Cerdeña

ESCAPADA PUENTE DE 1 de mayo del 2006

 

Desde nuestra ciudad y, con lo barato que están los vuelos, más vale viajar que quedarse en casa. Fuimos en busca de gente que aún habla catalán en tierras italianas. No encontramos demasiados pero si una rica cultura catalana, preciosas playas, mucha gente encantadora y acogedora,  y las fiestas de Cagliari con un rico Folklore.

L’Alguer, Cagliari ,playas, pueblos mediterráneos, historia, tradiciones, iglesias y ancianos hablando catalán.

 

GALERÍA DE FOTOS

PDF de la escapada por Cerdeña

DÍA 1

Cogemos un avión en el aeropuerto de Girona de Ryanair dirección Alguero. El vuelo nos ha costado 60 €/persona y el autobús Barcelona-Girona-Barcelona 21 €/persona.

Salimos puntuales y llegamos sobre las 9 de la noche a recoger el coche que teníamos alquilado con la Hertz en el mismo aeropuerto. Nuestro contrato nos permite hacer 150 Km. al día, lo que después vemos que es insuficiente, con lo que al devolverlo te clavan con el excedente de kilómetros. A nosotros al final nos sale el coche por 218 €, ya que hacemos 1100 Km. y solo teníamos 600 incluidos. Cada Km. adicional son 0,15 €. En gasolina nos gastamos 75 €.

Tenemos una noche reservada en el B&B Castiglias, que está 3 Km. del aeropuerto en La Rucchetta. Cuando haces la reserva tienes un pequeño mapa pero por la noche el cartel nos lo pasamos y después de unos Km. tenemos que volver por nuestros pasos y lo encontramos. No es estrictamente fácil de encontrar.Es una casa de campo muy bonita y aunque está hecha de forma rustica es todo nuevo. Los dueños no viven en la casa, con lo que a pesar de decirles que llegaríamos tarde no nos esperan y menos mal que vienen unos chicos polacos que están alojados y podemos entrar. Cuesta 59 € la noche con desayuno y no se puede pagar con tarjeta. La habitación no está mal y tenemos un lavabo completo por cada 2 habitaciones.

DÍA 2

El desayuno que dan en nuestro B&B es abundante pero creo que abusan mucho de la bollería industrial. También ponen yogures y algo de fruta.  Después de desayunar cogemos coche y vamos a explorar la isla.

Enfilamos al norte y nuestra primera parada es Stintino. Es un pueblo de pescadores que tiene unas magnificas aguas azules en el extremo norte de la península en Spiaggia della Pelosa. Este pueblo ha cuidado mucho la estética y a pesar de haber hoteles, apartamentos y casas particulares son bajas y se camuflan en el paisaje, permiten ver el monte, árboles etc. No hacen daño a la vista como pasa en la mayoría de la costa española.

ISOLA ASINARA

Está lleno de turistas disfrutando de las aguas cristalinas y de la arena blanca. Al norte la carretera bordea la costa hasta Capo Falcone. Sigue defendido por una torre en su punto más alto y por las dos fortalezas españolas en Pelosa e Isola Piana. Enfrente está la Isola Asinara (isla de los burros), llamada así porque tiene unos burros que son autóctonos y son blancos. Se ha convertido en parque nacional y hay unas barquitas que te acercan. Hay que llevarse todo porque en la isla no hay nada. Mide 18 Km. de largo por 8 Km. de ancho, siendo su ecosistema único en todo el mediterráneo oriental. Su impoluta costa y la ausencia de tráfico la hacen un refugio ideal para las rapaces, varias especies de aves acuáticas, los muflones y el jabalí y como no los burros de donde sale su nombre (asino significa burro) De allá visitamos Porto Torres que tiene la Basílica de San Gavino que es románica y de piedra caliza. Se construyó como homenaje a 3 mártires cristianos de la época romana, notable por los ábsides de los extremos y porque se puede entrar solo por las puertas laterales. Se puede bajar a la cripta. Cabe destacar el pórtico de la fachada norte y la puerta gótica de clara influencia catalana. También hay un puente romano de 7 arcos y 135 metros.

De allí vamos costeando y paramos en Castelsardo, que es un pueblo precioso, donde destaca el castillo que ahora es un museo del mimbre. Fue fundado en 1102 por la familia Doria. Con vistas al mar está la catedral de Sant Antonio Abate. Los callejones del pueblo están llenos de pequeños comercios que venden todo tipo de artesanía. Se come muy buen pescado y se puede disfrutar de las langostas recién pescadas.

Unos kilómetros después encontramos la roca del Elefante, que es una roca natural que parece un elefante y que antiguamente se utilizó para ubicar tumbas. El viento ha ido esculpiendo este enorme bloque de roca volcánica oscura hasta darle la forma de un elefante con la trompa alzada. En la base pueden verse todavía pequeñas aberturas para alojar domus de janas.

ROCA DEL ELEFANTE

Seguimos la carretera y llegamos a Isola Rossa, que se llama así por los peñascos de color rosa, esculpidos con extrañas formas por el viento. La aldea ocupa un cabo al pie de una impresionante torre vigia del siglo XVI.

Muy cerca está el pueblo agrícola de Trinita d’Agultu, famoso por su santuario que es punto de peregrinación.

Llegamos a Santa Teresa di Gallura, donde la economía local depende de la pesca incluyendo el coral y el turismo. En un rocoso promontorio se alza la Torre Longosardo, que se construyo en el siglo XVI durante el dominio aragones. Desde aquí hay una maravillosa vista de la bahía de Porto Longone y también se puede ver los acantilados que rodean la ciudad de Bonifacio en Córcega a solo 12 Km. A unos 5 Km. está el Capo Testa, unido a tierra por una estrecha franja de arena. La carretera que llega es preciosa y rodea las bahías de Colba y Santa Reparata. De aquí se sacó el granito que utilizaron los romanos para construir las columnas del Panteón. A partir de aquí empieza la costa Esmeralda, que es famosa porque en 1962 se fundó un consorcio de inversores extranjeros (el más famoso el príncipe Aga Khan, cabeza visible de los ismailitas) para promocionar esta parte de la isla que estaba virgen. Se gastó más de 1000 millones de $ en crear un opulento espacio para la alta sociedad, dotado de puertos deportivos, hoteles de lujo, casas y elegantes restaurantes a lo largo de la costa de Gallura, todo diseñado para armonizar con el paisaje sardo. Tuvo mucho éxito y es la sede de numerosos millonarios y miembros de la alta sociedad mundial. También aquí esta el archipiélago de la Magdalena que está compuesto por siete islas, llamadas por los romanos las islas conejo, se caracteriza por las costas escarpadas, con rocas erosionadas por el viento. También en el siglo XVIII se utilizó como base militar debido a su situación estratégica y su facilidad para el desembarco. En estas islas está Caprera donde vivió y murió el famoso Garibaldi. Nosotros como tenemos que volver a dormir al hotel que tenemos reservado en L’Alguer dejamos todas estas maravillas para un posterior viaje.

Volvemos por una carretera interior pasando por Luogosanto, que es famoso por la producción de miel amarga. Es un pueblo típico de la región de Gallura con vegetación y rocas grises y rosas de fondo.

Santíssima Trinità di Saccargia

Pasamos por Tempio Pausania, llena de edificios modernos pero que no esconden el encanto del casco antiguo con edificios de dos y tres plantas con muros de granito oscuro y balcones típicos. Cuando ya cae la tarde llegamos a la Santíssima Trinità di Saccargia es la iglesia románica más importante de Cerdeña. Su nombre deriva de sa acca argia, la vaca pinta, y cuenta la leyenda que este animal solía rezar arrodillado en el lugar: de ahí los relieves de la vaca en los cuatro lados de uno de los capitales del pórtico. El campanario mide 41 metros de altura y cada lado tiene 8 metros de ancho. La fachada está adornada con dos hileras de arcos ciegos, cada una decorada con rosetones y rombos de colores. Las hileras en blanco y negro revelan la influencia pisana. El pórtico está soportado por columnas con capiteles tallados con motivos románicos de plantas y animales. La iglesia va a ser abierta porque hay una boda y toda la familia está esperando al cura para que la venga a oficiar, lo cual da pie a que nos pregunten a nosotros que somos los únicos turistas de donde somos etc. Como siempre, alguien ha estado viviendo en Barcelona, y comentando nos dicen que qué suerte tenemos de tener a Zapatero, en cambio ellos sufren a Berlusconi. El cura se retrasa pero al final podemos visitarla por dentro aunque es mucho más bonita por fuera.

DÍA 3

Empezamos el día visitando L’Alguero. A principios del siglo XII la familia Doria de Génova decidió levantar 2 fortalezas, Castelsardo, vista ayer, y está de L’Alguer que se llamó así por la abundancia de algas en la costa. En 1353 fue conquistada por los aragoneses y todavía se conserva algo del catalán. El casco viejo queda dentro del antiguo barrio fortificado y la economía local depende del turismo y la artesanía, sobre todo de la joyería y los objetos de coral. A pesar de los daños provocados por los bombardeos aliados durante la II GM, el corazón del casco antiguo está casi intacto y puede recorrerse a pie. Vamos a la oficina de turismo a ver que nos dicen y vemos que aunque los folletos están en catalán ellos no lo hablan. Hay muchas cosas a visitar pero se puede destacar la Torre dell’Esperò Real, que fue construida en su forma actual durante la primera mitad del siglo XVI para reemplazar una estructura militar más antigua. Esta torre de 23 metros de altura cuenta con un interesante interior que contiene varias habitaciones superpuestas conectadas con una escalera de caracol. Hay un paseo marítimo llamado Lungomare que empezando por el sur es Lungomare Dante, luego Lungomare Colombo, Marco Polo que tiene una serie de murallas con torreones que llegan al puerto. Cerca de los escalones que llevan del paseo marítimo a la antigua puerta de la ciudad está el fuerte de la Magdalena, la fortaleza catalana más importante de la ciudad. También podemos ver el Palazzo d’Albis que alojó al emperador Carlos V cuando pasó con su flota camino de Argelia. La catedral tiene un inusual campanario octogonal del siglo XVI. Puede que San Francisco sea el monumento catalán más importante de la isla. Se edificó en el S. XIV y reconstruido parcialmente cuando se derrumbó parte de la estructura. La cúpula recubierta de azulejos de colores se ha convertido en el símbolo de la ciudad. El claustro merece una visita y durante el verano se celebra un festival internacional de música.

L’ALGUER

Cuando ya estamos cansados de tanta piedra cogemos el coche y nos vamos al Capo Caccia. Tiene un faro en su extremo y ofrece espectaculares vistas de l’Alguero. Se ven palomas, vencejos, halcones peregrinos y gaviotas que anidan en las grietas y los surcos de los altos acantilados. En el lado oeste del promontorio hay 656 empinados escalones conocidos como la Escala del Cabirol (Del corzo) que descienden por el acantilado hasta la Gruta di Nettuno. También se puede venir en barco desde Alguero. La gruta fue explorada en el siglo XVIII por primera vez, la gruta se adentra 2.500 metros pero solo se visitan con guía 200 metros. Nosotros no entramos porque cuando nos lo estamos planteando llega un barco con muchos turistas y no tenemos ganas de esperar un rato ya que pueden entrar solo unos cuantos cada vez.

El día empieza a estropearse un poco y seguimos dirección sur hasta Bosa.

La costa es desde aquí a Bosa espectacular. Sus casas de color pastel ocupan la orilla derecha del río Temo, el único navegable de Cerdeña. El pueblo fue fundado por los fenicios en la orilla izquierda pero los constantes ataques de los piratas en la Edad Media hizo que se trasladaran. Su barrio medieval bien vale una visita ya que es un laberinto de callejones y escalinatas adoquinadas con mucho encanto. El castello Malaspina mantiene su impresionante aspecto aunque solo se conserven las torres y las murallas. Nosotros no podemos visitarlo porque está cerrado, aunque por dentro está todo destrozado y solo se mantiene una iglesia también en restauración. En este pueblo había muchas casas dedicadas a las curtidurías, ahora están abandonadas pero se habla de restaurarlas. Llegamos a Cugliere, que está situado a 500 metros sobre el nivel del mar. Está dominado por la iglesia de Santa Maria della Neve, con una fachada y dos campanarios gemelos del siglo XVIII. La subida hasta allí es preciosa ya que se sube entre callejones y escalinatas bordeadas de altas casas de piedra. Ya son las 15:30 y está lloviendo, con lo que seguimos directo hasta Oristano, pues no tenemos reservado alojamiento. Tenemos suerte y encontramos una habitación en el mismo centro, y con aparcamiento al lado. Nos vamos a San Giovanni di Sinis que está a unos 10 Km. de Oristano. Es famoso por sus cabañas de pescadores hechas de madera y raices, aunque solo quedan unas pocas. Al entrar en la aldea se ve la iglesia paleocristiana de San Giovanni que es la más antigua de la isla. Data del siglo V, aunque la mayoría es el resultado de la reconstrucción en los siglos IX y X. Al volver a Oristano damos una vuelta por la ciudad que es la más importante del oeste de Cerdeña. El centro histórico antes protegido por las murallas es pequeño y casi totalmente peatonal. Se puede destacar la catedral, la torre de Mariano II, el Corso umberto, una calle peatonal que alberga impresionantes palacios además de muchas tiendas. Si se está por carnaval por estos sitios no se debe perder uno la procesión de Sa Sartiglia con su torneo que tiene siglos de antigüedad y se celebra el Domingo y el Martes de Carnaval. El día 2 de febrero se elige al líder de la procesión, las mujeres el día del evento le visten con una camisa blanca, le venda la cara, le cubre con una mascara de mujer y le pone un velo de novia y un sombrero negro. Llega hasta el torneo y ha de conseguir hacerse con una estrella que cuelga de una cinta introduciendo su espada en un agujero que hay en el centro. Si lo consigue el año será prospero. Hay un museo interesante con hallazgos arqueológicos de la próxima Tharros que visitaremos al día siguiente. Vamos a cenar a una pizzería que está muy céntrica que se llama La Lucciola. Como no, nos tomamos unas pizzas riquísimas, enormes con cervezas y solo nos cuesta 16,5 €.

DÍA 4

THARROS

Por la mañana después de desayunar y ver el gato de nuestra hotelera nos acercamos a Cabras. Es un pueblo de origen medieval situado a orillas de una laguna del mismo nombre, llena de marismas (2000 hectáreas) y está conectado al mar a través de canales. La presencia de agua salada y dulce atrae a fochas, aguiluchos, halcones etc. En el pasado los pescadores locales utilizaban largas barcas apuntadas que se fabricaban con juncos secos y otras plantas de las marismas, siguiendo una técnica similar a los fenicios. También los imitan en la forma de marinar el pescado, llamado merca: se envuelve el pescado fresco en hojas de plantas de las marismas y se deja en remojo en agua salada. Muy cerca está la laguna di Mistras donde se encuentran flamencos, cormoranes, garzas reales y águilas pescadoras. Desde aquí nos acercamos al capo San Marco que está en el extremo de la península de Sinis. Aquí se encuentra Tharros, la cual fue fundada por los fenicios hacia el año 730 a.c. en una lengua de tierra que ofrecía un puerto seguro para los barcos de carga que llegaban de todo el mediterráneo. Con el mar a cada lado es uno de los yacimientos antiguos más curiosos del mediterráneo. Solo se ha excavado una tercera parte del asentamiento original. La zona sur alberga la ciudad púnica y romana, con termas, casas y santuarios, mientras que al norte yace la necrópolis púnica, el pueblo nuragbe de Murru Mannu y las murallas romanas. La entrada cuesta 3 €. Destaca por su espectacularidad las murallas púnicas de 4 metros de espesor, también había un sistema de desagüe que discurría por el centro de las calles y recogía los desechos de las casas adyacentes.

El pueblo nuragbe (1800 al 500 AC) construyó monumentales tumbas para enterrar a sus muertos. Cada tumba consistía en un largo pasillo cubierto, construido con enormes losas de piedra; su forma representaba el cuerno del Dios Toro. El frente lo formaba una estela oval con una apertura en la base. El habitáculo funerario lo completaban dos filas de piedras a cada lago formando un arco. Podía alcanzar los 3 metros de altura, y estaba rodeada de largas filas de menhires.

Cogemos el coche y vamos bajando hacia el sur y nuestra próxima parada es Sàrdara. Es famosa por la iglesia románica de San Gregorio. Data del siglo VI, pero ya muestra signos su fachada del gótico temprano. También se puede ver un pozo sagrado nuragbe. Esta cisterna subterránea de los siglos IX o X antes de cristo cuenta con irregulares muros de basalto y caliza y un techo abovedado abierto. Aquí acudían los fieles para tomar las aguas termales curativas. El agua provenía de un pozo subterráneo desde el que se transportaba a través de un canal de piedra hasta el templo. También Sàrdara es famosa por sus alfombras de lana y algodón tejidas con brillantes colores y motivos animales y florales.

Dejamos la autopista y giramos a la derecha y pasamos por Gúspini, hasta que llegamos al Templo de Antas dedicado a Sardus Pater Babi. Se descubrió en 1966 y se piensa que era un lugar sagrado muragbe que luego adoptaron los cartagineses añadiendo decoraciones egipcias y jónicas. Solo quedan 6 columnas en pie, pero el lugar es encantador. Pasamos por Iglesias, una ciudad que adquiere importancia en tiempo de los pisanos que se dedicaron a explotar las minas de plata. El pueblo tenia derecho a acuñar su propia moneda. Hoy los edificios mineros contrastan radicalmente con la buena conservación del centro histórico. Se ha de visitar la catedral de Santa Chiara, con su pórtico románico.

Llegamos a Cagliari, capital de Cerdeña que está al Sur, pero no al final de la isla pues no tenemos tiempo.

Al ir a la oficina de turismo a buscar alojamiento nos dicen que al día siguiente hay una procesión por ser el 1 de Mayo, siendo la fiesta de Sant Efisio la más importante de la ciudad. Para variar no teníamos ni idea, el problema es que empiezan a llamar a hoteles y todos están llenos. Cuando ya desesperábamos nos consiguen una habitación en el Arbergo Aurora, que es muy sencillo pero muy céntrico. Nos cuesta 60 €.

CAGLIARI

La ciudad está protegida dentro de un golfo lo que la ha hecho un puerto importante. Tiene unos 176.000 habitantes, pero ya los fenicios la escogieron en el siglo VIII AC como escala para los barcos comerciales que viajaban entre el Líbano y la península Ibérica. Su apariencia actual se debe a los pisanos, que desarrollaron el barrio aragonés de Castello. Karalis (ciudad rocosa) pronto se convirtió en uno de los principales centros comerciales del mediterráneo. Flanqueada en sus tres cuartas partes por el mar y las marismas solo ha podido crecer hacia el norte. Se puede visitar el Palazzo Comunale o Ayuntamiento, la fachada está decorada con ventanas de doble tracería y torretas, el Bastione San Remy que eran las antiguas murallas defensivas españolas que se transformaron para hacer un mirador con vistas espectaculares, el Anfiteatro romano del siglo II d.c. tallado en roca, el jardín botánico que alberga más de 500 plantas tropicales de todos los continentes, como característica es que tiene unas grutas o pequeñas cuevas donde se cultivan helechos gracias a la temperatura y a la abundante humedad. La catedral del siglo XI o XII transformada en los siglos posteriores habiendo una pila bautismal muy antigua adornada con un ángel , la torre de San Pancrazio, que es la puerta norte de Castello, revestida con piedras de caliza en 3 de sus caras, mientras que la cara interior está abierta, mostrando las escaleras y balcones de madera de la torre, la Torre del Elefante, donde se pueden ver el mecanismo de apertura de las puertas y la estatua del elefante de la fachada, la Puerta de los Leones, que es la puerta que va al barrio de la Marina y que coge su nombre de la cabezas de leones que hay sobre el arco, todo lo cual está en el barrio de Castello, hay unas indicaciones para visitarlo con un orden lógico. Muy cerca de la ciudad se pueden visitar las marismas pero a nosotros no nos da tiempo material.

Dedicamos toda la tarde a conocer algo Cagliari y a la noche vamos como no, a cenar a una pizzería muy cerca del hotel, muy concurrida por los lugareños en una especie de gruta que se llama Down Town en la Pza Jenne, 19. Nos cuesta 2 pizzas, 2 cervezas y 1 antipasti 26,5 €.

Día 5

Hoy es el gran día de Sant Efisio, ofrece una gran procesión en conmemoración de la erradicación de la peste en 1656. La imagen del santo recorre toda la ciudad y llega hasta Nora en un carro tirado por un buey. A lo largo del camino, los fieles arrojan flores al paso de la imagen. Vienen representantes de todos los pueblos de la isla que van después del santo, con sus mejores galas y joyas, también hay muchos caballeros a caballo. Realmente vale la pena venir estos días a Cagliari porque es espectacular.

Es la número 351 que se celebra, tienen un menú de estas fiestas, desfilan de 5.000 a 6.000 personas con vestidos tradicionales, 30 o 40 carros tirados por bueyes, están 4 días de procesión pues recorren 80 Km. desde Cagliari hasta Nora y vuelta. Entre 60 y 70 pueblos mandan representaciones a la romería. Los animales son decorados con flores y cencerros. Son unos bueyes descomunalmente grandes y bonitos. Hay 3 estatuas del santo en la iglesia de Stampace. El más antiguo es del siglo XVI llamado el santo erróneo porque lleva la cruz en la mano izquierda y no en la derecha. El segundo del siglo XVII el santo está representado como un aristócrata español con bigote y barba. El tercero fue esculpido en el siglo XVIII y lo muestra llevando ropas militares romanas. Este es el que se saca el lunes Santo.

El carro que lleva al santo se sortea el mismo día 1 de Mayo que es cuando comienza la fiesta.

FIESTA DE SAN EFISIO

Nosotros estamos unas cuantas horas viendo el desfile rodeados de cientos de personas pues se estima que unas 100.000 personas acuden cada año a la fiesta entre turistas y locales.

Tenemos que devolver el coche en Alguer y coger el vuelo de regreso con lo que a una hora prudencial y con mucha pena nos tenemos que ir. Hay una autopista que conecta las dos ciudades con lo que no tardamos demasiado.

Hacemos en total 1615 Km. y como solo nos entraban 150 Km. por día tenemos que pagar el exceso que sube un pico porque cuesta 0,15 € el Km. adicional. Cuando se alquile un coche es conveniente tener en cuenta este detalle y alquilar uno con kilometraje ilimitado como pasa en muchos países porque seguro que compensa.

Fin del viaje.

Anuncios
  1. Your information Helped me Thanks you Much

  2. marta comelli

    hermoso trabajo, soy argentina y pudimos con mi esposo uno de mis hijos distrutar de esta bella isla que ahora recuerdo con tus comentarios y fotos. gracias.

  3. Que rápidos que sois la Trini y el Toni por estas angostas carreteras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: