Noruega 2016

Verano del 2016

CABO NORTE, FIORDOS y MUCHO MÁS …..bandera-noruega

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Nos reafirmamos en el hecho de que visualmente Noruega es el país más bonito del Mundo. Seguro que hay sitios que lo son más de forma puntual, pero si cogemos todo un conjunto la belleza de este país es inigualable. Pero para ver esta maravillosa belleza como se merece, se ha de tener mucha suerte, pues su climatología es muy adversa. En este agosto del 2016 no hubo suerte y de todos los  días que estuvimos nos llovió en casi todos, y no una lluvia como la que estamos acostumbrados, si no lluvia con niebla, en la que no se ve nada, ni puedes pasear.

Fecha del viaje

del 30 de Julio al 16 de agosto del 2016

Moneda

La corona noruega que se cambia a 1€=9,3 NOK (conversor)

Nivel de vida

Caro, no…carísimo. Aparte de que te cobran por todo. Un país tan rico, situado en el número 1 del índice de Desarrollo Humano es implacable con sus visitantes. No hay nada gratis, ni aparcar, ni sus carreteras,…ni siquiera en las oficinas de turismo te dan información si no pagas por los folletos

Visado

No hay para los españoles

Saluddsc_0645-medium

Europa en su máximo esplendor

Seguridad

Máxima, nadie roba, se puede dejar lo que quieras abandonado que nadie lo tocará. se ha de vigilar en sus carreteras que son estrechas y vimos varios accidentes.

Transporte

Aunque este viaje lo hicimos en totalidad en coche, vimos una buena oferta de buses públicos que llegaban a muchas partes, pero como son caros los mochileros hacían auto-stop

Electricidad

Los enchufes son en general igual que en Europa.lo-mejor-de-noruegaindicenoruega-lp

Diferencia horaria

Utilizan el mismo horario que en España

Guía de viaje

Guia visual de Noruega, Lo esencial de Noruega y la Geoplaneta

ITINERARIO

Día 1:  MURMANKS – KIRKENES (NORUEGA)
Día 2: IJFORD – NORDKAPP
Día 3: OLDERJFORD – ALTA – SKIBOTN
Día 4: SKIBOTN – LOFOTEN : KAVELVAG  
Día 5: LOFOTEN: KABELVAG – HENNISGSVAER – LYNGVAER – ROLVSFJORD – STAMSUND – LEKNES – BALLSTAD – NUSTFJORD – RAMBERG – HAMNOY – REINE – A  – MOSKENES
Día 6: LOFOTEN : MOSKENES – FREDVANG – VIKTEN – HAUKLAND – UTTAKLEIV – MAERVOLL – UNSTAD – ALSTAD – BALLANGEN
Día 7: BALLANGEN – BOGNES – STORVIK – GLONJFORD –
Día 8: FOROY – AGSKARDET –JEKTVIK – KILBOGHAMN – STOKKVAGEN  – MO I RAMA – MOSJOEN – LAKSFORSEN –HARRAN
Día 9: HARRAN – HELL – SELBU – TYDAL – ROROS – FOLLDAL
Día 10: FOLLDAL – PARQUE NACIONAL RONDANE – RINGEBU – PEER GYNT VEGEN – LOM – PARQUE NACIONAL JOTUNHEIMEN – SKJOLDEN
Día 11: SKJOLDEN – LOM – GEIRANGER – FERRY A HELLESYLL – STRYN – LOEN – OLDEN – FJAERLAND – SOGNDAL
Día 12: SOGNDAL – SOLVORN – KAUPANGER – MANNHELLER – FODNES – LAERDALSOYRI – BORGUN – LAERDALSOYRI – AURLAND – OTTERNES – FLAM
Día 13: FLAM – GUDVANGEN –VOSS –  KINSARVIK – ODDA – ROLDAL –  SULDAL –  JORPELAND (PREIKESTOLEN )
Día 14: PREIKESTOLEN (EL PÚLPITO) – OANES – LAUVVIK – STAVANGER – DALEN
Día 15: DALEN – EIDSBORG – SELJORD – GRANSHERAD – NOTTODEN – HEDDAL – BO – ULEFOSS – VRANGFOSS – LUNDE – DRANGEDAL – GRIMSTAD
Día 16: GRIMSTAD – ARENDAL – RISOR – TONSBERG – FREUDKSTAD
Día 17: FREDRIKSTAD – SUECIA

Diario de viaje

Venimos de Rusia…

31-7-2016 DOMINGO

MURMANKS – KIRKENES (NORUEGA)

Nos levantamos pronto, ya que el paso de fronteras siempre es una incógnita y nunca sabes cuánto tiempo vas a tardar.dsc_0537-medium

En Titovka, a 110 km de la frontera hay unas barreras en la carretera y  unos soldados que no van armados nos paran y nos piden los pasaportes. Comprueban nuestros pasaportes y el visado, sin problemas nos dejan pasar.

A 100 km de la frontera llegamos a un pueblo se llama Sputnik, pero no es un pueblo es una base militar muy grande, donde vemos mucho armamento y muchos soldados que están haciendo una marcha al lado de la carretera.

Aquí ya los bosques tienen los colores del otoño y eso que es 31 de julio. Hasta ahora no hemos encontrado ningún pueblo. Nos desviamos 1 km hasta Pechenga a ver si encontramos un supermercado. Encontramos una tienda pequeñita pero las cervezas están al doble de precio que en el resto de Rusia y no compramos. Es un pueblo militar, vemos cantidad de soldados, tanques, camiones de guerra y ningún civil.

Pasamos por zonas ZATO, que son zonas prohibidas a los extranjeros y a los nacionales que no tengan un permiso especial. Hay carteles incluso en inglés para que no puedas decir que no te has enterado.

En Zapolyanne a 65 km de frontera, un pueblo no militar, encontramos un supermercado y no venden nada alcohólico, ya nos resignamos a no comprar, pero encontramos otro y aquí sí que hay de un montón de marcas y a precios normales.

Poco antes de llegar nos vuelven a parar unos soldados y se lleva nuestros pasaportes y al cabo de poco tiempo ya nos deja pasar.

Seguimos camino hasta la frontera, donde hay solo 5 o 6 coches esperando. Primero de todo una chica toma nota de nuestra matricula y que somos dos personas. Al cabo de media hora nos hacen pasar a 4 coches y vamos a pasar el control de pasaportes. Primero una chica nos mira nuestros pasaportes y el papel que nos dieron al entrar a Rusia del coche.  Pasamos a otra ventanilla donde un chico se mira nuestros pasaportes tanto rato, que nos empezamos a poner nerviosos. Tarda más de 5 minutos por pasaporte, lo mira con lupa, lo pone con luz ultravioleta, hasta que se queda tranquilo. Nos sella el pasaporte y salimos. Un aduanero mira un poco el coche por dentro, pero no muy exhaustivo como cuando entramos, que nos hicieron sacar casi todo lo del maletero.

Nos suben la barrera y en pocos metros llegamos al control de Noruega, aparcamos y nos miran el pasaporte, pero no lo sellan ni nada, muy simpáticos y sonrientes.

Nos preguntan si llevamos comida y decimos que sí, con lo que salen dos aduaneros y miran por encima, nos preguntan si llevamos carne y les decimos que no. Hay unos carteles en varios sitios donde pone que no se pueden pasar quesos, lácteos en general, carne o embutidos.

Ya estamos en Noruega, en total hemos estado menos de una hora para pasar estas fronteras.img_20160731_180310_004-medium

Pasamos por Kirkenes y seguimos camino hasta Ijford, por unas carreteras sin apenas tráfico y los pocos que nos cruzamos son noruegos. Es un paisaje majestuoso, estamos en plena zona sami, de los cuales quedan muy pocos, unos 60.000 en total. Ahora están reivindicando su cultura y proliferan los museos con exposiciones de su forma de vida, utensilios y poco más.

Las posibilidades para practicar el senderismo son casi infinitas y las sensaciones que se experimentan, con cielos inmensos, tundras interminables salpicadas de lagos vírgenes y bosques de coníferas, rebaños de renos comiendo en medio de la nada.

Dos etnias habitan esta región llamada Finnmark, los sami y los finlandeses. En la mitología de los sami, el Sol es la divinidad masculina por excelencia, mientras que la Tierra representa la divinidad femenina, de modo que los hombres han nacido del encuentro del Sol y la Tierra.

Hace unos 10000 años los sami, fueron los primeros pobladores del territorio que hoy ocupan, asentándose primero en la costa y, más tarde, con el proceso de fusión de los hielos, en el interior. La organización social se baja en la “sijdda”, constituida por un grupo de familias, por lo común emparentadas entre sí, bajo cuyo control queda un territorio.

El boom del turismo en entornos naturales ha atraído visitantes a Noruega, Suecia o Finlandia, lo mismo que a la tierra Sami, y es que las tradiciones de un pueblo también pueden constituir una fuente de ingresos, como la artesanía de los bordados y los tejidos o la confección en piel de reno viven una época dorada. Una novedad bastante rentable son los pueblos-reserva, habitados por varias familias sami, donde los turistas pueden participar en la marca de los renos y aprender técnicas artesanales.

Llegamos a Ijford y vamos al camping que nos cuesta 190 coronas (20€) por poder aparcar el coche dentro y tener acceso a cocina y baño. Es muy sencillo por llamarlo de alguna manera, está lleno de fineses que van a pescar por la zona. Aprovechamos para cocinar algo calentito que nos entone, porque estamos a 10 grados, hemos puesto la mesa y las sillas pero al poco ya vemos que no es el momento para disfrutar del aire libre.

Hemos hecho 430  km

1-8-2016 LUNES

IJFORD – NORDKAPP

Vuelve a hacer un día tristón, pero no llueve. Hoy queremos llegar a Nordkapp, paramos a echar gasolina y notamos la diferencia está a 1,45 € el litro, mientras que en Rusia estaba a 0,5 € litro ¡!!! En la tienda todo está como mínimo al doble de precio que en España.dsc_0703-medium

Noruega es un país poco poblado, pero no hay grandes extensiones sin casas, te encuentras cada pocos cientos de metros casas desperdigadas por todos sitios.

Los paisajes son superlativos y nos vamos encontrando manadas de renos por todos sitios. Se asustan fácilmente de los humanos. Cuando paramos el coche se van lejos de nosotros aunque no salgamos del coche.

Aunque no hay demasiados km tardamos bastante en llegar, ya que las carreteras no permiten correr y las multas por velocidad aquí son muy bestias.

El túnel que construyeron para que se pudiese ir en coche y no tener que coger un ferry mide 6870 metros. Para poder pasar por las autopistas y estos túneles que se pagan, te tienes que dar de alta en una pag web y dar tu tarjeta de crédito. A partir de ese momento te van cobrando cuando pasas por alguno de estos sitios. Otra opción es pagar a la vuelta, te mandan el total y haces una transferencia. Nos parece más cómoda esta forma de la tarjeta de crédito.

Para entrar a donde se supone que es Cabo Norte, se paga 27,5 € al cambio, o 260 coronas por persona. Es un timo, pero ya que hemos llegado hasta aquí pagamos.img_20160801_170057-medium

El autentico punto más septentrional del continente no es aquí, es Knivskjelodden. Está a unos 3 km al oeste de Nordkapp y se extiende 1457 m más al norte. Se puede caminar hasta la cima de este promontorio desde un aparcamiento señalizado 6 km al sur de la cabina de peaje de Nordkapp. El sendero de 9 km, señalizado por mojones gigantes, no es difícil. Cuando se llegue al alto obelisco en forma de colmena hay que firmar en el libro de visitantes. Se puede anotar el número de referencia del libro y te dan un certificado por 50 coronas en el camping Nordkapp o la oficina de turismo. El viaje de ida y vuelta son unas 6 horas.

Puedes quedarte a dormir si quieres aquí, hay un aparcamiento de coches y autocaravanas. Nos podríamos quedar, pues en el edificio que hay aquí, hay lavabos y está abierto hasta la 1 de la madrugada, pero hace mucho viento y no nos apetece.dsc_0577-medium

En este montaje turístico hay un restaurante, bar, donde una Coca-Cola pequeña cuesta 4 €, un cine donde hay una película de las 4 estaciones del Cabo Norte, ¡¡¡¡ un museo tailandés!!!!! porque en 1907 vino el entonces rey de Siam, y un espectáculo de luz y sonido curioso.

Además hay unos dioramas con el descubrimiento del Cabo Norte, por unos barcos ingleses que buscaban un paso para llegar a China, naufragaron y lo pasaron muy mal.

Después de un rato, vamos a buscar un camping a Olderfjord, en el mapa parece que esté ahí mismo, pero son 100 km….

El camping es un complejo bastantes grande, que está a lado y lado de la carretera en una parte el hotel y en el otro las cabañas y el sitio para acampar. Tiene una sala de estar y cocina muy agradable, aunque un poco pequeñas. Las duchas son pagando 10 coronas y te da derecho a 4 minutos, eso sí con la calefacción puesta y es muy agradable.

Nos cuesta 120 coronas.

Hemos hecho  425 km

2-8-2016 MARTES

OLDERJFORD – ALTA – SKIBOTN

Salimos con el día tapado a 8 grados hacia Alta, que está a 120 km. Antes compramos la típica pegatina del alce y la de Cabo Norte que nos cuesta 11 €!!!!!

Alta es una pequeña ciudad de 18000 habitantes, se halla a una latitud de 70 grados N, disfruta de un clima más suave, estamos a 12 grados y se nota.

El museo de Alta es de visita obligada, ya que es desde donde se ven los grabados rupestres que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad el 3 de diciembre de 1985 por la UNESCO.

Cuesta 11 € por persona o 105 coronas, si quieres unos auriculares en inglés que te vaya explicando lo que ves vale 10 coronas. Hay un bar donde se puede comer o beber algo, pero ir pensando en pagar un montón de dinero, pues un bocadillo cuesta 9 €, y así todo. Hay folletos en español que te van explicando lo que ves y hay unos gráficos para que puedas encontrar todo lo que hay en cada piedra.dsc_0594-medium

Los primeros grabados fueron descubiertos en el verano de 1973, y en la actualidad se estima el número en unos 6000, repartidos en unos 100 paneles que, a su vez, están divididos en cuatro zonas, de las que esta zona es la más grande.

Los paneles se comunican mediante caminos de madera, ya que la vegetación aquí en el norte es muy frágil y los senderos que se forman por el paso de los visitantes tardan varias generaciones en recuperarse, razón por la que queda prohibido salirse de los caminos de madera.

Los grabados rupestres se encuentran en dos zonas principales de la 3 a la 6, ubicadas en el lado oeste de la bahía, estas paradas son las más visitadas pues están remarcadas las figuras con pintura roja y hay visitas guiadas. De la 7 a la 14 están ubicadas en el lado este de la bahía. Un área grande con depósitos de morrena separa las dos zonas donde se han encontrado arte rupestre, se han hecho hallazgos acerca del hombre de la edad de piedra como asentamientos, utensilios y residuos de la elaboración de utensilios de piedra.dsc_0596-medium

Los grabados se encuentran entre 8,5 y 26,5 m sobre el nivel del mar. Fueron hechos en las rocas peladas cercanas a la orilla. Tras derretirse la capa de hielo que había estado ejerciendo presión sobre la zona del interior escandinavo durante miles de años, el terreno empezó a elevarse. Hace 7000 años y durante los siguientes mil años, hubo muy pocos cambios en el nivel entre el mar y la tierra, haciendo que las olas limpiaran las mismas rocas durante mucho tiempo. Los grabados no pueden tener más de 6000 años de antigüedad, por ese motivo.

En cuanto a la confección de los grabados, fueron tallados con un cincel de roca dura y una herramienta de percusión hecha de piedra o asta. Primero se hacían los contornos de la figura y luego las líneas y las superficies.

La zona donde se ubican los grabados era un lugar ritual donde se reunían los hombres; quizá venían tanto de la costa como del interior del país. Se reunían aquí varias veces al año, a lo mejor en relación con viajes nómadas coincidiendo con los cambios de las estaciones.

El propósito de estas reuniones era el de llevar a cabo distintos actos rituales para asegurar su bienestar futuro y prosperidad, y para dar las gracias a los espíritus por su apoyo durante el tiempo que había pasado.

Los grabados representan algunas de las creencias y ritos de los hombres de aquellos tiempos. Fueron hechos por personas que conocían el significado de las figuras y probablemente eran los dirigentes de los rituales: chamandsc_0607-medium o cabeza de grupo  o de familia. Vivían en casas de turba y en tiendas, su vida se basaba en la caza y la pesca estacional.

En la zona del fiordo parece que vivían solo de 50 a 100 personas. Los grabados eran parte de la comunicación con los espíritus y estaban ubicados en lugares estratégicos, donde la conexión entre el mundo de los hombres y el de los espíritus era buena. Es probable que los hombres prehistóricos dividieran el cosmos en al menos tres mundos: uno superior y uno inferior, donde residían los espíritus y otro en el medio, la tierra, donde residían los hombres. La zona de la orilla era donde se encontraban los tres mundos y puede que los grabados marcasen unas puertas que conectaban esos tres mundos.

Está representada una selección de fauna como renos, alces, osos, perros y lobos, zorros, liebres, gansos, salmones y ballenas, lo cual nos cuenta los recursos naturales y los alrededores.

Las escenas de animales y de caza pueden ser rituales para asegurar una caza exitosa, mientras que las escenas de osos quizá forman parte del culto al oso, y los rituales de fertilidad se relacionan con personas embarazadas y animales preñados. Algunos animales pueden representar lo ancestral, o tótem, del que algunos hombres creían que descendían.

Todo esto da nombre a una nueva civilización llamada Komsa y parece que la hipótesis más aceptada es que fueran obra de pueblos procedentes de Mongolia o del norte de Asia.

Paseamos por todo el recinto y luego visitamos el museo del interior que va desde la extracción de las canteras de la pizarra que hay muchas por la zona, cultura sami, fauna de la zona, los primeros pobladores en la vida moderna, las auroras boreales etc. hay unas gafas para ver en 3 D la migración de las gaviotas de  esta zona a Inglaterra y te da la sensación que estás volando con las gaviotas.

En la tienda de recuerdos hay cosas muy interesantes, pero los precios no lo son tanto. Seguimos camino hacia Tronso pero está a 400 km y no sabemos si llegaremos hoy.img_20160801_172041-medium

Al final paramos en Skibotn, en un camping muy lujoso, muy diferente de los dos anteriores. Tiene tienda, restaurante, sauna, de pago eso sí, una cocina con horno y microondas, pero no tiene cacerolas o sartenes como si había en los otros que hemos estado. También en bastante más caro, pues cuesta 250 coronas y las duchas 5 minutos 10 coronas.

Hemos hecho 375  km

 3-8-2016 MIÉRCOLES

SKIBOTN – LOFOTEN : KAVELVAG  

Decidimos no ir a Tronso, porque por lo que hemos leído no vale mucho la pena. Tiramos ya dirección a las Lofoten. Están poco pobladas pues tienen 27.000 habitantes, formado por cientos de islas caracterizados por sus perfiles abruptos y recortados, por sus típicos pueblos pesqueros y por las grandes colonias de aves marinas.

Aire puro, salvo por el fuerte olor a pescado en algunos de los pequeños puertos, estas islas recortan sus escarpadas cumbres contra el cielo como un erizado dragón marino y uno se pregunta cómo pudieron sobrevivir sus habitantes en un entorno tan hostil.

En sus mares, extraordinariamente ricos en huevas de bacalao, que les ha dado su riqueza, y que sigue siendo un bien muy preciado, se pescan unas 30000 toneladas y por eso no les interesa para nada entrar en la UE.dsc_0775-medium

Hace un día horroroso con llovizna, frio, y no luce nada el paisaje que se intuye. Llevamos un montón de km y paramos en un camping que no nos gusta nada pues no tiene una zona agradable para estar y la cocina es muy cutre, en cambio el dueño es un encanto.

Seguimos y llegamos a uno cerca de Kabelvag que nos convence nos cuesta 200 coronas. Está muy bien situado al lado de un fiordo que tiene una pequeña playa con arena.

Podemos cocinar y cargar todos los artilugios que llevamos. Al final tenemos el premio de que hay un gato rubio guapísimo que se deja acariciar por todo el mundo.

Hemos hecho 386  km

 4-8-2016 JUEVES

LOFOTEN: KABELVAG – HENNISGSVAER – LYNGVAER – ROLVSFJORD – STAMSUND – LEKNES – BALLSTAD – NUSTFJORD – RAMBERG – HAMNOY – REINE – A  – MOSKENES

Kabelvag está a 6 km de Svolvaer por la E10, su origen es muy antiguo. En el año 1120, el rey Ostein hizo construir en este lugar unas cabañas para que los pescadores pudieran resguardarse. A finales del s XIX se había convertido en el mayor pueblo pesquero de las Lofoten. Destaca la Lofotkatedralen, construida en madera en 1898, una de las mayores del norte de Noruega.

Hoy ha amanecido un día espectacular, luce un sol brillante sin una sola nube y una temperatura muy agradable.dsc_0690-medium

Nuestra primera parada es Hennisgsvaer, domina el paisaje el monte del Vagekallen, conocido como el rey de las Lofoten. Durante la temporada de pesca, la población de pescadores aumenta hasta un número de 5000 habitantes, de los 750 habituales.

Está después de un encantador trayecto de 8 km por la orilla de la costa hacia el sur desde la E10 conduce a este pueblo pesquero, que está como colgado del extremo de un delgado promontorio. El apodo de la “Venecia de Lofoten” puede ser un poco rimbombante, aunque es seguramente el lugar más claro, luminoso y moderno del archipiélago. Son tres islotes unidos por puentes. También es el puerto pesquero más grande y activo de la región.

Hay una empresa pesquera de bacalao, que está activa, veo a unos señores que están clasificando por tamaños los bacalaos secos. Del bacalao se aprovecha todo, éste seco se exporta básicamente a Italia y a España, las lenguas son una exquisitez por aquí y las cabezas no se tiran, se mandan a Nigeria para un plato muy típico que las necesitan.

Se ven en los porches de las casas los bacalaos colgados para que se vayan secando. Es un pueblo muy bonito, con muchas galerías de arte, tiendas de artesanía, eso sí a unos precios muy altos. Paseamos un buen rato, empapándonos de la forma de vivir de esta gente. No se puede aparcar dentro del pueblo, pero tienen un parking a la entrada para que puedas dejar el coche. De aquí ya dejamos la isla Austvagoy & Gimsoy y entramos en la Vestvagoy. Se puede ir hacia el sur por la carretera 815 y la E10, nosotros elegimos la 815, pasamos por Rolvsfjord y llegamos a Leknes.

En Leknes hay un festival vikingo que empezó ayer y dura hasta el domingo. Vamos a la oficina de turismo y los mapas son de pago, 25 coronas. En el pueblo hay wifi gratuito, lo cual está bien.

De aquí vamos a Ballstad, pequeño pueblo pesquero donde hacemos un picnic al lado del agua.

Vamos a Nusfjord, un pueblo donde para entrar hay que pagar 50 coronas, muchos artistas lo consideran la esencia de Lofoten. Hay una antigua fábrica de aceite de hígado de bacalao, un almacén de barcos, un aserradero y un puñado de rorbuer o cabañas de pescadores.

Ramberg, en la costa septentrional de Flakstadoy, cuando el sol baña la playa como hoy, es maravilloso. Eso sí nadie se baña, pues el agua está a una temperatura glacial ya que estamos por encima del Círculo Polar Ártico.dsc_0670-medium

Pasamos por Hamnoy y justo al lado esta Reine. Situado en una placida laguna y respaldada por el lado escarpado y rocoso del Reinebringen, es un sitio encantador, llamado la Perla de los Lofoten. Es el pueblo más fotografiado de las Lofoten, al oeste del pueblo, el Kirkefjord se extiende casi hasta la costa atlántica.

Llegamos al final de la isla Moskenesoy al pueblo de A, este nombre tan curioso viene de la última letra del alfabeto noruego. Es un museo viviente, un pueblo pesquero con una línea de costa de rorbuer rojas, secaderos de bacalao y escenas de postal en cada rincón.

Repartido entre dos familias, es un lugar casi feudal que ahora vive del turismo pero que, en otra época, fue un importante puerto pesquero, hasta la IIGM podía haber más de setecientos mil bacalaos colgados para secar.

Hay un museo muy interesante, llamado Museo Noruego del Pueblo Pesquero, 14 de los varaderos del S XIX, almacenes, industrias artesanales de pescado, granjas y edificios comerciales. Entre lo más destacado se encuentra la fábrica de aceite de hígado de bacalao más antigua de Europa, donde se ofrece una muestra de los utensilios y es posible adquirir una botella para evitar los resfriados de invierno; la herrería, que todavía fabrica lámparas de aceite de hígado de bacalao; la panadería fundada en 1844, que sigue funcionando, la antigua rorbu con mobiliario de época y un par de barcos pesqueros tradicionales de Lofoten.img_20160801_160756_001-medium

En medio del pueblo hay unas casitas a escala y unos barquitos muy monos. Vamos al camping pero no admiten tiendas, con lo que no nos podemos quedar.

El camping está en Moskenes, es caro para lo que te dan, cuesta 250 coronas más las duchas que cuestan las 10 coronas de siempre pero solo duran 3 minutos.

Te dan un código para entrar a la cocina o a los lavabos y duchas. Tiene muy poco sitio, la cocina se llena con un montón de gente y hace mucho calor.

Al final tenemos también un premio que es un gato negro que viene al lado de nuestro coche a vernos. Es un buen camping si quieres coger los ferrys, pues están a muy poca distancia. Salen a Bodo, Vaeroy y Rost. El que para en Vaeroy sale a las 8:15 de la mañana. Nos planteamos cogerlo mañana, pero la vuelta es a las 11 de la noche y nos parecen demasiadas horas. Se llega en 45 minutos y hay la posibilidad de ver más de 100.000 aves marinas que anidan en el lugar como petreles, alcatraces, frailecillos, cormoranes y muchos otros. Tiene apenas 8 km de longitud y 550 habitantes, con playas de arena blanca, empinadas crestas, pueblos pequeños y aislados y aguas resplandecientes.

Hemos hecho 187  km

5-8-2016 VIERNES

LOFOTEN : MOSKENES – FREDVANG – VIKTEN – HAUKLAND – UTTAKLEIV – MAERVOLL – UNSTAD – ALSTAD – BALLANGEN  

Hoy ha amanecido sin lluvia, pero no hace el día tan maravilloso que hacía ayer. Hoy nos dedicamos a ir a los pueblos del lado oeste de las islas que vimos ayer por la parte este. Primero vamos a Fredvang, luego a Vikten, Haukland, pero hoy hace bastante frio. En Haukland hay un túnel de 2 km que te lleva a Uttakleiv, que se inauguró en 1988 para alegría de los habitantes de Uttakleiv, ya que la antigua carretera era peligrosa pues tenía muchas curvas. Esa carretera ahora la han dejado para que la gente vaya caminando y disfrutando de los paisajes y de los corderos que están poniéndose las botas con tanta hierba. Son 4 km de ida y otros tantos de vuelta. Nosotros los hacemos, aunque hay que abrigarse bien ya que el viento es muy frío.dsc_0694-medium

Buscamos una mesa para hacer un picnic y después ya nos vamos despidiendo de las Lofoten.  Hay muy pocos campings en esta zona, vamos a uno y está lleno, solo quedan cabañas para 4 personas y sin baño ni cocina por 600 coronas.

Pensamos que ya encontraremos otro, van pasando los km y no hay ninguno. Llegamos a Norvik y el que había, lo han cerrado por falta de clientela.

Al final en Ballangen cerca de las 10 de la noche encontramos uno que está muy bien, con 4 estrellas. Cuesta 245 coronas pero tiene de todo, parque infantil, una cocina muy cómoda, y las duchas son gratis!!!!!. Además internet va muy bien, en todas partes tienes una muy buena señal.

Hemos hecho 429   km

6-8-2016 SÁBADO

BALLANGEN – BOGNES – STORVIK – GLONJFORD –

Este camping está lleno de refugiados sirios y muchos niños con sus bicicletas, es un camping muy familiar.

Vamos para el sur y la carretera acaba en un lugar donde hay que coger un ferry que va a Bognes, cuesta 145 coronas. Dura 30 minutos el trayecto, pero fuera hace frio con lo que nos quedamos en la zona de abajo.

Seguimos bajando y llegamos a la ciudad de Storvik, aquí empieza una ruta costera que es espectacular. Es una carretera muy panorámica que vas bordeando el mar continuamente y donde ves unas montañas llenas de cascadas y nieve que no se derrite nunca. Se pasa por un montón de islotes, islas y arrecifes. Pasamos por el lago de Nedre-Naver y el valle de Fykan, luego llegamos a Glomfjord y pasamos el Svartistunnel, un túnel de 7614 m.

En Holandsfjorden se divisa el glaciar Svartisen, se puede coger un ferry y también se ve muy bien, siempre que no haga un día como hoy que está lloviendo y con mucha niebla.dsc_0707-medium

Estamos pasando un montón de túneles, a cual más largo, también hay unos cuantos peajes en algunos túneles. Según la política noruega un túnel o una autopista se pagan, mientras no se ha amortizado el coste de su construcción.  A partir de ese momento son gratuitas. Hoy hemos pasado 3 por el momento y el precio era 28 coronas, 32 coronas y 30 coronas.

Es lo que tiene Noruega unos paisajes maravillosos pero la climatología es horrorosa, y eso que estamos en verano, pero es raro tener un día soleado, nosotros hemos tenido suerte pues en las Lofoten hemos tenido día y medio.

Pasamos por el glaciar Svartisen o Hielo Negro, es el segundo más grande de toda Noruega y uno de los más espectaculares. Sus 370 km cuadrados ocupan una amplia superficie, desde la E6, hasta el mar, dividido en dos partes por el valle Vesterdalen, la mitad oeste o Vestisen y la mitad este o Ostisen.

Llegamos a Foroy y nos quedamos en el camping que hay que se llama Foroy Camping. Nos cuesta 180 coronas. Solo hay 10 ferrys que vayan a la siguiente etapa de la ruta y no nos arriesgamos a que nos pase lo mismo que ayer, que llegamos muy tarde al camping y con el miedo de no encontrar.

Nos dicen que mañana el primer ferry sale a las 9:30 de la mañana. Los lavabos y duchas están muy bien, todo muy nuevo y bonito, pero la cocina es muy pequeña y solo hay una mesa y 3 sillas. Para cocinar hay solo una cocina con 4 fuegos y un microondas. Con el frio que hace fuera, está muy concurrida. Nosotros nos aposentamos cuando se queda vacía, ya que además de cocinar queremos recargar todos los artilugios que llevamos. La alegría nos la da un gato de los bosques noruegos majísimo que nos viene a ver y deja que lo acariciemos.

Hemos hecho 378  km

7-8-2016 DOMINGO

FOROY – AGSKARDET –JEKTVIK – KILBOGHAMN – STOKKVAGEN  – MO I RAMA – MOSJOEN – LAKSFORSEN –HARRAN   

Hoy el día amanece lloviendo y con frío. Vamos unos quince minutos antes de que zarpe el ferry y por poco nos quedamos en tierra, somos los penúltimos. Cuesta 103 coronas (73+30) y tarda en llegar unos 15 minutos, es muy cerca. Hay unos 28 km hasta el siguiente ferry, pensábamos que estando en un país tan desarrollado estaría organizado, ya que no se puede ir a otro sitio, y llegaríamos y cogeríamos el siguiente. No es así, cuando llegamos ha salido el ferry a las 10 de la mañana y el siguiente saldrá a las 11:45. Tenemos tiempo para pasear por los alrededores pero no hay nada, incluso la tienda está cerrada hasta las 2 de la tarde.dsc_0582-medium

Hay que tener en cuenta que no hay siempre ferry, en verano hay más servicios pero en este caso que es un sitio donde tienes que coger el ferry si o si, no hay escapatoria, a las 8 de la tarde es el último.

Éste cuesta 243 coronas (184+59), se tarda 1:15 minutos en el trayecto. Aprovechamos para cargar los móviles, que se descargan muy rápido.

Hemos hecho la carretera Kystriksveien, ruta costera, menos frecuentada y mucho más bonita, aunque más cara y lenta.

Ha sido pasar el Ártico y ya hace un sol esplendido, no entendemos nada. Llegamos a Mo y Rana y ponemos gasolina y nos cuesta “sólo” 1,19 € el litro de gasoil. Poco después vemos un supermercado abierto de la cadena Rema 1000 y paramos  a comprar algo de provisiones.

Debe ser una cadena de las baratas, porque no encontramos los precios tan desorbitados como en otros que hemos parado y hay mucha gente comprando, por algo será.

En los alrededores de Mo i Rana se encuentra Gronligrotta, la cueva más accesible y más concurrida  que se encuentra a  22 km al norte de la ciudad. Cuenta con electricidad, siendo la única que ofrece este servicio en toda Escandinavia. El circuito, de 30 minutos, recorre un rio subterráneo, un laberinto de rocas, un bloque de granito arrancado por un glaciar y depositado en la cueva por la fuerza del agua en movimiento.

Paramos a hacer un picnic, en una de las muchas áreas de descanso que hay en las carreteras de Noruega. Tienes mesas con bancos y lavabos. Cada pocos km hay una, en el mapa de campings que tenemos que regalan en algunos campings, los marcan, lo cual va bien, para organizarte el viaje.

Pasamos por Mosjoen, la ciudad posee una fuerte conexión histórica con Gran Bretaña. A mediados del s XIX, cinco ingleses importaron avanzados motores de vapor y maquinaria de aserradero, y crearon una compañía con el fin de suministrar madera para la construcción de las florecientes ciudades y poblados industriales de Gran Bretaña.dsc_0836-medium

Tiene la histórica ciudad de Sjogata, que tiene más de 100 edificios protegidos, tiene galerías de arte, cafés, restaurantes y casas particulares emplazadas en antiguos almacenes, talleres y naves, atractivamente reformados. Al noreste del centro, la colección de edificios rurales, incluye 12 granjas, comercios y establecimientos afines de los s XVIII y XIX, que pueden verse desde el exterior.

A 30 km de Mosjoen, y después de un desvío de 600 m desde la E6, se encuentra la bonita cascada de Laksforsen, de 17 m de altura. Hay una cafetería restaurante que vende recuerdos, al lado hay un sendero estrechito que te lleva a disfrutar de las vistas de la cascada.

Dejamos Nordland y entramos en Trondelag, una región irregular de colinas coloreadas por el granate de las casas y el verde del trigo y la cebada. En el paisaje destaca el heno puesto a secar en unos enrejados bajitos, y la cercanía del agua, ya sea de mar, lago o fiordo. En medio de este esplendor rural, la ciudad Stiklestad, famosa por ser el lugar de martirio del rey Olav, se halla en el corazón del sentido de identidad nacional de todo noruego.

Nos encontramos un largo tramo entre montañas cada vez más elevadas, a la  izquierda se alza el Tromsfjell, con 1056 m, cubierto de nieves perpetuas, inicio de una larga cadena montañosa de perfiles redondeados y yermos, habitados por alces, corzos y osos.

En la aldea de Trones está ubicado el Namsskogan Familiepark, un parque natural con animales en libertad en un ambiente protegido y controlado y actividades al aire libre para niños y adultos.

Hoy nos alojamos en el Harran Camping, en la misma E6, a unos km al norte de Grong. Cuesta 240 coronas y es el mejor hasta hoy. Han renovado la cocina y el baño en 2014, y se nota, tienes utensilios de cocina, cafetera, una tele con una sala de estar para nosotros solos.

Hemos hecho 374  km

 8-8-2016 LUNES

HARRAN – HELL – SELBU – TYDAL – ROROS – FOLLDAL

Ha estado toda la noche lloviendo, pero no ha hecho frío, el problema es que está todo encharcado.

Pasamos por Stiklestad, donde el rey Olav el Santo murió en combate en 1030, en el lugar en el que cayó el monarca se alza una iglesia en la que todos los 29 de julio tiene lugar una representación sacra que conmemora su muerte.

Salimos hacia el sur, acercándonos a Trondheim, hay unos túmulos vikingos del s XII, especialmente una sepultura vikinga de Olvingerhaugen de 50 m x 6 m del s VII, cerca de la aldea de Korbakken, pero no lo encontramos.dsc_0664-medium

Paramos en Hell, nombre muy gracioso en inglés, pero que en noruego significa Prosperidad. En Stjordal que está unos km antes, hay una iglesia de estilo románico-normando construido en 1085 en lo que lo más destacado es la portada con relieves en el muro izquierdo y un magnífico púlpito barroco del s XVII, adornado con esculturas en madera de la época. Queríamos verla, pero no la encontramos, no hay ningún indicador de esta iglesia tan importante según la guía.

Hace un día de perros, lluvia y más lluvia, niebla y encima vamos hacia el pueblo más frío de Noruega, que es Roros, un invierno hace poco se llegó a los 44 bajo cero. De Hell a Roros  son 185 km.

Pasamos por Selbu, Tydal, Brekken y finalmente llegamos a Roros. Selbu es famosa por varias cosas, una es que hace 150 años, una chica de 16 años tuvo una idea. Ella intentó hacer punto con dos madejas de distinto color, conjugó el blanco y el negro. En poco tiempo hizo furor esta forma de conjugar los colores y se convirtió en un símbolo nacional. Todavía hoy se dedican las mujeres de Selbu a hacer sus creaciones que se venden en todas las tiendas del país. Para saber más hay un museo que se puede visitar y se puede comprar algunas de sus creaciones.

Esta ciudad también es conocida por algo no tan bonito, se trata de una chica de 22 años que emigró a Chicago para trabajar de sirvienta en 1881. Al cabo de 27 años después, se convirtió en la peor asesina en serie de todos los tiempos, no se sabe con exactitud a cuanta gente mató, pero se sabe con seguridad que estaba detrás de más de 40 asesinatos.

Hay una granja dedicada a museo que fue construida con el dinero de la fiebre del oro en Alaska y se puede ver una exhibición sobre la emigración desde Selbu a América desde 1859 a 1900.

Otra especialidad de Selbu es la fabricación de las ruedas de molino de piedra, ya que la piedra de Selbu era considerada la mejor. Más de 1000 se han hecho con la piedra de esta zona.

En Tydal se puede encontrar en el hotel Vaektarstua hay una exhibición sobre la expedición Kon-Tiki, el increíble viaje por el Océano Pacífico en 1947. Usando fotografías, textos y parafernalia varia, explican con textos de Ragnar Kvam jr, la epopeya de Thor Heyerdahl’s.

Por Tydal pasa la ruta del peregrino que sale del sur y llega hasta aquí y más arriba. Es una zona estupenda para hacer rutas de senderismo, montar a caballo y pescar pues en la zona se encuentran las mayores truchas y salmones del país.

Roros desde 1644 a 1977, fue un importante centro minero gracias a sus yacimientos de cobre. Situada junto al río Hyttelv, hoy es una localidad turística de 5432 habitantes, cuya economía se basa en la elaboración de madera.

No obstante, sus orígenes de asentamiento minero, ha sido declarada por la UNESCO  patrimonio de la humanidad. Las casas de los mineros, así como los edificios sociales y los derivados de la actividad minera conservan como en el s XVII las paredes de troncos de madera superpuestos y los tejados de turba cubierta de hierba.dsc_0618-medium

El barrio más antiguo de Roros, conserva las bonitas casas de madera construidas por los mineros a partir de 1644, año en que comenzó la explotación de las minas, reconstruidas después de que fueran incendiadas por los suecos en las incursiones de 1678 y 1679.

Además de la ciudad antigua, que ya en sí constituye un museo al aire libre, cuenta con este otro museo ubicado en 20 edificios antiguos trasladados hasta este lugar. En uno de ellos, que alberga la antigua fundición, se expone una muestra permanente de objetos y herramientas utilizados en la extracción de las minas.

El tiempo nos da una tregua, pues incluso sale un poquito el sol, lo cual se agradece. Es un pueblo muy turístico, para aparcar se paga en todos sitios, 1 hora son 16 coronas, 2 horas 33 coronas y así sucesivamente. Hay una tienda de decoración que se llama Domus y allí aparcamos nosotros que no se paga. En la oficina de turismo que está abierta hasta las 5 de la tarde, hay un montón de folletos y un mapa gratuito de la zona.

Hay bastante turismo, aunque la mayoría es nacional. Las antiguas casas de los mineros acogen tiendas de decoración muy cuidadas. Se puede entrar en los montones de mineral que han quedado a la intemperie. La empresa cerró por quiebra, después de 300 años funcionando.

A 13 km al nordeste se encuentra el Museo Nacional Minero, creado en 1979 en la galería de una mina. Hay que hacer un recorrido de 500 m bajo tierra con una temperatura constante de 5 grados. Tiene una gran sala subterránea, donde en verano se celebran conciertos y representaciones teatrales.

Como es pronto y en las cercanías no hay nada para visitar, seguimos hacia Folldal. 10 km antes de llegar encontramos el camping Grimsbu Turistsenter. Es muy grande y tiene habitaciones, cabañas de distintas categorías, espacio para las caravanas o tiendas y cuesta 150 coronas. Hay una cocina sin utensilios para cocinar, tiene fuegos para cocinar y microondas. No es muy agradable para estar, a pesar de tener 2 mesas con sillas, con lo que cuando tenemos la cena preparada vamos fuera, que hay unas mesas y bancos de madera.

Hasta las 10 de la noche que es cuando cierran la recepción, podemos estar en la sala de estar que es muy agradable con una gran televisión. Hay tienda y se puede comer alguna cosa como pizzas, hamburguesas, perritos calientes etc.dsc_0727-medium

En las cercanías del camping hay trineos tirados por perros y los vemos en la distancia, por 200 m no los podemos disfrutar.

Hemos hecho 457  km

 9-8-2016 MARTES

FOLLDAL – PARQUE NACIONAL RONDANE – RINGEBU – PEER GYNT VEGEN – LOM – PARQUE NACIONAL JOTUNHEIMEN – SKJOLDEN

Folldal es una pequeña ciudad minera, que tiene un museo de las minas, damos una vuelta pero seguimos ruta porque no nos interesa demasiado este tema. Pasamos por el Parque Nacional de Rondane, un gran escritor como Henrik Ibsen describió los paisajes que ahora forman este parque nacional de 963 km cuadrados, como un palacio alzado sobre otro palacio. Se creó en 1962 como el primer parque nacional de Noruega con el objetivo de proteger el precioso macizo de Rondane. Los antiguos emplazamientos de caza de renos y los túmulos funerarios sugieren que la zona ha estado habitada durante miles de años. La mayor parte del paisaje glaciar y cubierto con liquen se encuentra por encima de los 1400 m y 10 cumbres agrestes y pedregosas  se elevan hasta superar los 2000 m. La variedad de fauna y flora de Rondane cuenta con 28 especies de mamíferos y 124 especies de aves. En la actualidad es el único refugio del caribú. Es una Ruta Turística Nacional y vale la pena hacer los 87 km que separan Folldal de Ringebu.

Ringebu es la comunidad más meridional de Gudbrandsdalen, el estrecho valle que se extiende a lo largo de 200 km entre el lago Mjosa y Dombas. Es una población agradable, pequeñita y lluviosa para variar. En la oficina de turismo no tienen un mapa de la zona pero si de la ciudad. La visitamos un ratito, pero se acaba pronto, tiene tiendas muy bonitas pero también muy caras.dsc_0767-medium

Es famosa la iglesia de Madera, que está en el mismo sitio desde el S XI cuando llegó a la zona el cristianismo. La versión actual, que sigue ejerciendo de iglesia parroquial data de 1220, pero fue restaurada en el XVII, cuando se le añadió su característica torre roja. En su interior, hay una estatua de san Lorenzo, así como algunas inscripciones rudimentarias en rúnico. Se puede acceder al recinto gratuitamente, pero si quieres entrar en la iglesia has de pagar 60 coronas. La iglesia está a 2 km del pueblo, señalizada por la E6.

A unos 300 m de la iglesia, hacia el este, hay un conjunto de edificios del s XVIII que sirvieron de vicaria hasta 1991. También hay que pagar 60 coronas por entrar si quieres visitar las exposiciones de pintura que hay en el interior. A unos 40 km se coge una carretera que tiene muy buena fama, pero que nosotros después de hacerla no le vemos gran interés, nos ha gustado mucho más la del parque de Rondale que era gratuita.

Entre las carreteras de montaña más espectaculares de Noruega, según la guía, se encuentra la Peer Gynt Vegen, que tiene un plus, pues a lo largo de los 60 km que separan Skei de Espedalen, se puede imitar el sendero recorrido por el desgraciado personaje de ficción creado por Henrik Ibsen, las vistas de los macizos Jotunheimen y Rondane son espectaculares.

A 1053 m sobre el nivel del mar, se encuentra el mirador de Listulhogda y después la granja Solbra Seter, donde en 1863 fue fabricado por primera vez el queso Gudbrandsdal. A mediados de agosto, en un escenario al aire libre al lado del lago Galavatn, tiene lugar el concierto de las suites de Peer Gynt de Edvard Grieg. Hay que pagar 80 coronas para entrar en esta carreterita.

Llegamos a Lom y como hace tan mal tiempo decidimos dejar Geiranger para otra ocasión que haga mejor tiempo. Decidimos hacer la carretera que enlaza Lom con Skjolden, que pasa por medio del parque Nacional de Jotunheimen. A los pocos km nos encontramos con el hotel Elvesaeter. Es un hotel precioso con una arquitectura encantadora y dos gatos peludos muy cariñosos. Se encuentra junto a Sagasoyla, una columna tallada de 32 m de altura que traza la historia noruega desde la unificación en el año 872 hasta la constitución de 1814.

Hace mucho frío y se ve poco, pero lo poco que se ve nos deja anonadados. Es una de las carreteras más bonitas que hemos hecho. Las altas cumbres y glaciares de este parque nacional de 1151 km cuadrados, cuyo nombre significa “hogar de los gigantes”, son el destino favorito de los que buscan naturaleza. Las rutas de excursionismo parten de los barrancosos valles, atraviesan lagos profundos, abismales cataratas y 60 glaciares hasta alcanzar las cumbres de todos los picos que se alzan por encima de los 2300 m. En el parque hay más de 275 cimas que superan los 2000 m.

A la carretera se  le llama Carretera de Sognefjellet, ha sido bautizada como la carretera sobre el tejado de Noruega y se trata de uno de los recorridos más bonitos del país. Fue construida por jóvenes desempleados en 1939 y se eleva hasta una altura de 1434 m, convirtiéndose así en la carretera de montaña más alta del norte de Europa.dsc_0622-medium

Después de esta carretera tan bonita por medio del parque nacional, llegamos a Skjolden y nos alojamos en el Vassbakken Kro og Camping A/S que nos cuesta 190 coronas. Tiene cocina y una pequeña salita con mesas y sillas para comer. Además tiene habitaciones, cabañas y un restaurante muy coqueto que en las mesas te ponen incluso velas.

Hemos hecho 346  km

 10-8-2016 MIÉRCOLES

SKJOLDEN – LOM – GEIRANGER – FERRY A HELLESYLL – STRYN – LOEN – OLDEN – FJAERLAND – SOGNDAL

Hoy amanece soleado, no nos lo podemos creer, después de tantos días de lluvia. Decidimos hacer otra vez la carretera hacia Lom, para ver lo mismo que ayer pero con sol y ya desde allí ir a Geiranger a ver si hacemos la travesía del ferry con sol, no como la otra vez que la hicimos con frio y lluvia.

Están esplendorosos los glaciares y los lagos iluminados por el sol, pero calor no hace ya que estamos a 2 grados. Llegamos a Lom y visitamos la iglesia de madera de estilo normando. Se construyó en 1170 y sigue funcionando como iglesia local. Fue ampliada en 1645 y adquirió su actual planta de cruz en 1663, al añadirse las dos naves. En las visitas guiadas se explican las pinturas del interior y el arco del presbiterio y el pulpito. Por la noche la iglesia se ilumina y parece sacada de un cuento de hadas.

Llegamos a Geiranger y está todo nublado, acaba de irse el ferry y no sale hasta 90 minutos después. Es un timo cuesta 505 coronas el coche más conductor y 250 coronas por persona.

Como es una parada de los cruceros está abarrotada de gente que llega hace unas cuantas compras y se va corriendo. En sí, Geiranger no es ni pueblo, unas tiendas y una agencia para alquilar unos cochecitos muy graciosos y poco más.

El ferry dura 1 hora en hacer el trayecto hacia Hellesyll, todo el rato lloviendo y con un frío atroz. Aguantamos bastante rato, pero al final nos guarecemos en el salón que está a tope.dsc_0829-medium

Nuestro camino nos lleva a Stryn, Loen y en la carretera a Olden nos tenemos que esperar media hora pues está en obras. Loen es un pequeño pueblo, en la boca del espectacular Lodalen es también una puerta de acceso a los glaciares. Hay una carretera que conduce a las espectaculares lenguas glaciales de Bodalen y Kjenndalen.

A pocos km se encuentra Olden, que ejerce de puerta de entrada a Briksdalsbreen. Es un glaciar temperamental, en 1997 la lengua llegó hasta su punto más alejado durante unos 70 años, para luego retroceder unos 500 m. En el 2005 los tramos por donde solían caminar y trepar los excursionistas se partieron así que, por el momento no hay excursiones guiadas por el glaciar.

Llegamos a Sogndal donde nos alojamos en el Kjornes Camping. Cuesta 260 coronas y 10 las duchas. Se halla en un lugar precioso junto al fiordo, es muy largo y estrecho. Los servicios son muy modernos y limpios, como los de casa, tienes lavabo y ducha conjuntos con lo que es muy cómodo. La cocina no es muy grande pero suficiente, tiene 4 mesas y esperamos un poco en la sala de estar y ya tenemos sitio para cocinar y para cenar. El único problema es que hay que esperar bastante para poder ir a las duchas ya que no hay muchas y está muy concurrido este camping al estar tan cerca de los glaciares.

Hemos hecho 354   km

 11-8-2016 JUEVES

SOGNDAL – SOLVORN – KAUPANGER – MANNHELLER – FODNES – LAERDALSOYRI – BORGUN – LAERDALSOYRI – AURLAND – OTTERNES – FLAM

Hoy amanece soleado, lo cual es una novedad, a ver cuánto dura. Vamos en dirección a Solvorn por la E55, pues allí sale el ferry hacia Urnes. Es famoso este pequeño pueblo por tener una de las iglesias de madera más bonitas y bien decoradas de Noruega, que le han valido tener la clasificación de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Llegamos al ferry y miramos los precios y son exorbitantes. Una cosa que no habíamos visto hasta ahora es que los precios son por franjas horarias, cuanto más tarde es, más caro es. De 10 de la mañana hasta las 14 cuesta casi 600 coronas el coche más conductor y la persona 50 más. Es un trayecto muy corto de apenas 5 minutos y nos parece un atraco a mano armada con lo que no lo cogemos. Veremos otras iglesias en el viaje que no será tan complicado llegar. Además luego la entrada son 90 coronas por cabeza.

Volvemos hacia atrás y llegamos a Kaupanger donde tiene una iglesia de madera que no está mal, el problema es que está en obras.dsc_0805-medium

Cogemos el ferry en Mannheller por 106 coronas, el coche y nosotros dos y en diez minutos ya estamos en Fodnes. Llegamos a Laerdalsoyri, donde empieza el túnel terrestre más largo del mundo con sus 24,5 km, que no cogemos.

Este valle es famoso por sus fértiles tramos inferiores que producen jugosas cerezas. Antaño era un bullicioso puerto donde se cargaban los productos de la región en barcos con destino a Bergen y que también transportaron a tantos emigrantes en la primera etapa de su viaje para iniciar una nueva vida en EEUU.

En el valle del Laerdal, está una de las iglesias más famosas de Noruega, se encuentra en Borgun, a unos 30 km  de Laerdalsoyri.

Fue erigida junto a una de las grandes rutas comerciales entre el este y el oeste de Noruega. Dedicada a San Andrés, es una de las más conocidas y fotografiadas de todo el país. Junto a ella se halla el único campanario medieval de madera que se mantiene en pie en Noruega.

Cuesta 90 coronas y la entrada incluye la visita al centro de visitantes sobre las iglesias de madera y sobre unos hallazgos vikingos recientes procedentes de un yacimiento próximo.

Las Stavkirker o iglesias de madera, son templos de origen pagano, construido íntegramente en madera y de una elaboración meritorias.

La iglesia standard consta de una base compuesta por cuatro grandes vigas de madera dispuestas horizontalmente ligeramente elevados sobre el nivel del suelo. Cuatro grandes pilares dispuestos verticalmente en cada esquina se fijan a unas ranuras practicadas en la base y apoyadas en ellos se levantan los muros, también de madera. Sucesivos escalonamientos en la elaboración del techo, soportados por varias columnas interiores, dan lugar a la característica apariencia en forma de pagoda.

La estructura interior suele consistir en una simple nave cuadrangular, separada de otra pequeña sala que hace las veces de capilla. A veces puede incluir un pequeño claustro columnario alrededor de las paredes exteriores.

La ornamentación interior era muy elaborada y contaba no solo con frescos de escenas de la mitología precristiana, sino también con complicados labrados en los dinteles de las puertas y las columnas que, obviamente se conservan mejor.

La decoración exterior es la más reconocible, gracias a los sucesivos tejados escalonados y las cabezas de dragón que los adornan cual mascarones de proa. En toda Noruega quedan 31 de estas iglesias.

Hay varios senderos que se pueden hacer en las cercanías, desde 1 hora hasta varias horas. Además hay un recorrido histórico, donde se pueden hacer paradas para ver los distintos puntos interesantes. Nosotros lo hacemos en coche, pero es mejor andando o en bicicleta. Está en la antigua carretera que había antes de que hicieran los dos túneles que hay antes de llegar a Borgund.dsc_0539-medium

Volvemos hacia atrás para hacer la carretera que va de Laerdal a Aurland. Son 45 km de carretera que en su inicio es muy estrecha, pero muy estrecha, abstenerse autocaravanas. Su nombre oficial es Aurlandsvegen o carretera de las nieves. Ascienden desde el nivel del mar serpenteando hasta la desolada y rocosa meseta que separa Aurland y Laerdal. Esta ruta de infarto solo transitable en verano, montañas de nieve bordean la carretera y el arcén está helado incluso a finales de junio. En el punto más alto hay unos lavabos y unas vistas espectaculares.

A los 37 km hay un punto de observación, revestido de pino, que sobresale del fiordo, resulta casi tan impresionante como el propio paisaje.

Pasamos por Aurland y llegamos a Otternes. Encaramada en lo alto del fiordo se encuentra la aldea semi restaurada con sus 27 edificios renovados, el más antiguo de los cuales data de principios del s XVII, estuvo habitada hasta la década de 1990.

Prácticamente es obra de una sola persona, Laila Kivellestad, hace circuitos guiados de 1 hora, pero nosotros no la vemos por ningún sitio, está todo desierto. La verdad es que le falta mucho por acabar de restaurar en la aldea, pero las vistas son bonitas y tiene encanto por lo decadente. Tienes que subir una carreterita unos 500 m desde la carretera que va a Flam.

El emplazamiento de este pueblo, sito al final del Aurlandsfjorden, es espectacular. Como parada del popular circuito “Norway in a Nushell”, recibe más de quinientas mil personas al año.dsc_0892-medium

El ferrocarril de la Flamsbana es una maravilla de la ingeniería de 20 km de largo, asciende 864 m a través de 20 túneles. Con un gradiente de 1:18, es la línea de tren más empinada sin cable o rieles dentados del mundo. Se tarda 45 minutos en subir hasta Myrdal por la inhóspita meseta de Handagervidda, pasando por estruendosas cascadas como la asombrosa Kjosfossen. El tren circula todo el año, con hasta 10 salidas diarias en verano.

El museo de Flamsbana, justo al lado del andén, expone fotografías de cuadrillas de obreros y de la vida de Flam antes de la era de los coches, además de una locomotora y parafernalia de los trenes. Vale la pena porque debe ser la única cosa en Noruega gratuita.

Aparte de muchas tiendas para comprar souvenirs y un supermercado, poca cosa más hay en Flam.

Como son las 5:30 decidimos quedarnos a dormir en el Flam camping. Cuesta 220 coronas, pero no es muy recomendable. Tiene una cocina enana, con una sola cocina y ningún sitio a cubierto para poder comer. Las duchas cuestan 20 coronas, el más caro de todos los que hemos estado. Por otra parte los lavabos y duchas están bien y hay bastantes.img_20160811_230224-medium

Aquí nos encontramos con un antiguo compañero de estudios, Manuel, que también ha aprovechado para hacer sus vacaciones en Noruega con su mujer y su hija. Ellos van en autocaravana y cómo podemos comprobar es otra historia. Tienen sus cosas, pueden cocinar, tienen ducha y lavabo. Las camas siempre hechas, con calefacción, que gusto. Estamos un ratito con ellos y luego ya nos vamos a dormir a nuestra tienda.

Hemos hecho 184  km

 12-8-2016 VIERNES

FLAM – GUDVANGEN –VOSS –  KINSARVIK – ODDA – ROLDAL –  SULDAL –  JORPELAND (PREIKESTOLEN )

Flam es famoso por el tren que lleva a Myrdal, pero hoy empieza un día lluvioso, gris y con mucha niebla, con lo que no haremos el trayecto en tren que tan maravillosamente pone en las guías. Cuesta 450 coronas ida y vuelta, pero el día no acompaña, con lo que después de desayunar de pie en la cocina salimos en ruta.

Al ver desde las alturas Flam, vemos que acaba de llegar un enorme crucero que es un monstruo comparado con el tamaño del pueblecito.

Pasamos por Voss que es un importante centro de deportes de invierno situado en la línea férrea Oslo-Bergen. Se encuentra a orillas del lago Vossevangen, frente a las montañas y atravesado por el río Vosso.dsc_0894-medium

Pasamos muchos túneles, pero uno en especial es muy interesante porque tiene una rotonda en su interior y unas luces azules muy psicodélicas. No te esperas eso en un túnel que tenga una desviación a la derecha para ir a un sitio, o seguir recto para ir a otro.

El Hardangerfjord,  fiordo que lleva a Odda es magnífico, muy estrecho y bonito, si no fuese por esta lluvia persistente que no para en ningún momento. Lo único que disfrutamos son las numerosas cascadas que nos vamos encontrando continuamente, algunas realmente espectaculares que te obligan a parar a fotografiarlas.

Saliendo de Odda hay un desvío a mano izquierda que te lleva a Trolltunga. Tiene una plataforma rocosa que ofrece vistas panorámicas y la oportunidad de hacer fotos de postal. Entre estas se encuentra Trolltunga, una estrecha franja de roca suspendida sobre el vacio sobre  el lago Ringedalsvatnet. De camino se ve la cascada de Tyssestrengene y luego se llega a otro bonito mirador el Preikostolen, una versión menor del mirador del mismo nombre que hay cerca de Stavanger.

En Roldall hay una iglesia de madera, donde según la leyenda, la cruz de madera transpira durante el solsticio de verano. Se cree que su sudor tiene poderes curativos. El lugar fue un importante lugar de peregrinaje en la Edad Media.dsc_0817-medium

Vamos bajando hacia El Pulpito o Preikestolen, pero el tiempo no mejora, ni tiene pinta de hacerlo para mañana. Cogemos un ferry de Nesvirk a Hjemelland que nos cuesta 103 coronas, tarda menos de 10 minutos.

Al salir del ferry hay un camping y vamos a verlo pero es bastante cutre y no tiene ni cocina con lo cual seguimos ruta.

Más adelante tenemos otro que si tiene cocina pero no tiene ningún sitio donde estar y está lloviendo a mares con lo que nos vamos.

El siguiente que nos encontramos tiene cocina, pero no tiene un sitio para ponerse, las cabañas están todas ocupadas y nos ofrece una caravana por 500 coronas. Preferimos seguir a ver si encontramos algo mejor.

Ya no encontramos ningún camping hasta el Preikestolen camping. No tiene cocina ni sitio para estar, pero son las 8 y media y no queremos volver a los que habíamos visto antes, ya que estamos hartos. Es el más caro, cuesta 280 coronas, eso sí las duchas son gratuitas.

Este camping está muy bien situado para visitar el Preikestolen, famoso en el mundo entero. La imagen de la gente suspendida sin miedo al borde de esta extraordinaria formación de granito es una de las vistas emblemáticas de Noruega. Con sus uniformes acantilados que caen por tres lados a lo largo de 604 m hasta el fiordo que queda a sus pies, es un monstruo de la naturaleza, que, pese a la alarmante grieta donde se une a las montañas, probablemente permanecerá donde está durante unos siglos más.dsc_0909-medium

Mirar abajo puede resultar abrumador, pero se agradecerá la mágica vista de Lysefjord. Se trata de un sitio extraordinario, un mirador sin parangón en el mundo entero. No hay vallas y los que sufren de vértigo lo pueden pasar mal. Vamos a ver si mañana podemos subirlo.

Hemos hecho 365  km

 13-8-2016 SÁBADO

PREIKESTOLEN (EL PÚLPITO) – OANES – LAUVVIK – STAVANGER – DALEN

Al despertarnos vemos que el día sigue igual de horroroso, con lo que subir al Púlpito queda descartado. No obstante nos vamos a ver desde donde se sube, ya que estamos a 4 km. Desde donde se comienza el camino de 6 km, que se tarda unas dos horas si estás en buena forma. Al principio es suave, pero luego se va complicando. Hay que ir bien calzado porque al final hay grandes pendientes para llegar.

El parking cuesta 150 coronas!!! y en los últimos tramos de la carretera que te lleva allí hay unas cadenas o señales de que no se puede aparcar. No obstante hay un parking para los clientes del lodge que hay aquí mismo, donde si encuentras sitio ya no pagas.

Hacemos unas fotos testimoniales, pero nosotros no nos animamos a subir, aunque mucha gente joven, se anima y sube.

Decidimos ir a Stavanger a ver si mejora el tiempo, con lo que cogemos un ferry en Oanes a Lauvvik, tarda menos de 10 minutos, pero cuesta 103 coronas, 73 por el coche y el conductor y 30 por pasajero. No hemos encontrado ningún ferry más barato, debe ser el mínimo que se paga, aunque sean tan cortitos como éste.

Antes de llegar a nuestro destino pasamos una carretera de peaje de 20 coronas.img_20160803_124055-medium

Stavanger es la cuarta población por tamaño de Noruega, no es una ciudad pintoresca ni tiene muchos monumentos históricos, sin embargo es un sitio con atractivo por sus restaurantes, tiendas y barrio antiguo cerca del puerto. Es la parte más pintoresca de la ciudad llamada Gamle Stavanger o Viejo Stavanger, un encantador barrio de 150 casas blancas de madera habitadas, primorosamente cuidadas y decoradas entre callejas de piedra y jardincitos repletos de flores. Todo está tan conservado para mantener el aspecto original que incluso las farolas y las lámparas de fuera parecen de gas.

Las casas que hoy perduran fueron originalmente las viviendas y los almacenes de los comerciantes de conservas y de algunos artesanos y marinos de entre 1830 y 1890.

Llueve bastante con lo que damos unas vueltas con el coche sin aparcar pues nos hubiésemos puesto perdidos de agua. El parking son 25 coronas por hora, pero hay en algunas calles unos aparcamientos que son por 15 minutos máximo, aunque la gente lo deja más tiempo.

En 2010 se unieron 10 museos de la ciudad para formar una agrupación y engloba al Museo de Historia Natural, el Museo de la Impresión, el Museo noruego de los niños, el museo de la escuela, Museo de Arte y otros más.

El tiempo nos da una tregua y podemos aparcar y pasear por esta bonita ciudad. Tiene varios museos, como el museo de la conserva, donde explican el florecimiento de la industria conservera en la ciudad con artilugios, explicaciones y muestras de los diseños de las latas y las llamativas etiquetas. Algunos días se ponen en marcha las máquinas  para hacer una demostración en vivo del arte del ahumado de las sardinas. Muy cerca se encuentra el Museo Marítimo de Stavanger, donde cuenta los 200 años de la historia de amor entre la ciudad y el mar, a través de varias exposiciones y reproducciones del taller de un fabricante de velas y de las oficinas y la vivienda de un mercader.

Nos acercamos a la catedral, que es la única construida en la Edad Media y mantiene su estilo original. Fue levantada en 1125 siguiente los cánones del arte románico anglonormando. La entrada cuesta 30 coronas.

Skagen es la zona más animada y no hay que perderse la oportunidad de dar una vuelta por sus calles muy empinadas y llenas de tiendas, bares, pubs, restaurantes etc.dsc_0916-medium

En la orilla este de Skagen se encuentra el Museo del Petróleo, en sus instalaciones de última generación se puede aprender todo sobre el origen, la extracción y la utilización del oro negro que tan ricos los ha hecho.

Vamos a la oficina de turismo donde cogemos folletos en castellano y donde hay wifi gratuito. Se puede contratar un vuelo con helicóptero para ver el Preikestolen, para 4 personas cuesta 700 €.

Vamos dirección este y pasamos por distintos valles muy bonitos, a ratos el tiempo nos da treguas y podemos disfrutar de las magnificas vistas que hay. El valle de Sirdal y el de Setesdalen son espectaculares.

Llegamos a Dalen con un sol espectacular, el camping Buoy no está muy lleno, lo cual es de agradecer. Cuesta 280 coronas y las duchas están incluidas. Hay una cocina grande y una mesa donde poder estar y cenar. Dalen es el punto final del Canal de Telemark, es un pueblecito pequeño, pero que pasa un rio por él, que está lleno de castores. Pregunto en la recepción del camping y me dice que a partir de las 9 de la noche hay posibilidades de verlos.

Después de cenar nos vamos a pasear a ver si hay suerte por un camino que hay alrededor del río, pero no la hay, otra vez será. En temporada también se pueden ver alces.

Hemos hecho 290  km

14-8-2016 DOMINGO

DALEN – EIDSBORG – SELJORD – GRANSHERAD – NOTTODEN – HEDDAL – BO – ULEFOSS – VRANGFOSS – LUNDE – DRANGEDAL – GRIMSTAD

Amanece un día soleado que hace incluso calor pues estamos a 24 grados. Vemos Dalen que está rodeado de colinas boscosas y situada junto a un tranquilo lago poblado de castores que no se han dejado ver por nosotros. Es el punto de partida de los ferries que navegan por los canales del Ost Telemark. A poca distancia nos encontramos con la iglesia de madera de Eidsborg, del s XVI dedicada a San Nicolás y con una única nave. Hay visitas guiadas en verano a las 11, 12 y 16. Además hay un museo al aire libre de casitas de la zona, que se pueden ver sin pasar por taquilla.dsc_0945-medium

Pasamos por pequeños pueblos de la comuna de Tokke hasta llegar a Seljord. Situado junto al rio es conocida principalmente por ser el hogar de la serpiente Selma, un monstruo semejante a Nessie que habita en las profundidades del lago Selhordvatn.  La primera evidencia de la existencia de la serpiente Selma data de 1750, cuando un vecino de Bo, fue atacado por un caballo de mar, mientras remaba por el lago. Casi cada verana desde entonces existen testigos que dicen haber avistado las aletas y jorobas de esta veloz criatura del lago. Algunos la han descrito como una anguila, otros como un caracol, un lagarto o un cocodrilo, y han informado de medidas de 25, 30 o incluso 50 m. Los investigadores han sugerido que el lago es demasiado pequeño para albergar a criaturas de más de 7 m.

Otras criaturas fantásticas que viven en las colinas vecinas son unos hostiles troles. Sirvió de inspiración para leyendas noruegas. Hay una encantadora iglesia románica, construida en el s XII en honor a San Olav. En el exterior entre la iglesia y la pared del recinto, hay dos marcas atribuidas a dos troles de la montaña, tan enfadados pro la invasión cristiana que apedrearon el lugar.

Ponemos en el GPS Heddal y se hace un lio y nos lleva a otro sitio pasando por Grandsherad. Al final llegamos a Notodden, que no tiene nada de particular, pero vemos un cartel de información y así ya sabemos cómo llegar a Heddal. Hay mucho turismo en esta iglesia, ha habido un bautizo y los invitados van vestidos con los trajes regionales, queda todo muy pintoresco.

Esta iglesia es la más grande  y una de las más bellas de las iglesias medievales de madera de Noruega. Data de 1242, pero hay partes del coro que se remontan a 1147. Fue restaurada en la década de 1950. Como sucede en todas las iglesias medievales construidas en madera, los pilares de soporte son de pino noruego, en este caso 12 grandes y 6 pequeños, coronados por terribles rostros,  y cuenta con cuatro portales de entrada tallados.

De especial interés son las encantadoras pinturas “de rosas” sobre las paredes que datan de 1668, una inscripción rúnica en el pasillo exterior y la “silla del obispo”, que fue realizada en el s XVII a partir de una vieja columna. Sus elaboradas tallas cuentan la historia pagana del vikingo Sirgud, el asesino del dragón, reinterpretada como la parábola cristiana que involucra a Jesús y al diablo. El retablo data de 1667, pero fue restaurado en 1908 y el campanario exterior fue añadido en 1850.

A 300 m de la iglesia está el museo rural de Heddal con una colección de casas del Telemark rural.dsc_0963-medium

La región de Telemark, es el corazón de la Noruega meridional y la cuna de las tradiciones, el folclore y la artesanía del país. Si bien sus montañas no registran grandes cotas precisamente fuer en ella donde nació el esquí entendido como el modo más natural de desplazarse por la nieve, un elegante estilo que con el tiempo cobraría auge.

Es también la región donde de 1700 a 1850, se desarrolló el arte decorativo denominado “rosemaling”, o lo que es lo mismo, la utilización del motivo de la rosa en muebles, objetos, paredes, techos y fachadas de las haciendas construidas íntegramente en madera y pintadas en ese característico rojo oscuro perfilado de blanco.

En el lenguaje de los propietarios, era el modo de hacer ostentación de su riqueza. Algunos de estos edificios, pequeños palacetes campesinos, son hoy museos. Muchos artesanos siguen decorando muebles y objetos poniendo todo su talento al servicio de esta vieja tradición.

De aquí nos vamos a Bo, donde hay una iglesia de piedra del s XII. No está anunciada como tal, sino que anuncian la nueva que está en una colina próxima.

La siguiente parada es Ulefoss, centro maderero y punto de partida del tramo más famoso del Canal Telemark. Es uno de los canales más importantes del país, realizados en dos tramos, el último de los cuales se inauguró en 1892. El primer tramo atraviesa el Skagerrak y llega al lago Norsjo, el segundo comunica el lago Norsjo con el lago Bandak, a  cuya orilla se encuentra Dalen. El tramo navegable entre Skien y Dalen tiene ocho compuertas hidráulicas y 5 esclusas que todavía hoy se activan manualmente. El desnivel que se salva es de 72 m y uno de los momentos más interesantes es al llegar a la esclusa de Vrangfoss, una magnífica obra de piedra realizada con una técnica de ingeniería muy pionera para la época.dsc_0965-medium

Hay tres barcos que realizan el recorrido, pero se puede coger el barco en cualquier escala, bajar de el donde se quiera y volver al lugar de donde se ha partido en el barco siguiente, también se puede embarcar la bicicleta y volver en ella por la orilla del canal o de los lagos. El recorrido ofrece paisajes bucólicos al más claro estilo nórdico, pastos, casas diseminadas, bosques y paredes rocosas que se hunden en el agua.

Nosotros después de Ulefoss, donde tenemos la suerte de ver cómo funcionan las esclusas porque hay un pequeño barco que lo está subiendo, vamos a Vrangfoss que es el siguiente paso. Allí vemos la pequeña cuenca que forma la cascada, hay 4 esclusas que salvan un gran desnivel. La caída de agua es tan exagerada que forma un arco iris precioso.dsc_0959-medium

De aquí ya vamos a Lunde y  aprovechando el sol que hace y que parece que mañana también lucirá nos vamos a la costa sur de Noruega, exactamente a Grimstad. Esta ciudad debe su encanto a sus calles peatonales que se encuentran entre las más hermosas de la costa de Skagerrak. Tiene otros atractivos como que fue el hogar del dramaturgo Henrik Ibsen y alberga un destacado museo, es el lugar más soleado de Noruega, con un promedio de 266 horas de sol en junio y julio, y tiene un agradable ambiente estudiantil.

Pasamos por un peaje de 30 coronas, en nuestro camino a Grimstad.

El camping es el Marivoll Resort, cuesta 300 coronas con duchas incluidas. El sitio está muy bien, pero la cocina es un poco pequeña, pero como es para nosotros solos, pues ya nos vale.

En cambio las duchas son espectaculares, parecen de un hotel de 5 estrellas, es un cuarto de baño completo y muy grande. Los alrededores del camping son bonitos, hay un paseíto al lado del mar. La señora del camping me ha regalado dos postales de unas acuarelas de una pintora que las hizo en el camping, todo un detalle.

Hemos hecho 345  km

 15-8-2016 LUNES

GRIMSTAD – ARENDAL – RISOR – TONSBERG – FREUDKSTAD

Hoy también hace un día de sol esplendido, con lo cual decidimos hacer unos cuantos pueblos de costa. Primero de todo visitamos Grimstad, pasamos por el Museo de Ibsen, donde estaba la farmacia en que trabajó de joven el susodicho y  aquí escribió su primer trama “Catalina”.dsc_0656-medium

El Grimstad Hotel, que alberga varias casas de madera remodeladas y combinadas con gran encanto, también vale la pena verlo.

De aquí vamos a Arendal, una de las más grandes de la costa sur, pero lo interesante de pasear es el Tyholmen  o el viejo barrio portuario, donde se pueden ver bellos edificios de madera del s XVII al XIX, con influencias neoclásicas, rococó y barrocas. En 1992 se le concedió el prestigioso Premio Europa Nostra por su restauración. Estuvo separado de tierra firme por un canal, el cual se llenó tras la gran era de la navegación. Pasamos por el Radhus o ayuntamiento, un asombroso edificio de madera que data de 1815, construido en estilo imperio. Es el segundo edificio de madera más grande de Noruega y fue construido como casa privada.

Durante mucho tiempo se le llamó la “Venecia del Norte”, debe su esplendor a la exportación de madera a Holanda y de hierro.

Si se tienen ganas hay un  parque de mariposas y un museo marítimo, donde entre muchas curiosidades que trajeron marinos desde todo el mundo, hay una exposición sobre el viaje final, de funesto destino, de un barco de esclavos que naufragó frente a estas costas en 1768.

Pasamos cerca de Lyngor, diminuta localidad, formada por varios islotes que recibió el premio europeo a la población más limpia. Hay que tomar un ferry que no admite coches.dsc_0983-medium

Paramos en Risor, tiene una trama urbana que serpentea en torno a la base de los acantilados y las colinas, siendo una de las más bonitas del sur de Noruega. Su centro es el puerto, lleno de barcos pesqueros y yates privados multicolores, y rodeado de históricas casas blancas. Hace una semana se ha celebrado el Festival de Barcos de madera de Risor.

Durante esos días, el puerto, los muelles y los canales resultan invadidos por todo tipo de embarcaciones, todas ellas de madera, como barcos de vela de todos los tamaños, botes, galeras, barcos de remos … Cientos de embarcaciones procedentes de toda Escandinavia, Europa e incluso de la costa americana del Atlántico.

Se celebran cuatro regatas, dos de embarcaciones clásicas, otra de veleros y la última de barcos a motor. Cualquiera puede participar siempre que la embarcación sea de madera y no lleve ni un gramo de fibra de plástico.dsc_0780-medium

Además de las regatas, se celebra una feria en la que se venden barcos antiguos y modernos y equipamiento náutico, hay carpinteros de ribera que hacen su trabajo a la vista del público y para los aventureros está el barco pirata, atendido por piratas, donde los niños pueden correr a placer. Como fin de fiesta, se celebran conciertos de música clásica y de jazz, buffet de arenque, bailes, premios y mucha cerveza.

De Risor hacia el este pasamos por una autopista de peaje que son 30 coronas.

Pasamos por Kragero, ciudad con encanto, desde siempre frecuentada por artistas, actores, escritores y gentes de la cultura. El pintor Munch vivió y trabajo en esta ciudad durante largos periodos.

Tonsberg es la ciudad más antigua de Noruega, si bien de sus orígenes quedan tan solo algunos vestigios en lo que hoy es una urbe moderna. Tiene un castillo erigido sobre la colina que se alza detrás de la ciudad, que fue la fortaleza más grande de toda Noruega, pero los suecos la destruyeron en 1503, ahora quedan unas cuantas piedras, menos mal que hay una maqueta que nos da idea de lo que fue.

Lo que si queda es la torre de Slottsfhellstarnet de 1888, con 17 m de altura, constituye un mirador inmejorable sobre las ruinas. Ciertas partes de la muralla exterior, de 600 m de longitud, permanecen intactas, mientras que entre los cimientos medievales que se conservan están la torre del homenaje, la iglesia de San Michael y varias torres de vigilancia.

A los pies del castillo hay unas cuantas construcciones agrícolas con sus tejados de hierba tan bonitas.

De aquí ya vamos hacia Fredrikstad, donde pasaremos la noche. Hay una ruta pasando por Oslo y otra cogiendo un ferry que nos ahorramos 112 km que es la que hacemos.

El ferry lo cogemos en Horten  y  nos lleva a Moss, nos cuesta 185 coronas y tarda una media hora en hacer el trayecto.

En el camino hacia nuestro destino de hoy hemos pasado distintos peajes que en total suman 81 coronas.

Llegamos cerca de Fredrikstad, en Sarpsborg, al camping Utne. Nos cuesta 230 coronas con duchas gratuitas. La zona de estar es muy cómoda y agradable, también cuenta con una pequeña cocina.dsc_0996-medium

Como es pronto nos vamos a Fredikstad, una ciudad fortaleza muy bien conservada. El casco antiguo o Gamlebyen está repleto de casas de madera, fosos, puertas y el puente levadizo de 1663. El casco antiguo inició sus días como enclave militar que podía ser fácilmente defendido frente a los ataques suecos. Los muros del perímetro, antaño protegidos por 200 cañones, son actualmente terraplenes con hierba por donde pasear.

Las estrechas calles adoquinadas han sido conservadas de manera parecida y todavía están bordeadas de pintorescos edificios del s  XVII, muchos ocupados con galerías de arte o restaurantes.

Entre los antiguos edificios destacan la antigua prisión o el almacén de piedra. Vamos al Kongsten Festning, la antiguamente llamada “colina de la horca”. Construido en 1685, funcionaba como punto de vigilancia y puesto de aviso para las tropas del cercano Gamlebyen.

Ya visitado lo más importante nos volvemos al camping a hacer un poco de cena y descansar.

Hemos hecho 307  km     

16-8-2016 MARTES

FREDRIKSTAD – SUECIA 

Hoy amanece también soleado y nos vamos a Suecia. El GPS nos lleva por carreteritas secundarias hasta que a 32 km de Orje que es donde está la frontera llegamos a la autopista o E18. Pasamos por 2 peajes uno de 15 coronas y otro de 10. A unos km de la frontera se acaba la autopista y nos vuelve a llevar a una secundaria, porque la autopista está en obras.

Gastamos las últimas coronas noruegas en una gasolinera y nos despedimos de este maravilloso país, aunque muy caro para nuestros estándares.

El paso de Noruega a Suecia es directo no hay ningún tipo de control.

Pasamos a Suecia…

A %d blogueros les gusta esto: