Costa Rica

 FEBRERO 2014

bandera-costa-rica-3

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

En nuestra opinión, Costa Rica es una inteligente operación de márketing. Los turistas acuden a visitar ese país en busca de naturaleza y, concretamente, de animales. Es cierto que desde hace años conservan varias zonas protegidas donde cientos de turistas acuden,y, a excepción de la peligrosa capital, es un país sin problemas graves de seguridad. Lo que no nos ha gustado es la obsesión de sus pobladores en “cazar” al turista para “quitarle” su dinero. Nadie en Costa Rica hace nada sin querer una recompensa. Si alguien se acerca a hablar es porque tienen algún interés. Todo se paga, y en dólares. Todo se paga pero…¿ves muchos animales? Pues no, de hecho están sufriendo un deterioro grave en su privilegiada zona. Profunda decepción por su gente y por sus escasas maravillas

Fecha del viaje

Salimos el 1 de febrero del 2014 y pasamos a Nicaragua el día 17 de febrero

Moneda

Oficialmente es el colón. Aceptan dólares americanos por todas partes pero también se puede pagar en colones. Hay cajeros por todas partes y para cambiar moneda extranjera necesitas ir a los Bancos. Conversor. Cuando nosotros estuvimos 1€ equivalía a 750 colones

Nivel de vida

Es caro y con una calidad muy mala. Se puede comer en lugares para ellos de una forma más barata pero la variedad es ridícula. Si vas a sitios recomendados por las guías son habitualmente para turistas americanos, la calidad sube pero el precio se dispara. Igualmente es más barato que en esapaña

Visado

No se necesita pero teóricamente se necesita demostrar un billete de salida del país y que llevas suficiente dinero. Si se va a volar desde otro país, mejor adquirir un billete de autobús o de avión pues ponen problemas.

Salud

Como en todos los países de la zona se ha de tener cuidado con la comida y con la bebida pero en principio el agua del grifo es potable. En algunas zonas hay dengue pero es un país que vive del turismo por lo que vigila mucho la salubridad

Seguridad

San José y, en general las ciudades grandes, tienen mal ambiente en su centro histórico, con gente a la expectativa para aprovechar cualquier descuido a pesar de una  muy aparente presencia policial. El resto del país parece tranquilo. En toda Centroamérica cuando se hace de noche has de estar fuera de la calle.

Transporte

Los buses públicos funcionan bien pero no hay muchos. Al ser un país más o menos rico mucha gente tiene coche y solo viajan los que no lo tienen.

Alquilamos un pequeño 4×4 (Daihatsu Bego) de escasa potencia. Lo alquilamos en Europcar pero se ha de vigilar que en temporada alta no hay suficientes coches y puede ser que llegues y no lo tengan pues la gente prefiere pagar la multa por no devolverlo a tiempo antes que quedarse sin visitar un sitio. Es necesario un 4×4 para ciertos sitios pues las carreteras están muy mal. Yo creo que no las arreglan para dar una imagen de aventura que no se corresponde con la realidad

Electricidad

Es el típico de patillas planas de 120 v por lo que todo tarda bastante en recargarse.tipoa

Clima

En esa época solo suele llover en la zona de Caribe, mientras que en el resto del país apenas llueve y hace una temperatura agradable.

Diferencia horaria

Hay 7 o 8 horas, dependiendo de si hay horario de verano o de invierno en España

Guía de viaje

Utilizamos la guía visual Costa Rica de El País y la guía Geoplaneta

ITINERARIO

Día 1: BARCELONA – PARIS – PANAMÁ- SAN JOSE DE COSTA RICA
Día 2: SAN JOSE DE COSTA RICA
Día 3: SAN JOSE DE COSTA RICA – CARIATI – LA PAVONA – PN TORTUGUERO
Día 4: PARQUE NACIONAL TORTUGUERO
Día 5: PARQUE NACIONAL TORTUGUERO – LA PAVONA – CARIARI – SAN JOSÉ – CAHUITA (CARIBE)
Día 6: PARQUE NACIONAL CAHUITA – PUERTO VIEJO DE TALAMANCA – MANZANILLO – SIXAOLA – CAHUITA
Día 7: CAHUITA – HELICONIA ISLAND – VALLE DE SARAPIQUÍ – PUERTO VIEJO DE SARAPIQUÍ – LA FORTUNA (VOLCÁN ARENAL)
Día 8: LA FORTUNA – PN VOLCÁN ARENAL – LAGUNA VOLCÁN ARENAL – TILARAN – CAÑAS – LIBERIA
Día 9: LIBERIA – PN RINCON DE LA VIEJA – PN SANTA ROSA – LIBERIA
Día 10: LIBERIA – PLAYA HERMOSA- EL COCO – BRASILITO – PLAYA LA PENCA – PLAYA FLAMINGO – PLAYA CONCHAS – TAMARINDO – PN LAS BAULAS – AVELLANAS – PLAYA NEGRA – SANTA CRUZ – NICOYA – JUNTAS – SANTA ELENA – MONTEVERDE
Día 11: SANTA ELENA – RESERVA NATURAL CURI CANCHA – EL SARDINAL – COSTA CENTRAL DEL PACIFICO – QUEPOS
Día 12: QUEPOS – PN MANUEL ANTONIO – PUERTO JIMENEZ
Día 13: PUERTO JIMENEZ – PARQUE NACIONAL CORCOVADO – PLAYA PIRO – PUERTO JIMENEZ
Día 14: PUERTO JIMÉNEZ – SAN ISIDRO – SAN GERARDO DE DOTA – ALAJUELA
Día 15: ALAJUELA – VOLCAN POAS – PARQUE NACIONAL BRAULIO CARRILLO – SAN JOSE
Día 16: SAN JOSÉ – VOLCÁN POAS – SAN JOSÉ
Día 17: SAN JOSÉ – RIVAS (NICARAGUA)

y sigue nuestro viaje en Nicaragua

Diario de viaje

DIA 1 DE FEBRERO Sábado
BARCELONA – PARIS – PANAMÁ- SAN JOSE DE COSTA RICA

Hoy toca madrugar ya que el avión sale a las 7:30 de la mañana, pero cogemos el A1 que lo tenemos cerca de casa y solo cuesta 5,9 € por persona. Parece mentira pero va lleno a estas horas tan tempranas. Durante el trayecto, como no vemos en el bus a Elena, que viaja con nosotros, le mandamos un mensaje y nos dice que en la parada han cogido un taxi que por 30 € los ha llevado como señores. Ella por lo tanto llega antes y poco después nos llega un mensaje diciendo que nos han reruteado????? Pero eso que es?, ya nos lo imaginamos, nos dice donde tenemos que ir y allí nos encontramos.
El problema es que el avión que teníamos que coger esta mañana llegó muy tarde ayer y no cumplía las horas de descanso del personal, con lo que iba a salir más tarde. Las personas que teníamos vuelos de enlace en Roma los perdíamos todos, con lo que nos han cambiado de compañías para que pudiésemos llegar a nuestros destinos lo más pronto posible.
A nosotros nos han cambiado a la compañía Air France y pasaremos por Paris, Panamá y San José de Costa Rica. Es una gran alegría porque así no pasamos por EEUU, que es un tostón superar los controles de seguridad de los americanos.
El primer vuelo lo cogemos a las 10 de la mañana, al cabo de hora y media ya hemos llegado y esperamos 2 horas hasta el siguiente vuelo que son 11:30 horas. El servicio de Air France es muy bueno ya que la comida es muy apetitosa y continuamente pasan a ofrecer snacks e incluso helados.
Llegamos a Panamá y allí tenemos 3 horas de espera. El cansancio se va acumulando, son muchas horas a nuestras espaldas de viaje. Al final llegamos a San José a las 9:30 PM hora local, habiendo una diferencia horaria con España de 7 horas.
Cuando pasamos el control de inmigración, Elena y Trini pasamos sin ningún problema pero a Antonio le dicen que no le dejan pasar si no tiene un billete de salida de Costa Rica. Nosotros no lo tenemos porque la salida la tenemos 3 meses después desde Guatemala. La aduanera dice que eso no sirve. Le pregunta que si viaja solo y al decir que no y que a nosotras no nos han puesto ningún problema, se ablanda y lo deja pasar. Ha pasado unos minutos horribles pero el susto ha pasado.
Al buscar los equipajes, la mochila de Trini sale con la cremallera de la parte de arriba abierta y falta una bolsa con artículos de higiene femenina. Vamos a reclamar y nos dicen, que claro, como hemos hecho tantos enlaces, que a saber donde ha desaparecido. Igualmente hacemos una reclamación a la compañía aérea y dicen que ya nos dirán algo. Antonio ve que tiene una cremallera abierta de la mochila pero no presta atención!!!! Luego nos daremos cuenta que nos han robado el gel de ducha.
Una hora después de la llegada vamos a buscar un taxi que nos cobra 25 $ por llevarnos al hotel que tenemos reservado. Es el Quinta Avenida, que está entre la calle 20 y la 5ª Avenida. Nos vamos dando cuenta que las direcciones son un poco suigeneris, ya que dice “ de torre Mercedes Benz 300 norte, 200 este, calle 20 pase Colon”.
Nos cuesta 28.000 colones dos noches la doble con baño dentro. No es ninguna maravilla pero estamos tan cansados que no nos damos ni cuenta.

DÍA 2 DE FEBRERO Domingo
SAN JOSE DE COSTA RICA
Hoy nos dedicamos a callejear y descansar ya que debido al desfase horario nos hemos despertado muy pronto y estamos un poco zombis. Primero vamos a la estación de buses ya que mañana queremos ir al P.N. Tortuguero, y queremos saber horarios. Cuando llegamos compramos ya los billetes para salir a las 9 de la mañana, ya que el horario de las barcas es el que manda y no vale la pena salir antes ya que tendríamos que esperar mucho rato en el embarcadero.
Nos vamos al centro de la ciudad y nos enteramos que hay elecciones este domingo. Ya se nota pues pasan muchos coches con banderas ondeando al viento de los distintos colores de los partidos que se presentan. Hay unas que son como la bandera andaluza, otra que es amarilla y roja, otras de color amarillo. Las calles están muy animadas con familias paseando con sus niños, comprando en las tiendas que están abiertas la mayoría o simplemente tomando un café.
Nos acercamos a ver el Teatro Nacional que es el edificio más emblemático de la ciudad. Están reformándolo ya que se está rompiendo el suelo donde hacen las representaciones y piden donaciones para su arreglo. Es un edificio muy recargado, en la fachada hay una estatua de Beethoven y otra de Calderón de la Barca. El café es también muy bonito, muy decadente de otra época. Está decorada con losas blancas y negras y tiene mesas con tableros de mármol. Se paga entrada para visitarlo pero nosotros no lo hacemos. El enorme mural del techo del intermezzo, entre el vestíbulo y la sala, representa una cosecha del café, aunque no es muy veraz ya que lo muestra como cultivo costero en lugar de montañoso.CostaRica186 (Medium)
Debe su existencia a un episodio de orgullo nacional herido, cuando la diva de la ópera Adelina Patti excluyó a Costa Rica de su gira centroamericana de 1890. A raíz del desaire, la aristocracia local aprobó un impuesto sobre las exportaciones de café con el fin de construir un teatro inspirado en el de la Opera de París, suficientemente suntuoso para que la compañía de la Opera de Paris se aviniera a venir e interpretar el Fausto de Gounod la noche de la inauguración en 1897. Estatuas de las musas de la danza, la música y la fama dominan la fachada renacentista.
El suelo del vestíbulo de mármol rosa y las columnas corintias de mármol con remates de bronce constituyen un preámbulo del esplendor del interior. Las puertas están coronadas con frontones dorados adornados con caras de leones y el techo es de madera.
El auditorio en tres niveles aparece ornamentado con figuras de deidades desnudas. La sala rojo y dorada, dominada por una rotonda en el techo con un mural de querubines y deidades, tiene forma de herradura y butacas de hierro forjado.
De aquí vamos a la Plaza de la Cultura que está justo al lado vamos a ver si están abiertos los museos, pero tal como nos temíamos están cerrados por ser jornada electoral. Son el museo de Oro Precolombino, donde hay alrededor de 2000 piezas de oro, entre las que destaca la armadura de un antiguo guerrero y el museo de Numismática.
Hace sol y calor, pero como estamos a más de 1000 metros de altura sobre el nivel del mar es muy soportable, sobre todo si vas por la sombra.
Después de comprar lo que nos habían robado del equipaje y callejear un rato volvemos al hotel y comemos justo al lado en un restaurante que es del mismo dueño, que es el Restaurante del tío Jaime. Hacen paellas, carnes, aperitivos que aquí les llaman “bocas” etc.
Nosotros pedimos unas ensaladas, gambas al ajillo y cervezas. Todo nos cuesta 13.000 colones.
Nos vamos a descansar un rato al hotel y a la tarde salimos a pasear otro rato. La ciudad no merece la pena, lo que hemos visto es bastante deprimente ya que hay mucho indigente en unas condiciones muy precarias, tirados por los suelos, muy sucios sin ninguna dignidad.
Hemos leído en los periódicos que Costa Rica es uno de los países de la zona donde han crecido más las desigualdades,  los ricos son cada vez más ricos, y  hay más pobres.
El desempleo no obstante es solo del 10%. En las tiendas se ve mucha gente trabajando, suponemos que deben hacerlo por un sueldo de miseria. Solo en este fin de semana han matado en la ciudad a 4 personas a balazos, por robar o por peleas entre bandas. Menos mal que es el más seguro de los países que recorreremos!!!!!!
Hay unas zonas no recomendables para pasear por la noche y son desde la calle central entre las calles 6 y 14 y cerca de la estación de buses de la Coca Cola.
Las calles están abarrotadas de coches tocando los cláxones después de haberse cerrado los colegios electorales. Nos volvemos al hotel ya que no hay nada más que hacer.
La habitación tiene un olor a cloaca importante y no la han barrido en tiempo. Los comentarios de Booking lo ponían bastante bien pero nosotros no lo recomendamos. Lo único bueno que tiene es que se puede ir andando a todos sitios y que la recepcionista Sheila es un encanto de chica, que nos ayuda en todo lo que puede, pero repetimos la habitación no vale la pena.

DÍA 3 DE FEBRERO Lunes
SAN JOSE DE COSTA RICA – CARIATI – LA PAVONA – PN TORTUGUERO
A las 8 salimos del hotel en busca de un taxi que nos lleve a la estación de buses. Nos cuesta 1800 colones, que era lo que nos habían dicho en el hotel que nos costaría. El taxista nos comenta que está contento que no haya salido el partido que hay ahora en el poder, porque han desvalijado el país, han robado todo lo que han podido y quieren cambios.
La presidenta actual Chinchilla está casada con un español muy rico, que ha hecho negocios un poco turbios y la gente se ha cansado. Como ninguno de los que se presentaba ha sacado un 40% de los votos, habrá en el mes de Abril una segunda vuelta.CostaRica179 (Medium)
Desayunamos en la estación un zumo natural y una especie de fajita rellena de jamón y queso. Todo nos cuesta 4600 colones, los zumos 1000 y las fajitas 550 colones.
El bus sale puntual y en menos de 2 horas llega a la estación de bus vieja de Cariati, donde hay unos guías que nos explican que nos esperemos allí mismo que nos vendrá a buscar el bus para llevarnos a la Pavona. Somos unos cuantos los turistas que vamos al parque.
A la media hora llega el bus y nos subimos. Cuesta 1100 colones. Tardamos una hora y media en llegar al embarcadero donde se compran los billetes de la barca que cuestan 1600 colones cada uno.
Si se quiere ir al lavabo de este establecimiento cuesta 1 $!!!!!, eso sí pone en la puerta que son unos lavabos de lujo….
El trayecto es también hora y media, que no se hace pesado ya que pasamos por sitios preciosos y vemos muchos animales como caimanes, cocodrilos, garzas, una especie de cormoranes, unos basiliscos, muchos pájaros de colores chillones, iguanas, en fin una maravilla, pura vida como dicen ellos.
Nos ha acompañado un chico que se llama Roberto, que nos ofrece excursiones en canoa sin motor de 3 horas por 20 $, de 6 a 9 de la mañana, una excursión nocturna para ver ranas o serpientes y subir a la montaña Tortuguero que tiene una altitud de 100 metros. De todo lo que nos ofrece solo concertamos el tour matinal con la canoa.
Nos lleva al Hotel Icaco, donde la habitación para 3 cuesta 30 $. Son unas cabañas sencillas pero al ladito del mar. Nos atienden muy bien porque a pesar de ser más de las 3 de la tarde y que la cocina cierra a la 1, nos hacen un plato con arroz, carne y ensalada muy rico.CostaRica087 (Medium)
Nos vamos a descansar un poco, ya que el calor es sofocante. Cuando baja un poco el sol, nos vamos a pasear por el pueblo, el cual se acaba pronto, es una calle con tiendas a los dos lados de todo tipo, tanto souvenirs como cosas para ellos. Cuando sales de esta calle principal, ves casas muy precarias, donde viven hacinadas las familias. Nos ha contado Roberto que el 90% son nicaragüenses que están aquí sin papeles, pero trabajando para el turismo y ganándose la vida como pueden. El canal Tortuguero llega a San Juan de Nicaragua en 2 horas como máximo, con lo que cuando tienen un problema se escapan a su país para escapar de la justicia.
Hasta la década de 1960, los desplazamientos a lo largo del frente marítimo del Caribe eran virtualmente imposibles. El mar embravecido y la falta de ensenadas dificultaban la navegación, y las vastas ciénagas que se extendían tierra adentro eran un obstáculo para la construcción de carreteras. Pero durante el gobierno de Trejos, se trazó un canal paralelo a la orilla para comunicar las remotas localidades de Barra del Colorado y Tortuguero con el puerto de Moín y Puerto Limón. Actualmente el crucero por el canal de Tortuguero es una de las excursiones más gratificantes de Costa Rica. Mide 113 km de largo, une lagunas y los principales ríos de la costa del Caribe y discurre a unos cientos de metros de la costa. Aparte de las lanchas a motor hay cayucos fabricadas en un tronco ahuecado, utilizadas antiguamente para transportar plátanos y otros productos agrícolas.
Se puede hacer un trayecto desde Moín hasta Tortuguero, tardando 3,5 horas. En pocos minutos te encuentras rodeado de densa vegetación, con manchas de bosque lluvioso levantándose sobre grandes extensiones de ciénagas al oeste. Garzas y otras zancudas recorren las orillas en busca de bocados sabrosos, al tiempo que martines pescadores efectúan vuelos rasantes.
En Tortuguero, la sensación general es de pantanos y selva. En algunos tramos, las copas de los arboles se funden, formando un sombrío túnel que vibra con los reclamos de los monos aulladores. Impresionantes bosquecillos de bambú se yerguen en plumosos grupos de aspecto majestuoso. Tortugas de agua dulce y pequeños caimanes asoleándose sobre los troncos se zambullen al paso de la embarcación. Los tucanes son abundantes y ruidosos, y con suerte, quizá se vea uno de los amenazados guacamayos verdes sobrevolando el canal. Nosotros no tenemos esa suerte. Se puede llegar hasta el Refugio Nacional de vida silvestre Barra del Colorado. A menudo se ven nutrias a lo largo de esta sección de 34 km, que surca los humedales, donde los jacintos de agua obstruyen el canal. Cuando se llega a la desembocadura del rio Colorado los cocodrilos se asolean entre el fango arrastrado por el rio.
Para cenar nos quedamos en nuestro hotel donde nos hacen unos pescaditos muy ricos. Nos vamos a dormir que mañana toca diana a las 5 y media.

DÍA 4 DE FEBRERO Martes
PARQUE NACIONAL TORTUGUERO
Antes de las 6 de la mañana ya estamos en la canoa con la que vamos a hacer una excursión a ver animalitos. Paramos delante de la caseta del parque nacional para que Roberto pague las entradas al parque que son 10$ por persona y día.
En la excursión, tranquila solo rompiendo el silencio las barcas que van a motor vamos recorriendo varios brazos del canal en donde tenemos la oportunidad de ver muchos animales. Los más llamativos son las iguanas, loros verdes, monos aulladores, capuchinos, oropéndolas, caimanes los cuales los tenemos a menos de 1 metro de nuestra barca, basiliscos, muchas aves y pájaros de plumas de colores muy vistosos.
A las 9 de la mañana ya estamos de vuelta y nos vamos a desayunar a un chiringuito que está al lado de donde se compran los billetes para la barca. Una tortilla rellena de jamón y queso, tostadas y zumo natural nos cuesta 3300 colones.
De aquí nos vamos al hotel a descansar un rato. El sol que cae es de justicia y no nos podemos bañar en la magnífica playa que tenemos delante debido a las corrientes que son peligrosas. Nos ponemos en las hamacas y pasamos el tiempo leyendo, durmiendo o simplemente viendo el tiempo pasar. Comemos unos sándwiches y nos vamos a hacer el sendero del parque nacional Tortuguero, donde hay que enseñar el ticket que nos han dado esta mañana.CostaRica048 - copia (Medium)
Es obligatorio llevar botas de goma, pero no hay problema porque a 50 metros de la entrada hay una casa que por 1 $ te las alquilan y te guardan tu calzado hasta la vuelta.
En el sendero, nada más empezarlo, vemos monos aulladores, o congos como les llaman aquí, muy cerquita haciendo monerías como no podía ser de otra manera. Este camino que hacemos no es muy espectacular, son unos 2 km de sendero, pero no vemos grandes cosas. Alguna lagartijilla, cangrejos y un mapache cangrejero pero que al momento se esfuma entre la maleza. Ni hablar de ver ningún felino que sería nuestro sueño hecho realidad.
A la salida el guarda del parque nos enseña una serpiente de unos 30 cm de largo, de un color amarillo brillante que está enroscada en un árbol. Nos comenta que se mueven muy poco y que esta lleva 2 semanas entre dos árboles que hay cercanos. Es muy pequeñita pero muy venenosa, si te pica te mueres. Hay antídoto, pero a veces no es efectivo, y otras el antídoto se tiene que dar en tanta cantidad que la palmas. Es peor el remedio que la enfermedad. Esa es una de las razones para llevar botas altas de goma, para minimizar la picada de una serpiente, si por error la pisas ya que nos comenta que hay unas que se mimetizan en los arboles y que en el suelo tampoco la detectas.
Hay otra serpiente que es la terciopelo que es muy peligrosa ya que al contrario de la mayoría, esta, si se ve amenazada en vez de huir que es lo que hacen la mayoría se revuelve y ataca. Ha sido muy instructiva la charla con el guarda, aparte de que es muy amable, ya que también nos explica como son los nidos de las oropéndolas que son una especie de sacos de yute donde ellas se meten para hacer sus nidos.
De aquí nos vamos a tomar una cervecita al lado del canal en un bar que se llama Budha Bar, en el que como su nombre indica, hay una decoración muy zen con budas y banderitas de oración budistas de colores.
Volvemos un rato al hotel y después nos vamos a cenar a un restaurante que recomienda la LP, el cual está regentado por unos descendientes de jamaicanos y casi no hablan español. Es el Miss Miriam’s, muy sencillo, nada lujoso pero con un servicio rápido y efectivo.
Cenamos pescado con salsa de coco y un pollo que está exquisito, eso sí barato no es ya que nos cuenta 20.000 colones los tres.

DÍA 5 DE FEBRERO Miércoles
PARQUE NACIONAL TORTUGUERO – LA PAVONA – CARIARI – SAN JOSÉ – CAHUITA (CARIBE)
Esta noche nos hemos despertado por la lluvia torrencial que ha caído casi sin parar. Tenemos que coger la barca de vuelta a San José a las 5 y media de la mañana. Antes de esa hora ya estamos allí. Se compra el billete justo enfrente del embarcadero, y la lluvia nos concede una tregua. Poco a poco se va llenando la barca y cuando salimos casi está llena. En el camino va acercándose a las orillas a recoger a gente que vive al lado del rio y no se puede acercar fácilmente al embarcadero. Pensábamos que veríamos animalitos pero es muy pronto y como hay llovizna, los animales están a resguardo. Vemos solo alguna garza, algún pajarito pero poco más. Ya nos está esperando el autobús cuando llegamos a la Pavona, con lo que sin demoras salimos hacia Cariari. Llegamos a la hora y cuarto, nos dicen que hasta las 9 no sale el que va a San José. Nos da tiempo de comprar un zumo de naranja natural y una pasta de piña muy rica que venden en las proximidades de la estación de buses por 1100 colones las dos cosas.
Llegamos a la terminal de buses de San José y cogemos un taxi para que nos lleve al Paseo Colon que es donde está la sucursal de Europcar donde tenemos alquilado un 4 x 4 para los 11 días siguientes. Nos cuesta 2100 el taxi.CostaRica147 (Medium)
Cuando entramos en la oficina nos dan la mala noticia de que el coche no está allí esperándonos. Nos comenta que muchos turistas alquilan un número de días y luego no lo devuelven el día que toca, a pesar de la multa de 150 $ por día de retraso. Llama por teléfono y le dicen que el coche está en camino. Empezamos a hacer los trámites y al momento lo tenemos allí.
Es un Daihatsu, que solo ha hecho 6000 km, de hecho no tiene ni matricula pues hasta los 3 meses no la tienen en Costa Rica. No nos dan ni un triste mapa, nos dice que vayamos a una gasolinera que por 2 $ nos lo venderán. Vamos a unas cuantas y no lo encontramos.
Para salir de San José es una tortura, está todo muy mal indicado. Es muy fácil perderse, queríamos coger la carretera que va por Guapiles hasta Cahuita pasando por Puerto Limón, pero no la encontramos. Preguntando vamos por Cartago, Turrialba, Siquirres, Puerto Limón y Cahuita. Nos cuesta llegar unas 6 horas y tampoco son tantos quilómetros pero hay mucho tráfico de camiones que hace que se vaya muy lento. La carretera es muy sinuosa, se sube la montaña, luego se baja, hasta que no se llega a Saquirres no vamos por una carretera más ancha y con menos curvas. Eso sí, es muy bonita por lo exuberante y los paisajes que se ven.
En Puerto Limón ni paramos ya que en toda la información que tenemos dicen que es peligrosa y que no hay nada que ver.
Cuando llegamos a Cahuita, vamos a buscar alojamiento. Primero vamos a Spencer Seaside Lodging pero no tiene habitaciones individuales y las dobles con baño cuestan 27 $. La ubicación es magnífica enfrente del mar pero las habitaciones son muy sencillas.
Vamos enfrente que están las Cabinas Smith, pero al lado se encuentran las cabañas Bobo Shanti, y nos quedamos en estas. El dueño es un señor muy simpático, su padre era jamaicano y va todo el vestido con la bandera de Etiopia, rastas enormes y una sonrisa permanente en la boca. Nos ofrece maría de la buena. El parece que la ha probado mucho y puede dar fe. La habitación doble con baño cuesta 16 $ si no se utiliza la cocina y la individual 10 $.
Tienes una hamaca en tu pequeña terraza y un montón de plátanos para que te sirvas gratuitamente. La habitación es sencilla pero amplia y luminosa, demasiado casi, pues a las 6 de la mañana entra una luz espectacular.CostaRica070 (Medium)
Después de un ratito nos vamos a buscar un sitio para cenar. No hay problema tienes muchos para elegir. Nosotros nos quedamos en el Coco’s Bar, está pintado con los colores rasta, rojo, amarillo y verde y con un karaoke para amenizar las cenas. Está a tope de gente cenando y tomando cocteles ya que hay una oferta de ron con coco 2 x 1, por 2000 colones, una ganga que aprovecha mucha gente. Los platos oscilan entre los 3000 colones y los 6000 dependiendo de lo que pidas. Hay una oferta de 5 cervezas Imperial por 4000 colones. Cenamos bien, el pescado está muy bueno y los patacones se dejan comer.
Volvemos al hotel a descansar que ya es hora.
Hemos hecho 225 km

DÍA 6 DE FEBRERO JUEVES
PARQUE NACIONAL CAHUITA – PUERTO VIEJO DE TALAMANCA – MANZANILLO – SIXAOLA – CAHUITA
Nos levantamos prontito, ya que a las 6 de la mañana ya hace un sol de justicia. El parque abre a las 6 y cierra a las 4. Se paga la voluntad, nosotros pagamos 5000 colones por los tres.
De punta a punta el sendero son unos 9 km, nosotros hacemos la mitad y luego volvemos al principio. Es muy bonito pues pasas por zonas de manglares, al ladito de la playa, ríos que ahora están secos, pero que en época de lluvias tienes que vadearlos, teniendo cuidado de no pisar a los caimanes. Vemos un perezoso al lado del sendero, muy cerca, como a dos metros. Nos quedamos un rato disfrutando de su quehacer, que consiste en ir comiendo hojitas de árbol, con parsimonia como no podía ser de otra manera. Vemos una iguana muy grande en un tronco la cual podemos fotografiar a placer. Monos congo son habituales, además como se oyen perfectamente te dan unos sustos de impresión. Los araña son de un color marrón y los capuchinos que también vemos tienen la cara blanca como de viejitos.CostaRica151 (Medium)
Tucanes vemos, pero unos más pequeños, no el arco iris, que es el más conocido. Después se intuyen unos cuantos perezosos más, pero muy altos, se distinguen porque el guía de otros grupos lo encuentra, porque si no es muy difícil.
Damos la vuelta y cuando llegamos a Cahuita cogemos el coche para ir a Puerto Viejo de Talamanca. En las guías pone que casi no puedes andar por la calle por el acoso de los “camellos” que se ponen agresivos si no compras maría. También explica que es una zona donde van las mujeres maduritas para buscar un gigoló que les amenice las vacaciones. Allí se les llama a estos chicos “rent a rasta”.
La verdad es que es un pueblo muy tranquilo con las típicas tiendas de souvenirs de las zonas playeras y bastantes restaurantes para elegir dónde comer. Nos decidimos por uno regentado por una española, suponemos, ya que ofrece sangría y tiene aceite de oliva para aliñar las ensaladas. Se llama Flip-flop y está decorado con chanclas de playa. Nos pedimos unas ensaladas que cuando nos las traen vemos que son muy completas y de precio no están mal. No hemos encontrado nada barato Costa Rica, pagas lo mismo que en España o más en muchas ocasiones, porque te pone el precio, pero luego hay que añadir el 10% de servicio.
En los supermercados que hemos entrado a comprar alguna cosa nos damos cuenta que la materia prima también es muy cara, por ejemplo un kilo de naranjas está por unos 1500 colones (3 $) o una botella pequeña de agua en la mayoría de sitios te cobran 1000 colones, y con el calor que hace se bebe mucha agua. Lo más barato son los plátanos y las piñas, ya que cuestan 30 colones por plátano y las piñas unos 750 colones.
Damos un paseo por la playa de Puerto Viejo y vemos familias de ticos con sus neveras, sus bolsas de comida que se ponen a la sombra a pasar la vida, con los niños y amigos.
Aquí empieza el parque de Manzanillo, que va por toda la costa y llega hasta la frontera con Panamá que está muy cerquita. Llegamos a Manzanillo que aún se conserva muy virgen, es un pueblo polvoriento con 4 casas y algunos albergues con su oferta de surf o buceo. En estos parques nacionales no permiten que vayas al mar solos ya que son muy peligrosas las corrientes y hay que tener mucho cuidado. Se pueden coger barcas para avistar delfines o tiburones.CostaRica016 (Medium)
Queremos llegar al otro extremo del parque y volvemos hasta Bribri donde cogemos la carretera que va a la frontera que está en Sixaola. Pensábamos que habría un camino para poder llegar pero no lo encontramos, tampoco vemos el rio que separa los dos países, ya que no se puede dar la vuelta en el puente.
Como se ha hecho tarde, nos volvemos a Cahuita. Al rato preguntamos a nuestro hotelero un sitio para cenar y nos recomienda el de su amigo que está al lado del supermercado. Resulta que es el que la Lonely dice que es el mejor, por el carismático dueño y por los platos tan exquisitos que prepara con leche de coco.
Le preguntamos cual nos recomienda y nos dice que el pescado en salsa de coco, acompañado con ensalada, arroz y patacones. Está muy lleno el local y como no hay mesas libres, le pide a una pareja que está en una mesa muy grande si no les importa que nos sentemos al lado.
Son un chico chileno y su novia norteamericana. El salió de Chile hacia Filadelfia con 1 año, con lo que no mantiene casi nada de sus orígenes, aunque habla español. Su novia es una chica que solo habla inglés, pero que aparte es muy sosa, porque le damos conversación y solo contesta con monosílabos.
Cuando terminan se van y nos quedamos con la mesa para nosotros solos. Cenamos muy, pero que muy bien, pero la cuenta son 22.000 colones, se lo cobran.
Hay mucha gente en las calles, ya que hace una temperatura muy agradable y no hay muchos mosquitos.
Hemos hecho 160 kmCostaRica026 (Medium)

DÍA 7 DE FEBRERO Viernes
CAHUITA – HELICONIA ISLAND – VALLE DE SARAPIQUÍ – PUERTO VIEJO DE SARAPIQUÍ – LA FORTUNA (VOLCÁN ARENAL)
Hoy nos levantamos prontito, a las 6:30 ya estamos en pie para aprovechar el día. Tomamos unos cafés y un jugo natural en una soda donde los lugareños van a desayunar. De aquí ya cogemos la carretera en dirección norte. La primera parada es para repostar gasolina, cuesta 1 € por litro la regular que es la que lleva nuestro coche.
Pasamos por la carretera de Limón y se va lento pues hay miles de camiones con containers para cargar la fruta que se produce en Costa Rica, sobre todo plátanos y piña. Vemos el almacén de Del Monte y Chiquita. Estos ticos conducen bastante mal, hacen adelantamientos suicidas, hay que tener mucho cuidado.CostaRica166 (Medium)
Paramos en Heliconia Island, está a 5 km de Horquetas, se coge un desvío a la izquierda y a 1 km más o menos se llega a la entrada. Se aparca y se pasa un puente metálico para entrar en la propiedad. Según la guía es una obra maestra de la arquitectura paisajística, creada en 1992 por el neoyorquino Tim Ryan, antiguo profesor de arte y diseño. Hoy, desde hace 7 años según nos explican, es propiedad de una pareja holandesa Henk y Carolien. Les preguntamos el porqué de su decisión y nos han contado que vinieron de vacaciones a Costa Rica con una casa recién comprada en Holanda. Se enamoraron del lugar y después de 7 viajes a Costa Rica, decidieron comprar e instalarse en este hotel. Alberga más de 80 variedades de heliconias, plantas, arboles y flores tropicales. En el recinto viven 228 especies de aves (los colibríes son los únicos polinizadores de heliconias). También se encuentran monos aulladores, perezosos, nutrias de rio y unos perros juguetones, un collie pequeño y una especie de Jack Russell.
La entrada cuesta 10 $ por persona, si quieres que te guíen cuesta 17 $. Entre las plantas se pueden destacar la palma del viajero de Madagascar, singulares híbridos de heliconia que solo se encuentra aquí y el terriago una planta floral nativa de la Guayana.
Los jardines están impolutos, se necesitan muchas horas para mantenerlos en este estado, sin hojas en los suelos, ni flores marchitas, impresionante. Aunque lo mejor ha sido ver 2 tucanes arco iris preciosos posados en un árbol un montón de rato, varios perezosos adultos de 2 dedos que son de un color rojizo amarronado y una cría pequeñísima aunque esta no se ha dignado a mirarnos, estaba enrollada como una bolita y así ha seguido todo el tiempo que hemos estado. Ponen en los arboles cerca de la recepción trocitos de plátano para que se acerquen los pájaros, y se acercan muchos a comérselos con lo que los puedes ver a placer.
Es caro por lo que ofrecen, pero ha valido la pena. Pasamos por la Estación Biológica La Selva que es un centro de investigación biológica equipado con laboratorios, terrenos experimentales y un herbario. Muchos de los ecologistas actuales han pasado por sus aulas y han hecho el curso de 8 semanas intensivo de ecología. Este trayecto es muy bonito con plantaciones de plátanos y otros cultivos a lo largo de la carretera nº 4.
Llegamos a Puerto Viejo, en la confluencia de los ríos Puerto Viejo y Sarapiquí, que fue antaño el puerto más importante de Costa Rica. Embarcaciones cargadas de plátanos, café y otros productos surcaban el rio hasta la frontera con Nicaragua, giraban al este por el río San Juan e iban hasta el mar. Hoy en un sencillo pueblo fronterizo de la selva, con el ambiente de una localidad fronteriza. Se puede hacer rafting, kayak o senderismo. Nosotros nos paramos a comer en una soda de la carretera.
Desde aquí pensábamos ir al Volcán Poas, pero vemos que es pronto con lo que decidimos ir hasta el Volcán Arenal que está más lejos. Llegamos a La Fortuna de San Carlos. Situado sobre una suave colina, esta pintoresca localidad está trazada en forma de cuadricula alrededor de una plaza ajardinada que alberga una escultura de un volcán en erupción.
Buscamos alojamiento y al primer sitio que vamos nos quedamos. Es el Gringo Pete’s, una casa de color morado intenso, muy cerca de la calle principal. Es un albergue con habitaciones de 4 personas, dobles con ducha y triples. Nos cuesta la doble con ducha 14 $, la individual cuesta 10 $. Tiene cocina comunitaria, barbacoa y lavandería, un jardín muy agradable y una perrita llamada Pelusa encantadora. La chica que nos atiende muy amable, nos explica un montón de cosas, desde restaurantes para cenar, donde está la gasolinera etc. Tal como pone la guía parece mentira que sea tan barato este lugar con lo acogedor que es, con su sala de estar con sillones, juegos de mesa etc.
Hace un sol de justicia con lo que nos quedamos un rato en el hotel descansando y esperando que se haga de noche para ver el volcán en erupción tal como pone en las guías. Cuando salimos nos dice nuestra hotelera que de eso nada, que hace año y medio que no erupciona!!!!!. Nuestro gozo en un pozo.
Ya sin prisas nos vamos a cenar a un restaurante peruano-chino, las famosas chifas. Nos atiende el cocinero muy amable, de Lima y una señora que trabaja allí de Huancayo, la señora Lola. Nos ofrecen chicha para beber y para comer tomamos ceviche, un arrocito y un bocata de pollo al estilo chino, todo muy bueno y bien de precio.
Hay un supermercado muy bien surtido, regentado por unos chinos donde compramos algunas cosas para desayunar mañana, ya que nos ofrecen café gratuito en nuestro albergue.
Hemos hecho 300 km.

DÍA 8 DE FEBRERO sábado
LA FORTUNA – PN VOLCÁN ARENAL – LAGUNA VOLCÁN ARENAL – TILARAN – CAÑAS – LIBERIA
Hacemos el check out, pero antes tenemos que devolver en la recepción las sabanas y las toallas para que nos devuelvan la fianza de 5000 colones que nos habían pedido al llegar.
Ha estado lloviendo por la noche y esta mañana también llueve a ratos, cae un pequeño aguacero y luego para, empieza otra vez y para. Cogemos los chubasqueros, ya que está todo muy negro y nos tememos lo peor.
Llegamos a la entrada del PN Volcán Arenal y pagamos los 10$ de rigor. Nos dan un mapa con las excursiones que se pueden hacer.
El volcán Arenal mide 1633 metros, es el cono volcánico por antonomasia y la pieza central de este parque. Tiene otro volcán, el volcán Chato de 1100 metros, un cono durmiente con una laguna color guisante en su cráter.
El Arenal comenzó a formarse hace un millar de años, ascendiendo como un termitero. Los indígenas precolombinos lo consideraban sagrado y durante el periodo colonial prácticamente no entró en actividad. El 29 de julio de 1968, un terremoto despertó al gigante dormido, cuya erupción diezmó a la población de la cercana localidad de Tabacón.
Hacemos el sendero Las Coladas, que nos comentan que es donde se ven más animales. Nosotros vemos monos aulladores, un coati justo al lado de la carretera que está buscando comida, escarbando en el suelo y no se inmuta por nuestra presencia. Al acabar el sendero al lado del coche vemos unas urracas de color azul muy guapas que no tienen miedo, al revés se acercan a buscar comida. Un poco más arriba vemos un tucán espectacular. En Costa Rica hay 6 especies. Su enorme pico y su llamativo plumaje hacen que especies como el tucán de pico castaño o el de pico multicolor sean fáciles de ver.
Cuando acabamos la visita rodeamos el Lago, pasamos por Nuevo Arenal, una ciudad que se construyó para alojar a la gente que se quedó sin casa con la construcción del lago. Llegamos a Tilaran, Cañas, Bagaces y finalmente a Liberia.CostaRica324 (Medium)
Liberia es la capital de Guanacaste, fundada en 1769, conocida como la ciudad blanca por sus casas de adobe encaladas y tejados de tejas de terracota. Las casas más bonitas se ubican en la calle real. En la pintoresca Casa de Cultura, del periodo colonial, se pueden admirar las características puertas del sol de Liberia, dobles puertas, una a cada lado de una esquina, para aprovechar tanto el sol de la mañana como de la tarde. Actualmente la ocupa el Museo del Sabanero, dedicado a la cultura de los conductores de ganado. En la plaza principal se halla la moderna Iglesia Inmaculada Concepción de María. En el ayuntamiento, contiguo a esta, ondea la bandera de Guanacaste la única provincial del país.
La mayoría de los guanacastecos, se ganan la vida como sabaneros (vaqueros) también llamados bramaderos por el robusto ganado brahnman. Las fechas más señaladas del año en la cultura guanacasteca giran en torno a topes, que son los desfiles de jinetes y recorridos, que son las corridas de toros.
Llegamos a Liberia y el primer hotel donde buscamos habitación es el hotel Liberia que está en la calle central, y la verdad es que está muy céntrico. Cuando entramos pensamos que algo falla, ya que según la guía es un hotel destartalado, cutre, laberintico etc. nosotros lo que vemos es una terraza muy agradable, todo muy limpio y decorado todo muy conjuntado.
No tienen habitaciones libres, al preguntar otro hotel similar nos mandan 50 metros más abajo al hotel El Tope. En este si hay habitaciones, son sencillas con baño compartido y nos cuestan la doble 20 $ y la individual 15 $. Nos quedamos ya que no nos parecen mal, pero al cabo del rato nos damos cuenta que les hacen falta una mano de pintura y algo de atención al cliente.
Nos vamos a tomar algo a la terracita del hotel Liberia, donde le comentamos al camarero que como puede ser que la guía ponga esas descripciones tan horrendas del hotel cuando nosotros estamos viendo que todo está genial. Nos comenta que los propietarios del hotel lo tenían arrendado a un peruano que lo tenía todo muy dejado, pero que cuando se acabó el alquiler, los dueños se lo quedaron y lo renovaron todo, por dentro y por fuera. Los precios son el doble de lo que estamos pagando en el nuestro, pero si hubiese habido habitaciones nos habríamos quedado pues es maravilloso. Para el siguiente día sí que hay, pero nos da pereza recoger todo otra vez y nos quedaremos una noche más en nuestro hotel.
Vamos a cenar a un restaurante que es una cooperativa de mujeres que recomienda la guía, pero no acertamos ya que nos dan unas tortitas de maíz con un revoltillo de tortilla pero son muy sosas y nada barato. En la guía pone que cierran a las 9 de la noche, pero cuando ya hemos hecho el pedido nos dicen que como es sábado cierran a las 7 para limpiar, con lo que rápidamente acabamos y nos vamos.
Hemos hecho 169 km

DÍA 9 DE FEBRERO Domingo
LIBERIA – PN RINCON DE LA VIEJA – PN SANTA ROSA – LIBERIA
Hoy vamos a ver el PN Rincón de la Vieja. Menos mal que es domingo porque los lunes cierran por descanso semanal.
Está a 25 km de Liberia, nosotros primero vamos en dirección a Santa María, que se coge desde un barrio de Liberia mismo. Están en obras y la pista está muy mal con lo que después de unos km nos damos la vuelta y vamos a la otra entrada que está en Las Pailas. Se sube 5 km por la interamericana y a mano derecha te encuentras el desvío muy bien señalizado, cosa rara en Costa Rica. Está bastante bien la carretera hasta que faltan pocos km que va empeorando por momentos. Unos km antes hay una barrera y nos cobran 700 colones por persona por pasar por esa carretera privada.CostaRica184 (Medium)
Los últimos centenares de metros están en muy mal estado, se necesita 4 x 4 realmente para este trozo. Llegamos al centro de guarda parques Las Espuelas donde pagamos religiosamente los 10 $ por persona y toman nota que entramos al parque. Nos piden que a la salida lo comentemos para que controlen que nadie se queda en el parque voluntariamente o involuntariamente. Nos recomiendan 2 senderos, el de las Pailas, unos 2 km en total y el de las cascadas que son 10 km en total. Pedimos un mapa y nos dicen que no tienen. El que tienen cuesta 5 $!!!!!, evidentemente hacemos una foto y andando.
El aterciopelado cono del volcán no lo vemos pues hay nubes que lo tapan. Es el mayor de los que forman la sierra de Guanacaste. El parque abarca una gama de altitudes de más de 1500 metros, con vegetación diferente en ambas vertientes, la húmeda y lluviosa del Caribe y la del Pacifico con una estación seca que determina sabanas en las cotas inferiores y bosques nubosos, con árboles enanos, en las superiores. Las nubes cargadas de lluvia procedentes del Caribe envuelven el volcán y alimentan torrentes que abren profundos barrancos en las laderas. El volcán tiene dos picos, el Rincón de la Vieja de 1895 metros y el Santa María de 1907 metros. Entre los 9 cráteres destaca el cráter Von Seebach, cuyas vaharadas de vapor le recordarán que se trata de un volcán activo. La Casona Santa María es una casa rural de adobe, que alberga la sede administrativa del parque y una sala de exposiciones.
Gran parte de las laderas bajas occidentales del volcán están ocupadas por fincas ganaderas en funcionamiento, que ofrecen alojamiento y paseos a caballo.
El sendero de las Pailas o del este, te lleva por varios sitios con fumarolas llamadas las Hornillas, una cascada y poco más. En cuanto a animales es bastante descorazonador pues solo vemos dos pavos, macho y hembra, muy bonitos por cierto, y unos cuantos monos araña.CostaRica277 (Medium)
Si siguiésemos hacia el norte después de 13 km llegaríamos a la cumbre donde podríamos admirar la laguna de los Jilgueros, donde con mucha suerte se pueden ver tapires. Desde este mismo camino parte otro que lleva hasta las aguas termales conocidas como Los Azufrales a 6 km.
Descartamos la idea de hacer 10 km por el sendero del Oeste para ver unas cascadas, con lo que al ser muy pronto preguntamos y nos dicen que la entrada que hemos pagado es para todo el día, por tanto si queremos podemos ir a Santa Rosa y no tendremos que pagar otros 10 $.
Fue el primer parque de Costa Rica, tiene 10 habitats diferentes, que albergan 115 especies de mamíferos y más de 250 especies de aves, en teoría fáciles de ver en el paisaje de bosque de hoja caducifolia, donde osos hormigueros, iguanas, ciervos, monos araña, aulladores y capuchinos son la presa de cinco especies de felinos, incluidos los jaguares, que casi nunca se dejan ver.
El parque está dividido en dos sectores. Al sur se halla el sector Santa Rosa, más grande donde aún hay carros de combate oxidándose en la entrada principal, como recuerdo de la fallida invasión de tropas nicaragüenses en 1955. Cerca de aquí, la sede administrativa es una réplica de la Casona, donde en 1856 un improvisado ejercito de campesinos derrotó a William Walker. Numerosas sendas se ramifican desde la Casona a través del bosque seco. La senda del Indio Desnudo, así llamada por el nombre que le dan en la región al árbol que debajo de la corteza queda al descubierto un tronco rojizo.
Al norte se extiende el sector Murciélago, a lo largo de la península de Santa Elena. Pocos viajeros llegan a sus blancas playas, que brillan como diamantes. Hay que llevar equipo de acampada. La Hacienda Murciélago, de la que fue propietaria la familia Somoza, es el lugar donde Oliver North instaló su aeródromo clandestino en la época de la contra.
Allá que nos vamos, son 35 km por la interamericana hasta un desvío a la izquierda. Nos toman nota de los que hemos entrado y de nuestra identidad y nos dan UN MAPA fotocopiado gratis!!!!. Llegamos a la Casona que es un monumento histórico, ya que en este lugar se libró una batalla muy importante contra un filibustero llamado Walker, que pretendía hacerse con todo el control de Sudamérica, ya había conquistado Nicaragua y pretendía seguir hacia el sur, lo que pasa, es que el comandaba las tropas costarricenses se dio cuenta, los envolvió y en 14 minutos se acabó la batalla.CostaRica212 (Medium)
Poco antes hay un mirador, donde ¡¡¡¡sorpresa!!! Nos encontramos una motorhome de Suiza. Le preguntamos y es un chico suizo muy majo con su esposa de Venezuela y sus dos hijas pequeñas que está en su año sabático y está paseando por América. Embarcó la motorhome en Bélgica y previos 3000 $ se la llevaron a Baltimore. La devolverá desde Panamá, porque es el sitio más seguro y más barato, aunque ya serán 4000 $, nos comenta que Argentina es aún más caro porque el trayecto es más largo. Ha estado en Norteamérica, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y ahora en Costa Rica. No han tenido problemas, solo en México con las mordidas que han sorteado diciendo “me voy a ir de este país que me estáis amargando la existencia y lo estoy pasando fatal”. El policía se ha ablandado, le ha salido el orgullo patrio y le ha dicho, pase no me pague nada. Los campings son un problema en los países que ha estado, excepto como ya sabemos por experiencia en USA.
Nos comenta que en Guatemala hay mucha violencia, nos cuenta la anécdota de una abogada que iba a coger su coche y le sale un tipo con una pistola y le pide “amablemente” el coche. Cuando le dijeron que porque no había hecho nada, ella dijo “para que, si el coche nunca lo recuperaré”
Estamos un rato hablando, ya que son muy agradables, pero tenemos que seguir nuestra ruta.
En la casona hay un museo donde explican un poco como era una finca ganadera, lo importante que eran los sabaneros y las cocineras. Por ello tienen un día que se les rinde homenaje. Esta casona es una reconstrucción porque en el año 2001, un padre y su hijo la quemaron cuando el guarda se había ido a otra parte del parque en represalia porque no les dejaban cazar en el interior del parque. Los condenaron a 20 años de cárcel, que ahora están cumpliendo todavía, porque el delito tenía el agravante de ser un monumento histórico. Tardaron 136 días en acabar la reconstrucción, todo un record.CostaRica025 (Medium)
La guarda nos explica que los animales existen en el parque pero que tienen movilidad con lo que es cuestión de suerte, verlos o no verlos. Nos dice que ella lleva 6 años trabajando allí y no ha visto el puma, pero que hace una semana en la misma carretera vieron unos turistas a uno intentando cazar un mono.
Hay un camino endiablado de unos 12 km que lleva desde la casona hasta la playa Los Naranjos. Nosotros la empezamos pero cuando llevamos unos 5 km nos damos cuenta que para llegar a una playa igual tenemos mala suerte y nos cargamos el coche, con lo que damos media vuelta y nos vamos a hacer el sendero de Los Patos. Es un km y al ser la estación seca como hay una especie de pozas con agua, hay posibilidades de ver animales que van a beber agua. No es el caso ya que no vemos a ninguno, solo unos monos araña en un árbol haciendo monerías como no podía ser de otra manera. Otro animal que vemos es un pequeño cervatillo en medio de la senda, pero al momento se mete entre la maleza y no lo podemos inmortalizar como nos hubiera gustado pues era muy guapo.
Volvemos a Liberia y descansamos un rato en el jardín del hotel, eso sí, acribillados por los mosquitos que se meten por dentro de los calcetines y de los pantalones!!!!!
Para cenar nos vamos a una hamburguesería local donde van ellos, muy familiar.
Hemos hecho 156 km

DÍA 10 DE FEBRERO Lunes
LIBERIA – PLAYA HERMOSA- EL COCO – BRASILITO – PLAYA LA PENCA – PLAYA FLAMINGO – PLAYA CONCHAS – TAMARINDO – PN LAS BAULAS – AVELLANAS – PLAYA NEGRA – SANTA CRUZ – NICOYA – JUNTAS – SANTA ELENA – MONTEVERDE
Hoy nos vamos a dedicar a ver las playas de la península de Nicoya, que está en el Pacífico. La península de Nicoya es el paraíso para los amantes del sol y la playa. En este litoral se aglutinan multitud de alojamientos, restaurantes y empresas de actividades deportivas que aprovechan la bonanza del tiempo y estos amplios arenales, interrumpidos por cabos y bahías rocosas.
Tiene forma de pinza de cangrejo, con seis meses de estación seca, durante los cuales el sol brilla incandescente sobre un mar tan azul como el cielo. Hay tramos de costa casi intactos, a los que resulta difícil llegar en la época lluviosa si no se dispone de tracción en las cuatro ruedas. Una vez aquí, queda garantizada la paz, así como la posibilidad de tumbarse en una hamaca y contemplar las cabriolas de los monos aulladores en las exuberantes copas de los arboles, que llegan casi hasta el mar. Entre los muchos atractivos faunísticos de Nicoya, destacan las tortugas marinas, que vienen a desovar.
El surf es una de las atracciones más características de este litoral. El desarrollo urbanístico de la zona a veces desmesurado, ha acabado con parte de la belleza de la zona.
En el Parque Nacional Barra Honda se puede hacer espeleología en sus cuevas profundas y los amantes de la pesca puede hacerlo en el golfo de Papagayo donde hay el pez aguja en abundancia.
Nuestra primera parada es Playa Hermosa, rodeada de palmerales. Son las 9 de la mañana pero ya cae un sol de justicia, hay bastantes turistas que ya están en las toallas bronceándose al sol. La playa Panamá cierra la bella bahía de Culebra que constituyen espacios más tranquilos ideales para la práctica del submarinismo. Playa Panamá tiene arena negra y un pequeño torrente la separa de la bahía donde se encuentra Nacascolo, un vestigio precolombino. Esta zona se halla amenazada por el “proyecto Papagayo” que pretende convertirla en un Cancún, con una oferta hotelera de 15000 camas, dos campos de golf, residencias privadas y todo tipo de restaurantes y tiendas. El proyecto se paró porque los constructores no cumplían ninguna de las regulaciones del país, y gracias a las denuncias de organizaciones ecologistas se interrumpió la construcción. Ahora se ha retomado pero parece que tienen más cuidado, aunque el mal está hecho pues se han destruido varios yacimientos arqueológicos y algunas zonas de protección animal.
De aquí vamos a playa del Coco que se halla al sur del golfo del Papagayo y el parque nacional de Santa Rosa. Comienza aquí un litoral llamado Costa Dorada. La playa seccionada en dos por un pequeño curso fluvial recibe el nombre de un peñón en forma de coco que existe enfrente de este bello arenal donde se encuentran hoteles, restaurantes, comercios etc.CostaRica125 (Medium)
Queremos ir a Potrero por una carretera costera pero nos despistamos y nos vamos hacia el interior pasando por Filadelfia y Belén, donde nos desviamos otra vez hacia la playa. Llegamos a Brasilito, donde están construyendo una plaza de toros ya que pronto van a ser las fiestas de la localidad. Se nos acerca un hombre en su caballo que ofrece excursiones por la playa pero declinamos la oferta. Hace un calor espantoso y un sol que quema una barbaridad. ¿Cómo se llama su caballo? Pues Pura Vida!!!!
Hasta hace poco tiempo era una playa sin apenas visitantes pero se ha construido el hotel Meliá Playa Conchal, que es el mayor complejo hotelero del país y eso la ha cambiado. Eso ha hecho que mucha de la fauna que había en la zona se haya ido a otras zonas menos concurridas.
Desde esta playa se llega a la playa de las Conchas porque en vez de arena hay conchas machacadas o pulverizadas. Es muy bonita, muy virgen, se puede ir en 4 x 4 por la arena cuando la marea esta baja y es lo que hacemos. Está a un km más o menos. En algunas guías pone que es la mejor de Costa Rica, no lo sabemos porque evidentemente no las veremos todas, pero es realmente espectacular. Hay varios pelícanos que se tiran al agua en picado con un gran estruendo cuando ven algún pez.
Volvemos por donde hemos venido y vemos una espátula rosada, que tiene la cabeza blanca, un característico pico en forma de cuchara y se alimenta utilizando el sentido del tacto: balancea su pico abierto bajo el agua, hasta que nota que ha entrado alimento y entonces lo cierra de golpe, una garza, y otras dos que no sabemos cómo se llaman justo al lado nuestro.
Nos acercamos a Potrero, este es un pueblo muy poco turístico con una playa de arena negra llamada La Penca. Hay un manglar llamado Los Tamarindos justo al lado, donde te puedes refugiar del sol y ves pajaritos que de cuando en cuando se mueven aunque no mucho. Cuando salimos otra vez a la playa, nos asusta una iguana que ha saltado de un arbusto justo al lado nuestro. La guía pone que también se pueden ver monos, coaties y loros entre las frondas del bosque de agua salobre pero no tenemos esa suerte.
La playa de La Penca es muy salvaje, no hay absolutamente nada, y es muy poco visitada.
De aquí nos vamos a Playa Flamingo o Playa Blanca con su característica playa en forma de cimitarra de 1,5 km de arena blanca y sus lujosas casas.
Seguimos bajando hacia el sur donde comienza el Parque Nacional Marino Las Baulas. Se ha de volver otra vez por el interior hacia Huacas y Matapalo hasta Tamarindo, uno de los centros turísticos más conocidos de Nicoya que atrae sobre todo a los amantes del surf y windsurf, pero también a bañistas y excursionistas que quieran contemplar el estuario de Tamarindo. El núcleo turístico es una animada calle llena de tiendas, restaurantes, cafeterías así como alojamientos de pequeña dimensión que le confieren que sea un lugar animado tanto de día como de noche.
Primero fue Refugio de Vida Silvestre pero en 1991 pasó a ser parque nacional para proteger las arribadas de las enormes tortugas baula y la puesta de huevos entre octubre y abril y noviembre y enero. Tiene una superficie total de 22.500 ha, de las cuales 22000 son marinas. Buena parte de las terrestres la componen el estuario del río Matapalo, donde crecen manglares de diferentes tipologías y que acogen una variada fauna de la que destacan las aves pero también los caimanes.
Hay siete especies de tortugas marinas que recorren los océanos del mundo, desde la pequeña tortuga lora, que no mide más de 75 cm, hasta la gigantesca tortuga laud que mide 188 cm. Las tortugas presentan rasgos singulares, como el esqueleto externo y las mandíbulas sin dientes que funcionan como un cortapapeles. Aparecieron en el planeta hace 200 millones de años, lo cual demuestra su capacidad para adaptarse y perdurar.
Las tortugas están amenazadas a causa de la depredación humana, y varias especies se encuentran al borde la extinción. Su carne se comía después del descubrimiento de América y también se hacía sopa de tortuga. La tortuga verde se ha reducido tanto que solo quedan en la región tres centros importantes de nidificación. Los huevos, valorados por sus supuestas propiedades afrodisiacas, se sirven en las tabernas locales a los parroquianos para estimular la libido de los parroquianos y la recolección furtiva se hace a pesar de la prohibición. Otros ladrones participan en el festín como coyotes, mapaches, pecaríes, coatíes, buitres etc.
Se sabe que los adultos recorren vastas distancias, atravesando a menudo océanos enteros en busca de alimento. Los machos pasan en el mar toda la vida: hasta medio siglo. Solo las hembras regresan a tierra. Vuelven a la costa cada dos o tres años, habitualmente en noches de luna llena, y aprovechan la pleamar para subir a la playa.
Tras localizar un lugar adecuado, más allá del límite de la marea, la tortuga se acomoda en una oquedad abierta con las aletas delanteras y hace un pozo con las traseras, donde deposita un promedio de 107 huevos esféricos y como pelotas de golf. Si fueran menos, los depredadores prevalecerían y la especie se extinguiría.
Una vez que ha caído el primer huevo, la hembra continua con la puesta, sin reparar en intrusos. Después de tapar el hueco con las patas traseras y de aplastar la arena con el peso del cuerpo, esparce arena en todas direcciones para disimular el nido y se encamina al mar. Si ya no va a producir más huevos, se aleja de la orilla para volver a aparearse con varios machos. Las hembras suelen nidificar más de una vez en una sola temporada.CostaRica123 (Medium)
Tras la incubación en arena tibia durante unas siete semanas, los huevos se abren. Las crías de un mismo nido suelen ser todas del mismo sexo, ya que la temperatura de la arena es el factor determinante: uno o dos grados menos decantan la balanza a favor de los machos. Todas las crías salen a la vez del cascaron, se abren paso juntas hasta la superficie y esperan a la noche para iniciar su desesperada carrera hacia el mar.
Las tortuguitas tienen el instinto de dirigirse hacia el horizonte marino y se desorientan fácilmente. Si los turistas se dejan las luces encendidas de los hoteles, se encuentran bebes tortuga en la puerta. Recientes pruebas genéticas confirman la vieja creencia de que las tortugas vuelven a la playa donde nacieron.
Tamarindo, hasta hace poco era un tranquilo pueblo de pescadores, ha sido catapultada a la fama hasta convertirse en una de las playas más frecuentadas de Costa Rica. El lugar combina sofisticación con la posibilidad de explorar el adyacente Parque Marino Las Baulas y los ecosistemas vecinos, ricos en fauna.
Tamarindo se llama así por los arboles que hay al fondo de la playa, se abre al oeste sobre una bahía profunda y el amplio arco de plata de la playa Grande, de la cual la separa el rio Matapalo, que discurre majestuoso al nordeste. La playa, aunque pedregosa, de arena gris oscura y llena de rocas, gana interés por las lagunas que deja la marea. La Isla Capitán puede verse a escasa distancia de la orilla y los pelícanos acuden a posarse en los barcos de pesca amarrados a la ensenada.
La principal atracción natural es el Refugio Nacional de Vida Silvestre Tamarindo, que protege 400 ha de manglares y bosques secos, en el estuario del rio Matapalo, que se extiende tierra adentro.
Desde Tamarindo hay una carretera no asfaltada muy polvorienta que lleva a Playa Avellanas. Son unos 13 km muy malos y cuando llegamos a la playa vemos que no hay nada para poder comer.
Llegamos a Playa Negra tras otros 3 km de mala carretera y nos vamos a comer unas ensaladas al único restaurante abierto por la zona, ya que todo lo demás está muy cerrado. Una de las razones es que la temporada de las tortugas está acabada y que hoy lunes han empezado las clases los niños después de sus vacaciones.
Santa Cruz, es la ciudad folklórica oficial de Costa Rica, fundada en 1760, está inmersa en la tradición local. A pesar de que muchos de los edificios coloniales de madera quedaron destruidos por un incendio, en general posee encanto.
Nicoya, desprende un encanto colonia, data de mediados de la década de 1600 y recibe su nombre del cacique chorotega que recibió al conquistador español Gil González Dávila en 1523.
Juntas es una ciudad desde donde se puede acceder a Monteverde. Esta población es famosa porque en los años 50, se instalaron 44 cuáqueros que vinieron de Alabama en EEUU. La razón fue que metieron en la cárcel a 4 de ellos por no querer ir a la guerra de Corea. Los abogados los sacaron al poco tiempo ya que adujeron las creencias religiosas que les prohíben empuñar armas. Se vinieron a esta zona ya que en Costa Rica no hay ejército y además la altura a la cual está unos 1200 metros de altitud permite la cría de vacas y la elaboración de quesos.
Hay 4 maneras de llegar a la zona, en todas ellas hay unos cuantos km que se va por pista. Esta que hacemos nosotros es la que hay menos, unos 20 km. Hay tramos un poco peliagudos pero con cuidado se llega. Las vistas que se tienen son impresionantes ya que se ve la península de Nicoya a lo lejos y unos paisajes de distintas tonalidades de verdes maravillosos.
Los cuáqueros se han negado siempre a que asfalten las carreteras que llegan aquí para evitar la afluencia masiva de turistas. Lo curioso es que en la ciudad de Santa Elena está todo asfaltado!!!!!
Santa Elena, es una población de montaña donde hay varios supermercados, oficinas de banco, tiendas de souvenirs y muchas agencias para contratar todo tipo de actividades al aire libre. La temperatura es fría, sobre todo comparado con los más de 30 º que teníamos este mediodía en las playas que hemos estado.
El primer hotel al cual vamos está lleno y es normal debido a la excelente publicidad que le hace la Lonely Planet, se llama Pensión Santa Elena. Es de unos americanos de Austin en Texas que lo montaron con unos precios muy competitivos y un ambiente juvenil y no tanto de mochileros que comparten experiencias, noticias etc.
Cuando le preguntamos por otro, nos recomienda el Quetzal Inn que está a 50 metros. También sale en LP y lo pone bastante bien. La recepcionista, muy amable, nos enseña tres habitaciones para que escojamos. Nos quedamos con una que tiene un balcón con unas magnificas vistas de la población. Nos cuesta la triple 50 $ con desayuno incluido y baño dentro. Son habitaciones de madera, sencillas, amplias, con techos altísimos y cómodas.
Además hay una zona de comedor con chimenea, cocina por si quieres cocinar y menaje de cocina, con lo que después de pasar por el supermercado nos hacemos una cena muy rica en el hotel.
Hemos hecho 340 km en total.

DÍA 11 DE FEBRERO MARTES
SANTA ELENA – RESERVA NATURAL CURI CANCHA – EL SARDINAL – COSTA CENTRAL DEL PACIFICO – QUEPOS
Desayunamos en el hotel fruta, tortilla, gallopinto, café, tostadas y mantequilla con mermelada. A las 8 de la mañana ya salimos hacia la reserva natural de Curi Cancha.
Ayer en la Pensión Santa Elena nos recomendaron hacer la reserva natural Curicancha,ya que tenía un poco de las dos más famosas, la del Caribe que es la Santa Elena y cuesta la entrada 15 $ (abierto de 7 a 16 horas) y la de Monteverde que cuesta 18 $ (de 7 AM a 17 PM). Nos recomiendan visitar el serpentario donde han reunido unas 40 especies de serpientes, además de ranas, lagartos, tortugas etc.CostaRica237 (Medium)
Otro recinto curioso es la jungla de los murciélagos donde se ha recreado su hábitat natural y vuelan en “libertad”.
La que escogemos cuesta 12 $ la entrada normal y 10 $ con el carnet internacional de estudiante. Todo esto precios de extranjeros porque ellos pagan una ínfima parte de esta cantidad.
Hay varios senderos muy bien indicados. El resultado de toda la visita son muchos colibríes, unos pájaros muy coloristas de color verdes, rojos, amarillos muy bonitos. En Costa Rica hay más de 50 especies, de delicada belleza. El más grande es el ala de sable violáceo, de cuerpo violeta y alas verdes, que aquí hay muchos. Son los únicos que polinizan las heliconias.
Vemos un agutí un mamífero pequeño gordito y el premio gordo que es un quetzal. Está muy alto pero lo vemos con un telescopio de un guía que está con un grupo. Pertenece a la familia de los trogones, es de lejos el ave más deslumbrante y culturalmente importante de América central. Tenía una gran importancia ceremonial en las culturas mesoamericanas y sigue siendo el ave nacional y símbolo de Guatemala.
Estamos unas 3 horas y nos ha llovido con intensidad pero al final sale un sol esplendoroso. Justo al lado está la fábrica de quesos Monteverde. Fundada en 1953 por los primeros colonos cuáqueros, la fábrica produce desde cremoso gouda a un delicioso cheddar curado blanco, además de otros productos lácteos como yogur y helados. Hacen circuitos guiados de 2 horas a las 9 de la mañana y a las 2 de la tarde de lunes a sábado.
También se pueden ver las plantaciones de café. La mejor época para ver los campos en flor es a finales de abril, aunque la cosecha, hecha íntegramente a mano, tiene lugar de diciembre a febrero. Se tienen que reservar con antelación las visitas.CostaRica241 (Medium)
Volviendo a Santa Elena pasamos por una pastelería que hay en la misma carretera a mano izquierda donde nos tomamos un café con unos pasteles buenísimos y bien de precio. Son alemanes muy gustosos. Muy recomendable.
Para volver a la interamericana cambiamos de ruta y bajamos por Guacimal y Sardinal. A pesar de lo que pone la LP, está ruta es mejor que la que hicimos ayer para subir a Monteverde. Son solo 18 km de pista, en vez de los 20 km de ayer y en mejor estado. A partir de aquí vamos en dirección a Punta Arenas, Ceiba, Tarcoles, Jaco, Parrita y Quepos. En Tarcoles, según la guía se ven cocodrilos desde el puente que pasa por encima del rio Tarcoles. Nosotros no paramos pero encontramos más adelante una chica, que ella si que ha visto un cocodrilo muy grande y 5 caimanes.
La carretera que baja hacia el Pacífico es muy buena, ancha y recta en muchos tramos. Tardamos desde Santa Elena unas 3 horas en llegar.
Llegamos a Quepos y vamos a la primera recomendación que pone la LP que es el Wide-Mouth Frog Backpackers. Está a tope, solo queda una habitación sin baño que son dos literas y cuesta 35 $, si va una persona sola paga lo mismo. Son muy pequeñas, sin ventilación ni luz. Por el contrario el exterior es muy agradable tiene piscina, zona de comedor, cocina, wifi y ordenadores con conexión a internet gratuito. Está llenísimo de extranjeros de todas las edades. Para aparcar hay que hacerlo en la calle.
Como es pronto y la habitación es como una celda de una cárcel, nos vamos a buscar otras opciones. Nos vamos al Hotel Cecilliano, en una calle paralela, nos piden por las habitaciones dobles con baño 17.000 colones y por la individual con baño compartido 10.000 colones. Son muy sencillas pero tienen un olor extraño, con lo que buscamos otra opción.
Justo enfrente están las Cabinas Hellen, donde las habitaciones son más grandes, luminosas con baño y nevera. Nos piden 12.000 colones por la doble, aunque hay una cama de matrimonio y dos individuales y nos quedamos. Se aparca dentro y tenemos un montón de loros chillones en el jardín, aunque un gato nos hace los honores cuando llegamos. Es de una familia del lugar, todo muy casero, eso sí no tiene wifi.
Hace mucho calor, el contraste es espectacular con el clima que teníamos en Monteverde. La parte buena es que hacemos la colada y mañana si no llueve estará seca.
Para cenar nos vamos a un restaurante que hay en la misma calle que nuestro alojamiento donde hay platos con pollo y tiene wifi sin contraseña.
Hemos hecho 184 km

DÍA 12 DE FEBRERO Miércoles
QUEPOS – PN MANUEL ANTONIO – PUERTO JIMENEZ
Vamos a desayunar a una pastelería que hay en la calle principal en una esquina enfrente del Banco de Costa Rica.
Cuando acabamos nos vamos al parque nacional de Manuel Antonio. Está a 7 km, muy bien indicado. Cuando llegamos nos hacen señales unos chicos con camisetas del parque nacional y nos dicen que tenemos que aparcar, que allí mismo está el Parque Nacional. Nos extraña, aunque en la guía ya pone que es obligatorio aparcar fuera y que hay que pagar.CostaRica270 (Medium)
Nos cobran 2000 colones, pagamos a regañadientes, porque nos da mala espina esta gente.
Nuestro instinto no nos engañaba, hay parkings justo al lado de la entrada, se ve perfectamente la puerta desde donde se dejan los coches, hay varios sitios, todos cobran 2000 colones, pero te evitas la caminata que nosotros hemos hecho.
La entrada se compra en una oficina de la Coopealianza, aunque nosotros ya no nos fiamos, pero esto que nos dicen si que es verdad. Cuesta 10 $ la entrada y solo sirve para este parque.
No se pueden introducir bebidas alcohólicas, y si se lleva una bolsa o una nevera el guarda lo comprueba, si no, no te deja entrar. Otras cosas prohibidas son introducir armas, hacer nudismo, darle de comer a los animales, etc.
Le comentamos al guarda el problema que hemos tenido con los timadores del principio y nos dice que son conscientes y que lo podemos hacer, es a la vuelta hacer un escrito explicando nuestra queja, a ver si sirve de algo y que no le pase a más gente.
El parque está situado en la costa pacífica, a unos 157 km al sur de San José. Se bautizó con ese nombre en honor a un conquistador español. El parque se inauguró en 1972 y tiene 1625 ha de extensión, lo que le convierte en el segundo parque más pequeño de toda la red de parques de Costa Rica. A pesar de sus pequeñas dimensiones es uno de los parques de mayor belleza del país y también uno de los más visitados por el turismo nacional e internacional.
El pueblo de Manuel Antonio en las últimas décadas ha alcanzado un notable incremento turístico, puesto de manifiesto con la construcción de lujosos complejos hoteleros y la proliferación de restaurantes y centros de diversión. Los orígenes de la villa se remontan 1000 años atrás cuando era habitada por los indios quepoa. Se cree que fue en 1570 cuando se fundó aquí la primera misión española, aunque no tuvo mucho futuro debido al aislamiento de la zona.
En la década de 1930, el gobierno le concedió a la United Fruit Company el derecho a explotar plantaciones de plátanos a todo lo largo de la costa del Pacífico, lo que trajo como consecuencia la deforestación de miles de hectáreas de bosque y selva virgen para la construcción de un ferrocarril y la habilitación de zonas de cultivo. Se destruyó así el hábitat de miles de especies. El negocio del plátano perduró hasta la década de 1960 cuando las inundaciones destruyeron las vías del ferrocarril y una plaga diezmó los cultivos. Se pasó al cultivo de la palmera aceitera y se creó el parque nacional.CostaRica285 (Medium)
El paisaje del parque está compuesto por un bosque tropical húmedo, que protege pequeños reductos de bosque primario, bosque secundario, vegetación de playa, manglares y ambientes marinos donde habitan una gran variedad de fauna y flora, alguna de ella en peligro de extinción.
Las principales playas del parque son Espadilla Sur, Puerto Escondido y Manuel Antonio. Uno de los lugares más interesantes del parque es sin lugar a dudas Punta Catedral, un islote que se une a tierra firme a través de una lengua de arena, producto de los sedimentos acumulados a través del tiempo. La red de senderos está muy bien señalizada y discurre a través de playas tropicales y cabos rocosos, con el bosque tropical como telón de fondo. En los cabos rocosos se pueden ver alcatraces pardos y pelícanos.
Cuando se llega a la playa Manuel Antonio y baja la marea, se puede vislumbrar un semicírculo de rocas que los arqueólogos creen que fueron dispuestas por alguna cultura prehispánica como trampa para tortugas; podían alcanzar la orilla con marea alta, pero una vez bajada les era imposible volver al mar y quedaban atrapadas.
Se puede subir a un mirador con vistas fabulosas sobre Puerto Escondido y Punta Serrucho. Se ha de tener cuidado con los manzanillos, unos árboles de fruta venenosa, la savia segregada por la corteza y las hojas es toxica y provoca reacciones cutáneas como picores y quemaduras. A la entrada del parque hay unos rótulos delante de estos árboles para que la gente los conozca.CostaRica036 - copia (Medium)
Para la observación de la naturaleza, en teoría es fácil, pero nosotros no vemos casi ningún animal. Una de las razones es la cantidad de personas que hay en este parque. Van en grandes grupos con sus guías y sus grandes telescopios lo cual hace alejar a los animales.
A la entrada hay una rana arborícola de ojos rojos. Tiene el cuerpo verde, rayas laterales azules y amarillas, y los pies naranjas. El problema es que está muy alta y sin telescopios nosotros no la vemos. Debe estar siempre en el mismo árbol, porque todos los guías se paran y se las enseñan a sus turistas. Un perezoso también en las alturas, sin ayuda no se ve. Hay de dos tipos el perezoso bayo, de tres dedos, y el perezoso de Hoffman, de dos dedos. Ambos miden entre 50 y 75 cm de longitud, tienen una cola rechoncha y suelen colgar inmóviles de las ramas o moverse lentamente por ellas hacia las hojas, que son su principal alimentos.
Hay monos congos, monos ardilla que se desplazan en grupos de tamaño pequeño chillando ruidosamente y saltando entre la vegetación en busca de insectos y fruta.
El capuchino de cara blanca, que tiene una cola prensil cuya punta suele llevar enrollada. De vez en cuando baja hasta el suelo, donde encuentra alimento, como maíz o incluso ostras, que forman parte de su dieta.
También vemos cuatíes de nariz blanca, que es miembro de la familia de los mapaches, que puede verse a menudo, es de color parduzco y más largo, pero más delgado y ligero, que la mayoría de los mapaches. Su rasgo más característico es su largo hocico móvil, respingón y blanquecino con el que olfatea en busca de comida.
Al lado de la playa vemos la iguana verde, a pesar de su enorme volumen, las iguanas son vegetarianas insaciables, solo comen hojas y brotes tiernos.
La mariposa morpho azul, cuando se posa, cierra las alas superiores de color azul eléctrico y solo quedan a la vista las moteadas alas inferiores marrones, pasando de una llamativa exhibición de color a un discreto camuflaje.
Hasta abril hay cerrados cuatro senderos del parque porque están haciendo tareas de mantenimiento.
Cuando acabamos nos vamos dirección Corcovado. Al principio muy bien, la carretera es ancha muy recta, pero al cabo del rato, nos paramos porque hay una grúa que está sacando a un camión que ha volcado esta mañana. Nos estamos achicharrando pero no hay opción para cambiar de carretera, con lo que hay que esperar
Pasamos por el Parque Nacional Marino Ballena, situado entre Punta Uvita hasta Punta Piñuela. Unos 15 km de costa están protegidos por este parque. Se extiende 10 millas mar adentro y abarca 4500 ha de extensión marina litoral. Debe su nombre a las yubartas o ballenas jorobadas, que se congregan en sus aguas en invierno para aparearse en el límite meridional de su área de distribución. Todo el año se ven delfines mulares y comunes, jugueteando cerca de la orilla. El mayor arrecife coralino del país se encuentra dentro del parque, bordeando una pequeña isla conectada con punta Uvita por una estrecha barra arenosa.CostaRica284 (Medium)
En medio del mar surgiendo del agua como los dedos de una bruja, están las Tres Hermanas, formaciones rocosas donde anidan aves marinas, como piqueros, rabihorcados y pelicanos. En Chacarita se coge un desvío a la derecha, desde donde faltan 77 km hasta Puerto Jimenez.
Por el camino vemos un tucán y 4 guacamayos rojos, desde la misma carretera. Es un sitio precioso, muy salvaje, cuando llegamos a donde en teoría es camino de cabras nos llevamos la gran alegría que al preguntar nos dicen que está todo asfaltado hasta el final.
Nos alojamos en Cabinas The Corner, nos cuesta la doble con baño dentro 12.000 colones y la individual 6000 colones. Es sencillo pero las habitaciones son grandes, limpias, eso sí hace mucho calor, los ventiladores son necesarios, aquí les llaman abanicos.
Preguntamos por la oficina del parque y nos dicen que a las 4 de la tarde han cerrado, con lo que no podemos hacer nada. Desde el 1 de febrero se necesita por obligación un guía para hacer las visitas, pero nos aseguran que mañana en Caraté encontraremos alguno sin problema.  La información es muy poco clara, hay unos que te dicen una cosa y otros, otra.
Nos vamos a un lago que nos dice nuestro hostelero que hay caimanes pero cuando llegamos lo único que vemos es un tucán precioso y muchos loros verdes que chillan un montón.
Nos vamos a cenar a un restaurante que está al lado del mar, un pescadito al ajillo muy bueno. Hay muy poco turismo, la verdad es que no vale la pena quedarse en Puerto Jiménez, es mejor alojarse cerca del parque. Aquí hace mucho calor, mucha humedad y hay muchos mosquitos.
El Parque Nacional Corcovado fue creado el 31 de octubre de 1971. La extensión total del parque es de 47945 ha. Existen dos versiones acerca del origen del nombre, una habla sobre la forma de una roca que se ubica en la playa, la cual tiene una forma de curvatura similar a la joroba, de ahí que las personas comenzaron a referirse al sitio con este nombre. Otra versión apunta a la forma que tiene el río, ya que en sus recorridos hace diferentes curvas, similar a un caballo cuando corcovea.
En el año 1930, la United Fruit Company abandonó las tierras del Atlántico y pasaron las plantaciones al Pacifico. También en esta época se descubrió el oro en la península de Osa. Ambos sucesos atrajeron una migración hacia la zona. La economía de subsistencia pasó a ser economía comercial, el incremento de la población llevó a la deforestación para la apertura de fincas y se incrementó la explotación dentro del Parque por medio de los oreros.
El sector tiene lugares imperturbables por el ser humano, lo cual da paso para la existencia de muchas especies que necesitan de la tranquilidad del bosque para poder sobrevivir. Se estima que en Corcovado y en la península existen 375 especies de aves, de éstas 18 son endémicas, 124 de mamíferos de ellos más de 50 son murciélagos, 40 especies de peces de agua dulce, 8000 de insectos, 71 de reptiles y 46 de anfibios.CostaRica331 (Medium)
De los mamíferos que están en peligro de extinción el parque alberga 11 de ellos, sirva de ejemplo la danta, el mono tití, el jaguar y el oso hormiguero.
Corcovado mantiene una interacción no perturbada entre el bosque y el océano. Los ríos limpios sin contaminar, se originan en bosques primarios y algunos, como los ríos Llorona, Corcovado y Sirena drenan a estuarios con gran cantidad de aves acuáticas.
Grandes tiburones toro nadan hacia la boca de los ríos en busca de alimentos durante la marea alta y las poblaciones de jaguar alcanzan densidades importantes aprovechando los recursos marinos como las tortugas. En la punta Salsipuedes, a pocos metros del bosque, hay arrecifes de coral.
Las aguas aledañas a Corcovado y el Golfo Dulce son zonas de cría y reproducción de las poblaciones de ballena Jorobada, se confirmó la existencia del águila arpía que se creía extinta igual que el oso hormiguero gigante.

Hemos hecho 238 km.

DÍA 13 DE FEBRERO JUEVES
PUERTO JIMENEZ – PARQUE NACIONAL CORCOVADO – PLAYA PIRO – PUERTO JIMENEZ
Nos levantamos muy pronto, a las 6 de la mañana, para ir a primera hora a la entrada del parque a ver qué podemos hacer. Durante el trayecto de 40 km y dos horas, ya que la pista está en mal estado, ya vemos algo, como unos monos ardilla que son muy pequeños de color amarillo, muy guapos. Hay una familia de unos 12 miembros dando saltos y la suerte es que empiezan a saltar de árbol a árbol cuando pasamos por al lado, si no es muy difícil verlos.
Un poco más adelante vemos un tucán que atraviesa la carretera muy bajito, con lo que se ve muy bien.
Llegamos a Caraté y nos dicen que teníamos que haber comprado los tickets de entrada en la oficina de Puerto Jiménez y pagado en el banco. Desde hace poco tiempo han cambiado la normativa, suponemos que ha habido chanchullos con el dinero, o como nos dicen por problemas de atracos.
En la última pulpería nos encontramos a Daysi, una señora que se casó con un canadiense y que al cabo del tiempo se vendió todo lo que tenía y se volvió a Costa Rica, porque si no hubiera perdido sus tierras. Nos comenta que hay mucha corrupción, que ella tiene un pleito con el Ecolodge La Leona, porque han hecho un sendero en sus tierras sin respetar lo que habían solicitado. Nos dice que ella no tiene amigos en las altas esferas y no puede pagar fines de semana en lodges de lujo, como la gente que le quiere quitar sus terrenos. Otro problema son los oreros, que son los buscadores de oro, que hay y mucho por esta zona. Durante 5 años ha estado plantando unos árboles llamados almendros, que tienen un fruto que les encanta a los guacamayos o lapas como les llaman aquí. Cada vez que ella plantaba, los oreros se lo quemaban, y así una y otra vez. Al final, se han cansado y los árboles están creciendo y dando cobijo a muchos guacamayos. Los vemos a placer, pues vuelan cerquísima, además pegan unos chillidos de campeonato con lo cual te enteras de cuando vienen.
Nos comenta que hay que tener cuidado con esta gente, porque la mayoría son drogadictos y muy violentos. Otra curiosidad es que a ella le pagan los oreros lo que compran con oro, y nos enseña una pepita y polvo de oro. Daysi luego lo cambia en Puerto Jiménez.CostaRica295 (Medium)
Nos dice que en esta época el camino que va a La Sirena es tan caluroso que no se ven animales. Desde Drake es mucho mejor porque se coge una barquita que te lleva a la estación La Sirena, estás dando vueltas por los senderos que hay alrededor todo el día, te entra en la excursión la comida y por la tarde ya vuelves a Drake. Es una pena que no tengamos un día más para devolver el coche, ya que esta opción nos gusta mucho, pero será imposible hacerla.
Le pedimos unos cafés y no quiere cobrarnos, y eso que no debe hacer muchos negocios por la poca gente que llega aquí por su cuenta. Nos confiesa que si encontrara a alguien le vendería la tierra y se volvería a Vancouver con su marido y su perro, aunque por otro lado dice que está haciendo un albergue para mochileros que no pueden pagar millonadas que es lo que piden en los ecolodges.
Como no tenemos opción vamos andando por la playa y por un sendero que nos recomiendan hasta la base La Leona. Hace mucho calor, y un sol de justicia. Los únicos animales que vemos son unas lagartijas, un basilisco de color marrón y un animalito que se pierde en los campos al momento.CostaRica272 (Medium)
Antes de llegar a la entrada del parque, entramos al Ecolodge La Leona para curiosear. Está muy bien montado, hay unas tiendas de campaña sobre pilotes, pero con unas camas muy cómodas, un balcón que da al mar y unos sillones para ver pasar la vida. Unas hamacas en el jardín y unas zonas para leer, tomar algo o simplemente no hacer nada. Preguntamos el precio de esta maravilla y nos dicen que cuesta 99 $ por persona con tres comidas incluidas, lo cual para lo que te dan nos parece barato. Tiene unas hectáreas dentro de la propiedad con unos senderos desde donde se puede ver mucha vida salvaje. Para venir tienes que concertar con las oficinas que hay en Puerto Jiménez, y ellos avisan al hotel para que lo tengan en cuenta. Hay un carro que te lleva el equipaje, pero tú los 3 km al sol no te los quita nadie. No tiene wifi, ni las cabañas electricidad, hay velas y un generador que sirve para cargar las pilas de las máquinas de fotos o ordenadores. Está bastante lleno y no nos extraña.
A menos de 300 metros está la oficina de La Leona del parque nacional. Está un poco destartalado, lo único que hace es tomar nota de la gente que entra al parque y nada más. Nos dice que el parque está muy lleno y que en todo el fin de semana no hay alojamiento en La Sirena. Podemos hacer excursiones de 1 día, pero nada más. Nos ofrece el teléfono de una amiga que tiene que vive cerca de la entrada de Los Patos que es muy maja y que nos haría un buen precio. Nos lo tenemos que pensar a ver qué hacemos. Miramos el registro y vemos que hoy por esa entrada han fichado más de 50 personas. Hay gente de todas las nacionalidades pero españoles vemos pocos.
Este parque está muy mal gestionado, en el año 1989 había 69 guardas y actualmente el gobierno lo ha reducido a solo 10 personas. El gobierno de Austria, ha tomado riendas en el asunto y han contratado a 10 personas más a ver si pueden controlar un poco este parque. Hay mucha biodiversidad, pero hay furtivos que cazan animales y eso es peligroso. Cazan dantas que son como unos cerdos grandes que es el alimento de los jaguares, con lo que si los felinos no encuentran comida han de acercarse a los núcleos habitados y en noviembre mataron dos adultos y dejaron con vida un cachorro que seguramente habrá muerto sin la tutela de un adulto que le enseñe como cazar, alimentarse etc. Se estima que en este parque quedan 50 jaguares.CostaRica065 (Medium)
Vemos unas huellas en la playa que creemos que son de felinos y unas muy grandes que preguntando a la persona que cuida el jardín del ecolodge nos dice que son tapires.
Regresamos a Carate y nos dice Daysi que hay un camino que llega hasta la playa cerca del rio Piro. Nos da las indicaciones para que un amigo suyo que vive al lado nos indique como llegar. Es un señor llamado Miguel, que muy amablemente nos acompaña al inicio del sendero. Es un km por un bosque primario muy bonito, pero animales, solo vemos de refilón un pequeño mamífero, pero lo vemos fatal, solo una sombra que corre.
La playa está totalmente virgen, no hay un alma, hay un cartel que pone que no se bañe la gente, y es comprensible ya que hay una corriente muy fuerte, solo de entrar un poco las piernas nos damos cuenta de la fuerza del agua.
Antes de ir a comer nos acercamos a la oficina de los parques nacionales, que está al lado del aeropuerto, para que nos informen. Nos dicen las posibilidades que hay, pero ya comprobamos que no podremos hacer lo que nos gustaría. Ya nos dice que el fin de semana está lleno el alojamiento en La Sirena, tanto en los dormitorios, como los sitios para hacer camping. En caso de alojarnos en los dormitorios nos tendríamos que llevar la mosquitera, sabanas, comida, bebida etc., ya que no se puede comprar nada allí. Ella nos dice que como se había perdido un ucraniano y se había muerto, dos españoles en noviembre se habían extraviado y estuvieron toda la noche a la intemperie, con los peligros que en potencia había. A la mañana siguiente llegaron a su destino. A partir de entonces el gobierno ha obligado a utilizar guías.CostaRica061 (Medium)

Daysi, nos ha dicho en Carate, que más que obligar a coger un guía, lo que tendrían que hacer es poner señalización en los senderos, ya que la obligación de guía lo que iba a provocar es que el turismo mochilero ya no vendrá ya que no se pueden permitir pagar grandes cantidades, pues si sumamos el precio de la entrada, el guía etc., es mucho dinero. Esto lo que va a provocar, es que las pequeñas poblaciones que viven de este turismo que va a los restaurantes locales, duerme en alojamientos sencillos, pierdan sus ingresos. Han hecho una protesta los transportistas ya que ellos también han notado la bajada de ingresos.
Volvemos al centro de Puerto Jiménez donde comemos en el restaurante Carolina que hay en la calle principal. Nos ofrecen un casado con jugo natural por 3000 colones. Se puede elegir entre carne asada, pollo en salsa, pechuga o pescado al ajillo. Todo lo que pedimos está muy sabroso ya que lo acompañan de gallopinto, arroz y ensalada.
En las agencias de touroperadores que hay al lado nos informan de las excursiones que se pueden hacer. Como tenemos solo un día, hay pocas opciones, una es coger el camión público que sale de Puerto Jiménez a las 6 de la mañana, llegando a Carate a las 8,30 y un guía te acompaña a La Leona y tres horas de camino hasta el rio Madrigal, tres horas de vuelta y retorno a Puerto Jiménez en el camión a las 4 de la tarde. Esto cuesta 60 $ con la entrada al parque nacional incluida.
En otra agencia nos ofrecen ir a Matapalo mediodía con nuestro coche por 40 $ por persona y si queremos ir a Piro que es una reserva privada en el bosque 60 $ por persona. Nos aseguran que veremos muchos animales, pero no nos fiamos demasiado.
Al final después de deliberar un rato decidimos no hacer nada de esto y volver hacia San José y ver algo en el camino, con la visita del Volcán Poas y el PN Braulio Carrillo.
Volvemos al hotel a darnos una ducha pues hemos sudado la gota gorda todo el día al solecito!!!!
Hemos hecho 82 km.

DÍA 14 DE FEBRERO VIERNES
PUERTO JIMÉNEZ – SAN ISIDRO – SAN GERARDO DE DOTA – ALAJUELA
Hoy es 14 de febrero y para nosotros es el día de los enamorados, pero aquí es el día de la amistad, y cuando nos abren el portón para sacar el coche, el señor nos desea un “feliz día de la amistad”.
Vamos en dirección al PN de los Quetzales que está en nuestro camino hacia Alajuela. La carretera está muy despejada y se conduce muy bien, hacemos la misma ruta que para bajar a Corcovado pero en Dominical, cogemos el desvío a la derecha hacia San Isidro General. Esta posibilidad nos la recomiendan en nuestro hotel ya que podríamos coger la Interamericana en Cortes pero nos dicen que hay mucho más tráfico de camiones y que la llaman la carretera de la muerte.
La carretera hasta San Isidro son 35 km, un poco tortuosa pero los paisajes son muy bonitos.
San Isidro General, constituye el centro administrativo del valle el General. No hay mucho para ver, solo a 6 km al norte un colosal Cristo bendice a quienes conducen esta malísima carretera.
La niebla cubre nuestra carretera, muchas curvas y poca visibilidad, cuando tienes un camión delante es muy difícil adelantar ya que, como sube y nuestro coche no tiene fuerza, pues vamos lentamente.
Pasamos por el cerro de la Muerte (3491 metros de altitud), así llamado por los campesinos que murieron congelados o por insolación, según las guías, mientras transportaban sus productos a San José. La cumbre se encuentra por encima de la línea de los arboles, solo hay unos arbustos achaparrados y en torno a la cima hay turberas y páramos.
La cota más alta son 3330 metros, a partir de aquí la carretera va bajando.
San Gerardo de Dota, está en el km 80 de la Panamericana, en el fondo de un valle lleno de huertos, ríos rebosantes de truchas y árboles poblados de quetzales. En 14,5 km, la carretera baja 650 metros, es una bajada destroza frenos. Nos paramos a preguntar en Cabinas Miriam. Nos dice que no hace falta que vayamos al parque nacional, porque allí no se ven los quetzales, que es mejor que nos vayamos al final de la carretera y hagamos el sendero que va a las cataratas. El día se pone feo, y nos cae una tormenta fuerte de agua. Vemos pajaritos, pero quetzal ninguno por desgracia.
El quetzal que hay en Costa Rica es el esplendoroso, una de las aves tropicales más bellas. El macho se caracteriza por su plumaje verde iridiscente, pecho rojo intenso y cobijas de la cola de 60 cm. La hembra es menos llamativa. Los pueblos precolombinos adoraban al quetzal como reencarnación de la diosa Quetzalcoatl, la serpiente emplumada. Las plumas de las colas de los machos eran más preciadas que el oro, y solo se permitía su uso a los nobles y a los sacerdotes.
Volvemos hacia las cabinas Miriam, ya que ha sido tan amable al informarnos, que queremos comer allí. Nos ofrece un plato de trucha de rio, verduras hervidas, arroz, frijoles, ensalada, zumo de mora y galletitas con café. Está todo muy bueno y a un precio excepcional, pues nos cuesta 12.000 colones todo. Además tiene un mirador a la montaña, donde se pueden observar muchos pájaros, ya que les ponen comida y ellos se acercan sin miedo a comerlo.
Se pueden hacer unas fotos fantásticas pues vienen muchos cerquísima. Lo mejor sin duda es la conversación con la señora pues nos explica que Costa Rica, para ellos, también es carísima, pues nos dice que se va al supermercado y que se gastan 100.000 colones y que apenas trae nada a casa. Ella hace más de 25 años que tiene las cabinas y con eso y la gente que viene a comer pues va pasando. Otra cosa que nos dice, que no puede ni pintar la casa porque todo es tan caro que no le queda margen.
Nos habla de los hoteles que hay más abajo que hemos visto, son de extranjeros que cobran unos precios abusivos pues ella dice que un menú sencillo no baja de 12.000 colones, la habitación doble cuesta 50.000 colones por persona!!!!!. Eso sí es muy bonito, con jacuzzi y todo, pero claro es para un turismo muy exclusivo.
Nos comenta que los impuestos los acribillan, que el gobierno, que han tenido con la Chinchilla ha sido nefasto, que lo único que ha hecho ha sido subir impuestos, pero no han visto que con ellos se hayan hecho mejoras.
La conversación es muy interesante pero nos tenemos que ir, pues nos queda un trozo hasta llegar a Alajuela. Al principio vamos bien, pero al llegar a Cartago, la cosa se complica, y se va complicando cada vez más, pues hay muchísimo tráfico y no hay manera de avanzar. Nos está costando horrores atravesar la zona de San José. Tardamos casi dos horas en hacer 30 km, pues vamos casi todo el rato en caravana. Es el día de la amistad y del amor y la gente se desplaza a otros sitios para celebrarlo. Toda la tarde por la radio lo han ido diciendo.
Llegamos muy tarde a Alajuela y el primer hostel que nos gustaba está lleno. Es el hotel Maleku. La chica que nos atiende, muy amablemente nos aconseja otro hostel y llama para confirmar que tenemos sitio. Es el Hotel Trotamundos, un lugar básico, pero que muy básico, aunque nos atiende el señor Mauricio que es un encanto. Como es muy tarde y estamos cansados, nos quedamos, además nos han comentado que al ser viernes hay mucha gente en Alajuela. Nos cuesta 35 $ la doble con baño dentro y 12 $ la cama en dormitorio compartido de 6 personas. Nuestra habitación está llena de humedad y el lavabo huele un poco mal. Si fuese más temprano buscaríamos otra opción. Parece que en el piso de arriba hay habitaciones en mejor estado pues tienen balcón y televisión, pero están todas ocupadas.
Nos dice que saquemos absolutamente todo el coche, pues pueden romper una ventanilla para “fisgonear”, y que lo llevemos a un parking vigilado. Es lo que hacemos, en la misma calle del hotel a 200 metros hay un parking. Nos cuesta 1750 colones toda la noche, hasta las 7 de la mañana, luego son 700 colones la hora adicional, aunque nos dice que si vamos a las 8 no pagaremos más.
Como tenemos algunas provisiones, cenamos en el hotel ya que hay cocina y todo lo necesario.
Mauricio nos explica cosas sobre cómo llegar a Nicaragua, las compañías y horarios etc. Como aquí las direcciones no son el nombre de la calle y el número sino la ubicación, nos hace un plano de cómo llegar a la Transnica, Ticabus etc.
También nos indica como ir a San José en bus, se coge a 200 metros del hotel, la compañía Tursa y por 515 colones nos deja en el centro en muy pocos minutos.
Hemos hecho 379 km.

DÍA 15 DE FEBRERO SÁBADO
ALAJUELA – VOLCAN POAS – PARQUE NACIONAL BRAULIO CARRILLO – SAN JOSE
Hoy muy prontito vamos a ir al Volcán Poas. A las 7 es el desayuno, café, tostadas, mermelada, mantequilla y fruta natural.
Cogemos el coche y nos vamos para allá. A medida que nos vamos acercando vemos que se está nublando mucho. No tenemos ninguna esperanza pero llegamos hasta la entrada por si acaso. Cuando llegamos el guarda parques nos dice que no veremos nada porque está muy, pero que muy tapado.
Nos damos la vuelta y bajamos para ir al Parque Nacional Braulio Carrillo. Nos equivocamos y en vez de ir por la carretera que hemos subido que se llama La Ceiba, nos vamos por San Pedro, damos mucha vuelta, ya que son unos cuantos km más.CostaRica320 (Medium)
Primero vamos a comprar los billetes para viajar hacia Nicaragua. La primera opción es Ticabus, pero los horarios que tiene plazas no nos interesan, con lo que nos vamos a Transnica que está muy cerca y allí compramos billetes para el lunes a las 9 de la mañana. Había otra posibilidad pero era a las 5 de la mañana y nos parece demasiado pronto. Cuestan 29 $ hasta Rivas que es la ciudad donde se coge el ferry a Ometepe.
Ya que estamos aquí vamos a buscar hotel y resulta que estamos al lado del hotel donde nos alojamos a la llegada. Como no nos convenció, miramos uno que está muy próximo que se llama Hotel El Dorado. No está mal, un poco laberintico, pero la habitación doble con baño cuesta 24 $ y no huele raro como la otra. Dejamos el equipaje y nos vamos al parque Braulio Carrillo. Se llama así por el tercer jefe de estado que gobernó Costa Rica entre 1837 y 1842.
En la guía pone que hay una entrada al lado del puente de Zurqui. Llegamos a esa zona, pero no hay manera de encontrarla. Al cabo de 22 km de la hipotética entrada de Zurqui, encontramos la entrada de Quebrada González. Al preguntarle al policía del parque nos dice que la de Zurqui la han anulado hace tiempo, que ya no existe. La entrada a los extranjeros nos cuesta 8 $, o su equivalente en colones. Este guarda lleva pistola, y es porque tienen muchos problemas con los cazadores furtivos, el detuvo a uno hace dos meses que había matado un animal en el parque. Nos dice que son muy peligrosos ya que ellos también van armados.
Al entrar en este parque nacional poco explorado se puede tener una idea de cómo era Costa Rica antes de la década de 1950, cuando el 75% de la superficie del país aún estaba cubierta de selva: escarpadas montañas cubiertas de árboles de alturas imposibles interrumpidas únicamente por cañones y ríos que caían en cascadas. Debido a la diferencia de altitud tiene una gran biodiversidad, desde bosque nuboso a 2906 metros, al lado del volcán Barva, hasta verdes y húmedas llanuras en la vertiente del Caribe.
Fundado en la década de 1970, su creación fue el resultado de un compromiso único entre conservadores y promotores inmobiliarios. El gobierno había anunciado la construcción de una nueva autopista que conectaría la capital con Puerto Limón. Hasta ese momento, la única conexión era a través de una vía férrea que se caía a pedazos o de una lenta carretera rural que pasaba por Cartago y Turrialba. La única zona para hacer la carretera era pasando entre el volcán Barva e Irazú, una zona cubierta de zona primario. A los conservacionistas les preocupaba construir una carretera en una zona que sirve de reserva acuífera de San José.
Por eso se decidió lo siguiente: se construiría la carretera, pero los 400 km cuadrados de tierra a cada lado de la misma se destinaría a parque nacional. Así nació el parque en 1978. Tiene cerca de 6000 especies de plantas, 515 especies de aves, como el rey de zopilotes, pájaro campana, jilguero y el quetzal, 220 especies de mamíferos, como el mono carablanca, colorado y aullador, danta, puma y jaguar, saíno, oso colmenero, cabro de monte y coyote además de gran cantidad de insectos.
Hacemos el Sendero Las Palmas de 1600 metros a ver si vemos animales, pero no vemos ninguno, no nos extraña con el ruido que hacen los coches al pasar a gran velocidad. El guarda nos ha dicho que podremos ver tapires, que es relativamente fácil, pero no tenemos suerte. El bosque no obstante es bonito. Vemos el árbol Palo de Piedra o Manú, produce flores pequeñas entre Enero y Mayo. Su madera es muy codiciada por su gran calidad para ser utilizada en los durmientes de línea férrea, como postes de cerca o tendido eléctrico. Otro que vemos es el Gallinazo o vainillo que provee de alimento ya que deja caer unas nutritivas semillas dentro de una vainica y ofrecen su manjar a sainos, dantas y otros. El árbol de caobilla puede medir hasta 50 metros de altura. Sus semillas alimentan a todo tipo de animales, incluso las ardillas y los monos se comen su corteza. La madera es muy buena para hacer muebles, con lo que se ha cortado indiscriminadamente.
En este sendero abundan las palmas. Entre ellas, la chonta, palma real con su tallo rojizo y grueso, palmito dulce, palmito mantequilla, pacaya, suita, coyol, caña danta, súrtuba y palmito amargo entre otros. Los indígenas las protegían porque les proveía de hojas para sus techos, postes para sus casas y alimento, pero ahora se encuentran amenazadas. Sus semillas son comida para roedores y mamíferos. Como curiosidad tienen sus raíces aéreas.
Las bromelias crecen en lo alto de los arboles, las llaman parasitas pero solo lo utilizan de apoyo. Ofrecen espacio entre sus largas hojas donde las ranas ponen sus crías.
El sendero del Ceibo, está atravesando la carretera, solo mide 1 km, pero se tiene una visión del río que tiene un color amarillo porque arrastra sedimentos sulfurosos. En este sendero se ven cedros que pueden crecer hasta los 40 metros de altura, pero muy lentamente. Las Palmeras Welfias son muy altas, en ellas descansan los murciélagos y sus frutos alimentan a guatusas, tepezcuintles y ratones, por ello las serpientes se esconden cerca para cazarlos.
Hay otro sendero el Botarrama, que sale del Ceibo, pero no lo hacemos. Volvemos a San José, vamos al hotel a dejar el coche y nos vamos a pasear un poco por el centro. Hay un ambiente enrarecido, gente muy perjudicada, muchísima policía pidiendo documentación, suponemos que a los que ven sospechosos. No se va tranquilo por las calles, con lo que cuando se va a hacer de noche nos vamos al lado del hotel a cenar, aunque hoy no nos convence lo que nos dan, ya que tienen muy pocos clientes y tienen poca comida. Cuando se lo comentamos, nos dice que claro, es fin de semana etc. etc.
Nos vamos a dormir, ya que mañana a primera hora queremos volver al volcán Poas, antes de devolver el coche.
Hemos hecho 181 km

DÍA 16 DE FEBRERO Domingo
SAN JOSÉ – VOLCÁN POAS – SAN JOSÉ
A las 7 vamos a desayunar a la esquina de nuestro hotel, donde nos dan café y pastas muy ricas. Cogemos el coche y es una gozada, ya que casi no hay tráfico y en poco tiempo llegamos al Volcán Poas. Hoy hace un día esplendoroso, sol, ni una nube, maravilloso.
En la autopista nos cobran 150 colones de peaje, ya que es un vehículo liviano. El viernes no había peaje, suponemos que por la caravana. La entrada al parque son 10 $ o su equivalente en colones, que va oscilando con la cotización de la moneda. Dos metros después de la entrada hay otro sitio donde te paran para que pagues 1500 colones para aparcar, nos parece un poco abuso, cuando acabamos de pagar 10 $ por la entrada.
Unos 37 km al norte de Alajuela por una serpenteante y pintoresca carretera se halla el parque nacional. Se puede ver el interior de un volcán activo sin el esfuerzo de tener que escalarlo. El volcán Poas tiene una altura de 2704 metros. La última erupción fue en 1953, dio lugar a su enorme cráter, de 1,3 km de diámetro y 300 metros de profundidad. Ofrece la oportunidad de contemplar su humeante y burbujeante caldera escupiendo agua y barro sulfuroso a cientos de metros de altura. Además, hay otros dos cráteres uno de los cuales contiene un lago azul zafiro rodeado por un bosque alta montaña. Para acceder al Poas, es solo un cuarto de hora por un camino muy cómodo, la laguna son 800 metros de un camino que hace algo de subida, para volver al parking puedes desandarlo o volver por otro de 1800 metros, que es lo que nosotros hacemos.
El grado de actividad del cráter principal va variando. De hecho, el parque fue brevemente cerrado en mayor de 1989 después de que una pequeña erupción lanzara cenizas volcánicas a más de 1 km de altura, y un periodo de actividad menor lo cerró en 1995. Es recomendable llevar algo de abrigo porque el aire es bastante fresco.
Desde el centro de visitantes hay un camino asfaltado accesible en silla de ruedas que conduce a un mirador sobre el cráter. Desde el mirador salen dos caminos: el de la derecha es el sendero Botos, atraviesa un bosque nuboso enano, resultado del aire acido y de las temperaturas bajo cero. Aquí se contemplan bromelias, líquenes y musgos que se aferran a los retorcidos arboles con formas curiosas que crecen en el suelo volcánico. También abundan las aves y tenemos la suerte de ver un colibrí garganta de fuego, una especie de alta montaña típica de Costa Rica. El sendero termina en la Laguna Botos, un peculiar lago de agua fría formado en uno de los cráteres extintos.
A la vuelta de la visita, vamos a devolver el coche a Europcar. Es bastante rápido el proceso y nos llevan con una furgoneta al aeropuerto. Allí al lado en la carretera pasan los buses que por la módica cantidad de 515 colones (1 $) te llevan al centro de San José. Merece la pena si se llega a una hora correcta, cogerlos y no pagar los 25 $ que pagamos nosotros para que nos llevaran al hotel.
Nos bajamos en el Parque metropolitano La Sabana, conocido como el pulmón de San José. Es el más relevante de la ciudad, muy popular y querido por los josefinos. Ubicado en el norte de la ciudad, este extenso parque cuenta con un inmenso lago, gran variedad de arboles y numerosas instalaciones deportivas. Resulta un lugar magnifico para pasear y comer. En los alrededores se encuentra el Museo de Arte de Costa Rica que los domingos es gratuito, la estatua del ex presidente León Cortes Castro, el gimnasio nacional y el nuevo Estadio nacional, donado por el gobierno de China, donde se juegan partidos de futbol internacional y de primera división.
El museo de Arte Costarricense, está ubicado en un edificio neocolonial que años atrás fue el edificio del aeropuerto de La Sabana. Recoge una importante colección de obras de los siglos XIX y XX, y prepara exposiciones como la que acaba de inaugurarse de Gerardo González. En el primer piso hay unos relieves de madera o de bronce (según la guía) tallados sobre la historia del país, desde el precolombino hasta 1940. Lo hizo un joyero francés.
Cuando salimos cogemos un bus urbano que por 190 colones nos lleva al lado de la plaza de la Cultura, donde está el Museo de Oro Precolombino. Cuesta 5500 colones la entrada normal y 4000 con carnet de estudiante.
Está instalado en el subterráneo bajo la plaza de la Cultura y dirigido por el Banco Central de Costa Rica, alberga una exposición única de objetos de oro. La colección consta de más de 1600 piezas de oro precolombino que se remontan al año 500 d.c.. Muchos de los amuletos, pendientes, figuras de animales chamánicos y estatuillas eróticas que se exhiben proceden del suroeste de Costa Rica y ponen de manifiesto el sofisticado arte de la cultura diquis. La función y elaboración de estas piezas se ilustra mediantes maquetas y otras muestras que a la vez describen la evolución sociocultural de las culturas precolombinas.
La pieza más espectacular es un guerrero a escala real con adornos de oro, entre ellos un casquete, una patena, amuletos y tobilleras. Los objetos de oro simbolizaban la autoridad. Las figurillas de ranas era un símbolo de vida para las tribus indígenas. Hay muestras de cómo las culturas precolombinas utilizaban el repujado, la técnica de labrar el metal desde la parte posterior. Otra técnica en la cual destacaban era la del vaciado de cera. Las formas deseadas se modelaban con cera y a continuación se cubrían con una capa de arcilla y se horneaban. Al derretirse la cera, dejaba un molde hueco en que se vertía el metal fundido para obtener la forma prevista. La mayoría de las piezas eran de aleaciones de oro y cobre.
Otra cosa que se ve es la reproducción de una tumba precolombina hallada en la década de 1950. Descubierta en una plantación de plátanos en el sureste de Costa Rica, contenía 88 objetos de oro.
Vamos a comer al Taco Bell que está enfrente.
De aquí nos dirigimos al Museo Nacional que está a 5 travesías. La entrada con carnet de estudiante cuesta 4 $ y sin él, 8 $.
Es muy interesante, pasamos un buen rato en el. El terreno donde su ubica hoy el Museo Nacional estuvo dedicado, a mediados del siglo XIX, a la siembra del café. Luego perteneció al naturalista alemán Alexander Von Frantzius y luego a partir de 1877, al reformador de la educación costarricense Mauro Fernández. Años después, el Estado adquirió la propiedad, se inició la construcción del cuartel en 1917 y se aceleró a raíz del golpe de estado propiciado por Federico Tinoco ese año. En 1919, Tinoco fue derrocado, lo cual provocó la paralización de las construcciones en 1923. Se finalizó en 1932. Fue utilizado como bodega de armas y se usó para impartir instrucción militar a reclutas, como fue el manejo de armas, táctica y disciplinaria, también se les instruía en principios morales.
La Fortaleza Bellavista es imponente, almenada y de color ocre, frente a la Asamblea Nacional. En la muralla exterior, con torres en cada esquina, se aprecian los impactos de bala de la guerra civil de 1948. Tras su victoria, José Figueres, don Pepe, disolvió el ejército y la fortaleza se convirtió en sede del Museo Nacional, que había sido fundado en 1887.CostaRica339 (Medium)
La entrada, en el lado este, conduce a un patio ajardinado al aire libre donde se exponen carretas, bolas de piedra y cañones de la época colonial. Hay salas dedicadas a la geología, al periodo colonial, arqueología, etc. Tiene una colección relevante de metates o superficies de piedra, y cerámicas, además de los ornamentos de oro que se exponen en la sala de oro.
La historia precolombina se percibe con más de 800 objetos, como puntas de flecha, metates, vasijas, enterramientos, collares y otros artefactos de decoración personal y ceremonial, en materiales como cerámica, piedra, oro, jade y hueso, le mostrarán la forma de vida de las culturas antiguas. En un recorrido cronológico, desde los 12 mil años a.C. hasta la llegada de los españoles, 1500 años d.c., se relatan los cambios económicos, socio-políticos y religiosos que se dieron en las sociedades que habitaron el territorio nacional.
En la sala del Oro Indígena se muestra la visión espiritual de los indígenas por el oro y las técnicas que utilizaron en la elaboración de las piezas. Se exhiben representaciones de animales, figuras de chamanes en miniatura y objetos de decoración personal y de distinción de rango.
Como antesala natural del museo, variedad de plantas y mariposas dan una colorida bienvenida a los visitantes. En un ambiente controlado, más de 50 especies de plantas y 30 especies de mariposas representan la diversidad de los ecosistemas del valle central de Costa Rica. Espejitos, banderitas, colipatos y mariposas búho, entre otras especies de mariposas se encuentran aquí.
A la salida nos encontramos con la plaza de la Democracia, en homenaje a los 100 años de democracia del país, donde se puede contemplar vistas de las cimas que rodean la ciudad. Escalonada, gira en torno a una estatua de José Figueres Ferrer, emigrante de origen catalán que, elegido presidente del país, dio cohesión nacional y abolió el ejército
En el lado norte se levantan las instalaciones de la Asamblea Legislativa, en cuyos jardines se erige la estatua del héroe nacional Juan Santamaría, contiguo se alinea una serie de casonas que forman parte de la administración gubernamental entre las que destacan el Castillo Azul, la Casa Rosada.
En el Parque Nacional fue erigido el Monumento Nacional, levantado en homenaje a los caidos en 1857 y el que se representa las cinco naciones centroamericanas en forma de mujer expulsando a Willian Walker, el filibustero estadounidense y sus mercenarios.
Ya nos vamos al hotel, pues hoy ya estamos saturados de tanta cultura. El ambiente a medida que se va haciendo de noche empeora por momentos. De hecho hay un tipo que nos está siguiendo, pero es tan malo, que lo vemos al momento. Llegamos al hotel sin novedad.
Hemos hecho 94 km y en total en los 11 días 2520 km. Nos hemos gastado unos 200 € en gasolina y el coche nos ha costado 11 días, 500 €. El coche era un Daihatsu Bego, un poco justo de potencia, pero nos ha llevado a todas partes sin problemas. Sabiendo lo que sabemos ahora, de Enero a Abril es mejor alquilar el coche por más días, ya que están tan solicitados que no se puede alargar el alquiler. En cambio en Junio, Julio o Agosto, hay tantos coches disponibles que según nos han comentado en Europcar, tu alquilas uno pequeñito y te dan uno grande porque les sobran, y evidentemente si quieres ampliarlo no hay ningún problema. Nosotros hemos querido alargarlo y no ha habido manera. Con más días lo habríamos visto todo mucho mejor, y habríamos podido visitar Corcovado en condiciones.

DÍA 17 DE FEBRERO LUNES
SAN JOSÉ – RIVAS (NICARAGUA)
Hoy vamos a cambiar de país, se acaba Costa Rica y empieza Nicaragua. Tenemos el billete para las 9 de la mañana, también había para las 5 de la mañana, pero nos ha parecido excesivo el madrugón. Tenemos que estar tres cuartos de hora antes, ya que tienen que pesar el equipaje (permiten 35 kilos por persona) ponerle etiquetas como en los aviones y comprobar que somos los que constan en los billetes comprados. Hay mucha seguridad, lo cual está bien.
Salimos con puntualidad, aunque el bus no está lleno. Se para en Alajuela y coge a gente y más adelante entran unos cuantos turistas con lo que ya vamos llenos. A las 12 para en un restaurante que está en Chomes durante 15 minutos para comer o ir a los lavabos. El autobús es cómodo y hay bastante sitio entre los asientos. Hemos ido primero en dirección Puntaarenas y luego ya subimos hacia el norte. Un poco antes de las 3 llegamos a la frontera de Costa Rica. Nos sellan el pasaporte y entregamos el impreso que nos habían dado en el autobús para rellenar.
Antes de llegar nos ha pasado a cobrar el azafato del bus el impuesto que cobra Nicaragua a todo el mundo que quiere entrar en el país. Los extranjeros hemos de pagar 13 $, los nicaragüenses 1,5 $. Al volver al bus, se queda con el pasaporte y con uno de los impresos.
En la frontera venden boletos para ir a Liberia por 1650 colones.
Ahora al entrar a Nicaragua, entregamos los equipajes para que los revisen, los ponemos en una mesa y los vamos corriendo hasta que llegamos al principio de la mesa. No nos revisan nada, pero esperamos mucho rato hasta que nos devuelven los pasaportes y podemos entrar al bus. Cambiamos los últimos colones que tenemos y nos dan 46 córdobas cada 1000 colones, el cambio oficial según hemos visto por internet es 50, con lo que no está tan mal.
Salimos hacia Rivas desde la frontera nicaragüense a las cuatro y media.

  1. Hola Antonio y Trini. Soy Héctor de Mi baúl de blogs. También soy editor de Buscablogs de viaje. Me gustaría deciros algo pero no veo el contacto por el blog, así que os dejo este comentario y si queréis podemos hablar.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: