POPAYAN – SAN AGUSTIN

Nos levantamos prontito y al pagar la habitación nos invitan a un cafetito muy bueno en el hotel. De allí cogemos un taxi que nos cobra 3800 pesos por llevarnos a la terminal de buses. Teníamos información que salía un bus hacia San Agustín a las 7 y media de la mañana pero cuando llegamos allí no hay ninguno. Nos dicen que saldrá a las 8 en punto. Cogen el dinero (25.000 pesos)  y nos dan un tiquet que pone que verdaderamente saldrá a las 8. Al final salimos a las 8 y media. Es un minibús que va lleno y alguna persona sentada en el escalón con un cojín. El camino es horroroso, quizás el peor de todo el viaje, lleno de baches, estrecho, con caídas de muchos metros sin ningún tipo de protección. Nos para el ejército, y nos ponen a las mujeres delante del bus, los hombres detrás y revisan nuestros bolsos y mochilas. También se interesan por nuestro destino y nuestro origen.

Llegamos a un cruce que hay a 5 km del pueblo y nos hacen bajar  y coger otro vehículo que nos llevará al pueblo de San Agustín. Al llegar nos aborda un señor que nos ofrece un hotel que se llama Diosa Lunar (hostaldiosalunarsanagustin@hotmail.com) en la carrera 16 A nº 6-06. Nosotros cogemos la tarjeta pero primero vamos al que recomienda la LP que está más cerca, la Residencial El Jardín pero nos piden mucho dinero por una habitación muy pequeña y básica con unos colchones estrechísimos, es de la cadena Hosteltrail. Seguimos buscando pero todo lo que vamos viendo no nos convence hasta que llegamos al Diosa Lunar que es un hostal que hace 8 meses que lo han abierto, todo muy nuevo y limpio, del señor Humberto y su esposa Marina. Nos la ofrece por 30.000 la doble y 20.000 la individual. Tiene wifi con muy buena señal, baño dentro y televisión por cable. En el segundo piso hay una terraza con unas hamacas muy agradable para pasar el rato, leer o mirar internet.

Nos ofrecen las excursiones que podemos hacer a partir de mañana porque hoy ya es tarde ya que el parque arqueológico cierra a las 4.

Vamos al centro a comer y encontramos un restaurante que hace pollos asados que nos prepara unos con patatas asadas bueno. Nos cuesta 12.000 los tres.

Paseamos por el pueblo pero se acaba pronto aunque tiene la plaza Bolívar enfrente de la iglesia muy animada. En la plaza Cívica cerca de la comisaría de policía no hay tanto ambiente. Vemos que tiene bastantes bares para consumidores de cerveza pero que hace horas que han empezado porque tienen muchas en la mesa.

La oficina de turismo está cerrada y el policía nos dice que vayamos a la Casa de la Cultura que está a 2 cuadras. Hay un simpático señor que nos informa de que se puede hacer por los alrededores, como ir a los sitios y un pequeño museo donde hay algunas piezas originales.

Tiene 30000 habitantes y una altitud de 1695 metros. Hace más de 5000 años, dos culturas primitivas vivían en los valles fluviales del Magdalena y del Cauca, próximos entre sí. Separados por unos montes transitables, los ríos se convirtieron en vías de comunicación. A varios días de camino entre sí, se encuentran las fuentes de ambos ríos. Cerca está San Agustín, el lugar donde el comercio y la religión y los ritos fúnebres reunían a ambas civilizaciones.

Plaza central del San Agustín

Las rocas volcánicas lanzadas a gran distancia por los volcanes cercanos, actualmente extinguidos, fueron una tentación irresistible para los escultores del lugar, tallando más de 500 estatuas que salpican las verdes montañas que rodean San Agustín. Muchas de ellas son figuras antropomórficas, las hay muy realistas y otras que parecen monstruos enmascarados.

Otras representan animales sagrados como el águila, el jaguar y la rana. La mayor tiene 7 metros de altura. Los arqueólogos han descubierto numerosas piezas cerámicas, pero muy poco oro.

Iglesia del pueblo de San Agustín

Reservamos un tour para el día siguiente porque nos dicen que como hay más gente apuntada nos saldrá más económico. Cuesta 25.000 pesos por persona y nos vendrán a buscar al hotel.

Se va a El Estrecho, Obando, Alto de los Ídolos, San José de Isnos, Alto de las piedras, Salto de Bordones y Salto del Mortiño. Se sale a las 9 y se vuelve a las 5 o 6 de la tarde.

Para cenar encontramos un bar que hacen una ensalada con zumo de limón que cuesta 10.000 pesos para dos.

Anuncios

Publicado el febrero 18, 2012 en Colombia, Sudamérica. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: