HUARAZ – CHAVIN DE HUANTAR

Hemos comprado billetes de bus para ir a Chavín por 12 soles por persona. Salimos a las 7 y media en un bus muy cutre, pero donde durante unos km tenemos una señora que nos vende todo tipo de mejunjes para que vayamos al baño dos veces al día que es lo adecuado, para que no tengamos ningún tipo de gusano, etc. Vaya una alegría estar escuchando todo esto, menos mal que a la media hora se baja y nos dejan con música peruana a todo volumen pero mucho mejor.

Se pasa por una laguna muy bonita pero como es normal el bus no para poder fotografiar o verla mejor. Hay unos nevados a lo lejos que cuando la neblina lo permite los disfrutamos mucho.

Chavín es un pueblo de 2900 habitantes, que ahora por estas fechas parece dormido, ya que es temporada baja, pero que tiene muchos hoteles, restaurantes etc.

La calle principal es 17 de enero y siguiéndola en  un extremo te encuentras las ruinas y a dos km en dirección opuesta te encuentras el nuevo museo, inagurado en 2008.

Es patrimonio mundial de la Unesco,la entrada cuesta 5 soles la general y 2 soles con carnet de estudiante.

Pared de 3000 años de cultura Chavín

Se cree que este yacimiento arqueológico es la única gran estructura que queda de la cultura chavín, una de las más antiguas del continente. Es probable que fuera un gran centro  ceremonial, todo un logro arquitectónico, con lo más importante construido bajo tierra.

Cabeza clava en Chavín de Huantar

El yacimiento consiste en una serie de edificaciones y anexos de los templos viejo y nuevo construidos entre 1200 y 800 a.c.

En medio se encuentra una gran plaza central, ligeramente hundida, con un sistema intrincado y bien planificado de canales de drenaje. Desde la plaza una gran escalinata sube hasta la única entrada del edificio mayor y más importante, el Castillo. Sus tres niveles están construidos en mampostería, en su día sus muros estaban decorados con “cabezas clavas” (piedras angulares que sobresalían del muro y que estaban labradas en forma de cabeza humana). Solo se conserva una en su lugar original, el resto se ven en el museo.

Los túneles excavados subterráneos son toda una proeza de ingeniería, con su laberinto de intricados pasadizos, conductos y cámaras. En el centro del complejo se halla una roca exquisitamente tallada conocida como El Lanzón. Se pueden apreciar espejos de carbón, algo que ha llevado a creer a los arqueólogos de Stanfordque el complejo se utilizaba como un instrumento de dominación rápida. Para infundir la fe a los no creyentes, los sacerdotes manipulaban imágenes y sonidos, provocaban extraños ecos con sus trompetas, amplificaban el sonido del flujo de la corriente del agua a través de canales especialmente diseñados y reflejaban luces subterráneas a través de los huecos de ventilación. Es probable que se les dieran alucinógenos (como el cactus de San Pedro), poco antes de entrar en el laberinto.

Puerta de los Cóndores

La principal deidad Chavín era un felino, aunque también se veneraban otras divinidades menores como el cóndor, la serpiente y los dioses humanos. Es asombroso pensar que estas delicadas piezas extraordinariamente talladas tengan 3000 años de antigüedad y se realizaran con herramientas tan precarias.

Este pueblo no conquistaba por la fuerza sino que lo hacía difundiendo  su arte y su cultura por todo el norte de Perú.

Como en muchos lugares no hay absolutamente casi ninguna información que pueda ayudar a interpretar lo que se está viendo. El gobierno de Perú podría ayudar a la difusión de estas maravillas y que la gente que vamos sin guía nos enteremos de más cosas de lo que hacemos.

De allí vamos bajando hacia el Museo. Es muy bonito, sobrio, elegante y todo está expuesto de una manera excelente. Como ya hemos dicho es muy nuevo ya que solo hace 3 años que se ha inaugurado gracias a una donación del pueblo japonés. La entrada es gratuita, otro punto a su favor.

Somos los únicos turistas del día, y no es una excepción.

Se ven 12 cabezas clavas, con una iluminación muy apropiada, y, menos mal, aquí sí que hay paneles donde en español, japonés, chino e inglés vas absorbiendo informaciones que te ayudan a entender más la importancia de este yacimiento. Hay muchas muestras de instrumentos básicos para la vida cotidiana que asombra lo bien hechos que están.

Volvemos al pueblo a buscar un transporte que nos devuelva a Huaraz. Estábamos tranquilos porque según la guía había mucho transporte, pero no es verdad. Esperamos casi una hora y el bus que tenía que pasar a la 1 son casi las 2 y no se sabe si pasará o no. Los taxis nos ofrecen llevarnos por 20 soles pero no aceptamos. Como pasa el tiempo y no hay trazas de bus, una combi nos ofrece después de un regateo llevarnos por 15 soles por persona y nos vamos.

Como conclusión, esta excursión recomendamos hacerla con una agencia ya que cuesta solo 25 soles, el transporte, el guía etc., menos de lo que acabamos pagando nosotros. Además te van parando en sitios para que puedas hacer fotos y te enseñan más cosas que si vas solo.

Nosotros al enterarnos fuimos a cambiar los billetes de bus, pero no nos los reembolsaban y pensamos que tampoco estaría tan mal. Creemos que antes de hacer cualquier visita vale la pena informarse de lo que hacen las agencias para tomar la mejor decisión.

Para rematar, tardamos un montón ya que hay patrullas de policía  de carreteras y suponemos que nuestro conductor es pirata y lo multan dos veces (como dicen por aquí le ponen papeletas).

Cuando llegamos vamos a pasear un poco por Huaraz que está muy animado por las tardes. Tiene un gran mercado cubierto donde se  venden todo tipo de artículos, aunque la zona de carnes, en los cuales hay también cuys, te hace plantearte la opción de hacerte vegetariano.

Encontramos una panadería en esquina que tiene unos croissants rellenos de queso o de jamón que nos encantan y solo cuestan 0,5 soles la unidad. Se nota que hay mucho francés que se ha instalado aquí, ya que hay también unos panes tipo chapata deliciosos que nos los dieron para desayunar el primer día.

Para cenar vamos a un restaurante que hay en una esquina de  la Plaza de Armas en el lado donde está la catedral que están construyendo, que es muy acogedor y hacen unas pizzas muy buenas y también hay cervezas que en muchos locales no hay.

Como curiosidad tiene Anís del Mono!!!!!

Anuncios

Publicado el enero 10, 2012 en Perú, Sudamérica. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: