PANAMA – PARQUE NACIONAL SOBERANIA – PARQUE ZOOLOGICO SUMMIT – BOCAS DEL TORO

Hoy queremos ver un parque que hay muy cerca de ciudad de Panamá, se puede ir en transporte público desde Albrook. Cogemos un diablo rojo para ir a Albrook, pero cuando llevamos un rato y hay un colapso importante el conductor nos dice que nos bajemos que no sigue hasta la terminal. La gente le dice de todo pero no queda otra que bajarse. Tras un momento decidimos coger un taxi ya que el tiempo pasa y el colapso no baja. Nos lleva por 2,5 $.

Lo primero que hacemos es comprar los billetes para ir a Almirante, ya que solo hay 2 buses al día, uno a las 8 de la noche y otro a las 8 y media. Nos cuesta 27,8 $ por persona. Se supone que serán 9 horas de viaje.

Después de esto vamos donde salen los buses al parque nacional, nos dicen que nos tenemos que esperar casi hora y media para coger el bus. En este país nos estamos dando cuenta que hay muy poco transporte público, con lo que igual sería una buena idea alquilar un coche para optimizar el tiempo. Como hay un Mall muy grande en la terminal nos dedicamos a ver tiendas para hacer tiempo hasta que sale el bus.

A las 12 del mediodía sale y vamos como sardinas. En media hora llegamos al parque nacional que tiene una extensión de 19.000 hectáreas. Cobran 0,4 $ por el trayecto. Al llegar a la entrada nos explican todos los senderos que podemos hacer y nos damos cuenta que por la hora que es no podemos hacer lo que querríamos. Es una selva tropical lluviosa con mucha variedad de flora y fauna con más de 500 aves diferentes que linda con parte del canal. Hacemos un sendero que se tarda una hora en completarlo. Como hace tanto calor nos dicen que no veremos animales que hay que ir justo cuando amanece o cuando se hace de noche. Vemos algunas rapaces y un ñeque, que es una especie de capibara pero bastante más pequeño. Tendríamos que haber pagado 5 $ por la entrada pero están en un cajón cerrado y la chica que nos ha informado dice que a la salida paguemos, cosa que no hacemos.

La visita consiste en caminar por una serie de senderos interpretativos, de lo que los más famosos son el Camino del Oleoducto para los aficionados a las aves. Tiene una extensión total de 17 km. Otro es el Camino de Cruces, está bien indicado desde la zona de aparcamientos, se suele caminar unas 5 horas hasta el rio Chagres.

Relativamente cerca está la Isla Barro Colorado en medio del lago Gatún. Es una isla declarada monumento Natural de la Humanidad por su diversidad biológica. En 1923 se convirtió en el principal centro de estudios tropicales de Centroamérica, y hoy día es gestionada por la Smithsonian Tropical Research Institute. Conocida mundialmente por albergar muchísimas especies de orquídeas, es una selva tropical en la que viven monos, tortugas, innumerables especies de pájaros, se calcula que hay más de 1300 especies de plantas y unos 120 mamíferos, de la que más de 60 son murciélagos. En la isla viven científicos de todo el mundo, y para visitarla hay que concertar una visita en www.stri.org. Se sale en barca de Gamboa sobre las 7 de la mañana, se hace una visita guiada con un experto por la isla, se almuerza y vuelta a Gamboa. El precio son 70 $ todo incluido y los estudiantes 40 $.

Vamos andando al parque Botánico y Zoológico Summit porque no pasa ningún autobús que podamos coger. Hay unos veinte minutos pero cae un sol de justicia. Cuando llegamos pagamos la entrada que son 2 $ por persona.  Hay unas máquinas que venden bebida fresca que nos salvan la vida porque llegamos deshidratados.

El parque fue creado por los norteamericanos en 1923 como lugar para el estudio de las especies tropicales y de la adaptación de otras especies al entorno. Hay más de 15.000 especies de plantas y unos pocos animales, no vale la pena venir a verlo. Hay una águila arpía macho que es la estrella del zoo, un tapir, un tigrillo, un ocelote, guacamayas de muchos tipos, loros, un oso hormiguero, monos araña, monos titi, coaties, dicen que hay un jaguar pero no lo vemos y poco más. Somos los únicos visitantes, dicen que lo están remodelando pero está muy dejado y abandonado.

Mono araña con mirada triste ...

Cierran a las 4 de la tarde y nos vamos a la carretera a esperar el bus, que en teoría pasa a las 4 y media. Pasa un taxi y nos ofrece llevarnos a la terminal por 10 € que aceptamos. Cogemos un diablo rojo que nos deja en una especie de cinturón litoral que hay en Panamá, donde la gente hace deporte, pasea el perro y todo se ve bastante cuidado.

Conductor de un diablo rojo

Vamos a buscar las mochilas y cogemos un taxi que nos lleve otra vez a Albrook ya que a las 8 y media tenemos el bus que nos llevará a Almirante. El bus es bastante cutre, ni es cama ni semicama y para terminarlo de arreglar nuestros asientos están rotos. Nos cuesta 27,75 $. Cuando estamos haciendo la cola para subirnos vemos un grupo de chicos norteamericanos que van con mantitas, lo cual nos da que pensar. Preguntamos si hará frio y nos dicen que no que no pasaremos frio. Mentira, ya que suben el aire acondicionado hasta un punto que nos quedamos congelados y lo pasamos fatal las 9,5 horas que dura el viaje hasta que llegamos a Almirante. En el camino han parado en Santiago  que está  a 3,5 horas de Panamá para cenar. algo

About these ads

Publicado el marzo 5, 2012 en Panamá, Sudamérica y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: