Tenerife y Gomera

canarias Santa Cruz de Tenerife, Parque Nacional del Teide, Orotava

 

 

GALERÍA DE FOTOS

Introducción

Una vez al año nos reunimos con los compañeros que hicimos la mili, hace ya muchos años, y decidimos aprovechar el encuentro para visitar un par de las islas Afortunadas. Gran acierto aunque quizás demasiado turísticas para nosotros.

Fecha del viaje

Del 8 de Octubre al 16 de Octubre de 2016

Nivel de vida

Tenemos la sensación que los precios en algunos lugares son más baratos que en Barcelona y otros más caros

Seguridad

La sensación de seguridad es grande en estas islas, sobre todo en los pueblos pequeños

Transporte

Alquilamos un coche desde que llegamos al aeropuerto de Tenerife, pero hay transporte público a casi todos los lugares de las islas, pero el precio del alquiler era tan económico  que preferimos ir motorizados.

Clima

En esta época hace calor, pero suponemos que no oscila mucho al estar tan cerca del Ecuador.imagesguia

Diferencia horaria

Hay una diferencia de una hora con la península.

Guía de viaje

Llevamos la guia visual de Islas Canarias y una de Tenerife y La Gomera

ITINERARIO

 Día 1: BARCELONA – AEROPUERTO DE LA LAGUNA – EL PUERTO DE LA CRUZ – SANTA URSULA – EL PUERTO DE LA CRUZ

Día 2: EL PUERTO DE LA CRUZ – EL SAUZAL – TACORONTE – TEJINA – BAJAMAR – PUNTA DEL HIDALGO – TEGUESTE –MACIZO DE ANAGA : MIRADOR DE LA CRUZ DEL CARMEN – MIRADOR DEL PICO DEL INGLES – CASAS DE LA CUMBRE – PUERTO DE LA CRUZ

Día 3: PUERTO DE LA CRUZ – LA OROTAVA – CENTRO DE VISITANTES EL PORTILLO – PARQUE NACIONAL DEL TEIDE – MIRADOR NARICES DEL TEIDE – SANTIAGO DEL TEIDE – MASCA – BUENAVISTA DEL NORTE – GARACHICO – ICOD DE LOS VINOS – PUERTO DE LA CRUZ

Día 4: PUERTO DE LA CRUZ – LA LAGUNA – MACIZO DE ANAGA – TAGANANA – BENIJO – SAN ANDRÉS – PLAYA DE LAS TERESITAS – SANTA CRUZ DE TENERIFE – PUERTO DE LA CRUZ

Día 5: PUERTO DE LA CRUZ – PARQUE NACIONAL DEL TEIDE – VILAFLOR – SAN MIGUEL DE ABONA – EL GUINCHO – LOS CRISTIANOS – PLAYA LAS AMERICAS – ADEJE – ARONA –  LOS ABRIGOS – EL GUINCHO

Día 6: EL GUINCHO – LOS CRISTIANOS – GOMERA : SAN SEBASTIAN DE LA GOMERA – LOS TELARES –   HERMIGUA – AGULO – CENTRO DE VISITANTES JUEGO DE BOLAS – MIRADOR DE ABRANTE – VALLEHERMOSO – ARURE – VALLE GRAN REY – ARURE

Día 7: ARURE – PARQUE NACIONAL DE GARAJONAY – ALAJERO – PLAYA DE SANTIAGO – EL CERCADO – SAN SEBASTIAN DE LA GOMERA –  LOS CRISTIANOS – PUERTO DE LA CRUZ

Día 8: PUERTO DE LA CRUZ – ACANTILADO DE LOS GIGANTES – BUENAVISTA DEL NORTE – GARACHICO – PUERTO DE LA CRUZ

Día 9: PUERTO DE LA CRUZ – LA OROTAVA – SANTA CRUZ DE TENERIFE – AEROPUERTO LOS RODEOS – BARCELONA

 

 Diario de viaje

8/10/16 SABADO

BARCELONA – AEROPUERTO DE LA LAGUNA – EL PUERTO DE LA CRUZ – SANTA URSULA – EL PUERTO DE LA CRUZ

Salimos a la hora fijada o sea a las 8 de la mañana y en 3:40 horas llegamos a Tenerife. Hemos volado con la compañía Norwegian, que se está implantando en España y los vuelos son muy económicos. Nosotros lo compramos a finales de febrero y nos costaron los dos ida y vuelta 106 €.

Vamos a la compañía de alquiler de coches y sin problemas nos lo dan. Los 9 días nos cuestan 93 €. Nosotros hemos reservado con Thrifty, pero al final nos dan de la compañía Proa, pero también pertenece a la Hertz o sea un lío.img_20161008_134435-medium

Estamos a 20 minutos por autopista de donde tenemos el hotel en Puerto de la Cruz. Se llama Best Semiramis. Hemos reservado 4 noches con media pensión y nos cuesta 260 € . La habitación está bien, con un balcón al Atlántico estupendo. Hay piscinas, jacuzy, gimnasio, mesa de billar, ping pong, biblioteca solo con libros en alemán y holandés etc.

Aquí ya están los compañeros de mili de Antonio, en esta reunión sólo hay 9 de los 50 que había en la compañía. En otras reuniones se han reunido más de 20, pero aquí ya se preveía que no pudiesen venir demasiados, es una pena.img_20161008_162804-medium

Cuando ya estamos todos en el bar del hotel y después de los besos y abrazos de rigor, nos montamos en los coches y vamos a comer a un Guachinche. No sabíamos lo que era pero nos han explicado que son restaurantes sencillos que vienen de cuando los ingleses iban a comprar vino a las casas de los campesinos. Para acompañar al vino empezaron poniendo un poco de queso y algo para picar. Después se fueron dando platos elaborados y de aquí ya surgieron los guachinches. Nosotros vamos por una carretera de tierra al Guachinche El Cubano. Cuando llegamos ya hay un montón de gente. Nos traen Carne Fiesta, gofio, carne de cochino, queso fresco y vino. Está todo buenísimo y cuando nos traen la cuenta sólo tocamos a 8 € por cabeza y no hemos tenido en cuenta los niños. Una ganga, pues hemos comido un montón y todo estaba buenísimo.img_20161008_163045-medium

De aquí vamos a Santa Úrsula a tomar un café típico de aquí, que se llama Barraquito, que está hecho con leche normal, leche condensada, una cascara de limón y licor 43 o Tía María. Como no podía ser de otra manera nos traen unos pasteles riquísimos.

Hay una feria con vinos y comida típica pero no podemos comer absolutamente nada más. Después de pasear un rato nos vamos al hotel a descansar un rato.img_20161008_190159-medium

Tenemos la cena incluida en el hotel pero casi nadie puede cenar casi nada, ya que estamos muy llenos. Es una pena pues el buffet es muy apetitoso, hay mucha variedad de todo, primeros platos, segundos, frutas, ensaladas, pasteles, helados etc. Los camareros son encantadores, muy amables y atentos. Como el organizador de este año es polícia nacional, se piensan que todos nosotros lo somos, y nos tratan súper bien.

9-10-16 DOMINGO

EL PUERTO DE LA CRUZ – EL SAUZAL – TACORONTE – TEJINA – BAJAMAR – PUNTA DEL HIDALGO – TEGUESTE –MACIZO DE ANAGA : MIRADOR DE LA CRUZ DEL CARMEN – MIRADOR DEL PICO DEL INGLES – CASAS DE LA CUMBRE – PUERTO DE LA CRUZ

Hoy es la comida anual de las Coes, pero hasta las dos que empieza cogemos el coche y vamos hacia el noreste tinerfeño. La primera parada es el Sauzal, una localidad de larga tradición vinícola, que creció en sus orígenes de la mano de los españoles y portugueses que llegaron a este rincón de la isla tras la conquista.  En la zona más antigua conserva numerosas calles empedradas, casas de característica arquitectura canaria con sus galerías repletas de flores y agradables parques públicos que conforman un núcleo urbano verdaderamente atractivo.  Aquí se encuentra el Museo Insular de la Vid y el Vino de Tenerife. Cuenta con una sala de degustaciones en la que se pueden catar vinos de todas las denominaciones de origen de la isla y adquirirlos posteriormente en la vinoteca-tienda.img_20161009_114653-medium

Seguimos hacia Tacoronte, que también tienen denominación de origen sus vinos. A 10 km nos recibe Tejina, cuyo nombre viene de una mujer guanche que se enfrentó bravamente a la invasión portuguesa de la zona. La localidad es conocida por albergar la única industria de ron de la isla, pero también por su festividad de los corazones, a fínales de agosto, en las que se confeccionan unos grandes corazones a base de tortas de pan, fruta, mieles y dulce de cabello, todo montado sobre unas estructuras de madera, hierro u otros materiales; cada barrio saca su corazón, que transportan horizontalmente hombres y mujeres, y tras ellos van las rondallas, los grupos folclóricos y la banda de música.

A 3 km está Bajamar y 3 km está Punta del Hidalgo, ambos en la costa. Son dos antiguos caseríos de pescadores que experimentaron un fuerte crecimiento turístico hace un par de décadas, pero que luego se paralizó, lo que les ha dejado un paisaje urbano un poco decadente. Siguen siendo lugares frecuentados por personas con problemas reumáticos, dado su generoso clima, el aire limpio y la claridad de las aguas. En Punta del Hidalgo finaliza la carretera, pero a partir de allí se inicia una densa y bien señalizada red de senderos que permite adentrarse por los húmedos montes de la vertiente septentrional de Anaga, con su vegetación de laurisilva, tabaibas, cardones y palmeras.img_20161009_112518-medium

Seguimos ruta hasta Tegueste, enclavado al noroeste del macizo de Anaga, sus cerca de 10.000 habitantes se distribuyen en diversos núcleos dispersos. La mayoría se dedican a la agricultura, aprovechando los suaves valles de Tegueste y del Socorro, aunque el desarrollo turístico ha hecho que esta tradicional actividad se lleve a cabo en muchos casos tan solo a tiempo parcial.

La historia de Tegueste se remonta a la época prehispánica, cuando el mencey Tegueste fundó uno de los nueve menceyatos en los que se dividía el Tenerife guache. Sus habitantes resistieron ferozmente durante más de dos décadas ante los intentos de conquista de los castellanos, mostrando un carácter indómito y rebelde que aún pervive en la leyenda popular.

En las fiestas patronales, el 24 de abril, se celebra una de las romerías más concurridas de la isla en donde se programan exhibiciones de deportes autóctonos, como la lucha canaria o el concurso de arrastre por yuntas de vacas.

El macizo de Anaga es uno de los rincones de la isla que mejor conserva sus valores naturales, sus playas vírgenes de edificaciones y, sobre todo, las mejores muestras tinerfeñas del característico bosque canario de laurisilva. Se trata de una densa formación boscosa con especies como el laurel, el fayal o el tejo, a la que se vinculan diversas especies de animales protegidos, un bosque que antaño cubría las costas del Mediterráneo pero que hoy solo subsiste en Canarias.img_20161009_135132-medium

La carretera se las trae, es muy sinuosa, pero el paisaje es magnífico. Es el paraíso de las motos y en el Mirador de la Cruz del Carmen vemos decenas de ellas que están disfrutando de las panorámicas de casi todo el macizo. En el lugar hay un restaurante y un centro de visitantes con una pequeña exposición muy interesante de las personas, flora y fauna que habitan estos lugares.  Salen unos cuantos senderos muy bien señalizados con la distancia, dificultad y tiempo que se necesita para hacerlos. Nosotros como no tenemos demasiado tiempo lo dejamos para mejor ocasión.

Seguimos la carretera hasta el Mirador Pico del Inglés, a 922 m de altura, desde  donde se tiene una panorámica de las dos vertientes del macizo.  Seguimos la carretera hasta Casas de la Cumbre, pero al cabo de unos km ya damos la vuelta para ir a la comida en el hotel donde nos alojamos. Ya el resto del día se pasa entre fiesta y fiesta con los amigos.img_20161009_151803-medium

 

img_20161009_151940-medium

 

10-10-16 LUNES

PUERTO DE LA CRUZ – LA OROTAVA – CENTRO DE VISITANTES EL PORTILLO – PARQUE NACIONAL DEL TEIDE – MIRADOR NARICES DEL TEIDE – SANTIAGO DEL TEIDE – MASCA – BUENAVISTA DEL NORTE – GARACHICO – ICOD DE LOS VINOS – PUERTO DE LA CRUZ

Hoy tenemos excursión conjunta todo el grupo, nos vienen a recoger a las 9 al hotel con un autocar para hacer la ruta. Pasamos por la Orotava en dirección al Parque nacional  del Teide y la primera parada que hacemos  es un mirador rodeado de pino canario llamado  mirador del Pico de las Flores, emplazado a más de 1300 m de altitud, desde donde se tiene una impresionante vista del norte de la isla, el monte de La Esperanza y el altiplano de La Laguna. Toda esta zona boscosa, en la que predomina el pino canario, se encuentra dentro del Parque Nacional de la Corona Forestal, un enorme espacio protegido que rodea completamente al Parque Nacional del Teide, actuando a modo de preparque. Subiendo otro mirador es del de Las Cumbres y el Mirador de Ortuño, donde aparece el pico del Teide emergiendo entre la enorme masa boscosa y, en muchas ocasiones, entre el famoso “mar de nubes” que se forma en la vertiente septentrional.  Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007.

A la izquierda aparece un cruce en la carretera que se dirige al observatorio astronómico del Teide, en la cima del pico de Izaña a 2398 m. Poco después está el Portillo de la Viña de las Cañadas, un punto con servicios de restauración y un museo muy completo donde explica la creación de esta montaña, los distintos tipos de piedras que hay, flora, fauna etc hay un guía que nos lo va explicando todo muy bien. Fuera del centro hay un cuidado jardín con un buen número  de endemismos botánicos.

La gigantesca caldera volcánica de Las Cañadas constituye un espacio plano que se extiende a los pies de la vertiente sur del Teide, a unos 2000 m de altitud. La vegetación arbórea desaparece para dar paso a un paisaje rocoso, estremecedor, repleto de tonalidades y de formas singulares. Entre ríos de lava petrificada, roques y farallones se alcanza la base del teleférico que asciende hasta lo alto del volcán, en Montaña Blanca. Queríamos subir al teleférico pero hay una cola tremenda y la mayoría de compañeros ya lo han hecho con anterioridad con lo que lo dejamos para otra ocasión que no haya tantos millones de personas.

Poco más allá está el parador de Turismo de la Cañadas, que junto con el teleférico son las únicas construcciones entre estos parajes de lavas y malpaíses.  Echamos un vistazo y en la tienda hay muchas cosas hechas con piedra volcánica, muy bonitas pero a unos precios un poco altos.

De aquí ya vamos a la base de los Roques de García, los famosos monolitos que tanto aparecen en las fotografías del Teide y que salía en el reverso de los billetes de 1000 pesetas.

Seguimos hasta los Llanos de Ucanca, aproximadamente en la mitad del recorrido de Las Cañadas. Se atraviesan los Azulejos, una arbitraria formación volcánica en la que se reflejan colores vivos azules y verdes, de minerales y piedras cubiertas de óxido de cobre.

Desde Santiago del Teide llegamos a Masca, minúsculo caserío  con pocas casas y algunos restaurantes a pie de carretera. Se conserva tal y como fue construido.  Cerca de la cima del roque del Tarucho, existe un yacimiento arqueológico descubierto hace unos años, que según los expertos, fue un centro cultural  de los guanches.

Cogemos la carretera que desciende a través del Barranco de Masca hasta la playa homónima. Es una carretera preciosa pero no apta para conductores noveles o personas con vértigo. Es uno de los barrancos más espectaculares y profundos de la isla, con unos paisajes verdaderamente sorprendentes.

Llegamos a Buenavista del Norte, sus recursos son limitados y por eso muchos de sus habitantes han tenido que emigrar sobre todo a  Venezuela.

La siguiente parada es Garachico, a unos 9 km, para muchos la localidad más bella de la isla. Castigada y arrasada más de una vez por el ímpetu del volcán Montaña Quemada, la población ha logrado sobreponerse y hoy es un bello caserío, perfectamente conservado, con excelentes muestras de arquitectura popular canaria.

Es aquí, donde vamos a comer a un restaurante que hay enfrente de la fortaleza de San Miguel, erigida para repeler los ataques piratas de los normandos, portugueses, ingleses y bereberes.

En 1706 la lava y las piedras volcánicas eruptadas por el volcán Montaña Quemada arrasan prácticamente todo el pueblo, hundiendo sus instalaciones y viviendas y acabando con la seguridad de su puerto, y con él, la prosperidad de la comarca.

Otra cosa que es muy interesante, son las piscinas naturales del Caletón. Se puede bañar uno si quiere pero ninguno de nosotros se lanza, como mucho  meten los pies en el agua.

Cogemos el bus otra vez y nos lleva a Icod de los Vinos.  Es la sede del Drago Milenario, uno de los emblemas tinerfeños, y de la cueva del Viento, la mayor galería lávica del mundo hasta ahora descubierta. Esta localidad tiene una intensa vida comercial, alimentada por el turismo que viene a ver el Drago y probar los magníficos vinos que se producen gracias sus suelos de ceniza y lava volcánica.

El perímetro de la base del Drago tiene12 m, y unos 15 m de altura desde la base descubierta hasta la copa. En la Plaza de la Pila se tiene una muy buena vista del árbol. No es necesario entrar en el recinto,  que cuesta 5 €.

Es un pueblo al cual se le puede dedicar un rato, ya que las casonas que posee son muy bonitas, pero eso sí, hay que ir bien calzado pues las calles son empedradas y cuesta un poco andar por ellas.  Entramos en la Casa del Vino Canario, donde pueden adquirirse vinos, queso, gofio y repostería. Venden unas botellas de licor de 100 ml, para que las puedas meter en el avión sin problemas si no has facturado maletas al venir. Cuestan 2 € cada una y hay de todo tipo de sabores.

Volvemos a Puerto de la Cruz, después de un magnifico día organizado por nuestro anfitrión Manu y su esposa Vanessa.

11-10-16 MARTES

PUERTO DE LA CRUZ – LA LAGUNA – MACIZO DE ANAGA – TAGANANA – BENIJO – SAN ANDRÉS – PLAYA DE LAS TERESITAS – SANTA CRUZ DE TENERIFE – PUERTO DE LA CRUZ

Hoy ya por nuestra cuenta vamos a hacer un pequeño circuito por el norte de la isla. Vamos en primer lugar a La Laguna. Su nombre tiene origen en un pequeño lago que existía donde hoy está asentada su población.  Aparcamos cerca de la zona Universitaria y nos lanzamos a visitar esta bonita ciudad. Vemos a un grupo de gente que está haciendo una visita guiada y le preguntamos a la guía, la cual nos indica que vayamos a la Oficina de Turismo (calle Carrera) para apuntarnos en la siguiente visita guiada que será a las 11:30. Hay visitas desde las 9:30 de la mañana. Tenemos suerte porque todavía hay plazas libres y mientras tanto hacemos una parte de la zona antigua que no nos enseñarán en la visita guiada, ya que hay de distintas temáticas.

Su conjunto histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999. Se puede empezar visitando su imponente catedral, pero uno de los emblemas de La Laguna es la majestuosa torre de la Iglesia de la Concepción. Se puede subir hasta arriba previo pago de 2 €, desde donde se divisan una de las vistas más especiales de La Laguna.

Paradas obligatorias son el Teatro Leal, el Instituto Cabrera Pinto, la Casa Lercaro, el convento de Santa Catalina o el museo de Historia y Antropología de Tenerife.

La Casa Montañés se puede visitar sólo el patio, pero vale mucho la pena. Se trata de una construcción de dos plantas más entreplanta en torno al patio principal y un altillo en el cuerpo de edificación destinado en su día a granero-despensa.

La fachada es la típica de un edificio tradicional canario, con huecos hechos en madera de tea, con acristalamiento exterior de guillotina y ventanales de planta baja con rejas de forja reticular. En el interior, una cosa curiosa que se encuentra en el zaguán, son unos urinarios de cantería a ambos lados de la puerta exterior.  Tiene dos patios jerarquizados, el anterior o principal, cuenta con una estancia con escalera propia. Posee una galería superior de circunvalación completa, a pesar de no haber estancias a la derecha.

Otras paradas  serían  el Monasterio de San Juan Bautista, el Real Santuario del Cristo de la Laguna, el Palacio Episcopal o las Casas Capitulares.

Después de tanta cultura nos paramos a tomar algo y después vamos otra vez al Macizo de Anaga. Es una joya ecológica, un espacio natural donde vive uno de los tesoros más valiosos de toda Europa, el bosque de laurisilva de la época terciaria. Una vegetación virgen que se empapa del mar de nubes que reposa en ella casi los 365 días del año. Siguiendo la carretera se llega a la costa, donde se encuentran varios pueblitos aislados como Taganana. El encanto de este lugar está en su atractiva playa, el abrupto paisaje que la rodea y los pequeños restaurantes que allí se concentran, donde se pueden comer los mejores platos de la cocina canaria. Llegamos a Benijo, donde la carretera se acaba y a San Andrés, barrio pesquero de Santa Cruz. Sus casitas han podido con los avatares del mar y sus habitantes aún mantienen viva la pesca. San Andrés jugó un papel importante en la defensa de la isla durante la conquista. Muestra de ello es el semiderruido castillo que se encuentra al final de la avenida. No queda casi nada, porque te dicen que es un castillo, porque si no, no lo reconocerías.

La Playa de las Teresitas a escasos metros del pueblo, tiene varios km de arena dorada. Es el remanso de paz de los chicharreros, que es como se conoce a los oriundos de la capital de la isla, un pequeño paraíso en el que escaparse del quehacer diario. Esta playa es única, sus aguas son mansas y cristalinas, y caminar por ella al atardecer es una experiencia que aconsejamos.  La arena la trajeron expresamente del Sahara, para que la ciudad de Santa Cruz tuviera su propio arenal.

Hoy ya se ha hecho tarde con lo que visitaremos Santa Cruz, el último día cuando vayamos a buscar el aeropuerto para volver a casa.

Volvemos a Puerto de la Cruz a cenar con los compañeros y a descansar en nuestra gran habitación del hotel.

12-10-16 MIERCOLES

PUERTO DE LA CRUZ – PARQUE NACIONAL DEL TEIDE – VILAFLOR – SAN MIGUEL DE ABONA – EL GUINCHO – LOS CRISTIANOS – PLAYA LAS AMERICAS – ADEJE – ARONA –  LOS ABRIGOS – EL GUINCHO

Hoy dejamos nuestro magnifico hotel y seguimos nuestra visita por esta isla tan diversa. Queremos volver al Parque Nacional del Teyde y hacer algún treking por la zona.

Situado en el centro de la isla, es la única zona de alta montaña subtropical de Europa. Esta característica condiciona la riqueza biológica y muchas de sus especies son exclusivas del parque. La baja humedad relativa en cualquier época del año, junto con la escasez de precipitaciones, le confieren una aridez difícilmente comparable a otras zonas de montaña.

El Teide culmina en un cono de color claro cuyo cráter tiene 80 m de diámetro y una altura máxima de 3717,98 m, siendo el lugar más alto de España y de todos los archipiélagos atlánticos. En época de los romanos era más bajo, de color más claro y no terminaba en forma picuda sino redondeada. Durante la Edad Media tuvo lugar una erupción que duró varias décadas durante las cuales se expulsaron las lavas negras del Teide, que es cuando alcanzó la altitud actual.

En 1798 tuvo lugar la última erupción del parque, en las laderas de Pico Viejo se abrieron una serie de bocas, las denominadas “Narices del Teide”, que durante tres meses derramaron enormes cantidades de lava cubriendo una gran superficie de terreno y dando lugar a los sugestivos malpaíses del oeste del Parque.

Los primeros pobladores de Tenerife fueron los guanches, pueblo ganadero al que la necesidad de buscar pastor hacía que se desplazasen a las cumbres durante el verano. Se dedicaban al pastoreo de cabras y ovejas, con sus fieles perros, que incluso eran enterrados junto a los dueños. Hay muchos restos arqueológicos y consideraban al Teide como una montaña sagrada.

Entre la flora destaca el Taginaste rojo, que puede llegar a alcanzar una altura de 3 m y presenta cientos de minúsculas flores de color rojo intenso durante la primavera, con lo que nosotros nos tenemos que conformar con verlos en fotos. También son interesantes el cardo de plata, las violetas del Teide y el taginaste  azul, todas las cuales solo se pueden ver en esta zona.

En cuanto a fauna hay más de 1400 invertebrados, de los cuales endémicos del parque el 5%. Entre los reptiles destaca el lagarto tizón, el perenquén, que da buena suerte, y la lisa. De  aves tenemos el pinzón azul, el alcaudón real, el cernícalo común, el ratonero común y el canario.

De mamíferos sólo nos encontramos a los murciélagos y hace unos años introdujeron al muflón de Córcega, con fines cinegéticos. Parece que los jueves es el día de caza en esta zona…. No nos gusta nada, vemos coches con remolques llenos de perros de caza. La temporada va de septiembre a noviembre.

Llegamos a la oficina de turismo que hay al lado del Parador Nacional y nos dan un mapa con los senderos que podemos hacer. Nos recomiendan uno, que tiene una duración de hora y media que será el que hagamos. Hay rutas guiadas, un servicio gratuito de rutas a pie. Es necesario solicitarlas a la oficina o centros del Parque Nacional. Hay que ir bien calzado y vigilar en verano con el sol y el calor. Nosotros ahora tenemos una temperatura agradable ya que estamos en octubre.

Después de pasear y disfrutar de este lugar tan especial nos vamos a Vilaflor que presume de ser uno de los municipios más altos de España, situado a 1500 m de altitud. Este pueblo parece de cuento, pequeño y rodeado de una rica naturaleza. Aquí se encuentra uno de los productos artesanales más conocidos de la isla, la roseta, encaje realizado sobre una pequeña almohadilla llamada piqué, donde hasta tienen una forma especial de unir las rosetas, a la que se denomina encaje de Vilaflor.

Pasamos por  San Miguel de Abona, pero seguimos camino porque la chica que nos aloja esta noche en su casa nos ha pedido que lleguemos antes de las 4 de la tarde para que nos de las llaves de la casa y nos explique todo. Es una chica italiana muy simpática, la habitación está bien  pero el orden deja un poco que desear y la limpieza también. Nosotros somos muy tolerantes con estas cosas pues al viajar mucho y por países del mal llamada tercer mundo, nos adaptamos pero para personas muy escrupulosas yo no lo recomendaría. Se llama Sandra y la plataforma para ponernos es contacto es Airbnb. El contacto es https://www.airbnb.es/users/show/2535643.

Nuestro próximo destino es Los Cristianos y la Playa de las Américas. El primero era un caserío de pescadores con escaso tráfico de gente y con visitantes exóticos que querían conocer el Tenerife profundo. Llegó el boom del turismo y buscadores de sol y buen tiempo todo el año y se empezó a formar el conglomerado de urbanizaciones en lo que se ha convertido. A nosotros personalmente no nos gusta esta zona, demasiado turística, muy parecido a las costas catalanas, abarrotadas de tiendas, restaurantes, hoteles  y bloques de apartamentos. Eso sí, si lo que buscas es discotecas y marcha, es el sitio adecuado.

Los Abrigos es una población pequeñita con unos cuantos restaurantes de pescado y una pequeña playa. En estas fechas tiene poco turismo, pero en temporada alta debe estar muy concurrida. Cenamos en una pizzería que está llevada por unas chicas italianas muy simpáticas.

 

13-10-16 JUEVES

EL GUINCHO – LOS CRISTIANOS – GOMERA : SAN SEBASTIAN DE LA GOMERA – LOS TELARES –   HERMIGUA – AGULO – CENTRO DE VISITANTES JUEGO DE BOLAS – MIRADOR DE ABRANTE – VALLEHERMOSO – ARURE – VALLE GRAN REY – ARURE

Hoy vamos a ir a la isla de La Gomera. Los billetes los compramos en una agencia de viajes de La Laguna por 156 €. Se pueden comprar por internet pero como teníamos un ratito no nos complicamos la vida y los tenemos ya con nosotros. Se tiene que llegar media hora antes al puerto de Los Cristianos y llegamos justito, porque por la mañana hay mucho tráfico por estas zonas. La compañía es Fred Olsen y hace más de 100 años que se dedican a este negocio.

El ferry tarda en llegar 40 minutos escasos, a San Sebastián de la Gomera.

Como no hemos desayunado, aparcamos y desayunamos en un bar cerca del puerto. La Gomera es la única isla del archipiélago que no ha tenido erupciones volcánicas durante los últimos dos millones de años, hecho al que debe su actual orografía, marcada por la erosión y dando lugar a grandes  y profundos barrancos que nacen desde el centro de la isla, para terminar en el mar.

Su origen volcánico también queda patente por sus impresionantes roques de basalto que se alzan en varios puntos de la superficie insular.

El pico de Garajonay, con una altura de 1487 m, es el punto más alto de la isla y origen de una de las leyendas, más populares, Gara y Jonay, que habla de unos amantes incomprendidos que murieron por querer mantener su amor y se convirtieron en la montaña o algo así.

El clima de la isla nos ofrece dos ambientes bien diferenciados, el Norte y el Sur. En la zona norte un clima estable, de temperaturas suaves y humedad constante, producido por el efecto de los vientos alisios, originando una gran variedad de vegetación. El Sur, por el contrario, se encuentra a sotavento y goza de temperaturas más elevadas con una media anual de 22 grados y es aquí donde se puede disfrutar de las mejores playas.

Es un macizo casi circular de 378 km cuadrado, constituido por rocas basálticas de gran antigüedad, que a modo de cinturón, rodean todo su perímetro.

San Sebastián es la capital de  la isla, y principal puerta de entrada por mar, ya que cuenta con el mayor puerto comercial utilizado por barcos de pasajeros procedentes de Tenerife, La Palma y El Hierro, así como cruceros de toda Europa.  Fue precisamente aquí donde Cristóbal Colón hizo escala en el viaje del Descubrimiento de América y los dos viajes posteriores.

El lugar donde se hospedó el Almirante es actualmente el Museo Casa de Colón. La leyenda dice que tuvo amores con doña Beatriz de Bobadilla, esposa de Hernán Peraza, la cual también tuvo algo más que amistad con el rey católico.  Aquí se pueden comprar discos sobre el silbo gomero. En 2009 el silbo canario fue catalogado por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.  Aunque ha sido desplazado un poco por los teléfonos móviles, todavía hoy sigue vigente debido a las características orográficas de la isla. Ha sido una forma de comunicación de los campesinos isleños alejados entre sí y situados en las accidentadas montañas gomeras.

Otros lugares que se visitan por su interés histórico son la Casa de la Aguada, la Iglesia de la Asunción, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica de la isla.

La Torre del Conde,  es la fortificación militar en pie más antigua del archipiélago canario que data de 1450. Se puede subir gratuitamente a esta torre y es lo que hacemos, actualmente hay una exposición de fotografías en su interior. Tiene forma de prisma, 15 m de altura, un poco más de 5 m de frente y 6 m de lado. Los muros tienen un espesor de 2 m, y las alquerías, dinteles, saeteras y los sillares de sus cuatro esquinas son de cantería roja.

Visitamos el Museo Etnográfico de la Gomera, también gratuito, pequeño pero muy explicativo de todo lo que te vas a encontrar en esta pequeña isla, pero tan diversa. Habla del medio cultural, del medio natural, la pesca, la ganadería, la agricultura, la arquitectura etc.

Dejamos esta población y cogemos la GM-1 hacia el noroeste pasando por varios miradores donde vale la pena parar y disfrutar de las vistas. Llegamos a Hermigua, un espectacular valle verde, muy fértil, por el que descendemos desde las cumbres hasta llegar a la playa de Santa Catalina. Tiene un pasado muy arraigado a la agricultura, ya que en el s XVI destacó por el cultivo y producción azucarera, que trajo consigo la prosperidad económica con un considerable aumento de la población. En la actualidad predomina el monocultivo del plátano, aquí se encuentra el centro artesanal de los Telares, donde hay un museo gratuito muy interesante. En la tienda venden artículos artesanales de la zona, pero los precios son un poco altos. Según un comité de meteorólogos, este pueblo tiene el mejor clima del mundo por el clima excepcional que le procuran los vientos alisios.

La carretera nos lleva ahora hasta Agulo, donde se puede ver una buena muestra de la arquitectura popular canaria, con casas estrechas y altas, algunas con zaguán y patio en su interior. Sus calles son empedradas, con casonas señoriales  y con una rica repostería.

Cerca en el preparque se encuentra el centro de visitantes Juego de Bolas. Es una visita obligada porque te da una visión general de la isla muy interesante. Hay una película, museo, una muestra de la flora de la isla en el jardín Botánico, trabajos que se hacen en la isla, videos explicativos del silbo canario y muchas más cosas.

Hay que reservar bastante rato para visitarlo, ya que no tiene desperdicio, a unos 5 km está el  Mirador de Abrante no apto para gente con problemas de corazón, pues tiene un suelo de vidrio y están sobre el vacío en un acantilado muy alto….

Llegamos a Vallehermoso, uno de los valles más fértiles y prósperos de la isla, situado al pie de la mole volcánica que es el Roque Cano. Hay un castillo en un peñón que se interna en el mar, que se ha mantenido gracias al tesón de un alemán enamorado de la isla. Funciona como café, bar y restaurante, pero también se organizan conciertos, representaciones teatrales y exposiciones permanentes de arte.

Llegamos a Arure, donde tenemos el alojamiento esta noche.

Nos alojamos en una casa rural que se llama Los Chorros de Epina en Arure, nº 89 en el Valle Gran Rey. Nos cuesta 40 € la casita, donde tenemos cocina, comedor, televisión, baño completo, lavadora, plancha. Vamos, de todo lo que se pueda necesitar. La página web es http://www.ruralgomera.com.  La propietaria se llama Mª Dolores Marichal Ossorio y realmente es muy recomendable.

Cuando ya tomamos posesión, cogemos el coche y vamos al Valle Gran Rey. Es un lugar soleado y al abrigo de los vientos, llenos de palmeras y cultivos tropicales, y con una de las mejores playas de la isla.

La parte más alta, más conocida por Guada, precede a uno de los palmerales más frondosos de la isla. Un maravilloso paisaje, que podemos disfrutar desde el Mirador del Palmarejo, obra originaria del famoso artista lanzaroteño Cesar Manrique. Es un lugar magnifico para la práctica del senderismo, bicicleta de montaña, parapente o buceo.

La playa de los Ingleses, al otro lado de la zona de bares, es la única nudista en La Gomera.  A pesar del turismo, todavía es un pueblo con mucho encanto y nada masificado.

Como tenemos cocina, compramos algo de comida y cenamos en nuestra casita.

 

14-10-16 VIERNES

ARURE – PARQUE NACIONAL DE GARAJONAY – ALAJERO – PLAYA DE SANTIAGO – EL CERCADO – SAN SEBASTIAN DE LA GOMERA –  LOS CRISTIANOS – PUERTO DE LA CRUZ

Vamos a desayunar al restaurante donde nos dieron ayer la llave del apartamento donde hemos dormido. Cuando vamos a pagar nos dice que de eso nada, que nos invita.

Está el día muy nublado y amenaza lluvia. Justo cuando volvemos a coger el coche cae una trompa de agua, que no sabemos qué hacer, pero algo tenemos que hacer con lo que nos adentramos en el Parque Nacional de Garajonay. Se trata de un bosque de laurisilva, superviviente de la Era Terciaria, que está formada por una gran variedad de árboles y plantas que crecen gracias a la elevada humedad, que le proporcionan las nieblas, y a las temperaturas constantes de las que goza todo el año. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.

Hay muchos miradores donde parar y poder escuchar el canto de los mirlos o de las palomas. Hay un silencio estremecedor, solo en algunos barrancos, como el del Cedro, el ruido del agua se añade al concierto natural.

No se puede hacer noche, ni mucho menos encender fuego, salvo en zonas autorizadas. Hay una buena red de senderos, pero el día no acompaña mucho con la lluvia y todo resbaladizo.

Pasamos por Alajeró, se extiende por una ladera de montaña y se asoma al mar en la playa de Santiago, junto al caserío localizado en la desembocadura del barranco de Imada.

Cuenta con dos grandes núcleos de población que son Playa Santiago, puerto pesquero por excelencia, y Alajeró que se distingue por su hermoso palmeral y su ermita del Paso, famosa por su romería.

Aquí se encuentra el Volcán de la Caldera, único cono volcánico de la isla, o el Drago de Agalán, que es el ejemplar más antiguo de la isla. Los acantilados de Alajeró son un espacio protegido, catalogado como Sitio de interés Científico, por las aves marinas que allí viven.

Desde aquí ya volvemos a San Sebastián de la Gomera para coger el ferry a las 5 de la tarde. Llegamos a Los Cristianos y vamos directamente al hotel que lo tenemos en Puerto de la Cruz. Se llama Sun Holidays Hotel y nos cuesta las dos noches 65 $. Está bien, lo han reformado hace poco en 2013, la habitación no muy grande pero todo muy limpio, con el baño dentro y televisión.

Para cenar nos vamos a una placita muy graciosa que hay al final de la calle del hotel, recomendado por ellos. Es una pizzería a un precio normal y está muy buena la cena.

15-10-16 SÁBADO

PUERTO DE LA CRUZ – ACANTILADO DE LOS GIGANTES – BUENAVISTA DEL NORTE – GARACHICO – PUERTO DE LA CRUZ

Hoy vamos a visitar algo de Puerto de la Cruz, que aunque hemos estado alojados en esta ciudad no hemos paseado por ella. Ya a finales del XIX era un lugar de veraneo muy popular entre los turistas británicos de posibles. Su lago artificial y sus cálidas y cristalinas aguas atraen a más e 100.000  visitantes cada año.

En la plaza de Europa se encuentra el Ayuntamiento y la Casa de Miranda, un bello edificio con un restaurante de comida regional. La casa de la Real Aduana es la casa más antigua de la ciudad. Tras la destrucción de Garachico se convirtió en residencia del Gobernador y entre 1706 y 1833 albergó las oficinas de la Aduana. Alberga la oficina de información turística donde preguntamos por el programa de literatura de Viajes que se está celebrando estos días en la ciudad. Se llama Periplo por una librería que hay aquí y que es la que lo patrocina. Precisamente, a la 1 del mediodía hay una presentación de un libro de Javier Reverte que se llama New York. Es uno de nuestros escritores de cabecera favoritos en literatura de viajes con lo que cambiamos los planes que teníamos para poder escucharlo.

La Plaza del Charco de los Camerones tiene una fuente central con una planta de ñame y los edificios que la rodean son los de mayor importancia histórica de la ciudad. El Castillo de San Felipe defendía la entrada del puerto de los ataques de piratas y barcos de Francia e Inglaterra, las grandes potencias marítimas rivales de España. En la actualidad alberga exposiciones temporales. Al oeste queda la Playa Jardín, la más extensa de la ciudad.

Seguimos nuestro paseo y llegamos a la Iglesia de San Francisco, una de las más antiguas que ahora es un templo ecuménico donde se celebran actos religiosos de las distintas comunidades cristianas de la ciudad.

Muy cerca se encuentra el Lago Martiánez, lago artificial construido en 1969 según un diseño de Cesar Manrique. Su frondosa vegetación y sus arenas blancas recuerdan a un paraíso subtropical. Está compuesto por un conjunto de piscinas de agua salada  y fuentes que contrastan con los campos de lava circundantes. La entrada cuesta 5,5 € los adultos y los niños 3 €. Los residentes pagan la mitad y se puede comprar un bono de 15 o 30 días, este último cuesta 105 € para los no residentes.

Para comprar hay muchas tentaciones ya que está llenísimo de tiendas de todo tipo. Vamos al Museo Arqueológico que es donde hace la charla Javier Reverte y disfrutamos mucho con todo lo que explica.

Cogemos el coche y nos vamos al acantilado de los Gigantes. Forman parte de los montes de Teno y tienen 10 km de extensión y sus escarpadas paredes se hunden 500 m bajo el océano.

Hay un mirador que te permite verlos muy bien en Puerto de Santiago. Bajo los acantilados se asienta la pequeña localidad de Los Gigantes, el pueblo turístico más grande de la costa noroccidental. El paseo marítimo llega hasta puerto de Santiago, una localidad similar a Los Gigantes pero más pequeño. El principal atractivo aquí son las playas de arena volcánica oscura.

De aquí vamos a Buenavista del Norte por una carreterita infernal con curvas muy cerradas y además con el agravante de la bajada que hay tan brutal.

No hay nada que nos llame la atención, ahora están en fiestas y hay unas cuantas atracciones para los niños y los auto choque.

Se halla en el Parque Rural del Teno, el espacio es tan estrecho que cuando hay tormenta se cierra el tráfico por el evidente peligro que supone estar en medio de una batalla entre el mar y las rocas.  En el último tramo de la carretera se abre, pero no pierde espectacularidad.

Llegamos al mirador de Garachico, donde hay un panel que explica muy bien la catástrofe que sufrió este pueblo con la erupción del volcán Arenas Negras. Se ve estupendamente por donde cayeron los ríos de lava que destruyeron la población hace 3 siglos.

La lava creó unas piscinas naturales de formas caprichosas que invitan al baño. De aquí ya seguimos y aparcamos en Puerto de la Cruz. Nos vamos a seguir escuchando conferencias sobre viajes. Ahora hay un periodista que explica las dificultades que tienen los free lance para vender historias de países africanos que no sean guerras o desgracias.

Cuando acaba ésta, empieza la periodista Rosa Mª Calaf, un referente periodístico y viajero, ya que ha visitado 183 países!!!!!  No coge una mosca en todo el auditorio y la gente está en la calle porque es un placer escucharla.

Cuando acaba, cenamos algo y nos vamos al hotel a descansar.

 

16-10-16 DOMINGO

PUERTO DE LA CRUZ – LA OROTAVA – SANTA CRUZ DE TENERIFE – AEROPUERTO LOS RODEOS – BARCELONA

Vamos a desayunar al bar que hay cerca de la pequeña playa del Puerto ya que hay churros y nos encantan. 2 raciones de churros, un café con leche y un cortado en las mesas de la terraza 4,5 €.

Hacemos el check-out del hotel y nos vamos con el coche a La Orotava, que está a 8 km del Puerto de la Cruz. Es una ciudad muy señorial que nos gusta mucho.  Está situada a las faldas del Teide, pertenecía antes de la conquista de la isla al reino de Taoro, el más rico de la isla de Tenerife. Poco después de la conquista, el valle de la Orotava fue poblado por andaluces, los cuales hicieron construir iglesias y bellas mansiones que recuerdan por sus trabajos en madera a los edificios construidos por los árabes en Andalucía.

En nuestro paseo por sus empinadas cuestas nos encontramos en primer lugar la Iglesia de San Agustín, en el lado norte de la plaza de la Constitución, tiene  un pórtico renacentista barroco. Hay una exposición del nuevo vestido en seda bordada  que le han hecho a la Virgen, y diversos tesoros en plata.

El Liceo de Taoro, un bonito edificio rodeado de un jardín centenario muy bien cuidado, actualmente es un club con elegantes salas de recepción, bar, sala de juegos y biblioteca.

Al lado nos encontramos el Jardín Victoria, un paraje con bancales de bellas flores y palmeras situado en un barranco poco profundo, en cuya base discurre un arroyo. Tiene el mausoleo de Diego de Ponte y Castillo de mármol de Carrara.

La Hijuela del Botánico, cuenta con 3000 especies entre plantas tropicales y subtropicales. Fue creado con esquejes del jardín botánico de Puerto de la Cruz, famoso en todo el archipiélago.

Llegamos a la Plaza del Ayuntamiento que en Corpus Christi se convierte en el centro de las celebraciones religiosas. Las losas de la plaza se cubren con singulares alfombras de colores confeccionadas con ceniza volcánica, tierra y arena. Por toda la ciudad se venden postales y fotografías de estas obras de arte efímeras que los turistas suelen comprar como recuerdo.

Subimos por la calle Carrera Escultor Estévez, llena de bellas casonas, la mayoría de la segunda mitad del s XIX. Llegamos a la casa de los Balcones o casa de Fonseca, uno de los edificios más conocidos de la ciudad. Posee una fachada de tonos claros con una maciza puerta tallada, elegantes ventanas y grandes balcones de teca. Su sombreado y frondoso patio está rodeado por galerías en la primera y la segunda planta que descansan en esbeltas columnas de madera.

Construido entre 1632 y 1670, el lugar alberga un pequeño museo de arte y artesanía canaria que cuesta 4 €. Se pueden comprar bordados, encajes, cerámica, trajes regionales y recuerdos, pero los precios son casi el doble que los que hemos visto en Puerto de la Cruz.

Frente a la casa de los Balcones está la casa del Turista, de 1509, donde también hay una exposición y una tienda de artesanía local, pero aquí no se paga. Se puede ver una escena religiosa realizada en arena volcánica coloreada, del tipo de las que se hacen durante el Corpus Christi.

Llegamos a la Iglesia de la Concepción, tiene un grandioso interior y se encuentran tallas de madera de grandes artistas. Durante todo el día suena música de Mozart.

También vale la pena pasar por la calle de Tomás Zerolo, donde se encuentra el antiguo convento de Santo Domingo que alberga un museo de artesanía iberoamericana.

Nos vamos a ver algo de Santa Cruz que todavía no lo hemos visitado. Su nombre viene de una cruz sagrada que el conquistador Alonso Fernández de Lugo hizo construir en la playa de Añaza, donde desembarcó en 1494. Llegamos a la calle Castillo, zona peatonal llena de tiendas, pero hoy cerradas al ser domingo. Nos encontramos con la Iglesia de San Francisco, frente al Museo de Bellas Artes. Es una abadía franciscana de 1680, con un altar y un púlpito de madera decorado con bellas pinturas.

La Plaza de la Candelaria o de la Constitución, debe su nombre a la imagen de la patrona de la isla en mármol de Carrara. Otro edificio es el Palacio de la Carta, siendo ahora la sede de un banco.

En la Plaza de España, una plaza circular donde se alza el Monumento a los Caídos, erigido en memoria de las víctimas de la Guerra Civil. En el lado sur de la plaza se encuentra el edificio del Cabildo Insular, que es una muestra de la arquitectura fascista de los años 30.

Vamos a comer algo y después empieza a llover con lo que dejamos nuestra visita para otra ocasión. Vamos hacia el aeropuerto que está a unos 12 km por una autopista muy rápida. Devolvemos el coche sin problemas y vamos a buscar el boarding pass. Hemos hecho 1030 km en total.

Ya vemos en las pantallas que el vuelo de Barcelona viene con retraso, con lo que nos vamos gracias a nuestra tarjeta del RACE a la sala vip del aeropuerto.

Es otro mundo, tienes comida, bebida, conexión a internet gratuita y unos sillones súper cómodos con prensa gratuita.

Salimos con una hora de retraso y llegamos a Barcelona a casi las 12 de la noche, pero menos mal que todavía hay servicio del A1.

Hemos gastado en gasolina 61 €, el vuelo nos costó 106 € para los dos, el coche 93 €, en hoteles  390 €,  el barco a Gomera 156 €. Con el resto de gastos suman  1225 € este completo viaje.

A %d blogueros les gusta esto: