Archivo de la categoría: Ecuador

QUITO – TULCAN – RUMICHACA – IPIALES – PASTO

Después de un buen desayuno en el hotel, cogemos un taxi hasta la estación de autobuses Imbabura que según nos han dicho son muy buenos y están a un paso de nuestro hotel. Nos cobra 1,5 $. Nos habían dicho que había buses cada hora desde las 3 de la mañana, pero la información no es correcta pues cuando llegamos a la estación nos dicen que el autobús siguiente es a las 3 de la tarde. Acaba de salir uno a las 8 y cuarto, pero hemos llegado tarde.

La vendedora dice que si vamos a la estación del norte en Carcelén que salen buses cada 10 minutos hasta Tulcán. Cogemos otro taxi que por 7 $ nos lleva. Tardamos más de media hora en llegar, pero en ese momento ya compramos el billete y salimos a los 2 minutos. Nos cuesta 5 $ por persona, y en teoría se tarda 5  horas. A la hora y media llegamos a Otavalo y a las 2 horas a Ibarra. Entran muchas personas vendiendo todo tipo de cosas, desde laxantes, hasta fruta, galletas, etc.

A Gabriel llegamos a las 4 horas de viaje. Pasamos por unos valles muy bonitos aprovechados con andenerías para burlar la pendiente que hay. Un poco antes de las 5 horas llegamos a Tulcán. Como la terminal está a más de un km de donde salen las busetas, cogemos un taxi por 3,5 $ que nos lleva a Rumichaca que está a 6 km. Hacemos cola para que nos sellen el pasaporte de salida de Ecuador. Cuando nos toca es muy rápido, el problema es que hay todo un autobús de Ormeño delante nuestro. Al acabar andas unos 150 metros y haces los trámites. Como no hay nadie es rápido. Allí mismo hay unas furgonetas que te cobran 1100 pesos por llevarte a la terminal de buses de Ipiales, o un taxi que te cobra 1.700 pesos por persona y han de ir 4 personas. Como la furgoneta está vacía optamos por el taxi, esperamos unos minutos pero como no vemos a nadie que quiera ir a Ipiales pagos 4 $ para salir ya. Como no tiene dólares para darme el cambio me da 1800 pesos de cambio de los 5 $ que le doy.

Al llegar a la terminal no hay cajero automático, con lo que le decimos de pagar con $ y aceptan. Los 3 billetes nos cuestan 10 $ a Pasto, y como no, sale ya.

Más tarde nos damos cuenta que debíamos haber pasado noche en Ipiales y visitar la Iglesia de Nuestra Señora de las Lajas que está a sólo 7 km de Ipiales.

Santuario de las Lajas (Foto cogida de un blog)

En 2 horas llegamos a Pasto y en la terminal de buses hay varios cajeros automáticos donde conseguimos dinero.

Los taxis en Pasto tienen unos precios fijos con lo que así te evitas regatear, es muy cómodo. Los trayectos en la ciudad cuestan 3500 pesos, al extrarradio cuestas 3800 pesos, al aeropuerto 7000 pesos y así sucesivamente. Lo tienen que tener a disposición del usuario, algunos lo cuelgan en el asiento y desde ahí lo ves fácilmente.

Nos lleva al hotel San Sebastiánque en la LP lo pone bien. La triple nos cobra 70.000 pesos con baño y wifi en la entrada del hotel.

Plaza principal de Pasto

Tenemos que cambiar el baremo de medir ya que vemos que aquí en Colombia todo es más caro que en Ecuador o Perú.

Pasto tiene una población de 385.000 habitantes y está a una altitud de 2551 metros. La ciudad se encuentra a los pies del volcán Galeras, en el valle de Atriz. El clima es fresco, por la noche refresca mucho, mientras que durante el día puedes ir con manga corta.

Pastofue un importante centro cultural y religioso tanto en la época colonial como en la republicana. Los terremotos han destruido gran parte de su herencia arquitectónica, aunque se han reconstruido un puñado de iglesias y palacios en el estilo original. La ciudad también es conocida por el barniz de Pasto, resina vegetal procesada que se usa para pintar piezas de madera de vivos colores.

Interior de una de las infinitas iglesias de Pasto

La iglesia más importante y céntrica es la de San Juan Bautista, data de los primeros días de la ciudad. Por dentro está cubierta de oro y por fuera tiene una estructura barroca. Justo enfrente está la oficina de turismo pero ya está cerrada. Buscamos una casa de cambio para cambiar dólares pero cierran a las 5 de la tarde.

Pasto es una ciudad con muchos bancos, comercio, restaurantes etc., el problema es que cierran muy pronto, vamos a alguno que nos dicen que cierran a las 7 y media no teniendo gran cosa para comer.

Hay una cadena que se llama Sabropan, donde cierran a las 9 de la noche y parece  que tienen algo más de variedad. Nos recomiendan churrasco. Cuando nos lo traen es un filete de carne que parece la suela de un zapato, está malísimo, viene presentado en una plancha pero está tan hecho que no sabe a nada. Pedimos un trozo de pizza que solo hay hawaiana, y está muy dulce. Vamos, que no hemos tenido suerte, y aparte no tienen cerveza, un desastre. No es barato porque cada plato de churrasco cuesta 15000 pesos, unos 9 $.

Volvemos al hotel y no se ve a nadie por las calles.

SAN CRISTOBAL – QUITO

Vamos a desayunar al Malecón, pero como no hay luz, la variedad que podemos escoger no es muy grande. Tienen muchos problemas de cortes de suministro, con lo que por ejemplo las tiendas están a oscuras, las maquinas de café no funcionan etc.

Amanecer en el Malecón

Tenemos unas horas hasta que salga el avión que dedicamos a buscar unas camisetas para los hijos de Elena y así va pasando el tiempo. Vamos al aeropuerto en un taxi, aunque nos lo podríamos haber ahorrado ya que está a 500 metros del hotel o menos. A las 12 ya nos hacen pasar el control de seguridad que es muy poco seguro, ya que pasamos el equipaje de mano por el escáner pero no hay nadie mirando.

Hasta pronto Galápagos...

El avión sale puntual y a la hora y media llegamos a  Guayaquil. Entre medio nos dan de comer pollo con arroz, una mini ensalada y una mousse de piña. En Guayaquil paramos una hora para que salga la gente y entre la que va a Quito. En media hora llegamos a Quito, en ese intervalo nos dan un snack con un poco de bebida.

Cogemos un taxi por 6 $ hacia l’ Auberge Inn donde estuvimos antes de Las Galápagos y tenemos reservada una habitación. Entre una cosa y otra se hacen las 7 de la tarde  con lo que ya es hora de cenar. Probamos el restaurante del hotel con un plato de pasta al pesto por 5,5$, una ensalada griega por 3,5 $ y una crepe  de champiñones, queso, crema y jamón por 3,9 $. Todo muy bueno, se nota un cocinero europeo que ha enseñado a estas señoras a cocinar.

Conversamos un rato pero estamos un poco cansados y nos retiramos a nuestros aposentos.

SAN CRISTOBAL – CEIBA GIGANTE – LAGUNA EL JUNCO – GALAPAGUERA DE CERRO COLORADO – PUERTO CHINO

Hoy  cogeremos un taxi para hacer lo que se hace en el tour de interior. Cuando estamos negociando con un taxista una señora se acerca para decirnos que si queremos compartir el taxi para pagar menos. Ellos negocian y lo consiguen por 45 $.

En primer lugar pasamos por la aldea El Progreso, situada 8 km al este, en la base del cerro de San Joaquín, el punto más alto de San Cristóbalcon 896 metros. De aquí vamos a la casa del Ceibo, una pequeña cabaña construida en mitad de una enorme ceiba. Es la más grande del mundo y tiene 300 años de antigüedad. Ahora se ha convertido la cabaña en una habitación que se alquila a 20 $ por persona. La ceiba también la utilizan para escalar tiene unas cuerdas y por un módico precio puedes escalarla.

Laguna del Junco

Por un camino de tierra se llega a la laguna El Junco, una laguna de agua dulce a 700 metros sobre el nivel del mar. Esta es una de las pocas masas de agua dulce permanentes de las Galápagos. En ella se ven rabihorcados bañándose para limpiarse la sal de las plumas, patos gargantilla y pollonas negras, así como la vegetación típica de la zona, compuesta por Miconiay helechos arborescentes endémicos. Está en el interior de un volcán inactivo. Se puede visitar de 6 de la mañana a 6 de la tarde. En muy poco rato se puede rodear la laguna y se puede divisar distintas partes de la isla. Enfrente hay 3 molinos de energía eólica, que dan electricidad a la isla y son los primeros de todo Ecuador.

Galapaguera de Cerro Colorado

De allí nos lleva a la Galapaguera de Cerro Colorado. Fue construida en 2002 con la finalidad de incrementar la población de las tortugas gigantes endémicas de San Cristóbal. Son 12 hectáreas de bosque seco en el sector de Cerro Verde. Es un pequeño centro de interpretación donde se puede conocer más acerca de estos reptiles y los programas para su conservación y reproducción. Nos explica el guía que las tortugas de diciembre a mayo están en época de reproducción y de junio a noviembre hacen nidos para poner los huevos. Cuando encuentran un lugar que les guste, el cual pueden tardar en encontrar hasta 2 semanas, ponen los huevos y con excrementos lo tapan unos 6 cm para protegerlos. Las tortuguitas se alimentan de su propia yema hasta que se les cierra un agujero en la barriga y salen al exterior. Los primeros años son muy vulnerables porque el caparazón es muy débil y cualquier depredador lo puede romper. A partir de los dos años ya es más seguro. En medio de la visita cae otro diluvio y esta vez no tenemos ningún sitio para protegernos ni llevamos paraguas o capelina. Nos ponemos en breves momentos empapados de arriba abajo, incluso la máquina de fotos se empaña la pantalla de tanta humedad.

Como última visita nos lleva a Puerto Chinoque es una hermosa playa de arena blanca. Se accede por un sendero caminando unos 15 minutos. Es un lugar propicio para observar aves marinas como un hermoso piquero pata azul que tenemos al lado.

Playa Chino

Volvemos a la ciudad pagando nosotros 25 $ al taxista. Si hubiésemos ido con tour nos hubiésemos gastado 35 $ por persona.

Muchos cangrejos adultos (se sabe porque son rojos)

A la tarde paseamos un poco por la ciudad y para cenar nos vamos a un restaurante que se llama el Descanso del Marinero. Pedimos camarones al ajillo y camarones a la plancha. Cual no será nuestra sorpresa cuando sacan una plancha antigua de las de carbón que dentro están las gambas a la plancha. Qué pena haber descubierto tarde este restaurante porque todos los platos los sirven muy originales y el precio es bueno.

SAN CRISTOBAL – ISLA LOBOS – LEON DORMIDO – PLAYA OCHOA

A las 9 de la mañana ya estamos en el embarcadero donde nos espera el capitán con el barco y allí vemos a nuestros amigos que hacen el mismo tour que nosotros.

A unos 45 minutos llegamos a la Isla Lobos. Como su nombre indica se encuentra un gran número de lobos marinos con los cuales nadas y haces snorkeling. También vemos colonias de anidación de aves como piqueros patas azules, enmascarados y fragatas. Hay mantas rayas enormes, tortugas, iguanas y muchos peces de distintos tamaños y colores. Hay poca profundidad y es una primera aproximación ya que en el León Dormidohay más.

Fragata macho con el pecho bien hinchado

Después de 1 hora más o menos, volvemos al barco y el capitán nos dice que un motor falla y que podemos hacer dos cosas o seguir el tour aunque tardemos mucho o volver a puerto y nos devuelve el dinero. Miran el motor y ven que si una persona va apretando el tubo de la gasolina el motor funciona con lo que es lo que hacen y seguimos el tour.

Piquero de patas azules

Llegamos al León Dormido o Kicker Rock. Consta de un peñón rocoso en forma de obelisco que emerge del mar. Entre las rocas se forma un canal especial para realizar buceo de superficie y buceo. Primero nos da la vuelta al peñón y nos va enseñando todos los pájaros que vamos viendo. Vemos fragatas con el pecho inflado por fin, gaviotas de lava, golondrinas de galápagos, pájaros tropicales, piqueros patas azules, pelicanos y piqueros enmascarados.

Leon Dormido

La isla es un cono de tobas de empinadas paredes que la erosión ha dividido, los barcos pequeños pueden navegar entre las dos rocas. Hacemos buceo de superficie y el sol que se refleja en las rocas hace que unas colonias de anémonas brillen con todo su esplendor. Hay montones de tortugas que nadan al lado nuestro sin ningún temor, muchos peces y al final se ve un tiburón muy cerca aunque no muy grande. Todo el mundo viene emocionado por la experiencia. Si te cansas te dan un flotador para que simplemente mires sin preocuparte de nadar. Una pareja de argentino y uruguaya han hecho submarinismo por primera vez en Isla Lobosy ahora se encuentran muy mareados por la inmersión.

Leon Dormido más de cerca

Poco después se acercan a la playa Ochoadonde comemos. El menú son rodajas de pan de molde con una mezcla de atún con lechuga, mayonesa, tomate, pepino, queso y colas. También nos dan plátanos y unas pastas. Hay unos niños que se bañan en la playa, bueno más que bañarse se tiran del barco, vuelven a subir, se tiran y así todo el rato. El resto preferimos quedarnos a la sombra.

Grietas espectaculares llenas de vida

Volvemos a Puerto Baquerizo y nos vamos a tomar unas cervezas, aunque nos dicen que estamos infringiendo la ley, ya que los domingos en Ecuador, solo se pueden vender cervezas hasta las 4 de la tarde y siempre comiendo no a palo seco. Igualmente nos sirve las cervezas que entran muy bien.

Volvemos al hotel a cambiarnos y quitarnos la sal. A las 7 hemos quedado para ir a cenar pero en ese momento cae el diluvio universal. Nos ponemos perdidos y las calles llevan 30 cm de agua. Escogemos el restaurante Rosita que tiene buena pinta. Nos pedimos unos pescados con salsa de champiñones muy bueno, aunque no barato ya que cuesta 12 $ el plato. La ventaja es que no nos cobran los impuestos ni el servicio.

SAN CRISTÓBAL- CENTRO DE INTERPRETACIÓN – CERRO LAS TIJERETAS – PLAYA DEL AMOR – LA LOBERIA

Después de desayunar fruta que hemos comprado en un supermercado, por cierto, muy buena, vamos en un taxi que nos cobra 1 $ al Centro de Interpretación. Fue construido en 1998, (inagurado por el Príncipe Felipe) por el Parque Nacional Galápagos y la Agencia Española de Cooperación Internacional. Está ubicado al norte de la ciudad. Compuesto por 3 construcciones autónomas conectadas por pasarelas y senderos. Presenta salas de exposición y conferencias, sala de historia natural que explica el origen de las islas, sala de historia humana que describe la presencia humana desde el descubrimiento de los Galápagosy la sala de conservación donde se muestra el interés por proteger y conservar el medio ambiente. Posee algunos senderos de autoguía, un auditorio al aire libre, algunos modelos a escala de barcos y una carta geográfica en alto relieve de las islas. Se puede visitar de lunes a domingo de 6:30 a 17:00.

Se llama Cerro Tijeretas porque hay muchas

Nos recibe un guía naturalista que nos informa de todo lo que vamos a ver y nos explica que este centro de interpretación está hecho de una manera que cualquier persona lo pueda entender y dedicado sobre todo a la gente que vive en las islas para que entienda la fragilidad de ellas  y que todos somos responsables de su conservación para generaciones venideras.

Nos informa del grave problema que tienen con los chivos, ya que no tienen depredadores y compiten con las tortugas por el alimento. Han traído un chivo de Nueva Zelanda que le llaman el chivo judas porque encuentra a las manadas de chivos, y así se pueden hacer campañas de exterminio. No son muy eficaces porque la isla es escabrosa y son muy hábiles para escaparse.

Otro gran problema son los gatos, que esto ya nos fastidia más que hagan campañas de exterminio, ya que nosotros somos grandes amantes de los felinos y creemos que se podría esterilizar pero no matar.

En los paneles informativos habla de la creación de una fábrica de azúcar  en 1891 por parte de Manuel J. Cobos lo que marcó el inicio de una importante presencia humana en la isla. Cobos contrató a presos del continente para trabajar en el trapiche, ubicado en el Progreso, importó vagones de tren y acuñó su propia moneda, el cobo. Este utópico proyecto experimental duró 25 años, hasta que los trabajadores se rebelaron contra Cobos y le mataron en 1904; luego su hijo tomó el mando, pero no tuvo mucho éxito. El Progreso es ahora una pequeña aldea en la que se pueden ver las ruinas de la fábrica y el sitio donde está enterrado Cobos.

En otro panel, hay una historia de la crónica rosa, pues explica una pareja de alemanes que ilusionados con la vida idílica que se presuponía en estas islas, se pusieron a vivir de una forma autónoma y al poco tiempo llegó otra pareja con su hijo. Todo iba la mar de bien hasta que una baronesa alemana muy rica llegó a la isla con sus tres amantes y sembró la discordia. Hubo asesinatos por celos, desapariciones de gente que nunca más se supo. La baronesa después de tanta desgracia volvió a Alemaniacon tan mala suerte que un bombardeo aéreo la mató.

Desde el cerro de Tijeretas

Con la promesa de pesca abundante vino una colonia de más de 2000 noruegos, los cuales montaron una empresa de pescado que no salió bien. Hay más historias curiosas de personas emprendedoras que no les salieron bien sus empresas como si la isla se rebelara a esta ocupación forzosa.

Gigantesca estatua de Darwin

Después de empaparnos de tanta cultura, subimos por el sendero al Cerro Tijeretas. Se le llama así por la gran cantidad de tijeretas que habitan y anidan en la zona. El circuito tiene una distancia de 2,5 km y el tiempo estimado de la visita es de 2 horas, posee miradores a lo largo del recorrido desde donde se puede observar el paso de ballenas, principalmente entre los meses de junio y octubre.

Hay una gran estatua de Charles Darwin por el circuito. Desde arriba de los miradores vemos una tortuga que está como una reina abajo nadando tan ricamente. Las fragatas las tenemos posadas en los arboles a menos de un metro, tan tranquilas. Vemos algún macho con el pecho rojo pero no inflado.

De allí nos vamos a la playa del Amor, donde curiosamente nos encontramos disfrutando de la playa a la reina de Quito con su madre y un policía que las lleva de paseo. Nos metemos en el agua y al momento tenemos a dos lobitos jóvenes que nos rodean con gran curiosidad, casi nos tocan, cuando de pronto viene a toda velocidad el abuelo de estos jóvenes y nos da un susto de muerte. Es como si nos viniese a avisar de que cuidado con los pequeños que no le hagamos nada.

Lobitos jugando con nosotros

Pasamos un rato muy agradable hasta que el sol hace que nos refugiemos debajo de unos manglares donde está la reina de Quito que nos explica que ser reina no es solo ser una belleza sino que tiene que trabajar en una fundación para cuidar a niños con problemas y que ha tenido que dejar los estudios de periodismo para dedicarse este año a ese trabajo.

Lobito

Han estado en España y parte de Europa y comentan que Barcelona les gustó mucho y que quieren volver.

Nos ofrecen llevarnos al pueblo en su furgoneta y aceptamos claro. Vamos a comer unas hamburguesas pero no acertamos ya que están bastante malas.

Nos vamos a descansar un rato al hotel y cuando el sol ha bajado un poco vamos en un taxi por 2 $ a la Lobería. Es un buen lugar para ver muchos lobos marinos e iguanas. Se observa la vegetación litoral y seca en donde es común el mangle, monte salado, muyuyo y palo verde.

Hay muchos jóvenes haciendo surf ya que las olas son enormes. Hay familias ecuatorianas bañándose con sus niños, todo muy familiar. La puesta de sol es  magnífica con una paleta de colores rojos, amarillos y azules increíble de describir.

Volvemos andando por una carretera recién asfaltada que se acaba en la Lobería, pero al momento nos viene a buscar en un taxi un guía  con el que hemos estado hablando de nuestro interés por hacer el tour del León dormido en la Lobería.

En ese momento pasamos por el palacio de Deportes donde la reina de Quito está inaugurando la nueva iluminación y damos fe que tiene una gran potencia.

Nos lleva a una agencia donde nos ofrecen el tour por 50 $ nos lo explica y nos convence para hacerlo al día siguiente. Vemos que están apuntados los amigos polacos y españoles que conocimos en Santa Cruz. Nos dicen en la agencia el hotel donde están alojados y vamos a ver si están pero no hay suerte. Vamos a cenar a un restaurante pero deja bastante que desear lo que nos dan, no siempre se puede acertar.