Chipre

Abril del 2019

 

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

¿Es Europa o Asia? Hay varios países que tienen modos o costumbres europeas pero geográficamente están en otro Continente. Da igual, Chipre es Europa, al menos la parte Sur, la que es República independiente, pero la parte Norte, aunque oficialmente no es independiente, es, sin lugar a dudas, Turquía. En ambos casos, Chipre es un destino muy fácil para viajar, con algunos lugares interesantes, muy cómodo, pero nada exótico

Fecha del viaje

Desde el 13 al 21 de Abril del 2019

Moneda

En la parte sur se utiliza el euro, en la parte norte admiten el euro en casi todas las partes, pero es recomendable cambiar liras turcas ya que en todos los casos sale más barato pagar con la moneda turca.

Nivel de vida

En el Sur el nivel de precios es similar al resto de Europa, quizás algo más barato. En la República Norte el nivel de precios es como en Turquía, todo mucho más barato

Visado

No hay ni en el Sur ni en el Norte. En Turquía tienen un sistema e-visa, pero no hace falta en la parte Norte

Salud

No hay ningún problema aparente, todos los locales donde sirven comidas parecen muy limpios y en todas partes encuentras agua embotellada. Se recomienda no beber el agua del grifo, aunque a nosotros nos pareció que estaba en buenas condiciones.

Seguridad

Sin problemas aparente

Transporte

Nosotros alquilamos un coche en el aeropuerto de Larnaca pero vimos en muchas ciudades paneles con los horarios de los buses que conectan las ciudades o pueblos más importantes. Otra cosas es la zona de Troodos, donde las carreteritas hacen que sin coche apenas podrás visitar un par de sitios

Electricidad

 

 

 

 

 

 

Diferencia horaria

Es una hora más que nuestro horario de verano

Guía de viaje

 

 

ITINERARIO

Día 1: BARCELONA – ATENAS – LARNAKA
Día 2:  LARNAKA – LIOPETRI – POTAMOS LIPETRIOU – CABO GRECO – PROTARAS – DERYUELA – AGIA NAPA – KELLIA – LARNAKA
Día 3:   LARNAKA – HALA SULTAN TEKKE – KITI – MONASTERIO DE STAVROVOUNI – PYRGA – AGIOS MINAS – VAVLA – KHIROKITIA – KALAVASSOS – AMATHOUS – LIMASSOL
Día 4:   LIMASSOL – AGIOS NIKOLAOS TON GATON – KOLOSSI – KOURION – SANTUARIO DE APOLLO HYLATES – CABO ASPRO – PETRA TOU ROMIOU – PAFOS
Día 5: PAFOS – BAHIA DE CORAL – AGIOS GEORGIOS – VALLE DE LOS CEDROS – MONASTERIO DE KIKKOS – PEDOULAS – AGIOS IOANNIS LAMPADISTIS – PANAGIA TOU MOUTOULLA – PANAGIA TIS PODITHOU – TROODOS – PAFOS
Día 6:  PAFOS – KATO PAFOS – CASTILLO DE PAFOS – TUMBAS DE LOS REYES – PALAIPAFOS – PANAGIA FORVIOTISSA – PANAGIA TOU ARAKA – STAVROS TOU AGIASMATI – NICOSIA (PARTE SUR)
Día 7: NICOSIA (PARTE SUR) – NICOSIA (PARTE NORTE) – MONASTERIO DE SAN BERNABE – SALAMINA – TUMBAS REALES – FAMAGUSTA – ISKELE – BOGAZI – CASTILLO DE KANTARA – KYRENIA
Día 8:  KYRENIA – BELLAPAIS – CASTILLO DE BUFFAVENTO – CASTILLO DE SAN HILARION – NICOSIA (PARTE NORTE) – LARNACA
Día 9:  LARNACA – ATENAS – BARCELONA

Diario de viaje

13-4-2019 Sábado


BARCELONA – ATENAS – LARNACA (CHIPRE)

Dos semanas después de nuestro viaje de dos meses por Asia, volvemos a salir, esta vez hacia un destino que hace años que le teniamos muchas ganas: Chipre.

Nuestro vuelo es con Aegean, escala en Atenas y otro vuelo con Olympic Air hacia Larnaca. Para coger fuerzas nos vamos a la sala VIP del aeropuerto de Barcelona gentileza del RACE, donde desayunamos como si no hubiera un mañana, y descansamos hasta que a las 11,50 salga nuestro vuelo. Sale con ¾ horas de retraso y padecemos que no llegue a enlazar, dan de comer, una comidita sencilla pero a estas alturas de tacañería de las compañías aéreas se agradece.

Al final el avión llega bien, hacemos el enlace con comodidad y llegamos sin problemas a Larnaka. Allí teniamos reservado un coche con SIXT, los trámites son rápidos y recogemos el coche fuera del aeropuerto. Se ha de tener en cuenta que los coches tienen el volante a la derecha. Nos dirigimos  a nuestro apartamento que está algo alejado del centro, en la playa en un barrio supertranquilo.

14-4-2019 DOMINGO  LARNAKA – LIOPETRI – POTAMOS LIPETRIOU – CABO GRECO – PROTARAS – DERYUELA – AGIA NAPA – KELLIA – LARNAKA

Hemos dormido muy bien en nuestro apartamento y al tener cocina podemos desayunar ya que tenemos sobres de café y pastas.

Hoy vamos a visitar el sur de Chipre. Hay una carretera en bastante buena condición que te lleva en poco tiempo hasta nuestra primera visita que es Liopetri, en el interior famoso por las patatas y por las cestas que se usan para recogerlas. Es un pueblo tranquilo, con los lugareños tomando el café en los bares que llenan la población. Hay un monumento nacional que conmemora la muerte de cuatro combatientes de la organización EOKA en un enfrentamiento contra soldados británicos en 1958. La iglesia del pueblo es pequeñita pero muy bonita.

Al sur está Potamos Lipetriou, según la guía el pueblo pesquero más bonito de Chipre. Nosotros no lo vemos tan bonito, curioso sí, ya que cada pescador tiene su pequeño embarcadero privado, donde llegan con sus barcas de pesca. Parece que los bares de la playa sirven buenos platos de pescado, pero ahora está todo cerrado.

De allí ya vamos a Cabo Greco del tirón. Es un escarpado peñasco que se eleva sobre el mar en el extremo sureste de la isla. Las calas cercanas son preciosas y un paraíso para los buceadores. Es una reserva natural protegida, se han encontrado restos de dos templos, uno griego y otro romano. Hay multitud de pecios, como el de una nave genovesa que naufragó en el s XV.

Hay zonas donde no se puede acceder pues es del ejército. Paramos en Protaras, un pueblo lleno de hoteles, restaurantes, cafés, tiendas de lujo etc. Ahora está un poco desangelado pero hay mucha infraestructura que seguro que en verano está a tope. Compramos algo de comida en un supermercado y seguimos camino.

Subimos hacia el norte hasta Deryneia ya que aquí está la Línea Verde. Hay una frontera, pero vemos que los coches pasan sin problemas. Desde aquí se ve Varosha, el antiguo barrio turístico de Famagusta, que ahora es una ciudad fantasma. Da morbo, estar aquí, todo lleno de alambradas y prohibidos el paso.

Nuestra siguiente visita es Agia Napa. Hace pocos meses que se ha inaugurado un parque de esculturas al aire libre. Aparcamos y lo visitamos detenidamente. La mayoría de los autores son rusos, griegos, chipriotas y algún europeo como alemán o francés, pero son minoría. Hay todo tipo de esculturas, desde las muy modernas, hasta las clásicas con figuras de la mitología griega. Es un sitio con unas vistas de la costa preciosas, pero todavía quedan zonas por acabar y otras esculturas que están en ello.

En principio Agia Napa tiene 2500 habitantes, pero estamos seguros que en verano se debe multiplicar, ya que hay restaurantes temáticos de todas las nacionalidades, discotecas, bares, hoteles de todos los tipos etc.

Lo que más nos gusta es el monasterio veneciano del s XVI. Cuenta la leyenda que en el s XVI, un perro de caza condujo a su dueño a un manantial en el bosque, donde encontró un icono de la Virgen que se había perdido 700 años atrás. En ese lugar se había construido una iglesia excavada en la roca y bautizada como Agia Napa, es decir la Virgen del Bosque.

El agua decían que tenía propiedades curativas y construyeron el monasterio. Se trata de la única iglesia que tiene el campanario independiente. Tiene una parte subterránea construida en una gruta natural. La entrada tiene un arco y un rosetón, mientras que el interior, muy lúgubre, es un laberinto de grutas, hornacinas y santuarios.

Como demostración de lo bonito que es la convivencia, los domingos entre abril y diciembre hay misa anglicana a las 11 de la mañana y católicas romanas a las 17 horas.

En el centro del claustro del monasterio hay una fuente renacentista octogonal, decorada con relieves de mármol y cubierta por una cúpula sostenida por cuatro columnas.

Hay un museo de la Vida Marina que la guía pone muy bien, pero no tenemos ganas de visitarlo y también está el museo Thalassa del Mar, que hay una réplica del barco de Kyrenia naufragado hace unos 2300 años. En el castillo de Kyrenia está el original.

Kellia viene del nombre que tenían las celdas de los eremitas paleocristianos que habitaron el lugar. Este pueblo es famoso por la iglesia de Agios Andonios, la cual se construyó en el s XI.

Llegamos a Larnaka, donde hay mucha animación ya que es domingo por la tarde. Una cosa que nos llama mucho la atención es la cantidad de indios que vemos por la calle.

Su nombre viene de sarcófago, ya que se encontraron muchas tumbas antiguas y medievales en el lugar.

Los turcos construyeron el Fuerte alrededor de 1625, sobre un castillo medieval que había sido destruido por los mamelucos dos siglos antes. Durante el periodo bizantino fue el cuartel general de la policía, prisión y patíbulo. En la actualidad alberga el Museo Medieval. Nosotros no entramos, porque la mayoría de las veces estos fuertes son más bonitos por fuera que lo que se conserva en el interior.

La playa municipal es famosa por la hilera de palmeras y por los chiringuitos donde se venden helados, mazorcas de maíz, comida rápida y souvenirs.

Es una población muy agradable, nos sentimos cómodos, nos recuerda mucho cualquier ciudad costera de España, sobre todo de Cataluña que es lo que conocemos más.

Seguimos en el Must Stay – Evripidou Holiday Flats. Hoy hemos descubierto una camada de tres gatitos juguetones de un mes y medio más o menos, preciosos. La señora de la casa de enfrente les ha preparado una caja de cartón con mantita para que estén cómodos, pero ellos ya pueden salir y son unos trastos. Las dos noches nos han costado 64 €.

Hemos hecho 176 km

15-4-2019 LUNES

LARNAKA – HALA SULTAN TEKKE – KITI – MONASTERIO DE STAVROVOUNI – PYRGA – AGIOS MINAS – VAVLA – KHIROKITIA – KALAVASSOS – AMATHOUS – LIMASSOL

Hoy después del desayuno nuestro objetivo es uno de los hight ligts de Chipre, el Museo de la Fundación Pierides. Está en el centro de Larnaka en un edificio muy bonito construido en 1856. Consta de unos 2500 objetos históricos desde el periodo neolítico hasta la Edad Media, reunidos y saqueados por la familia Pierides. Se inició la colección en 1839 con objetos extraídos de tumbas saqueadas por cazadores de tesoros.

Se le conoce por los ídolos de piedra originarios del periodo neolítico y las vasijas de cerámica roja esmaltada con 3000 años de antigüedad.

Otras maravillas expuestas son figurillas de terracota de la época arcaica, soldados de caballería y carros de combate en miniatura, ánforas y copas de estilo geométrico decoradas con figuras de aves y peces.

La estatua del hombre gritando, es la más preciada por su originalidad y expresividad. La entrada cuesta 3 € por persona y vale mucho la pena. Es pequeño pero muy interesante.

Paseamos algo más por Larnaka, entramos en la oficina de turismo donde cogemos infinidad de folletos, que nos irán muy bien durante el viaje. Al lado, en unos antiguos almacenes han puesto un centro cultural, donde se pueden visitar exposiciones de cuadros o esculturas, muy modernas para nuestro gusto, pero al ser gratuito, pues entramos. En otra parte de este recinto se celebran bodas civiles y somos testigos de dos bodas, una normal, pero la otra es de una chica etíope con un vestido de novia de princesa y un chico que no sabemos de donde es, suponemos que chipriota, pero entre ellos hablan árabe!!!!.

La siguiente visita es la Hala Sultan Tekke, es un importante santuario musulmán a orillas del lago salado, rodeado de árboles. La mezquita es octogonal construida por el gobernador turco en 1816 y también hay un mausoleo con la tumba de Umm Haram. Esta señora era la tía de Mahoma y dicen que se murió porque se cayó de un burro. Está entre los lugares más santos del Islam, después de La Meca, Medina y Jerusalén.

Según la guía en este lago salado tendría que haber miles de flamencos, cisnes y pelicanos, pero nosotros no vemos ninguno. Está por debajo del nivel del mar y en verano se sacan de 3 a 5 toneladas anuales de sal.

El pueblo de Kiti es famoso por la iglesia Panagia Angeloktisti, curiosa porque en la entrada tiene unos escudos con armas. La iglesia del s XI tiene una cúpula y está construida sobre las ruinas de una basílica bizantina. El mosaico de la Virgen María con el niño en el ábside es precioso.

El día está inestable, seguimos hasta el Monasterio de Stavrovouni. La carretera serpentea y va subiendo hasta los 750 m de altura, donde se tienen unas vistas maravillosas. Menos mal, porque este monasterio está cerrado de 12 del mediodía hasta las 3 de la tarde. Además funcionan igual que en el Monte Athos, con lo cual las mujeres no pueden entrar!!!!

Como llegamos en la franja horaria que está cerrado, nos tenemos que contentar con apreciar el lugar que es fantástico y los gatos del monasterio que por lo que vemos no están muy bien alimentados porque nos vienen detrás a ver si les damos algo.

Cuando Santa Elena, la madre de Constantino, volvía de Tierra Santa dejó unos cuantos fragmentos de la Santa Cruz y en teoría aquí hay un trocito en un relicario de plata en forma de cruz.

Cerca está Pyrga, donde se encuentra una capilla gótica pequeñita, llamada de Santa Catalina o la Real. La mandó construir el rey Janus Lusignan para su esposa Charlotte de Bourbon. Es de roca volcánica, tiene planta cuadrada y, en el muro del altar, tres ventanas góticas. En el interior hay frescos en bastante mal estado. Para entrar hay que pagar, pero desde la puerta se puede ver lo poco que queda y no pagamos.

El monasterio de Agios Minas es femenino, está situado en la montaña y se fundó en el s XV. Las monjas se dedican a pintar iconos, cultivar flores y fruta, además de la cría de abejas. Todos estos productos están a la venta en la entrada. La iglesia tiene frescos de San Jorge, como la mayoría de los monasterios que estamos visitando.

El pueblo de Vavla, justo al lado, tiene hermosas casas de piedra que actualmente se están reconvirtiendo en casas rurales dedicadas al turismo, ya que quieren que Chipre sea escogida como turismo de playa, pero también cultural.

Khirokitia, se ha hecho famosa ya que hace poco unos arqueólogos descubrieron un asentamiento calcolítico rodeado por una muralla. Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y por ello han acondicionado la entrada, el parking y algo que nos gusta mucho, que es la reconstrucción de unas cuantas casas de la época para que te hagas una idea de cómo eran. La entrada son 2,5 € y hay carteles en inglés muy interesantes, ya que explican muchas cosas de la zona, ya que el emplazamiento es un parque natural. Está muy cerca de la autopista y es de fácil acceso.

Este asentamiento ya existía hace 6800 años y en su momento de máximo esplendor tenía 2000 habitantes. Las casas eran tipo colmena, construidas con arcilla y piedra. Se han encontrado tumbas subterráneas debajo de las casas y eso ha dado idea de cómo se trataba la muerte en esta cultura. Se les enterraba en situación fetal, con grandes piedras sobre el pecho para evitar que regresaran al mundo de los vivos.

Había agricultores, pastores, hiladores etc, las mujeres llevaban collares de conchas o cornalina traída de otro lugar. Los hallazgos están en el museo de Chipre en Nicosia.

Llegamos a Kalavassos, donde hay una locomotora de vapor que servía antiguamente para la extracción del cobre de las montañas cercanas. Damos vueltas y más vueltas pero no la encontramos!!!!

La última visita del día es Amathous, asentamiento de los s X y VIII a.c. Fue la primera ciudad estado de la isla, estando habitada por los griegos, fenicios, egipcios y judíos.

La ciudad existió hasta el s VII, hasta que las incursiones árabes la despoblaron. Más tarde se utilizó como cantera, ya que algunos de los bloques se llevaron a Egipto para construir el Canal de Suez. La entrada son 2,5 €, pero no creemos que valga la pena entrar, ya que está muy destruido. La parte mejor conservada es el ágora, donde se encuentran una docena de columnas, pero se ven perfectamente sin pasar por taquilla. En el templo de la colina se encontraban los templos dedicados a Afrodita y Hércules. Al otro lado de la carretera están los restos de las murallas. A las 5 cierran en esta época, hay que tenerlo en cuenta.

Nos alojamos en Marianna Hotel Apartments de Limassol. El apartamento es muy lujoso y bien decorado. Nos cuesta 40 € la noche. Tiene cocina completa, sala de estar y una terraza que aprovechamos tomando una cervecita y algo de picar. Para cenar cocinamos una pasta, que nos queda muy rica. La única pega que le pondríamos a este apartamento es que está alejado del centro de Limassol, pero nosotros como estamos cansados y no vamos a visitarlo esta noche, ya nos está bien.

Hemos hecho 142 km

16-4-2019 MARTES

LIMASSOL – AGIOS NIKOLAOS TON GATON – KOLOSSI – KOURION – SANTUARIO DE APOLLO HYLATES – CABO ASPRO – PETRA TOU ROMIOU – PAFOS

El día amanece lloviendo con cierta intensidad, con lo que decidimos ver como evoluciona el día e irnos en primer lugar a visitar un monasterio el Agios Nikolaos Ton Gaton. Se encuentra en la península de Akrotiri, entre el lago salado y la base militar. En nuestra ruta hacia el monasterio vemos cientos de flamencos en el lago preciosos. Según la guía, hay pelicanos pero nosotros no vemos ninguno.

La tradición dice que el monasterio lo fundó Santa Elena, madre de Constantino I el Grande, de regreso de su peregrinación por Tierra Santa. Se encontró con una plaga de serpientes y envió un barco lleno de gatos para acabar con los reptiles. Los monjes se encargaban de la alimentación de los peludos y los reunían con un toque de campana. El monasterio se fundó en el años 325, pero los edificios actuales son del s XIII.

Nosotros vemos muchos gatos, pero el monasterio está cerrado a cal y canto. Hay una cesta con productos que elaboran ellos, suponemos que están a la venta, pero no hay nadie a la vista.

Los gatos de este monasterio están algunos muy mal, hay uno negro espectacular, pero que tiene una infección con pus en uno de los ojos, que no le permite abrirlo. Intento limpiárselo, pero no lo consigo y eso que se deja bastante que le limpie con un pañuelo de papel húmedo. No creemos que coman suficiente, porque te persiguen para que les des algo de comida.

Muy cerca está el castillo de Kolossi, es el castillo medieval mejor conservado de Chipre. En 1210, estas tierras estaban en manos de los caballeros de San Juan de Jerusalén, que construyeron un castillo para que fuera el cuartel general del gran maestre de la orden.

La entrada son 2,5 €. Se trata de una estructura de tres pisos con planta cuadrada, 23 m de altura y muros de 2,5 m de grosor. Se entra por un puente levadizo a la planta intermedia. Sobre la entrada hay un parapeto ornamental que permitía arrojar agua hirviendo, aceite o brea sobre los atacantes.

El comedor estaba cubierto de pinturas, pero ahora queda muy poca cosa. En la planta alta estaban las habitaciones con sus grandes chimeneas que aún se conservan. Se puede subir hasta las almenas y las vistas son preciosas. Aún se conservan los restos de una refinería de azúcar en un edificio abovedado en el patio del castillo.

Hay una tienda justo en la salida donde compramos naranjas que han sido cogidas en los campos de las cercanías. Nos cuesta 1 € el kilo, pero son muy sabrosas como comprobaremos más adelante. Eso sí que es km 0.

Nuestro siguiente objetivo es Limassol, es una ciudad muy fiestera y tiene el puerto más grande de Chipre. El castillo lo vemos desde fuera, en 1191 se celebró la boda de Ricardo Corazón de León y Berenguela de Navarra. Más tarde, los turcos lo convirtieron en prisión. Durante la IIGM fue cuartel general del ejército británico. Hoy alberga el Museo Medieval.

El Ayuntamiento, es bastante feo, según la guía las columnas de la entrada recuerdan a las tumbas de los Reyes de Pafos.

Algunas de las cosas curiosas que se pueden visitar son el Museo de Algarrobas, la Catedral de Agia Napa, la Gran Mezquita, el Paseo Marítimo donde hay bastantes esculturas con su explicación. Es agradable, con sus palmeras, bancos y jardines.

De aquí nos vamos dirección Kourion, importante centro cultural, político y religioso. Los griegos micénicos la fundaron en el s XII a.C. Al estar en un promontorio era muy útil para la vigilancia de la costa. Dos terremotos a principios del s IV la destruyeron.

Lo primero que se visita es la Casa de Eustolios, tenía 30 habitaciones en torno a un patio columnado con suelos de mosaico. Tiene una zona de termas con un mosaico precioso que representa a Ktissis, la personificación de la arquitectura en una mujer romana.

El teatro romano es del siglo II y ha sido reconstruido totalmente, tiene unas vistas al mar impresionantes. De aquí por un camino perfectamente indicado vamos a la Basílica, de tres naves, construida sobre un templo pagano. El Baptisterio y Palacio Episcopal conserva alguno de los mosaicos que tenía pero están tapados en su gran mayoría. El Ninfeo es impresionante ya que tiene un complejo sistema de fuentes de piedra. Seguimos por unas termas públicas y llegamos a la Casas de los Gladiadores. Se llama así por los mosaicos encontrados en su interior. Al final de esta zona está la casa de Aquiles, conocido así por el mosaico que se encontró dentro de la columnata.

Según una de las guias que llevamos con la entrada a Kourion que son 4,5 € te entra la visita al Santuario de Apollo Hylates. Está a unos 4 km de todo lo anterior, pero hay que volver a pagar, eso sí, solo 2,5 €.

En la antigüedad era uno de los enclaves más importantes de la isla. Hay restos de un santuario dedicado al dios- sol, Apolo en su faceta de Hylates o Dios de los Bosques. Se utilizó hasta que el emperador Teodosio prohibió el paganismo. Estaba rodeado de un jardín sagrado con laureles, arrayanes y palmeras.

Los peregrinos llevaban ofrendas que los sacerdotes guardaban en pozos sagrados. Se ha descubierto uno intacto y todo ello se ha llevado al Museo de Nicosia y al Museo de Kourion. Según Estrabón, cualquier persona que tocara el altar sin estar autorizado era arrojada al mar para calmar la furia de Apolo.

A 500 m hay un estadio romano que podía acoger a 6000 espectadores, pero nosotros ya no vamos. No creemos que valga la pena venir a este santuario a menos que sean un forofo de las piedras.

De aquí ya vamos al Cabo Aspro, es el punto más alto del tramo litoral hasta Pafos. Los abruptos acantilados alcanzan los 180 m de altura.

La última visita del día es Petra Tou Romiou. Hay unos grandes peñascos que llaman mucho la atención. Además, la leyenda dice que hay surgió Afrodita del mar en una concha tirada por delfines. Era la diosa del amor, la belleza y la fertilidad, en su honor se hizo un templo en Palaipafos.

Hay un aparcamiento donde dejamos el coche y pasamos por debajo de la carretera por un túnel un poco claustrofóbico, inundado por las lluvias que ha habido hoy. Justo al salir hay un árbol lleno de pañuelos, tiras de tela e incluso pañuelos de papel. El objetivo es pedir ayuda a la diosa para encontrar pareja o tener hijos. Estos árboles los hemos visto en otras ubicaciones pero no sabíamos el significado. Se dice que quien rodea la roca más grande nadando gana un año de juventud. Nosotros no vemos a nadie nadando alrededor pero sí que hay gente que la sube, a pesar de que es un poco peligroso.

Nos alojamos en el Sea Anemone Apartments. Nos cuesta 31,5 € la noche. Es un apartamento muy acogedor, con una terraza, cocina completa, lavadora, saloncito y cuarto de baño. Esta noche también cocinamos, hemos comprado huevos y quesitos y vamos a hacer unas tortillas que nos quedan buenísimas. También una ensalada con atún, vamos de lujo.

Buscando información hemos visto que el 18 de Abril van a celebrar el día de los descubrimientos arqueológicos de Chipre y muchos de ellos la entrada será gratuita, con lo que decidimos hacer mañana los monasterios de Troodos y al día siguiente visitar los lugares que hay en Pafos y alrededores.

Hemos hecho 145 km

17-4-2019 MIERCOLES

PAFOS – BAHIA DE CORAL – AGIOS GEORGIOS – VALLE DE LOS CEDROS – MONASTERIO DE KIKKOS – PEDOULAS – AGIOS IOANNIS LAMPADISTIS – PANAGIA TOU MOUTOULLA – PANAGIA TIS PODITHOU – TROODOS – PAFOS

Seguimos en el Sea Anemone Apartments,  mandamos un mensaje al propietario y al momento nos dicen que no hay problema para quedarnos una noche más. Nos viene a cobrar y el precio son 30 €. La dueña es muy simpática y nos conmina a que la valoremos bien en Booking, cosa que ya pensábamos hacer.

La primera visita es la Bahía de Coral, es una playa de arena entre dos promontorios. Ahora está bastante vacía, pero durante el verano debe estar abarrotada pues hay mucha infraestructura de tumbonas y un enorme hotel con su playa privada. Se han encontrado en las cercanías un asentamiento de la edad del Bronce y hay un museo de la Colonización Micénica de Chipre.

De aquí siguiendo la carretera de la costa llegamos a Agios Georgios, que está en el cabo Drepano. Alojó una ciudad romana antigua y una ciudad bizantina con su puerto.

Los acantilados tienen cuevas que sirvieron como escondite para la población local durante los ataques enemigos. La iglesia de San Jorge se construyó en 1928 en estilo bizantino. El lugar es muy bonito, hay unas ruinas de un asentamiento neolítico, pero no entramos. Los grupos organizados llegan aquí, en sus 4 x 4 y luego siguen ruta hacia el norte.

Nosotros también nos vamos hacia el norte a los Baños de Afrodita. Hay un gran aparcamiento gratuito delante de la entrada del jardín botánico donde se encuentran los baños.

Es un estanque en una gruta sombreada por higueras con el agua deslizándose por paredes de piedra cubiertas de musgo. La leyenda decía que Afrodita se reunía aquí con su amante Adonis. El jardín botánico es muy bonito, es gratuito. Hay varios senderos que atraviesan la península de Akamas. Nosotros no tenemos mucho tiempo, con lo que no hacemos ninguno de los senderos pero tienen muy buena pinta. En coche recomiendan que no se acceda pues los caminos están en muy mal estado, solo se puede ir en 4 x 4.

El valle de los Cedros es nuestro siguiente objetivo. Este valle apartado contiene la mayoría de los cedros que hay en la isla. El valle es una reserva natural y se podrían ver muflones en libertad, pero nosotros no tenemos suerte. Al lado del camping hay un cercado con unos cuantos muflones y allí sí que se ven bien, aunque en el momento que nos acercamos se asustan y se van alejando de la valla.

Muy cerca está el Monasterio de Kikkos, que es el más grande, imponente y rico de todos los monasterios de Chipre. Su tesoro más preciado es un icono de la Virgen de la Misericordia, que dicen que lo pintó San Lucas y se cree que tiene el poder de atraer las lluvias.

Es un complejo monástico impresionante, se puede visitar casi todo a tu aire. Los mosaicos de la entrada principal son alucinantes, en el patio principal, en los claustros también están decorados con mosaicos que narran la historia del monasterio.

A unos dos km encima de la colina, está la tumba de Makarios, i una iglesia inaugurada a finales del 2018. Hay un soldado al lado de la tumba y otro en la entrada de la cueva donde se encuentra. Puedes entrar sin problemas y hacer fotos de todo. Antes del sendero que te lleva a la tumba hay una gigantesca estatua de Makarios, que le llaman el Big Mac.

Pasamos por Pedoulas, conocido por su clima agradable, su aire tonificante y su agua mineral embotellada que se vende en muchos sitios de Chipre. El monumento más importante es la iglesia del Archangelos Michail de 1474. Es una de las 10 iglesias de montaña declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Está cerrada, son unas iglesias con tejado a dos aguas, construidas en madera y parecen más una casa particular que una iglesia.

Seguimos la ruta hacia el norte para visitar la Agios Ioannis Lampadistis, incluye tres iglesias cubiertas con un enorme tejado. La más antigua es del s XI y está decorada con frescos que no podemos ver pues también está cerrada!!!!

La siguiente iglesia es la Panagia Tou Moutoulla. Es la más antigua de las iglesias con frescos. Las puertas esculpidas en madera son preciosas, es lo único que vemos pues está cerrada!!!!

La Panagia tis Podithou es de 1502. Al principio pertenecía a un monasterio, luego a la familia veneciana Coro. Está cerrada, no se cumplen los horarios que salen en las guías, ni lo que ponen en los letreros en las puertas ni lo que encontramos por Internet. En algunos sitios dice que se llame por teléfono, pero nosotros no lo hacemos.

Pasamos por Troodos, centro turístico de la zona con restaurantes, tiendas de recuerdos y demás para los turistas que llegan a la zona, aunque ahora está muy tranquilo.

Llegamos a Pafos bastante desilusionados, ya que aparte de que hemos hecho muchos esfuerzos y km para ver las iglesias no hemos tenido suerte. Vamos a un Lidl y hacemos un poco de cena en nuestra fantástica cocina.

Hemos hecho 273 km

18-4-2019 JUEVES

PAFOS – KATO PAFOS – CASTILLO DE PAFOS – TUMBAS DE LOS REYES – PALAIPAFOS – PANAGIA FORVIOTISSA – PANAGIA TOU ARAKA – STAVROS TOU AGIASMATI – NICOSIA (PARTE SUR)

Hoy vamos a visitar cosas alrededor de Pafos y luego tenemos reservado apartamento en Nicosia, con lo que tenemos un largo camino, con lo cual empezamos prontito.

La primera visita es Kato Pafos, que está al lado del puerto de Pafos. La entrada es gratuita como ya sabemos y vemos colegios que aprovechan el hecho. Fue excavada en 1962 y sobre todo las ruinas son del Imperio Romano. Ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y abarcan 2000 años. Hay muchos mosaicos que da idea que fue un lugar rico.

Hay cuatro villas romanas como la Casa de Aion, cuyo nombre es de un Dios, cuya imagen estaba en la entrada. La Casa de Dionisio, es muy interesante ya que con unas pasarelas se pueden ver los mosaicos estupendamente.

La Casa de Teseo, era el palacio del gobernador romano y contiene unos mosaicos que narran el mito de Teseo y Ariadna. Hay unos senderos que nos van llevando a todos los lugares interesantes, como el Odeón Romano, con su pequeño escenario musical, restaurado en parte y que en verano acoge conciertos.

Hay un castillo en ruinas, pero que todavía se puede ver su magnificencia por las 40 columnas que se han encontrado.

Al salir  vamos al Castillo Medieval, que tiene unos plafones con información de la fauna, flora, minerales de la isla y los peligros a los cuales se enfrenta. Se puede subir a la azotea, desde donde se tiene unas vistas preciosas de la ciudad. Hay una torre defensiva que servía para proteger a los ciudadanos de los ataques árabes en la Edad Media.

La siguiente visita son las Tumbas de los Reyes, que están a unos 2 km de lo anterior. Es una necrópolis con cuevas y tumbas de los periodos helenístico y romano. Hay ocho complejos de tumbas abiertas al público. Las más impresionantes son la 3, 4 y 8. Se baja por unas escaleras a las cámaras subterráneas, que tienen un número exacto de escalones para ir a las tumbas.

La arquitectura tiene influencia egipcia ya que se parecen a tumbas de Alejandría. Había una costumbre que en el aniversario de la muerte, los familiares celebraban un banquete en la tumba y lo que quedaba lo dejaban encima del sepulcro. En los tiempos de las persecuciones los cristianos las utilizaban de escondite. Es un complejo bastante extenso, suponemos que en verano debe hacer mucha calor!!!!

De aquí ya vamos a Palaipafos, que está a unos 18 km de las tumbas. Fue la primera y más poderosa ciudad estado de la isla. Aquí se erigió el Templo de Afrodita, el santuario de una de las diosas principales del mundo antiguo, aunque ahora no queda casi nada.

Cuenta la leyenda que Pigmalión, rey local y escultor, realizó una estatua femenina de extraordinaria belleza y se enamoró de ella perdidamente. Afrodita, conmovida por el amor del rey, convirtió la estatua en una mujer viva. De su unión nació Pafos, que da nombre a la ciudad.

Al final de la edad del Bronce se estableció en el lugar un gran centro de culto a Afrodita, pero solo se ha conservado unos cuantos cimientos. La diosa estaba representada con una piedra negra en forma de cono y símbolo de la fertilidad. Desde tiempos inmemoriales los peregrinos venían al templo adornados con flores y eran recibidos por las sacerdotisas. Afrodita era adorada gracias al contacto sexual entre peregrinos y sacerdotisas, jóvenes chipriotas que eran obligadas a ofrecer su virginidad a la diosa. Se hacía en primavera y todavía hoy hay un festival de las flores en primavera en la zona. Conservó su importancia hasta el s IV, cuando el emperador Constantino prohibió los ritos paganos.

De aquí hacemos un buen rato de coche hasta la Panagia Forviotissa. Data del s XII y pertenece al grupo de iglesias Patrimonio de la Humanidad. Fue fundada en 1206 por un funcionario bizantino retratado en los frescos del interior. En total hay unos 100 frescos que ilustran varios temas religiosos. El ciclo de pinturas de la nave ilustra la vida de Jesús, desde la Natividad hasta la Crucifixión. Vale la pena dedicarle un rato, ya que es espectacular según la guía, pero nosotros no tenemos suerte y la encontramos cerrada.

En las cercanías está la Panagia Tou Araka, del s XII cuyo interior también tiene frescos hermosos. Tenemos suerte ya que hay un autocar en la entrada y está abierta!!!!. A primera vista no llama la atención, pero dentro está completamente decorada con frescos alucinantes. En la bóveda del nártex hay un pantocrátor con una toga de un color azul radiante, rodeado por apóstoles, santos, profetas y mártires.

En la bóveda hay retratos de doce de los primeros santos cristianos, incluido San Bernabé, patrón de Chipre.

Llegamos a la Stavros Tou Agiasmati, pero para variar está cerrada. En su origen era la capilla de un antiguo monasterio y su puerta pequeñita se diseñó para evitar que los invasores árabes y turcos entraran a caballo. Las pinturas, según la guía, son de las mejores de la isla, pero por desgracia no las podemos ver.

Queda otra de las iglesias en las cercanías, pero renunciamos, visto el éxito. Con lo que de aquí ya vamos al alojamiento que tenemos reservado.

The n 7 Apartment a las afueras de Nicosia es nuestro apartamento de esta noche, nos cuesta 31 € y es sencillo, por poco más se tienen otros apartamentos mucho más chulos, pero nosotros somos espartanos y nos va bien.

Tomamos posesión y nos vamos a visitar Nicosia. Es la sede del gobierno y el centro comercial y financiero de la República de Chipre. Está en el centro de la isla y es la única capital dividida de Europa.

El casco antiguo está rodeado de una muralla veneciana de 4,5 km de longitud. Esta fortificación consta de 11 bastiones y 3 puertas. La Porta Giuliana alberga un centro cultural. El barrio de Laiki Geitonia, tiene estrechos y sinuosos callejones llenos de restaurantes, galerías de arte, boutiques y casas tradicionales, típicas de la arquitectura chipriota. La calle de Ledra es una prestigiosa calle peatonal con tiendas elegantes y restaurantes con terrazas. A mitad de la calle hay una frontera y comienza la parte turca de Chipre.

Hay muchas cosas para visitar, pero a estas horas está todo cerrado. Callejeamos, pero es una ciudad muerta, no sabemos si es por la hora, la época del año o que…

Cosas que nos da pena no visitar sería el Museo de Chipre, la Galería Estatal de Arte Contemporáneo, la Mezquita de Araplar, la Iglesia de Tripiotis etc.

Una cosa que comprobamos es que los precios de los souvenirs son elevadísimos comparados con los precios de la parte turca o Turquía. Estamos hablando de 3 veces más, por ejemplo en la cerámica vidriada típica de Turquía que nos encanta.

Cuando ya anochece nos volvemos al apartamento donde cocinamos una cenita, ya que está completamente equipada.

Hemos hecho 182 km

19-4-2019 VIERNES

NICOSIA (PARTE SUR) – NICOSIA (PARTE NORTE) – MONASTERIO DE SAN BERNABE – SALAMINA – TUMBAS REALES – FAMAGUSTA – ISKELE – BOGAZI – CASTILLO DE KANTARA – KYRENIA

Aprovechamos que tenemos tostadora y calentador de agua para desayunar en nuestra habitación. Hay varias entradas para pasar con coche a la parte norte, nosotros escogemos una que está al oeste. Antes de entrar hay que comprar un seguro a terceros para el coche. Nos cuesta 20 € y dura tres días. A nosotros ya nos va bien, pero si tuviésemos más días el seguro para un mes son 35 €. El de moto alquilada es un poco más barato, pero tampoco mucho.

Recomendamos ir con el dinero justo, ya que nosotros tuvimos problemas para comprarlo ya que no llevábamos cambio y la señora que nos vendía el seguro tampoco. Al final lo arreglamos y pudimos pasar. Miran los pasaportes, los escanean pero no les ponen ningún sello para que no se tengan problemas.

Ya estamos en Turquía, se nota por la forma de conducir, es un poco más caótico, pero se nota mucha más vida que en la otra parte.

Las carreteras son buenas y en menos de una hora estamos en nuestro siguiente destino. Es el Monasterio de San Bernabé. La entrada son 9 liras turcas. Se erigió en 477 cerca de donde se halló la tumba del apóstol. El emperador Zenón financió a título personal la construcción del monasterio con una iglesia. Lo único que queda del edificio bizantino original son los cimientos. Los actuales se construyeron en 1756 por orden del arzobispo Philotheos. Alberga el museo de Iconos. En el patio hay un interesante Museo Arqueológico, que ocupa algunas de las antiguas celdas de los monjes en torno al patio del Monasterio. Se muestran herramientas y vasijas de piedra neolíticas, así como un gran número de objetos de cerámica, como ánforas, jarras, vasijas y copas. También hay artículos de bronce, figurillas humanas y destaca una figurilla de terracota de un caballo con ruedas, en vez de pezuñas. Otra cosa interesante son sonajeros infantiles con forma de cerdo.

De aquí, muy cerca se encuentra la iglesia de estilo bizantino, erigida sobre la tumba del apóstol Bernabé. Tiene planta rectangular y una cúpula. Una escalera de piedra te lleva a dos cámaras cavadas en la roca donde fue sepultado san Bernabé, según la leyenda. El santo murió asesinado cerca de Salamina por predicar la fe cristiana y se arrojó su cuerpo al mar. Sus discípulos recuperaron el cuerpo y le dieron sepultura con un ejemplar del evangelio según San Mateo.

Alrededor del monasterio y de la iglesia hay tiendas con souvenirs con precios bastante buenos. Para comprar cosas, mejor en la parte turca que los precios son mucho más baratos y se encuentran los mismos objetos.

Salamis o Salamina como la conocemos nosotros está muy cerca de lo anterior. Fue la capital y el principal puerto de la isla durante 1000 años. Los árabes la destruyeron en 648, con lo que los hallazgos datan de la época romana y bizantina. Lo primero que vemos es el Gymnasium, cuyas columnas aún permanecen en pie, alrededor de la palestra. Al lado está el Teatro Romano, tiene un aforo de 15.000 espectadores y fue construido hace 2000 años. En verano hay espectáculos ya que se ha restaurado.

Las letrinas se conservan bastante bien, se podían utilizar por 44 personas a la vez. El sudatorium, incluía un baño de vapor decorado con mosaicos. Se conserva bastante intacto el sistema de calefacción. El Caldarium es la sala de baños calientes, el cual tenía calefacción central y tenía mosaicos abstractos. En las afueras está el acueducto, el anfiteatro, pero está bastante deteriorado. Empieza a caer un tormentón que hace que la visita se acorte. Nos refugiamos en el coche y seguimos camino hasta Famagusta.

Pasamos por las tumbas reales pero no entramos, porque las vemos por fuera y no creemos que aporten mucho más de lo que vimos en Pafos. Se nota que Famagusta en el pasado era la ciudad más rica del mundo por todos los vestigios que sigue teniendo en la actualidad. Hay una muralla veneciana que aguantó los ataques turcos un año entero!!!! Las iglesias, espectaculares, fueron reconvertidas en mezquitas. Es el escenario que escogió Shakespeare para su obra Otello. Al sur de la ciudad está el barrio desierto de Varosha que fue el mayor centro turístico de la isla.

Casi todo lo visitable está dentro del casco antiguo, rodeado por la muralla. Nosotros aparcamos al lado de una de las puertas que hay sitio, la Puerta de Mar. Tiene dos leones de mármol en la puerta, una leyenda dice que el león más grande una noche abrirá la boca y la persona que ponga la cabeza dentro ganará una fortuna.

La otra puerta, llamada puerta de la Tierra, pasa por un puente de piedra que cruza el foso. Está defendida por el enorme bastión de Riventina, al que los turcos llaman Akkule o torre Blanca. Le llaman así porque los venecianos izaron la bandera blanca en 1571 cuando se rindieron. Bajo este bastión hay casamatas subterráneas. En 1619 se construyó una pequeña mezquita para los guardias musulmanes.

La mezquita del pachá Lala Mustafá es maravillosa. Originalmente era una catedral de estilo gótico inspirado en la catedral francesa de Reims. Aquí es donde los reyes de Lusignan recibían el título de reyes de Jerusalén después de ser coronados en Nicosia.

El nombre viene del comandante de las tropas turcas vencedoras en 1571. El interior es blanco y doce columnas sostienen la bóveda gótica. En la nave lateral hay un modesto minbar. El rosetón es espectacular y las ventanas también.

La fuente y baños del Pacha Jafar, son de estilo otomano. Pasamos por el Palacio Veneciano, del cual no queda mucho, se conserva una fachada con tres arcos sostenidos por columnas de granito de la cercana Salamina. Sobre el arco central está el escudo de armas de Giovanni Renier, mando militar veneciano en Chipre. Aquí fue encarcelado el poeta y dramaturgo turco Namik Kemal por orden del sultán, albergando en la actualidad un museo.

Seguimos la muralla veneciana, construida por los mismos por el miedo que tenían a la expansión del Imperio Otomano. La muralla de 15 m de altura y 8 m de grosor, está reforzada por 15 bastiones. Las dos entradas a la ciudad son espectaculares. La torre de Otelo es la Ciudadela, los interiores, las salas góticas y las casamatas se conservan bastante bien.

Seguimos ruta y pasamos por la Iglesia de San Jorge de los Griegos, de la cual solo queda el armazón, los muros muestran marcas de bala de cañón. Una leyenda asegura que bajo el suelo hay enterrado el tesoro de San Epifanos, arzobispo de Salamina.

La puerta de Biddulph es una que formaba parte de la casa de un mercader veneciano. Lleva el nombre del gobernante inglés que evitó el derribo en 1879. En la misma calle se conserva una antigua casa de mercader intacta. Seguimos vagabundeando un rato hasta que decidimos seguir ruta hasta Iskele o Trikomo.

Se encuentra al inicio de la península de Karpas. Es famosa por la pequeña iglesia de Agios Iakovos y por la Panagia Theotokos del s XII, con dos naves y una cúpula. En 1804 se restauró y se le añadió el campanario revestido de mármol. Enfrente hay una oficina de turismo donde ofrecen abundante información de la zona norte de Chipre, aunque el señor que está a su cargo no sabe nada de inglés.

Llegamos hasta Bogaz, pero no nos parece muy interesante, según la guía es un buen lugar para comer pescado fresco y barato. Ponemos en el navegador para que nos lleve al Castillo de Kantara y nos lleva por una carreterita estrechita y con poco tráfico, menos mal.

Se encuentra a 630 m de altura, con maravillosas vistas de Famagusta y del otro lado de la isla. Los muros se conservan, pero no creemos que valga la pena darse el palizón de coche para llegar a ver estas ruinas.

De aquí, ya sin parar en ningún sitio más nos vamos a Kyrenia. También se llama Girne y es una pequeña ciudad con mucho encanto entre el mar y las montañas. El puerto es el más bonito de Chipre y su castillo medieval nunca fue tomado por la fuerza.

Hoy alberga una galería de tumbas y el Museo del Naufragio, con los restos de un barco de la época de Alejandro Magno. Casi 400 ánforas de arcilla para almacenar vino se hallaron en el barco naufragado que se hundió por una tormenta hace 2300 años.

En la galería de tumbas se sitúa la reconstrucción de una vivienda de finales del neolítico y tumbas halladas en Kirini. En la Torre Lusignan hay figuras de soldados medievales armados repartidos por las salas abovedadas de esta torre de dos pisos.

En el extenso patio, rodeado de muros y bolas de piedra, hay una gran piedra de molino de roca volcánica. Al castillo se entra a través de un estrecho puente sobre el foso que se llenaba de agua marina.

Hay un ambiente magnífico en la población, mucha gente de paseo y disfrutando de una tarde maravillosa, soleada y agradable. La mayoría de personas están en el puerto, donde los romanos ya construyeron el primer castillo. En la Edad Media la bocana del puerto estaba protegida por una resistente cadena de hierro. Los grandes amarraderos medievales de piedra dan idea de la importancia del puerto en el pasado. Hay algunos yates que ofrecen paseos turísticos por la costa, mientras que también hay bastantes barcos de pesca. Hay muchos restaurantes que ofrecen menús sencillos como calamares a la romana con cerveza por 7 € y cosas así.

Nosotros vamos a cenar a un restaurante popular donde nos pedimos un durum de Adana y otro plato turco muy rico. Aquí no hay cerveza y se tiene que comer con Coca-Cola…Nos cuesta 72 LT.

El hotel que tenemos reservado es el Five Fingers Holiday Bungalows, nos recibe su dueño muy amable y le pagamos en efectivo. El bungalow tiene nevera y calentador de agua. Se nota un poco fresco, parece que no ha sido abierto demasiado en los últimos tiempos. Nos cuesta 38 € con desayuno incluido.

Está muy bien, si hiciese buen tiempo hay una piscina grande y con tumbonas. Nosotros no nos animamos, pero unos turistas del norte sí que se han bañado porque vemos los trajes de baño secándose en la terraza del bungalow.

Hemos hecho 204 km

20-4-2019 SÁBADO

KYRENIA – BELLAPAIS – CASTILLO DE BUFFAVENTO – CASTILLO DE SAN HILARION – NICOSIA (PARTE NORTE) – LARNACA

El día amanece nublado pero el desayuno se sirve en la terraza con unas magníficas vistas de Kyrenia. El desayuno lo tenemos ya que Antonio es Genius en Booking y es una deferencia a los que tienen este status. Algo sirve que hayamos viajado tanto y reservado muchos hoteles con Booking.

Antes de subir nos da los buenos días el propietario y nos pregunta que queremos de desayunar, hay yogur con miel, fruta, pan, tortilla al gusto, mermeladas, mantequillas, queso fresco, café o té. Nos ponemos como el Kiko, está todo buenísimo y además son muy rápidos.

Desayunamos los tres, Antonio, Trini y Mirabel la gatita del hotel. Le encanta la tortilla de queso de Antonio y la tarrina de queso que se va comiendo de mi dedo con mucha delicadeza. Nos encanta esta gatita, es súper cariñosa y melosa. Al acabar de desayunar se viene con nosotros a la habitación un ratito.

La primera visita es el pueblo de Bellapais, según la guía uno de los pueblos más bellos de Chipre y la verdad es que es muy bonito. La entrada a la abadía cuesta 9 liras turcas.

Está situado en la cara norte de la cordillera de Pentadaktylos entre limoneros que perfuman el ambiente. Su nombre viene de una abadía gótica, ahora en ruinas, pero que aún tiene zonas como el refectorio que se conserva muy bien y de hecho se utiliza para hacer conciertos de música, como hoy, que hay en cartel un dúo de pianistas, pero es a las 8 de la tarde y no podemos asistir.

Los primeros monjes que se establecieron en el lugar fueron los agustinianos, pero fueron forzados a huir cuando Saladino conquisto el pueblo. Las partes más antiguas datan del s XIII, pero cuando llegaron los turcos destruyeron casi todo.

Se puede subir al tejado donde se tienen unas magníficas vistas de 360 grados, al mar y a las montañas. Quedan en pie las celdas de los monjes, la cocina y el refectorio, iluminado por la luz que entra por los grandes ventanales que dan a un peñasco. En los claustros hay un sarcófago de mármol esculpido y un lavatorio donde los monjes se lavaban las manos antes de entrar en el refectorio.

Otra curiosidad del pueblo es que estuvo durante 3 años el escritor Laurence Durrell y relató la lucha de la organización independentista EOKA en su novela “Limones amargos”. En la casa hay una placa de bronce donde lo dice.

De aquí nos vamos al Castillo de Buffavento, la carreterita por donde vamos es malísima, de hecho tenemos vértigo porque no hay quitamiedos y es muy estrecha. Llegamos hasta el final, pero lo que vemos no nos motiva a subir arriba, está muy destruido.

Se construyó sobre una atalaya bizantina reformada por los Lusignan, se encuentra a 950 m sobre el nivel del mar. El castillo se usó como puesto de observación y prisión política. En días claros, que no es el caso, se ve Kyrenia, la cordillera del Troodos, la costa de Turquía y hasta Famagusta.

Cerca está la Panagia Apsinthiotissa del s XII, en 1974 los monjes lo tuvieron que abandonar. Su iglesia está cubierta por una enorme cúpula, en el lado norte se conserva su bello refectorio original.

Ahora nos vamos al castillo de San Hilarión, es el baluarte de montaña mejor conservado de Chipre. Lleva el nombre de una santo palestino que llegó a Chipre en busca de soledad y murió en la isla en el año 372. Los bizantinos construyeron una iglesia y un monumento en su memoria.

Los Lusignan levantaron los muros defensivos y el castillo desempeñó un importante papel en la lucha por el dominio de Chipre entre el emperador germano Federico II y Jean d’Ibelin en 1228. La sección inferior de la fortaleza albergaba las cuadras. Una enorme puerta da la entrada al interior del castillo, pero antes hay que pasar por caja, que cuesta 9 liras cada uno.

Se pasa al belvedere y a la cocina, donde hay una muñeca que representa a la cocinera y a las cosas que había en una cocina de aquella época. Una puerta abovedada lleva a la sección superior. En la parte sur está la llamada ventana de la Reina, de estilo gótico, que ofrece vistas espectaculares. Se puede subir arriba de todo y hay una figura con la altura del castillo. Hay que estar en buena forma física para subir al castillo, llevar calzado cómodo y que no sea resbaladizo pues las piedras del camino están muy pulidas por el paso del tiempo.

Hay cosas interesantes en las cercanías, pero preferimos dedicar el resto de tiempo que tenemos a visitar Nicosia. Está muy bien comunicada con una autopista que en muy poco rato nos lleva a la capital, pero la parte turco chipriota. Acoge a casi la mitad de la población del norte de la isla y es la sede del Gobierno. También es el centro financiero, administrativo y comercial. Los lugares de interés histórico están dentro de la muralla veneciana, como las iglesias góticas convertidas en mezquitas, bazares, fuentes otomanas, baños y caravasares.

Hay varios parkings, pero tenemos suerte y aparcamos en la calle. Lo primero que visitamos es la Mezquita de Arabahmet, cubierta con una enorme cúpula. Es del s XVII, erigida por una antigua iglesia, debe su nombre a un comandante militar turco que se llamaba Arab Ahmet. El suelo está pavimentado con lápidas medievales procedentes de la iglesia que ocupaba el lugar. La mezquita guarda como reliquia un pelo de la barba de Mahoma, que se muestra a los fieles una vez al año. Hay un agradable jardín, por si se quiere descansar un rato.

Pasamos por la iglesia Armenia, la cual están reconstruyendo. La Mansión del pachá Dervish, es un edificio de dos plantas, típico de la arquitectura turca. Era propiedad del editor del primer periódico turco de Chipre llamado Zuman. En el interior hay un museo etnográfico que recrea un salón enmoquetado, un comedor, un dormitorio e incluso una sala nupcial. La planta baja, donde se ubicaban las habitaciones del servicio, es de piedra, mientras que la planta superior, donde vivía el propietario es de ladrillo.

Todo lo anterior está en el barrio de Arabahmet, hay una ruta con carteles para hacer a pie. Nosotros lo encontramos todo muy deteriorado y mucha suciedad. Llegamos al Büyük Han, el antiguo caravasar y monumento más famoso y donde todo el mundo va. Es conocido como la Gran Posada, es uno de los edificios otomanos más interesantes. Nos recuerda a algunos que vimos el verano pasado en Anatolia como el de Diyarbakir que era muy similar.

Tras la restauración, las 68 antiguas habitaciones que rodean el patio se transformaron en tiendas de recuerdos, galerías de arte, cafés y un bar de vinos.

En el patio se alza una estructura octogonal que alberga a un santuario musulmán, una sala de oración y una fuente de abluciones.

Justo al lado está el Büyük Hamam, que en su origen era la iglesia de San Jorge. Tras la toma de la ciudad los turcos la convirtieron en los baños municipales.

Nos encanta esta parte de la ciudad, hay mucha animación, tiendas de imitaciones de bolsos de marca, tiendas de ropa y de todo tipo de cosas que puedas necesitar. El Belediye Ekpazari es un bazar cubierto, donde se puede comprar carne, verdura, dulces turcos y recuerdos.

El Bedesten es la iglesia bizantina de San Jorge, del s XII, la cual fue reformada en estilo gótico por los reyes Lusignan en el s XIV. A raíz de la ocupación de los turcos, se utilizó como almacén y luego como mercado de joyas y metales preciosos. Bedesten significa bazar que se puede cerrar.

Entramos en la mezquita de Selima, la cual se hizo en la antigua catedral de Santa Sofía, en su momento fue el edificio cristiano más imponente de Oriente Próximo. Aquí se coronaban los gobernantes francos, para después hacer otra ceremonia en la catedral de San Nicolás que se encuentra en Famagusta.

Cuando se convirtió en mezquita se retiraron todas las imágenes de personas y animales y se quitaron las esculturas góticas de piedra del pórtico. También se eliminó la ornamentación del interior que se pintó de blanco. Después se añadieron los minaretes a ambos lados de la fachada y en el interior se incorporaron tres mibrah que indican la dirección de la Meca.

Al lado está la Biblioteca Sultán Mahmut II, de 1829. Tiene una colección de 1700 libros y manuscritos, ejemplares del Corán y obras de caligrafía.

Pasamos por la Plaza de Atatürk, centro neurálgico de la ciudad. Los venecianos trajeron de Salamina la columna de granito que hay en el centro de la plaza. Tenía en la parte alta un león de San Marcos y su base estaba decorada con los escudos de la nobleza veneciana.

A unos cientos de metros se encuentra la Puerta de Kyrenia, situada entre los bastiones de Quirini y Barbaro, era la principal entrada del norte de la ciudad. Los turcos construyeron el edificio con cúpula que se halla sobre la puerta en 1812. Aquí se encuentra la oficina de turismo que tiene mucha información, pero hay que tener en cuenta que cierra a las 5 de la tarde en Abril.

Nos compramos unos durum y como no permiten la cerveza, nos compramos en una tienda una lata de cerveza y comemos la mar de bien.

La muralla es impresionante, tienen entre las dos partes de Nicosia 11 bastiones. Es una situación muy rara, ya que los chipriotas de un lado y de otro están a pocos metros, la línea verde divide pero están a tiro de piedra.

Se puede pasar fácilmente de un lado al otro, de hecho vemos mucho tránsito en ambos sentidos de gente.

Se está haciendo tarde y nos vamos ya en dirección a Larnaka. La salida es muy rápida, escanean otra vez los pasaportes y no comprueban nada del maletero ni equipaje. En muchos sitios hemos leído que comprueban que no pases falsificaciones, pero nuestra experiencia es que no revisan, ni a nosotros ni a ninguno de los coches que pasaron antes que nosotros.

Hemos cogido un hotel muy cerca del aeropuerto, ya que a pesar de que el vuelo es a las 5 de la mañana y el aeropuerto no cierra, preferimos estar en un hotel y descansar un poco, aunque dormir se hace difícil.

El hotel se llama Hotel Larco y ha vivido tiempos mejores, nuestra habitación no obstante es enorme pues tiene 4 camas individuales, cocina, baño, escritorio y una gran terraza que da a la calle. Nos cuesta 24 €.

Hemos hecho 137 km

21-4-2019 DOMINGO

LARNACA – ATENAS – BARCELONA

A las 3 de la mañana ya nos levantamos y vamos en pocos minutos a devolver el coche. No hay ningún problema y en la terminal hay máquinas para que tú mismo con el pasaporte te saques las tarjetas de embarque. Pasamos el control de seguridad sin problemas, aunque a Antonio le hacen la prueba de explosivos, que sale negativa como era de esperar.

El vuelo sale on time y tardamos dos horas en llegar a Atenas. Tenemos que pasar control de pasaportes y de equipaje otra vez!!!!

A las 8:45 hora local salimos y a las 11 de la mañana, después de 4 horas más o menos llegamos a Barcelona sin novedad.

El A1 nos deja a escasos metros de casa para descansar un poco y preparar el próximo viaje.

En total hemos hecho 1259 km.

Los vuelos nos han costado 480 € los dos. El alquiler del coche nos cuesta 116 € todos los días y en gasolina gastamos 70 €. Hay que tener en cuenta que la gasolina es mucho más barata en la parte turca, estamos hablando de unos 35 céntimos de € menos por litro. En hoteles nos hemos gastado 260 €.

Teniendo en cuenta todos los gastos han sido unos 1200 €.

A %d blogueros les gusta esto: