QUITO – ISLAS GALAPAGOS

Nuestro avión sale prontito con lo que antes de las 6 cogemos un taxi para que nos lleve por 6 $ al aeropuerto.

Como vamos a las Galápagos hay un control previo de todo el  equipaje.  Pasamos sin problemas. Tenemos que pagar 10 $ por ir a Galápagos en una ventanilla especial donde nos dan un impreso que tendremos que rellenar antes de llegar a las islas. A la hora prevista embarcamos bajo una lluvia torrencial y todo tapado.

Primero para en Guayaquil, donde unos cuantos ecuatorianos se bajan del avión y suben otros. Nos dan de desayunar dos veces, no mucho pero suficiente. Cuando llegamos a Baltra, pasamos inmigración y pagamos 100 $ que es el precio para los extranjeros de la entrada en Galápagos. Los nacionales pagan solo 6 $,  y además el precio del avión es la mitad de lo que pagamos los extranjeros.

Islas Galápagos

Un autobús de la compañía de aviación nos lleva al embarcadero donde nos llevarán a la isla de Santa Cruz. Hace un calor brutal y un bochorno que nos hace sudar a chorros. El barco nos cuesta 0,5$. Allí mismo hay un bus que por 1,8 $ nos lleva a Puerto Ayora, que es donde están los hoteles, restaurantes, agencias etc. Si tienes un tour contratado los de la empresa ya te esperan en el aeropuerto y te acompañan a tierra donde ya están los autocares privados para estos turistas.

Representación infantil de la Isla de Santa Cruz

Se tarda una hora en llegar a Puerto Ayora, cuando nos bajamos del bus, ya hay un señor que nos ofrece su hotel. Vamos a verlo pero es muy cutre, con lo que nos vamos a buscar otro. Justo enfrente hay un hotel llamado España que es sencillo pero nos convence por precio y calidad. Nos cuesta 40 $ la triple con baño dentro y ventilador, aunque como hay aire acondicionado por la noche lo ponemos un rato. Hay wifi pero no en la habitación, solo en la entrada del hotel que hay una zona muy agradable con sillones, tumbonas o hamacas, donde se presta a hacer “public relations” con los otros turistas que te van informando sobre lo que han hecho y te van orientando.

En las islas es una hora menos que en la península, con lo que a pesar de tanto ajetreo solo son las 12 del mediodía. Está toda la ciudad muerta, todo cerrado, lo cual es normal porque los turistas están haciendo tours o haciendo submarinismo, snorkel etc.

Pequeñajo lobo asomando detrás de su mamá

Comemos en un restaurante donde el menú pone que en los precios se le tiene que sumar 12% de impuestos + 10% de servicio. Nos parece un poco exagerado ya que el precio de los platos no es económico y nos dicen que si no queremos factura no nos los cobrarán.

Nos comemos un pescado con ensalada muy bueno con cerveza y nos cobran 24 $, ya que aquí la cerveza está a 3$.

A las 2 del mediodía abren la oficina de turismo y allá que nos vamos. Un chico muy amable nos informa de todo lo que hay que hacer en esta isla, y nos comenta que hemos tomado una buena decisión de no coger tours sino que vayamos a las islas Isabela y San Cristobal, porque la gente que coge tours se cansa mucho ya que por ejemplo para ir a Isabela hay un trayecto entre ida y vuelta de 6 horas, y como han de ver cosas pues acaban agotados.

Después de todas las informaciones vamos al Centro de Investigación Charles Darwindonde hay más de 200 científicos de todo el mundo dedicados a la conservación de estas maravillosas islas. Todo está muy arregladito con unos caminos empedrados que te llevan sin posible error a ver todo lo visitable.

Iguana terrestre del centro Charles Darwin

Hay en el sendero una pequeña playa donde a veces se pueden ver animales pero nosotros vamos y no tenemos suerte. Como hay gente y hace mucho calor los animales están escondidos. Lo que si vemos son enormes iguanas que están justo en los senderos, aunque cuando te acercas se quedan quietas asustadas.

Hay bastantes guías naturalistas que van acompañando a los turistas de los tours y les van explicando lo que hacen, como lo hacen etc. Dentro de los turistas hay de todo, los que están interesados y los que han venido aquí porque queda bien, ya que en medio de la explicación del  guía se ponen a hablar con voz en grito por teléfono. En ese momento el guía le llama la atención por su mala educación, ya que nuestras miradas asesinas no le hacían efecto.

Hay un centro de recuperación de tortugas y se ven desde las incubadoras, hasta las que tienen de 3 a 5 años, y luego las grandes que hay algunas muy grandes de más de un metro de diámetro en el caparazón. También está el solitario George, que según se dice tiene 275 años y Charles Darwin cuando vino en el Beagle ya lo vio. Están intentando que se aparee con tortugas pero hasta ahora no ha habido suerte y los huevos se han malogrado. Han venido unos investigadores norteamericanos y en la isla de Isabela han hecho un estudio de ADN para encontrar tortugas hembras que tengan un gran parentesco con George a  ver si así hay suerte, ya que es de una isla llamado Pintay es el único vivo de su especie. Con él se extinguirá su especie si no se tiene suerte.

Tortuguita

Nosotros no lo vemos pero nos dicen que si que está. Hay unas iguanas terrestres muy bonitas también en este centro de unos colores amarillo-anaranjado muy llamativos.

No se paga nada para entrar ya que está dentro de los 100 $ que se pagan, pero dicen que si compras algo en la tienda ayudas a la investigación y conservación. Nos la miramos con cariño pero tiene unos precios exagerados ya que unos imanes cuestan 8 $ y  es lo más barato.

Hay unos carteles donde está todo muy bien explicado, con lo que  puedes ir tranquilamente sin guía.

De allí volvemos  hacia el pueblo que está a 10 minutos andando y ahora está mucho más animado ya que las tiendas están abriendo y la gente vuelve de sus excursiones.

Hay tiendas de superlujo, que no hemos visto en ningún otro lugar de Ecuador, las cuales creemos que son de extranjeros por la decoración y el gusto que tienen.

Nos acercamos al muelle y vemos muchos pelícanos a los cuales te puedes acercar mucho ya que no se asustan nada, guanchos que son unos pájaros con una especie de plumas muy graciosos, tijeretas, lobos marinos, peces etc.

Hay un lobo marino que está en una especie de tienda de un pescador, que está tumbado durmiendo pero tiene un radar especial ya que cuando se acerca un comprador se pone erguido para que le de la piel del pescado o la raspa el vendedor ya que se lo prepara para su consumo. Los pelicanos también están allí atentos para ver si queda algo. Es un espectáculo gracioso que nos llena de emoción por la cercanía de esos hermosos animales.

Nos vamos después a las agencias a que nos informen de que ofrecen. Hay un tour de medio día que te llevan a varios sitios cercanos a Puerto Ayora que cuesta 35 $. Luego hay tours de día entero que te llevan a Isabella, San Cristobal, Seymour Norte etc. Los hay con snorkel y otros con submarinismo, que son más caros. Por ejemplo Seymour Nortecuesta 140 $ la más barata y después de un rato hablando con una vendedora de tours, nos dice que no vale la pena que vayamos a las otras islas que veremos lo mismo y mucho más barato. Al preguntarle porque es tan caro nos dice que solo pueden hacer este tour 4 barcos cada día, y por eso tienen que subir el precio.

Pelícano ladronzuelo en la zona de pescadores

Al final decidimos seguir con nuestro plan y desplazarnos a las islas y desde allí hacer cosas.

Para ir a Isabella los barcos normales cobran 25$  y salen todos a las 2 de la tarde, lo mismo que a San Cristóbal, pero hay agencias que como hacen tours diarios, te ofrecen pagando 30 $ salir a Isabella a las 7 de la mañana y volver a las 3 y media en vez de las 6 de la mañana que hacen los barcos normales. Nosotros lo sopesamos pero no tomamos ninguna decisión todavía. Todas las agencias ofrecen lo mismo, con lo que después de ir a 2 ya no vamos a ninguna más.

En el puerto se ven todos los barcos de la gente que va en crucero que sobre las 6 de la tarde los vienen a buscar en lanchas para cenar y seguir navegando para llegar al día siguiente a otra isla. Los tours organizados duran 5, 7, 8 días que es lo habitual y luego pueden ser hasta 3 semanas. El estar en un barco tiene sus ventajas ya que te lo hacen todo y tú no te tienes que preocupar de nada, pero si hace mala mar, están de 6 de la tarde a 8 de la mañana, mínimo y según qué días están muchas más horas. Los precios oscilan pero los más baratos en un barco sencillo con condiciones sencillas, comida y guía normal, empezarían en 700 $ más o menos, cogiendo un last minute o ofertas de última hora. De ahí pueden llegar a 5000 $ o más a medida que subimos el nivel del barco y las prestaciones.

Hay un supermercado donde compramos algo de pan, queso, tomates y nos hacemos una cenita muy apetecible, con las cervecitas de rigor.

Anuncios

Publicado el febrero 6, 2012 en Ecuador, Galápagos, Sudamérica. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. me parece vien que esten comunicados con la naturalza y que agan saber a otros de estas islas galapagos

  2. Buenas tardes, cuanto fue el precio de toda la estancia en Islas galápagos mas o menos? Muchas gracias

    • No sabemos el precio de toda la estancia. Todos los precios están por separado ya que cada viajero hace cosas diferentes. No todo el mundo le gustan ir a hoteles para mochileros, ni todos hacen las excursiones que nosotros hicimos. Lee el relato y ves extrayendo conclusiones, pero ya te adelanto que las Galápagos es lo más caro de tu viaje a Ecuador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: