Emiratos Árabes Unidos

VIAJE DE SEMANA SANTA 2011

 

Al querer visitar Omán la opción más barata era entrar y salir por Dubai, hecho que nos alegró pues así veriamos, aunque de forma fugaz, algo del repugnante derroche que está cometiendo los ciudaddanos de esta parte del Mundo. Lujo sin límites que atrae a miriadas de turistas ansiosos de ver cosas imposibles, como islas donde antes sólo había agua, una pista de esquí en pleno desierto, o el rascaielos más alto del Mundo desafiando las leyes de la lógica física. Vale mucho la pena ver Dubai, quizás sólo para ver que con dinero no hay límtes, aunque muchas de sus proezas están fuera del buen gusto.

 

GALERÍA DE FOTOS

PDF de la Ruta por los Emiratos Árabes

Desde la Palmera

Venimos de Omán …

Día 1:

Sharjah (en árabe: الشارقة al-Shariqa) es uno de los siete emiratos que integran desde 1971 los  EAU.

Históricamente fue una de las poblaciones más ricas de la región, establecida en asentamientos de más de 5.000 años de antigüedad. Es gobernada por el Jeque Sultan al-Qasimi.

Se extiende por 16 km de la costa del golfo Pérsico de los Emiratos Árabes Unidos, y por más de 80 km hacia el interior.

Es el tercer emirato en extensión, y el único en tener costas tanto en el golfo Pérsico como en el golgo de Omán.

La ciudad capital de Sarja, frente al golfo Pérsico, alberga los principales centros administrativos y comerciales además de una gran variedad de proyectos culturales, incluyendo algunos museos.

La ciudad también es notable por sus áreas recreacionales, como el parque de diversiones Al Jazeirah y Al Buheirah Corniche, y sus elegantes mezquitas.

El emirato de Sarja es reconocido como la Capital Cultural de los Emiratos Árabes Unidos. Es famoso por su feria del libro anual. El emir personalmente ha tomado gran interés en este evento, el cual reúne a cientas de casas editoriales de todo el mundo y miles de títulos.

En el territorio de Sarja se pueden encontrar amplios oasis. El más conocido de estos es Dhaid, lugar donde se cultivan una amplia variedad de frutas y vegetales.

Los 17 museos con los que cuenta Sharjah hacen que esté considerada por la Unesco como la Capital Cultural del Mundo Árabe.

Lo más importante del centro de la ciudad se ve en una mañana, veamos:

  • Heritage Area: En esta zona encontraréis diversos edificios restaurados con los materiales originales. En su plaza central se encuentra el Zoco Al Arsa y en sus alrededores el fuerte Al-Hisn y el Traditional Emirate Handicraft Center.
  • Zoco Al Arsah: Conocido como Souq Al Arsah, este pequeño mercado es uno de los más encantadores del país. Está considerado como el primer mercado de la ciudad.
  • Fuerte Al-Hisn: Construido en 1820, este fuerte fue en sus inicios el lugar de residencia de los dirigentes del emirato. Actualmente alberga un pequeño museo. Cerrado en las fechas de nuestra visita.
  • Central Souq: El mercado central se compone de dos grandes naves comunicadas entre sí por un puente elevado. En este mercado podréis comprar oro, antigüedades y alfombras de Irán y otros países.
  • Paseo marítimo: La llamada oficialmente Corniche tiene su encanto aunque, si la visita es por el día, lo cierto es que no apetece recorrerla con el calor.
  • Mezquita Al Noor: Aunque en Sharjah abundan las mezquitas, la Mezquita Al Noor es nuestra preferida, especialmente por la noche. Está situada en la Corniche.

En Sharjah no hay autobuses urbanos con lo que para desplazarse hay que llevar el coche. A unos 25 km de la ciudad tiene fama el zoo también llamado Sharjah Desert Park donde destacan los ejemplares de leopardo árabe y los oryx, además de la zona dedicada a las aves.

Desde Sharjah hay unos 30 km hasta el siguiente Emirato que es Dubai. Hay unas autopistas buenísimas donde el pago se hace con un chip que lleva el coche y que en el momento de devolverlo te cuentan lo que has gastado en las autopistas. Nosotros en los dos días que estuvimos arriba y abajo gastamos 7 €  al cambio. Eso sí, tu no sabes en que momento pagas y cuando no, no paras en ningún momento.

Entrar en Dubai, es abrir la boca de admiración y no cerrarla en mucho rato ya que todo es mastodóntico. Se cree que hace unos años el 25% de todas las gruas del mundo estaban en Dubai. Me lo creo, porque ahora no se el %  pero quedan muchísimas todavía.

Han querido convertir este emirato en un destino vacacional, y lo están consiguiendo a la vista de la cantidad de turistas que vemos por todos sitios. Hay tiendas de las mejores marcas de ropa, calzado, coches todo lo que se pueda uno imaginar que se puede comprar con dinero. El parque móvil es espectacular, los coches más vistos son Ferraris, Porsches, 4  x 4 de las mejores marcas y como no muchos Hammer, que claro al precio que va la gasolina se entiende. El pasatiempo favorito de los Dubaities es ir de compras a los centros comerciales o Mall. Los hay gigantescos como el Mall of the Emirates o el Ibn Battuta Mall. Hasta hace poco el Mall of the Emirates era el más grande. Tiene en su interior el Ski Dubai, una de las mayores atracciones, que es una pista de esquí cubierta. Con cinco pistas, 30 toneladas de nieve y remontadores, la pista cubierta de 25 pisos de alto, es uno de los enclaves principales de la ciudad. Tiene incluso una pista negra. Se consigue gracias a un sistema gigante de aire acondicionado que produce nieve que cubre 22.500 metros cuadrados, incluyendo un Snow Park de 3000 metros cuadrados. Las pistas miden 85 metros de alto, 80 metros de ancho y 400 metros de longitud, por lo que hay espacio para albergar a más de 1500 personas. Se abrió en 2006, y es tan visitado que los fines de semana hay que reservar si se quiere acceder. Proporciona todo el equipo necesario e instrucción si no se tiene la mínima habilidad para esquiar. Si no se quiere esquiar siempre queda la pista de trineos, una galeria de lanzamiento de bolas de nieve o una rampa de 90 metros de longitud para los que practican el snowboard.

Hace falta más de un día para explorar todo el centro comercial. Parece un barrio dentro de la ciudad. Para los aficionados a las compras es un paraiso, pero hay que preparar la visa que seguro que se funde por tanto uso. Nos han comentado que las rebajas son muy buenas, las de invierno son en Enero y las de verano en Junio-Julio, donde se pueden encontrar rebajas de más del 70%.

Una cosa a tener en cuenta es que todos los artículos de fotografía o electrónica están  un 30%  más baratos que en España, con lo que si se necesita algo, vale la pena si se pasa por aquí, echar un vistazo.

Después de comer en uno de los incontables restaurantes del Mall, cogemos el coche y nos vamos a ver la palmera Jumeirah. Es una megaconstrucción en forma de palmera donde hay apartamentos de lujo, mansiones, hoteles, tiendas etc.Las primeras mansiones se vendían por menos de 150.000 $ pero ese precio se multiplicaba por 2 o por 3 en un año, con lo que la burbuja financiera e inmobiliaria también es un problema en Dubai. Tienen casas futbolistas conocidos alrededor del mundo, cineastas, arquitectos etc.

Hay un monorail que te lleva por encima de lo que sería el tronco de la palmera, pero nosotros llegamos por dentro de un tunel que luego sale a la superficie y vas viendo los megahoteles, los apartamentos etc. De cada extremo de las hojas de la palmera al tronco hay 13 km. Se va por un sitio y se vuelve por otro. Hay algunos proyectos que están parados, por falta de financiación. Cuando nosotros llegamos son las 4 y media de la tarde y hay cientos de trabajadores indios esperando al lado del paseo que los autobuses decrépitos los devuelvan a los suburbios donde viven hacinados en unas condiciones infrahumanas.

Las Islas Palm o Palm Islands ( جزر النخيل)  son un grupo de tres islas artificiales actualmente en construcción, las cuales están entre las más grandes del mundo en su tipo. Sobre estas islas, se construirá infraestructura de tipo comercial y residencial, pues se espera que se conviertan en un destino turístico. Se encuentran en la costa de la ciudad . El proyecto aumentará en unos 520 km la superficie de playas de Dubai y la lleva a cabo la empresa Nakheel Properties.

Estas islas deben su nombre a su forma: una palmera de dátil. Se componen de tres secciones principales:

  • El tronco: En donde se encuentra la avenida principal de la isla y se localizan los accesos principales. Llega también a la segunda parte de la isla denominada
  • Las frondas: Simula el follaje de la palmera y en las tres islas, esta zona será de uso exclusivamente residencial.
  • Creciente: Rodea a la isla en forma de media luna (de aquí el nombre) y que actúa como un rompeolas gigantesco.

Las Palmeras Jumeirah y Jebel Ali en su construcción requieren 100 millones de m³ de roca y arena. La Palm Deira contará con un volúmen de arena y roca diez veces mayor que el de las Palmas Jumeirah y Jebel Ali.

Las islas contarán con grandes zonas residenciales, villas, apartamentos, restaurantes, parques temáticos, zonas de entretenimiento, marinas, centros comerciales y hoteles de lujo. Los nombres de las islas son Jumeirah, Jebel Ali y Deira.

 Palma Jumeirah

Se inició su construcción en 2001.  Es la más pequeña de las 3 islas, con 5,6 Km cuadrados. Su longitud es de 5 km y su ancho de 5,5 km. Añadirá 78 kilómetros de costa a la ciudad de Dubai. La primera fase del desarrollo de la Palm Jumeirah proveerá 4.000 residencias dentro de los próximos 3 a 4 años.

Los primeros propietarios comenzaron a mudarse a la isla a finales de 2006, cinco años después de comenzado el proyecto, según señaló Nakheel Properties, empresa desarrolladora de la obra.

En ella se encontrará uno de los hoteles de la cadena Trump: el Palm Trump Hotel &Camp; Tower Dubai, también, otro proyecto que ya está en construcción: el Atlantis Tower el cual terminó de construirse en diciembre de 2008.

Comenzó a funcionar por completo en 2009.

Palm Jebel Ali

 

Es la segunda de las islas artificiales de acuerdo a su tamaño (8,4 km cuadrados). Sus dimensiones son de 7 km por 7,5 km. Se comenzó a construir en 2002.

Su diseño es el más interesante pues, visto desde el aire, se podrá leer un poema de 84 letras creado por 404 casas sobre el agua, uno de los cuales dirá así:

“Toma la sabiduría del sabio, Esto lleva a un hombre de visión a escribir sobre el agua. No todo el que monta el caballo es un jockey. Grandes hombres llevan a grandes desafíos”.

En 2007,  ya estaba el diseño en arena construido, pero aún no había casas ni ninguna construcción.

Posee la torre más alta del mundo (300 m más alta que la segunda) que se ha inaugurado el 4 de enero de 2010. En ella se encuentra el primer hotel de Giorgo Armani. Tiene más de 120 pisos y sus ascensores van a una velocidad de 40 km/h. En llegar al último piso (propiedad del dueño de la torre) se tardan 2 minutos.

Palm Deira

Finalmente la Palm Deira es la más grande de las islas y las supera por mucho en cuanto a su tamaño. De largo mide 14 km y de ancho 5,5 km ocupara una superficie aproximada de 46,35 km cuadrados,  tierra y rocas. Su tamaño no es mayor al de París. En estos momentos, apenas se están iniciando las obras para construirla y probablemente no se concluya hasta 2015.

The World

También en el mar, entre la Palm Jumeirah y la Palm Deira, se localiza un conjunto de 300 islas artificiales llamadas “The World” debido a que juntas crean la forma del mundo. Aun está en construcción. Cubrirán un total aproximado de 9.340.000 metros cuadrados , y añaden 232 kilómetros de línea costera o playas al Emirato de Dubái. Cada isla será una propiedad y dependiendo de su tamaño, los propietarios podrán construir una residencia en ella. Ya han comprado una isla algunas celebridades como Michael Schumacher, David Beckham y Rod Steward.

The Universe es un complejo de islas artificiales con formas astrales que se construirá en Dubái, Emiratos Árabes Unidos frente a la zona costera de Jumeirah, que abrazará a The World y que se extenderá hasta las palmas Jumeirah y Deira. Será un complejo residencial, hotelero y donde se desarrollarán nuevos megaproyectos.

Construcción

Para construir estos proyectos de arena, es necesario extraer arena del fondo del golfo Pérsico. Esta parte del proyecto fue encomendada a la compañía belga Jan De Nul y la holandesa Van Oord. La arena es luego arrojada por un barco y guiado por un sistema de GPS, por un guía desde la costa de la isla. Este sistema es único en el mundo. Alrededor de cada palmera hay un gran rompeolas de piedra. El rompeolas de la Palm Jumeirah tiene más de 7 millones de toneladas de rocas. Las rocas fueron colocadas una por una por una grúa, seguidas por un buzo y cada una posee una coordenada específica. El trabajo en la Palm Jebel Ali fue comenzado por el grupo constructor Jan De Nul en 2002 y finalizado para finales de 2006. El proyecto de dicha isla incluye también la construcción de una península de 4 kilómetros de largo, protegida por un rompeolas de 200 metros de ancho y 17 kilómetros de largo alrededor de la isla. Fueron recuperados 135 millones de metros cúbicos de arena y piedra caliza.

A fecha de hoy (2011) parece que las compañías que hacían todos estos megaproyectos están en quiebra y de hecho el edificio más alto del mundo, al final el dinero para que se acabase lo ha puesto el emir de Abu Dhabi, porque sino no se hubiese terminado.

De aquí nos vamos a la playa Umm Suquiem Beach, es la que mejores vistas tiene del hotel y fabuloso edificio Burj al Arab.  Nos bañamos un poco, en estas aguas calentitas, donde las locales se bañan vestidas en sus ropajes negros.

La mezquita Jumeirah que es la única abierta para los no musulmanes tiene visitas guiadas a las 10 de la mañana y solo en ese horario se puede visitar. Nosotros nos contentamos con verla desde fuera toda iluminada ya que es de noche.

Vamos a The Dubai Mall que es el centro comercial más grande del mundo. Tiene más de 1200 tiendas que ocupan el equivalente a 50 estadios de futbol, con un aquarium, una pista de patinaje de tamaño olímpico y la Dubai Fountain, la fuente más grande del mundo. Tiene 275 metros de largo en 5 circulos de diferentes tamaños y con música de todas las partes del mundo, lanzan agua a una altura de 50 pisos. Empieza a las 7 de la tarde y cada veinte minutos lo hacen. Sólo dura 3 minutos, pero que 3 minutos. Muy recomendable para ver unas cuantas seguidas sentado en uno de los bares que hay enfrente o si no en las escaleras de estos mismos bares.

Volvemos a Sharjah para asimilar todo lo visto que no es poco.

Día 2:

Hoy es nuestro último día, pero como el avión sale a las 2:30 de la madrugada, tenemos todo el día para aprovechar y continuar viendo maravillas de este curioso país.

Nuestro primer objetivo es el Mall Ibn Battuta, que está a 60 km de nuestro hotel!!!!. Pero como todo son autopistas en nada ya llegamos. Ibn Battuta fue un sabio árabe del siglo XIV, que recorrió 120.000 km a lo largo de 30 años. Para hacerse una idea de como se sintió, no hay más que caminar de un extremo a otro de este gigantesco centro comercial. La temática arquitectónica y los elementos decorativos reflejan su viaje de China a Andalucia; hay un junco a tamaño real y la fabulosa cúpula persa. La zona china no está mal, la zona persa tampoco, pero la de Andalucia está fatal, hay una fuente de los leones que quiere imitar a la de La Alhambra de Granada, pero los leones son como los que hay en Africa, puestos a imitar podrían haber hecho una copia del original y no esa bazofia. Está al final y es donde lo han hecho peor. El resto no está mal pero cuando nosotros fuimos había poca gente y muchas zonas todavía sin tiendas. Supongo que la crisis también afecta a estos mega malls, sobre todo a este que está tan alejado de todo.

Ya estamos un poco hartos de tiendas con lo que cogemos el coche y nos vamos a Dubai Creek, que es el canal que comunica el centro con la ciudad y las aguas del golfo. Hay un incesante y caótico tránsito de barcos de carga, dhows y cruceros turísticos que incluyen un bufe de almuerzo o cena o un espectaculo de danza del vientre. Hay también transporte público que por 2 dirhans (0,4 €) te llevan de una parte a otra.

En  Deira es curioso observar los muelles de atraque de los dhows, donde un montón de esas embarcaciones típicas esperan a que se descargue la mercancía que traen de Iran y de los otros puertos de la Peninsula Arábiga. Cerca está el Zoco de las Especias y el Zoco Cubierto con sus famosos mercados de perfumes y objetos de oro. Al otro lado del canal, en Bur Dubai, se encuentra el restaurado barrio histórico Bastakia, con sus casas tradicionales provistas de molinos para refrescar el interior, la mayoría edificadas en las primeras décadas del siglo XX como viviendas de los mercaderes persas más ricos. En Bastakia se halla el zoco de Bur Dubai, especializado en tejidos y babuchas.

Paseando al lado del canal se pasa por unas casas que se han reconvertido en museos, no muy grandes pero como son gratis pues no está de más visitarlos. Hay de monedas, de sellos y cosas así.

También hay un callejón (Hindi Lane) que parece que estés en la India porque venden toda la parafernalia que se encuentra cerca de un templo Hindú. Hay un templo Sikh muy escondido.

Cerca se puede visitar la casa del jeque Saeed al-Maktoum, que era la residencia de la familia gobernante de Dubai o la Heritage y Diving Villages, la Sahary House etc.

Vamos a nuestro último Highligh que es subir al Burj Khalifa el edificio más alto del mundo. Si compras las entradas con antelación por Internet cuesta 18 € por persona, si las quieres comprar en el momento te cuesta bastante más. Tienes que decir día y hora que te interesa, nosotros como el avión sale tan tarde hemos reservado a las 8 de la noche. Tienes que ir media hora antes y ahí con el código te dan la entrada.

Subes con el ascensor en un momento y ya estás a 400 metros de altura. Es la mitad de la torre. Espectacular!!!!! Las vistas son interesantes, suponemos que de día también estará bien, nosotros la disfrutamos con toda la iluminación nocturna de Dubai y con la Dubai Fountain debajo.

Ya se acaba nuestro viaje y lo último que nos falta es devolver el coche y que todo esté bien. Todo sin novedad solo nos dicen los recargos por haber estado en Omán y los peajes, perfecto.

Entramos al aeropuerto y curiosamente si te quedan algunos dirhans, ningún problema porque hay un supermercado super completo para poder gastar las últimas monedas o billetes que te queden y a precio normal. El avión llega a tiempo y el enlace en Estambul también, la Turkish muy bien, nos dan incluso un menú de lo que nos van a dar de comer o cenar. El servicio excelente, muy recomendable.

Llegamos por la mañana a Barcelona, cansados pero contentos con este viaje tan interesante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: