TRUJILLO – CAJAMARCA

Llegamos a las 7 de la mañana a Trujillo y como el siguiente bus lo tenemos con otra compañía (Línea) cogemos un taxi porque nos dijeron que era lo mejor. Está en la misma Avda America pero más cerca del centro. Cuesta 4 soles. Allí dejamos las mochilas en consigna y cogemos otro taxi para ver un poco de la ciudad de Trujillo. Aquí en esta zona, empieza la actividad más tarde, porque todo está cerrado. Nos vamos a desayunar y aquí tienen una forma muy peculiar de hacer el café con leche, te traen un pozal de leche y un poquito de café frio en una especie de aceitera. En el primer restaurante desistimos, porque pensamos que es el restaurante, pero en el segundo vemos que es lo habitual y lo adaptamos.

Hay una calle peatonal, JR Pizarro que sale de la Plaza de Armas que va cambiando de nombre, donde se encuentra la casa de la Emancipación. Ahora es una sala de exposiciones del BBVA Continental, pero fue donde se declaró la independencia de Trujillo en 1820. Ahora alberga una exposición sobre el cambio climático muy divertida y una exposición permanente sobre Cesar Vallejo el escritor más importante de Trujillo.

La catedral, se empezó a construir en 1647 pero fue destruida en 1759 y posteriormente reconstruida. Se conoce por su capilla del Sagrario.

La plaza de Armasestá rodeada por unas mansiones coloniales muy cuidadas con una arquitectura muy típica en sus ventanales tipo morisco.

San Francisco en la Plaza de Armas en Cajamarca

Hay una estatua en el centro dedicada al trabajo, las artes y la libertad, pero no nos gusta porque es demasiado grande, mastodóntica.

Entramos en la oficina de turismo que está en la calle Independencia cerca de la Iglesia de San Francisco y un señor muy amable me da un mapa y como se pueden hacer las visitas que hay alrededor de Trujillo para ver las Huacas. En principio es fácil pero creemos que nos apuntaremos a un tour que nos lleven a todas en un día y que nos las expliquen porque si el guía es bueno vale mucho la pena, ya que si vas por tu cuenta te pierdes muchas cosas.

Se va acercando la hora del bus con lo que cogemos un taxi que por 3,5 soles nos lleva a la terminal.

El autobús es sencillo pero es cómodo, el problema es la carretera que está en muy malas condiciones. Nos paran a mitad de camino para que la gente coma y nosotros preferimos comprar unos mangos que hay en el mismo restaurante que los acaban de coger de los arboles que hay enfrente y que están deliciosos. Cuestan 0,5 soles por unidad y son enormes.

A partir de aquí la carretera pasa por unas zonas llenas de neblinas que hacen que no se vea absolutamente nada.

Al final tardamos 7 horas en llegar, y un poco antes hay una zona donde hay minas de extracción de oro. La más famosa es la empresa Conga, que ha tenido problemas con los indígenas y han hecho protestas ya que aseguran que están contaminando los acuíferos por el uso de mercurio y sus cosechas se malogran.

El problema es que esta zona es muy pobre y la minería da trabajo y riqueza a corto plazo, con lo que el gobierno lo apoya ya que supongo que también hay quien está ganando mucho dinero con las concesiones.

Al llegar a Cajamarca vamos al hotel Cabildo a buscar habitación con un taxi que nos cobra 4 soles.

El precio de la habitación es 130 soles con desayuno y nos parece un poco alto. Le preguntamos si sabe de algún otro hotel que cueste más o menos la mitad y nos dice que cerca de la plaza de Armasencontraremos muchos por ese precio. Nos ofrece quedarse con las mochilas para que busquemos más cómodos y al final se queda uno de nosotros y el otro va sin nada a buscar.

Cajamarca desde el mirador

A pesar de que luego vemos muchos en ese momento no ve casi ninguno, y el que visita no le gusta porque la habitación es poco atractiva. Al final tiramos de LP y vamos a Hospedaje Santa Ana que está en JR Sabogal 1130. Todo lo que dice la guía es cierto, es un hospedaje sencillo pero agradable, con las habitaciones bien decoradas, con televisión por cable, baño con agua caliente y amplio. Nos cuesta 60 soles sin desayuno.

Los dueños son muy amables y nos informan de donde podemos ir a comer, la seguridad de la ciudad etc.

Está a 5 minutos andando de la plaza de Armas, con lo cual está bien situado.

Cajamarca es una población de 135.000 habitantes a 2650 metros de altitud. Es una bonita ciudad colonial resguardada por montañas en todas las direcciones. Es una mezcla de campesinos ataviados con sombreros de ala ancha y de urbanitas que van con super 4 x 4, que son profesionales adinerados que trabajan en las minas de oro.

Hay restaurantes muy modernos, cafeterías que no tienen nada que envidiar a cualquier ciudad europea con los precios también europeos y al lado tienes restaurantes donde van los locales de toda la vida con menús de 4 soles, que te entra una sopita, un segundo, un postre y un vaso de gaseosa.

Cajamarca es tristemente famosa porque fue el lugar donde los conquistadores españoles apresaron a Atahualpa. Los españoles eran conscientes de su inferioridad numérica porque Atahualpa iba dirección a Cuzco, y se paró a descansar en las aguas termales ahora conocidas  como Baños del Inca. Iba acompañado por unos 80.000 hombres pero los españoles lo convocaron en la plaza donde entró con un séquito de nobles y unos 6000 hombres armados con hachas y hondas. Lo recibió el fraile español Vicente de Valverde quien quiso explicarle que era un religioso y le entregó una biblia. Se dice que Atahualpa tiró el libro al suelo, por lo que el fraile ordenó el ataque.

Tronaron los cañones, y la caballería española se abalanzó sobre Atahualpa y sus tropas. Los indígenas se quedaron espantados por el asalto a caballo y por los cañones, que no habían visto jamás. Acompañaba a las tropas españolas un soldado que medía 1,90 cm de altura, lo cual para la media local era un gigante y también perros lebreles que estaban enseñados para matar a indígenas.

Así es como el pequeño grupo de españoles masacró hasta 7000 hombres y capturar a Atahualpa, se habían convertido en conquistadores.

Atahualpase dio cuenta enseguida de la codicia española por el oro y les ofreció llenar un gran recinto una vez con oro y dos con plata hasta donde llegaba su brazo extendido hacia arriba a cambio de su libertad.

Cuarto del Rescate donde estuvo Atahualpa

Los españoles aceptaron, 8 meses después, el pago del rescate estaba completo: 6000 kg de oro y 12000 kg de plata. Atahualpa se dio cuenta que no iba a ser liberado y mandó mensajes a sus seguidores de Quito para que acudieran a rescatarle. Cuando los españoles se enteraron lo condenaron a muerte. El 26 de julio de 1533 lo llevaron al centro de la plaza para quemarlo en la hoguera, pero en el último momento el inca, “aceptó” el bautismo y “solo” lo estrangularon.

La mayor parte de los edificios que había fueron demolidos para construir iglesias y mansiones.

Anuncios

Publicado el enero 13, 2012 en Perú, Sudamérica. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: