México

VIAJE DE VERANO DEL 1993

 

 

 

 

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

México es un país alucinante, muy grande y muy diverso. Nosotros hicimos un poco, pero tenemos que volver ya que hay muchas zonas que no las tocamos. Fue nuestro primer viaje de mochila y cometimos errores como el llevar mucho equipaje y luego allí comprar un montón de cosas. Menos mal que en aquellos tiempos eran muy permisivos con el tema de los bultos y el peso, ya que si no nos hubiéramos arruinado.

Los mejicanos nos trataron muy bien como en casi todos los paises que hemos estado. Al hablar la misma lengua facilitaba mucho las cosas e hizo el viaje inolvidable.

Fecha del viaje

Agosto del 1993

Moneda

La moneda es el peso mexicano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nivel de vida

En 1993, el nivel de vida era muy caro. La moneda estaba muy valorada, lo cual hacía que todo resultase muy caro.

Visado

No se necesita visado para los españoles, pero siempre es conveniente comprobar en el momento del viaje

Salud

Hay que visitar Sanidad Exterior para que indiquen las vacunas que son necesarias.

Seguridad

Nosotros no tuvimos sensación de inseguridad en ningún momento. En Chiapas si que notamos que se estaba cociendo algo, y meses después vino la Revolución zapatista.

Transporte

Nosotros fuimos en transporte público en todo el viaje. Hay autobuses de lujo y locales. Como era nuestra primera incursión en Sudamerica fuimos en autobuses de lujo. En  Ciudad de México fuimos en metro sin problemas, aunque nos avisaron de que tuviesemos mucho cuidado porque era peligroso. Los pochitos o taxis Volswagen los cogimos en alguna ocasión y funcionaron bien.

Electricidad

Se utiliza el tipo A y el tipo B.

                                                                                       

 

 

 

TIPO B                             TIPO A

Diferencia horaria

Con Ciudad de México hay 7 horas menos de la hora peninsular de verano.

Guía de viaje

Hay muchas pero nosotros recomendamos la Guia El Pais Aguilar, es una guía visual muy práctica. Otra sería la Lonely Planet, aunque hay muchas más.

Itinerario:

Día 1: BARCELONA – MADRID – CIUDAD DE MEXICO
Día 2 AL 4: CIUDAD DE MÉXICO
Día 5 y 6: GUANAJUATO
Día 7: TEOTIHUACAN
Día 8 y 9:  PUEBLA
Día 10: CUERNAVACA
Día 11: TAXCO
Día 12: OAXACA
Día 13: MONTE ALVAN
Día 14: TUXLA GUTIÉRREZ – CAÑÓN DEL SUMIDERO
Día 15: SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS

Día 16:SAN JUAN CHAMULA
Día 17: AGUA AZUL Y PALENQUE

 

Diario de viaje

DÍA 1 

BARCELONA – MADRID – CIUDAD DE MEXICO

Este es nuestro viaje de iniciación en el mundo de los viajes de mochila. Empezamos un poco tarde, pero lo importante es empezar. Hasta este momento habíamos viajado en coche por Europa, habíamos ido a Túnez, Egipto y poco más. Con este viaje, perdimos el miedo a ir por nuestra cuenta, a improvisar día a día y a darnos cuenta que la libertad que se tiene cuando viajas sin el apoyo de una agencia, un guía etc, compensa los pequeños problemas que te encontrarás seguro yendo a tu aire.

Viajamos con Iberia, cuando era una compañía de referencia y en los tiempos donde te daban un pequeño neceser con tus calcetines, tus tapones para los oídos, el cepillo de dientes etc.

Otra cosa que daban, qué tiempos aquellos, era el menú de todo lo que te iban a dar de comida y bebida durante el trayecto. Este relato se hace en el 2018, con lo que muchos datos prácticos que ponemos en otros relatos más recientes, en este es imposible, ya que no nos acordamos de muchas cosas. Ha habido muchos viajes después y a veces se mezclan las cosas.

Son bastantes horas, pero podemos dormir unas cuantas, ya que el trayecto de Madrid a Ciudad de México es nocturno y nos permite descansar unas horas.

Llegamos al aeropuerto y vamos a un hotel que nos habían reservado unos amigos de unos amigos. Es un hotel muy bien situado, cómodo y que nos servirá los días que estemos en Ciudad de México.

DÍA 2 al 4

CIUDAD DE MÉXICO

Hoy nos lo tomamos tranquilamente ya que el cambio horario es importante y la ciudad es tan inmensa que cualquier traslado es bastante tiempo. Una cosa que hacemos para movernos es ir en metro, lo cual nos desaconsejan, ya que según el contacto que tenemos es muy peligroso. Ellos no cogen el metro, pero nosotros creemos que has de tener las mismas precauciones que tendrías en el metro de Barcelona, ya que carteristas los hay en todos los sitios. A mí, me han robado solo una vez y fue en el metro de París, me abrieron el bolso y no me di ni cuenta.

En algún trayecto sí que cogimos algún taxi, que aquí en aquel momento eran Volkswagen Escarabajos y los llamaban pochitos.

La primera toma de contacto es el Zócalo, centro neurálgico de la ciudad. También llamada Plaza de la Constitución, es una de las mayores del mundo. Una inmensa bandera ondea en mitad de ese vasto espacio dominado por dos edificios: la catedral y el palacio Nacional. A los lados de la plaza se levantan otros edificios públicos, restaurantes, tiendas y hoteles.

En una esquina yacen hundidos los restos del principal conjunto de templos azteca. La Catedral Metropolitana es uno de los edificios señeros de Latinoamérica. Es también el corazón de la diócesis más populosa del mundo. Con unas torres que alzan 67 m sobre el Zócalo, en su construcción se invirtieron casi tres siglos, desde 1525 hasta 1813. El resultado es obra de numerosos arquitectos, artistas y escultores de diferentes épocas, que incorporaron diferentes estilos, sobre todo españoles, junto a elementos mexicanos. Pese a esta simbiosis de estilos, se obtuvo un imponente y armónico conjunto.

El interior tiene algunas cosas espectaculares como el Altar Mayor que es un bloque de mármol blanco, esculpido con imágenes de santos. El Altar de los Reyes tiene pinturas de Juan Rodríguez Juárez y las esculturas que adornan el altar representan a reyes y reinas canonizados.

El colosal peso de la catedral ha provocado su progresivo hundimiento en el suelo arcilloso desde el inicio de la construcción, por estar en el antiguo lecho del lago Texcoco. El problema se agudizó como consecuencia del terremoto de 1985. En el 2000 se concluyó un proyecto de emergencia para estabilizar la estructura, gracias al cual se ha logrado mantenerla en pie.

El palacio Nacional es un imponente edificio que se construyó sobre el emplazamiento del palacio del emperador azteca Moctezuma, más tarde residencia de Hernán Cortés.

Las obras del actual palacio se iniciaron en 1562 en un austero estilo barroco español típico de la arquitectura española de la época para servir de residencia a los virreyes y de sede del gobierno español.

Su pasado está repleto de episodios históricos. Fue atacado por los rebeldes en 1624 y 1692. Tras la independencia en 1821, se convirtió en la residencia de varios presidentes. El público puede visitar los despachos en los que trabajó Juárez en la década de 1860. Hoy el palacio continua albergando los despachos del presidente de México y el Ministerio de Finanzas, pero sus principales reclamos son los magníficos murales que rodean la escalera del patio central, pintados por Diego Rivera entre 1929 y 1935 tras las secuelas de la Revolución de 1910.

Su intención fue conmemorar la turbulenta historia mexicana desde su pasado más remoto hasta el futuro que auguró la Revolución, incluyendo una inaudita galería de retratos de figuras históricas. Son realmente impresionantes, la visita es obligatoria ya que hay escenas del pasado idealizado indígena hasta la actualidad de cuando los pintó. Es una lección de historia, va de Quetzatcoatl y el ancestral mundo indígena hasta el México de la lucha de clases. Se pasa por la fundación de Tenochtitlán, la conquista de México, la Era Colonial, la independencia de México, la invasión estadounidense de México en 1821, las Leyes Reformistas de 1857 a 1860, la ocupación francesa y ejecución de Maximiliano en 1867 y la Revolución de 1910.

En el mismo zócalo se encuentra el Templo Mayor, construido por los aztecas en los s XIV y XV siendo el corazón de Tenochtitlán. El descubrimiento fortuito en 1978 del extraordinario monolito tallado de Coyolxauhqui dio lugar a unas excavaciones que sacaron a la luz restos de templos superpuestos en distintas etapas constructivas.

Los aztecas erigieron sus edificios religiosos más importantes en el lugar, donde en cumplimiento de cierta profecía habían visto un águila posada sobre un norpal con una serpiente en el pico. Los adoratorios gemelos de la cima estaban dedicados al dios de la guerra y al de la lluvia y el agua. Las crónicas aztecas dan cuenta de que para aplacar a ambas deidades, se realizaban frecuentes sacrificios humanos. Las víctimas eran atadas boca arriba a un bloque de piedra volcánica y sacrificadas con un cuchillo de obsidiana. Después del sacrificio el cuerpo de la víctima era arrojado por las escaleras.

Un monolito redondo tallado reproduce la cabeza, tronco y extremidades de la diosa azteca Coyolxauhqui, a quien según la leyenda descuartizó su hermano Huitzilopochtli por haber matado a la madre de ambos, Coatlicue.

Las inscripciones registran las impresiones de los primeros cronistas sobre el Templo Mayor. La serpiente enroscada, es un elemento clave del profuso simbolismo del templo cuyo nombre en azteca Coatepec significa “monte de serpientes”

El Altar del Tzompantli o Muro de las Calaveras está formada por filas de calaveras y revestido de estuco. Los Caballeros Águila son dos guerreros aztecas de arcilla de tamaño natural que se yergue orgulloso con su traje de plumas de águila. El águila simboliza el sol y Huitzlopochtli, los corazones de las victimas sacrificadas se colocaban en el agujero que tiene en la parte de atrás.

En el museo hay ocho salas que se visitan por orden. Una maqueta muestra como debió ser el complejo del templo Mayor cuando los españoles lo vieron por primera vez.

En el centro histórico también se puede visitar el Antiguo Colegio de San Ildefonso, el Museo de la Caricatura, el Templo de la Enseñanza, la Plaza de Santo Domingo, el Museo José Luis Cuevas, el Museo de la Charrería, la Casa de los Azulejos etc.

La Alameda Central recibe el nombre de los Álamos que plantó a finales del s XVI el virrey Luis de Velasco. Las numerosas estatuas que jalonan este parque datan en su mayoría del XIX. El monumento más llamativo es el Hemiciclo a Juárez, con columnatas dóricas de mármol de Carrara, obra del escultor Lazanini.

Para movernos por México, es muy cómodo coger el metro pues las distancias son muy grandes y los atascos continuos. Nos desaconsejan su uso, pero nosotros no hacemos caso y lo único que nos llama la atención es que hay vagones para hombres y vagones para mujeres. Eso indica algo, y no es bueno.

Otra zona a visitar es el Paseo de la Reforma y Bosque de Chapultepec. Durante el efímero imperio de Maximiliano, se trazó una señorial avenida entre la ciudad y el bosque de Chapultepec. Este ancho, elegante y arbolado bulevar, está hoy flanqueado por altos y modernos edificios de oficinas. Queda poco de las mansiones que bordearon a finales de siglo, pero las estatuas y las fuentes que lo adornan, entre ellas el Ángel de la Independencia, símbolo de la ciudad, mantienen el vínculo con las glorias pasadas.

La estatua de bronce de Diana Cazadora, fue tachada de ofensiva para la moral pública, durante un tiempo permaneció pudorosamente cubierta.

El Bosque fue sagrado en tiempos precolombinos, antigua residencia de los emperadores aztecas, ha sido parque público desde 1530. El castillo que se alza en lo alto del empinado cerro del noreste fue la residencia de Maximiliano. Con sus lagos, zoológicos y cafés, es un lugar agradable para huir del bullicio de la ciudad.

En esta zona se encuentra el Museo Nacional de San Carlos, el Monumento y Museo de la Revolución, el Museo de Cera, el Museo Rufino Tamayo, el Museo de Arte Moderno y el famosísimo Museo Nacional de Antropología.

Inaugurado en 1964, el enorme Museo es un marco muy apropiado para una colección de hallazgos precolombinos que goza de fama mundial. El enorme patio central se halla casi enteramente cubierto con un techo de aluminio de 84 m de largo sostenido por una columna de 11 m, se cree que ésta es la mayor estructura de hormigón del mundo apoyada en una sola columna.

Desde este patio se accede a las 12 salas de la planta baja, así que la visita se puede comenzar por donde se quiera. Las siete primeras salas, dispuestas en orden cronológico, abordan la historia de la meseta central, y las otras cinco se ocupan de las diversas regiones de México, una de estas últimas está dedicada a la gran civilización maya. La planta alta alberga una colección de atuendos, casas y enseres de las 56 etnias indígenas que perviven en México, al paso que ilustra aspectos de sus religiones, fiestas y organización social.

Las recomendaciones serían las cabezas Olmecas, se encuentran en la sala del Golfo de México se ven juntas dos las colosales cabezas de basalto por los que son conocidos los olmecas; fueron encontradas en San Lorenzo y se cree que podrían ser retratos de personas de alto rango.

La cabeza de hombre joven de Palenque, es de tamaño natural, apareció entre las ofrendas de una tumba situada en la base del templo de las Inscripciones, en el yacimiento maya de Palenque.

La Piedra del Sol, es un monolito de compleja talla, en la sala Azteca. El dios Sol o la diosa Tierra del centro aparece en medio de los signos que corresponden a los 20 días del calendario ritual azteca.

La Máscara funeraria, está hecha de piedra con incrustaciones de turquesa, pirita y jade de la época precolombina.

El Guerrero tolteca con cabeza de coyote, hallada en Tula, consiste en una base de arcilla recubierta con madreperla.

Hay varias reconstrucciones de templos mayas o tumbas de Monte Albán.

Las 11 salas intercomunicadas de la planta alta, a partir de la sala 13, abordan todos los aspectos de la etnografía mexicana, vivienda, atuendo, enseres, religiones, estructura social y fiestas de las 58 culturas indígenas que sobreviven en México.

Los barrios de San Ángel y Coyoacán, eran comunidades rurales bastante alejadas de la ciudad de México pero la expansión de la ciudad ha hecho que se integren en la gran capital. Sin embargo, conservan su arquitectura colonial  y es lugar de residencia de artistas y escritores. Entre sus vecinos ilustres se contaron Diego Rivera, Frida Kahlo y León Trotsky. Las antiguas residencias de los tres se incluyen entre los atractivos del lugar, junto con varios museos y galerías de arte.

En estos barrios se puede ver la Plaza de San Jacinto, el Museo del Carmen, el Museo Estudio de Diego Rivera, el Museo de Arte Carrillo-Gil, el Museo Nacional de la Acuarela o la Casa Museo de León Trotski.

La casa de la Malinche, amante de Cortes, fue probablemente construida para Ixtolinque, un jefe del lugar. La Iglesia de la Conchita tiene una fachada mudéjar de laborioso esculpido.

En las afueras se puede visitar la Basílica de Guadalupe, que es el templo más visitado de América, formado por un conjunto de edificios situados al pie del cerro de Tepeyac. Cuenta la leyenda que en 1531, una Virgen de tez morena se le apareció al indio Juan Diego. El nombre viene de la Virgen extremeña. Se calcula que todos los años se congregan el 12 de diciembre más de 50.000 personas para celebrar el centenario de su aparición.

La Plaza de las tres Culturas, debe su nombre a la convivencia de arquitectura moderna, colonial y precolombina.

La avenida de los Insurgentes, considerada la más larga del mundo, discurre a lo largo de 30 km desde la frontera del distrito federal con el Estado de México y, por el sur, el principio de la autopista de Cuernavaca. Otras atracciones en la zona serían el Museo de las Intervenciones, el Museo del Anahuacalli, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Pirámide de Cuicuilco o Tlalpan.

Vamos a Xochimilco, está a 20 km al sureste del centro de la ciudad. Fue en siglos pasados una aldea a orillas del lago unida a Tenochtitlan por una pasarela. Hoy es el único sitio que conserva los canales y jardines semiflotantes, o chinampas, construidos por los aztecas.

Hechas originariamente sobre una base de raíces de plantas acuáticas que luego se cubrían con tierra, las chinampas surten, todavía hoy, de flores y hortalizas a la capital.

Es típico alquilar las trajineras atestadas de flores que el barquero, con una pértiga, va deslizando por el canal a la sombra de los sauces, los mariachis ponen la música y en barcas más pequeñas se venden antojitos. En el mercado de artesanías se puede regatear el precio de cualquier mercancía. Tiene un aire de pueblo con su parroquia de San Bernardino, un monasterio fortificado construido por los franciscanos a fines del s XVI con una fachada plateresca.

DIA 5 y 6

GUANAJUATO

Se encuentra a 360 km de Ciudad de México y nosotros cogemos un autobús que nos lleva a esta bonita ciudad. Es la ciudad platera más hermosa de México, trepa por las laderas de una escarpada barranca y las calvas colinas de cuyas entrañas se extrajo en otro tiempo un cuarto de la plata de Nueva España. Los propietarios de minas tachonaron las sinuosas y angostas calles de Guanajuato y sus encantadoras plazas con mansiones señoriales e imponentes iglesias. Fruto de una bonanza posterior fueron los esplendidos añadidos de fines del s XIX, y ya, en tiempos modernos, los ingenieros abrieron una red de túneles en el subsuelo. El resultado es un centro histórico, sin semáforos, declarado Patrimonio de la Humanidad.

La casa donde nació Rivera en 1886, hoy es un museo con más de 100 obras suyas, incluidos bocetos de murales.

La plaza de los Ángeles es lugar habitual de reunión de los estudiantes. Nosotros nos pasamos un rato en esta plaza tan animada con tanto joven por allí.

El Callejón del Beso mide solo 68 cm de ancho, la leyenda habla de la trágica muerte de unos amantes secretos que fueron sorprendidos besándose desde balcones opuestos.

La Universidad fue reformada en estilo arabizante en 1955, originalmente fue un seminario jesuita fundado en 1732. En el Jardín de la Unión, construido en 1861, con los laureles de Indias en el corazón de la ciudad, la banda municipal toca varias veces a la semana.

El Teatro Juárez con columnatas dóricas, estatuas gigantes y un auditorio con cortinajes de terciopelo caracterizan este fastuoso teatro.

Por las calles se ven carretillas de mineral que indican de donde viene la riqueza de esta ciudad.

Visitamos el Museo de las Momias, macabro museo que debe su popularidad a la obsesión de los mejicanos por la muerte. En sus cavernosas salas se exponen 108 cuerpos desenterrados del cementerio contiguo, donde se habían momificado de forma natural.

DÍA 7

TEOTIHUACAN

En Nahuatl, significa el lugar donde los hombres se convierten en dioses. Teotihuacán es una de las ciudades más impresionantes del mundo antiguo. Fundada antes de la era cristiana, esta colosal urbe llegó a contar con 125.000 habitantes que ocupaban más de 20 km cuadrados. De dominar la vida en la región durante 500 años, acabó destruida y abandonada en torno al 650 d.c.

Los aztecas tuvieron por sagrado el lugar, que creían obra de gigantes. El recinto ceremonial, con sus templos, palacios y pirámides, da fe del esplendor de la ciudad, pero ha revelado poco de sus moradores, cuyo origen sigue sin conocerse.

La Calzada de los Muertos, es una ancha calzada que discurre a lo largo del yacimiento actual, pero en otro tiempo se prolongaba mucho más hacia el sur. El nombre se debe a los aztecas, que erróneamente creían que los edificios que la bordeaban eran tumbas reales.

El Templo de Quetzalcoatl es un templo que se adorna con mascaras de la serpiente emplumada y de un dios que algunos identifican con Tlaloc, el dios de la lluvia. Construido hacia el 200 d.c., fue después cubierto con una pirámide.

La inmensa Pirámide del Sol es una de las mayores del mundo. Concluida con probabilidad durante el siglo II d.c., está hecha de ladrillos de adobe y tierra, y recubierta de grava y piedra, además pudo estar revestida de estuco pintado. Bajo la estructura han aparecido un túnel y varias cámaras.

La Pirámide de la Luna es más pequeña, pero se eleva a la misma altura que la anterior.

El recinto palacial de Quetzalpapalotl es un laberinto de edificaciones residenciales y religiosas que fue creciendo con lentitud a lo largo de varios siglos. Se descubrió en 1962 y reconstruido en su mayoría con materiales originales. El templo de los Caracoles Emplumados es la estructura más antigua descubierta por los arqueólogos bajo el palacio, se asienta sobre una plataforma adornada con murales de vivos colores, donde aparecen pájaros verdes semejantes a loros escupiendo agua por el pico. La fachada del templo se decora con relieves de caracolas emplumadas y flores de cuatro pétalos.

El palacio recibe su nombre por las criaturas mitológicas  (pájaros-mariposa) talladas en los pilares del patio, con ojos de obsidiana y rodeadas por símbolos del fuego  y del agua.

En el museo del yacimiento, al sur de la pirámide del Sol, se exponen objetos hallados en las excavaciones, planos y diagramas explicativos, bajo el piso de cristal de la sala principal hay una maqueta a escala de la ciudad. Los umbríos jardines que lo rodean, plantados con especies autóctonas y decorados con autenticas esculturas teotihuacanas, son un buen sitio para descansar del sol abrasador.

DÍAS 8 Y 9

PUEBLA

Puebla está a 133 km de Ciudad de México, siendo la cuarta ciudad en importancia. Es conocida por la bella azulejería talaverana que adorna sus paredes, cúpulas e interiores, por el mole poblano, plato nacional mexicano originario de este lugar, y por haber sido teatro de una importante batalla el 5 de mayo de 1862. Es un placer pasear por las calles del apiñado centro histórico, bordeadas de iglesias y otros edificios antiguos.

Se ha de visitar, si o si, la Catedral, del s XVII. Tiene mezcla del estilo renacentista y barroco. Los pilares que ciñen el vasto atrio, se rematan con estatuas de ángeles, símbolo de una ciudad cuyo nombre completo es Puebla de los Ángeles.

En el interior se cuentan 5 naves y 14 capillas laterales. El retablo del Altar Mayor, conocido como el Ciprés, de planta octogonal, consta de dos templos superpuestos apoyados en ocho pares de columnas corintias y coronados por una cúpula de azulejería que emula a la de San Pedro en Roma.

La Casa del Alfeñique es una mansión barroca que alberga el museo estatal de Puebla, cuyas colecciones comprenden coches de caballos, pinturas, trajes y estancias lujosamente amuebladas.

La cerámica vidriada tan característica de Puebla es una fusión de influencias árabes, españolas, italianas y chinas. Las piezas más antiguas, con diseños de azul cobalto sobre fondo blanco, son claramente moriscas. La técnica llegó a México de la mano de dominicos de Talavera de la Reina. Los nuevos colores como el verde, amarillo y negro se trajeron de Italia en el s XVII, mientras que las piezas procedentes de China y Filipinas inspiraron diseños florales y animales. La producción de una pieza lleva seis meses. Es una pena que nos quede tanto viaje porque hay algunas piezas preciosas.

El Museo de Santa Rosa, antiguamente fue convento de agustinas, manicomio y casa de vecindad para más de 1500 personas. Se convirtió en museo en 1968, donde se pueden ver bordados de vivos colores, máscaras de carnaval y muebles con taraceas de madreperla, malaquita y hueso. Pero la verdadera joya del museo es la cocina, abovedada y enteramente cubierta de azulejos, según la tradición, aquí fue donde las monjas inventaron el mole poblano.

Nosotros lo probamos y está riquísimo. En este país, hambre no se pasa la verdad.

DÍAS  10 

CUERNAVACA

Cuernavaca está habitada desde el 1200 a.c., se llamaba antiguamente el lugar de los arboles susurrantes. Está a 85 km de Ciudad de México y es un destino de fin de semana para los capitalinos.

El palacio de Cortés, levantado por los españoles sobre el solar de las pirámides aztecas que ellos habían destruido, sirvió de residencia al conquistador hasta su regreso a España. El palacio contiene murales de Diego Rivera, en el que se evoca la historia de México desde la conquista hasta su revolución, además hay una valiosa colección de objetos arqueológicos e históricos. La catedral de la Asunción, levantada en la década de 1520, encierra murales de influencia oriental cuya autoría se atribuye a artistas llegados de China o Filipinas en los primeros tiempos del comercio con España. El Taller Sequeiros, dedicado a la obra del insigne muralista David Sequeiros, ahora se ha convertido en un museo.

DÍA 11

TAXCO

Taxco está situada a 1800 m sobre el nivel del mar y es una de las ciudades coloniales menos deterioradas de México. Los españoles llegaron en 1522 atraídos por los relatos aztecas sobre minerales preciosos, y los 100 años siguientes fueron testigos de la fiebre de la plata. En 1932, el arquitecto estadounidense William Spratling, impulsó la artesanía de la plata, una delicia para las amantes de las joyas, como yo misma.

Es pequeñita y se puede pasear fácilmente y disfrutar de sus atractivos, como el Museo de Arte Regional Casa Humboltdt, ubicado en una antigua posada de fachada mudéjar, que debe su nombre a que aquí pasó una noche el naturalista alemán. El Museo Guillermo Spratling es la colección de objetos precolombinos y obras de todo el mundo del susodicho.

La Iglesia de Santa Prisca, domina la plaza Borda esta magnífica iglesia de fachada churrigueresca y laboriosas esculturas, costeada por José de la Borda, que labró su fortuna descubriendo filones de plata.

La plaza Borda, se halla rodeada de antiguos y nobles edificios. En la zona abundan las joyerías, repletas de piezas de gran calidad, muy tentadoras  y como no podía ser de otra manera caigo en la tentación.

DIA 12

OAXACA

Oaxaca está situada en un fértil valle de montaña de la Sierra Madre del Sur, a 1500 m de altitud, es una de las ciudades coloniales mejor conservadas y más cautivadoras de México. Fue trazada en  1529 en una zona antaño dominada por mixtecos y zapotecos y se convirtió en el asentamiento español más importante del sur.

La Plaza de Armas o zócalo, es el centro geográfico y social de la ciudad, donde pululan vendedores, estudiantes, turistas y aldeanos de las cercanías con coloridos ropajes. Al noroeste del zócalo, está la alameda de León, una plaza preciosa con puestos de artesanía.

La catedral fue levantada en 1533, pero una serie de terremotos obligó a reconstruirla en 1730, lo que explica la asimetría de las torres. El Museo de Arte contemporáneo ocupa una casona del s XVI reformada con el máximo esmero, la casa de Cortés. Acoge obras de artistas oaxaqueños e internacionales. El Centro Cultural Santo Domingo, alojado en un antiguo monasterio anejo a la iglesia de Santo Domingo, consta de un museo, un jardín botánico, una biblioteca universitaria y una librería.

La casa de Juárez, es hoy un museo sobre la vida y su época. Las habitaciones, dispuestas en torno a un sombreado patio, se conservan casi como estaban cuando Juárez vivía.

La cerámica negra y verde de Oaxaca, fue popularizada por doña Rosa Real, que dominó el arte hasta su muerte en 1980. El Mercado de Abastos es enorme y se puede encontrar esta cerámica, joyas y animales de madera pintados. Es uno de los mercados más vibrantes del país por sus olores, colores, gente, mercancías etc.

DIA 13

MONTE ALBAN

Monte Alban está emplazado en una montaña de 400 m sobre el valle de Oaxaca, a unos 8 km de la ciudad. Es la más grandiosa de las ciudades zapotecas, es una verdadera proeza de la ingeniería, la cima de la montaña fue aplanada para permitir la construcción de este recinto ceremonial, cuya larga historia comenzó con los olmecas hacia el 500 a.c. La ciudad llegó a dominar la vida religiosa, cultural y política de la región. Al quedar bajo la influencia de Teotihuacán cuando ésta alcanzó el cenit de su poderío, cayó en un periodo de declive y para el 800 d.c., estaba casi abandonada. Los mixtecos la utilizaron para sus magníficos enterramientos.

La estructura del juego de pelota, tiene forma de “I”, originalmente debió de haber en lo alto de cada talud un anillo de piedra donde se marcaban los goles.

El observatorio, presenta en sus muros glifos esculpidos que podrían ser los nombres de las tribus conquistadas. Hay unos relieves que se llaman los danzantes porque al principio se pensaban que simbolizaban a unos danzantes, pero luego ulteriores estudios parecen demostrar que por las extrañas y violentas posiciones eran prisioneros de guerra.

En la tumba 104, puede verse una urna de cerámica con forma de figura sedente en un trono de jaguar. Una efigie de Cocijo, el dios zapoteco de la lluvia, ocupa el centro del tocado. Al abrirse la tumba en 1937, se descubrió una cámara funeraria abovedada con un único esqueleto rodeado de urnas, tarros de perfume y otras ofrendas.

En la plataforma Norte una ancha escalinata sube hasta la mayor de las construcciones de Monte Albán. En lo alto hay dos hileras de columnas trochadas que en su día debieron sustentar una techumbre.

DIA 14

TUXLA GUTIÉRREZ – CAÑÓN DEL SUMIDERO

Llegamos a Chiapas, y su capital es Tuxla Gutiérrez. Es una ciudad moderna que nos sirve para visitar el Cañón del Sumidero y llegar a San Cristóbal de las Casas y alrededores.

Se puede visitar la Catedral, construida en el s XVI, cuando dan las horas salen las figuras de los doce apóstoles. Desde la Avenida Central se llega al monumento a la Bandera, que recuerda la unión de Chiapas y México. Otras cosas serían el Museo Regional, el jardín Botánico o el zoológico Miguel Álvarez del Toro, de 1980 para ayudar a la conservación de la fauna del Estado, un sendero de 1 km recorre el ambiente selvático donde viven más de 150 especies en hábitats que imitan el medio natural.

De aquí vamos al Cañón del Sumidero, que se encuentra en el corazón de un hermoso parque nacional. Según la leyenda a mediados de s XVI, varios cientos de indios chapanecos, después de una última batalla, prefirieron arrojarse al precipicio antes que rendirse a los conquistadores.

Con casi un km de profundidad y unos 14 km de longitud, el cañón fue labrado en el transcurso de millones de años por el rio Grijalva, que corre desde Guatemala hasta el Golfo de México.

Los cinco miradores de la ladera oeste proporcionan excelentes vistas de las paredes cortadas a pico. Nosotros lo que hacemos es hacer una excursión de dos horas en lancha por el río. Durante el recorrido de 35 km se pasan por cascadas, cuevas, se ven gran cantidad de plantas raras y fauna que incluye monos, cocodrilos, iguanas, garzas y martines pescadores.

DIA 15

SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS

Desde Tuxla vamos a San Cristóbal de las Casas. Será nuestra base para ir a Palenque y a pueblos de los alrededores. Fue fundada por los españoles en 1528 y marcada por siglos de aislamiento, tiene un encanto aletargado de una villa colonial al tiempo que arrastra una larga y turbulenta historia de conflictos entre criollos e indios. Cuando nosotros estuvimos en 1993 se notaba algo en el ambiente, que el 1 de enero del año siguiente se convirtió en el levantamiento zapatista del EZLN, ejercito zapatista de liberación  nacional.

Al frente estaba el subcomandante Marcos, se apoderó de la ciudad y su objetivo tomado del ideario de Emiliano Zapata, era la redistribución del poder y de los recursos del Estado de Chiapas, hasta entonces en manos de una minoría. Los zapatistas, como dieron en llamarse, fueron expulsados de la ciudad por el ejército y se refugiaron en la selva. Aunque se alcanzó una tregua en 1995, en el territorio que ocupan los zapatistas hay una fuerte presencia militar y, por ahora, las dos partes no han llegado a acercar posiciones.

Nuestra visita por lo tanto fue tranquila y nos gustó mucho esta ciudad. Situada a 2300 m de altitud, goza de un clima extremadamente fresco. La Plaza Mayor, está presidida por la Catedral y el palacio Municipal. El Lujoso interior de la Catedral contiene un púlpito con incrustaciones de oro y varios retablos de valor. A unas manzanas al norte  está el Templo de Santo Domingo, del s XVI, la iglesia más llamativa de la ciudad, con fachada rosa, un interior barroco con varios retablos magníficos y un púlpito tallado en un solo madero de roble.

El museo y centro de investigación Na Bolom, en el lado este de la ciudad, se dedica el estudio y protección de los indios lacandones y la selva tropical donde habitan.

DIA 16

SAN JUAN CHAMULA

A unos 10 km se encuentra San Juan Chamula, con una bonita iglesia. Aquí se puede conocer la mezcla de tradiciones cristianas y precolombinas de los indios tzotziles. Las fiestas y mercados del pueblo se cuentan entre los mejores de México, pero no les gusta que hagas fotografías y menos en edificios religiosos, pues podría tomarse como un grave insulto. Al entrar a la iglesia vemos que hay varias imágenes de cara a la pared. Algo no ha salido bien, y las han castigado. También vemos ritos como hacer ofrendas de  coca colas y un señor tomar un trago y eructar. …. Aquí vemos más ambiente enrarecido, no son hostiles pero tampoco amables. Hablan en un idioma que no les entendemos para nada, el español casi no lo conocen.

DIA 17

AGUA AZUL Y PALENQUE

Desde San Cristóbal de las Casas contratamos un tour de un día que nos lleva a Agua Azul y Palenque.

El Parque Nacional de Agua Azul tiene algunos de los saltos de agua más hermosos de México. Se cuentan en total más de 50 cascadas de entre 3 y 30  m de altura, además de un rosario de charcas rocosas de color aguamarina. En algunas se puede nadar, pero hay corrientes que hay que tener en cuenta.

De todas las civilizaciones mesoamericanas, es a las mayas a quienes se deben las obras de arte más perdurables y numerosas. El arte maya se distingue por su naturalismo, que lo acerca más a los ojos modernos que el de otras culturas mexicanas antiguas. Los mayas emplearon materiales muy diversos para decorar sus edificios y sacralizar objetos de piedra, madera, cerámica, estuco, jade y hueso. De esta producción destacan los autorretratos, los cuales nos aproximan al modo de vida, hábitos guerreros, usanzas  y creencias de los mayas.

La cerámica servía para moldear delicadas piezas. Los glifos que solían reflejar biografías y acontecimientos de la realeza, se tallaban en piedra o se moldeaban en estuco. Las estelas, lapidas verticales colocadas en lugares rituales, refieren las vidas y triunfos de los gobernantes.

En Palenque, las excavaciones han sacado a la luz ruinas con finas esculturas y esplendidos estucados. El templo del Sol, es el mejor conservado del yacimiento, se asienta sobre una pirámide de cuatro cuerpos coronada por una crestería muy alta (4,4 m), dentro se halla el bajorrelieve del sol.

El Palacio está emplazado sobre un basamento escalonado, es un laberinto de patios, corredores y cámaras. Se distingue por una torre de cuatro cuerpos que probablemente sirvió de observatorio o atalaya. El palacio fue sede de la familia real. En algunas partes del edificio se ven esculturas y decoraciones de estuco.

Hay 9 esculturas en el patio del palacio que son unas losas de piedra talladas con  figuras muy interesantes.

El edificio más prominente de Palenque  es el Templo de las Inscripciones. La entrada a la tumba se efectúa por dos tramos de escaleras que descienden 25 m. Cuando se descubrió en 1949 estaba llena de escombros y se tardó 3 años en despejarlas y poder explorarla.

Las inscripciones que dan nombre al templo aparecen en sus paredes, suman un total de 617 glifos, repartidas en tres losas de piedra, y solo se han descifrado una parte. Debió de estar revocado con yeso y pintado de un rojo intenso, las esculturas y cresterías eran también de vivos colores. La tumba de Pakal es una cámara de 9 por 4 m con un techo abovedado de 7 m.

Nueve figuras de estuco, que representan a los precursores dinásticos, adornan las paredes. La pesada tapa de piedra del sarcófago estaba decorada con un cuadro simbólico de la resurrección de Pakal, desde las fauces del inframundo. Nosotros en 1993 pudimos entrar, pero ahora está cerrada al público.

El templo del Jaguar, cuyo nombre proviene de la imagen de un rey sentado en un trono de jaguar, hoy perdido.

En el museo se puede tener una visión global de la evolución de la ciudad maya.

De San Cristóbal de las Casas vamos a Tapachula y pasamos a Guatemala.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: