última tarde y no nos queda casi dinero.

No se puede fumar ni beber en todo el término municipal. Hay mucho movimiento de gente que va a rezar, en una de las estancias hay un tipo que nos dice que si somos musulmanes, nosotros le decimos que no, y nos dice que “out”. Como ya estamos un poco hartos de tanta mezquita, lo agradecemos, pero Mustapha se pone a hablar con unos y con otros, se siente protagonista.

Mustapha nos iba a llevar a la estación de autobuses pero dice que mejor que cojamos un coche particular, que iremos más cómodos y  más rápidos. Nos busca un Clio, que ya tiene un cliente pero nos falta otro para ser los cuatro que necesita. Van pasando los minutos y el conductor no encuentra al 4º pasajero. Nos cobra 5.000 CFA a cada uno de nosotros, aunque creemos que los locales le pagan solo 4.000 CFA.

Después de unas cuantas vueltas por el pueblo, llamadas telefónicas, y mucha espera, encontramos al cuarto y ya podemos salir hacia Dakar. A todo esto, son las 6 de la tarde….P1000947 (Medium)

A la altura de Rufisque coge la autopista que el primer peaje le cuesta 400 CFA y el segundo 1000 CFA. En sentido contrario ha habido un accidente y hay un atasco monumental. No decimos nada, pero pensamos que podía haber sido en nuestro sentido y que hubiésemos hecho????.

Llegamos a un sitio donde nuestro compañero de viaje nos había dicho que era un buen sitio para coger un taxi para ir a nuestro hotel y por 3.000 CFA nos lleva. Ahora ya respiramos tranquilos, son las 10 de la noche, pero ya estamos yendo a coger nuestro equipaje.

Nos despedimos de nuestros anfitriones y nos vamos a cenar a Chez Katia, tomándonos del tirón una cerveza del súper que hay al lado, pues no hemos bebido ni comido nada en todo el día y hemos pasado mucho calor.

Cogemos por 2.000 CFA un taxi que nos lleva al aeropuerto a las 11:30, donde empezamos el proceso del control de equipajes, pasaportes etc.

DIA 16    7-01-2016      JUEVES

DAKAR – BARCELONA

Salimos puntualmente de Dakar, a pesar que el control de pasaportes es caótico, no hay una fila clara y la gente se cuela. El control del equipaje de mano es muy superficial, casi ni miran. Si tenemos unas cuantas CFA y no sabemos qué hacer con ellas, justo al lado del control de equipaje de mano hay una tienda donde se pueden comprar pulseras, llaveros, y pequeños souvenirs a un precio muy bueno, no parece que estés en un aeropuerto. Nosotros como seguramente volveremos a algún país de CFA,  guardamos las pocas que nos quedan.

Llegamos a las 4 horas de vuelo a Lisboa, hora local 6 de la mañana. Nos dan de desayunar, pero no son horas. El control de pasaportes es rápido, pero como no nos han dado asientos tenemos que hacer una cola no muy larga, pero como son los cambios de avión, perdidas varias, con cada cliente se pasan más de un cuarto de hora. Llega una trabajadora de Tap y como a nosotros solo nos falta el asiento nos lo arregla en un momento.

A la hora convenida cogemos el avión y en hora y media ya estamos otra vez en Barna, nuestra casa. Nos dan un sándwich y bebida, no está mal el servicio de la TAP.

A %d blogueros les gusta esto: