CUENCA

Desayunamos en nuestro hotel y nos vamos al Museo Pumapungo que es el más importante de Cuenca, ya que tiene toda una planta de animados dioramas que muestran los trajes tradicionales de los distintos pueblos indígenas ecuatorianos, incluidos los afroecuatorianos de la provincia de Esmeraldas; los montubios, los habitantes de las tierras bajas occidentales; varios grupos étnicos de la selva pluvial y todos los grandes grupos de la sierra. Se ven también cabezas reducidas o tzantza de los indios shuar (jibaros), del oriente meridional. Cuando ya has visitado todo esto, aún te queda la visita al Museo de Numismática donde se ve toda la historia de la moneda y los billetes de Ecuador.

Ruinas de Tomebamba desde el Museo en Cuenca

Hay también un parque arqueológico detrás del museo donde se puede pasear por las extensas ruinas que se atribuyen a la antigua ciudad inca de Tomebamba.

Hay un pequeño aviario con guacamayos de varios colores, loros de muchas variedades, águilas, etc. Hay ejemplos de todos los cultivos de la antigua cultura cañarí, con las plantas curativas, alimenticias, decorativas etc.

Loro verde muy simpático

En el museo hay unas maquetas de cómo era la ciudad para que te hagas una idea porque quedan muy pocas ruinas y no te haces a la idea de cómo podía ser.

Guacas juguetones

La visita nos ocupa bastante tiempo porque hay mucho que ver, con lo que después ya solo queda buscar algún lugar para comer. Vamos a un restaurante que no tienen ni carta ya que acaban de abrir, pero comemos bien por 10 $ los tres.

A la tarde nos vamos a pasear por Cuenca que al ser sábado por la tarde está muy animado con gente paseando como nosotros.

Hay muchas iglesias, casi todas las plazas, y hay bastantes, tienen su iglesia.  En la plazoleta del Carmen, está la Iglesia del Carmen de la Asunción, que todavía tiene un convento de clausura ya que vemos un torno donde la gente hace sus encargos de pastas y de bebidas que elaboran y al momento el torno se mueve con los productos. Fuera hay un bonito mercado de flores.

La plaza mayor de la ciudad, llamada Parque Calderón, está dominada por la catedral de la Inmaculada Concepción, también conocida como la Catedral nueva, cuya construcción se inició en 1885. Sus gigantescas cúpulas de tejas de color azul cielo son visibles desde cualquier punto de la ciudad, aunque los campanarios parecen algo achaparrados debido a un error de diseño, el edificio no hubiese soportado la altura prevista.

Cúpulas de la Catedral de Cuenca

A la derecha está la oficina de turismo donde nos informan muy bien sobre lo que hacer en Cuenca y alrededores.

Al otro lado del parque se alza la encalada catedral vieja también conocida como el Sagrario. Se empezó a construir en 1557, fecha de la fundación de Cuenca, y en 1739 la expedición de La Condomine utilizó sus torres como punto de triangulación para medir la forma de la tierra. Ahora está desacralizado y sirve de museo religioso y sala de recitales.

Nos acercamos a la plaza de San Sebastián que es el límite con el Cuenca Histórico y está dominada por la iglesia de San Sebastián. En 1739, cuando la plaza servía de coso taurino, una turba de cuencanos atacó a un miembro de la expedición de La Condomineporque había tenido amores con una mujer local.

Catedral vieja de Cuenca, ahora es un Museo

Todo Cuenca está lleno de antiguos edificios con soportales y balcones de madera, algunos mejor restaurados que otros,¡ pero que dan fe de la riqueza de Cuenca en la época virreinal.

Para cenar vemos un restaurante con un menú por 2,8 $ que nos da una sopita, unos canalones de atún, jugo y postre de turrón de fruta. ¿¿ Quién da más???? Todo muy rico.

En Cuenca las mujeres o cholas cuencanas, son fieles a su traje típico. Las faldas de las cholas, llamadas polleras, llegan hasta debajo de la rodilla y su característico dobladillo bordado identifica la comunidad de procedencia de la mujer. Aunque las polleras más bonitas pueden costar centenares de $, la prenda femenina más valiosa es el paño, un chal de paño fino con flecos llamado macana y elaborado con una técnica llamada ikat, cuyo diseño se obtiene por el contraste entre las partes teñidas y no teñidas. Para los cuencanos, el sombrero de las cholas también de paja toquilla, endurecido con pintura blanca y adornada con una cinta negra, es tan familiar como el panamá. Dos largas trenzas y grandes zarcillos de metal completan el atuendo.

Anuncios

Publicado el enero 28, 2012 en Ecuador, Sudamérica. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: