Malasia (Borneo)

VIAJE DE VERANO DEL 2008

 


No fue un viaje ex-profeso si no que simplemente aprovechamos que estábamos en esta parte del Mundo para estar unos días por el norte de la isla de Borneo, que corresponde a la zona Malaya. También queríamos visitar Brunei y la única forma era ir desde el estado de Sarawak.  Nos encantó su exuberancia y la gente acogedora aunque nadie se lleve a engaño pues esta parte de la isla está muy desarrollada y llevan muchos años recibiendo a turistas deseosos de ver sus tesoros.

 

Kuching, Miri, Orangutanes de Semenggoh, Bako NP, Cuevas de Niah NP, Palau Lawan, Kota Kinabalu

 

GALERÍA DE FOTOS

PDF de la ruta por Borneo

Introducción
Aprovechando nuestro viaje a Nueva Zelanda y para no volver de vacaciones de verano habiendo pasado mucho frío decidimos hacer una parada, dado que el billete de la Singapur Airlines lo permitía, de 15 días para ver a los orangutanes y pasar “algo” de calor. Los dos objetivos fueron ampliamente cubiertos y aprovechamos para ir a Brunei ya que la gran atracción y, según muchos viajeros lo más bonito de Borneo (Malayo), el parque de Gunung Mulu no pudimos ir ya que no había plazas de alojamiento.

Fecha del viaje
Salimos el 28 de Julio de Nueva Zelanda y pasamos una primera noche en Singapur volviendo el 11 de agosto a Barcelona.

Moneda
La moneda de Malasia es el Ringgitt y equivale a una cuarta parte del euro (unas 40 pesetas). (Conversor)

Nivel de vida
Es un país muy barato incluso los hoteles de buen nivel europeo, el transporte y la comida.

Seguridad
Es un país muy seguro y sólo se debería tener algo de cuidado en las aglomeraciones.

Toma en Malasia

Electricidad
Los enchufes van a 220 Voltios y son especiales tres patitas, pero habitualmente introduciendo un lápiz en la neutra se abren las otros dos y se puede conectar bien.

Clima
Nos hizo muy buen tiempo, hace calor y se agradece el aire acondicionado

Guía de viaje
Existe la guía Geoplaneta en castellano.

Diario de viaje

29-7-08

SINGAPUR – JOHOR BARU – KUCHING

La habitación de Singapur nos incluye el desayuno que puede ser tostadas con café, o comida típica de allí. Como el avión nos sale a las 20:15 a Kuching aprovechamos para pasear un poco por Singapur y recordar algunos rincones que nos gustaron especialmente la otra vez que estuvimos.
Paseamos al lado del río, vamos al hotel Rafles donde asombra la cantidad de tiendas de lujo que hay dentro, desde Rolex, Louis Vuitton, Tiffanys etc.
A las 12 es el check-out y dejamos 2 bolsas con toda la ropa de invierno que no necesitaremos en nuestro periplo en Borneo. Nos cobran 1 $ por día y bulto, lo cual nos parece feo, porque en ningún sitio nos han cobrado por guardarnos el equipaje pero que vamos a hacer.
Nos vamos a la estación de autobuses que hay en Queen St, que por suerte está a 5 minutos andando del hotel y cogemos un bus que es el Johor Bahru express que te lleva por 2,4 $ por persona. Llegamos a la frontera de Singapur, nos salimos todos del bus con nuestros equipajes y pasamos la frontera, donde nos toman la huella dactilar. Fuera nos espera el bus, que nos lleva a la frontera de Malasia donde nos ponen el sello en el pasaporte. Salimos y ya se ha ido el autobús, con lo que esperamos a otro que tiene que ser la misma compañía y nos lleva a la estación de autobuses de JB que se llama Larkin. También podíamos coger el 170 que sale de la misma central de autobuses y que hay más cantidad de buses. Hay que vigilar porque hay como siempre alguien que te dice que no hay bus que has pagado solo hasta la frontera y que el tiene un taxi que te lleva donde quieras. No hay que hacer caso porque el bus viene y enseñando el ticket te lleva hasta el final. Si no necesitas dejar la mochila no vale la pena coger el bus sino que desde la misma frontera andando estás a cinco minutos del centro de la ciudad. La están poniendo muy bonita porque quieren ser una nueva Singapur, pero todavía hay diferencias.
En la estación cambiamos dinero que está a 1€ = 5 Ringits. Hay una consigna donde dejamos una mochila por 2 Ringits por día.

KUCHING

Cogemos un bus para que nos lleve al centro pues está a unos 5 km. Cuesta 2,3 R por persona. Es el 227, vale la pena saberlo porque cuando preguntas como hay muchos taxistas te dicen que no hay.
Queremos ir a la oficina de turismo y preguntar como se va al aeropuerto de Senai que está a 32 km del centro. Después de unas cuantas vueltas ya que la Lonely Planet ha hecho el mapa mal y nos confunde llegamos bajo un sol de justicia a la oficina de turismo donde nos informan que desde la misma estación de autobuses hay un Shuttle que se llama JML LINE que por 8 Ringits te lleva al aeropuerto cada hora. Es de color naranja y está cerca de la salida de la estación de buses de Larkin.
Hay un museo que dicen que es muy bueno, pero en la guía dice que se tiene que pagar en dolares y que hay expuestos ceniceros hechos con patas de elefante con lo que pasamos ya que nuestra sensibilidad se vería herida por esas visiones tan horrorosas.
Johor Barhues una ciudad muy moderna con grandes rascacielos y  jardines muy arregladitos.
Vemos la mezquita, pero estamos tan destrozados del sol y la calor que paramos a un taxi que nos lleve a la estación a coger la mochila y que nos lleve al aeropuerto. Nos cobra 37 ringits que al cambio son 7,5€, lo cual visto donde está el aeropuerto de lejos no lo vemos nada caro.
En el aeropuerto se está muy bien y encima tenemos wifi, con lo que la espera no se hace nada larga.
El avión sale 20 minutos antes de tiempo, lo cual luego nos dicen que es bastante habitual en este aeropuerto. Llegamos 1 hora y 20 minutos después.
En inmigración nos vuelven a poner un sello en el pasaporte al lado del otro de entrada en Malasia. Parece que cuando pasas a las islas te van controlando en cada estado, con lo que cuando vayamos a Sarawak nos pondrán otro sello. Las maletas salen muy pronto con lo que nos vamos a un mostrador donde se compra un cupón para el taxi por 23 rigits. Nuestro hotel está en la zona 3, pero si está más cerca empieza por 15 ringits la carrera.
Después de 20 minutos llegamos al hotel que habíamos reservado que es el Harbour View Hotel. La guía lo ponía muy bien y realmente no se equivocaba, cuesta 140 ringits la habitación y es muy acogedora con nevera, TV, aire acondicionado y facilidades para hacerte café o te.
El personal es muy amable y pone mucho empeño para que te encuentres bien. Otra ventaja de este hotel es que está muy céntrico, cerca de tiendas, de la oficina de turismo, de la estación de autobuses etc.
Cuando llegamos a la habitación y abrimos la mochila vemos que no hay una bolsa de plástico que llevaba toda mi ropa (Trini). Solo falta eso, pero claro es un fastidio. No entendemos nada porque hemos cogido unos cuantos vuelos de Air Asia y nunca hemos tenido ningún problema. Bajamos a recepción y pedimos el teléfono de la compañía que no lo tenemos. Cuando llamo y explico el caso me comentan que han encontrado una bolsa de plástico con ropa de mujer y al comentarle lo que había me dicen que en la cinta donde depositan los equipajes han encontrado una bolsa que no había cogido nadie. Me dicen que al día siguiente vaya a buscarla al aeropuerto. Con esperanzas de que mi ropa no se haya perdido nos vamos a dormir.

30-7-08

KUCHING – SEMENGGOH RESERVE – KUCHING
A primera hora cogemos un taxi que nos lleva al aeropuerto. En la segunda planta está la oficina de Lost & Found, donde explico el caso y al momento salen con la bolsa de plástico y mi ropa. Nadie sabe que ha podido pasar, pero lo que está claro es que la bolsa de plástico sola no ha salido de la mochila. Nuestra hipótesis es que en Johor Baru alguien la ha sacado y ha mirado lo que había, no le ha convencido y la ha vuelto a poner con el resto del equipaje. En Kuching no hay tiempo material porque me comentan que en 20 minutos sale el equipaje y ya se está metiendo el del vuelo siguiente.
Les decimos que nos tendrían que pagar el taxi al aeropuerto y un chico muy amable nos dice que el no tiene poder para hacerlo y que su jefe no está. Nosotros le decimos que el problema no es nuestro ya que alguien de su compañía ha sacado la bolsa y nos ha obligado a volver al aeropuerto y perder tiempo de nuestras vacaciones. Al final dice que del taxi de ida no puede hacerse cargo pero que con su coche nos trae al hotel. Aceptamos y nos trae al hotel, donde nos vuelve a pedir mil excusas por el contratiempo.

KUCHING

Después de esto nos vamos a pasear un poco por la ciudad. Es muy agradable el paseo por el Waterfront que han arreglado hace poco y al llegar a la oficina de turismo nos quedamos asombrados de la cantidad de información que hay y que útil que es. Están los horarios de los ferrys desde Brunei hasta llegar a Kota Kinabalu, lo cual está muy bien porque así te lo organizas mejor. También hay autobuses shuttle que te llevan a varios sitios de interés como el santuario de orangutanes de Semenggoh etc.
Kuching es una ciudad de más de 500.000 habitantes pero las cosas a visitar están muy cerca. El río parte la ciudad por la mitad, pero hay unas barcas que por 40 cens te llevan a la orilla opuesta continuamente.
Los que nos conocen saben nuestra pasión por los gatitos con lo que lo primero que vamos a visitar es el Museo del gato. De hecho Kuching en malayo quiere decir gato, no se sabe el origen del nombre, porque unos dicen que se debe a que se parecía a Cochin en India, otros a que habían muchos gatos, el caso es que hay estatuas de gatos por todos sitios y el museo había que verlo. En un mapa de la ciudad que hemos cogido en la oficina de turismo salen las principales atracciones y que autobús hay que coger. Para ir aquí es el 2D y 2C que sale de la estación de autobuses nº 1, y cuesta 1 ringit.
En esta ciudad hay 4 estaciones de autobuses cada uno de ellos con un color diferente, están los verdes, amarillos, rojos y blancos.
Como estamos en un país donde mucha gente tiene coches o motos, la frecuencia de los buses no es muy grande y la mayoría salen cada hora o cada media hora.
También hay furgonetas pero nosotros no la cogemos.

KUCHING

El museo está a unos 3 km del centro pero el bus te deja en la carretera y para llegar a el tienes que subir bajo un sol de justicia un montón de escaleras en no demasiadas buenas condiciones. Está dentro del Kuching North City Hall. Es gratuito y si te gustan los gatos es fantástico pues hay desde fotos, carteles de películas donde salen gatos, personas famosas que han tenido felinos, adornos, cuadros etc …
Se pasa un rato muy agradable porque hay paneles informativos sobre muchos aspectos de estos animales tan fantásticos, como cual fue la mayor camada de una gata (19 gatitos de una vez) o cuantos ratones mató una gata inglesa (25.000, con una media de 3 por día), el gato de Winston Churchill etc ….
Como no nos apetece hacer el camino de vuelta de la misma manera, pedimos que nos llamen un taxi. Nos cuesta 18 ringits la vuelta al hotel.
Descansamos un poco del calor y nos vamos a comer. A las 2 sale un shuttle para ver los orangutanes. No hay que reservar, solo estar allí 10 minutos antes. Cuesta 25 ringits ida y vuelta y la entrada al centro. También puedes ir en autobús, pero te deja a un km y medio de subida.
Cuando llegamos hay un macho enorme a pocos metros que luego nos explican que está un poco mal ya que se ha peleado con otro macho para ser el jefe de la manada.
Le ponen caña de azúcar y ñame para que baje del árbol que está colgado y lo podamos ver los turistas.
A las 3 es la hora de la comida con lo que vamos por un camino de unos 200 metros hasta unas gradas desde donde se ve una plataforma que es donde les ponen las frutas.
Hay 2 hembras y 2 pequeñitos que no paran de hacer monerías. Nos han avisado que tengamos cuidado porque pueden salir por cualquier sitio y que casi siempre se hacen pis encima de algún turista despistado. De pronto en el camino aparecen una hembra y su cría, que no para de subirse a las ramas, colgarse boca abajo etc. Cuando se acerca demasiado el guarda nos hace apartarnos para que no haya problemas.
Nos dice también que no tengamos comida o bebida a la vista ya que se podrían poner agresivos para conseguirlo.
Al cabo de tres cuartos de hora nos dicen que nos tenemos que ir ya que no quieren que se esté demasiado tiempo con los orangutanes. Nos comenta que solo hay unos 25 orangutanes en este centro pero tienen uno de 10 días. Nosotros no tenemos suerte y no lo vemos, los que han ido esta mañana si que lo han visto. Por la mañana se puede ir también y el shuttle sale a las 8 de la mañana.
Volvemos a Kuching a ver la puesta de sol paseando por la ciudad pero cuando te alejas del centro ya no tiene nada de interés es una ciudad muy moderna con grandes rascacielos y nada de encanto.
Vamos a cenar a nuestro hotel pero las raciones son muy pequeñas, aunque muy buenas, pedimos langosta y pato y están las dos cosas excelentes. La cerveza cuesta 12,5 ringits lo cual nos parece caro pero suponemos que estando en un país islámico y siendo el hotel de lujo, es lo que vale.

UN ORANGUTAN PELUDITO

31-7-08

KUCHING
Nos levantamos pronto porque queremos ir a Bako NP. Como no hemos leído la información que tenemos no sabemos que sale el autobús cada hora a las 7:20, 8:20 etc. Nosotros llegamos a las 8:25, y un paisano nos dice que hasta las 9:20 no sale el siguiente. Aprovechamos para ir a la peluquería y que Antonio se corte el pelo. Es una costumbre cuando viajamos ya que es más barato que en España y es divertido.
Aquí es una peluquería muy moderna y se lo cortan muy bien, luego le lavan la cabeza y se la secan con un pequeño masaje unas niñas muy monas. Todo por 12 ringits. Volvemos a la estación de autobuses (la 1) y pensamos que llegaremos muy tarde al parque con lo que lo dejamos para el día siguiente.
Pasamos por un templo Sij, una mezquita india y la mezquita de Kuching que es muy bonita.
Nos vamos a visitar el Museo de Sarawak, está muy bien organizado dividido en 2 secciones, conectadas por un puente peatonal. El ala antigua contiene el museo Etnológico. A pesar de su nombre, sus muestras lo abarcan todo, desde historia natural y geología, hasta arqueología y antropología. Las exposiciones más interesantes son las dedicadas a las costumbres de los pueblos tribales de Borneo. Hay una casa iban completa con todos los artefactos que se encuentran en ella y como está distribuida. Al otro lado del puente se encuentra la otra parte pero hoy está cerrado, se ve que por reformas. Son gratuitos.
De aquí vamos al Muzium Islam Sarawak, aunque el islam está menos extendido que en otras partes de Malasia, este museo que está ubicado en un edificio muy bien restaurado expone siete galerías con aspectos de la herencia islámica malaya, hay muestras de cerámica, ciencia y tecnología. Es gratuito.
Pasamos por la oficina principal de correos que es una grandiosa estructura con columnas corintias en la fachada.
Enfrente está el museo textil donde hay unas exposiciones muy bien hechas del tema de los telares y los distintos tipos de textiles del país, y en la última planta hay unos maniquíes que representan los distintos tipos tribales de Borneo y sus trajes de boda, adornos, joyas etc. Muy interesante y con muchas explicaciones en inglés. Las etnias representadas son los Orang uli, Bidayuh, Iban y Malanau.
Volvemos al hotel un rato y a la tarde cogemos una barca que nos lleva a la orilla opuesta donde visitamos el Fuerte Margarita. Fue construido por Charles Brooke en 1879 y bautizado con el nombre de su esposa Margaret. Este fuerte defendía a la ciudad de los piratas. Encaramado en un promontorio, este pequeño fuerte blanco y almenado ofrece buenas vistas al río. Contiene ahora el Museo de la policía, pero nosotros lo encontramos cerrado. Cerca hay un jardín de orquídeas con más de un centenar de especies.
Nos vamos al lado del río a ver como la gente va llegando con la barca, y a pasar el rato tranquilamente.
Cuando volvemos a la orilla opuesta vamos a cenar al Little Lebanon que está muy cerca de la oficina de turismo, y que a pesar de lo que pone la guía está muy bien indicado con unos carteles enormes. Cenamos muy bien humus, ensaladas, pinchitos, pescadito por un precio más que razonables y la cerveza solo nos cuesta 4,5 ringits.

1-8-08

KUCHING – BAKO NP – KUCHING

Nos levantamos pronto y nos vamos a la estación de autobuses nº 1 a coger el bus nº 6. Puntualmente llega a las 7:20 AM y nos cuesta 2 ringits. Casi todo el bus se llena con turistas. Una señora que vende periódicos allí nos da un papel con los horarios del bus, más o menos es los números impares pasa a los 20 minutos y los números pares en punto. A la vuelta es justo al contrario. En 1 hora más o menos llegamos al pueblo de Bako. Justo a 50 metros de donde nos deja el bus, están las oficinas del parque donde nos registramos poniendo nuestro nombre, nacionalidad, nº de pasaporte y pagamos 10 ringits de entrada. Desde la misma oficina se llega al muelle donde nos están esperando las barcas para llevarnos al Parque. Está todo muy bien organizado y en 20 minutos ya hemos llegado a la entrada del parque. Como hay marea baja tenemos que descalzarnos y bajar de la barca y llegar a la orilla andando por el agua. Nos cobra 9 ringits por el trayecto en barca, donde hemos ido 6 personas. Nos pregunta cuando queremos volver y le decimos que a las cuatro.
No vale la pena concertar un viaje en una agencia para hacer esto, ya que las agencias te cobran 180 ringits y por tu cuenta cuesta 32 ringits.
Nos registramos otra vez en las oficinas que hay y nos indican los trails que se pueden hacer. Hay 17 diferentes, cada uno con su longitud, la distancia total y el tiempo que se tarda en hacerlo. Así tienes una idea y te lo organizas según las ganas que tengas y la fuerza física que disfrutes.

MONOS NARIGUDOS

La distancia no es indicativa porque hay algunos que son pocos metros pero se tarda un rato largo. Hay desde 800 metros hasta 10,5 km. En tiempo desde 30 minutos hasta 7 horas y cuarto.
En este parque que está relativamente cerca de Kuching porque son solo 30 km, hay muchas posibilidades de ver monos narigudos o proboscis. Nosotros empezamos haciendo el Telok Paku, que son 800 metros y se tarda una hora. Empieza fácil con unas pasarelas de madera pero al poco tiempo ya vas subiendo y bajando por raíces de arboles, piedras, se ha de estar muy atento porque a la mínima te das un tortazo.
Nada más empezar el trail vemos uno de los monos narigudos, no son demasiado grandes pero son graciosos con sus grandes narices.
Vamos viendo alguno que otro, pero para hacer fotos no vale porque están muy arriba, comiendo tranquilamente. Al final del camino se llega a una playa muy bonita.
Hace una calor sofocante, estamos totalmente empapados. Después de pasar un rato en la cantina recuperándonos, emprendemos otro camino que es el Tanjung Sapi, solo son 800 metros pero hay unas escaleras de madera que suben muy empinadas y sigue haciendo mucho calor. Cuando llegas al final tienes unas vistas fantásticas del mar de China y de Santubong.
Aquí también vemos una mama y su pequeñajo, que van pasando de árbol a árbol.
Nos habíamos planteado pasar noche en el parque ya que mucha gente lo hace pero no habían habitaciones. Hay dormitorios compartidos, bungalows de 2 o 3 habitaciones. También se puede acampar y hay cocina. En la cantina las comidas no están mal y cuesta un plato de arroz con pollo 6 ringits. Las bebidas cuestas igual que en la ciudad, la botella de agua de litro y medio 2 ringits y las latas de refrescos 2 R, la cerveza si que es más cara pues cuesta 8 R. Hay también fruta fresca como piña o sandia. Hablando con personas que habían pernoctado nos comentaban que la limpieza no era demasiado estricta y que los lavabos dejaban bastante que desear con el agua que sale marrón ya que es de lluvia. Los precios van de 80 R una habitación doble y de ahí en adelante. Por fuera son bastante majos pero parece que por dentro no acompaña.
Con este segundo trail, nosotros decidimos que con esa calor ya no vamos a hacer nada más y nos vamos debajo de un ventilador a comer y a pasar el rato. A los pocos momentos un mono narigudo se pone justo delante del bar y claro la gente se vuelve loca haciendo fotos, ya que está bastante accesible.
A las 4 cogemos la barca y en 20 minutos ya estamos en el pueblo. Ahora como había marea alta hemos ido al embarcadero y no nos hemos lavado los pies.
El autobús llega puntual y volvemos a Kuching. Nos vamos a dar una ducha porque estamos que damos asquito y después estamos como nuevos.
Hay unos desfiles en la ciudad porque es la fiesta de la ciudad, desfilan los que van en scotters, luego los que van en vespa, niños de distintas escuelas que van disfrazados como de carnaval, personas con sus perros de todas las razas desde lhasa apsos hasta pastores alemanes, personas que van con su puesto de comidas etc.
Es bastante curioso, ya que desfila mucha gente diferente. Nos vamos a cenar a un centro de comidas (Food Court) que hay justo detrás del hotel Crown Plaza Riverside.En la guía lo recomienda por el pescado pero puedes comer cualquier cosa. Está lleno de lugareños que van a cenar con la familia o amigos, está abarrotado. Lo suyo es pedir pescado, que te lo pesan y pagas según el peso, también hay gambas, mejillones, calamares etc. Te lo pueden hacer con salsas o simplemente a la plancha. Nosotros pedimos unas gambas y unas cervezas y está muy bien.

DURO DESCENSO

2-8-08

KUCHING – SARAWAK CULTURAL VILLAGE – MIRI
Tenemos la mañana libre porque el avión lo tenemos que coger por la tarde con lo que nos vamos a ir a ver el Sarawak Cultural Village. Hay unos buses que salen de los hoteles y que te llevan al sitio. Cuesta 10 R por trayecto. La entrada cuesta 60 R los adultos y 30 R los niños.
Llegamos después de 1 hora de trayecto y nos dan una especie de pasaporte donde en cada uno de los sitios que visitamos nos ponen un sello. Son muy aficionados a estas cosas en Oriente, porque cuando estuvimos en Japón también en los templos se ponían unos sellos en unos cuadernos que llevaban los lugareños.
Este pueblo es una recreación de todas las etnias que habitan Borneo, mejor dicho Sarawak. Son los Bidayuh,Iban, Penan, Orang Ulu, Melanau, Malays y Chinos.
Cada uno de ellos tiene unas características culturales que los diferencian ya que dentro de cada uno de estos grandes grupos hay otros subgrupos que hablan lenguas diferentes que tienen troncos comunes pero nada más. Unos son agricultores y otros son nómadas o pescadores. Se muestran casas típicas (longhouses) muy conseguidas, hay personas que hacen actividades tradicionales y sus productos los venden como souvenirs a los turistas, hay bailes, canciones etc.
Es un montaje turístico pero realmente te llevas una idea bastante clara de todo lo que te puedes encontrar si viajas por Borneo. Hay personas con sus trajes típicos muy coloristas, también hay unos shows a las 11:30 AM en un teatro donde hacen bailes, lanzan flechitas con la boca como hacían para cazar rompiendo unos globos, etc.
La verdad es que hay bastante gente pero son locales, turistas somos muy pocos.
La vuelta es a la 1:15 PM, 3:15 PM y 5:15 PM.
Nos volvemos a Kuching que nos la encontramos llena de gente viendo unas competiciones de regatas que hay del 1 al 3 de Agosto con equipos incluso de turistas.
A la tarde cogemos un taxi por 23 R que nos lleva al aeropuerto a coger el avión que nos lleva a Miri. Es una parada obligada para la gente que quiere ir al PN Gunung Mulu, ya que por tierra no se puede llegar fácil.
En el aeropuerto se compran unos tikets que se le da al taxista y te lleva donde tu dices. Nos cuesta 22 R.
Vamos al hotel Kingwood Inn Miri que está muy céntrico y la habitación nos cuesta 85 R. Solo guardan la habitación hasta las 7 de la noche y hemos tenido que llamar para decirles que nuestro avión llegaba a las 8:20 PM, y nos la guardaban hasta las 9 de la noche. No sabemos porque ya que no tiene pinta de estar lleno ni mucho menos.
Comparada con la habitación que hemos tenido en Kuching no tiene nada que ver pero tiene tele, aire acondicionado y se ve limpio. En el vestíbulo hay wifi gratis.

3-8-08

MIRI
Vamos a la oficina de turismo a recabar información. Hay un chico muy simpático que nos informa de todo y con un inglés muy fácil de entender. Nos dice que para ir a las cuevas de Niah se puede coger cualquier autobús que vaya a Bintulu que salen de la terminal de autobuses interurbanos. Para llegar desde donde estamos hay que coger el nº 33. El problema es que te deja en la carretera general y para llegar al parque hay que coger un taxi que cuesta más o menos 20 ringits. Y para volver lo mismo.
También comprobamos como llegar a Brunei desde aquí y coincide con lo que explica la Lonely Planet. La oficina de la compañía de buses que lo hace “Miri Beliat Transport CO” está justo al lado de la oficina de turismo y nos acercamos a ver que nos dicen. Tienen unos papelitos preparados con todo lo que hay que hacer.
Descartamos ir al Parque Nacional Gunung Mulu, ya que hay que coger otro avión y por lo que sabemos las excursiones dentro del parque son complicadas aparte de que los alojamientos están completos.
Miri es una ciudad sin ningún encanto, parece que hay un mercado a 3 km de la ciudad que lo ponen precisamente el domingo (hoy es ese día) que está muy bien. Hace tanto calor que no nos animamos a ir. También hay un parque al norte de la ciudad que se llama Miri Citi Fan donde hay una piscina publica, un jardín chino, un jardín árabe, columpios para los niños y uno de los anfiteatros más grandes de la zona. No está mal para pasar un rato. También hay una mezquita y claro está muchos centros comerciales con aire acondicionado. Hay un chiste que corre por ahí que dice ¿como sabes si alguien es de Malasia? porque anda 10 minutos y se mete en un Shopping Center.
Como las agencias de viajes están cerradas, nos vamos al hotel Highlands que la recomienda la Lonely para hacer excursiones. Ofrecen un tour a las cuevas de Niah por 60 ringits por persona, mínimo 4 personas. Como en esos momentos solo estamos interesados nosotros nos dicen que nos llamaran al hotel y nos dejaran un mensaje porque puede que haya unos franceses que lo quieran hacer.
Cerca del hotel hay varios chiringuitos para cenar y en uno nos quedamos donde nos tomamos unos arroces de estos que hacen ellos que no están mal.

4-8-08

MIRI – CUEVAS DE NIAH – MIRI
Como nos dijeron nos han dejado un mensaje para la excursión, y nos vendrán a buscar a las 9 de la mañana.
Puntualmente nos viene a buscar el mismo dueño del hotel, David, un neozelandés que se cansó de estar en su país y se vino hace unos años y montó un Backpackers donde no había ninguno. Ahora nos comentaba que ha cambiado todo mucho porque Miri es una ciudad donde hay mucho dinero por el petróleo y es también una ciudad fronteriza con los problemas de delincuencia que hay.
Ahora el se ha ido a vivir a una isla muy cercana de Macao, donde dice que no hay semáforos, la vida es tranquila y tiene de todo, hospitales, colegios, tiendas etc.
En la excursión vamos una pareja de profesores franceses que se han cogido una excedencia de seis meses y van a estar viajando por todo el sudeste asiático, una chica chilena que también va a estar un año por la zona y nosotros.
Está a unos 115 km al sur de Miri y la carretera a pesar de que se ha construido hace solo 3 años está en unas condiciones penosas, con muchos baches.
En poco más de una hora llegamos a la entrada del parque, como somos 5 personas pagamos 30 ringits por ser un grupo. Hay que coger una barquita porque el parque empieza en el otro lado. Cuesta 1 ringit por persona. Hay 3 km de pasarelas de madera hasta que llegas a las cuevas. Hay monos narigudos, ardillas, y muchos pájaros pero nosotros no tenemos suerte de ver a ninguno aunque los oímos por los ruidos que hacen. Se llega después de ese paseo muy agradable a una de las cuevas que es impresionante de lo grande que es. Las cuevas de Niah albergan importantes colonias de vencejos, que proporcionan el ingrediente vital para la famosa sopa de nido de pájaro, así como una gran cantidad de murciélagos. Se ven unas cuerdas larguísimas de unos 50 metros donde se cuelgan los penan que son los guardianes y los recolectores de los nidos. Los iban tienen el derecho de explotación de la otra riqueza de las cuevas, el “oro negro” del guano del murciélago.
Al final de las pasarelas llegas a la “Gran Cueva” y otros 1,4 km llegas a la cueva pintada. Al acercarse a las cuevas, el camino sortea abruptas protuberancias de roca caliza que tienen gigantescas enredaderas y plantas trepadoras. Recuerda un poco los templos de Angkor en Camboya.
Justo antes de entrar a la cueva la pasarela se bifurca; las cuevas están a la derecha y a la izquierda se va al pueblos de Rumah Chang, donde hay un par de longhouses. Nos encontramos a unas mujeres vendiendo artesanía, bebidas frias y algo de comer. Pobres con los pocos turistas que vamos no deben ganar mucho.
El camino pasa bajo la cueva de los mercaderes, un espacioso saliente con grandes estalactitas. Aquí solían reunirse los recolectores de nidos y de guano para comerciar con sus cosechas. Luego después de un recodo te encuentras la enorme Gran Cueva.
Esta impresionante caverna mide 250 metros de ancho y 60 metros de altura. En cierto momento vivían 470.000 murciélagos y 4 millones de vencejos pero ahora se ha reducido mucho su numero. El mejor momento para ver la fauna de la cueva es al anochecer cuando los vencejos vuelven a sus nidos y los murciélagos salen a buscar comida.
En el interior de la cueva la pasarela sigue hacia la derecha, pero se necesita una buena linterna para seguir explorando. Las escaleras y las barandas están sucias de guano y son muy resbaladizas. Hay algunos tramos donde la luz del día entra y es espectacular. Si no se lleva linterna se pueden alquilar en la oficina del museo. En esta excursión que hemos cogido te las dejan.

CUEVAS DE NIAH

Se pasan por los barcos de la muerte (ahora vacíos) y se llega a las pinturas. Con unos prismáticos se ve lo poco que hay, son figuras de hematite rojo, muchas de ellas tan apagadas que casi no se ven. De hecho las pinturas no justifican el hacer el camino, pero el camino vale la pena en sí, eso sí con mucho cuidado, primero por lo resbaladizo (la chica francesa resbaló) y segundo porque una cosa que no dicen las guías es que hay serpientes, como la que vimos de más de 2 metros.
En el parque hay una cantina donde se puede comer algo, y también hay alojamientos por si se quiere pasar la noche. A nosotros desde el hotel Highlands nos han preparado unos bocatas de queso. A las 2 y media hemos quedado que nos vendrán a buscar y llegamos justo a tiempo. Allí mismo nos ponemos el bañador ya que a la vuelta nos pararán en una playa para bañarnos. La playa es como todas las de la zona con aguas muy calientes y bastantes olas. También hay bastantes piedras para entrar en ella. Nos compra una sandia para que nos refresquemos, y la verdad es que entra muy bien.
Después del baño, volvemos a Miri pasando por la casa que se ha hecho un “pobre hombre”, que es un castillo donde se ha quedado como 500 metros de playa por el morro, y ha construido 10 casas para la servidumbre. Es un matrimonio con un hijo.
Es un lujo del que no estamos acostumbrados por nuestro país, pero aquí es muy habitual ver casas que son mansiones con cientos de metros de terreno y casas de más de 1000 metros cuadrados construidos.
Nos deja en el hotel a las 6 de la tarde, y todo esto por 60 ringits es una ganga. Muy, pero que muy recomendable, esta excursión con este hotel. Nosotros no estamos alojados en el pero nos comentan que es muy agradable con ambiente mochilero y solo por 50 ringits la habitación doble.
Después de una buena ducha nos vamos a cenar al restaurante del día anterior que nos trataron muy bien.

5 y 6 de agosto estuvimos en Brunei (Ver Brunei)

7-8-08

BRUNEI – PULAU LABUAN – KOTA KINABALU
Nos vamos ya de Brunei, ya que no hay nada que hacer ni ver y a las 6 de la mañana ya estamos levantados y saliendo del hotel. Nos vamos a la estación de autobuses a coger el Expreso que va de BSB a Muara y al ferry. Cuesta 2 B$, también se puede coger enfrente de nuestro hotel pero no lo sabíamos. Sale a las 7 menos cuarto y a las 7 y 20 llega al embarcadero de donde sale el ferry. Son solo 25 km y no hay apenas trafico.
Compramos el billete que cuesta 15 B$ y pasamos los tramites de inmigración de Brunei. Hay que pagar una tasa de 1 B$ del puerto. Es muy rápido y antes de las 7 y media ya estamos sentados en el ferry que va a Pulau Labuan en Malasia. Hay 5 ferrys el de las 7:30, 8:30; 13:00, 15:30 y 16:30.
En teoría vamos tan temprano porque a las 8:30 sale un ferry de Labuan a KK. En la guía dice que se tarda 1 hora y lo queremos intentar. No tenemos suerte porque tardamos 1 hora y media y aparte sale 10 minutos tarde. Cuando llegamos a Labuan hacemos los tramites de inmigración de Malasia, donde nos ponen un sello en el pasaporte que nos permite estar 90 días. Salimos a la oficina donde venden los billetes del ferry y nos dicen que hasta la 1 del mediodía no sale un ferry hasta KK. Ha habido otro a las 8:30 y los domingos hay otro a las 10:30 de la mañana.

PLAYA DE BORNEO

Según la guía hay unos ferrys rápidos que hacen el trayecto en vez de 3 horas en 2 horas y que hay 4 al día. Supongo que en otras fechas existirán pero ahora no.
Como tenemos tiempo por delante vamos a dar una vuelta por la ciudad. Tiene 76.000 habitantes, antes se dedicaba a la minería del carbón y ahora al petroleo. Es un puerto franco donde no se pagan impuestos sobre el alcohol o el tabaco. Quiere convertirse en un lugar donde se retiren los jubilados ricos de Australia o Europa ya que tiene unos precios muy competitivos y un clima muy agradable si tienes coche con aire acondicionado y en tu casa también lo tienes. Cerca se puede hacer submarinismo ya que hay 4 barcos hundidos y hay muchos peces para ver aunque los corales se los han cargado porque han pescado con dinamita y no quedan apenas.
En la terminal de ferris internacionales donde estamos no hay ningún sitio para dejar las mochilas y las tenemos que llevar a rastras. Nos vamos a desayunar muy cerca del Choice Restaurante que es un restaurante indio que sale en la guía y nuestra sorpresa es mayúscula cuando vemos un plato con algo que se parece mucho a una tortilla de patata y cebolla. Pedimos unas raciones que cuestan 1 Ringit y efectivamente lo es y muy buena. Después de nuestro desayuno nos acercamos al Museo de Labuan pasando primero por la oficina de turismo donde preguntamos donde podemos dejar las mochilas y nos dicen que allí mismo las podemos dejar hasta la 1 que se van a comer. Así lo hacemos y nos vamos a ver el museo que es gratuito. Es muy pequeño pero explica paso a paso la historia de la isla desde la Prehistoria hasta la actualidad y todos sus cambios como la colonización inglesa, la independencia y su constitución en 1992 como un territorio federal con leyes especiales y dependiente exclusivamente de Kuala Lumpur. Hay unas referencias muy extensas a la 2ª GM ya que desde Enero de 1942 hasta Junio de 1945 estuvo en manos de los japoneses. Fue el primer territorio conquistado y el primero recuperado por las fuerzas aliadas. Vino incluso el general McArtur.
En esta isla hay una colonia de Sijs que son los que tienen las empresas y el dinero, ya que llevan más de 120 años asentados aquí. También hay malayos musulmanes, kadazan, dusun, bugineses, bajau, o chinos.
La guía recomienda ir a un centro comercial que está bastante cerca que se llama Financial Park. A pesar de sus mármoles y espejos deja bastante que desear la mercancía que hay. Lo que vemos es que el alcohol es muy barato, un Chivas 18 años cuesta el equivalente de 13 €.
La cerveza en un restaurante cuesta la lata 2,5 R y la botella 4,5 R.
Volvemos a por nuestras mochilas y vamos hacia el embarcadero ya que nos han convocado media hora antes de la salida. El billete cuesta en primera 39 R y en 2ª 34 R. aquí ya nos cobran las tasas con el billete directamente.
Pasamos control de equipajes y entramos en el ferry. Los de primera vamos en la planta de arriba y los de 2ª en la de abajo. Es muy cómodo y nos ponen películas de chinos muy violentas. Una cosa a destacar es el aire acondicionado tan fuerte que ponen con lo que hay que llevar algo de manga larga para no quedarse congelado.
Llegamos después de 3 horas y cuarto a KK.
Vamos andando al hotel que hemos reservado que es el D’Borneo que cuesta 165 R la habitación superior ya que las standard se han acabado.
Es correcto, calcado a los últimos que hemos estado, la única diferencia es que nos entra el desayuno.
El hotel está muy bien situado porque justo detrás tenemos una zona de comidas donde se puede comer pescado fresco, gambas, calamares, etc todo hecho a la brasa y con muy buena pinta. También hay comidas de ellos como noddles, fried rice etc.
Al lado está el mercado filipino que es de artesanía y el de frutas y verduras.
Según el periódico tienen un grave problema de inmigración ilegal sobre todo de filipinos, ya que hay islas muy cercanas donde hay muchos. Esta noche han hecho una redada en la cual han participado 500 policias y han entrado en casas y han descubierto un montón de ilegales o sin papeles.
Kota Kinabalu es una ciudad sin ningún interés, según nuestra humilde opinión, en la cual solo hay un montón de hoteles, malls para comprar, y muchos restaurantes.

8-8-08

KOTA KINABALU
Solo tenemos un día aquí con lo que no podemos hacer nada de las cosas por las cuales se viene a KK, que sera subir al Monte Kinabalu para lo cual se necesitan 2 días o ir a Sandakan que está a 6 horas de bus o bajar el río Kinabatangan que también se hace desde Sandakan. En el monte Kinabalu hacen un climbathon que es subir corriendo la montaña, el récord lo tiene precisamente un catalán y en chicas una catalana. Estos tardaron respectivamente 2 horas 41 minutos y 3 horas 30 minutos.
El problema de esta montaña es que hay mucho desnivel y exige estar en muy buena forma, aunque la persona más anciana que lo ha subido hasta ahora es una japonesa con la venerable edad de 90 años.
Decidimos ir al museo de KK y a la mezquita que está próxima al museo. Vamos a coger un bus que nos cuesta 80 cents porque tiene aire acondicionado y cual no es nuestra sorpresa cuando vemos que está cerrado y es que claro, nos damos cuenta que hoy es viernes y es el día que cierra. La mezquita solo la vemos por fuera porque está lleno de lugareños rezando, con lo que nuestro gozo en un pozo.

SIMBOLOS FUNERARIOS DE BORNEO

9-8-08

KOTA KINABALU – JOHOR BARU – SINGAPUR

A las 8 de la mañana cogemos un taxi que nos llaman del hotel por 20 R al aeropuerto. Está solo a 7 km pero como los taxis prepago cuestan esto, pues es lo que te piden.
Cogemos el vuelo puntualmente y en 2 horas llegamos a Johor Baru. Allí compramos un tiket por 8 Ringits que nos lleva a la central de buses de JB. Es la compañía Causeway, con un muñeco sonriente. De allí mismo salen los buses que llevan a Singapur. Hay varios, de la misma compañía que hemos cogido en el aeropuerto te llevan pero al norte de la ciudad al MRT de . Nosotros cogemos el 170 que a la ida vimos que había muchos y nos deja en Queen St, que está al lado de Bugis donde está nuestro hotel, el Sea Hotel. Nos cuesta 1,7 R el billete hasta el final. Es una ganga. Funciona igual que a la ida, primero te lleva a inmigración de Malasia que está muy cerca, te bajas con el equipaje y en unos minutos te ponen el sello en el pasaporte. Coges otra vez el bus que te lleva a inmigración de Singapur, donde te controlan el equipaje cosa que en Malasia no han hecho. Hay que rellenar un impreso con tus datos antes de pasar por el funcionario. De allí vuelves a coger el bus y llegas a Singapur.

Anuncios
  1. Yo disfrute mucho el viaje por Malasia y Borneo, las cuevas en Mulu son un espectáculo 🙂

    Hermosa información, gracias 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: