Namibia

VIAJE DE VERANO DEL 1998

Fue un viaje de un verano raro a efectos laborales nuestros, por lo que cogimos un avión hasta Victoria Falls en Zimbabwe y allí cogimos un camión que atravesó Namibia hasta Sudáfrica. Creemos que no fue una mala elección aunque recomendamos alquilar vehículo propio. Pero ese año, decidimos no gastar demasiado y tomamos esa solución. Nos gustan los paisajes extremos y los animales, por lo que Namibia es un destino que reune ambas cosas. Nos decepcionó la poca vida humana que nos encontramos pero nos entusiamó la vida animal.

Windhoek, Etosha NP, Fish River Canyon, SPITZKOPPE, COSTA ESQUELETOS, PARQUE NAMIB-NAUKLUFT

GALERÍA DE FOTOS

La República de Namibia es un país del sudoeste de África que ocupa el territorio de lo que fue conocido hasta la década de 1960 como África del Sudoeste, limitando al norte con Angola, al noreste con Zambia, al oeste con el océano Atlántico, al este con Botswana, y al sudeste y al sur con Sudáfrica. Su capital es Windhoek.

Namibia se localiza en una zona desértica dominada por el desierto del Namib, que le da su nombre al país, y salvo la zona norte, es un lugar seco y desértico con escasa precipitación pluvial. En dicha zona del norte se encuentra el Parque Nacional de Etosha, uno de los más grandes del mundo y destacable por su gran diversidad vegetal y animal de especies características de la sabana africana. El desierto del Kalahari se extiende por el este de Namibia.

WINDHOEK

Windhoek (pronunciado “Wind Hook” en inglés y “Windhuk” en alemán ) es la capital de Namibia. El nombre deriva del afrikaans “Wind hook” que los alemanes corrompieron como “Windhoek” que literalmente se entiende como “esquina del viento”. Tiene una población que alcanza los 280.000 habitantes (12,5% de la población del país), conformada por gente de ascendencia alemana (casi el 10%), ovambos, hereros, namas, afrikáners, mestizos (basters y coloureds) y todas las otras etnias nativas. Es el punto focal de la vida en el país y donde se controla toda la actividad política y económica del mismo y es un centro comercial especializado de pieles de ovejas.

Windhoek era al principio el centro de un jefe nama, que derrotó a los habitantes herero de la región en el siglo XIX. Alemania ocupó la región en 1885, y se transformó en el asiento del régimen colonial en 1892 como la capital de la colonia de África del Sudoeste Alemana (Deutsch-Südwestafrika). Durante la 1ª GM, Windhoek fue capturada por tropas sudafricanas y se convirtió en un dominio británico. Hasta que la independencia de Namibia fue proclamada en 1990, Windhoek fue reconocida como la capital del África del Sudoeste administrada por el gobierno sudafricano. Hoy sigue siendo la capital de la República de Namibia.

Con la independencia de Namibia de la administración sudafricana en 1990, la ciudad experimentó un nuevo viento del cambio que la condujo a un acelerado crecimiento y desarrollo. Windhoek se convirtió en el asiento del primer gobierno elegido democráticamente de la República de Namibia, encabezado por el presidente, Sam Nujoma.

La población blanca y mestiza (“baster” en Nambia) representa el 48,6% de la población de la ciudad, lo que hace de Windhoek una de las ciudades africanas más occidentalizadas.

Windhoek está situada en una altiplanicie alrededor de 2000 msnm, en una región de clima seco templado. Los días son mayormente cálidos, con temperaturas entre los 25ºC y 35ºC, con días muy calientes a más de 40ºC durante los meses de verano, mientras que las noches son generalmente frescas.

Los meses de invierno en junio, julio y agosto por lo general experimentan las menores precipitaciones. Las temperaturas mínimas se extienden entre 5°C (41°F) a 18°C (64°F).

De aquí ya vamos al Parque Nacional de Etosha.

PARQUE NACIONAL ETOSHA

Más de 20.000 km² envuelven al enorme salar de Etosha, de color blanco verdoso, “el gran lugar blanco de la agua seca”. Este enorme parque sirve de protección a 114 especies de mamíferos 340 especies de aves 16 de reptiles y anfibios y una multitud de peces e innumerables insectos.

Los visitantes deben registrarse en las portadas de acceso al parque para obtener un permiso diario. Está entrada deberá presentarse en el momento en que se echó la reserva. Para pasar la noche conviene reservar con mucho tiempo de antelación pues los sudafricanos son muy aficionados en sus vacaciones a venir a este parque .

Hay tres campamentos principales: Namutoni, Halali o Okakuejo cada uno separado unos 70 Km. de distancia entre si. Los tres abren todo el año y tienen restaurante, tienda, piscina, zona de picnic y gasolinera. Además de los servicios que dan los campamentos, el gran atractivo es por las noches  unas gradas que hay perfectamente iluminadas, donde suelen venir muchos animales a beber de unos “holes” perfectamente preparados para los turistas.

Hay que tener especial cuidado con la hora de cierre de las barreras en estos campamentos ya que si llegas después de la puesta del sol no te podrían dejar entrar o te sancionarían por llegar tarde.

Nosotros pudimos ver todo tipo de animales del fauna africana en este parque a excepción de leopardos que no se dejaron ver. La mejor estrategia en la época seca en la que estuvimos para ver muchos animales es ir a los abrevaderos que se han hecho exprofeso y en el que todos han de pasar para beber agua.

El Parque Nacional Etosha, es uno de los más grandes del mundo, con una extensión de 22.270 Km. cuadrados. Tiene forma oblonga con una longitud máxima de este a oeste de 350 kilómetros.

“Etosha” significa “el gran lugar blanco”, por el aspecto que le da a esta gran planicie el color de la sal (en realidad carbonato) depositada en la superficie.

El parque está formado por dos ecosistemas principales: el bosque bajo con matorral y sabana, que abarca un entorno de más de 100.000 km², y las depresiones (llamadas pan en inglés), lagunas saladas secas, que se inundaron hace tiempo por la afluencia de un río, probablemente el Kunene, que hoy desemboca en el mar. La depresión más importante y que da nombre al parque es la de Etosha, situada al nordeste del recinto, con una extensión de más de 5.000 km² y unas dimensiones de 120 por 55 km de este a oeste y de norte a sur respectivamente.

Hay otras depresiones en el parque y fuera del parque que sumadas a la de Etosha alcanzan una superficie que se acerca a los 7.000 km². El parque, compuesto por una inmensa planicie, está bordeado por el sur por las montañas Ondundozonananandana, nombre nativo que significa “lugar donde el muchacho perdió a su rebaño, probablemente a causa de un leopardo”.

El acceso al parque puede realizarse por dos entradas principales: la de Namutoni (Von Lindequist Gate), al este, y la de Okakuejo (Anderson Gate), al sur, a 435 y 535 km respectivamente de Windhoek. El resto del parque, salvo la menos usada King Nehale Gate, al norte, está vallado. Alrededor se encuentran varias reservas de caza privadas.

En el interior del parque se han contabilizado 114 especies de animales, 340 de pájaros, 110 de reptiles, 16 de anfibios y una de pez bastante sorprendente. Entre los grandes mamíferos se han contado 250 leones, 300 rinocerontes, 2.000 elefantes, 2.500  jirafas y 6.000  cebras. El más abundante es la gacela saltarina, conocida como springbok, de la cual hay más de 20.000 ejemplares.

Etosha National Park. Tan pronto llegamos, empezamos nuestro primer safari por el Parque Nacional, donde nos espera gran variedad de vida salvaje.
Etosha es uno de los parques nacionales más grandes de África Austral, con una superficie de 22.000 kilómetros cuadrados. Alojamiento: Etosha National Park (Okaukuejo, Namutoni ó Halali). Campings dentro del Parque Nacional, con bar, restaurante, piscina y tienda de ultramarinos.

Etosha puede visitarse entrando por dos puertas diferentes, la de Anderson, al sur del parque, y la de Lindequist, al este. Ambas están unidas por una carretera que une los tres campamentos donde es posible pernoctar en el parque: Okakuejo, Halali y Namutoni. En los tres hay una charca para observar a los animales y un aeródromo cercano para casos de emergencia. Además de estos tres lugares clásicos, es recomendable visitar el resto de charcas, mencionadas más abajo, el Bosque Embrujado (Haunted Forest), de árboles moringa, cerca de Okakuejo, y la carretera Bloubokdraai, donde se pueden observar dik-dik de Damara, uno de los antílopes más pequeños del mundo. Al norte de Halali se encuentra el mirador de Etosha, donde la pista penetra en la depresión y uno se siente rodeado de la inmensidad blanca. También es muy interesante la depresión de Fischer, cerca de Namutoni, para ver aves, gacelas saltarinas y ñus.

Okakuejo

Si se entra por Anderson, a una veintena de kilómetros por carretera asfaltada se encuentra el campamento de Okakuejo, el mejor preparado de los tres que hay en el parque, al sudoeste de la depresión de Etosha. Fue fundado en 1957 y acoge el Etosha Ecological Institute. Su nombre significa “lugar de las mujeres”. En este lugar hay una charca con un mirador perfectamente acondicionado, incluso con una tribuna cubierta para los días de sol. También hay chalets de lujo para viajeros acomodados y una torre de agua. En cualquiera de los tres campamentos hay una charca que permite ver gran cantidad de animales durante la época seca. Elefantes, cebras, gacelas, antílopes y facóqueros e incluso jirafas se dejan ver con facilidad durante el día, y por la noche acuden los rinocerontes, las hienas, los chacales y hasta es posible ver un leopardo o un león.

Halali

La charca de Halali posee un mirador idóneo ligeramente elevado y apartado de la zona de acampada.

Desde Okakuejo la carretera se convierte en pista de tierra que se dirige hacia el este, bordea primero la depresión de Etosha y luego se separa hacia el sur. A unos 70 Km. se encuentra el campamento de Halili, el más tradicional y quizás el más agradable por su charca, situada bajo una colina dolomítica que conserva el calor durante la noche y que se encuentra algo apartada de la zona de acampada. Como los otros campamentos, posee piscina, gasolinera y tiendas. Dicen los expertos que es el mejor lugar para ver animales raros, como ciertos tipos de aves o el leopardo. Halali fue abierto en 1967 y su nombre viene del cuerno de caza alemán que marca el inicio de la temporada.

Namutoni

La pista sigue bordeando la depresión a cierta distancia, separado de ésta por praderas herbáceas donde es fácil observar elefantes, cebras, gacelas y antílopes. Hay que recorrer otros 70 Km. para llegar a Namutoni, en el extremo oriental de la depresión, a sólo 12 Km. de la puerta de Von Lindequist. En el entorno abundan las palmeras Makalani y está cerca de la zona más húmeda del parque, donde los árboles y las malezas ocultan con más facilidad a los animales. Namutoni se caracteriza sobre todo por la presencia de una pequeña fortaleza colonial pintada de blanco que tiene una historia curiosa, pues fue construido como puesto fronterizo en 1902 y destruido por los owambo en 1904, que en número de quinientos asediaron durante un día y una noche a los siete soldados alemanes que lo defendían. El fuerte fue reconstruido después del alzamiento de los herero, como puesto policial, y abandonado hasta los años 30. Fue declarado Monumento Nacional en 1950 y en 1983 se convirtió en resort.

Las charcas

Deben visitarse en la época seca para ver a los animales, pues en época de lluvias éstos se dispersan por todo el parque. Son pequeñas hondonadas de veinte a cien de metros de diámetro rodeadas de una zona despejada o con una vegetación rala a causa del paso de los animales. Hay cinco tipos de charcas en Etosha:

• Pequeñas hondonadas que pueden ser naturales, los llamados panes, y artificiales, hechas por el hombre durante la construcción de las carreteras para extraer el material de relleno; éstas sólo recogen el agua durante las lluvias y suelen estar secas en junio; son tan numerosas que no hay un registro fiable de ellas.

• Surgencias de agua que proceden de acuíferos y que emergen en lugares donde hay fracturas rocosas. Dependen mucho de las lluvias que llenan los acuíferos y los años secos tienden a desaparecer; entre éstas destacan Kakupuhedi, Ondongab y Wolfsnes.

• Depresiones lo bastante profundas como para entrar en contacto con el acuífero principal, que de todas maneras varía de año en año dependiendo de las lluvias; en este caso, tanto animales como humanos ayudan a excavarlas más profundas, como puede verse en Ombika.

• Manantiales artesianos en los que el agua se encuentra a presión bajo capas impermeables y se produce una fisura en éstas por las que asciende a la superficie. Es el caso de Koinagas y Namutoni.

• Por último, se encuentran las charcas artificiales, que se excavan en los lugares más favorables hidrológicamente y para redistribuir a los animales por el parque. Se mantienen con bombas colocadas estratégicamente que funcionan mediante energía solar o eólica. Es el caso de Olifantsbad.

Una lista de las charcas que pueden visitarse en Etosha sería la siguiente:

• En la zona de Okakuejo: Adamax, Aus (durante la época de las lluvias hay tantos impalas que cuesta pasar por la carretera), Gaseb, Gemsbokvlakte, Grünewald, Homob, Kakupuhedi, Leeubron, Natco, Nebrownii (curiosa porque los elefantes se bañan con el polvo calcáreo del suelo y parecen blancos), Okakuejo (es la charca del campamento, en la que han visto cosas extraordinarias, como un rinoceronte negro devorado por leones a pocos metros de la valla y nubes de mariposas nocturnas devoradas por varanos cuando empiezan las lluvias), Okondeka, Olifantsbad (famosa por los elefantes), Ombika, Ondongab, Ozonjuitji m’Bari, Sprokieswoud y Wolfsnes (la mejor para ver hienas).

• En la zona de Halali: Charitsaub, Goas, Helio, Moringa (es la charca del campamento y la mejor para ver leopardos a altas horas de la madrugada o rinocerontes al anochecer), Noniams, Nuamses, Rietfontein, Salvadora (es la que tiene el agua de más calidad, aquí es fácil ver avestruces, leones y guepardos) y Sueda.

• En la zona de Namutoni: Andoni (la mejor para ver pájaros), Aroe, Batia, Chudop (la mejor por los elands y las jirafas), Groot Okevi, Kalkheuwel, Klein Namutoni, Klein Okevi, Koinagas, Namutoni, Ngobib, Okerfontein, Pan de Fischer, Springbokfontein, Stinkwater, Tsumcor y Twee Palms.

Después del desayuno, saldremos temprano para hacer safaris con nuestro vehículo, intentando encontrar alguno de los Big Five.
Alojamiento: Etosha National Park (Okaukuejo, Namutoni ó Halali). Campings dentro del Parque Nacional, con bar, restaurante, piscina y tienda de ultramarinos. Al salir vamos hacia la costa Esqueletos y pasamos por Damaraland, tiene figuras geológicas, pinturas rupestres de elefantes o rinocerontes.

BOSQUE PETRIFICADO

También pasamos por el bosque Petrificado, donde hay fósiles de más de 200 millones de años. Es un veld cubierto de troncos de árboles petrificados de hasta 34 metros de longitud y 6 metros de perímetro. Debido a la ausencia de raices o ramas, se supone que los troncos fosilizados llegaron aquí arrastrados por una inundación.

SPITZKOPPE

Spitzkoppe, una gran roca de granito en medio del desierto,  conocido como el “Matterhorn (ó Cervino) de Namibia”. Con una altitud de 1.800 m, aunque no es el más alto de Namibia, su silueta es la más conocida de las montañas del país. Luego, ya en el interior, acamparemos en las cercanías del Spitzkoppe,.

 PINTURAS RUPESTRES TWYFELFONTEIN

Es una de las mayores galerías de arte rupestre de África. El nombre original era Ui- Ais (rodeado de rocas), pero en 1947 un colono europeo lo rebautizó con su nombre actual que significa manantial dudoso, pues consideró que su caudal diario de 1 metro cúbico hacia la vida imposible la vida en aquel entorno tan agreste. Los petroglifos del lugar, de seis mil años de antigüedad, se ejecutaron atravesando la dura patina que cubría la arenisca. Cerca de allí se puede visitar la poza de Wondergat, la volcánica Burnt Mountain y las columnas de dolerita (basalto) conocidas como Organ Pipes. No hay transporte público.

En el desierto nos encontramos la Welwitschia, que es una curiosa reliquia botánica que no tienen parentesco con ninguna otra planta conocida del planeta y son exclusivas del Namib. Solo tienen dos hojas que crecen del tronco central y las raíces se adentran tres metros en el suelo.

COSTA ESQUELETOS

Con este  sugerente y  maravilloso nombre se define a todo el litoral de rocas y arena habitualmente cubiertos de niebla que ha sido causa de muchos hundimientos de barcos. En Ugabmund a 110 km al norte de Cape Cross la carretera de sal entra en el parque sólo el sector sur está abierto para los viajeros por cuenta propia a los que se les exige el pago de 2,5 $ por persona y 2,5 $ por vehículo. No nos fue posible ver ninguno de los famosos barcos encallados en su costa.

Su siniestro nombre viene del hecho que su traidora costa ha arrebatado la vida de incontables marinos y sus barcos. El área cubre más de 16.000 Km. cuadrados de dunas de arena y desoladas orillas. La reserva, una región de rara belleza, va desde el Rio Ugab a Kunene en la frontera angoleña.

Está dividida en dos zonas, norte y sur. La entrada norte está restringida los que reservan safaris. Se pueden ver elefantes del desierto, rinoceronte negro y chacales, mientras que la costa es donde se ven focas, pingüinos y flamencos. La parte sur es más accesible a los visitantes individuales.

CAPE CROSS

Nos dirigimos hacia el sur a través de la árida costa hasta Cape Cross y poder contemplar sus colonias de focas y lobos marinos. Se llama así porque aquí llegó un navegante portugués, Diego Cao, y plantó una cruz.

La reserva de focas más pestilente de todo el mundo, se halla en el West Coast Recreational Area, y a unos pocos kilómetros al sur de Costa Esqueletos.
Es un lugar apestoso ya que hay una concentración enorme de focas y leones marinos, se habla de unas 200.000. Al atardecer, los chacales de espalda negra que viven en el desierto se acercan a la costa para entrar en la colonia de focas, saben que es fácil robar una cría.

 En Cape Cross se pueden observar, e incluso llegar a tocar alguna de las más de 100.000 focas que se agolpan en las arenas de las playas dando una visión difuminada de las olas rompiendo en el mar.

   Con suerte, también se pueden observar chacales y otros carroñeros que se alimentan y subsisten gracias a los despojos de alguna de las focas que probablemente haya muerto aplastada por alguna de sus compañeras.

PARQUE NAMIB-NAUKLUFT

Después del desayuno, iniciaremos nuestro viaje hacia el Sur en dirección al Parque Nacional Namib Naukluft. El Parque es uno de los más grandes de África, extendiéndose por le Desierto Central de Namibia y las montañas Naukluft. Acamparemos en Sesriem, que se encuentra a las puertas del desierto de dunas y donde se puede observar un maravilloso paisaje con las montañas al este y las dunas al oeste. La zona de acampada de Sesriem recibe su nombre de un cercano cañón, el Cañón de Sesriem. Localizado a 4 kms. de la zona de acampada, fue formado por el Río Tsauchab cuyo origen está en las Montañas de Zaris y de Naukluft. Fluye a través del cañón y continúa hasta Sossusvlei.

 

Es uno de los mayores parques del mundo ya que ocupa 23.000 km² del desierto y semidesierto. Su precio es de 3,5 $ por persona más 2,5 $ por vehículo. Para acampar en el parque hay que efectuar una reserva previa en las oficinas de NWR en Windhoek o Swakopmund.

WALVIS BAY

Es una población muy importante de Namibia en la que destaca su laguna es un paraíso para ver aves migratorias. Hay muchísimos flamencos pelícanos avefrías golondrinas y cualquier tipo de ave zancuda.

Con un poco de atención se ven en el mar a lo lejos los barcos de la empresa española Pescanova que tiene sus bancos de pesca aquí.

SWAKOPMUND

Seguimos hacia la tranquila población costera de Swakopmund, cuyo paisaje urbano está todavía dominado por los edificios alemanes de estilo colonial que datan de principios del siglo XX. Aquí es posible hacer actividades opcionales como: moto quad por las dunas, vuelo panorámico sobre las dunas, etc.

Es una población de unos 25.000 habitantes muy parecida a las poblaciones alemanas con todos los servicios que uno puede desear: hoteles, restaurantes y tiendas. Es un destino muy popular Aunque está más destinada al turismo de aventura y de deportes extremos. Conviene destacar el Acuario Marino Nacional que está junto al mar donde un impresionante túnel atraviesa la pecera más grande y permite ver de cerca muchos peces y mamíferos marinos.

En la ciudad hay varios edificios que conviene destacar como la fortaleza fue construida en el 1906 por la empresa de ferrocarril. También el tribunal de justicia del distrito diseñado en el 1901. También vale la pena visitar la estación de tren que fue la terminal de la línea a que conectaba con la capital y es declarada monumento nacional en 1972.

También está la Alte Gefängnis que fue una impresionante prisión construida entre 1909.También se dispone de un museo con datos y complejas e historia etnología flora y fauna de Namibia y hay una fiel reconstrucción del interior de una casa colonial

A 55 km al nordeste está la mina de uranio de Rossing es la mayor mina de uranio al aire libre del mundo las visitas valen 2,5 $ y el que reserva con antelación ya que sólo se hace en el primer y el tercer viernes de cada mes a las 10 de la mañana.

 La arquitectura y el ambiente en general recuerdan los de una pequeña ciudad alemana y la ciudad parece detenida en el tiempo.
Para aquellos interesados en los deportes de aventura, Swakopmund ofrece esquí en las dunas, quads, karts en las dunas, globos aerostáticos, paracaidismo, pesca, etc, etc. Para los más tranquilos la ciudad ofrece restaurants, cafés, galerías de arte, museos y un acuario. Nuestro guía arreglará reservas para todo tipo de actividades.

SOSSUSVLEI, DESIERTO DEL NAMIB

Es la principal atracción de Namibia. Una excursión a través de estas dunas de arena que cubren la mayor parte del oeste del país es uno de los mejores paseos que se puede dar en este mundo.. El viento, la luz hacen cambiar constantemente esta visita. Para entrar al par que se tiene que pagar una entrada de 3,5 $ por persona más 2,5 $ por vehículo. La visita más habitual es superior a la Duna 45 en el momento en que sale el Sol. Se llama 45 porque está 45 km de Sesriem. Una vez que se visitan las dunas es muy conveniente, si se lleva un 4 × 4 o si se va andando visitar la laguna salada que recoge el agua del río Tsauchab. Muy poca gente lo HA visto con agua ya que la última inundación fue del 2001. .A unos 5 km de un accidentado camino se llega a Dead Vlei ( laguna muerta) que resulta aún más impresionante que la anterior

A la puesta de sol, estas dunas de arena rojiza, con alturas de hasta 300 m, son absolutamente espectaculares y vuelven locos de placer a los aficionados a la fotografía.

Nos dirigiremos temprano por la mañana al amanecer a ver las dunas. Subiremos hasta la duna 45 y disfrutaremos de las vistas desde lo alto. Nos encontraremos con un guía local que nos acompañará a dar un paseo por Sossusvlei mostrándonos su interesante flora y fauna así como Dead Vlei.
Sossusvlei es una de las más interesantes atracciones de Namibia, tratándose de una depresión rodeada de gigantes dunas de arena. Algunas de ellas alcanzan los 300 metros de altura, estando entre las más altas del mundo.
Tarde libre para poder disfrutar de actividades opcionales. La más interesante consiste en sobrevolar Sossusvlei. Un vuelo por encima del desierto del Namib, el cauce seco del Kuiseb y sobre las formaciones de dunas. Regreso por la costa para descubrir restos de naufragios, colonias de focas y leones marinos y flamencos.

FISH RIVER CANYON

El río Fish, que se une el Orange 70 Km. al sur del cañón, fluye por esta garganta desde tiempos inmemoriales. El cañón mide 160 Km. de longitud y hasta 27 Km. de anchura, y el espectacular cañón interior alcanza una profundidad de hasta 550 metros. Son unas dimensiones colosales. Hay un mirador en Hobas que se llama de los Excursionistas, donde se inicia la caminata. Las termas humean tras las altas cumbres del extremo sur del Parque Nacional. Alcanzan los 60 grados y fue redescubierta por un pastor que buscaba una oveja extraviada. Son ricas en cloro, flúor y azufre, y afirman que son beneficiosas para quienes sufren de reuma o enfermedades nerviosas. El agua llena una serie de baños y jacuzzis, así como una piscina al aire libre.

Se puede hacer una caminata de cinco días, con sus 85 Km.  es una ruta sugestiva que sigue la arenosa orilla del río pasando por una serie de pozas efímeras que solo llevan agua en mayo y junio. A veces se pide un certificado médico pues no es estrictamente fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: